Últimos temas
Lily Sekka
Lun Ago 17, 2020 4:49 am
Lily Sekka

OSHI TEMURA FICHA
Dom Ago 09, 2020 6:21 am
Oshi Temura

Ling Sekka
Jue Ago 06, 2020 1:21 pm
Luka Crosszeria

Sueñas con demonios? Ficha
Jue Ago 06, 2020 1:03 pm
Luka Crosszeria

Darren- Expediente
Jue Ago 06, 2020 12:55 pm
Luka Crosszeria

Neon Paradise —Élite
Dom Ago 02, 2020 3:06 pm
Invitado

Ecstasy of Blood [Afiliación Elite]
Dom Ago 02, 2020 12:42 pm
Luka Crosszeria

Gran Siniestra [AFILIACIÓN ÉLITE]
Dom Ago 02, 2020 12:42 pm
Luka Crosszeria

Natsuki Hatayama - ID
Sáb Jul 25, 2020 10:01 am
Amnesia

Ruki Mukami's ID
Lun Jul 20, 2020 4:45 pm
Luka Crosszeria

directorio élite
af. normales
Instituto Takemori Rol esta protegido por licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional. Este skin fue realizado por Roshio & Andréade | Entourage Themes.

Prohibida la copia total o parcial del contenido gráfico, intelectual y de códigos, bajo denuncia ante Foroactivo. Las imágenes pertenecen a sus respectivos artistas, en especial agradecemos a Star Academy, nosotros las hemos editado para que estén acorde al diseño.

Agradecemos a todos los usuarios por pertenecer a nuestra hermosa comunidad. Nos sentimos orgullosos de decir que hemos cumplido 8 años online. ¡Por favor sigan disfrutando de esta comunidad! ❤
Bella Donna. IQaJOGLAcademia LegacyCrear foroBella Donna. U3t23zGBella Donna. 1_Hc_J9n_Yr_oBella Donna. 30x30Bella Donna. PNevNqJBella Donna. KHg-CSCqa-oBella Donna. Fxhje_FUBella Donna. 9pasbk_GBella Donna. OjSWOQTBella Donna. FOaAwqBBella Donna. 40x4010Bella Donna. MSSo-NY9-M-o

Ir abajo

Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Mar Jun 05, 2018 8:55 am
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Stella Maris
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Datos personales
Nombre: Stella
Apellidos: Maris
Apodos: Stella (a secas)
Fecha de nacimiento: 12/12/1995
Registro en el libro de firmas
Bella Donna. Separador

Sexo: Mujer
Orientación sexual: Heterosexual
Ocupación: Estudiante universitario
Casa:Eádrom.
Raza: Humano
Edad: 23 años (reales y aparentes)

Bella Donna. Separador

Descripciones
Descripción física:

Cuesta creer, de buenas a primera, que la mujer pàlida y poco comunicativa que se tiene al frente es una estudiante universitaria. Y joven: delgada, escuálida de proporciones, piel lozana, Stella no corresponde al estereotipo marcado de mujer jovial italiana que se suele encontrar en las calles. Con el cabello corto, no siempre se le hace alarde de sus 23 años y los lentes de descanso que de vez en cuando usa dejan entrever unas pupilas de color azul encendido, la piel suave y tersa y la cabellera rubia le ofrecen la impresión de quien la conoce por primera vez de una turista recién llegada de alguna finca o de un área muy urbanizada.

Sin embargo, su ropa dista mucho de la ultima impresión ofrecida: gusta de las prendas mangas largas y de telas pesadas, como lana o jeans, sus colores favoritos son el azul, el blanco y el beige, usando siempre pantalones largos, muy raras ocasiones vestidos.

Aunque últimamente su estado de salud ha demacrado la imagen de mujer altiva, no abandona ciertos hábitos como el ordenar el cabello y maquillar suavemente los labios con algún brillo labial (vamos, que muy de capa caída puede estar pero, antes muerta que sencilla). El régimen “sano” del hospital le ha hecho bajar hasta los 60 kilos, cosa que para sus 170 centìmetros de estatura no le viene del todo mal.

