Últimos temas
directorio élite
af. normales
Instituto Takemori Rol esta protegido por licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional. Este skin fue realizado por Roshio & Andréade | Entourage Themes.

Prohibida la copia total o parcial del contenido gráfico, intelectual y de códigos, bajo denuncia ante Foroactivo. Las imágenes pertenecen a sus respectivos artistas, en especial agradecemos a Star Academy, nosotros las hemos editado para que estén acorde al diseño.

Agradecemos a todos los usuarios por pertenecer a nuestra hermosa comunidad. Nos sentimos orgullosos de decir que hemos cumplido 8 años online. ¡Por favor sigan disfrutando de esta comunidad! ❤
...Dime que ves ...(priviado) 2dweqmcAcademia LegacyCrear foro

Ir abajo

Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Sáb Mayo 30, 2020 10:30 am
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Artemisa Belmont
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Escurrió el agua del trapo por enésima vez aquella noche. Exhaló un suspiro agotada, llevaba toda la noche sin dormir atendiendo las heridas de aquel extraño. Miró por la ventana de su cuarto, esperando encontrar en las estrellas cierto consuelo. El hombre seguía inconsciente, de vez en cuando, ciertos espasmos movían su cuerpo de forma brusca, pero el resto del tiempo se mantenía quieto luchando por su vida. Artemisa bajó la mirada hacia sus manos, estaban llenas de sangre y temblaban temblorosas por el exceso de tensión. Puede que el hombre no estuviesen en buen estado, pero el aspecto de la joven no era mucho mejor. Tenía el pelo completamente alborotado, mechones revoltosos se escapaban de su larga coleta. Su rosto había perdido su característico tono rojizo y presentaba un tono pálido. El cansancio la estaba comenzando afectar. Hacia tiempo que no tenia una noche así, desde que dejo su trabajo como enferma en la guerra. Antes, todo esto formaba parte de su rutina nocturna, y tenía el aguante suficiente para llevarla con tesón y energía, pero ahora, había perdido cierta resistencia. Dio un sorbo a la taza de té que se había preparado. Sentir algo caliente en la tripa la relajó, apena había cenado y tampoco tenía apetito para ello. Todo fue tan caótico y difícil de manejar, solo recordarlo le daba dolor de cabeza.

Menuda noche nos espera amigo mio- dijo al enorme gato gris que dormía en la alfombra del suelo de su cuarto, quien respondió con un amplio bostezo, mostrando así sus colmillos-. Solo espero que dentro de una horas, abra los ojos. Sinceramente todo esto es una locura, lo encontré en el bosque, tras una enorme explosión. Gracias a Dios que justo estaba recogiendo unas flores cerca de ahí. Imaginate si nadie hubiese pasado por ahí ahora estaría...Mejor no pensarlo- le aterraba aquella palabra. Sabía que la muerte formaba parte de la vida, era la otra cara de moneda, pero si ella tenia la oportunidad de hacer algo para evitar su llegada lo haría.Era un ángel y su deber era cuidar a los demás.- La verdad Platon, tengo mucha curiosidad por saber quién es. – retiro suavemente un mechón que tapaba uno de sus ojos.

Se quedo mirándolo fijamente analizando cada unas de sus facciones, como un amante de arte admira un cuadro. Sus facciones eran afiladas al igual que su nariz. Sus cejas pobladas y blancas tomaban una expresión severa, parecía estar enfadado con la vida y con todo lo que estuviese relacionado con ella. En su alma había un profundo dolor que aterró levemente a la castaña al percibirlo. Los animales heridos solían ser lo más peligrosos pues eran movidos por el miedo y el rencor. Su don eran un arma de doble filo, era capaz de sentir las energías de todos los seres vivos, y eso resultaba una responsabilidad y un castigo, que muchas veces le costaba sostener sobre sus hombros. Sin embargo, a pesar de toda esa oscuridad que parecía envolver al hombre, había algo en sus finos labios, una especie de chispa, que llamo su atención. Había magia en ellos, una magia que le llamaba y le arrastraba. El maullido de su gato fue lo que la rescató volviéndole a la realidad.


-Si lo sé, esto es una completa locura, si se enteran mis superiores de lo que estoy haciendo. Pero no podía dejarlo ahí. Los ángeles estamos para sanar y cuidar, da igual a quien. Se que es un demonio, que esta en su naturaleza ser malvado, pero y si existe una posibilidad de cambio y si es cierto que en toda oscuridad existe un rayo de luz- fijó su mirada en la pierna del hombre, estaba destrozada, lo bueno es que había llegado a tiempo como para evitar que fuese necesario amputarla. Eso sí, durante mucho tiempo aquel hombre no volvería andar como siempre.-. Por favor, dime algo, lo que sea, me basta con un gruñido.-comenzó a llorar, los nervios habían podido con ella. De sus esmeraldas brotaban lagrimas sin parar. Solo quería ayudar. Y si no había sido suficiente, y si todos esos esfuerzos no habían servido para nada. No quería pensar en ello, pero a veces es difícil controlar la mente de uno- Por favor.- dijo sollozando mientras limpiaba las lágrimas de sus mejillas.

De pronto el hombre abrió uno de sus ojos, sus plegarias habían sido escuchadas. Movida por la emoción del momento, le abrazo- Estas vivo- articuló aquellas palabras con la ilusión de quien comprende su significado por primera vez.


