Últimos temas
Lily Sekka
Lun Ago 17, 2020 4:49 am
Lily Sekka

OSHI TEMURA FICHA
Dom Ago 09, 2020 6:21 am
Oshi Temura

Ling Sekka
Jue Ago 06, 2020 1:21 pm
Luka Crosszeria

Sueñas con demonios? Ficha
Jue Ago 06, 2020 1:03 pm
Luka Crosszeria

Darren- Expediente
Jue Ago 06, 2020 12:55 pm
Luka Crosszeria

Neon Paradise —Élite
Dom Ago 02, 2020 3:06 pm
Invitado

Ecstasy of Blood [Afiliación Elite]
Dom Ago 02, 2020 12:42 pm
Luka Crosszeria

Gran Siniestra [AFILIACIÓN ÉLITE]
Dom Ago 02, 2020 12:42 pm
Luka Crosszeria

Natsuki Hatayama - ID
Sáb Jul 25, 2020 10:01 am
Amnesia

Ruki Mukami's ID
Lun Jul 20, 2020 4:45 pm
Luka Crosszeria

directorio élite
af. normales
Instituto Takemori Rol esta protegido por licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional. Este skin fue realizado por Roshio & Andréade | Entourage Themes.

Prohibida la copia total o parcial del contenido gráfico, intelectual y de códigos, bajo denuncia ante Foroactivo. Las imágenes pertenecen a sus respectivos artistas, en especial agradecemos a Star Academy, nosotros las hemos editado para que estén acorde al diseño.

Agradecemos a todos los usuarios por pertenecer a nuestra hermosa comunidad. Nos sentimos orgullosos de decir que hemos cumplido 8 años online. ¡Por favor sigan disfrutando de esta comunidad! ❤
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] IQaJOGLAcademia LegacyCrear foroLa Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] U3t23zGLa Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] 1_Hc_J9n_Yr_oLa Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] 30x30La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] PNevNqJLa Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] KHg-CSCqa-oLa Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Fxhje_FULa Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] 9pasbk_GLa Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] OjSWOQTLa Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] FOaAwqBLa Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] 40x4010La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] MSSo-NY9-M-o

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Vie Ago 04, 2017 11:43 pm
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
-Las luces de colores estaban por todos lados, llevando sus ojitos grises de un lado a otro. Los pasos y pirotecnia ligera marcaban un ritmo agitado pero agradable, las risas y  charlas animadas entonaban la melodía perfecta de diversión y salutación, las personas escribiendo papelitos y colgándolos danzaban entre la esperanza y los buenos deseos. Cada pieza, componía la sinfonía más contagiosa: la felicidad y el entusiasmo del festival de Tanabata.


Sus pasos inseguros por el calzado novedoso, la llevaban lentamente en cada puesto, comprando con prudencia, sonriendo con recato a los dueños y a quien le dirigiese la mirada. Había niños intentando atrapar pececillos coloridos, que parecían tener dificultad con uno en particular. Curiosa, la joven se acercó sonriendo, inclinándose para verlos jugar, notando que todos los pececitos se amontonaron justo frente a ella, cual si tuviese un imán para atraerlos. Se incorporó, quizá en la sospecha de que había algo bajo sus pies que no estaba bien, haciendo que los pequeños vuelvan a su ir y venir inquieto por los esfuerzos de los infantes. Miró al dueño, que seguía animando a los niños y llamaba a más personas. Quizá había sido… su imaginación.


Quizá un poco de comida le sentase bien. Avanzó cautelosa entre la multitud, hasta dar con un puesto de mitarashi dango.-… uno, por favor… - pidió a la hermosa mujer que le atendía, vestida de seda roja y maquillada como muñeca. Ayiw se sonrojó cuando le sonrió, haciéndola apartar la mirada, en lo que buscaba para pagar. - … g-gracias… - murmuró al alzar la mirada para el intercambio, encontrándose con un ancianito vestido para su labor de cocinero y vendedor. Separó los labios, en lo que dejó sin omitir palabra alguna el dinero en la mano del hombre,  retrocediendo varios pasos sin quitarle la vista a quien continuó atendiendo.  Tuvo un escalofrío y, por inercia se llevó el dango a los labios, en lo que volvía a avanzar entre las personas. Volteó una vez hacia el hombre, que parecía tener una mano extra, en su habilidad para atender.


Sintió el agridulce agradable de la salsa de soja azucarada, lo que ayudó a darle calma, haciendo que se centre en lo novedoso una vez más. Toda aquella tradición era nueva para ella, la ropa era nueva así como la comida, la bebida, las personas. Siendo la primera vez en un festival tan grande, deseaba explorarlo todo. Un puesto asediado por niñas, la hizo detenerse. Eran muñecas, hermosas muñecas de porcelana, vestidas con colores vistosos y elegantes. Se inclinó para mirar de las más pequeñas, las más costosas, con sedas teñidas a mano, bordes dorados de labor artesanal, y rostros tan pulcramente labrados, que los ojos parecían brillar al devolverle la mirada, y los labios rojos, devolverle la sonrisa.  Por inercia se acercó un poco más hacia el rostro artificial, antes de notar que, no solo eran los labios moviéndose frente a sus ojos, sino una voz diciéndole, claramente: “Ayúdame”.


Se incorporó de golpe, asustando a las personas a su alrededor. Contuvo la respiración, mientras miraba con ojos abiertos desmesuradamente la muñeca estática, vestida de rojo. -- miró a las niñas a su lado, que seguían dando atención a muñecas más grandes y menos delicadas. La vendedora, incluso, parecía más atenta a que no ensucien quienes tocaban que a las muñecas.
Avanzó con toda la velocidad que pudo, sin dejar de mirar aquella muñeca sobre el hombro. Quizá… esos dango tenían algo a lo que no estaba habituada y… y le estaba haciendo ver cosas. Se detuvo, con la mano libre sobre el corazón, intentando sofocar el veloz bombeo. Se debía calmar. Chasqueó con la lengua y volteó para continuar.


“¡Ayúdame, por favor…!”


El resuello silbó en su garganta al cruzarse con la mujer del puesto de dangos estirándose para tomarle el rostro, justo frente a ella. Retrocedió con brusquedad, torciéndose el pie, chocando con alguien a quien se aferró con fuerza para no caer. – L-la mujer…  - murmuró volteando a buscarla con la mirada, encontrándose el espacio vacío. Su corazón dio un vuelco, sin notar que sus manos se apretaban,  atrapando la ropa de un desconocido, mientras volteaba a un lado y a otro, a por la mujer vestida de rojo. - … usted la vio ¿verdad? – volteó a buscar a apoyo en, prácticamente su prisionero. – Dígame que usted ha visto a la mujer de rojo… - en una súplica, los ojos se le llenaron de lágrimas, buscando alguna prueba de no haber caído en la locura.-


Última edición por Bubymisibunny el Dom Ago 06, 2017 5:40 pm, editado 1 vez (Razón : Firma. Gracias por el aviso.)
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Sáb Ago 05, 2017 1:45 pm
Invitado
¿Qué debo hacer qué?



La noche templada del verano perfecta para la celebración de festivales culturales en la zona determinaba por el templo mas grande e importante del lugar. Hablamos del festival ... celebrado justo a principio del mes de agosto el cual había estado organizando desde hace ya un mes con danzas alquiler de puestos de comida y diversión además de los shows que el templo presentaba con ayuda de los mismos ciudadanos. Un espectaculo de la ciudad en el que todos están invitados, desde niños hasta adultos y turistas. La noche cada vez se volvia mas que perfecta para la pirotecnia, sin nubes bloqueando el resplandor de la luna las personas podrían disfrutar con su pareja y amistades cercanas los diversos espacios que brinda el festival....

"¡Bienvenidos sean!"

Decía  cada folleto de invitación dado por los monjes del templo en almacenes y unos que otros en calles, debían captar la atención de todo el mundo que no conocía de las fiestas de la ciudad. Fue así como el nuevo habitante desde hace unos meses atrás se enteró de la noticia. Con su atuendo casual, de un chaleco blanco y camisa oscura, de tonalidades rojas y pantalones  negros clásicos decidió participar. De camino al festival al aire libre justo en la noche pasó por unos locales muy extraños en cuento a sus productos, se supone que deberían mostrar artículos para todo el público pero, lo que vió eran retratos antiguos, unos que otros de aspecto viejos y hasta  una pintura de una pareja. El chico se inclinó a verla mejor, su atención fue capturada totalmente por ella. Tragó saliva, humedece sus labios, su corazón débil por su raza vampírica se aceleró dolorosamente.

-...¿Qué? -Susurró.

Escuchaba voces provenientes de el cuadro. Una voz femenina lloraba y una voz masculina  murmuraba pero el chico rubio no podría descifrar sus palabras, parecían en otro idioma o mas bien, parecían  muy lejanas que se confunden  totalmente. Hasta que su sinfonía chirró.

"Ayúdame... No aguanto más."

Sus ojos  se contrajeron, su cuerpo tensado  volvió a respirar sujetando la pintura con desesperación. había algo allí y él lo sabía.

-HEY! -Le gritó. Había llamado la atención.

-Joven, deja eso quieto... -Con una escoba una vieja lo echó.

Del susto de ver una vieja pequeña pero fuerte amenazandolo con una escoba y de la verguenza de que lo vieran gritarle a una imagen que en el momento estaba quieta y callada aun así cuando antes le vio casi viva, se terminó  golpeando con  un puesto. Del miedo se agarró de lo que sea y lamentablemente derramó la comida. eran dangos derramados encima de la hija del dueño. El dueño extremadamente molesto lo obligó a pagar y no solo eso a cubrirla. Si, lo obligó a vestirse de chica por dos horas mas el dinero por la razón de que había humillado a su hija. Una solución drástica pero el rubio acepto. Tomó aire y de la nada ya estaba allí, vestida de una elegante dama  llamando la atención de los clientes que compren. Al final  ese castigo al chico para nada le molesto, es mas le encantaba disfrazarse. Lo tomó con mucha calma hasta el momento en el que unos cascabeles sonaron, exactamente los mismos que escuchó justo antes de que el cuadro le hablara. Debía encontrar y descifrar lo que trataron de decirle esas voces. Su atención se pusó al máximo pero  no perdió la cordura. Los cascabeles provenían de una chica que curiosa había comprado unos dangos.  El rubio la atendió con tanta delicadeza, de verdad parecía toda una mujer. Una vez que  se alejó la chica se escabulló del lugar y fue a por ella. Estaba perturbando sus oídos, ella tenía que estar vinculada con aquella pintura.

"¿Eh?" No esperaba que se asustara de tal manera.

Se quitó la peluca y arrancó su vestido,  si esta era la razón debí deshacerme de ello. Aquel hombre  que había pasado la miró con terror, incluso llegó a trazar palabras fuertes con la joven chica. Apresuradamente antes de que se escapara ella recogió su chaleco y corrió a por ella, parecía que el viejo con el que se encontró  no tuviera escapatoria, el mio de la chica era enorme.

-Ca...calma mira mira,  era yo. er... -Se vió interrumpido, un aspecto femenino estaba caminando por el frente  de la chica y el pobre viejo. Era una chica pálida, de cabellos negro y vestido rojo, justo de la que estaba "disfrazada" - Que... Era yo. -Humedeció sus labios y antes que fuera tarde  fue a por la chica.

El viejo había salido corriendo dejando la chica sola y lagrimeando. El rubio   se arrodillo delante de ella buscando su rostro. Sentía el horrible campaneo de los cascabeles venir a través de ella.

-La que viste era yo, lo lamento. -aún tenía los labios pintados. -No llores. ¿Estas bien?


Última edición por Amadeus Mozart el Jue Ago 17, 2017 4:02 pm, editado 2 veces
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Sáb Ago 05, 2017 6:56 pm
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
- Todo improperio, agresión o brusquedad en su contra, fue opacado por el temor a aquella presencia que parecía estarla siguiendo. Algo le dolió en la muñeca, notando que había sido el hombre a quien se había aferrado al hacerla soltarlo. Apartó las manos, sintiéndose aún más sofocada por el dolor. Miró fijamente al hombre, procurando entender las palabras que salían de sus labios. 

Nada. Nada de lo que parecía querer comunicarle aquel hombre llegaba a sus oídos, podía notar que sus labios se movía, su ceño se fruncía y la señalaba con poca educación; pero ni una sola palabra de su parte pudo percibir. Algo silbaba con fuerza de algún lado. Era tan suave... pero tan potente, que estremeció su cuerpo y acongojó su corazón. - ... - Aquella canción pareció calmarse cuando el hombre se apartó de ella, quien, sin notar que estaba en el suelo volvió a buscar con la mirada a la mujer. 

Solo encontró un... ¿hombre...? ¿mujer...? Vaya, le quedaba tan bien el labial que era difícil diferenciar su género.-... ¿... Eh? - susurró parpadeando lentamente. Estaba tan confundida que las ganas de llorar estaban por vencer la partida. -... no mientas... - negó aún desconcertada, mientras se frotaba con todo cuidado los ojos, sin desear correr el sutil maquillaje que adornaba de la forma más suave y natural su rostro.-... no te sientes como ella se siente, ni tampoco tu voz acompaña a la de ella.  - dijo volviendo a mirarlo, fijamente, seria como pocas veces se la veía.-


E-estoy... bien...  - balbuceó al notarse llamando de más la atención. Con mejillas calientes se incorporó, quitando el polvo de su hermoso kimono. Las mangas y faldas estaban bañadas en polvo. -... que... ¿quedó mal...? - preguntó al rubio, alzando con cuidado los brazos, viéndose a sí misma para ver si veía alguna otra polvoreada. Suspiró con pena; le había costado mucho hacer ese kimono como para haberlo ensuciado la primera vez que lo usaba. Más sus cavilaciones se interrumpieron cuando percibió, una vez más... aquel sutil y armonioso silbido... le recordaba... a su hogar en Rusia, a los pastores cuando llamaban al ganado. -... ¿lo oyes... ? - susurró volteando a verlo, con ojos bien abiertos.

