Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Conociéndote [Priv. Hiccup] A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 07, 2014 7:58 pm

Y ahí iba ella, dejando que su roja melena se balanceara en plena cascada por su espalda ante el movimiento de sus pasos hacia algún lugar de aquel bosque; para cualquier persona que conociera en qué trabajaba y donde vivía, se sorprendería saber el que escogiera vivir fuera de la ciudad en la zona más cercana y colindante del bosque con la civilización. En una comodidad aprendida y tomada en sus momentos de vivir en la ciudad italiana, había adquirido un gusto y una preferencia por la zona llena de naturaleza antes que los lugares ruidosos y llenos de demasiadas personas; aceptaba el acercamiento de los demás seres con el único pensamiento en su cabeza de que debía relacionarse y ser amable, ganar algo de dinero que le diera para la supervivencia: comida, ropa... Todo lo necesario para vivir, y de momento le iba bastante bien. A su jefe, mientras llegara a tiempo al trabajo y lo hiciera correctamente, le importaba más bien poco donde viviera; ya podía vivir bajo un puente que si era buena tatuadora e iba bien vestida -es decir, aseada, que no a la moda- no preguntaría sobre su vida. Era bueno que respetaran sus decisiones, sobre todo en un mundo donde todos parecen obsesionados con meterse en la vida ajena.

La tranquilidad que allí había era reconfortante, podías pasear por entre los árboles que con la fotosíntesis mantenían el aire limpio y sin impurezas, y las plantas interesantes junto a las precioses flores en algunos llanos estaban perfectamente a punto para ser recogidas; y en eso se encargaba de llevar a cabo la recogida de las plantas más importantes y útiles para lo que quisiera hacer. Tenía día libre y se había puesto algo más cómoda, una chaqueta cubría más allá cualquier cicatriz que ni su ropa o sus cabellos eran capaces de tapar, y así hacía como que quería mantener su temperatura adecuada como para engañar al ojo ajeno, teniendo en cuenta que poco le hacía falta aumentar aun más el calor corporal que tenía por general; se acomodó un mechón de su larga cabellera tras la oreja con la zurda mientras la diestra se encargaba de sostener la cesta de mimbre que ya tenía algo de carga, encargándose de recoger aquellas hierbas que reconocía como utilizables, y luego se puso bien la capucha que cubría mayormente su cabeza, aunque sus cabellos quedaran a la vista, pero teniendo en cuenta que era algo temprano, se salvaba en cierto modo del rocío que tardaba en desaparecer debido a la humedad del ambiente.

Luego, aparte de sus pasos, solo se llegaba a escuchar el suave tarareo que empezó a formar en su entretenimiento, usando las uñas algo largas de sus dedos para cortar de forma adecuada las plantas que quería, y otras tomándolas de raíz, puesto que estas también tenían buenas facultades; era un buen día de recogida, sin duda.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 07, 2014 10:09 pm

Sol...tranquilidad, pureza en el aire, naturaleza por todos lados y más aún.....nada de esos animales de metal ni ninguna de esas cosas nuevas que ni en sueños hubiera imaginado podrían existir, si aún viviera en aquellos tiempos en los cuales, lo más tecnológico que había eran las catapultas con las que solían cazar a los animales para comer, o Dragones....aunque, esas herramientas pasaron a ser simples artimañas de museo ... ese ambiente tan natural, simplemente le recordaba a casa....le recordaba a Berk.

¿Cuánto tiempo duró en su ''misión'' en su tierra natal? mucho, el hecho que tu padre, el jefe de los Vikingos, de la noche a la mañana descubriera que su hijo era esa criatura que tanto odiaban, que buscaban matar, un Dragón, había sido un golpe muy duro para el hombre, pero ...más tardaron en comprender que los Dragones eran seres increíbles, y más, los mejores aliados que uno podía tener, el mismo Hiccup lo había demostrado al no sólo ser uno, si no, domesticar a otros, unir a los Dragones con los Vikingos en una alianza que los convirtió en los Nórdicos más poderosos durante toda la existencia de estos... pues la evolución y el tiempo, afectó a Berk, mientras él, quedó atrapado en la historia....en el tiempo...sin poder envejecer. Su trabajo, su misión dada por aquel árbol mágico...que, vaya susto le dio cuando lo conoció, le había entregado, ahora era quien cuidaba de la primavera.

Y cada flor que abría a medida que el sobre volaba ese bosque, lo demostraba.

Las flores abrían y relucían con un rocío sobre natural, tan brillante y que les brindaban una vida muy notable, el viento que sus alas creaba con cada mover provocaba que los árboles florecieran, algunos cerezos incluso, otros más abundaban sus hojas más de lo que ya tenían. Era rápido su vuelo, pero el abrir de las flores, no, para que uno pudiera disfrutar del momento más maravilloso, el nacimiento de una vida. Pronto llegaba a aquella zona donde un lago era el protagonista de la belleza del mismo, cristalina agua que permitía incluso mirar a sus habitantes acuáticos, peces relucientes y llenos de vida, como todo Dragón, era de comer pescado, sus ojos oscuros y en ese momento afilados cual orbe de pantera se fijaron en su objetivo, sus alas extendieron para poder direccionar su vuelo, las alas de su cola igual, incluso esa roja que descuadraba de su color, artificial ala la de esa parte de su cola, voló en picada gracias a aquel movimiento y se hundió en el lago, el agua saltó y muchos peces se movieron rápidamente por evitar ser apresados por el enorme reptil.... pocos segundos, y otro volar de agua por todos lados. Una pupa completamente negra emergió, y de un movimiento reveló que lo que aparentaba ser la crisálida, no era más que sus alas envolviendo su cuerpo, dejando ahora ver este, un pez aún vivo y tratando de soltarse en sus fauces, y un par de mover de alas para poder moverse con suma velocidad, aterrizando en el piso y doblegando sus alas contra su cuerpo para poder mantenerlas guardadas, comenzó a andar en cuatro patas, por las tierras llenas de esa vegetación verde que con cada paso del dragón afloraban más. El pez pronto dejó de moverse, indicando estaba listo para el consumo, el oxígeno se le había acabado. Caminó metiéndose entre robles y arbustos, para poder mover los apéndices en su cabeza, cuya función era de oídos, sonidos a su alrededor no parecían haber, al menos no peligrosos, pues los que lograba detectar eran movimientos y ruidos de lo que deducía eran animales. Movió su cuerpo elegante mente por los robles, brincando de uno a otro incluso, para poder moverse con más precisión, hasta llegar a una zona poco atendida incluso por animales, donde decidió tomar el descanso, relamió su boca tras soltar el pescado que iba a ser su consumo de ese día, sentándose en el piso y dejando su cola envolverse a su cuerpo, un poco, cual perro que se sienta por ejemplo. Miraba el pescado....para poder dejar que su anatomía fuera cambiando, patas que se volvían piernas y brazos, la cola desaparecía, ropas, el cabello, las facciones, y el dolor de piel oscura ahora eran del color de una piel humana suave, blanca, limpia, se estiró un poco y suspiró con cierta alegría, sentado de piernas cruzadas, rodeado de algunas plantitas que nacían del suelo a su alrededor por el estado de ánimo que tenía en ese momento, tomó el pescado entre manos, y procuró cruzar las piernas a modo de no lastimarse con aquella prótesis en la pierna izquierda que tenía y que cuidaba mucho, pues era un regalo de alguien que en esa época ya no existía.