...Dime que ves ...(priviado) Artemisa1
Artemisa Belmont
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
 Mensajes
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
 Dromes
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
PERMANENT LINKel Lun Jun 01, 2020 7:55 am
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Hal Miller
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Do not be afraidDIME QUE VES

Su cuerpo se sumergía conforme pasaban los minutos, estaba hundido en algún tipo de sustancia roja como si de sangre estuviésemos hablando y el sonido tan característico del mar inundaba sus oídos, su corazón latía con sosiego y su mente descansaba. Por alguna razón no podía abrir los ojos, pues era como si algo le hubiese cocido los parpados, pero donde estaba sentía paz después de tanto tiempo. ¿Había muerto?, en aquel instante luchaba por su vida pero esta misma pendía de un hilo, el  daño de sus piernas era critico, había perdido mucha sangre y su regeneración no iba a ser lo suficientemente rápida como para detener el sangrado,  lo que significaba que moriría en cuestión de minutos a menos que alguien estuviese allí para impedir su muerte.

Un vasto grito ahogado en dolor ensordeció e iluminó el lugar en donde estaba, retorcía su cabeza en la almohada de la cama y sus músculos se tensaban cada vez que sentía aquel dolor. Había despertado pero a los segundos de abrir los ojos su cerebro recibió la noticia del trágico incidente de sus piernas por lo que su cuerpo empezó  a padecer dolor constante, pues no es que haya perdido ambas extremidades si no que estas estaban hechas añicos por tal explosión que por suerte pudo evitar a tiempo utilizando aquella ala extraña como escudo, se preguntaba si aquello había sido un hechizo, pero no recuerda haberlo lanzado porque ni la mente más ágil hubiese reaccionado tan rápido a un acto tan adelantado. El dolor era tal que desmayó, pero antes de hacerlo había visto una figura femenina a su lado, no percató bien quien era porque su atención estaba centrada en aguantar aquel dolor infernal.

Su mente yacía en su subconsciente, pues quería que aquella ola de dolor pasase,  todo lo que quería en aquel momento era morir o que en su defecto  el dolor cesase.  No hubiese superado que en aquel momento una de sus piernas hubiese quedado totalmente inservible o que no existiese dicho miembro en su cuerpo, estuviese totalmente devastado porque como bien dicen “un soldado no es nada sin sus piernas”. No quería depender de alguien por el resto de su miserable vida, además que fracasaría en su objetivo. Un objetivo  básico y fácil de cumplir ya que solo era llegar a Japón para poder desaparecer de los ojos del mundo exterior.

Ahora se encontraba en un sueño en donde estaba en medio de la nada un tipo de isla pequeña irónicamente diseñada para que solo estuviese él. Tenía una flor en su mano que moría lentamente, su color cada vez se apagaba más  y más, pero lo que no sabía el mago que aquella flor que fallecía en la palma de su mano era su alma, alma que se iba de su cuerpo lentamente. La brisa movía sus cabellos plateados y la escasa luz del lugar hacía que aquellos ojos azules brillasen más que nunca, sentía aquella necesidad intensa de rendirse,dormir para siempre y no despertar más nunca , dejar por fin el plano terrenal. Después de todo había vivido siglos y  realizó más de lo que un hombre en sus 100 años de vida estimados hubiese hecho, sin embargo aún sentía rencor, sabía en lo más profundo de su alma que debía vengarse de aquello que había hecho que su familia muriese.

Pero mientras más buscaba más se perdía, era como si estuviese corriendo por arenas movedizas, su mente estaba completamente destrozada, intentaba convencerse que aquella persona había muerto hace tiempo y que por más que buscase no lo encontraría, por lo menos vivo. No había algo más que pudiese que perder en aquel mundo de mierda, ¿¡La vida!?, nada de eso, porque su vida se fue cuando la mujer que amó durante años murió entre sus manos, nunca olvidará aquella mirada vacía, perdida en dolor y que aquellos ojos vividos de la mujer habían perdido su color. No quería seguir pensando sobre aquello pero los recuerdos venían de golpe, como si la brisa los trajese consigo. No solo recordaba lo malo, también aquellos momentos en donde alguna vez fue feliz, pero estos recuerdos son los que hieren más en el alma, porque son aquellos en donde quisieras permanecer por el resto de la vida, y que al recordar lo sucedido tu mundo se viene abajo.  

Colocó su mirada en la flor que ya desvanecía de su mano, por alguna razón su cuerpo se derrumbó. Quedó tendido en la diminuta isla, cerró sus ojos y dejo salir el ultimo suspiro, sin embargo una mano fría pero a la vez cálida se posó sobre la frente del hombre. Hal abrió los ojos con temor y observó por primera vez en mucho tiempo la cara de su esposa  pero antes de decir cualquier cosa despertó — No dije nada…. Fue tarde — comentó entre gruñidos y quejas, porque aún el dolor de sus piernas estaba presente.

Levantó un poco su cabeza para observar a la persona que estaba allí con él quien había afirmado que él seguía con vida. — Si lo estoy y por mera suerte — volvió a recostar su cabeza en la almohada y clavó su mirada en el techo porque era lo menos que podía hacer en aquel momento — Disculpa que haya arruinado tu día o noche, pero igual agradezco que me hayas atendido Era lo único que podía decirle, le indignaba en cierta parte saber que le debía “una” y no todo en el mundo se hacía de gratis. Se quejaba a cada rato pues entre el dolor de cabeza y el dolor de sus piernas que le azotaban lo volvían loco. — Se que es adelantado preguntarlo pero, ¿Puedo saber tu nombre?. Quiero saber el nombre de la persona que me salvó la vida – colocó una de sus manos en la frente para hacer presión en su cabeza e intentar que aquel dolor hostigante se detuviese al menos por un minuto.
Hal Miller& Artemisa Belmont
by emme




...Dime que ves ...(priviado) Hallll
Hal Miller
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Lun Jun 01, 2020 9:09 am
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Artemisa Belmont
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS

La alegría y la esperanza inundaron la sala de un momento a otro, éstas brotaban de la sonrisa de la mujer, que ampliamente ocupaba su rostro. Tuvo que contener sus ganas de gritar, pues tampoco quería generar una situación desagradable al enfermo, cualquier ruido excesivamente alto podía empeorar, el inminente dolor de cabeza que tendría tras ser víctima de una explosión. Sentía su corazón latir velozmente, entusiasmada por la idea de haber conseguido salvarlo. Era esa sensación la que le recordaba porque se había convertido en enfermera, y había entregado parte de su vida a la medicina. Se apartó con sutileza de el, y posó sus verdes ojos en los del hombre. Su aspecto aun seguía siendo lamentable pero por lo menos ahora hablaba.