Se acercó un poco al joven... con cuidado... acercando su mejilla a su pecho, percibiendo que... sí... ¡SI! -... ¡... eres tú!  - lo miró desencajada, apartándose para verlo.- ¿Por qué vestías de mujer? Es raro y... me asustaste mucho... e hiciste que...  - miró al suelo, encontrándose con el peor desastre de todos.- Mis dangos... - formó un puchero en lo que volteaba a ver ceñuda al joven.- 


Te hago responsable por eso. - dijo antes de percibir nuevamente el silbido.-... oye, ¿qué haces....? ¿Por qué haces eso...?  -ella se refería al silbido... a aquel sonido, que quizá aún no notaba, solo percibían sus oídos.-
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Sáb Ago 05, 2017 9:57 pm
Invitado
la miraba fijamente con preocupación en sus ojos azules, tan claros como el cielo despejado. Tragó saliva y mordió suave los labios; no sabía exactamente que decirle. En el momento que escuchó su "No mientas" No pudo evitar sonreir con verguenza. Dios mío qué había pasado, aquella chica se veía tan indefensa tan humana... El rubio solo sonrió, escuchaba atentamente cada palabra que ella decía ya que sabía que necesitaba expresarse, desahogarse. Había algo extraño proveniente de su interior. Ese sonido  era provocado por algo tras la chica.

De vez en cuando se le veía  poner expresiones confusas, se sentía extrañado por las historias que comentaba ella, otras veces solo sonreía para apaciguar la culpa. Al fina solo rió. El rió tierno, suave, sin hacer bulla ni asustar. Una risa tranquila. Inclinó su cuerpo hacia adelante ocultado su boca, no quería que pensara que se estaba burlando de su estado o su ropas o que estaba llorando. No, él se reía por lo curioso que se volvió el momento.

-primero que todo,  ignora que me habías visto así ¡Por favor! -Aún no sabía que tenía el labial puesto. - Tuve un problema con el señor de la venta de dangos y creo.... -Entre cerró los ojos acentuando en lo último, sus cejas arqueadas explotaban  incomodidad. Mostró los  colmillos en una sonrisa forzada.-... Que no puedo regresarte esos dango de ese puesto. El dueño me odia. Fue él... el que me dio "esto" porque  bueno... -Se desordenó un poco los cabellos largos de su nuca. Se refería al disfraz. - ...Le hice mal. -Rió nervioso.

Bajó las manos a la rodilla en la que se apoyaba, tras notar que ella estaba recuperando su postura, de la misma manera lo hizo él, pero fue detenido tras sentirla tan cerca. Su corazón realmente pareciera como si no existiera, le apenaba que un humano se acercara tanto y lo descubriera. El corazón de un Dhampir a los oídos débiles de mortales o seres inferiores pareciera como si no sonara, sin embargo en verdad si lo hacia, solo que a un ritmo muy bajo. Tragó saliva, se ruborizó como un niño, la dejó hacer lo que quisiera. Fue su culpa haberla hecho llorar así, sentía el chico.

- ¿Silbido? -Arqueó una ceja, marcando su tono de la pregunta. - No... La verdad no escucho ningún silbido pero... -tomó aire tratando de recuperar su confianza. Le sonrió suave, mas confiado y señalo el pecho de la chica. - Lo único que escucho yo extraño que creo que tampoco escuchas, es un tintineo de cascabeles.

Bajó su mano. El joven se relajó mas, aun así no se olvidó de el tema de que ella esté escuchando algo  que él mismo no percibe y que el escuche algo de ella que al parecer ella no escucha. Es como, si estuviera conectado de alguna manera.

-Es raro. -rió  llevándose la derecha a su china desordenada, echando sus cabellos rubios hacia atrás muy despacio. - De verdad disculpa por lo de los dangos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Lun Ago 07, 2017 10:22 am
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
- Su labio superior estuvo ligeramente tenso en lo que lo escuchaba responderle. ¡Se veía muy divertido haciendo tantas expresiones con los labios pintados de rojo intenso! Cubrió ligeramente sus labios con la manga del kimono, inclinando ligeramente el rostro, intentando aguantar la risa de las vistas que daba el joven. - 

... pero te veías súper bien como mujer... - dijo alzando las cejas, sin evitar la sonrisa tentada.- ... pero tengo hambre. Y... - se abstuvo de confesar que no tenía mucho dinero encima en ese momento. Bueno, aún le quedaba para poder comprar algo de beber... algo deliciosos, y quería un sabor nuevo, algo diferente. Miró de reojo al joven, antes de notar dos cosas: su sonrisa era extrañamente incómoda y... sus colmillos. ¿Era su impresión o...? - Oye, no condenes a una persona con el peso que representa el odio. Es una carga muy grande como para otorgarla a la ligera... o acusar de que se la posee. - dijo con prudencia, para ella era algo, quizá e incluso, grave. - ¿En serio tan mal le has hecho...? Parece un viejito feliz... - dijo mirándolo un poco más allá, antes de negar con la cabeza. -  ... me debes algo de comer... - dijo intentando sonar determinada.

Más llegó a dar un saltito cuando él la señaló, cubriéndose por inercia el pecho.- ¿Cascabeles...? - alzó las cejas, bajando la mirada a su pecho, cubierto por las capas de telas finas y coloridas. - ... no, yo no puedo oírlos... - negó con la cabeza, para suspirar con ganas.- Deja el tema de los dangos, esto es algo más serio... - incómoda de tanta disculpa de su parte, buscó centrarse en lo importante. Las cosas sobrenaturales parecían perseguirle, cual si fuese un imán para problemas. Esperaba que esa vez... tuviese solución sencilla.

... ¿Cómo... es el ritmo de los cascabeles...? - quiso saber en lo que, quizá de más confiada, le tomaba del brazo y le invitaba a avanzar con ella. - ¿Te pasa seguido, esto de escuchar cosas que nadie más puede...? Y... ¿cómo te llamas? - su mentecita comenzaba a funcionar, en lo que procuraba averiguar qué era lo que sucedía. - Puedes llamarme Ayiw... Ayiw Kryomi... - murmuró en lo que detallaba sus labios. Rojos. Era una distracción potente notar la forma y movimiento de su boca con tal coloración. Tomó con un pañuelo de tela y lo deslizó con firmeza sobre su labio inferior, intentando quitarle lo mejor posible el color tan llamativo, sin correrlo innecesariamente ni mancharle la piel clara.- 

Quédate... quieto, no puedo pensar si te veo así. - confesó sin pensarlo, en su labor, en lo que volvía a sentirlo, más fuerte esa vez, más claro. No era un silbido... era una melodía... que provenía del joven frente a ella. Eso se estaba tornando misterioso al punto de alarmarla, tenía que sacarle información y ver qué podía llegar a ser todo eso.-
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Lun Ago 07, 2017 1:38 pm
Invitado
Llevó su mano detrás de la nuca enrredando un poco sus cabellos  largos de la zona en el que al mismo tiempo  reia suave y entre cortado; ella tenia razón le debía algo de comer por lo que sucedió. Bajó su mano y se encogió de hombros . Era claro que aquel viejo del puesto de dangos le detestaba por  molestar a su hija y sobre todo dañar la comida que ya estaba hecha y expuesta para acercar a las personas.

-Soy linda como mujer, lo sé. -Alzó las cejas carias veces e inclinó su torso hacia ella diciendoselo con tonalidades seductoras. Solo como de broma. - te daré lo que quieres, te lo debo tranquila. Promesa es promesa. -guiño su ojos y  frunció sus labios enviandole un pequeño beso al aire y posterior mente reirse por  el tema. - Si si, es mas serio.

Relajo su expresión y la miró con mas seriedad en constraste de lo anteriormente mostrado. Ese sonido del cual ellos se referian era molesto y problematico, desde que llegó ha estado escuchandolo a lo lejos y viendo como cuadros cobran vida en su nariz. Abreta los labios sintiendolos muy asperos. Frotó estos con el dorso de la mano ensuciandose del colorin rojo. Se asqueó y mientras ella hablaba el se lo estaba tratando de quitar.

-Eso trato. -Arqueó las cejas mientras se manchaba todo. Le preocupaba queno se quitara bien.

Suspiró profundo y prosiguó a aceptar los caminos de la chica. Su nombre resonaba por su cabeza, le era tierno y diferente; nunca lo había escuchado antes. El chico puso ambos pies de nuevo rigidos  en el suelo y reposo sus muñecas en la cadera.

-Ayiw, Lindo nombre. Dime Wolf, Es muy largo mi nombre y a muchos les confunde. -levantó su dedo indice tras extender un poco el brazo hacia ella. Volteó la mano, mostrandole la palma.- Ven.


Hizo una pausa  muy breve pensando al respecto de las preguntas que ella le hacia.


.
.
.

-haces muchas preguntas curiosas. Tranquila,  tambien lo ando pensando. Usualmente escucho cosas mas profundas, reales. pero esto, no. Y si, es como si marcara una melodia, como si esto  le faltara algo. Es decir.... -Con una mano empezó a chasquear  el ritmo  e intensidad cerca del oido de ella. - ¿Es como esto Ya? ¿Te parece familiar?  De hecho, esto es lo mas raro, pero empece a escucharla mas que todo cuando vi un cuadro moverse, bueno... solo las expresiones de las personas. pero hey... ¡Se movió al frente mio! -Exclamó; hizo enfasis con las manos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Lun Ago 07, 2017 10:02 pm
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
- Se le hizo realmente extraño el que le diese ese nombre. O Pseudónimo. Bueno, se conformaría de momento con aquel corto nombre, pues sería incluso un descaro exigir su nombre completo cuando ella jamás daba el propio. Era una mala costumbre, que alimentaba su egoísmo, siempre recibiendo la sinceridad de las personas, sin otorgarla a cambio. Se avergonzó en sus propias cavilaciones por un segundo.


A ojos externos, era una joven avergonzada mientras avanzaba del brazo y de la mano de una de las pocas personas sin ropa tradicional. - ¿Cómo no voy a hacer tantas preguntas...? - dijo sonriendo, empujándolo ligeramente con el hombro, incrédula de que le dijese eso ¿No le daban ganas de llegar al fondo de todo ello...? Como si la aventura hubiese tocado la puerta de su casa, con sushi y un buen vino rosado... acompañado de un repartidor rubio de sonrisa matadora y buen sentido del humor. 


Lo observó en lo que le explicaba aquello sobre las cosas que oía, eso quería decir que no era normal para el rubio, entonces... ¿Qué era...? ¿Por qué los dos? ¿Y porqué los dos no escuchaban lo mismo? Guardó silencio en lo que él expresaba la rítmica que escuchaba... era... el mismo compás que ella estaba escuchando, una cíncopa cada 4 compaces... lo mismo que estaba escuchando, o sea... al menos en el mismo tempo.- ... es muy-muy parecido a lo que yo escucho... - murmuró y cuando el mencionó lo del cuadro.- ¡A... a mi me habló una muñeca! - le contó alarmada.- Diantres... algo me da miedo de todo esto... - continuó pensando un momento, antes de que podía compartirle lo que escuchaba ella.- 

Si me permites... - murmuró volviendo a invadir su espacio, esta vez para apoyar incluso el oído ligeramente en el pecho de Wolf. Aún seguía allí, incluso... pudo escuchar una letra... no, esperen, la letra venía de atrás de ambos. Un conjunto de personas, tocaba y cantaba aquella canción que escuchaba desde el cuerpo del joven. Se apartó y volteó hacia aquellos músicos. - ¡Escucha... es esa canción la que escucho desde tí...! - dijo señalando al grupo de músicos, acompañados por varios actores, que cantaron un fragmento de aquella canción tradicional. - Acerquémonos... - le pidió tomándolo de la mano para que se apresurase, para quedar al frente de la multitud que rodeó a los artistas. - Yo... me sé esa canción... - murmuró en lo que, incluso sin llegar a pensarlo... comenzó a cantar palabras que no había conocido en su vida, no podía recordarlas, porque de ningún lado las había escuchado jamás... era igual a aquella vez cuando a Luna la utilizó a ella, a su voz, como instrumento musical. 



Ayiw supo, en lo que entonaba cada nota de aquella hermosa canción, que una gran energía se estaba acumulando en las cercanías. La vez anterior que había cantado de ese modo, había traído a un ser de otra dimensión hacia allí... esa vez... ¿qué podría llegar a suceder...? -
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Lun Ago 07, 2017 10:47 pm
Invitado
"¿Ella dijo de una muñeca?" Pensó.

Su semblante se fortaleció, extrañado trató de imaginarse una muñeca hablar o incluso moverse. Que terror sería experimentar estar encerrado en una habitación con una muñeca que pueda leer la mente, sobre todo pueda tocarte con aspectos que maltraten psicológicamente. De todo pasaba en la mente de aquel Joven rubio. Como reacción emitió un soplido, rápido y corto. sin embargo, aunque la situación le pareciera muy curiosa ya que nunca había estado vinculado espiritualmente con alguien permanecía calmado, escuchando las ideas de ella.

De un momento a otro el sonido del fondo se silenció. Sintió su pecho detenerse, su respiración baja apretarse, sintipo los cascabeles tintinear de nuevo. El sonido maltrataba sus sensibles oídos. Como odiaba el sonido de los cascabeles o campanas. Cerró un ojo con dolor dejando a la chica hacer lo que desee con el. No le incomodaba para nada su cercanía, es mas, su aroma le agradaba tanto. Era humana después de todo, lastima que le debiera tanto o si no...

-Oye oooyee. -Cantó. -Esto es acoso. -Le preocupaba mas que todo era que sintiera su falta de pulso. Aun así, le sonrió. Subió las manos recorriendo sus brazos mientras ella investigaba su pecho.- ... ¿Te refieres a.. cual? -Él había dejado de escuchar el sonido del fondo.

¿Se supone que debería estar escuchando algo? Aquel rubio pensó que el festival se había interrumpido o muy bien se habían alejado de lo mas importante, los actores. Tragó saliva en seco dejando que ella controlara su dirección. En el momento que llegó hasta aquellos músicos, utilizó su palma derecha como un amplificador pero nada. Así que cerró los ojos antes de entrar en pánico. Sabía que no se había quedado sordo, por la razón de que escuchaba perfectamente el hablar de Ayiw. De un momento a otro, empezó a escuchar un fuerte y doloroso sonido. Frunció las cejas y respiró profundo.