No dijo mucho, simplemente dio una primera mordida al pescado para poder probarlo....así, crudo, ni siquiera cocinarlo, era mucho mejor comer alimentos como esos en estado natural ¿cierto? además, su cuerpo estaba bien adaptado para poder comer sin problemas, pasó el bocado, tras haberlo saboreado debidamente.

Aquella comida lo hizo distraerse de cualquier cosa a su alrededor.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 13, 2014 6:37 am

Las flores y hierbas que veía útiles se fueron acumulando en la cesta que llevaba en el antebrazo izquierdo, y una molestia en la espalda también ante tanto agacharse, algo que siempre pasaba por el mismo motivo; era un bonito día, pensaría al alzar el rostro para ver el cielo en un pequeño descanso que se tomaba de la actividad, le gustaba disfrutar de la zona, de su verdor y de sus aromas. La ciudad siempre tenía olores que le hacían desear taparse la nariz y no preocuparse más por intentar oler nada, tenía que admitir que un bosque le venía que ni pintado, y podía respirar aire limpio al estar algo lejos de la civilización, diría que lo suficiente para lo que ella quería en realidad. Su casa no estaba lejos de los límites, se había encargado de no estar demasiado lejos para evitar llegar tarde al trabajo, y vivir ahí también tenía sus conveniencias; muchas de las hierbas que tomaba eran para uso farmacéutico, es decir, las preparaba de manera que pudieran ser de ayuda como medicinas. Desde la crema que quitaba los dolores de cabeza al masajearse las sienes, el jarabe para la tos o solo los pequeños montones que hacía como si fueran galletas para ayudar a la digestión o a los problemas estomacales; estos últimos los descubrió al terminar de probar cada uno de sus inventos que pasaran por su estómago, una gran ayuda, sin duda.

Estiró los brazos por encima de su cabeza, y arqueó ligeramente la espalda, escuchándola y notándola crujir en el proceso, pudiendo sentirse un poco más liberada, con los ojos cerrados ante uno de los pocos rayos de sol que traspasaban los árboles y daba de lleno contra ella; la calidez era agradable, aunque siempre tuviera altas temperaturas no quitaba que le gustaran esas cosas. Tras un rato ahí quieta, se empezó a mover de nuevo, y acomodó la capucha sobre su rojizo cabello aprovechando que miraba en una altura un tanto baja para buscar con la mirada; y escuchó ruidos de pasos, y un aroma desconocido llegó a su sensible nariz, alzando el rostro para hacer más fácil el seguir el rastro. Fue silenciosa, se conocía el bosque como la palma de su mano, y no le era difícil adentrarse más sin descubrir su presencia; ni siquiera su respiración era audible, manteniendo su corazón en calma y tomas de aire pequeñas y suaves, la lycan parecía ir de caza.

Se escondió tras el tronco de uno de los árboles más grandes para ocultar su cuerpo al ver a lo lejos la mancha que le llamaba la atención, de donde provenía aquel aroma que la había llamado hasta ese lugar, y le observó comer; vale, había sido una mala idea apenas haberse llevado una pieza de fruta a la boca como desayuno antes de salir, porque pronto escuchó el rugido de su estómago ante la idea de comer algo. Pero no, no un pescado, y menos crudo; el pensamiento le hizo arrugar la nariz y miró a otro lado, encontrando con la mirada cierta flor que llevaba semanas buscando. Bueno, no una, sino muchas; seguro habían florecido por la noche, y eso le hizo sonreír con ánimo. Eran difícil de encontrar, cuando estaban como simples capullos eran tan difíciles de identificar como de hallarlas, por ello no pensó en la presencia ajena antes de acercarse a ellas y dejar a la vista su persona; cuando se dio cuenta ya era tarde y sonrió de forma automática por su error, ahí, de rodillas frente a las dichosas plantas.

-Mierda...-Se dijo a si misma en un susurro al aire, maldiciendo su torpeza, luego carraspeó mirando al chico, o al menos intentándolo con la capucha de por medio, la cual no pretendía quitarse aun; sería raro si ni aun estando de esa manera, no se hubiera dado cuenta de su presencia, así que mejor se disculpaba... o algo así.- Siento molestar, no te preocupes por mi, sigue comiendo...
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 14, 2014 10:24 pm

Apenas terminara de comer....Voy a pescar más! ¡mucho más!....oh si, a comer como si no hubiera un mañana, era su plan de vida, en lo que alguien lograba dar con su paradero para contratarlo en algún trabajo de ilustración.... tenía que ir pensando seriamente en tener eso que llamaban celular...lo necesitaba. No necesitaba el dinero como tal, pero que va, si en Berk se usaba el modo del intercambio, ahora suponía, era lo mismo pero las cosas se intercambiaban por eso llamado dinero. Algo así tenía que ser.