-No digas tonterías, no me has arruinado nada. Es más, más vale que pasaba por ahí. Estoy tan feliz de verte hablar. No sabes que noche hemos pasado Platón y yo- el gato al escuchar su nombre por acto reflejo maulló- .Pero lo importante es que ahora estás despierto.- con total normalidad colocó su mano sobre la frente de este la cual estaba un poco caliente- Tienes algo de fiebre será mejor que tomes estas pastillas, es una dosis muy fuerte pero es lo único que te calmará el dolor- con cuidado tomó de la mesita más cercana varias pastillas que tenía preparadas más un vaso de agua, que había dejado especialmente para la ocasión – Toma, bebe un poco te sentara bien- ella misma con el candor propio de una madre dio de beber el contenido con la medicina – Tardara en hacer efecto, pero mejorara tu dolor- volteo la cabeza para dejar el vaso de nuevo en su lugar y tomar otras pastillas- Me llamo Artemisa Belmont. A mi me gustaría saber el nombre de la persona que he tenido el placer de salvar. - comentó con gracia imitando las palabras que el peliblanco había dicho hace poco- ¿Tienes hambre? Te vendría bien comer algo. Necesitas reponer fuerzas si quieres salir de esta cama en un par de días.- inconscientemente su mirada fue directa a una de sus piernas, sería mejor darle la noticia más tarde, demasiada información para alguien que acababa de levantarse escasamente hace cinco segundos. Se levantó de la silla de en la que había estado durante mas de cinco horas sentada. Tenía las articulaciones entumecidas y ya algo cargadas. Su cuerpo le estaba pidiendo a gritos algo de movimiento. Al levantarse la pelicastaña dejaba entre ver su pequeño tamaño. Apenas media más de metro y medio. Vestía una larga camisa de hombre, claramente de algún complejo comercial, la cual a pesar de su ancho tamaño no conseguía ocultar las prominente curvas del cuerpo de la mujer- Abriré la ventana, hace una calor horrible esta noche, te sentara bien algo de aire fresco.- abrió la amplia ventana de cuarto.

La noche era tranquila y todos sus habitantes parecían dormir. Se estiro levemente hacia arriba cual gato haciendo así que alguna de sus articulaciones crujieran. De pronto de su espalda nacieron dos pequeñas alas blancas, se veían esponjosas y blanditas al igual que dos nubes. La mujer no dejaba de mirar a las estrellas - No te preocupes, no voy a decir a nadie que vivo con un demonio. Puedes quedarte todo el tiempo que quieras en casa. Aunque espero que te gusten los animales, pues tengo un gato, un perro y un hamster. No soy especialmente buena cocinado, soy algo desordenada y cuando estoy nerviosa soy capaz de comer más de tres tabletas de chocolate seguidas, pero por lo demás, creo que soy buena compañía. ¿ y tú ? Algún secreto horrible y malvado que deba saber. Algo así como... que te alimentas de la sangre tus enemigos, y haces ruidosos y espantoso rituales satánicos los jueves por la tarde- volteó su rostro hacia el enfermo y le guiño un ojo de forma picaría y traviesa. Intentaba no solo curar su cuerpo si no también su corazón, con alguna que otra broma inofensiva. Así era ella sencilla natural y con ningún tipo de miedo a la vida.

Platón quien se había mantenido ausente durante todo este tiempo subió a la cama y se colo suavemente junto a la pierna no herida del peli blanco – Anda mira, te presento a Platon, es una gato gris y bastante gordo al que la gustan las patatas fritas.


...Dime que ves ...(priviado) Artemisa1
Artemisa Belmont
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
 Mensajes
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
 Dromes
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
PERMANENT LINKel Lun Jun 01, 2020 6:46 pm
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Hal Miller
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Do not be afraidDIME QUE VES

Le calmaba en cierta parte que estuviese en buenas manos. Le daba gracia la estúpida suerte que tenía, que además de tener a alguien cerca cuando la explosión ocurrió, que esta fuese enfermera o medica, que supiese atender aquellas heridas. El lugar en donde fue atacado Hal, estaba retirado de cualquier tipo de vivienda y aquella explosión era inaudible para los habitantes más “cercanos”, sin la ayuda de ella no estaría para contarlo. –  Lo que tu digas … —  comentó mientras observaba al gato de reojo que a decir verdad le parecía bastante tierno.  Retiró la mano de su frente al ver que la chica colocaría la suya en esta — Ya, ya. Debiste decir “Al menos estás vivo” — dijo gruñendo mientras sentía la palma helada de la contraria en su frente —  ¿Pastillas?, no quiero pastillas te lo agradezco — pero esta ni caso omiso a sus palabras — Espera... — Intentó detenerla pero esta prosiguió en su acto de darle los medicamentos que ella mencionó —  Ajá — Refunfuñó el mayor a las palabras de la contraría.