Una chica. Dolor. Una voz suave. Sentía su corazón quebrarse en miles de fisuras. La imagen del cuadro que vio al principio del festival apareció en su mente, aquel cuadro le estaba volviendo a cantar. No. Negó con la cabeza suave, estaba concentrado en lo que escuchaba. El sonido viene de atrás. ¿Entonces qué escuchaba la chica? ¿Qué es lo que ella está pensando que es real? Pensó, pensó durante dos minutos enteros y una luz vino a la mente. Lo estaban llamando, los estaban llamando. Wolf agarró de repente su camisa con fuerza resguardandose en su pecho. Miró a Ayiw con una sonrisa forzada.

-¿Estas segura que ellos están tocando eso? -La solución la encontró.- Ellos están tocando otra cosa, escucha bien chiquilla. Ellos no tocan eso que tú reconoces. Mueven sus dedos diferente a las notas escuchadas y los cantantes, peor. Cantan en destiempo. Lo que al parecer escuchamos, no viene de allí, si no de otra parte; hay alguien probandonos. -Dijo rasposo.

Acomodó su postura lentamente en la que iba tarareando la canción que escuchó mientras buscaba con la mirada el punto verdadero de origen. El paró de tararearla cuando señalo la dirección. Apuntaba a la tienda de muñecas antiguas. había algo allí, podría sentir una presencia entristecida en aquel lugar desde que la chica reconoció esa curiosa canción. Wolf hizo silencio miraba entusiasmado por el peligro.

-Creo que alguien nos llama ¿No quieres ir o te vas a seguir engañando? -Invitó tras hablarle por encima del hombro.




Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Miér Ago 09, 2017 4:48 pm
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
… ¿Acoso…? – alzó una ceja y sonrió de costado. – Usted, caballero, no sabe lo que es un acoso de mi parte… - una sonrisa ladina, mientras intentaba concentrarse en aquella particular melodía. Incluso, estaba llegando a disfrutar de la cadencia de su propio cantar vago imitando lo que percibía. 



Y al acercarse a los músicos, notó que la melodía había disminuido su potencia... la canción se apagaba. Se quedó en el lugar, sin dar real atención a su compañía rubia, solo... estaba concentrada en encontrar de dónde provenía el sonido, que... parecía extinguirse mientras más gente se congregaba. Se mordió el labio inferior y comenzó a angustiarse... ¿Por qué estaba... perdiendo la conexión? - ¿Wolf... qué...? - volteó con la intención de pedirle ayuda en cuando al asunto, a ver que si él podía escuchar aún, pero... su sonrisa, la forma en la que se sujetaba el pecho, le extrañó sobremanera. - ¿Estás... bien...? ¿Qué pasa...? - se acercó con velocidad y al escuchar lo que le decía... le encontró todo el sentido del mundo. Más una cosa le preocupó, él... estaba emitiendo un aroma ácido muy particular: estaba sintiendo dolor. - 


... espera... ¿probándonos...? - dijo y comenzó a seguirlo con dificultad. - ¿Engañándome...? ¡Oye...! Estoy haciendo mi mayor esfuerzo... - dijo avanzando con cuidado, entre aquellas tontas (pero hermosas) sandalias de madera. - Se incrementa el volumen... - susurró, sonriendo en lo que se acercaba cada vez más a aquel peculiar puesto de muñecas. Ya no había niñas... tampoco estaba la vendedora. Detalles que no pasaron desapercibidos en lo absoluto para la joven. - ... no está.... ya no están la muñeca de ropas rojas... - buscó con la mirada por todos lados... sin encontrar si quiera una sola vestida de rojo. 


"Deja que tus oídos guíen... no veas con los ojos... observa con los oídos... el camino está marcado por sí solo..."


¿Qué... era esa voz...? Dejar que los oídos guíen... cerró los ojos y de inmediato aquella melodía se hizo casi un estruendo en sus oídos, haciéndola saltar en el lugar. - ¿Eh...? - volteó a ver al Wolf, antes de acercarse para hablarle de cerca, solo para él. - ... cierra los ojos... y ayúdame a encontrar el camino. Ella me lo dijo... - susurró en lo que lo tomaba de la mano y se introducía en el estrecho pasillo formado por las mesas repletas de muñecas. 


Decir que avanzó a ciegas, sería una mentira... a cada paso,  la melodía se tornaba más sólida, más nítida, más hermosa... más triste.  Por lo que sabía que ese era el camino correcto. - No me sueltes, Wolf...  - apretó su mano un poco; si perdía a aquel rubio, se sentiría responsable de alguna forma. - ¿Puedes sentirlo...? Estamos cerca... - la cantidad de pasos que daban, no era acorde a la longitud del puestito. Si bien eran carpas amplias... tampoco para tanto. 


Y de la nada, un paso... la dejó en medio de algo frío, que le llegó hasta más arriba de las rodillas. - ¿EH? - dio un brinco y abrió los ojos por inercia, inhalando con brusquedad al sentir el agua fría mojarle las ropas y cubrirle las piernas. Miró alrededor, ni rastros de la hermosa feria, ni de la tienda. El agua estaba tan fría, que saltó sobre el joven, buscando huir de la incómoda sensación.


Estaban en un río muy ancho, de aguas oscuras, rodeado de naturaleza. - ¡Allí está la orilla!  - señaló colgada del cuello del músico con ambos brazos, esperando pisar suelo seco.-
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Miér Ago 09, 2017 8:33 pm
Invitado
Se detuvo en medio del camino, ella cuando se agitaba de esa manera no dejaba de emitir ese sonido del tintineo que tanto le estaba molestando. Podría ser tonto creer que lo  vincularía a algo religioso, pero no, es en verdad la frecuencia en la que era emitida. Si en verdad viene de su corazón aquellos cascabeles entonces, al angustiarse o llorar ¿Suenan mas? No lo sabía, solo trató de respirar, dejar pasar tantas preguntas de ellas y  entrar a el local de venta de muñecas. Sus labios deslizaron antes de tal acción unas costas y bajas palabras.

"Estás aquí..."

Aclaró un poco su voz y miró a la humana. Wolf se burló de  su quejido ya que entendía bien que en verdad se estaba esforzando. la curiosidad por las muñecas avanzó, tocaba con su dedo indice unas cuantas. Le gustaba el ambiente que los rodeaba y lo disfrutaría si no fueran por ese tintineo.

-¿Qué muñeca?  No nunca llegué aquí antes así que no se-... -Se vió interrumpido.

Estaba escuchando un sonido  familiar. Era  el mismo tono de voz que al principio le habló, aquel escondido dentro de la pintura. Apretó sus labios y cerró sus ojos un momento; el cuadro y el lugar olían igual, el cuadro tenia una mujer de la misma forma como la chica lo describió. Sonrió un poco agobiado y recobró la expresión tranquila para no preocupar mas a la chica. De un momento a otro ella estaba tan cerca  que  incluso tuvo que dar un pequeño paso hacía atrás. Entendía totalmente lo que ella le indicó y de la misma manera afirmó. De a pasos delicados daba, dejó su cuerpo a la melodía. El tintineó se suavizó y se combinó con la voz. La armonía, ahh... qué rubor  apareció. La voz lo relajaba, lo transportaba a otro mundo. Acarició  con el pulgar la mano fina, ella era la única que podría hacerlo darse cuenta que estaba en el mundo real.

"Siento que camino eternamente"

La habitación cegada por la oscuridad y armonizada por el canto entrara un cuadro surrealista. Caminaban y caminaban como si atravesaran varios arcos del Tori. Entre sus pensamientos llegó a ver un marco dorado por el cual atravesaron y la sensación de estar tocando a alguien se fue desvaneciendo. Wolf cerró la mano con la que se supone  sujetaba a Ayiw. La preocupación creció. Abrió sus ojos sin permiso  y solo veía oscuridad.

-¿Ayiw...? -La llamó apenas pronunciando su nombre. - ¿donde...? -Cerró con fuerza los ojos.

"¿Donde estas? Te necesito... Por Favor, no te vayas de mi lado. No se lo lleven..."


Volvió a sujetarse el corazón, su voz le dolía, le hacían sentir solo y sobretodo como si le arrancaran lo mas importante de su vida. Frunció las cejas. Unos brazos cálidos femeninos recorrieron el cuello de Wolf lentamente, estos lo abrazaron muy fuerte por el frente haciendo que abriera sus ojos por la impresión.

- ¡AH! - Vió a la chica castaña encima de él.

Perdió el equilibrio cuando toco tierra seca, se aferró  a la cintura y espalda de ella llevandosela consigo al suelo. había estado caminando sin saber que la cargaba ni mucho menos que iba hacia la orilla fuera de las aguas. Moz había visto a una chica diferente abrazarlo, ella era la misma que estaba en la pintura, la misma que estaba caminando por el festival cuando se encontró con su actual compañera; la misma que les estaba hablando.

-¡Lo..Lo lamento! -Estaba desconcentrado. Miró su alrededor y clavó la sonrisa nerviosa. - Entonces... esto es la música.

Se levantó, y ayudó a la chica a que lo siguiera. El lugar era como el antiguo Japón, arboles rosados, rio extenso muy denso, una espada de guerrero adjunto a una red de pesca en la orilla de este y a lo lejos, a casi un kilometro un puente  además de un sonido de una pequeña cascada. Se cuestionaba en donde habría parecido. De pronto aquel  cuerpo hídrico  empezó a tornar sus colores a rojo y el cielo a permanecer en un eterno atardecer. Sonidos de guerreros  se escuchaban aterrorizando a los pocos animales que curiosos apreciaban a los nuevos visitantes, los árboles totalmente estáticos cubrieron sus frutos y la luna apareció justo al lado del sol. Aquel rubio tomó a la chica por los hombros jalandola hacia sí mismo con brusquedad. Una flecha había caído casi a los pies de ella. la abrazó apegándose a su pecho escuchando como esas voces masculinas se acercaban.

-No entiendo qué está pasando aquí pero... Todo se siente demasiado real como para arriesgarme a verte que te pase algo mal a ti. ¿Aun lo escuchas, el sonido? Yo si. Pero no lo entiendo ya, es como si estuvieran a destiempos. Como si alguien hiciera la música   muy atrasada con respecto a la voz. y sobre todo, se alejaron. ¿Qué está pasando? Todo eso se alteró desde que el ambiente cambió...-Volteó a la chica, necesitaba verla a los ojos.

"Esto no es un sueño... La estoy sintiendo, el calor de ella. El aroma de ella tambien" Pensó.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Jue Ago 10, 2017 8:39 pm
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
- El frío le impedía regularizar su respiración; no pudo más que resollar hasta que Wolf la cargó de modo que no estuviese, casi, en contacto con el agua. Miró a todos lados en lo que notaba la orilla cada vez más cerca y a penas y dieron un paso fuera del agua se removió para que la bajar. No alcanzó a acomodar su propio peso, que... - Oye... ¿Eh...? - calló al suelo, no dolorosamente, ya que algo,mejor dicho, alguien había amortiguado la caída. - ¿Estás bien...? - murmuró aún desde el suelo, volteando a verlo, imaginándolo mareado o algo así. Más la sonrisa de su rostro... sí, volvía a tener esa sonrisa peculiar. ¿Por qué... la reconocía...? Tal vez se debía a que, consciente o no, estaba realmente atenta al rubio desde su extraño encuentro. 

Lo vio incorporarse y ofrecerle ayuda, la que aceptó de inmediato, pudiendo finalmente apoyar ambos pies en el suelo. La atención que había dado a sus ropas de nuevo, se centró en el hermoso entorno que pintaba un cuadro de ensueño. Fue un momento completo dedicado a admirar lo que ante sus ojos se abrió. Y que la castaña solo pudo reconocer de un libro muy aburrido de la clase de historia del instituto. Bueno, no era exactamente igual, pero tu peor es nada. Y, pareciendo una imagen de película, donde incluso la música acompaña, la melodía se hizo completamente clara a sus oídos. 

Volteó y el paisaje del río, lo único que hizo fue confirmar que desde allí venía la melodía que sus oídos percibían. La cadencia se fundía en uno con su propio corazón, compungiéndolo... aún al punto de llenarla en intención de llorar hasta más de lo que la correntada arrastraba. Más cuando quiso dar un paso para acercarse hacia donde inducía estaba la fuente sonora... 

... Wolf la estrujó contra sí, dejándola quieta, sin saber... qué pasaba. - W-Wolf... ¿Qué pasa...? me pones nerviosa... - musitó sintiendo el rostro y orejas calientes; su corazón dio un brinco... más lo atribuyó por completo al susto de su abordaje tan abrupto. Si... eso era; exactamente eso... había sido.

Sentía el corazón palpitarle en los oídos, más pudo escuchar perfectamente las palabras del rubio, lo que pareció acelerar aún más su corazoncito. ¡No tenía porqué ponerse tan zonza ante eso...? No tenía... ¿O sí? - Si la escucho... escucho la melodía, desde el otro lado del río... - cuando quiso señalar el lugar, la volteó y agachó el rostro, evitando mirarlo de frente, procurando ocultar su vergüenza de él, sus mejillas encendidas y mirada brillante. -

¡Tú, bastardo...! ¿Qué le haces a esa señorita? - bramó una voz fuerte, demandante, en lo que varios hombres armados con arcos, flechas y espadas les rodearon, apuntando directamente hacia Wolf. Quien alzó la voz, se acercó con paso firme, para tenderle una mano a la castaña, quien lo miró con ojos abiertos de par en par.- Acompáñeme, señorita, la guardia se encargará de que este maldito bastardo pague por sus acciones. - y le dejó la palma extendida. Entonces, Ayiw lo recordó:

En el antiguo Japón, eran mal vistos los extranjeros, así como los hijos de tales.
Nombrados como "bastardos" por haber mezclado la sangre nipona con la sangre de los hijos
de otras tierras, eran tratados solo por sobre los perros. Pero debajo de los esclavos.