Un ruido extraño y una voz...fue la voz la que le hizo abrir sus ojos de golpe y dejar de comer, virando al inicio sus ojos solamente hacía donde la dirección que era para poder contemplar a una persona con capucha.... Vale, en su pequeña mente se hizo la ilusión que la joven se quitaría la capa para dejarse ver, y más aún...dar la seña de no querer hacer daño, pero no, simplemente habló....y...no es que no confiara en ella.

Pero no confiaba en ella.

Dio el respingo hacía atrás, con un susto y más por que no le vio la cara...¡joder ¿por qué no mostraba el rostro?! ¡¿Por qué se ve tan sospechosa?!...El pescado cayó al piso y el joven igual, el cual de manera bastante bruta, se integró a cuatro patas como si pensase estaba en su forma real, y se arrastró hasta poder llegar donde unos matorrales...se metió en ellos, de manera más burda y cómica posible, y ya oculto, no se relajó...Mi comida!... Pudo ver entre el arbusto afuera de ese escondite, su pescado a medio comer y a la joven.... y asomó su mano intentando dar con su alimento.

La chica tendría la perspectiva burlesca a más no poder de una mano palpando en el piso en búsqueda del pescado dichoso, titubeante y temblorosa más que nada.

-Cinco minutos de ventaja, solo cinco minutos, por favor!...-

Si, estaba rogando que no se le fuera a echar al ataque y le dejara cinco minutos para recuperar su comida, y luego ya, si quería atacar que lo hiciera por que el dragón se iría de inmediato volando por el mero impulso de no haberle visto la cara.

Pero no daba con su comida.....asomó apenas el rostro, de manera bastante tímida....y miró hacía la joven, no se había acercado....

-No me mates...-

Dijo, al tiempo que su mano una vez más, intentó llegar a su pescado....¡Agh! vamos, venga...yaa...Su mente le reclamaba, estaba algo nervioso.

Ese primer contacto había sido......demasiado extraño.

Spoiler:
Se me ocurrió poner esto, no se si te agrade, si no te gusta amore, dime y lo edito sin problema a seguir la línea que teníamos antes
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 15, 2014 6:48 pm

Le era difícil describir aquel momento, no estaba muy acostumbrada a encontrar demasiada gente por el bosque, más que nada por las zonas que ella iba con el único propósito de evitar a los humanos y los que se asemejaban con estos mientras vivía allí; por eso había adquirido conocimientos sobre las plantas, por eso había aprendido a crear cosas a partir de la naturaleza. Aunque era contradictorio que, pese a ello, trabajara de tatuadora, donde debía trabajar con la gente, tocar y tener contacto físico con las personas, y aunque no era algo siempre gustara de hacer pese a que gustaba de cierto contacto físico -al menos con quienes apreciaba-, había conseguido empezar a verlo como un simple trabajo; un simple trabajo que le daba dinero y sustento cuando no podía depender demasiado de lo que daba el bosque. Intentó no hacer demasiado caso al ruido que hacía el chico y seguir con lo suyo, llevándose una de las flores cortadas con sus algo largas uñas a la nariz para olfatearla; el olor que llegó a sus fosas nasales fue agradable, y le hizo sonreír, pero por poco tiempo cuando ya las acciones ajenas le resultaron extrañas solo por oirle, por lo que se volteó. Enarcó una ceja al ver lo que intentaba hacer, se había escondido de ella por alguna razón que desconocía, y por ello se miró a si mismo para buscar alguna cosa que pudiera asustar de su persona sin encontrarlo; parpadeó sorprendida por aquellas palabras que llegaron perfectamente a sus oídos, y por un momento revivió aquel momento en otro bosque en la antigua Italia. Agachó la cabeza ante el golpe de malos recuerdos y emitió un pequeño temblor que intentó apartar al negar de forma efusiva antes de incorporarse y acercarse al chico.

-No tengas miedo, no voy a hacerte daño.- Decía mientras se atrevía a bajar la capucha que cubría parcialmente su rostro, dejándolo a la vista mientras esbozaba una sonrisa que pretendía fuera tranquilizadora; tomó el pescado al acuclillarse y se lo ofreció, como quien le ofrece a un gato la mano para que olisqueara y confiara antes de ser demasiado brusca, usando una calma y suavidad propia del momento.- ¿En serio crees que podría o querría matarte?

Por si no funcionaba la cosa, se acomodó mejor quedando de rodillas en el suelo y dejó que su cabello cayera cómodamente en cascada por su espalda por encima de la sudadera que antes lo cubría, acomodando un mechón tras la oreja con la mano libre; en realidad se le cansaba la mano por tenerla en alto ofreciéndole lo que en teoría era un tratado de paz mediante el pescado dejado por el asustado aparente chiquillo. Esperaba que aquello funcionara y saliera de su escondite por completo, le hacía sentir mal si lograba asustar de esa manera a alguien aun si no hacía nada para provocarlo.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 15, 2014 8:37 pm

Deja que te atrape y te voy a matar, pescado malo e inútil!... si, estaba amenazando a su comida en su mente, pero no logró llegar a él, más que la chica se levantase...observó hacía esta, dejando esos intentos en bruto por llegar a la comida, pensó quizás, era mejor irse y no molestar a la chica, pero por alguna razón el gesto de ella no pareció asustarle, ni mucho menos, no parecía que le fuera a hacer daño.... la miró tomar el pescado.

Me matará de hambre!...Casi sintió las lágrimas en sus ojos, ¿le robaría la comida? no es como que no pudiera atrapar más pero... ¿en serio le iba a robar la chica? no parecía ser del tipo ''te voy a maltratar y a quitar la comida'' ni mucho menos, y gracias a Dios las apariencias no engañaron en ese momento. Cerró sus ojos y suspiró un poco aliviado había que admitirlo, para poder mirar hacía donde estaba la joven....notar que le ofrecía el pescado y que se quitaba la capucha, el hecho de quitarse la capucha ya lo había hecho calmarse un tanto.... ¿qué? era normal, pues durante todo ese tiempo que llevaba viviendo, había llegado a tener experiencias con personas a las cuales, prefería evitar....su pregunta....apenas si asomó un poco más el rostro, viendo hacía la joven.

