Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






"Al menos no dejes migas en la camilla"  [Tora Aisaka] A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado "Al menos no dejes migas en la camilla" [Tora Aisaka]

Mensaje por Invitado el Dom Jul 06, 2014 9:23 pm

¡Menudo lugar aquel, la enfermería! Camas, claridad, brisa agradable, nadie a la vista... Decidió adoptarlo como su nuevo escondrijo secreto. ¿Y cómo es que Holly está en la enfermería, te preguntarás? Bueno, para todo hay tiempo, y para contar algo hay que empezar por el principio.
Nos remontamos al amanecer de aquella mañana, cuando la ya mencionada abrió los ojos por primera vez. Eran las 6:00. Aún le quedaba tiempo para todo sin llegar tarde a su primer día de clase, por lo que cerró los ojos durante un momento antes de levantarse. Abrió los ojos de nuevo, y se incorporó bostezando en pijama. Tras estirarse, fue al servicio, se lavó la cara y volvió con pesadez a la habitación. Convencida de que aún iba con tiempo, la muchacha se estiró en medio de la habitación, buscando su ropa con el ojo medio abierto que le quedaba durante el estirón. Suspiró bajando los brazos y cogió el despertador solo para ver que eran las 7:15. Palideció, haciendo una mueca. Tardó casi un minuto en reaccionar. "Si son las 7:15... Y las clases empiezan a las 7:30... Me quedan 15 minutos para llegar a clase..."

Lanzó el despertador contra la cama, corriendo de un lado a otro en la habitación, cogiendo ropa interior, cambiándose, cogiendo la falda, la camiseta y el resto del uniforme, vistiéndose. Mientras se ponía la camiseta a la vez que uno de los zapatos, cayó de culo al suelo con un quejido. Maldecía por dentro terminando de vestirse, y cogió el cepillo para ordenarse el pelo rápidamente. En tiempo record, Holly estaba lista para salir de casa, y empezó a correr a toda velocidad dirección al instituto. Tuvo que hacer uso de su control del viento para llegar a la puerta del aula justo cuando la campana tocaba. Se sentó en su sitio correspondiente para empezar la clase. A mitad de la segunda hora se percató de que no había desayunado nada, pues el estómago comenzó a rugirle, reclamándole las ingentes cantidades de comida que solía consumir por las mañanas. Suspiró levemente mientras esperaba a que terminasen las clases.
A finales de la tercera hora, comenzó a sentirse mareada, pero lo achacó al calor infernal que hacía y no se preocupó demasiado.

No se preocupó demasiado hasta despertarse en una cama que no conocía y oliendo a desinfectante. Sobresaltada, miró a su alrededor, y vio que estaba rodeada de dos biombos blancos y una cortina, y arropada con una sábana del mismo color. Se incorporó, llevándose una mano a la cabeza por el mareo. Apartó la cortina, saliendo a la habitación y descubriendo que era, sin duda alguna, la enfermería. No había nadie a la vista, pero en seguida una persona que no reconoció y que presumiblemente era la enfermera, abrió la puerta principal y entró. "Oh, señorita Hyde, ya se ha despertado. Ha tenido una bajada de azúcar, ¿Ha desayunado bien esta mañana?" Negó con la cabeza en respuesta, y le explicó el apuro que había sufrido para llegar a tiempo a clases. La mujer se rió maternalmente, le ofreció un caramelo. "Toma algo de azucar, puedes descansar un poco más si quieres. Luego ve a comer algo, o si comes aquí al menos no dejes migas en la camilla" Holly le devolvió la sonrisa con dulzura, agradeciendoselo. Tomó el caramelo mientras la enfermera le decía que había acabado su turno y tenía que irse por hoy. Se despidieron con una sonrisa y Holly sacó su fiambrera de la maleta. La fiambrera era enorme, como si fuese para cuatro personas.

El lugar era tranquilo, blanco, olía a limpio, había luz y y una agradable corriente de aire fresco. ¿Qué más se podía pedir? Se sentó en la camilla y desenvolvió la caja de almuerzo.

-Por todos los dioses, qué hambre... Que aproveche-

Murmuró con las manos juntas sosteniendo los palillos, a forma de bendición de la comida. Acto seguido, empezó a comer con ganas.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "Al menos no dejes migas en la camilla" [Tora Aisaka]

Mensaje por Invitado el Dom Jul 06, 2014 10:17 pm

Corriendo de aquí para allá, así era su primer día de clases, toda una locura desde el principio. ¿La razón?, simple… se había quedado dormida. Había tenido que atragantarse con todo su desayuno para poder llegar a tiempo. Una vez dentro de los pasillos del instituto, pudo respirar con algo de agotamiento.

-mm….-saco de sus bolsillos, un pequeño papel, el cual contenía el numero de su clase y un pequeño mapa para poder guiarse.  De tan arrugado que estaba, era imposible leerlo bien, además de que su paciencia no era la mejor, la situación era aun peor. Tardo bastante tiempo hasta que por fin encontró su salón.