Su clase de historia tuvo todo el sentido del mundo; miraban a Wolf como un extranjero. Sintió de pronto el tintineo del agite de una espada, acomodándose para retener al rubio. Fue un impulso que no pudo refrenar. Buscó, empuñó y blandió su hermosa daga, para apartar el filo que había osado acercarse a Wolf. - ¡Déjenlo... él...! - las expresiones asombradas y reprobatorias de parte de quienes obviamente tenían ventaja sobre ambos, le dio una idea... quizá un tanto peligrosa. - Es mi compañía.  - habló alzando el mentón, mirando con una determinación que hacía mucho no usaba y... sí, volvió a ella cual si aún estuviese en su país: la postura y presencia de la nobleza. - Deseo hablar con su señor. - dictó, sin dejar dudas a mal interpretaciones. 

Pocos minutos después... eran guiados por toda aquella guardia. Ayiw se aferró con fuerza al brazo del mayor aún a pesar de las miradas reprobatorias de los soldados, permaneciendo todo lo cerca que podía del músico. Estaba... asustada, más no se arrepentía de sus palabras. No permitiría que nada le pasase a Wolf.-
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Jue Ago 10, 2017 9:45 pm
Invitado
Wolf elevó sus cejas muy sorprendido por el ritmo de los cascabeles sonar porque estos  se sentían cariñosos  y firmes. Bajó la vista unos segundos antes de tener compañía, quería ver qué le sucedió y porqué sintió tan curioso sonar muy diferente a los que escuchaba cuando ella estaba ansiosa. Perfecto, la compañía anteriormente mencionada interrumpió sus cálidos pensamientos acerca del estado de la castaña. El chico frunció un poco sus cejas concentrándose en su alrededor, debía protegerla, algo le decía que ese lugar no era el indicado de estar. Algo como, el sonido del fondo, tal cual como una película.

Hombres armados los acorralaron  tan rápido que tras estar distraído tratando de mirar a los ojos a ella no pudo percibir la presencia de aquellos hombres aterradores. Su expresión dio a lugar la emoción del "Fastidio". Justo cuando todo se ponía extraño llegaron los hombre que a lo lejos escuchó.  Se escuchaban muy seguros de si mismos, ellos quería algo  con respecto a la castaña. No podría ser que en estos momentos una lanza justo por detrás de su nuca o estuviera amenazando. Por inercia soltó suave  a Ayiw sin despegarle la mirada seria  al hombre de voz alta. Los hombres de atrás murmuraban algo  sobre la historia, indignados quería  arrebatarle la vida al rubio. Tomo saliva y de reojo miró a la chica. Este le sonrio muy suave

"No pasa nada, saldremos de esto" Decía esa sonrisa delicada.

Volvió a ponerle el ojo al líder quien de a pasos cortos hacia la ronda hasta que una espada por poco le hirió. No tenía miedo de lastimar a alguien solo por protección, sus ojos se tornaron de rojo listos para contraatacar con su energía oscura hasta  que vió a ella  adentrándose a bloquear el ataque. Sus ojos se renovaron, sorprendido dio un paso hacia el frente con las manos  a la altura del pecho. Intentó pronunciar su nombre pero se vió interrumpido por la determinación de ella.

"¿Qué estaba pensando ella?" Pensó.

Un soldado lo empujó por la espalda con el pie  lleno de barro ensuciando la  chaqueta blanca de poesía. la incomodidad dominó  su  mente, durante el camino estaba mudo ni para animar a la chica habló, estaba concentrado por si en algún momento  aquellos hombres arremetieron violentamente contra  ellos. Wolf sabía que no estaba en desventaja. Aquel chico rubio era un abandonado por dios, al menos, el podría hacer algo por ella, pero al verla  algo en su interior le decía "Cuídala" Podría espantarla y crear desconfianza.

Era de tarde aun, el equinoccio se estaba acabando al pasar el tiempo, sirvientes abrieron sus puertas lentamente permitiendo entrar a la pareja. Apesar de ser un lugar lujoso, con bambúes y jardines enormes, Wolf nunca dejó de mirar hacia el frente. Escuchaba la melodía distorsionarse poco a poco  que entraban al castillo. El ambiente le confesaba que se estaban desviando de su  objetivo real. Humedece sus labios y  entró despacio al espacio cerrado. Las puertas se cerraron inmediatamente, y la mitad de los hombres se quedaron rodeandolos para escoltar.

Una sierva se acercó a Ayiw ofreciendole un cambio de prendas. La estaban tratando como si fuera una princesa. Fue allí donde Moz  abrió la boca, inclinándose un poco  a la altura del oído de Ayiw.

-¿Estás segura de esto? Se escucha como si me gritaran "vete" Y no me refiero a lo que se ve.  Si  no a lo que... tu sabes. -Le tocó el pecho, justo en el corazón.-

-Aquí solo puede pasar la Señorita. -habló un hombre sirviente del señor. Este de ropas de la época y de expresión muy marcada indicó a otros dos para alejar un poco al extranjero.

-Me quedo con ella. -Miró firme a aquellos que le hablaban.

-Cuide sus palabras. -Desenfundó un poco la espada, se sintió insultado tras escucharlo hablar.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Vie Ago 11, 2017 10:29 pm
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
- Su corazón palpitaba con fuerza, más no con velocidad. Tal vez era por la tensión que sentía cada uno de sus palpitares retumbar dentro de su pecho. Terminó por  aferrarse con aún más fuerza al rubio, mientras eran guiados por jardines que solo había conocido por la sátira de las películas, nunca pensó que realmente tal perfección se podría llevar a cabo. Cortinas de bambú verde intenso en contraste con el cielo rosado por el crepúsculo, hacían que aún a pesar de todo, aquello pareciese irreal.

Al entrar por las puertas, dudó en si avanzar o no. Ella... prácticamente ya no sentía la melodía, no... no lo hacía y se sentía vacía por completo sin el resonar constante de la música en sus oídos.

Sintió ganas de salir corriendo del lugar para volver a sentir aquella canción. Claro... llevándose a Wolf consigo. Notó que una mujer se le acercaba, a lo que reacia, retrocedió un pequeño paso, antes de sentir... "¡C-cielos...!" Su corazón volvió a rebotar dentro de su propia cavidad, en lo que volteaba ligeramente el rostro para ver al rubio de tan cerca, no sin antes notar la expresión desencajada de la mujer que le había ofrecido ropa. - Yo no lo escucho... Wolf, mis oídos no sienten nada... - murmuró con ojillos brillantes. ¿Lo decepcionaría al haber dejado de percibir la sonata? ¿Él... la dejaría atrás si es que no volvía a escuchar la armonía? Y fue el colmo, escuchar que si seguía allí, debía alejarse de él. La mujer intentó, con suavidad, apartarla de Wolf ante la señal del sirviente, a lo que... 

"Me quedo con ella" 

La voz de él, tan firme y decidida... le hizo feliz de una forma diferente. Parpadeó con velocidad, en lo que se soltaba del empuje de aquella mujer, que la guiaban a una de las puertas de la casa. -

Se quedará conmigo. - habló sin poder evitar que la voz se le quiebre, en lo que volvía a avanzar hasta quedar frente a frente con Wolf. Alzó el rostro, mostrando sus ojos acuados, antes de tomar con ambas manos de la camisa oscura del compositor. - No... me dejes sola... - balbuceó en voz baja, tensa, compungida. - ... si no las escucho, me siento... perdida... - admitió bajando el rostro.-

"Vaya... es extraño tener visitas tan sorpresivas, tan tarde... pero han de ser enviados del cielo" - una voz calma y grave se escuchó entrar desde el lado opuesto de aquel salón inmenso. Un hombre escoltado de 3 más, dos de ellos armados, se aproximó a los jóvenes. Sus rasgos y mirada profunda, develaban los años que cargaba sobre los hombros, la sabiduría que había adquirido en ellos y la paciencia con la que contaba. - "Por favor... dejen en paz a los invitados. Se les ve cansados. Nuestra hospitalidad ante ustedes..." - continuó el hombre y Ayiw le reverenció con elegancia y respeto, cuasi como un igual ante la presencia del señor. - "Bienvenidos sean a mi palacio. Lamento mucho la brusquedad de mi guardia, pero... estamos en un momento un tanto complicado. No será impedimento para acogerles. Les pido que se sientan cómodos..." - señaló el rededor, en lo que hacía una señal a alguien en un costado.- "Permítame presentarles a mi hija... la princesa Orihime. Quedarán a su cargo por esta noche ante unos pendientes que me han surgido." - El hombre habló en lo que se acercaba una hermosa mujer... vestida de rojo y dorado, con cabello oscuro recogido a la perfección en un tocado prolijo, que a cada paso... hacái resonar, de alguna forma, un cascabel. El "señor" reverenció y antes de retirarse y llevarse a los sirvientes, con una sonrisa de más sospechosa en los labios, murmuró: - Les veré a todos en la cena.

- La joven se acercó con rostro gachó y reverenció profundamente. Ayiw la imitó, más al alzar la mirada, notó que ella los miraba con expresión sorprendida. Y que en un dos por tres... se lanzaba a los brazos de Wolf, diciendo algo de que lo había estado esperando y que le agradecía mucho el esfuerzo, el que él hubiese acudido a su llamado. 

Ayiw debió controlar el impulso aberrante de arrancarla de encima del rubio. Con mucho esfuerzo. Solo se quedó, con cara de póquer, mirando la escena. -
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Lun Ago 14, 2017 8:23 pm
Invitado
Por poco había sentido el filo de aquella espada atravesar su corazón o quizás rozar el cuello, el hombre de aspectos clásicos japonés  desenfundado su espalda  un poco. El rubio lo miraba fijo a los ojos sin problema de defenderse de ello aún así pudiendo crear todo un alboroto.Pero otra vez, estaba Ayiw... Defendiendo con su delicado cuerpo. Lo ha tomado por sorpresa, separando  un poco los labios tras la impresión y el golpe en sus sentimientos  tras verla en ese estado, en esas lágrimas. Se sintió como si existiera un vinculo con ella siendo que apenas la conoció esa noche. Dejó pasivamente que se encargara de todo en ese lugar respondiendo con una suave sonrisa en la que exhaló. Pasos se escucharon acercarse y una voz apareció. Buscó el origen de esa presencia  encontrándose con hombre muy bien vestido acorde a la época. habló el señor de las tierras, el  dueño de tan gran castillo japonés.

"Ese debe ser el cabecilla de todo esto" Pensó. Su expresión seria se mantuvo al mirarlo.

De repente todos se han inclinado  ante su hablar. De tal manera su compañera tambien lo hizo. No lo entendía muy bien trascendiendo a una situación de verguenza por ser el último en repetir los movimientos de los japoneses. Se inclinó rápido y avergonzado, provocó una sonrisa de el Señor antes de este retirarse luego de hablar. Wolf trataba de mirar de reojo a las demás personas esperando a que estas volvieran a su postura para este regresar a la suya.

Una chica joven, pálida, mas que hermosa estaba detrás de aquel hombre. Mozart la vió en camara lenta como se acercó junto al sonido de los cascabeles sonar. Ella tenia muchos, mas que todo tenía una pulsera repleta de estos. La miraba mucho, con ternura e impresión. Tal cual el amor a primera vista hace.

Soltó un quejido tras recibirla suave en sus brazos. Concentrado en ella la abrazó de igual manera, quizás por amabilidad o por la cultura que ya el trae del occidente. Su cabello olía tan bien, sus adornos no lo molestaron a pesar de hacer ese ruido que tanto él detesta. Ella lo abrazaba con tanto cariño.

Mozart sintió a mas japoneses muy pasivos  guiarlos a ambos hacia  una habitación por elección de la princesa. Ayiw y Wolf debían cambiarse para estar totalmente adecuados para la cena con el Señor. La princesa soltó muy suave a el rubio, con una sonrisa y ligeras lágrimas deseando salir de sus ojos maquillados murmuró palabras. Sin separarse de la cercanía de aquel hombre miró a la castaña con una expresión desoladora, en verdad se le notaba mucho  la tristeza que acarreaba.  Ni ella misma sabía cómo decirle lo que siente, no si su padre o si los sirvientes de su padre estaban cerca como para escucharla hablar. la princesa miró con la vista limitada a las personas a su alrededor indicando a los siervos preparar té y llevarlo pronto a su propia recamara para así llevar a los visitantes a esta.

los cascabeles sonaron al pie de los sonidos que escuchaba Wolf, ver a la chica caminar por el frente hacia que sus sentimientos tuvieran a flote. No, se estaba confundiendo. Apenas se dió cuenta. Bajó la mirada sin decir nada para luego observar a Ayiw ser conducida tambien por la princesa a su habitación. Sentia un vinculo  con la castaña pero sentia ese mismo vinculo con la princesa. Sentia el sonido de los cascabeles provenir de Ayiw, pero tambien los mismos sonidos resonar de el cuerpo de la princesa. El en ese trayecto hasta llegar a la habitación sacó sus conclusiones.

Al llegar a una habitación con su compañera la princesa  ordenó a sus siervos esperar afuera. Ella cerró la puerta y pidió que tomaran asiento. Moz miró otra vez en silencio a Ayiw, trató incluso de sonreirle nervioso como disculpa por dejarse llevar del abrazo que le dió aquella otra mujer con tanto desespero mientras la princesa caminaba despacio a buscar una algo de su armario, Wolf aprovechó para acercarse a murmurar algo a la castaña.

-¿Aún no escuchas nada? -parecía mas preocuparse por la canción que por la misma chica. Pero no, sabía muy bien que sin la canción la chica podría sentirse desorientada.- Yo sigo escuchando los cascabeles pero.. ahora difere-... -lo interrumpieron.

-Ánimo, Acomodense. No puedo creer que  tras mis sollozos... llegaron. -Miró con ternura especialmente a el rubio. dejando a la chica a un lado. Bajó su mirada y apretó sus labios.

Wolf procedió a sentarse en unos cojines de la habitación, estos eran pequeños y estaban al frente de una pequeña mesa con té caliente ya servido. Todo al estilo japonés tradicional.

-Disculpe mi princesa... Pero. ¿A que se refirió con lo de... nos estaba esperando? -Arqueó su ceja, movió un poco su cabeza hacia un lado y dejó sus manos sobre las piernas.