-Pues... perdón...es que ya ...he tenido experiencias bastantes...desagradables....-

Finalmente salió, gateando un poco para poder tomar el pescado de nueva cuenta, sentándose en el piso con las piernas flexionadas un tanto, volviendo su mirada hacía donde estaba la joven. un tanto apenado por la situación....

-Emm...perdona por lo de antes...es que...no te vi el rostro...y pues...por lo regular cuando se tapan la cara es por que ...hacen cosas desagradables...perdona, no quiero decir que tu hagas cosas así ni mucho menos, pero...es que....¿cómo me explico?...-

Miraba al piso, llevando una mano tras su nuca.....terminó por simplemente suspirar y calmarse, no servía de nada ponerse nervioso frente a la joven.

-Soy Hiccup...un gusto....emmm...¿puedo saber que hacías? ....vi unas plantas....-

Mantuvo el pescado en su regazo, y su porte mucho más calmado a comparación de su primera reacción, sonreía incluso de manera amigable para con la chica, era muy linda, sin duda alguna, su cabello así como su sojos, y no, no se había fijado en el cuerpo, el dragón tenía el interés en el rostro que antes ocultaba la capucha y ahora no, y ahora que lo contemplaba...Es muy linda....¿por qué estará sola por estos lugares?....No dejaba de observarle al rostro, completamente embobado con ella.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Mar Dic 16, 2014 3:13 am

Parecía que su acto había tenido efecto, el chico la temía por estarse escondiendo, aunque el motivo era, seguramente, diferente a lo que él creía como motivo en su totalidad; el anonimato era bastante cómodo de llevar, a veces se había encontrado que personas entraban al bosque, y llevar una capucha ocultando sus vistosos cabellos hacía que su interés porque nadie la reconociera, aun si hubiera sido cliente suyo, fuera puesto en marcha. Suponía que el chico no había tenido muy buenas situaciones, aunque no se ofendió con el pensamiento de que hubiera podido confundirla con un ser humano, sería una tontería si ella misma utilizaba aquel factor para poder vivir tranquilamente entre otras razas; aunque si que había visto a más de uno teniendo atributos animales o sorprendentes, que solo hubiera visto en libros de fantasía. Pero, ¿quien era ella para juzgar, si ella misma también era una criatura de fantasía?

Sonrió comprensiva al escucharle, entendía a lo que se refería, no es que hubiera tenido muy buenas experiencias con mucha gente, sobre todo con los humanos, y por supuesto era difícil saber qué raza se era si no te fijabas de más o eras bastante obvio al respecto; negó con la cabeza con levedad, su rojo cabello meciéndose con el movimiento sobre sus hombros. Dejó que siguiera hablando, manteniéndose en silencio, aunque mantenía la sonrisa no quería ser brusca al hablar, así que cuando preguntó, como si tomara confianza, ella atajó la palabra y señaló las flores que estaban en la cesta aun sostenida de su antebrazo.

-Recojo estas flores, se llaman Onagra y solo florecen por la noche. El aceite que se le extrae es bueno para la salud, y yo lo saco de forma natural.-Esperaba que su corta explicación fuera concisa y entendible, prefería no tomarlas para enseñar otro truco que podía hacer; luego le tocó lo primero, riendo con suavidad al rato de haber contestado aquella última cuestión.- Y no te preocupes, te entendí... Supongo que suena sospechoso ver a alguien con capucha por estos lares, y aunque no te debo una explicación, digamos que prefiero que la gente no me reconozca... Si supieran que vivo en el bosque, más de algún molesto podría venir a molestarme a mi remanso de paz, y ya suficiente hay con los que entran y salen de aquí, ¿no crees? - Alzó la mano como para señalar su punto de alguna manera, esperando que la entendiera, luego se colocó las manos en sus propios muslos.- Es un placer, Hiccup, yo soy Misha... Y espero que no le digas a nadie lo que te acabo de decir, ¿si? -El índice que se llevó a los labios que formaban una sonrisa, hacían un gesto de silencio de manera algo suplicante pese a que esto solo se notaba en sus ojos, ya que a lo máximo que se le podía atribuir este hecho, era al monosílabo que convirtiera en una pregunta con la que quería cerciorarse de que él podría afirmar.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Mar Dic 16, 2014 6:14 pm

Suave la brisa que sintió a su alrededor, obligando al chico a llevarse a la cara una de sus manos, para evitar que el cabello fuera a producirle picazón en la cara o algo por el estilo, volvió su atención hacía las plantas...escuchando su respuesta...observó hacía la planta y posteriormente hacía donde estaba la joven, no podía creer que hubieran plantas medicinales en serio, aún...¡aún existían!....pudo recuperar un poco de ilusión en ese mundo tan extraño y cambiado a su parecer..¿qué? de vivir en casas hechas a mano por los hombres, ahora vivían en unas cosas grandes y extrañas llamados departamentos y unos sobre otros, hechos con maquinaria y cosas que desconocía. Agradecería eternamente ser preferente hacía el bosque, de lo contrario, no hubiera podido conocer a la chica que tenía en frente.

-¿En verdad?...¿aún hay plantas medicinales? creí que ahora todo era hecho por esas cosas extrañas y tecnológicas....-

Le escuchaba, y más...ya sabía su nombre....la razón de por que estaba allí y por que se ocultaba, su rostro...bajo esa capa, miró hacía el piso unos momentos, antes de poder volver....notó su mano, y su gesto, esa sonrisa incluso.....no pudo evitarlo....fue como si ella estuviera manipulándolo con ese gesto tan común, que había visto en muchas otras personas...pero con esa chica estaba siendo diferente, podía incluso estarse así y mirar lo que hacía en silencio, le daba una curiosidad enorme....

Imitó el acto de la chica y llevó su índice entre sus labios, verticalmente a modo de silencio, con una sonrisa suave en sus labios, y un gesto de cual niño fuera, asintiendo con cierta energía notable en su comportamiento.