Descripción psicológica:

“Como prolongados ecos que de lejos se confunden,
En una tenebrosa y profunda unidad,
Vasta como la noche y claridad,
Los perfumes, los colores y los sonidos se responden”
Correspondencias, Las flores del mal, Charles Baudelaire.


Ser una sombra significa tener un toque y un paso tan ligeros que una se pueda mover libremente por el bosque, observando sin ser observada. Una loba es una sombra de cualquier cosa o persona que atraviesa su territorio. Es su manera de recoger información. Es el equivalente de manifestarse, convertirse en algo tan tenue como el humo y volver a manifestarse. Stella se considera a sí misma como una sombra: un esbozo de lo que pudo ser. Un vaho permanente en la sociedad que gusta de observar su comportamiento, interiorizarlo, descartar y compenetrarse en los movimientos, a menudo rutinarios de la misma.

Se muestra generalmente tranquila y serena, perdiendo rara vez la calma, incluso estando a punta de pistola en diversas ocasiones, fue capaz de emplear el engaño para librarse de sus problemas. He aquí otro ejemplo de alimento de la psique que se produce cuando una persona se encuentra al límite de sus fuerzas y ya no puede resistir; dicha actitud podría ser una repentina ráfaga de suerte que cruza la puerta llevando consigo algo muy necesario. Podría ser algo tan sencillo como una tregua, una disminución de la presión, un pequeño espacio de descanso y reposo que permite en su intenso trabajo.

Amante de la lectura, especialmente del género policial, tiene una desmesurada pasión por comprar libros, ya que lo considera un acercamiento a lo que no pudo ser: escritora; no cree prudente por su trabajo y su historia personal, mezclarse de forma íntima con los demás, puesto que no sabría equilibrar sus emociones o por temor a darse a conocer. Sin embargo, es una mujer inclusiva, no acostumbra criticar ni discriminar a alguien por sus gustos. Sin embargo, dada las circunstancias en las que fue reprimiéndose, fue abandonando la fantasía a un recodo de la conciencia, tornándose alguien racional y lógica. No sospecha bajo ningún precepto el hecho de que exista algo similar a lo “Sobrenatural”: para ella, dichos seres solo existen en las hojas de los libros infantiles o las novelas fantásticas. Supone que por abundancia de individuos, después de los animales, solo hay humanos. Reniega de todo aquello que pueda resultar “mágico” o “ilógico”, ayudada por un medicamento que ingiere desde aquel fatídico día, el que le ayuda a “olvidar”.

A pesar de su raciocinio, Stella sabe que la rigidez en determinadas ocasiones no lleva a muchas soluciones, por lo que, de vez en cuando, se permite ser muy plástica, por lo que puede adaptarse a varias situaciones sin caer en vejámenes, por ejemplo, seguirle las jugarretas a los niños en la sección de pediatría. Avoca el tiempo libre que le queda en aprender otros idiomas y culturas. Uno de sus objetivos es viajar y aprender a interiorizarse con su realidad (aunque pocas veces lo termina trabajando). Es curiosa y aprender rápido, también se le asocia con su pragmática discreción y es fiel a su juramento hipocrático. Por lo que no dudará de ayudar a quien lo requiera.
Gustos:

- La música clásica y los autores italianos de la década de los ‘20
- Tiene una cierta predilección por el género policial, tanto literario como audiovisual. Cuando se muda, lleva un cargamento aparte con su pequeña biblioteca. Dentro de ella hay varios libros de Stalinslavski, donde reúne lo esencial de la actuación.
- El bebestible preferido es el vino tinto. En relación a los otros, acostumbra degustar las variantes del café.
- No es asidua fanática de la comida chatarra, aunque su placer culpable son los nuggets de pollo. Es amante de la buena mesa y de las ensaladas.
- En cuanto a ropa, no es alguien muy complicada: tiene un estilo neutral, pese a que su gusto por los tacones sea discreto.
- Su color favorito es el rojo, el amarillo, el azul, el negro y el blanco.
- Prefiere la comida salada.
- Es adicta al trabajo/estudio.
- Su mayor deseo era el haber sido escritora. Y madre.
- Le hubiera gustado tener el cabello negro.