La princesa hizo un silencio largo, sus ojos se cristalizaron de nuevo. Estaba sumergida en sus pensamientos tan así que únicamente pudo mover su derecha, justamente la misma  en la que traía la pulsera de cascabeles. Ella sonrió suave y habló sin mirarlos.

-He pasado dias... sin poder hacer nada por alguien y me di cuenta que. Solo los apropiados podrán ayudarme. -Levantó la  vista.- Solo los que escuchen la melodía serán capaces de vincularse y aceptar mis sollozos...-Desvió la mirada hacia una ventana. Ya se hacía de noche.- Solo los que me entiendan podrán ver el problema. Solo ustedes sabrán la verdadera razón por la que pudieron llegar aquí.

-Pero.. Puede decirlo. Es decir. Me ofrezco totalmente a usted. -Reposó su mano sobre el pecho, sonriéndole con gentileza.

La princesa lo miró de repente, sonrojándose por tal acción, para culminar con  dos lágrimas deslizarse por su mejilla mientras sonreía enternecida.

-Eres, mi gran amor. Tu y solo tu. -confesó antes de desviar  de nuevo la vista a las tazas de té japonés. - Pero no, si  digo lo que ustedes tienen que percibir... te perderé para siempre. Mi hombre amado.

Ella no quiso decir nada mas. Tomó con cuidado una taza de té verde  y antes de dar el primer sorbo tarareo justo la melodía que la castaña imploraba poder escuchar de nuevo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Lun Ago 14, 2017 8:43 pm
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
- La cuestión era confusa e irritante en la misma medida. Ver como ella se lanzaba a los brazos de Wolf, no fue nada en comparación al torbellino de cosas que sintió al ver cómo él le devolvía el gesto como si fueran amigos o algo más de toda la vida. Debió apartar la mirada, no le hacía bien tener esos pensamientos, ni sentimientos. No iba con ella, con su forma de vida, ni de ver las cosas. Pero ¿por qué le molestaba tanto… eso? Inhaló todo cuánto podía y exhaló con fuerza, notando que más personas se acercaban. Tal al pendiente estaba de sus pensamientos brumosos que no llegó a notar que no tenían malas intenciones. Retrocedió un pequeño paso y al voltear a buscar apoyo en Wolf… una punzada le atravesó desde la nuca a la frente, al ver que aún seguían cómodamente abrazados. Apretó la mandíbula cuando sus ojos se cruzaron con los de la princesa y sintió que la garganta le estrujaba en ganas de llorar. Igual que cuando habían estado frente al río, de dónde ella escuchaba la melodía. ¿Por qué estaba tan triste…? Maldijo su empatía en aquel momento, porque la compasión inmediata que sintió por la bellísima joven, opacó sus sentimientos iracundos. Alguien la guió hacia algún lugar, no supo dónde pero se dejó. No quería presenciar todo eso. Jamás había sentido tanta triste, y tanto enojo en su corta vida.

Avanzaron por un pasillo largo, asediados de personas que reverenciaban y seguían órdenes de la mujer que los guiaba, caminando por enfrente de… ambos. Tuvo que mirar al costado de soslayo, verificando que Wolf seguía allí. Más apartó la mirada cuando las puertas le dieron la bienvenida a la más hermosa de las habitaciones que nunca había visto. Una vez leyó un libro, el ambiente le recordó a cómo la autora había descripto la habitación de una princesa que huía con un hombre al cual había aprendido a amar tras algunas desventuras juntos. Giró el cuello, asombrada de todo lo que veía, para cruzarse con la mirada azulada del rubio. Su expresión cambió 180°. Apretó los labios y sus ojos usualmente cálidos y suaves, se endurecieron; ni tras su intento de sonrisa logró hacerla modificar ni un poco su expresión estoica. Bajó la mirada, terminando por abrazarse a sí misma. ¿Qué le pasaba…? Se desconocía a sí misma. Pero su corazón se aceleró, sí… una vez más al sentirlo tan cerca. Apretó uno de sus pequeños puños escondidos en la manga del kimono sucio y mojado, antes de solo negar una vez con la cabeza, sin mirarlo de frente. 

La voz de la princesa, provocó que su corazón doliese de tanta tristeza que la llenó, solo por percibir su voz. Se apartó del joven antes de verlo tomar asiento. Inhaló, dándose valor, en lo que se acercó y sentó un poco más apartada de ambos. Simplemente, no le agradaba el verlos juntos… tan… conectados. Y ¿de dónde diablos iba esa mirada tan cálida de parte de la princesa? Bajó la mirada hacia una taza de té, humeante y tibia; se le revolvió el estómago de solo pensar en consumir líquido. No, estaba totalmente inapetente, pese a sentir una pequeña punzada en el estómago, que le indicaba que hambre sí tenía. 

Solo se dedicó a escuchar la voz de la mujer aquella, que le estrujaba el pecho como si le caminase una fila de decenas de personas por encima. Se le dificultaba el respirar cuando ella hablaba. Quizá por su estado, pero no llegaba a comprender del todo lo que la mujer quería decir. Cabe decir que notar que Wolf sí le estaba entendiendo, contribuyó a su mal humor de forma considerable. Solo un par de frases le quedaron en mente: 


“Solo los que me entiendan, podrán ver el problema”.
“Solo los que escuchen la melodía serán capaces de vincularse”.


Ella no le estaba entendiendo. Tampoco la escuchaba la melodía, por lo que su presencia no era necesaria en ese lugar. ¿Qué demonios hacía allí, si ya no oía nada, no podía entender a aquella mujer, por lo que tampoco podía entender qué hacía allí? Se contuvo de suspirar una vez más, sería maleducado de su parte, y aún sentía un nudo en la garganta cada vez más fuerte que escuchaba a la princesa luego de algún sollozo. Más…. Lo que dijo al final, la dejó pensando de alguna forma, sonándole algo que, quizá en sueños, había comprendido sin haber estado consciente. 

Pero no, si digo lo que ustedes tienen que percibir... te perderé para siempre. Mi hombre amado”

¿Ella… estaba tan feliz… porque Wolf, quien escuchaba algo que ahora ella no, podría ayudarla… porque la entendía… porque le ayudaría a no perder para siempre a su hombre…? Torció los labios, en lo que intentaba darle sentido a todo eso. 

Su frustración le impedía pensar con claridad. Y comenzaba a sentirse incómoda con aquellas ropas en primer lugar mojadas; en segundo, lucían como harapos ante la magnificencia de la vestimenta de Orihime. Bajó la mirada hasta sus rodillas, sobre las que reposaban sus puños cerrados con fuerza. - ¿EH? – se asustó cuando alguien la sacó de sus pensamientos al tocarle el hombro, más al notar que era Wolf, se alejó de su mano todo cuando tu posición sentada le permitía. Mirándolo ceñuda, fijamente.-
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Lun Ago 14, 2017 9:17 pm
Invitado
En el tiempo que pasó escuchando  a la princesa y tratando de comprender los asuntos que ella relataba o intentó  soltar hacia los dos visitantes. Aquel joven músico atento a sus palabras dejó pasar una situación mas delicada, la de su compañera. La princesa finalizó de a poco su taza de té y de tal manera a lo que dirían "lectura de mentes" una sierva abrió la puerta, ella tenia unas prendas mas adecuadas para ambos muchachos. La princesa habló, le comentó que lo dejara a un lado, pronto se desocupara con ellos y así esa sierva pueda guiarlos a las aguas a darse su debido baño y vestimenta mas confortables. Eran sus invitados de ahora en adelante. El ambiente poco a poco se tornó denso, nadie comentó nada, la mujer de cabellos oscuros tomó la oportunidad para contemplar a la castaña.

-Será mejor que  se pongan algo mas cómodo para esta noche. Será helada. Mi padre los espera. -Cerró los ojos antes de levantarse y dirigirse a la puerta. Su mano delicada acarició el marco de esta mientras por  encima del hombro miraba a rubio.

-Si ¿No te parece bueno Ayiw? -Trató de llamarle la atención. Pero falló. Arqueó las cejas extrañado por ella.

Wolf sentía la mirada penetrante no tanto de la espiritual proveniente de Ayiw si no tambien la de la mujer. Vió como ella se alejaba sin antes recibir una sonrisa llena de esperanza. Era hermosa de esa manera. La puerta se cerró dejándolos a los dos dentro  con el té de cada uno servido aun.  De golpe recostó su cuerpo, con las manos extendidas hacia atrás y la vista hacía el techo suspiro.

-¿Es muy amable no? -Dijo entre suspiros. Le  echó un vistazo por el rabillo del ojo a Ayiw en espera de respuesta positiva.- Me pregunto porque estará así...-Cerró los ojos tomando un momento para soltar una risilla.- ¿Me esta diciendo mi amado o es solo cosa mía? Como si fuera algo de ella. Este es un sueño muy curioso ¿No? -Abrió su ojos relajado.

Esos cascabeles aún le sonaban.

-Tenemos que ir con el padre de ella ahorita. -Dijo sin ánimos de presentarse allí.- Tengo tantas preguntas para la princesa, pero parece que ella no quiere hablarlo. -Volteó a mirar a Ayiw. ¿Acaso la había molestado en algo? Frunció su boca hacía la derecha sin dejarla de ver.-  ¿Qué sucede? ¿Dije algo mal? -Parpadeó un par de veces dudoso.

Tocarón la puerta, una voz femenina apareció detrás de esta. Incluso, la silueta de esta mujer con prendas de acorde a la epoca, sutiles pero de telares largos anunció que no estaban del todos solos.

-Disculpe, pero el baño está preparado. La cena con nuestro señor será en unos momentos. -Habló tan pasiva.

La silueta al terminar se retiró de la transparencia de aquella puerta haciendo sentir mas tranquilo a Wolf. Este chico sonrió suave mientras en sus pensamientos aparecieron recuerdos acerca de la época en la que él tambien pasó. Una cena con el emperador o rey luego de estar instalado en una habitación con un buen estilo occidental de la época clásica. Lacayos avisando sobre apurar el paso de una manera sutil sin crear conflictos con el invitado. Todo era igual solo que en diferente cultura. El mismo sabía lo que era obedecer esas órdenes o sencillamente a la hora de la cena enfrentar al de la corona y decirle lo tan indignado que estaría, le es normal y nostálgico.

-Será mejor alistarse o huir, tú decides.-Comentó en broma.- Esta clase de cosas ya las he vivido y siempre terminan así.

Observó después a su compañera decidido a esperarla justo allí sin aún levantarse, descansando mientras Ayiw tomaba su elección con respecto a las prendas que trajeron.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Lun Ago 14, 2017 9:26 pm
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
- Inhalar... exhalar...

Había sido educada para tratar con personas aún más poderosas que monarcas, reyes y zares. Por lo que pudo mantener, una compostura helada. Él... parecía... tan concentrado en buscar la solución a todo ese asunto. Le hacía sentirse pequeña... y ¿para qué negarlo? Olvidada. 

Si aquella mujer había llamado, en teoría, a ambos ¿por qué diablos no podía percibir nada? Había reconocido la melodía de la voz misma de la princesa, pero... eso no tenía nada que ver con lo que ella escuchaba antes de ir a aquel lugar tan... "desagradable" pensó mirando al frente, sin apartar la vista de un punto sobre la mesa, aún al sentir la mirada de la princesa sobre sí. Estaba tan al pendiente de ella que pudo percibir que ella estaba... ¿divertida, con su reacción? Era como si ella supiese la verdadera razón del estado de Ayiw. Como cuando un experto observa a un novato en cualquier tarea: una gracia con ternura. Su interior se envenenó aún más, sintiendo la impotencia crecer dentro de ella. -

... - no pronunció palabra alguna para la frase dicha por la princesa, de que iban a ser esperados a por el Señor. Volteó robóticamente a mirar por solo un segundo a Wolf, antes de regresar la mirada al frente. Su pecho, estrujado por toda la tela, aclamó su espacio en un respiro profundo, antes de escuchar la voz del rubio, ya recostado en el suelo cómodamente. Volteó a verlo, antes de inhalar una vez más. - Claro, amable... - repitió terminando por fruncir de nuevo los labios.- Tú sabrás porqué te llama así. - murmuró volteando antes de que la mujer hiciese acto de presencia.

Qué les traía... ¿Qué era... ropa? ¿Baño...? Ella no quería nada de eso.Solo quería volver a sentir la melodía, si no la sentía, quería decir que su presencia no era necesaria. Quizá eso era lo que continuaba martillando su joven mente. - No me gusta tener sueños que no llevan a ningún lado. - terminó por decir entre dientes, notando que él parecía... no escucharla. Aquello no encendió su furia... fue feo de alguna forma.

- La verdad... que un cambio de ropa no le vendría mal. Tenía los pies helados, pero... si, su inmenso orgullo le refrenaba de tomar la ropa limpia y seca. ¿Qué harían a partir de allí...? o mejor dicho ¿qué haría...? Porque Wolf parecía tener en claro qué era lo que haría. Entre tantas cosas, ya no tenia ánimos de preguntarle. -

Quiero huir.- terminó por decir, mirándolo allí, recostado, relajado... descansando. Claro, él había llegado al lugar donde debía llegar en ese alocado lugar donde el sol y la luna convivían en esplendor sobre el cielo. - Mi lugar no es este... - afirmó colocándose de pie, para avanzar y ubicar de la ropa nueva... solo tomó los calcetines para echárselos al bolsillo. - ... no te haré venir conmigo, se nota que tienes muchas cosas que hablar con Orihime. - Terminó por decir dirigiéndose a las puertas, abriéndolas para salir directamente al pasillo, donde... un guardia la gritó algo, algo que no llegó a entender, antes de salir corriendo por el susto. 

Como alma que lleva el diablo, corrió por el pasillo, doblando... izquierda, derecha, izquierda, derecha, derecha... y una inmensa cortina le sirvió para ocultar su cuerpito, en lo que la ola de guardias que venían tras ella. Esperó un momento, quizá por primera vez arrepintiéndose de  haber sido tan apresurada y de no haberle insistido a Wolf de ¿acompañarla...? No, eso era tonto. Wolf entendía a la princesa y debía quedarse con ella. Inhaló y acabó por guardar extremo silencio para ver si podía salir o no del lugar. Alguien se aproximaba, pero no eran soldados. Eran pasos tranquilos y voces  tranquilas. 