-¡Si!...no te preocupes, no diré nada.... no es como si hablara mucho con las personas igual...-

Rió un tanto, y se acercó un poco hacía donde la chica, acomodándose sentado en el piso, y apenas si acercó un poco su rostro hacía las flores....bastante interesado en estas.

-Yo sé perfectamente que es eso de ser molestado....aunque...más que molestarme...pues...es más delicado...-

Algunos querían atraparlo por ser un dragón, otros más, matarlo por querer su cuerpo para a saber que cosas, pero claro, ninguno pensaba que era un ser vivo como tal, suspiró y tomó una de las flores que usaba la chica en sus tratamientos, para poder olfatearla un poco.

-Eres linda....y el hecho que te gusten las plantas y hagas tratamientos naturales con ellas... no pensé que hubieran humanos aún interesados en la naturaleza.... o...-

Le observó, con la flor entre ambas manos, arropándola con estas.

-¿No lo eres? ...-

Le observó, más que sospechando, con curiosidad.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Mar Dic 23, 2014 11:57 am

En una brisa que no esperaba, sus cabellos se mecieron por esta y pareció por unos instantes que fuera fuego flotando en el aire hasta que decide utilizar la mano libre para recoger todo su cabello y llevarlo por encima del hombro correspondiente, esperando que así no se metieran más en su vista; sopló con cierta torpeza hacia arriba, esperando que de alguna manera los flecos se acomodaran por si solos y no la molestaran, aunque la ocupación de dicha mano duró más bien poco, cuando decidió alzar el índice en el momento que iba a hablar de nuevo, instada por las preguntas del jovencito frente a ella, valiéndose de sus conocimientos para ponerlos de manera que se la entendiera.

-¡Por supuesto! Aunque la medicina convencional ya ha perdido su éxito, y los médicos mandan a hacer medicamentos hechos con productos químicos y previamente elaborados; pero si te das cuenta, es muy raro que las plantas medicinales tengan ese efecto propio de los jarabes y pastillas de la futura inmunidad debido al gran uso que se le dan.- Se había puesto algo seria al explicar su punto, hasta el punto de que cuando siguió un rato más explicando todo aquello, se dio cuenta de su error y se cubrió los labios con la diestra algo avergonzada por su retahíla- Lo siento, creo que me la pasé hablando de más...

Dicho eso, prefirió escucharle, sonriendo algo enternecida al ser copiada en el gesto de silencio por el chico, dándole un aspecto algo lindo que prefería no decir en voz alta, por lo que para distraerse de ese hecho, se llevó un mechón del cabello tras la oreja en un acto femenino y elegante que ya era inconsciente; su interés tomó forma en un ladeo ligero de cabeza hacia la derecha y el que enarcara su ceja un poco por la curiosidad que le provocaban sus palabras, ya que no lo entendía del todo, pero a la vez le llamaba la atención que lo pusiera de aquella manera. E iba a preguntar aquello, dejando la previa pregunta en su garganta atascada cuando llegó el halago inesperado, y con este un pequeño sonrojo que intentó ocultar inútilmente, carraspeando para llamar la atención ajena hacia otro lado mientras sonreía al esforzarse un poco, debía mantenerse lo menos tímida posible pese a que aquel piropo la había avergonzado un poco.

-Oh, tu tampoco estás mal, cielo.-La duda no desprovista de duda la tomó de sorpresa y se puso más nerviosa que lo que el ser llamada linda lo había hecho, y miró a otro lado buscando una respuesta propicia para ese momento, sin querer ponerse demasiado a la vista, es decir, las razas diferentes a las humanas ya eran más normales, sobre todo en ese lugar, pero no quería asustar al agradable chico diciéndole algo como 'Hey, soy una licántropo y me convierto en un monstruo las noches de luna llena, ¡seamos amigos!' o algo parecido. Soltó un bufido por lo bajo y encontró la respuesta adecuada... o algo parecido.- ¿Por qué lo preguntas? ¿No te agradan los humanos? Aunque más bien eso parece como que no eres uno... ¿Lo eres? -Entrecerró sus ojos, al contestar la pregunta con una nueva cuestión, dando largas a la verdadera respuesta.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Miér Dic 24, 2014 2:46 pm

¿Por qué había cambiado su vista a otra dirección? era como si hubiera dicho algo malo, esperaba no haberla molestado ....intentó notar su rostro pero no lo consiguió, más bien por que se detuvo al momento de ver el cabello, relucía, parecían llamas realzando en el aire, avivándose con el viento mismo y dando paso a unos momentos en los que el Dragón se perdió de toda la realidad, perdido en el cabello ajeno...no le traía malos recuerdos, ni temor, mas bien lo contrario, le gustaba, su cabello era hermoso y más que con ese viento, daba a lucir esa visión.... en conjunto con la chica, su cara, era una persona bastante hermosa ...entonces ¿por qué ocultarse? ...no entendía por que ocultaba su rostro de las personas...¿por qué tu escondes tu verdadero ser tras ese cuerpo humano? ...Yo no podría vivir entre humanos y otras criaturas si no lo hiciera ...¿ella es igual? ... Se quedaba pensando....

Esa respuesta, ¿no estaba mal? ....le hizo agachar un poco la cabeza, algo apenado, era inevitable para él no poder hacer eso, no era alguien que tuviera mucho contacto con otras personas, ¡ni siquiera iba al colegio! no tenía necesidad claro, pero no tenía mucha interacción con otras personas, e igual que ella jamás le habían dicho algo así...''cielo'' ...sonrió suavemente por lo bajo.

-Gracias....-

Si, así respondía a los halagos él. Estuvo por escuchar su respuesta, quería saber...pero ¡vaya manera de salirse por la tangente!....aunque el dragón no supo en ese momento que aquello no había sido una respuesta, su reacción fue completamente natural, quedarse sentado, con una flor entre las manos, sonriendo y olfateando un poco esta.

-No es eso....me agradan mucho....en algún punto de mi vida lo fui, ciertamente....y...pues ahora no lo soy....pero me da curiosidad como han crecido, evolucionado....no sólo ellos, todas las criaturas que hay en estas tierras..aunque, los humanos me dan mucha curiosidad....-

Miró hacía la joven....ampliando su sonrisa un tanto.