Disgustos:

- A veces, su cabello rubio.
- El desorden.
- Los postres.
- Las ratas.
- Las drogas duras y todo lo que tenga relación con ella (mafia, narcotráfico).

Aficciones/Hobbies:

-Cada vez que puede, Stella se avoca a la escritura, o al menos lo intenta: lleva consigo una libreta donde anota todas sus apreciaciones o ideas sueltas que desembocan a veces.

Bella Donna. Separador

Poderes

Habilidades:
- Nadar: No es muy asidua a los deportes, pero si hay algo que le apasiona es el nadar. Lo practica desde muy joven y le fascina nadar a pulmón (modalidad inmersión libre) Stella puede llegar a nadar hasta 60 metros bajo el agua, esperando poder llegar al récord de una de sus ídolas: Jeanine Grasmeijer (92 metros)

- Cocinar: Porque además de nadar, también hay que llevar una dieta dirigida a este tipo de disciplinas, Stella sabe cocinar bastante bien, y gusta de experimentar con los sabores de su tierra y de los que vaya descubriendo en sus noches de lectura.

- Tolerancia: como se enfocó en que deseaba la medicina forense, Stella considero pertinente empezar a entrenar su tolerancia a las cosas que normalmente provocarían náuseas al común de la población ¿Lesiones supurativas? Adelante, ¿Infecciones avanzadas? Por favor~ ¿La angustia de la sala de urgencias? Nada que no se resuelva con un café ¿Alguien acaba de morir? Pues, vamos rellenando el protocolo con la mayor seriedad que lo amerita ¿Morgue? Pan de cada día.


Debilidades:

- Pertenece a la raza mas abundante, mas también la más enclenque.

- No pueden regenerarse rápidamente heridas leves ni graves.

- No poseen habilidades físicas igualadas a otras razas místicas.

- No pueden tener poderes ni habilidades mágicas.

- Su medicamento: siente que la debilita, mas aún no ha descubierto cómo dejarlo sin caer en catarsis.
 

Bella Donna. Separador

Historia

Spoiler:

“Yo sé que el dolor es la nobleza única
Donde no morderán jamás la tierra y los Infiernos
Y que es menester para trenzar mi corona mística
Imponer todos los tiempos y todos los Universos”
Bendición, Las flores del mal, Charles Baudelaire.


- Treinta y dos puntos en todo el vientre. Bonita cicatriz- un barullo de ruedas y murmullos revoloteaban en la blanca sala. Stella abrió los ojos lentamente: en su brazo izquierdo un juego de vendas hacían lucir con desdén el imbricado set de tubos que alimentaban su herido cuerpo, al lado derecho su mano también estaba decorada de tubos plásticos, arriba colgaba una bolsa “suero fisiológico suplementado con glucosa”; no quiso saber qué había abajo, sin embargo auguró que al estar tan compenetrada con los tubos, eran lejanas las posibilidades de la independencia que proporcionaba ir al baño por sus propios medios.

    -“Aún estoy viva” – sentenció. Dicha revelación sobrevino en el breve espacio de tiempo que transcurrió entre el despojo de la bolsa de suero y la llegada de los doctores e incluso posterior, después de haber pensado en incontables ocasiones en lo que sucedió, todavía no estaba segura del porqué. Tal vez fue el hecho de haber sido descubierta de su secreto, luego de la furia colérica, más tarde de un frenesí de imágenes borrosas que no lograba comprender… Y en ese momento se encaraba de nuevo con ella (esta vez en un sitio mucho más aseado y protocolar), lo cual le proporcionó la libertad para ver su vida "claramente” por una vez. “Esperen un momento. Aquí falta algo” tragó saliva con dificultad, y antes que llegara el séquito de doctores, se veía a sí misma con el vientre plano…
Abrieron de par en par el biombo que la separaba del resto y observó con tragedia que era la única en aquella sala.