Se mantuvo oculta, reconociendo la voz del Señor de la casa. 

"... quiero que sea todo, lo antes posible. Ella parece reacia, pero por dentro está muy contenta con el compromiso" - hablaba... ¿de su hija? Atendió un poco más. - "Todos estos años de soledad le han hecho un poco tímida al principio, pero en poco tiempo aprenderá a llevar vida de casada, la vida que tiene la esposa de un gobernador. A penas se realice la presentación esta noche, podrá ponerse fecha, lo antes posible." - Ayiw se cubrió los labios con una mano aún oculta. Iban a casar a Orihime. Cerró los ojos con pesar. 

¡Esa era la razón por la que ella hablaba sobre perder hombres amados, porque no podía hablar en voz alta sobre su pesar, porque... había solicitado ayuda...! Comprendía, desde la hiel de la amargura, lo que era que procuren atarte a alguien a quien no se ama. Pero... ¿Qué harían...? 

"... ¿y si cometí un error al huir así, incluso de Wolf?" la pregunta resonó en su mente, en lo que se le encendía un foco. 

Tenían que ayudarla a escapar. La cuestión era... ¿cómo encontrar a Wolf en ese enorme palacio...? Ya se había dado a la fuga de los guardias... Su mente pensó y pensó y al ver pasar unas sirvientas apresuradas para preparar y servir la mesa... sonrió con malicia.-
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Mar Ago 15, 2017 12:22 pm
Invitado
-Huir. -Susurró.

Miraba hacía el techo de una manera melancólica, sus pensamientos infundidos en las últimas palabras de Ayiw, la canción y sobretodo la actitud que ella estaba tomando tras ver a la princesa. Suspiró un par de veces recordando cada comentó en el que vió anteriormente su entusiasmo comparándolo con lo último. El tiempo hacia su trabajo, el sueño iba dominando sus ojos.

Por un momento su campo visual de ilusiones se tornó en negro y comenzó a recrear imágenes gracias al recuerdo de la melodía. Mozart era capaz de tomar una melodía y representarla perfectamente con tan solo escucharla una sola vez. Gracias es eso, la imagen de un cuadro surgió, se fue trazando una historia de a pinceladas impresionistas en el que estaba la imagen de la princesa estaba tarareando una canción a las afueras del palacio. La canción movía el cuerpo de la dama por un paisaje de árboles sin hojas dirigiendo su pálido cuerpo por un puente en cuyo final se vio a sí mismo. Frunció las cejas Wolf. En ese paisaje se vio a el mismo sonriendo con tanta emoción por verla, este estaba pescando, tenía un atuendo muy japonés de el pueblo común. En visión antes de quedarse dormido, vió como se abrazaban dando giros mientras levantaba el cuerpo de la mujer. Reian, gozaban pero... Tenían miedo. Sintió su pecho golpearle. Estaban huyendo de algo posteriormente, algo... Huían de soldados japoneses ¡Una flecha atravesó y desapareció al hombre del sueño!

Abrió los ojos de golpe y se sentó inclinando la cabeza hacia abajo mientras sujetaba la frente. El hecho de dedicarse a relajarse y recordar la melodía sonar lo hizo entrar en razón. El cuadro, la muñeca, los músicos, la flecha que cayó al principio de llegar a ese mundo antiguo; todo estaba relacionado.

"¡Oh no Ayiw, Porque demonios la deje ir así no más!" pensó angustiado.

De casi un brinco se levantó a la puerta, cuya abrió groseramente encontrándose de frente a unos soldados que vigilaban la habitación. Escuchó un grito a lo lejos, era la princesa, sin embargo a esta distancia en la que estaban no lograba captar bien las voces a pesar de que su raza lo ayudará, estaban muy lejos.

-Disculpen pero este hombre es de alma libre. Liiiiibre -Dijo con un tono de sátira, los retaba con su palabra.- Así que necesito ir a donde está la princesa pero antes ir por alguien en especial. ¿Podrían decirme?

Sin chistar, obtuvo una respuesta negativa. con su expresión altanera habló a los soldados, eran tres solamente, provocando que estos sea por su expresión o por una orden, lo apuntaron con las lanzas. Mozart cerró su boja, abrió los ojos muy infantil mostrando sorpresa y sonrió de vuelta arqueando su ceja. Pasó el dedo índice por la hoja metálica de la mas cercana acariciando su frío metal hasta encontrarse con la parte de madera. La sujetó con fuerza y miró por debajo al poseedor del arma.

-¿no disque éramos invitados? ¿Ahora que paso? -Cantó.

-El señor quiere que asistan a la cena, sin chirriar. Pero uno de ustedes se desvaneció. Eso es una falta grave. -Planteó firme.

"¡Ayiw!" abrió los ojos en grande.

-Disculpen de nuevo, pero no soy un mono de entretenimiento para un rey. Aquí somos los que decidimos si queremos ir o no. Y mucho menos. -Apretó su mano partiendo el palo del arma en dos. Su mirada se tornó roja. -En que esa tal cena sea en verdad obligatoria y que si no asistamos... -Caminó hacia el frente partiendo con la mente la otra lanza que lo amenazaba.- Nos quiera encerrar como monos de feria.

Corrió esquivando los ataques de ellos quienes se arremetieron contra él con su cuerpo. Lo tomó como un juego mas, le divertía tener problemas de este calibre. Tras esquivarlos rasgo una cortina del camino arrojándola a sus tres perseguidores encima. Era pesada y molesta tal cual haría uno en una pelea de cantina. Hizo mofa y sin poder recobrar el color de sus ojos azulados corrió en búsqueda de aquellos cascabeles esperanzado de no equivocarse con los de la princesa. La alarma fue impuesta. La princesa estaba al parecer encerrada en la habitación de su padre sin posibilidad de poder salir y con lágrimas rebosando a sus mejillas tarareaba la canción que tanto conocía Ayiw y Mozart. No estaba sola la princesa en el cantó, alguien mas en quien sabe donde tambien le respondía con el canto. Las armonías hicieron que se despistara en su escapada por los pasillos encontrándose de frente con los guardias que estaban buscando anteriormente a Ayiw. Un punto a favor, le facilitaron la salida a ella pero en contra, están justo al frente de Mozart.

-¿Cuál es el problema conmigo ahora? -Sonrió con inocencia mientras mostró sus palmas al aire.

-Mi hija, contraerá matrimonio con alguien muy especial para ella desde ahora. Alguien como tu y aquella niña nunca podrán desviarla de su prioridad. -La voz del padre de la mujer apareció de entre los soldados de su parte trasera. - Y me ayudaras a acabar con sus distracciones a no ser... Que quieras a aquella chica desaparecer.- Habló con malicia, mientras ocultaba su boca con un abanico de plumas blancas.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Miér Ago 16, 2017 4:37 pm
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
- Frío. Ahogo. Corriente.

Todo lo que había era eso, todo lo que percibía eran esas tres cosas. Sumado a la oscuridad de la que no podía librar desde hacía... ¿cuánto...? Si hubiese tenido una ligera percepción consciente en ese momento, se habría preguntado cuánto tiempo hacía que no veía algo que no fuese oscuridad... oscuridad... y frío... y ahogo... mientras la arrastraba la corriente. 

Un par de manos firmes, de la nada, la movieron al sostenerla de un brazos, pero casi inmediatamente, la sacaron del agua al cargala con cuidado, pero apuro. -

Princesa... ¡Princesa mía... por favor...! - escuchó a lo lejos, mientras alguien la... ¿desvestía? No sentía nada que no fuese lo que percibían sus oídos. - ... no, no... debe.... abrir los ojos... si me oye, diga algo... ¡Dígame lo que sea...! - Unas manos le presionaron el pecho y unos labios tibios le llenaron los pulmones de aire, incómodo y dioxidado aire que logró hacerla toser con violencia... algo escurría de su garganta, por su boca y labios, mientras intentaba toser para quitar aquella molestia de su laringe. Alguien continuaba intentando quitarle la ropa, murmurando algo de... "pagarán por lo que te hicieron, mi señora..." Intentó apartar las manos. Toda mano ajena, tan apresurada, desconocida, le traían recuerdos oscuros y amargos, de hace ya algunos años, pero que continuaban haciéndola estremecer. -

Por favor... no... - murmuró intentando enforcar algo con los ojos, todo estaba oscuro y borroso. -

Tranquila... tranquila, por favor... - murmuró con voz ahogada aquel... joven. Parpadeó con fuerza en lo que notaba que estaba solo con la fina capa de "ropa interior" empapada cubriéndola por completo. Quizá solo en ese momento recordó el frío, antes de sentir una tibieza cubrirla por completo. Era parte del ropaje de aquel joven, que le sostuvo el mentón, mirándola con tanto detalle, tan fijamente, que debió apartar la mirada, turbada. - No me temas... jamás osaría hacerte nada, que tú no deseares...  mi princesa... - vacilante, como temiese asustarla, acabó por rodear su cintura con ambas manos, para estrecharla en un abrazo tan dulce.... tan... cariñoso que... Ayiw cedió, terminando por corresponder al gesto, cerrando los ojos. - Sabía que vendrían... - afirmó con toda la fé del mundo. 

Solo entonces, Ayiw supo, que ella había llegado donde debía llegar en ese mundo. -

¿Qué... es lo que sucedió? ¿Por qué... te encontré en el río, princesa...? - preguntó él, apartándose a verla, acomodándole el cabello un poco, antes de alzarla una vez más, alejándola de la orilla. Ayiw se sorprendió ante la pantalla blanca que fue su mente por varios segundos.-

... Me... capturaron los guardias...- recordó de súbito, sintiendo un inmenso nudo en la garganta al revivir la escena en memorias.

Flashback:
"La lanzaron al suelo con fuerza. Su cabeza rebotó contra el suelo, porque tenía ambas manos atadas a la espalda. Escuchó su nombre de la voz de Wolf, a lo que intentó buscarlo con la mirada, pero... un pie en su espalda le hizo mantenerse quieta; le dolían los hombros por las ataduras, pero nos e quejó en lo absoluto. Escuchó.. a Wolf... ¿enojado...? ¿Realmente estaba enojado? 
Su corazón se aceleró antes de cerrar los ojos.- ¡Wolf, déjalos...! - gritó con todas sus fuerzas.- No puedes dejarla sola... Please, don't let her alone... she's going to get married with a man... - la apretaron contra el suelo, interrumpiendo sus palabras.- She is going to be force to married... please... don't do anything that can take you away from her...- sintió las lágrimas rodar por su rostro. No podía permitir todo eso... no podía. - She needs you... - ella podía... cuidarse. Ella podía llegar a cuidarse sola, la princesa no, y no podían huir solo los dos dejándola a merced de un arreglo.
Más aún, si Orihime, tenía a quien amar. - Yo no te necesito... just listen... I'm gonna sing to you... I'm gonna sing for her... - murmuró, antes de  hacer un movimiento extraño, que terminó por derribar a quien la pisaba, antes de que le cubran la cabeza. La sacaron del lugar a la fuerza y... un golpe la aturdió... y luego... solo recordaba el frío.. y el ahogo... y una corriente que la arrastraba..."
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Miér Ago 16, 2017 6:59 pm
Invitado
Bajó las manos a lado y lado de su cuerpo, un  poco abiertas y tensas. Su mirada roja   chasqueó contra la del hombre de edad forzando a sacar la ira de su interior tras escuchar tan depravada y egoísta voz. ¿Acaso era su hija o era  una sirvienta mas o un objeto mas? Como odiaba  que abusen del poder y aún mas maltratar a un ser así. Pobres hombres, no tenían ni la menor idea  con quien se enfrentaba. los humanos son muy débiles y claro impulsivos. Wolf sonrió  entre líneas y escuchó cada crujir de  huesos de los soldados. ¡Venga si quiere, si es cuestión de derramar sangre  en este sitio por mi no hay problema! Pero... Algo dentro de él lo hacía dudar. ¿Y si empeoraba la situación? Acaban de nombrar a la castaña, ella muy bien puede estar en peligro y si  no se entrega... ¿Qué tal si le hacen daño? El estaba totalmente a cargo de ella, se sentiria horrible por dentro si dejara morir a alguien por su culpa.

"Capturenlo"


El viejo bajó su abanico de plumas justo  al pecho retirándose  por donde llegó. Dos soldados fueron contra él. ¿Pero acaso a aquella chica le gustaría eso? Entonces la voz de la razón de Mozart hizo su aparición.


No, haz lo que sea por ella. Haz lo que ella te dice. Ella  escucha la melodía del saber.


Relajó su cuerpo tras la sorpresa de escuchar la voz de la pequeña Ayiw dentro de su cabeza. Levantó la mirada fugazmente a su alrededor. El olía una raspadura, era humana, era parecida al aroma corporal de a chica castaña, al parecer la estaban lastimando sin piedad. Sintió un golpe en su corazón y los cascabeles empezaron a sonar mas nítidos. Tomó aire y dio varios pasos hacia atrás como defensa propia mientras su mente joven volaba tras estar recibiendo palabras con la voz de ella, como si  estuviera hablando con él.

-Entonces... -Cerró sus ojos sonriendo suave.- ¿Eso es lo que quieres?

Abrió los ojos  de golpe. Cortó sus llemas de los dedos con la uña de su pulgar. Su espacio al rededor  rojo se tornó. En un parpadear de ojos cuatro hombres que los rodeaban fueron atravesados con
un látigo hecho a partir de la sangre de sus dedos. Solo se bastaba para un movimiento hacia el frente y sus vidas serían tomadas. Así fué. Un ambiente desfavorable. Heridos, muertos. Los soldados con su código de valentía se abalanzaron. Su sangre usada con el látigo regresó a  su interior y  con su fuerza se impulsó hacia  el frente sujetando a un hombre por el rostro empujándola con fuerza sobre humana sobre los que bloqueaba su camino y así correr en búsqueda de la princesa.