Odiaba en lo más profundo de su ser que le atendiesen, por más que estuviese en aquellas condiciones, ya estaba acostumbrado a hacerlo solo. En su mente se decía “Ya me quiero ir, me siento como un bebé enfermo y que su madre debe darle de sus medicamentos. ¡Yo no soy así!… Ya hizo suficiente por mi” aunque en el fondo estaba seguro de que era lo mejor para su más pronta recuperación pero quería evitar encariñarse con la joven que a simple vista le parecía una buena persona. — Artemisa… — Repitió el nombre en voz baja analizando el mismo, convenciéndose de que era un nombre bonito —  Me resulta un tanto curioso tu nombre. Es hermoso — Dudaba de la veracidad de su nombre, pues no lo daría sin razón alguna, al menos este no lo diese. — Mi nombre es Hal, con eso te bastará para llamarme de alguna forma, mi apellido te lo daré al momento en que yo pueda confiar en ti — aunque era inútil esconderlo pues los libros que traía consigo tenían marcado su nombre completo incluyendo algunas notas de su pasado.

Temía que descubriese lo que era en realidad, pues no quería que tuviese miedo de él o en los peores de los casos asesinarlo por lo peligroso que era. Hal no tenía ni la más mínima intención de tocarle un pelo a la mujer, no le haría daño a aquella persona que salvó su vida ni mucho menos a una mujer tan dulce como lo era ella. — Si, puede ser que tenga un poco de hambre, aunque aguantaré hasta mañana — suspiró, quería dejar de ser una carga para la muchacha — Es tarde, o eso creo… Deberías descansar un poco, ya de aquí en adelante estaré bien. —  Aparte de sus piernas y su cabeza, sentía dolor en  su pecho y en su espalda, debido a que el impacto lo recibió también en el pecho y la caída cuando este ya estaba inconsciente la amortiguó con su espalda. Observaba cual depredador a la chica, atento de todo lo que hacía, más que por precaución era para conocerla, como era, y allí sus ojos se clavaron en la delicada figura de la fémina recorriendo con su mirada desde su cabeza hasta sus pies inmiscuyéndose en los cabellos castaños y en su figura delicada que a pesar de estar con una prenda holgada se podía distinguir aquellas curvas, pero lo que más le llamaba la atención era la simpleza de sus ojos, la humilde mirada de la contraria lo llenaba de alegría, pero al momento de notar aquel “cosquilleo” sacudió su cabeza y dejó de mirarla de inmediato.

Había sentido aquello dos veces en su vida, y no iba a suceder de nuevo, se negó hace siglos a enamorarse y que por más intensa que fuese la atracción, dejaría en evidencia que aún tiene corazón, aún tenía eso que se podía quebrar.  Cerró los ojos y dejó que la brisa de la noche chocase con la piel desnuda de su rostro, sentía mucho calor pero gracias a que Artemisa abrió la ventana pudo refrescarse un poco más.

Escuchó a la joven sin musitar palabra alguna, esperó a que esta terminase de hablar. Al momento que lo hizo, Hal con tranquilidad a la vez con seriedad comentó mientras el gato estaba en medio de sus piernas—  Lo de cocinar y sobre los Animales no tengo ningún problema señorita. Además ¿No cree usted que es muy pronto para decir secretos?  — [/color]dejó unos segundos de por medio para así tomar aire — ¿Cómo es que sabes que soy demonio? — interrogó el mago esperando una respuesta concreta.
 
Hal Miller& Artemisa Belmont
by emme




...Dime que ves ...(priviado) Hallll
Hal Miller
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Mar Jun 02, 2020 1:00 pm
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Artemisa Belmont
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS

Sabía que había algo en aquel hombre, un secreto oculto que parecía guardar para si mismo, un misterio que al ser descubierto supondría un peligro para el y para aquellos que le rodeaban. Solía sucederle a muchos demonios, por sus acciones pasadas o por mero capricho, acababan siendo víctimas de una maldición. Por un breve instante se llegó a plantear cual había sido la horrible acción pasada, habría matado a miles de personas, torturado a niños o sencillamente habría estado bajo las ordenes de un déspota soberano. Sería mejor no darle muchas vueltas por ahora al asunto, si quería mantener su cabeza tranquila, es más, a pesar de su curiosidad felina, se mantuvo al margen, esta vez respetaría el espacio personal del enfermo, y tampoco haría ninguna broma. Simplemente lo dejaría pasar.

-Es el nombre que recibí al nacer, así se llamaba la niña. No se si lo sabes, pero nací de la primera risa de un bebé. Hace ya mucho tiempo. Por lo general a los ángeles suelen darnos el nombre del niño que nos da la vida, es una forma de agradecerle tal regalo. Cambiado de tema, no te preocupes, ahora mismo traigo algo de comer, ha sobrado bastante comida, ademas tengo que decirte que una persona de tu tamaño no creo se alimente solo de aire. ¿Cuánto mides 3 metros ?- preguntó de forma retórica, más vale que uso cierta magia para poder llevarlo hasta la cama, ella sola hubiese sido incapaz de movilizarlo, la diferencia de altura entre ambos era realmente notoria.- Ahora en serio, a tu lado parezco un enanito de jardín- se señaló a si misma para evidenciar su escasa altura-Vengo en un rato. Platon no dejes que se escape ¿ vale ? Y no te voy a dejar sin respuesta, pero primero la cena- con gracia y rapidez se marchó de la habitación para dirigirse a la cocina.