-¿Sabes? me acabo de dar cuenta....que...evadiste mi pregunta...-

Rió animado, no le iba a presionar si no quería , no tenía el derecho de hacerlo de todas maneras, curioso, volvió su mirada hacía la flor que tenía.

-Quizás no me creas por este aspecto pero...soy un dragón...aunque dudo que me reas también por la pierna como la tengo...o si me crees, creerás que soy un dragón patético...quizás lo soy....no conozco ni siquiera a otros dragones, mucho menos a otros que les gusten los humanos...considerando que en la historia han habido humanos que matan dragones...-

Le ofrecía la flor a la chica, con esa misma sonrisa y un leve rubor en las mejillas. Me gusta hablar con ella....es linda, y....no parece mala persona....no sé quien querría hacerle daño para que esté en el bosque oculta pero....me gusta... Espera...¿qué pensaste? ...bajó su mirada y su cabeza un poco, a modo de ''confesión'' callada, a vistas de cualquiera, parecía un chico declarándose callado, ofreciendo esa flor a la joven, y lo era, pero él, estaba muerto de la pena por dentro, pasó algo de saliva, y se quedo así esperando a ver que tomase la flor y más, su respuesta....quizás se alejaría por saber que era realmente, después de todo la historia había catalogado a los de su raza como seres malvados que destruyen todo...quizás se asustaría....

Pero...que no se vaya sin haber aceptado la flor al menos... Cerró sus ojos, con nervios.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Mar Dic 30, 2014 11:36 am

Sus intentos para que olvidara la pregunta hecha hacia ella tuvo éxito y ella sonrió para si misma con cierto orgullo que inflaba ligeramente su pecho de una manera no muy literal para no hacer obvio su pequeño engaño, algo típico de los ilusionistas, mandar tu atención a otro lado; en cuanto el viento terminó por desaparecer tan rápido y repentino como llegó, dejó su cabellera caer como cascada hacia su espalda de nuevo, se sentía más a gusto cubriendo esa zona, aun si la sudadera cumplía su función. Aun si hubo sorpresa impresa en sus ojos azules, no hubo miedo alguno en sus facciones, toda la normalidad que ella podía demostrar, no estaba muy acostumbrada a conocer a gente de una raza diferente a los infernales como eran los demonios -los cuales eran los que más visitaban su trabajo, les encantaban las marcas, los tatuajes, y ella disfrutaba que fueran, daban una buena paga si el trabajo era de su agrado- y los humanos, seres inocentes en su mayoría, incrédulos y bastante escépticos de la existencia de gente como ella... Como ellos, ahora que sabía que el pertenecía a una raza que de momento desconocía y esperaba poder saber de parte de él y no tener que ir eliminando mentalmente las que habían, aunque no todas mostraban sus rasgos en su forma humana, ni siquiera ella; en un acto de propio entretenimiento, sus manos buscaron a tientas las flores que luego se convertirían en un buen jarabe para convertirlas en una bonita corona al ir entrelazando los largos tallos. No necesitaba mirar demasiado a lo que hacía, sus manos se movían por si solas, conociendo lo que debían hacer, cada giro, cada suave retorcer de los tallos entre si.

-Vaya, me descubriste.- Simplemente soltó con cierta diversión al ser descubierto su 'ilusión' y dejó que escapara una pequeña risa suave que terminó con la muestra de su lengua, asomando de entre sus labios como un gesto infantil, travieso, como una niña que había cometido una travesura; en un suspiro, su cuerpo se relajó y dejó caer un poco los hombros, pero sin perder aquella formalidad un tanto elegante de su parte, gustaba de ponerse recta, así hacía más visible su bonito cuerpo, aunque no es que quisiera coquetear con el chico o algo parecido.- Los dragones son una raza preciosa... Admito que no tengo un gran aprecio por los reptiles, me provocan cierto escalofrío, pero nunca antes había visto a un dragón... Si todos son como tú, entonces no me importaría conocer más, come hombres o no.-Vale, si, había sonado más coqueto de lo que pretendía, ¡y eso que aparentaba ser más joven que ella! Carraspeó para tomar otra vez el hilo de la conversación.-No es como si los míos fueran completamente inocente... O al menos, los de bajo rango...-Oh, si, una Licántropo convertida en un monstruo gracias a la mordedura de uno de bajo rango, podía enorgullecerse de eso totalmente, pensó con cierto sarcasmo.

Hizo un gesto extraño ante la extrañeza y la confusión creada ante el ofrecimiento de la flor por parte del castaño, mirando a ambos de forma alterna sin entender, aunque la timidez mostrada debido a la flor que le estaba regalando, aun cuando ella tenía muchas, le resultó bastante enternecedor; sonrió encantada por su gesto, y tomó la flor con cuidado, justo por encima de la mano ajena aunque dejando que una caricia de sus dedos antes de acercarse. Se apoyó en la pierna del chico, la que veía estaba sana y no tenía prótesis alguna, pero sin reposar todo su peso en esta a la hora de inclinarse; la mano que sostenía ahora la flor, levantó el rostro del joven con delicadeza y cuidado, no buscaba hacerle daño ni obligarlo, pero una vez lo consiguiera, sonriendo de una manera un tanto felina -diferente a la raza a la que pertenecía realmente-, en una cercanía peligrosa que casi hacía el roce entre sus narices, ladeó la cabeza para alcanzar su mejilla y besarla. Tal vez recreándose un poco en el contacto, tardó un poco en alejarse, dejando una breve caricia de sus labios contra la piel de su mejilla antes de separarse y volver a su posición, dejando tras ella el agradecimiento propio en suave voz, haciendo el máximo esfuerzo por no sonrojarse... Al menos no demasiado, cuando sintió cierto calor aparecer en sus mejillas, a lo cual supo que se había avergonzado un poco en apariencia.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 02, 2015 11:48 pm