Era veloz, era ágil y sobretodo era abrupto  al usar  su fuerza y sangre como ataque a cualquiera que se encontrara en su camino. Ambos pies sobre la puerta, su chaqueta,  mano derecha,  un poco en el pantalón y tres gotas sobre su rostro fueron coloreados de rojo. Antes de abrirla  con el dorso de la mano se limpió el rostro sin olvidarse de lamer  lo que quedó  restregado en su mano tras la limpieza. parecia un felino. Tras la cuenta de tres  intentó abrir la puerta, sin embargo fue imposible al principio estaba cerrada, por  lo que tuvo que tomar medidas  drásticas. De varios golpes rompió la puerta  asustando  a la persona que estaba escondida entre tanta vigilancia.

-Tranquila... Yo no muerdo... -Dijo exhausto. extendiendo la mano a una mujer.

-¿Qué le pasó a los guardias? -Dijo mientras se sujetaba la muñeca, estaba temblando por  el alboroto de afuera. Tenía miedo..- ¿Qué está pasando allá afuera? ¿Y La pequeña?

La princesa encerrada:
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] P7091018
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
-¡Señor! Se ha escapado. Al parecer .. es... muy fuerte. -De rodillas anunció al gobernador que estaba sentado en un lugar imperial, vigilado y con colores dorados de decoración.

-Entonces, Vayan por la chica, no creo que con ella aquí sea capaz de huir y abandonarla. -Se abanicaba con las plumas portables.

-¡Señor! - otro soldado agitado  se acercó  dando su debida reverencia.- ¡La princesa no está!

-¿Que? Busquenla, debe estar con aquel. Contacten a los mas apropiados para este tipo de trabajo, no puede abandonar el lugar Orihime. No mientras yo esté aquí. -ordenó tras levantarse del trono irritado.

De respuesta inmediata los soldados abandonaron el lugar en búsqueda de los fugitivos. por otra parte Mozart consiguió llevarse a la princesa  sin aún poder dejar el palacio. Ellos caminaban con cuidado tratando de escapar de los guardias, moz buscaba algo se notaba angustiado por sus pensamientos. Además, hay que destacar que hacer tales poderes y manejos era realmente agotador y peligroso si se llegara a cansar en medio de la corrida. Necesitaba reposar y pensar bien en donde podría estar la  castaña. Entonces decidieron y con mas cautela por lo tanto, ambos recostaron sus espaldas contra una pared de un pasillo aparentemente solo. ¿En donde podría estar la castaña? Debía  buscarla a pesar desobedecer. Ella era su prioridad, sin ella no estaría aquí y lo mas probable es que sin ella no podría salir de esta situación. La necesitaba.

-Hay un lugar secreto aquí... Pero, debe estar vigilado. Y no se que clase de peligros haya si vamos directamente...-Comentó Orihime al dar dos pasos hacia el  medio del pasillo.

-mira.. -Caminó hasta la princesa tomando ambas manos de ella suave. La miró calmado a los ojos.- Sé cómo puedes escapar de aquí. No se, pero necesito  que estés bien o Ayiw nunca me lo perdonará. Así que no importa como sea dime donde es, pero, te ruego que... Hables todo. -cerró los ojos fuerte desviando la mirada. Soldados caminaban hacia ellos, eso le estresó- Haa... Mira. Hay alguien   a quien tu buscas y no soy yo. Él esta en algun lugar y se que tu sabes donde es. Dime dónde está aquella persona que tu buscas. -Arqueó sus cejas insistiendo.

-No puedo...- Bajó la mirada.

-Tsk... Dime... donde.-Siguió insistiendo angustiado por el tiempo correr.

-Si te digo lo mas probable es que él muera. -Acentuó ella en la última palabra y apretó las manos el rubio. - Pero...Tu novia sabe.

Wolf sin duda alguna se sonrió. "Novia" Ella no era u novia, solo una chica que acabó de conocer y que al parecer  tienen un vinculo de otra dimension solo por una  ayuda  practicamente obligada, pero por alguna razón esto le apenó. "Allí están" Palabras que no deseaba escuchar. Sin soltar a la princesa siguió corriendo. Necesitaba ir a donde Ayiw.  Lo necesitaba  sin chistear.

-¿¡Dime donde esta el lugar secreto!? -Exigió mientras chorreando por los pasillos. utiliza su látigo de sangre desvergonzadamente si un soldado se cruzaba en su camino provocando la muerte instantánea, no iba a soltar a la princesa por nada del mundo.

-¡Escucha tu corazón!
-Dijo con dificultad Orihime.

-Si. Si. Si. Si. Lo sé no me lo digas. -Exclamó avergonzado por la respuesta tan de cuentos de  hadas - ¡Ayiw! -Gritó su nombre con todas sus fuerzas.


Solo la melodía los podrá llevar hacia sus verdaderos deseos. Cuando esten unidas, la solución aparecerá y los salvará. Mozart, desobedeció  parcialmente a la castaña, no, no la iba a dejar tirada en este lugar sola. Cuidaría a las dos sea como sea.


¡Canta! -Volvió a gritar. Quizás esta era su esperanza lanzar esa orden al aire.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Miér Ago 16, 2017 9:34 pm
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
- El joven la movió con cuidado, a un lugar cerca de la orilla, más no expuesto a la fresca brisa nocturna que le estaba congelando hasta lo huesos. Intentó utilizar su propio aliento para calorar sus manos, pero fue prácticamente inútil. Suspiró, angustiada, ganándose una mirada de parte de su salvavidas.- 

Lamento mucho todo esto. Realmente, lamento que hayas tenido que pasar muchas dificultades, pero...- Parecía hacérsele difícil continuar con sus palabras. Su voz era grave y modulada, fuerte pero... al mismo tiempo tan encantadora.- ... ya no sabíamos qué hacer. - admitió al final, dejándola en el suelo, en una pequeña cuna de pieles de cordero. Ayiw se acurrucó en el lugar asegurándose de cubrir sus pies con la piel. Esperaba poder obtener calor de esa forma.-

¿Sobre qué no sabían qué hacer... y quiénes? - preguntó escurriendo su cabello, con el hermoso peinado que había tenido, definitivamente arruinado con el agua y el trajín. -

Bueno... por algún motivo, no fui convocado por la princesa para nuestro encuentro. - le contó con mirada baja. -

¿Hablas de la princesa Orihime...? Escuché que ella será casada con otro hombre... - comentó con cautela, viendo al joven de rasgos marcados y precisos fruncir profundamente el ceño.-

Yo también lo oí... Su padre debió enterarse de que planeábamos una fuga, para...

¿Se iban a fugar? - con los ojos abiertos como platos cuestionó, sin creerse que aquella joven sumisa fuese a planear algo como eso.-

... Te haré solo una pregunta... - murmuró el joven, acercándose para verla de frente, a los ojos grises.- ¿Qué sentirías si se te obligase a vivir lejos de la única persona a la que amas? Lejos de la persona por la cual morir se torna un honor, pero vivir es una gloria porque puedes continuar viviendo a su lado... ¿En qué se torna esa vida...? - La tomó de los hombros, con mirada brillante. - ... en muerte. Una muerte que le evitaré a mi amada al llevármela lejos de todo este sitio y de las personas que procuran matarnos... porque separarnos... destruir este amor, es acabarnos... a los dos juntos y por separado. -los ojos determinados del hombre le quitaron el aliento a la joven. ¿Era eso... lo que reflejaba un hombre realmente enamorado? Era hipnótico y adictivo ver aquello en los ojos de él, más se obligó a guardar compostura.- 

¿Cómo te llamas...? - preguntó pero no terminó la pregunta al decrecer el volumen cada vez más. Wolf... ¡Era la voz de Wolf, la estaba llamando! Se incorporó con cuidado.-

Hikoboshi, yo... ¿Qué...? -La miró extrañado, estaba lastimada, mojada y débil ¿por qué se movía? -

¡Son... ellos... ! - balbuceó acercándose con cuidado a la orilla, terminando por ser ayudada por el joven, quien a penas la escuchó dio un salto para seguirla. - ¿No los escuchas...? - Ayiw no solo podía escuchar la voz de Wolf, algo lejana. Los cascabeles resonaban en sus oídos de forma clara. Y solo en ese momento lo entendió: Solo al llegar a ese lugar, podría percibir lo que Wolf percibía. Su lado era al lado de Hikoboshi. El de Wolf, con Orihime. Pero aún había algo que no entendía. Ella había llegado por haber sido arrojada al río, entonces... - Oye... ¿Cómo harán para cruzar...? 

Pequeña... ¿conoces el canto...? La canción que los trajo aquí, es la que les proveerá de un cruce seguro... - preguntó y planteó él, Ayiw negó con la cabeza, escuchado claramente la voz de Wolf diciéndole que cante. Parpadeó. Tenía que cantar algo que no conocía. Su rostro debió reflejar el caos mental ante la idea de cantar algo que no conocía. - Tranquila... no te alteres... - dijo de inmediato, intentando calmarla.-

P-PERO... NO PUEDO... SI ES UN ARIA... YO NO SÉ QUE... - desesperación absoluta en sus palabras, ante los ojos del joven que no sabía qué hacer para mantenerla en calma.-

Ven... ven aquí, pequeña... - dijo acercándose a ella, abrazándola por la espalda a la altura de los hombros con solo un brazo. Con el otro, cubrió sus ojos asustados y se inclinó sobre su oído. - Tienes... que dejar que solo esto te guíe... - murmuró con voz suave, en lo que tocaba su pecho, justo sobre el corazón... igual a lo que había hecho Wolf a penas ingresaron al castillo.- ... porque solo será a través de la melodía, que las aves encontrarán el camino a través del laberinto de estrellas... - le contó aquella carga tan pesada que recayó sobre sus hombros, conteniéndola lo mejor que podía.- ... para que nuestros amados puedan venir a nosotros... - Acabó por decir, haciendo que las orejas le ardan a la castaña. 

Inhaló profundamente por la nariz, sin mover los hombros, utilizando su diafragma y abdomen; colocó con cuidado su garganta y sus labios tornearon con palabras la melodía que sus cuerdas vocales entonaron cual si fuese su aria preferida.

Pareció que hasta el correr el inmenso río Amanogawa acallaba sus chapoteos y que el viento dejaba de silbar para deleitarse con la suave y hechizante voz de la castaña.

Sasa no ha sara-sara 
Nokiba ni yureru 
Ohoshi-sama kira-kira 
Kingin sunago 
Goshiki no tanzaku watashi ga kaita 
Ohoshi-sama kirakira sora kara miteiru
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Jue Ago 17, 2017 12:55 am
Invitado
A donde estaba conduciendo la princesa a Wolf resultaba ser a un cuarto oscuro dentro de las instalaciones del palacio, este resultó ser en lo más alto, no poseía ventanas y su acceso era a través de una extensa y pesada cortina tejida con hilos rojos y dorados. Con cautela se adentró en el pequeño espacio de aproximadamente unos seis metros por cinco metros de área. Allí solo había un espejo  grande  de pie sobre un montón de telares arrugados. Impresionado por haber llegado caminó hasta estar de frente al espejo el cual tocó con el dedo índice provocando ondas sobre este tal cual una gota  se combina con el agua estancada. Las estrellas se veían perfectamente. Mostraba una imagen como a de cuadro que vió en la tienda. Un fondo oscuro con puntos luminosos una mujer y un hombre. La mujer era exactamente idéntica a Orihime pero el hombre no tenía ni idea de quién era. Relajó la mirada y sujetó el marco dorado del espejo. Mozart simplemente dedicó su mirada y pensamientos a ese objeto hasta que un canto penetró sus oídos, su corazón se agitó, su sonrisa apareció, sus lágrimas se fortalecieron. Pero espera... ¿Cual era a razón de sentir ese vinculo? Relamió sus labios y miró a la  mujer. Ella estaba acariciando las telas que desordenadas y maltratadas se encontraban en el suelo.

-Tu me llamaste "Mi amado"... Tu. -Apretó  la boca antes de volver a admirar el espectaculo a travez del espejo. Su mirada bajó.- El festival tiene algo que ver contigo, lo sé proque he visto tu imagen en todas partes. -Susurró.- Pero, no entiendo por qué yo. No soy Japones ni mucho menos se sobre ustedes.

-Pero crees en la felicidad, la libertad y el amor. -Interrumpió sin desconcentrarse.

Sus cejas se levantaron impresionado por los datos que la mujer tiene acerca de él. No se conocian ¿como dio a ello? Patrañas, simplemente  casualidad. Este chico solo sonrió un poco y subió la mirada al techo.

-Si.

-Si. -Dijo ella antes de dejar quietas las manos y dedicar una vista al rubio. -También deseas encontrar el amor verdadero. A pesar de tener tanto trabajo, de tener que hacer lo que tu padre diga sólo porque este te mire, te sonría y te de la libertad que tanto amas para amar. -Mozart volteó de inmediato a verla, esta vez ella tocó con limón la llaga. La princesa con los ojos cristalizados sonrió suave. -Solo aquellos que su corazón desee escuchar la canción y con un deseo podrán soñar. Mirar a las estrellas y ser feliz.-Agregó ella.

De nuevo, el silenció dominó la pequeña habitación mientras en la cabeza de Mozart  una voz femenina cantaba con tanto esfuerzo. Desvió a vista hacia las telas maltratadas del suelo. Sin problema alguno ayudó a levantarlas enredandolas sobre los brazos.

-¿Estas hablando de mi o de ti? -Le guiño el ojo. La sorpresa de la princesa  encendió una luz del espejo. Una estrella  rechinó.- Amas a alguien, sigues a tu padre sin problema sabiendo que si sigues tus sentimientos puedes o te desviaras de tu trabajo y decepcionarás todo, inclusive a ti misma. -Dijo Mozart comenzando a doblarlas y quitarle el polvo. -Tu amado está al otro lado del río, esperando por tí. -Rió un poco, su expresión ruborizada hacía que su rostro brillara de la ternura.