Dejo al hombre en su habitación solo por unos instante junto a sus recuerdos y todo lo que había sido su vida. La habitación estaba decorada con mucho gusto y de forma muy delicada, todo los muebles eran blancos y el resto de completos de rosa pastel claro. Sin duda la habitación de un ángel. El aparador con espejo estaba recubierto de fotos de Artemisa, en algunas aparecía vestida de bailarina junto a su compañero de trabajo, en otras con el uniforme de enfermera, pero en todas estaba sonriendo y rodeada de gente. Había bastante libros en cada una de las estanterías y sobre éstas peluches de patos y ciervos en diversos tamaños. Estaba claro que el pato y el ciervo era uno de sus animales favoritos.

Volviendo a nuestra protagonista, esta calentó parte de la lasaña de queso y verduras que había pedido aquel mediodía a ese restaurante italiano que tanto le gustaba. Tomó una sencilla bandeja plateada, donde colocó un vaso de agua, dos piezas de fruta y algo de chocolate. Seguro que el dulce le animaría un poco.Ella adoraba el chocolate por encima de todo.Tenía verdaderos problemas para controlar su ansiedad con dicho alimento. Es mas, ahora mimo estaba comiendo alguna que otra pastilla de chocolate levada por la gula y la envidia. Una vez estuvo todo listo entro en la habitación.

-Espero que Platon haya sido una buena compañía, no suele moverse mucho porque es un vago, digamos que lo suyo es comer y dormir. Espero que te guste lo que he preparado, huele realmente bien, se nota que no lo he cocinado yo. Bueno tu ala negra y da bastante información, pero aun así, puedo verlo, los ángeles oradores no tenemos habilidades de combate, pero captamos las energías y sentimientos de todos los seres vivos. Para mi es fácil saber quien es un humano y quien no. - mientras respondía su pregunta le dejo sobre el abdomen de este la bandeja- Ahora cena algo, y vuelve a dormir te sentara bien y no te preocupes por mi tengo un sofá maravilloso.Espero que te guste el chocolate te he traído un poco


...Dime que ves ...(priviado) Artemisa1
Artemisa Belmont
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
 Mensajes
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
 Dromes
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
PERMANENT LINKel Jue Jun 04, 2020 3:06 pm
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Hal Miller
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Do not be afraidDIME QUE VES

Esperó pacientemente a que Artemisa volviese de la cocina con la cena preparada, le incomodaba que esta se tomase la molestia en hacerlo porque después de todo Hal aún seguía siendo un extraño.     Tenía las piernas entumecidas a la vez que sentía mucho dolor, aunque las pastillas que ella le dio ya le estaban haciendo efecto, pero una de sus piernas, con más exactitud la derecha, tenía más dolor que la izquierda, cosa que en cierta parte le preocupaba. No tenía noticias de ambas extremidades y quería saber si estas estaban en mal estado, por lo que se sentó haciendo el mayor esfuerzo posible para no moverlas con brusquedad y además para no sentir dolor alguno.

Se quitó la manta que tenía encima y le echó un ojo a sus piernas, a simple vista parecía estar todo en orden, como si no hubiese pasado nada, obviamente tenía moretones y laceraciones en su piel, pero eran cosas superficiales. Flexionó la pierna izquierda, quejándose al momento de hacerlo ya que a penas había recuperado la movilidad de esta, la dejó un par de minutos de esa forma antes de estirarla de nuevo, pero cuando intentó  flexionar la derecha su pierna no respondía, pues esta fue la pierna más afectada y la recuperación tardaría muchísimo más.

La rodilla para que pueda flexionarse existe un cartílago llamado cartílago articular, que es el que separa ambos huesos para que estos no choquen entre sí al moverse, pues este cartílago de su rodilla derecha no exisitía,  el cuerpo de Hal se regeneraba a partir de algo, es decir, si  pierde un dedo, se regenera desde el corte, porque todavía hay parte del “dedo”, pero como el cartílago no existía o lo que quedaba era muy poco, pues la recuperación iba a ser prolongada, tal vez llegaría hasta un par de meses incluso años de recuperación, y todo dependía también del descanso que este tuviese.


Colocó nuevamente la manta sobre sus piernas, pues no quería que Artemisa se preocupase o en su defecto se molestase y lo regañase por haber hecho algo que ella no le había ordenado, estas situaciones en donde se involucra la salud son temas delicados que no se pueden dejar a manos de cualquiera, y flexionar las rodillas o hacer el intento podría significar un mal “peor” a lo que ya estaba.  En aquel momento en la ventana que había abierto la jóven antes, se podía ver la deslumbrante luna, su brillo iluminaba sus ojos y perdido en ella se vio a si mismo en los campos de Groenladia, sitio que una vez fue su hogar, se vio correteando junto a sus hermanos, para aquellos momentos eran unos niños y no sabían para lo que iban a servir.

Se preguntó si su familia seguía viva  o si sus hermanos siguen en una pieza o si ahora él es el único de la familia, quería tener una familia, poder abrazar y darle el cálido cariño a su hija verla crecer junto a su esposa  y ver como se casaba y por fin ser abuelo. Era un reflejo que solo éste podía notar entre la luna porque eran sus recuerdos pasando por su cabeza; aunque Hal parezca un hombre fuerte capaz de aguantar todo tanto físico como emocionalmente, suele suceder que aquellas personas como Hal siempre tienen una debilidad o un punto débil donde se puede atacar y desdeñar. Su mirada ida estaba clavada en la luna y cuando Artemisa entró y empezó a hablarle su atención fue directamente hacía ella.