- ¿No es muy oculta para ser una sala de reposo? – preguntó con sorna la joven rubia – “¿Dónde está?” callaba preocupada a la vez, mirando inútilmente a su alrededor. Aparecieron. Eran once y todos hablaban al unísono: algunos tenían lápices y cuadernos, por supuesto, mientras que otros portaban instrumentos guardándolos improvisadamente –Dónde estoy ¿Dónde están mis padres?
- Primero déjeme decirle algo con sumo cuidado
- No me dirá nada. Soy yo quien debiese decir un par de cosas – casi de forma automática, una enfermera comenzó a maniobrar los tubos que alimentaban su alicaído cuerpo - ¿Qué haces?
- Es antibiótico, ¿no recuerdas? Te encontraron en la calle, sangrante y con el vientre abierto cual libro. Un par de minutos más y la sepsis te deja fuera de este mundo.
“Sepsis”… “Vientre”… - Mi bebé… Dónde…
- ¿Cuál bebé? – inquietos los doctores comenzaron a observarse entre ellos, como si junto al cúmulo de dudas, subyaciera una verdad mucho peor.

La fatídica revelación de su estado de gravidez caía como un balde de ácido sobre su juicio. Corroyéndose a ritmo acelerado Maris, comenzó a forcejear en la camilla, tratando de levantarse, como si de un animal enjaulado se tratase: Stella buscaba en la mirada de aquellos enajenados, una respuesta a la única interrogante que la sostenía entre los personajes “¿Qué fue de su bebé?”. De inmediato contrarrestaron sus fútiles intentos añadiendo al exquisito cóctel de medicamentos un sedante, ponzoñoso y placentero, devolviendo a la paciente a su patológica quietud.

Fuese cual fuese la razón, ensoñó la exquisita oleada de placer con que aquella visión del mundo comenzó a florecer en su cabeza. Primero fue un sueño propiciado por los medicamentos: tan fuertes que por fuera, la joven estaba paliducha y carente de vitalidad. Por dentro, los recuerdos de aquella fatídica historia iban enredándose en fantasías poco sanas: una casa, el jadeante sonido de la respiración… La cálida sensación del algodón iba siendo reemplazado por una ausencia entre sus brazos, un calor que no le era propio, pero que se negaba a soltar…
-X-

Su segundo despertar fue en una sala más iluminada, con una ventana limpia que daba a un jardín interno. Su cordura solo le indicó una cosa:
   -El psiquiátrico-
   -Así es- profirió una voz coloquial. Un doctor de camisa y corbata esperaba pacientemente que se sentara para platicar.
Ya sabía. Stella lo presentía. Ese iba a ser el último día. El ultimo retazo de su persona que quedaba y que se iba a apagar.
   -Soy una paciente cortés- le dijo sonriente.
El doctor le observaba desconcertado. -Estás enajenada - afirmó.
   - Yo tengo la cura para eso - añadió la mujer, mirando hacia su ficha médica – mi familia, ellos sabrán qué hacer conmigo. Curas, curas… —respondía - . Todo el mundo tiene curas hoy…
   - ¿Estás entendiendo qué está sucediendo verdad? - preguntó moviendo su lápiz.
   - No creo que necesite un médico como usted para saberlo.
   - Sí lo necesitas. Porque hay mucho de qué hablar.

Recapitulando, el psiquiatra comenzó a relatarle el día en que la encontraron descompuesta en una de las calles de Verona - Según relatos de testigos, una mujer varonil y desdentada te arrebató con una afilada hoja “algo”. Una vez que llegó al hospital, hubo un par de gestiones indecorosas que no valen al caso, pero que te llevaron a la unidad de cuidados intensivos. Luego de un par de cirugías, transfusiones completas y de  ocasiones en las que no tuvimos fe al tratamiento, fuiste a parar a la morgue, sin embargo, a las horas después de que te depositaron en una de las unidades, los paramédicos notaban que volvías a la “normalidad” dando alaridos y retomando con más vigor la respuesta al antibiótico para controlarte la sepsis – En ese momento, la cabeza de Stella comenzaba a desvariar, imaginándose a sí misma como un cúmulo de bacterias andantes, escarbando en su pelo y en sus entrañas. Varias de esas imágenes iban mezclándose con manos conocidas y caricias que abrían yagas en su inmaculada piel.