Estiro lentamente su mano hasta la puerta, temblaba un poco, ‘’tsk,…es solo una estúpida presentación’’ trataba de auto-convencerse, ya que, al no ser buena socializando era más que obvio que lo arruinaría todo en su primer día. En fin, tomo una gran bocanada de aire, conteniéndolo en sus mejillas un tanto infladas y colocando la mano sobre el pomo de la puerta, la abrió bruscamente llamando la atención no solo del maestro, sino de toda la clase.

Por lógica, el maestro la observo con desaprobación. Después de regañarla un poco fuera del salón, hizo que ingresara y se presentara ante todos. Como se lo esperaba fue un completo desastre, simplemente terminó mostrándose como alguien intimidante e indiferente, era imposible después de todo… jamás llegaría a combatir aquella maldita  costumbre que tenia.

Luego de la primera clase aburrida, decidió merodear por los pasillos. Parecía distraída y metida en su propio mundo, hasta que…se impacto contra algo o mejor dicho alguien. La muchacha que estaba frente a ella, volteo a mirarla con enojo.

-Estúpida enana…Fíjate por donde caminas-

Mientras sobaba su cabeza, levanto la mirada, casi fulminándola, a lo que la muchacha del susto retrocedió y algo nerviosa siguió hablando - tsk, no eres más que una salvaje, mírate, das pena- Tora, apretó su puño escuchándola y en cuanto termino de hablar, le propino un gancho certero en su barbilla, dando inicio a una pelea entre ella y las amigas de la muchacha que había golpeado. No tardaron en venir los maestros para calmar la situación, pero para cuando hicieron acto de presencia, las muchachas se encontraban en el piso, arrodilladas y llorando, mientras que frente a ellas se encontraba una muy satisfecha y triunfante Tora.

Sonriéndoles con superioridad. Claro, su sonrisa no duro mucho después del castigo impuesto y que la mandaran obligatoriamente a la enfermería por apenas algunos raspones.

Después de unos minutos, ya se encontraba ingresando dentro de la enfermería, con mala gana.
-ho, Cariño, ¿pero que te ha pasado?- musito, sorprendida la enfermera.

-…….-Tora miro a la enfermera de reojo y sin decir palabra alguna, subió sobre la camilla corriendo las cortinas - dormiré aquí…no se preocupe- Ante esto la enfermera, decidió darle su espacio, al menos esperaría a que la estudiante se calmara un poco para poder contarle luego, lo sucedido.

al cabo de un rato, comenzó a escuchar un molesto ruido extraño y un delicioso aroma se apodero de su nariz. abrió sus ojos al instante, levantándose de la camilla, siguió el aroma hasta llegar a otra de las camillas, para simplemente....encontrarse con una tía, comiendo a lo bestia. enarco una ceja observándola por unos minutos.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "Al menos no dejes migas en la camilla" [Tora Aisaka]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 07, 2014 10:29 am

Aquella caja de almuerzo era una bendición que había preparado ayer por la noche antes de dormir, así que sabía exactamente lo que había allí dentro. Había pasado horas haciéndolo todo y colocándolo en perfecto orden. Era una tragona, pero le gustaba tener la comida en orden. Tortilla, salchichas en forma de pulpo, huevo cocido, gambas rebozadas, ensalada de col, bolas de arroz con diferentes rellenos, pequeños sandwiches, arroz frito, zanahorias, brócoli, alitas de pollo, mazorcas de maiz... Eso en la parte salada. Después en el último piso habría pudding, fresas, melocotón, uvas, algunas manzanas cortadas con forma de conejito, mandarina y algunos trozos de tartas de queso y fresas con nata.
Se le caía la baba, y, aun por redundante que suene, le encantaba el lugar. Respiró hondo con una gran sonrisa en el rostro. Qué paz. Qué tranquilidad. Qué silencio. Qué todo. Adoraba que no hubiese nadie para molestarla mientras comía. "Mejor, así no tendré que compartir" Pensaba, sin dejar de comer. Por un momento, con un trozo de brócoli se atragantó.
Tosió con violencia, dándose golpes en el pecho, por un segundo, hasta que el trocito causante de todo el revuelo salió volando de su boca hasta chocar con la ventana. Suspiró, aliviada y con la cara roja. Su pulso se había puesto a mil por hora. "Menudo susto." Pensó, llevándose una mano a la garganta.

Soltó un momento las cajas y se acercó a donde el trozo de brócoli había caído en el suelo, recogiéndolo con la mano. Abrió la ventana y viendo que no pasase nadie lo lanzó fuera. Apoyó los antebrazos en el marco de la ventana, inclinándose hacia delante, observando el paisaje.
Se veía el patio de deportes, donde algunos aún practicaban en las actividades de su club. Había algunos arboles y parterrés con flores y arbustos. Los alumnos paseaban tranquilamente, y el viento soplaba sin fuerza, refrescando el cargado ambiente de verano. Respiró hondo, tranquila, sin darse cuenta de que en la habitación. Apoyó la barbilla sobre sus antebrazos, quedando agachada ante la ventana, viendo cómo la vida pasaba, al igual que las escasas nubes blancas del cielo. Con una ámplia sonrisa, se despegó del alfeizar y se estiró. Seguía teniendo hambre, así que lentamente se giró sobre si misma energicamente, con las manos tras la nuca. Se sentó de nuevo y, cogiendo una gamba rebozada con los palillos, se dio cuenta al fin de que alguien la observaba.