Veía nuevamente a la chica, tan brillante y amable como lo fue desde que despertó, le impresionó la atención que esta le daba, la amabilidad que salía de su ser, su forma de hablar su mirada era de una buena persona, alguien inocente; En cambio Hal, tenía una mirada vacía, una mirada indescifrable, no se puede ver dolor alguno, su forma de hablar tan tranquila denotaba tristeza y sufrimiento que acarreó tantos años de vida tambien tantas vivencias horripilantes que el hombre vivió –- Platon fue de gran ayuda gracias – aunque este ni se acordaba del animal simplemente contestó para ser educado. Contempló la bandeja mientras esta la colocaba en su abdomen, no podía dejar de ver la comida, nunca había probado algo así, le parecía un plato moderno y que olía muy distinto a lo que olía el arroz (Hal siempre ha comido arroz en sus viajes nunca ha probado más allá de eso.) –- No importa si realmente no la cocinaste, lo que cuenta es la intención de darme la comida – asintió con un gesto –-  Con que viste eso también … – murmuró – yo también me pregunto que era aquello, no tengo ni idea. Tal vez fuiste tú quien lo hizo, y si lo hiciste debes decírmelo desde que desperté estoy pensando en ello –- parecía como si estuviese más interesado en lo ocurrido que en la mismísima comida que tenía bajo sus narices, literalmente.  

—  Cenaré… pero no prometo que vuelva a dormir — comentó con un tono de voz apacible, no tenía tanto sueño, aunque sabía que debía hacerlo, además que así la noche pasaría más rápido pero pronto las pastillas que además de quitarle el dolor le daría sueño y eso lo haría dormir en minutos. —  Espera, ¿Sofá? —  Observó bruscamente hacía abajo observando la cama como si estuviese buscando respuestas — Si quieres me arrimo a un lado y puedes dormir aquí. No voy a quitarte la comodidad. –- se arrimó con cuidado para no dejar caer la bandeja y también para no mover tanto sus piernas. –- Artemisa, si quieres yo voy al sofá  –- comentó mientras seguía acomodándose.

No quería en lo absoluto que ella pasase una noche mala mientras él dormía como un rey, si tenía que dormir en el piso para que esta durmiese en su propia cama este lo haría sin dudarlo. En los tiempos cuando el aún era un joven, en las casas siempre debían de existir una habitació de invitados como mínimo, para que no sucediesen cosas similares. Siempre consideró el espacio personal como algo importante y en donde estaba él era un sitio personal de Artemisa, por lo que se sentía como si estuviese invadiendo la privacidad del hogar de la misma. No a todos se les puede meter en una casa ya que eso podía presentar un porcentaje de riesgo, porcentajes a robos, a hurtos, a daños materiales e inclusive porcentajes a ser victima de un homicidio. El mundo es un lugar inestable en donde no todas las personas piensan igual y la mayoría tienen en mente hacerle daño a las personas por placer.   

Hal Miller& Artemisa Belmont
by emme




...Dime que ves ...(priviado) Hallll
Hal Miller
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Lun Jun 08, 2020 4:25 pm
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Artemisa Belmont
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Si artemisa hubiese sido testigo de la acción del hombre sin duda hubiese reaccionado con un grito. Aquello que acaba de hacer era un imprudencia médica en toda regla, su cuerpo estaba débil y una de sus piernas casi destrozada. La recuperación debía ser lenta y con absoluta vigilancia. Un solo paso en falso y sería altamente posible, que aquel hombre no pudiese volver a caminar. Artemisa sabía que no iba ser fácil los meses siguientes, no era la primera vez que tenia que realizar un proceso así, había visto como muchos pacientes gritaban de dolor, otros en cambio, lloraban como niños ante la frustración, solo los más valientes y persistentes conseguían resultados. Pero como se suele decir la ignorancia da la felicidad, y Artemisa estaba en otra habitación mientras todo lo relatado con anterioridad sucedía.

-Lamento decirte que no tengo ni idea de lo que sucedió, tengo la misma información que tu.Pase por casualidad por aquella zona, suelo darme algún que otro paseo por el bosque mis días libres. Me encantan las flores. – dejo caer su ojos en uno de los jarrones de su cuarto en donde se podía ver un hermoso ramo reluciente de rosas-. Creo que ahora es mejor centrarnos en que te recuperes, mas adelante podemos intentar investigar que es lo que paso. Trabajo en la universidad, estoy segura de que alguno de mis compañeros tiene alguna idea.- sabía que no había conseguido calmar al hombre con aquella respuesta, su mirar dejaba claro que estaba más interesado encontrar una razón a la explosión que en recuperarse. - Bueno no te preocupes por el tema de dormir siento decirte que las pastillas que has tomado antes producen ese efecto. Así que dentro de una hora o hora y algo acabarás durmiendo como un bebé. - juntó las palmas de sus manos satisfecha por su pequeña fechoría- No digas tonterías Hal, como quieres que te deje dormir en el sofá, seria titulada como la peor medico de la historia. No te preocupes, es un sofá cama, he dormido varias veces ahí, es más cómodo de lo que puede parecer. Mas adelante tendremos que ver como arreglar la casa para que tengas un espacio para ti, no creo que quieras dormir todos los días con mi ejercito de peluches mirándote fijamente.- en el fondo hubiera deseado tener una casa más grande, pero siempre había vivido sola y sus visitas eran esporádicas, por ello nunca se había enfrentado a la necesidad de tener un cuarto de invitados. Igual mañana sería un buen día para hablar con alguna constructora que le diera un precio más o menos asequible para añadir o modificar alguna habitación.- Eres un amor Hal, pero no te preocupes, lo importante es que tu descanses bien como ya he dicho antes. Será mejor que te deje solo, hoy ha sido un día muy duro para ti y necesitas descansar. Por cierto he traído este timbre de la cocina, si necesitas algo o sientes un horrible dolor por la noche, solo tienes que tocarlo para llamarme, y no seas bobo y no vayas de tipo duro, y me digas alguna frase tonta como : “ No pienso molestarte Artemisa” - imitó con gracia su voz y característico ceño fruncido. Era todo una payasa eso no se podía negar, le encanta hacer reír a la gente y bueno también molestarla. - Bueno me voy a dormir, mañana sera otro día. Descansa señor Hal- se levantó de la silla y se marchó de la habitación con cuidado no sin antes apagar la luz – Que tengas dulces sueños.. - le deseó con cariño.