¿Por qué decirle tan libremente qué raza era? vamos, si bien conocía humanos que eran buenos, sabía igual que existían infinidad de humanos que sin duda alguna matarían a cualquiera que no lo fuera, y no por miedo ni más, si no por tener una cabeza que exhibir como si fuera un trofeo, aquello era desagradable sin duda, pero la realidad...¿entonces por qué? por que al evadir la pregunta, pensaba, no era humana.....si hubiera sido una humana ¡Sería perfecta! bueno ¡más perfecta! ahora ya lo era, o al menos así la veía el castaño, un palpitar en el pecho, no sabía que una persona podría sentir mariposas volar en su estómago, y en ese momento las sentía, por lo cual optó por poner su mano en su estómago mismo como si con semejante acto pudiera controlar a las pequeñas voladoras que suponía, tenía adentro, y más, que ni siquiera como habían llegado allí...¿eran reales? ¿o era parte de la ''Ilusión''?...no sabía, pero era agradable la sensación. Y la chica comenzó a mostrar una gran habilidad con sus manos, así como un nivel de concentración superior a cualquiera que hubiera visto en mucho tiempo, siglos incluso... ¡era increíble! hacía flores sin mirar, o mejor dicho, estaba haciendo una especie de ...corona con flores, usando las plantas, los tallos, las flores como tales....¡se veía bien bonito!....¿¡Podré hacer algo así?!Seguramente...no.

Su gesto infantil....¡se veía muy bien! ...sonrió suavemente, antes de dar una pequeña risa que terminaría por igual hacer notar que el gesto le había parecido quizás no coqueto, ni mucho menos, si no todo lo contrario, adorable, tierno incluso. Eh...¿no le gustan los reptiles? quiz´sa no le guste verme con mi verdadera forma entonces....Y el hecho que la chica estuviera diciendo aquellas palabras.... era como un halago, y uno muy agradable, es decir, por lo regular los humanos en el bosque, estaban por simplemente querer cazar, incluso lo llegaron a apuntar pese a estar en su forma humana creyendo que estaba ocultando al supuesto dragón....¡cuando realmente se protegía a si mismo! llamarlo mentiroso...el lo llamaba ''sobrevivir''...y hasta ahora le había funcionado. Miraba el piso con esa pena total, vergüenza ante la joven... ¿qué? ni siquiera en Berk había encontrado una chica que le gustase, ni mucho menos sabía como hablar con ellas, eso de la charla de como hablar a una mujer la tenía que dar la misma madre, y en su caso, su mamá no estuvo con él, no recordaba a que edad se había alejado ella...y su papá, bueno, él siendo un líder Vikingo, ni en sueños iba a conversar de esa manera con su hijo, las pláticas con su padre habían sido de como matar un dragón, de como dirigir el pueblo de Berk y tras descubrir que su hijo era ahora un dragón, de cómo debía hacer su trabajo como protector de Dragones y de Berk, y de la naturaleza como tal, las chicas nunca fueron algo presente en su vida....y luego, viviendo solo y existiendo, menos aún.

Mantenía la cabeza agachada, con esos nervios comiéndose su interior en todo momento, ¿por qué no podía controlarlo? era simple la razón realmente, pero no lo iba a admitir, al menos no aún. Sentía el tiempo de manera eterna, como si aquel momento en que le ofrecía la flor a la joven no fuera a terminar nunca, y fuera a congelarse en el tiempo con la flor en manos, y más aún, que así fueran a quedarse, ¡No quería! ...Toma la flor, por favor... ...momentos eternos , hasta que sintió un tacto, una caricia suave, entre abrió sus ojos, pudiendo ver la mano de la joven rosar la propia, estaba tomando la flor, y ya la tenía....mantuvo sus ojos nuevamente completamente cerrados, por los nervios...Tiene las manos suaves y tibias....Si, le gustó ese tacto, volvió a mirar a la muchacha cuando esta le ''obligaba'' a elevar el rostro, sentía que se quemaría toda la cara por el calor que tenía de la vergüenza, de los nervios, de tenerla tan cerca, ese rubor se avivaba y avivaba más y más a cada centímetro que la chica cortaba con su acercar, verla tan de cerca, al grado de prácticamente sentir su respiración....su mano en su pierna, no pesaba, quizás no se estaba apoyando del todo, no le daba importancia, ni siquiera podía pensar, por la cercanía....si a la distancia le parecía una chica muy bonita, tan de cerca.... no había como describirla.

Y más, el beso que le daba....pero tenía que ser fuerte, no demostrar que aquello podía hacerlo prácticamente noquear, su mano fue lentamente hasta la mejilla ''víctima'' del beso, rosando suavemente la piel, como si no quisiera borrar aquella marca invisible dejada por los labios de la joven, pudo observarla, pasando un poco de saliva, pensando bien que tipo de cosas podría decir....¿Me das otro?...Definitivamente...no. Su mano contraria terminaba por ponerse en el piso, acercándose un poco a ella, no quería cortar esa distancia que ella había puesto, sonrió sin poder esconder aquel gesto alegre, pues el beso no había hecho más que producirle que esas mariposas se movieran más y más.

Respiró profundo para no sonar como un estudiante declarándose.

-¿T-Te puedo acompañar? ....es..es que...por favor...-

Eso, no le expliques el por qué, simplemente ruega.