Pestañeó rápido, mirando a su observadora, la cual no se movía y tenía una extraña expresión entre sorpresa y disgusto. Aquello era inesperado, así que se quedó completamente quieta por un momento. Tardó unos segundos en reaccionar, pero lo primero que se le ocurrió hacer fue alzar los palillos en ofrecimiento de la gamba, por mucha pena que le diese deshacerse de su comida.

-¿Quieres?.-
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "Al menos no dejes migas en la camilla" [Tora Aisaka]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 07, 2014 12:00 pm

Tal y como un pequeño Tigre percatándose de cada movimiento de su presa, Tora se mantenía quieta y callada. Parecía estudiarla de arriba abajo, esperando pacientemente a que se diera cuenta de su presencia.  La chica parecía algo bruta al comer, para opinión de Tora, cosa en la que no se equivoco por que pronto la ajena se había atragantado.

Ladeo un poco la cabeza, sin moverse aun. En cuanto la ajena la noto, se produjo un pequeño choque de miradas, no del malo, si no… en el sentido curioso. Tora simplemente frunció un poco el ceño. Estaba comenzando a sentirse un poco molesta por la forma en que estaba siendo observada. Un minuto más y seguramente dirija algo pero… algo llamo su pequeña atención.

Ante la acción de la muchacha, de convidarle su comida, la atención de Tora se centro completamente sobre la gamba. Trago con un poco de dificultad, y antes de que pudiera responderle su estomago lo hizo por ella haciendo un ruido bastante fuerte. Ante ello, las pequeñas mejillas de Tora, comenzaron a enrojecer, apenándola por tal acto mientras ladeaba la mirada y negaba con la cabeza. Estaba mintiendo completamente ya que, su pequeño orgullo no le permitía aceptar por completo aquella amabilidad tan repentina, aunque la realidad sea que no sabia que hacer ante ello. Pero con lo poco que había podido desayunar, no alcanzaba a satisfacer su estomago por completo.

Se aferro con fuerza a las sabanas de la camilla, no sabía qué hacer, después de pensarlo unos minutos más, y sentir que sus tripas rugían como depredador hambriento, miro a la chica de reojo y sin más se estiro, acercándose a ella, para abrir luego plenamente su boca y comerse aquel alimento de un bocado. Luego de masticar , degustar y ronronear un tanto contenta, volvió su mirada hacia la ajena, esbozando una media sonrisa –Gracias…- dijo simplemente.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "Al menos no dejes migas en la camilla" [Tora Aisaka]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 07, 2014 12:19 pm

Sosteniendo aún la gamba, observó a la chica de pies a cabeza disimuladamente. Era muy pequeñita, y tenía una carita linda. Una pequeña sonrisa asomó en su rostro, mientras esperaba que la pequeña chica gato aceptase la comida. Su expresión de hambre se hizo evidente, tanto por la mirada brillante mal disimulada como por el rugido audible de su estómago. La sonrisa de Holly se ensanchó un poco, divertida.
Realmente le agradaban los animales, y aquella chica se comportaba como un pequeño gatito. Tanto así que decidió comenzar a tratarlo como tal. Esperó pacientemente con una amigable mirada pegada en ella a que cogiese la gamba.

"Es realmente linda, cómo mira la comida..." Pensó interiormente, lo que hizo que su sonrisa se ensanchase un poquito más. No se movió, esperando y esperando a que reaccionase. Ella negó con la cabeza, rechazando el ofrecimiento y sentándose en su propia camilla. Holly alzó las cejas un poco, sorprendida, pero no cedió en su empeño, no bajando su ofrecimiento sino dejándolo en el mismo sitio, sin pronunciar palabra.
Tras otro rato de cavilación, vio como la dudosa gatita se acercaba estirandose a ella, y, abriendo un montón la boca, lo cual encontró extremandamente adorable, devoró la gamba de un bocado. Su sonrisa se completó, enseñando los dientes en ella, aguantando un poco la risa. Evitó decirle lo adorable que le parecía, y simplemente se echó hacia atrás en la camilla, pegando su espalda a la pared y atrayendo la caja hacia si, haciendo hueco a los pies de esta.

-Si tienes hambre puedes coger más. Hay mucha comida, sientate y toma lo que quieras.-

Miró a la chica sin variar su sonrisa amable. En otras circunstancias le hubiese molestado tener que compartir su comida, pero por una chica tan linda no le importó. Además, por su tamaño, no pensó que comiese demasiado, aunque solo había que verla a ella misma para saber que muchas veces las apariencias engañan.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "Al menos no dejes migas en la camilla" [Tora Aisaka]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.