No se dio cuenta pero se fue a dormir con una sonrisa. Le gustaba sentirse acompañada, y aquel extraño se veía un hombre tranquilo y educado. No tenia miedo a la soledad, al contrario, durante muchos años había sido su compañera mas fiel, pero echaba de menos sentir la calidez de alguien en el hogar. El levantarse por las mañanas y tener a alguien con quien charlar. Si aquel hombre había llegado a su vida era por el algo, lo que la joven desconocía es que aquella simple y sencilla amistad se transformaría en un romance peligroso para ambos, pero no adelantemos acontecimientos.

A la mañana siguiente

De pronto unos extraños ruidos le levantaron bruscamente de la cama. Cual gato alertado saltó del sofá y fue corriendo hacia el lugar de donde provenía el ruido. Asustada se llevó las manos a la boca al ver que Hal estaba en el suelo. Con su característica profesionalidad tomo rápidamente las riendas de la situación colocándose junto al hombre y tomando uno de sus hombros para intentar levantarle.

- ¿ Estás bien ? ¿ Qué ha pasado ? Por favor dime que no te has hecho nada. Apoyate en mi y no te preocupes usare algo de magia para levantar el resto de tu cuerpo- cerro sus ojos unos instante y consiguió volver a colocar al hombre en la cama. Poso sus dos manos sobre el rostros de este, sin darse cuenta de aquel gesto estaba invadiendo el espacio personal del hombre. -Dime algo -le imploró como hace unas cuantas horas atrás.


...Dime que ves ...(priviado) Artemisa1
Artemisa Belmont
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
 Mensajes
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
 Dromes
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
PERMANENT LINKel Mar Jun 23, 2020 7:01 pm
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Hal Miller
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Éadrom
9
5690
1
Con el tiempo me he percatado que la vida no solo te golpea, también te patea
Sin raza
Ninguna
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
-
Do not be afraidDIME QUE VES

Frunció en ceño y con un gruñido de por medio comentó con un tono de voz considerablemente bajo — No quiero quitarte la comodidad — En el fondo de su alma sabía que eso estaba mal, dejar que esta durmiese mal, pero no discutiría, no quería ser insistente en algo que ya ella había decidido hace unos minutos atrás — Ya que lo dices…. Si no te incomoda dormir por allá entonces me quedo más tranquilo, pero si te incomoda mucho me despiertas— aquella  propuesta iba a ser la última que le iba a decir en aquella noche. — Creo que los peluches serán de gran compañía — respondió mientra los observaba, le agradaba aquella vibra de alegría dentro de aquella habitación no solo por el hecho de que estuviese presente  allí si no que era un espacio en donde realmente podías descansar. Siempre que ha estado en una habitación ha estado con la preocupación de ser robado, atacado e incluso violado, pues el mundo ha cambiado tanto desde que este nació que ya no sabe ni que esperarse porque todo es predecible en un mundo donde los poderes existen.

Se preguntaba a veces, en sus tiempos libres (Antes de llegar a su situación actual), si este mundo no existiesen los poderes, simplemente  seres básicos llenos de vida, nada de longevidad, cada raza viviría su tiempo estimado de vida y poco más. Desearía que los poderes en los individuos simplemente se erradicasen y daría su vida por solo ver un mundo con aquellas características que vivían en su cabeza. Soñaba vivir en un mundo donde todo fuese diferente al infierno que estaba viviendo. Observaba  cada movimiento, cada gesto, cada facción de la muchacha mientras esta hablaba incluso cuando esta descansaba o se movía en silencio, le interesaba su manera de ser, lo tan familiar que se le hacía la situación sentir aquella preocupación de alguien cuando recibía algun daño y que quería el bien para este…. Recordaba su hogar.

Miró el timbre  que la ajena le mostraba — Como yo osaría a interrumpir tu sueño, ya es suficiente que yo esté tumbado aquí sin hacer absolutamente…. Nada — comentó sin importar la burla que le había hecho Artemisa. — Que duermas bien… — dijo rápido y sin ninguna entonación en sus palabras como si disgustado estuviese; disgustado estaba ya que no consiguió lo que quería, algo tan simple como que ella durmiese en su propia cama, pero parecía estar segura de no pasarlo mal así que no dio mucha importancia y volvió a posar su cabeza en la almohada.

Al estar sumergido en la tela que forraba el algodón de la almohada su mente nadaba entre el limbo de los sueños y de la realidad, pensando en aquella mujer, lo amable que fue y agradeciendo en lo más profundo de su alma que esta lo haya rescatado y no alguien con intereses personales.  La almohada cubría sus orejas y durmió acompañado del sonido característico de la sangre recorriendo su cuerpo.

En la mañana…. (6:45 AM)

Se levantó sobresaltado, pensando que todo había sido un mal sueño, el dolor en sus piernas volvió a ser implacable y su cabeza dolía más que ayer. Sentía más dolor que el dia anterior debido a que este entró en proceso de recuperación, es como cuando se hace ejercicio, que al día siguiente vienen las contracciones en los músculos por lo que hay dolor, pues es lo mismo que le estaba pasando a Hal. Pero no se iba a detener por un dolor tan estúpido por lo que se sentó a un lado de la cama y con esfuerzo se levantó de golpe, contrayendo todos los músculos del rostro por el dolor que le producía el haber hecho eso, y con solo unos vastos pasos logró llegar a lo que parecía ser un pasillo. Desconocía el lugar puesto que solo recuerda haber despertado en aquella habitación. Pero al estar en el marco de la puerta, afincado en este, su cabeza dio vueltas e intentó caminar apoyándose de las paredes y con suerte llegar a un sitio donde sentarse, pero poco más de dos pasos este cayó desmayado al suelo, recibiendo el impacto con el pecho y el rostro, haciendo un gran estruendo en el sitio.  