La princesa se sonrojó y correspondió a su risilla. Ambos a pesar de la persecución comenzaron a arreglar el desastre de las telas, doblandolas muy bien antes de situarlas en un canasto maltratado justo al lado del espejo. Ambos se miraron y sonrieron. Pero, la princesa poco a poco fue cambiando su expresión a una mas melancólica, sujetó su pecho sin dañar sus prendas.

-mi padre está molesto conmigo. Y me castigó con otro hombre. -confesó. otra estrella del espejo se encendió.

-¿Quieres verlo?

-¿A quien?

-A tu amado.

-Si. -arqueó sus cejas, están a punto de llorar.

-¿Por qué lloras? -Ofreció su mano a ella para secarle las lágrimas.

-Eres el hombre que amo, no quiero casarme con otro, tampoco quiero que perdamos todo. Pero quiero escapar y encontrarme contigo una vez mas. -Dijo ella escondiendo su rostro en la mano del chico.

-¿Por qué no le dices a tu padre? -Se inclinó a verla mejor.

-Porque... ya le dije y se molestó. No quiere que te vea mas. Quiere cortar el vinculo.

-Huyamos. -Moz dijo muy rápido tomando a Orihime del brazo y así abrazarla. - Dime cómo salir de aquí y huiremos.

-Es imposible... estoy atrapada aquí...-Ella dijo entre sollozos aferrándose mas a rubio.

-Cantame...-ocultó su rostro en el cuello de ella.

Así fue como la princea tomó aliento, separó el abrazó lentamente y sin mirar a los ojos azules del chico comenzó a cantar la misma canción que Ayiw en quien sabe donde esta cantando igual. poco a poco se fueron sincronizando. Mozart sonrió y trató de seguirle el ritmo y posteriormente seguir con la letra. Mantuvo los ojos cerrados, disfrutando la melodía. Las estrellas del espejo  brillaron aun mas y una extraña luz blanca cegó a los dos jóvenes.

¡Allí están!
Soldados entraron a la habitación brillante. Mozart agarró la mano delicada de Orihime y de un jalón con un movimiento casi instintivo se dieron duro contra el espejo. La vista se volvió oscura logrando que Moz perdiera la ubicación del espacio tiempo. Otra vez estaba caminado solo en una habitación oscura, e tacto de a chica había desaparecido. De llamados en voz alta uso las manos como megáfono sin embargo su voz no se escuchó. Entonces, decidió permanecer en silencio y cerrar de nuevo los ojos.

"Que empiece el show con un tarareo mas"

Levantó  las manos  de tal manera un conductor hace con su orquesta y con movimientos preciso la melodía fue efectuada. Duro lo que tenía que durar, sin prisa y con delicadeza voces surgieron. La de la princesa y sobre todo la de Ayiw fue allí donde el sonido del río apareció. Mozart abrió los ojos encontrándose con un fuerte abrazo por parte de la princesa. Este la separó tras tomarla por los brazos y de una gran sonrisa  la felicitó. Estaban afuera afuera del palacio. La noche era vieja, únicamente el camino se vio iluminado por luciérnagas y flores que daban un extraño brillo azulejo como si éstas reflejaran la luna.

-No, Felicidades a ti. Si quieres encontrar el camino que nos une mi amado. Solo, recuerda la melodía. Canta. -Mozart rió un poco tras el comentario de ella. la sujetó por la mano y comenzaron a correr. Pero aun así tras ese pequeño momento de felicidad aun la princesa estaba triste. Algo ella sabía que Mozart aún no.

El cielo estaba totalmente oscuro a pesar de haber vida salvaje y flores extravagantes. La noche se volvía cada vez mas densa al caminar hacia la direccion del rio.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Vie Ago 18, 2017 10:40 pm
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
- Se sentía agotada, en lo que su voz crecía en intensidad. La canción en sí, fue corta, con una melodía realmente sencilla, que su voz pudo cantar con la pronunciación adecuada por el idioma ajeno. Pareció que todo el sitio mantuvo el silencio por algunos minutos, en lo que ambos permanecieron callados, estáticos, esperando a que suceda algo.- 

¿Por... qué...? - murmuró la castaña en lo que apartó con cuidado las manos cálidas del joven de sus ojos y del abrazo que la envolvía. Parpadeó para aclarar su visión y notó que nada había sucedido. Se mordió el labio inferior y volteó a ver al joven pastor, que aún miraba del otro lado del inmenso río, como si en cualquier momento fuese a aparecer algo, algo que esperaba con toda la ilusión. - Hikoboshi... - lo llamó, intentando que le explicase algo más.- 

Hazlo otra vez... hazlo... Canta... - la invitó, volteando a verla, tomándola de los hombros, quizá, con un poco de fuerza de más. - Ellos vendrán... ¡Ellos vendrán...! - quizá la fé que mostraba él, le hacía dudar a ella, mientras se colocaba de frente hacia el río. Inhaló y cantó una vez más la canción, mientras sentía que... de alguna forma... las cosas no estaban del todo bien. Hikoboshi parecía un niño esperando a Santa Claus hermoso, sin imaginar que Santa entra ebrio, con la barba corrida, para hacer una mala imitación de la risa. No quería verlo desilusionado, sentía que lloraría ella si él se desilusionaba. 

Su voz terminó la canción una vez más y se acurrucó en la piel que la cubría. Tenía tanto frío, que estaba comenzando a tiritar, y ya no sentía el dedo meñique; estaba blanco. Chasqueó con la lengua en lo que se frotaba con vigor las manos. La hipotermia no sería muy conveniente en ese momento. 

Ayiw volteó a ver al joven, que permanecía con la mirada fija en el otro lado. Se acercó a él y... cuando estuvo a punto de decirle que esperasen un poco apartados de la orilla, lo escuchó gritar: -

¡Allí están...! - Señaló ligeramente hacia el oeste, en lo que comenzaba a avanzar para estar "frente a frente" en el menor tiempo. Ayiw le siguió con dificultad, pero... pudo mantenerle el ritmo, impulsada por algo que desconocía, que parecía haber despertado desde que distinguió la cabellera rubia de Wolf a lo lejos. - 

¡WOLF...! - gritó alzando una mano, saludando con vigor, sin poder evitar una felicidad casi incontenible al verlo allí, del otro lado. Él, era la prueba concreta de que ella estaba en ese lugar acompañada, que la soledad no prevalecería a su lado. Las aguas corrieron en lo que notó algo... particular...

La princesa y el pastor... se observaban fijamente, uno a cada lado del río, sin moverse, sin decir nada, solo observándose, con una intensidad tan grande, que se sintió cohibida al estarlos observando, como si estuviesen en un momento tan íntimo que cualquier mirada externa se tornaba en inoportuna. Se sonrojó con fuerza, antes de mirarlos por un momento más... Los ojos de Hikoboshi brillaban, sonriendo a su amada cual si la tuviese a pocos centímetros de distancia, y no los metros que eran en realidad. 

Alzó las manos hacia el extremo opuesto, inhalando con dificultad, mientras susurraba el nombre de ella.-

"Orihime..."

Un encuentro que no era real en lo absoluto, un reencuentro virtual, que a la distancia buscaba llenar el vacío y el dolor de una separación injusta y arbitraria. Solo en ese momento, Ayiw se preguntó una vez más cómo cruzarían. -
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Mar Ago 22, 2017 1:01 am
Invitado
Ella entendía lo tan cerca que estaba del el río por lo tanto sus esperanzas aumentara un máximo, corria mientras su kimono y cascabeles sonaron al par de la movida, sus prendas zarandeadas por al velocidad rozaban la grama y los animales despertaban tras el sonido que hacía. Las luciérnagas se despertaron yendo directo al cielo confundiéndose de entre las estrellas. Wolf escuchaba la canción con euforia, sin soltar a orihime la condujo hasta la meta. Sus pies se detuvieron lentamente al llegar a la orilla del rio además de abrir en par y par los ojos a causa de la presencia de los jóvenes al otro lado de la orilla.

-Ayiw... -Murmuró.

El rubio levantó la mano y usó la otra como un amplificador. Gritó su nombre llamando a la castaña. Estaba muy feliz por verla e ignoró totalmente a su compañera por un minuto por completo. La mujer azabache se desplazó con cuidado hasta la orilla del río, como si este tuviera una barrera tocó el aire del frente acariciándolo con una sonrisa muy cálida. El rubor en el pálido rostro de ella apareció y su sonris a poco a poco fue creciendo. Los cascabeles sonaron desesperados por unir la melodía.

Mi amado...



Ambos se miraban como dos niños, la ternura recorrió cada rincon del espacio y las libelulas bajaron de los cielos adornando la orilla del rio; tanto la de el pastor como la de la princesa. Wolf desvio la mirada hacia Orihime y luego hacia el rio. Este si era inmenso. Tomo aire y fruncio su rostro antes de vovler a alzar la voz para Ayiw.

-¡ooooooeee! ¿Qué se supone que debemos hacer ahora? -Exclamó tratando de ser escuchado por el otro lado del río.

-Usualmente eran las urracas las que me han guiado para poder estar con mi amado, pero mi padre mandó a cazarlas todas... Además de que muchas han perdido el rumbo por lo sangriento que se ha vuelto el lugar  a causa de la malicia de mi padre.-La fémina bajó su mirada tras hablar.

Ella se veía distraída entre sus pensamientos, extendió su mano derecha permitiendo a una pequeña luciérnaga reposar sobre su dedo índice. Mozart miró a su alrededor una y otra vez percibiendo la gran cantidad de insectos luminosos. Surgió una gran idea.


¿Qué tal si ambos visitantes interpretaban una tierna melodía basada en todas las que han escuchando con anterioridad desde que empezó su gran aventura para reencontrar a estos dos amantes?


-¡Ayiw! ¿Ves todas estas luces? Vinieron aquí con nosotros mientras me fuiste guiado por la canción. ¡Parece que quieren algo mas emocionante! -Dijo con una gran sonrisa en su rostro, usando de nuevo ambas manos como amplificador de voz.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Mar Ago 22, 2017 9:10 pm
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Ayiw Kryomi
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
Éadrom
781
306379
14
And I love you... beneath the moonless sky ~
Mirrior
Ninguna
Universitario(a)
La Melodía del Laberinto de Estrellas. [Evento ŌJO O TASUKEMASU] Takemori-MEDALLAS
- Escuchar su nombre de la voz de Wolf, hizo que una sonrisa gigante le surcara el rostro. ¡Estaban de nuevo juntos...! Bueno, casi. Al intentar pensar en cómo lograrían contactar las dos orillas, fue cuando Hikoboshi soltó una maldición entre dientes, al notar cómo ella acariciaba el aire mismo. Si tan solo estuviesen frente a frente, aquella caricia habría sido para el, y no para el aire, que con mayor fortuna que el pastor, podía disfrutar de Orihime a sus anchas, en cada brisa que soplaba.- ... debemos hacer algo... - murmuró el hombre en lo que volteaba a ver a Ayiw, un momento, quien escuchaba a Mozart.- 

... ¡... no lo sé... pero algo habrá que hacer...! - dijo con toda determinación, notando cómo el joven a su lado parecía impacientarse a cada momento que podía ver a Orihime y no podía acercarse más a ella. Llegaba al punto de inquietarla a ella. - Hikoboshi, mantén la calma... - le pidió con rostro serio, acercándose lo suficiente para sostenerlo del brazo, deteniendo su andar de aquí para allá. El joven la miró, desencajado.- ... nada lograrás si te alteras, más que alterarme y bloquearme... y AHÍ si que no habrá nada más por hacer. - dijo con voz firme, llegando a sorprender al joven, que afirmó, sumiso, con la cabeza. - ¿Qué sucede...? - preguntó mirando un momento alrededor. Parecía que del otro lado conversaban.-

No vienen las urracas, porque han sido cazadas. Las que se han salvado, huyen por las malas vibras, por la presencia fuerte y venenosa de padre de la princesa... - dijo él y Ayiw casi cae de espaldas.- 

¿Estás diciendo que un milagro de la naturaleza no sucede y hay que remediarlo...? - alzó las cejas y exhaló con fuerza, pasándose una mano por el cabello suelto y mojado. Si... aquello era como para perder los estribos, pero no lo haría. - Un... milagro de... la naturaleza... - repitió y algo le acarició el rostro, lo sitió perfectamente. Luna, señoreando en una línea fina a punto de perecer en brillo, llegó a acariciar su rostro, haciéndola notar que su brillo era tenue, y su presencia escasa... pero que seguía allí, y que su fuerza era suficiente para comunicarse aún con Ayiw. Luna solo solía comunicarse estando llena, pues solo en esa forma albergaba suficiente energía como para hacerse entender. Pero allí estaba, a días de ser luna nueva, haciéndose notar...

Una luciérnaga revoloteó en frente a sus ojos, mientras observaba que los pequeños insectos se mezclaban con el brillo de las estrellas, que ganaban fuerzas apra brillar en todo su esplendor cuando la luz de luna se acabase. La idea estaba allí, más no clara, cuando escuchó el grito de parte de Wolf. Sonrió cada vez más, en lo que la idea se hacía clara y posible en su mente. - ¡Acompáñame en la pieza... maestro! - gritó con fuerza, volteado a ver por un momento a Hikoboshi, en lo que se acercaba al punto más cercano a la orilla opuesta, que encontró de su propio lado de la rivera. 

Alzó una mano y una luciérnaga se posó sobre su palma. Cerró el puño con cuidado, abrazando con sus dedos el bichito y se lo llevó cerca del pecho. - Ayúdame... ayúdame a congregar a tus hermanos... - le suplicó y al liberarlo... voló directamente hacia el cielo, perdiéndose en el brillo de las estrellas... haciendo que miles de luces parpadeen con vigor. Ayiw sonrió, mientras cada melodía que había percibido esa noche, venía a su mente con un ritmo determinado.

Suavemente... comenzó a marcar el ritmo con las palmas. Eran 4 compases completos, que se repetían una y otra vez en su mente, trasladados de forma precisa aun ritmo que transmitía al aire hacia su compañero... y que parecía alborotar de alguna forma a las luciérnagas. 

¿Cómo podrían seguir con melodía, letra e interpretación... para atraer y complacer a los insectos lumínicos?- 
Ayiw Kryomi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.