   - ¡Bla, bla, bla! ¡Hablas demasiado! —dijo, aproximándose a la hoja con suma violencia. Se detuvo para recoger la pequeña goma que el doctor había dejado. Rememoró con cada apunte su estadía en el hospital, lugar favorito para curar las dolencias de la familia, pero que en ese momento solo hacia ostentar la ausencia de los progenitores – ya sé, esa cicatriz me lo recuerda cada vez que toco mi vientre. Pero a mí me importa otro asunto – escondió la cizaña suficiente para proferir las palabras - ¿ya atraparon a quien me lo quitó? –Eso explicaría la extraña desaparición del seno familiar en este sitio.
   - Algo así: una vez confirmamos tu identidad se dio aviso a las autoridades, y tu padre lideró la captura. Pero ya había corrido demasiado desde la noche anterior, y no había comido ni bebido siquiera un poco de agua durante todo aquel tiempo. Ahora está en casa - y la escena que se extendía ante ella corría serio peligro de permanecer de forma fija allí. No podía correr más; era hora de enfrentarse a los hechos. Un neonato no nacido puso en peligro la integridad de todo lo que sabía conocido. No contento con eso, la vida de aquel pequeño engendro había sido mancillada y manipulada por manos inescrupulosas. Ya estaba decidida, poco a poco, la poca luz de bondad y humildad que quedaba de la joven Maris, iba enredándose con una delicada telaraña roja, que iba asfixiando cualquier fugaz posibilidad de retorno. Para ese entonces la ausencia del ser vivo que se alojaba en su vientre era solo una vil coincidencia de la vida, una efímera posibilidad de doblarle la mano al destino.
   -Bien, me has enseñado bastante —dijo—. No sabía nada acerca de lo que había sucedido. Pero me intriga, ¿cuánto tiempo permaneceré aquí?
   - El suficiente para poder regresar a casa
   - La convalescencia.
   - ¿Qué?
   - No conozco esa palabra. Convalescencia. O se está bien o no se está. No hay matices doctor.

Demoneidad. La rubia gestó una ardua tarea de mantenerse quieta durante su estadía en el sanatorio. No solo para poder elucubrar una entrevista acorde a sus mejoras mentales, sino para poder acortar cada vez más el tiempo que podría permanecer en tan inútil sitio. Las cartas ya estaban echadas y era momento de cumplir con su papel en la actuación: Seguir los designios de la carne y el apellido, de aquí a que la suya se regresara al polvo y a los cubículos del ánfora. Levantó la vista, fijándola en las raíces de los árboles, preguntándose despreocupadamente cuánta profundidad alcanzarían; a qué distancia estarían del Infierno.
-X-

“La necedad, el error, el pecado, la tacañería,
Ocupan nuestros espíritus y trabajan nuestros cuerpos,
Y alimentamos nuestros amables remordimientos,
Como los mendigos nutren su miseria.”
Al lector, las flores del mal, Charles Baudelaire.

Cumpleaños número dieciocho. Habían transcurrido doce meses después de su estadía en el hospital. La bienvenida fue dichosa: una casa pulcramente decorada con mantel blanco, vino del mismo tono, canciones y videos de la familia haciendo ruido por las paredes de la casa y los miembros del apellido “Maris” rodeando la mesa. Más allá de ser un aniversario, aquel almuerzo venía a ser una deliciosa sentencia de vida: Hoy era el día en que Stella iba a seguir el camino elegido por sus padres. La medicina se extendía por todo el blanco de la mesa, como si metafóricamente le extendiera los brazos.

Muchas situaciones pasaban por la mente de la joven: su familia, ella misma; una más apabullante que la anterior. Estaba intrigada, sabía que su alma poco mansa no le había hecho una mala jugada y sin embargo se resignó a domarla y aplacarla con el dolor de la pérdida ¿Qué se hace cuando se pierde el norte? Buscar otra brújula. Otra guía, mientras la cordura se va recuperando paulatinamente. Acercó las manos lentamente, tanteando la suave tela del mantel. Se vio a sí misma reflejada en ella, discretamente, en los pliegues. ¡A tanto y a tan poco se limitaban entonces sus deseos! En ninguno de ellos, claro estaba, cabía la posibilidad de escapar, con maleta en mano a dar cobijo a los desposeídos.