Despertó nuevamente acostado en la cama esta vez con su rostro tapado con lo que parecian ser unas manos que las separaciones de los dedos dejaban entrever la habitación, tomó las muñecas de lo que le tapaba sabiendo que era Artemisa y preguntó — ¿Que rayos haces? — retiró una de las manos que le tapaba el rostro solo para verla.
Hal Miller& Artemisa Belmont
by emme


[/color]


...Dime que ves ...(priviado) Hallll
Hal Miller
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Dom Jul 05, 2020 5:08 pm
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Artemisa Belmont
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
11820
1
¡No permitiré que lo hagas! ¡El futuro es solo nuestro!
Sin raza
Ángel Orador
Otro
...Dime que ves ...(priviado) Takemori-MEDALLAS


La educación y la tranquilidad que el enfermo presentó la noche anterior se erradicó completamente y fue brutalmente intercambiada por una agresividad que sin duda sorprendió a la muchacha, que no esperaba en absoluto esa actitud por parte del hombre. Sin embargo, inmediatamente comprendió, que al fin y al cabo, se trataba de una víctima de un cruel accidente, que debía sentirse muy desorientado y que el dolor que debía sentir tanto anímicamente como físicamente no debía ser algo fácil de gestionar para el. Ademas, por lo menos aquella reacción le había permitido saber que su sanación había dado resultado y que estaba vivo.

-Bueno con un simple gracias, me hubiese bastado pero ya veo que estas bien.- dijo respondiendo con cierto resquemor-. ¿ Qué ha pasado ? - le preguntó preocupada mientras se retiraba de la cama y se colocaba de pie frente a el, para dejar espacio al hombre quien no parecía del todo cómodo con su cercanía- Estaba durmiendo y de pronto escuche un fuerte golpe de la cama. Espero de verdad que no estuvieras intentando levantarte de la cama.- fijo sus grandes y brillante ojos sobre los del hombres para intentar descubrir cual era la verdad de todo aquello. Estaba a punto de enfadarse y de chillarle de decirle lo irresponsable que había sido con tal imprudencia, pero ella misma se mordió al lengua, y si realmente simplemente se había asustado, por como se comportaba no parecía nada ubicado. Soltó un gran suspiro -. Por favor ten mucho cuidado, estas muy débil y tus heridas son muy graves, siento si te he asustado, te vi en el suelo y me preocupe mucho.- se sentó al borde de la cama y tomo la mano del hombre, que era mucho mas grande que la suya, pues la diferencia de altura entre ambos era realmente notoria. Su tacto era suave pero frio, algo que aunque resultare extraño resulto muy agradable para la castaña-. Si tienes miedo o necesitas algo de verdad llamame, se que acabas de llegar y que todo esto es nuevo para ti, que realmente no te fiás mucho de mi y que te has deseando perderme de vista. No hace falta ser un gran detective para darse cuenta de todo ello, pero si quieres marcharte cuanto antes tendrás que hacerme caso te guste o no.-ladeó la cabeza, esta vez, esperaba que de verdad el hombre se sincerara con ella y que de una vez por todas le respondiese con algo de sinceridad, sabia que no la mentía pero tampoco le contaba la verdad, se mantenía una cortesía fría y algo gélida que hacia imposible comunicarse con el.- Será mejor que traiga el desayuno debes estar muerto de hambre, ademas tienes suerte el desayuno es la única comida del día que se me da bien.- soltó la mano del hombre y se marcho de nuevo a la cocina.

Allí preparó unas tostadas con mermelada, un rico zumo y un gran bol de cereales, al mismo tiempo que daba de comer a todos sus animales puesto que tanto su perro como su gato se habían despertado esperando su ración de comida diaria. Ahora que lo pensaba no le había hablado de su perro, la anterior noche se había mantenido al margen de todo el jaleo, básicamente porque dormía como un tronco y era bastante mayor. Cuando entro en la habitación no puedo evitar mover la cabeza ante el hedor que había en ella, definitivamente el extraño debía de ducharse. Tendría que ser lo más sutil y educada posible para que este no se sintiera  ofendido.

Toma aquí tienes la comida.- le dijo mientras dejaba la bandeja en su regazo-. Espero que te guste, por cierto este es mi otra mascota.- dijo mientras señala al perrito ya de avanzada edad que había entrado en el cuarto tras la mujer y ahora estaba tumbado en la alfombra-. Espero que no te importe, pero te vendría muy buen una ducha, seguro que te sentara genial. Solo que bueno yo tendría que ayudarte.- se sonrojo levemente, no es que fuera el primer hombre al que tenía que duchar, pero si probablemente el mas guapo-. No te preocupes, yo tengo experiencia en estas cosas, no eres al primer hombre que baño.- de pronto se percató de lo que acaba de decir y se tapó la boca- No es que vaya bañando hombres por ahí, pero yo soy enfermera y bueno estas cosas ..- movía las manos de un lado a otro intentando salir de la aquel embrollo que ella misma se había metido- A ver en definitivamente que verte desnudo no va ser raro.- y así fue como su piel blanca como la leche se tiño de rojo.


...Dime que ves ...(priviado) Artemisa1
Artemisa Belmont
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.