Tragó un poco de saliva, esperando que ella accediera....quería saber un poco más, conocerla.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 25, 2015 10:05 am

Deberían colgarla por aquel sentimiento de que tenía ganas de tirarse encima del chico frente a ella, le parecía tan adorable, que si hubiera forma de hacer visible los corazones que estaría formando solo de verle de aquella manera, siendo que parecía tan menor... Mierda, seguro que era menor que ella... O tal vez no, teniendo en cuenta que era un dragón, de los cuales tenía entendido que vivían muchos años, siglos incluso; se rascó la nariz inmersa en sus propios pensamientos, que aunque pensara demasiado, era un cauce bastante rápido y podía seguir el flujo de lo que pasaba a su alrededor. Bueno, no es que se hubiera fijado de esa manera en muchas personas, después de todo cuando tenía un acercamiento con alguien era por cortesía o trabajo, pero debía admitir que hasta ahora no había conocido a alguien tan sincero como él; su forma de ser no mostraban engaño o mentira alguna, y aunque no era la más adecuada para confirmar este hecho, su olfato y el aura que desprendía el chico era suficiente para ella. ¿El aura? Se preguntarán. El aura era una especie de color que cubría a todas las personas, y pese a que había tantas personas en el mundo, entre su tonalidad y su olor, eran únicos mucho más allá que solo las huellas o la misma personalidad, e incluso alguna característica física que incluso podía diferenciar a los gemelos más parecidos; pese a todos los millones de personas, humanos o no, que habían en el planeta y más allá, todos tenían un aura de un color representativo, y tal vez sería su predisposición por su raza, pero ella podía si no verlas, olerlas de alguna manera. Aunque extraño el hecho de poder oler un aura o un color, para ella había resultado muchas veces de gran ayuda para alejarse de malas personas en su momento, y se había salvado de muchas malas situaciones gracias a esto.

El tono verdoso que le cubría era muy similar al que él tenía de color de ojos, unos ojos que le gustaban desde el momento en que quedaron a su vista y pudo vislumbrarlos; debía confirmar esa frase que decía que los ojos son el espejo del alma, de alguna manera, o al menos con él. Por eso, mientras le observaba, intentando que los ojos siempre quedaran a su vista para poder disfrutar de estos, no le importó si se acercaba más a ella, aunque siempre manteniendo cierto distancia prudente, la típica distancia que debía poner una chica con un chico, por muy inocente que fuera o pareciera. No es que desconfiara, se repetía, pero era algo extraño para ella aceptar la cercanía o el tacto ajeno con tanta facilidad y familiaridad que actuaba por inercia, pese al aun sentir cierto cosquilleo en la misma mano que utilizara para apoyarse medianamente en la pierna del castaño para hacer cómodo su acercamiento.

La pregunta la tomó por sorpresa, pero intentó no demostrarlo demasiado, y ladeó la cabeza, dejando que sus cabellos cayeran apenas sobre sus mejillas con delicadeza antes de que sus manos se movieran solas para ponerlo tras su oreja; se quedó en silencio por un rato, aunque pensativa, queriendo ver cualquier tipo de reacción que él pudiera tener ante la duda que mostraba, ante una posible negativa que, en realidad, no se le aparecía por completo en su cabeza. Siempre acostumbrada a negarse a cualquier tipo de invitación, o acercamiento a alguien recién conocido -porque ser bonita o simplemente algo atractiva a los ojos contrarios no siempre era bueno si te daban tanto el coñazo- para evitar malentendidos. Le observó, parecía nervioso, y no pudo evitar preguntarse por qué ella precisamente, pero no la dejó sonar en voz alta y suspiró al mismo tiempo que esbozaba una nueva sonrisa y se encogía de hombros.

-No me importa... El bosque no es mío, así que no voy a echarte... Si quieres, puedes acompañarme a recoger unas flores más, me temo que necesito la cesta llena para conseguir lo que necesito.-Y no mentía, solo para un pequeño frasco, necesitaba bastantes flores, y por supuesto, necesitaba muchas más de las recogidas para hacer unos pocos, que seguramente se venderían a un precio adecuado debido a la dificultad de conseguirlo... Quedaba mucho bosque, y muchas zonas del lago que continuaba en río, así que seguro encontraba mucho más con lo que trabajar, y la compañía la entretendría, no era nada desagradable.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Lun Feb 09, 2015 4:57 pm

Sinceramente...¿por qué lo preguntó?...Es obvio que me dirá que no, soy un extraño después de todo....y mantenía sus ojos cerrados por completo intentando no abrirlos para no tener que dar la cara a la chica, y que no fuera a enojarse con él por tal atrevimiento, y es que era un atrevimiento el pedirle acompañarla y más ayudarla con lo que fuera que necesitase hacer....¿y si pensaba mal de él? ...Debería pararme y salir corriendo...Si, era rápido, era seguro que podría escapar y la chica no podría alcanzar su ubicación fácil, y en últimas podía volar así que tenía todos los campos cubiertos.

Si, no era de hombres escapar pero...Soy un dragón así que no cuenta....pretextos, tenía que encontrar alguno para poder salir corriendo...pero no tuvo que pensar más en ello. El escuchar que ella aceptaba e incluso parecía estar animada con la idea de recibir ayuda para la recolección de flores, le hizo sonreír, y mirarle con un aire alegre, casi como si hubiera sido la chica colegiala que se declara y no es rechazada. Asintió con energía, al tiempo que ambas manos las elevó por encima de su cabeza estirándose por completo, pero no para quitarse lo adormilado ni mucho menos, si no más en una expresión eufórica de emoción de su parte, de haber estado de pie, seguro hubiera saltado emocionado.

-¡Gracias, te ayudaré en lo más que pueda, lo juro!....-

Se levantó animado, para poder observar a la chica...ahora que lo pensaba.... ¿no sería más fácil si hiciera florecer las flores que ella quería y necesitaba cerca? ¿o no le gustaría la idea? .....pensaba un poco, antes de poder colocarse en cuclillas observando a la joven con una sonrisa amable.

-Oye...¿y si te digo que puedo hacer que las flores que quieras aparezcan aquí y ahora? ....así te ahorraría el viaje.... claro, si quieres...-

Desvió el mirar un tanto, antes de poder volver su atención hacía la joven con una risa suave, tomando una pequeña flor que había a un lado, para poder observarla......volviendo su mirada hacía la joven.

-Ehhh...Misha...quizás te incomode la pregunta pero ...¿por qué vives sola en el bosque? ...-

Curiosidad, inocente curiosidad.

Spoiler:
Perdóname que sea corto o algo así, ando con una mano solamente D: y cuesta más trabajo
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Invitado el Vie Abr 10, 2015 10:35 am

TEMA CERRADO
Tema inactivo por más de dos meses. Si se desea abrir, puedes pedirlo aquí >Aquí
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Conociéndote [Priv. Hiccup] Empty Re: Conociéndote [Priv. Hiccup]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.