En lo más profundo de su ser, Stella lo último que deseaba era formar parte de dicho plantel: pero la culpa de la estúpida juventud pudo más, y el sentir que había deshonrado a su apellido por un embarazo juvenil de muy mal término, le daba ese desazón en la boca, en donde solo podían tener cabida las palabras de aceptación ¿Qué más podía hacer? Paulatinamente y en una ceremonia poco usual, Maris aceptó el yugo de la tradición y se embarcó en la funesta aventura de estudiar Medicina.

Durante sus primeros años en la Universidad, hubo días en que, la lucidez la absorbía y volvía, en atisbos a ser lo que era: alguien sobria, pero alegre, incluso soñadora. Repasaba los recodos de la que ya paulatinamente no era su vida, sino una ya maniatada por expectativas ajenas; retomaba con vividez las pertenencias de lo que realmente quería ser: tal parece que acostumbraba a escribir, sí, cosas, muchos detalles, a veces que se escapaban de las manos, y otras que se le escapaban a la víctima de su inspiración. Porque sí, pudo ser una buena escritora, o al menos eso es lo que la conciencia le dictaba con una profunda sensación de paz cada vez que rememoraba fugazmente “los días felices”. Y sin embargo, esos lapsos eran eso. Poco a poco la vitalidad se va y de nuevo las trazas de dosis que quedan en las venas hacen su efecto: la vitalidad se apaga, aquello que mantenía firme en la memoria se desvanece en una nebulosa artificial y Stella queda en la nada, angustiada, esperando que acabe en un par de horas, estructurando una vez más la razón de su existencia.

Pero el tiempo es fútil y los deseos de vez en cuando, reverberan en un poderoso fulgor con diferentes nombres. Pese a que la Medicina no era de su pleno gusto, no le iba mal; siempre tuvo la convicción que, una vez acabe con esta tortura, podría huir a dar rienda suelta a sus deseos. Y esa oportunidad se le presentó en forma de beca. Y pasados algunos meses, y muchos documentos firmados bajo su autoría, “huyó” de su ciudad querida a otra, más lejana de sus posibilidades, “¿Eádrom? ¿Takemori? ¿Universidad de Takemori?”, repetía el nombre; después que sus ideas tomaran poco a poco otro rumbo, y la imaginación, cansada ya de hábitos, de aromas, de colores, poesías y de flores, se vio remontada a situaciones distantes, complaciéndose en divertir con sus galas las dramáticas escenas de la universidad donde iba a pasar sus días, fingiendo un marco de oro para cada uno de sus pacientes en las pasantías que iba a tener, volviendo a soñar, y, como en las comedias de magia, nuevas decoraciones de fantasía sustituyeron a las antiguas y la vara mágica del deseo hizo posible en la mente nuevos absurdos.

Bella Donna. Separador

Anexos

Otros datos:
1.- Desde que le ocurrió aquel incidente cuando tenía diecisiete años, no ha podido dejar de ingerir un medicamento prescrito. Supuestamente,  le ayuda a controlar el stress post- traumático que conllevó a perder a su hijo de esa forma, sin embargo, bajo su percepción, le merma las ganas, por lo que ha tratado de dejarlo por todos los medios. Supuso que huir a Eádrom le entregaría la posibilidad de hacerlo, manteniendo su cabeza ocupada con un nuevo ambiente.

2.- No tiene muchos amigos, pero los pocos que tuvo en Verona, le impulsaron a hacer la tramitación para trasladarse de lugar de estudios.

3.- Desea especializarse en medicina forense, porque tiene la percepción que los difuntos merecen el mismo respeto y cuidado que uno vivo.

4.- Dentro de los mucho motivos para cambiarse de sitio, Stella eligió la Universidad de Takemori por la lejania que tendria con su país y su historia, ademas de ser una ciudad de la que nunca había oído, por lo que podría hallar la solución que necesita: buscar nuevos aires que la alimenten y le hagan olvidar que necesita de esas píldoras para poder ser feliz.
Apariencia humana:
- Imagen 1
- Imagen 2
Apariencia verdadera: Conserva la misma apariencia
Nombre del físico: Erise
Anime/Manga/videojuego: Erise -ZEROCHAN


Última edición por Stella Maris el Mar Jun 05, 2018 3:17 pm, editado 11 veces
Stella Maris
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
 Mensajes
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
 Dromes
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
PERMANENT LINKel Mar Jun 05, 2018 9:33 am
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
Luka Crosszeria
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02


¡Ficha en construcción!

¡Animo!


Recuerda activar el botón de “Finalizada” y postear en este mismo tema cuando hayas acabado tu ficha y así podamos pasar a revisarla.




Gracias Caesar ~<3
Bella Donna. TEg7nOKz_o
El mejor regalo de mi Vampiro Tsundere:

Bella Donna. Caesar_regalo_by_xiusakii-dcsh1wy
De mi waifu. Una ilustradora de ensueño ♥️ @Rinimint

Luka:
Bella Donna. Y5IYFYqgBella Donna. HHgNW7I5
Away from you:
Bella Donna. YW8TLfdZ
Next to you:
Bella Donna. A88ee18b23f1879306d74357779d9dc8f2a79c7e_hq

   Bella Donna. Luka
Luka Crosszeria
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Mar Jun 05, 2018 2:23 pm
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Stella Maris
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Ficha terminada.
Stella Maris
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
 Mensajes
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
 Dromes
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
PERMANENT LINKel Mar Jun 05, 2018 3:12 pm
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
Luka Crosszeria
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02


¡Queda poco!

¡Animo!



¡Saludos! te doy la bienvenida a ITR ^^, ya queda muy poco así que procederé a efectuar la corrección los siguientes detalles:

Por favor agrega en la historia  que ingresó en la universidad de Takemori.

Cambia el icono del tema a “Finalizado” una vez modifiques lo último ^^

Eso es todo  n.n
Por favor, responde tras esta contestación una vez hayas efectuado el cambio, para que algún moderador pase a revisar tu ficha.
Si necesitas algo o tienes alguna duda puedes consultar con cualquier miembro del staff de fichas, a ser posible, vía mp.

¡Muchos ánimos! ♥



Gracias Caesar ~<3
Bella Donna. TEg7nOKz_o
El mejor regalo de mi Vampiro Tsundere:

Bella Donna. Caesar_regalo_by_xiusakii-dcsh1wy
De mi waifu. Una ilustradora de ensueño ♥️ @Rinimint

Luka:
Bella Donna. Y5IYFYqgBella Donna. HHgNW7I5
Away from you:
Bella Donna. YW8TLfdZ
Next to you:
Bella Donna. A88ee18b23f1879306d74357779d9dc8f2a79c7e_hq

   Bella Donna. Luka
Luka Crosszeria
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Mar Jun 05, 2018 3:19 pm
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Stella Maris
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Éadrom
52
84865
5
¡Coloca una frase personalizada aquí!
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Doh, se me olvidó el botón xD
Creo que si, ahora si esta finalizada.
Stella Maris
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
 Mensajes
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
 Dromes
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
PERMANENT LINKel Mar Jun 05, 2018 4:11 pm
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
Luka Crosszeria
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02
Otros
1256
634926
38
The sweet pleasure of your lips will lead me to madness
Sin raza
Ninguna
Otro
Bella Donna. Takemori-MEDALLAS
Bella Donna. Dacqsha-d944223a-a8a1-4e5c-aa2f-06adbc735e02


¡FICHA  
ACEPTADA!

¡Diviertete!





Bienvenid@, disfruta de la estancia en Takemori y diviertete mucho. Si te encuentras banead@  del chat, puedes solicitar que te desbaneen en este tema.
En poco recibirás el color y rango, por favor se paciente ^^
Gracias.



Gracias Caesar ~<3
Bella Donna. TEg7nOKz_o
El mejor regalo de mi Vampiro Tsundere:

Bella Donna. Caesar_regalo_by_xiusakii-dcsh1wy
De mi waifu. Una ilustradora de ensueño ♥️ @Rinimint

Luka:
Bella Donna. Y5IYFYqgBella Donna. HHgNW7I5
Away from you:
Bella Donna. YW8TLfdZ
Next to you:
Bella Donna. A88ee18b23f1879306d74357779d9dc8f2a79c7e_hq

   Bella Donna. Luka
Luka Crosszeria
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.