6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Ficha sombría de Greed
Ayer a las 11:55 pm por Greed

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 11:38 pm por Tokusatsu kisune

» Tokusatsu Kitsune, el profesor acabado ID
Ayer a las 11:31 pm por Tokusatsu kisune

» Not yet...
Ayer a las 11:04 pm por Kasady Carnage

» Reserva de físicos
Ayer a las 10:48 pm por Kasady Carnage

» No tomes nada... sin pedirles permiso
Ayer a las 10:16 pm por Uruk Ishi Ir

» Dejo unas pocas dudas y me voy
Ayer a las 9:30 pm por Uruk Ishi Ir

» Actualización de personaje.
Ayer a las 8:48 pm por Gabriel Martizer

» El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-
Ayer a las 8:45 pm por Bloop Brothers

» Ficha De Killua Zoldyck
Ayer a las 8:19 pm por Killua Zoldyck

¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Ryuusuke Minami

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizada Ryuusuke Minami

Mensaje por Ryuusuke Ray Minami el Sáb Oct 19, 2013 2:01 am

Nombre: Ryuusuke {la última 'u' apenas sí se pronuncia; fonéticamente Riuske}
   Apellidos: Minami
   Apodos: Ray
   Fecha de Nacimiento: 21 de septiembre de 1994
   Edad: 20 años
   Sexo: Hombre
   Orientación Sexual: Heterosexual
   Ocupación: Trabajo... What the heck?! Bueno, hace changas (quiero decir, lo que encuentre sea la temporada que sea) mínimamente para pagarse la comida. Si algo fijo sí hace es tocar música a la par de cantar en bares, discos, teatros, escenarios y estadios (!?). Es un buen electricista, aunque no le agrada revelarlo ya que tiende a usar esta habilidad para solucionar sus propios dilemas de conexión, suministro y gasto de energía eléctrica.
   Salón: Tercer curso - División B
   Casa: Rojo
   Raza: Humano



   Descripción Física:
Altura de 185 centímetros - Peso de 73,10 kilogramos -
Ojos color azúl obscuro, apenas rasgados -
Cabello negro azabache, le llega hasta hombros y casi en la zona superior de la espalda -
Piel mestiza entre asiático y latino (apenas moreno).
Cuerpo esbelto, músculos firmes y bien entrenados; ni muy flacuchento y ni siquiera fisicoculturista; normal. Gran capacidad pulmonar. Contextura equilibrada, mas si de algo se puede especificar es que posee suficiente fortaleza en su tronco superior (brazos, manos, pecho, abdomen, espalda, hombros, etc).
Rostro con forma de óvalo, un poco anguloso en la quijada, pómulos poco pronunciados y una nariz aguileña. Orbes como una noche de luna llena y cielo despejado, un azul de tonalidad oscura, muy negros; brillan como si tuviera estrellas cuando está feliz y animado por su alrededor, o son un pozo sin fondo en los instantes que demuestra indiferencia o seriedad extremas. Su pelo le llega hasta casi superar sus hombros, quedando en la parte superior de su espalda; lacio fino y grasoso, sin muchos cuidados que los mínimos de limpieza y eso. Orejas medianas-pequeñas, de las cuales su sentido del oído es perfecto, quizás tiene hiperaudición.
Dedos de manos con callos duros y ásperos, más delgados y largos, independiente sus movimientos de cada uno respecto a los demás; gran elongación desde la muñeca hasta en cada falange. En ciertas partes de su cuerpo tiene cicatrices pequeñas producto de un accidente en coche cuando joven puberto, y prefiere no enseñarlas ni que se vean a la luz del día.
Usa ropas variadas de unitonales base en naranjas, rojos, negros, blancos o azules; nada que sobresalte pero lo que sí define su personalidad son las múltiples estampas y símbolos que poseen estas camisetas; camisas de cuadros que casi siempre hacen guardas entre el blanco y otro color. Apenas sabe atarse una corbata por lo que andar formal es una rareza para él.
Zapatillas deportivas cómodas, malgastadas por el uso, ni se interesa en reponerlas excepto cuando la lluvia y la nieve se cuelan en sus calcetines; entonces consigue bolcegos o botas de cuero, ambos calzados de invierno casi siempre negros o grises.
Pantalones de jean rasgados y maltrechos a la altura de las rodillas, y deshilachados en la zona de los tobillos; de vez en cuando usa pantalones cómodos de ejercicio y telas normalmente viejas y sintéticas; siempre usa boxers de tonalidades obscuras o en color beige, que le llegan hasta la mitad de los cuádriceps y un poco más abajo.
El único momento en que le importa la "moda" es cuando en una de esas quiere entonar junto al suceso o evento en el que participará (fiestas, reuniones con temática específica, conciertos -tanto de espectador como anfitrión-, etc).
A veces se olvida que su voz tiene muy amplio registro de tonalidades, que puede impresionar a los oyentes cuando es capaz de pasar de ser un tenor excelso hacia un barítono peculiar por su aguante allí abajo de la partitura o pentagrama; se castiga el cuello con estallidos guturales, mueve la lengua en sus fraseos de rap casi ininteligibles si se dispone a máxima velocidad, por último e igual de importanta suaviza sus cuerdas vocales al punto de sonorizar un canto de melancolía y felicidad por partes equivalentes.

Muestras:








   Descripción Psicológica:
Rostro serio incluso 'enojado' pasando por inexpresivo en un primer momento, cuando logra adecuarse al ambiente y/o a la persona que tiene al lado, se suelta siendo mucho más expresivo (si es que le has caído bien). Su mundo son las coplas, las notas de la escala musical y los rasgueos/punteos instrumentales. Le agrada experimentar con todos los sonidos que su voz es capaz de lograr, resultando gracioso y divertido para quien le escuche. Cuando nada o flota sobre el agua de una piscina, lago, río, etc, deja la mente absorta en la nada misma; como si estuviera en un trance de meditación en el cual su cuerpo simplemente avanza entre las olas o se queda inerte en la superficie.
Tiene una especie de odio por sí mismo debido a los pesares que tuvo que soportar, emocionalmente hablando, durante su crecimiento como persona; han sido varios problemas familiares que hasta este punto de su existencia le han hartado.
Muy avispado y atento, si realmente diera atención en clases sería un excelente alumno... Pero en su persona comulgan dos aspectos bastante discutibles para un ser humano que se supone debe ser responsable, en especial un hombre: extremadamente realista y vago. Las mejores cosas que puedes esperar de él son que no te mire feo si le cruzas por la calle, tiende a desconfiar de todo tipo de contacto social desde el principio de los mismos ya que considera que una relación social es meramente una conveniencia de la cual puedes terminar en cualquier instante (o al menos así aprendió por las malas experiencias de su pasado).
Le cuesta dar el brazo a torcer cuando hay una discusión o debate, cuando sabe que tiene la razón es bastante testarudo, pero a veces se deja llevar por su naturaleza floja, se pone terco y abandona la plática si la otra persona es demasiado cerrada para dialogar. Aprecia sus instrumentos de tal forma que podría partirse la cara contra el suelo si con eso evita que alguna de sus musicales posesiones no se dañase de alguna forma.
Los maltratos graves le son de poca tolerancia, apenas soporta ver que una asquerosa persona se aproveche o se burle de alguien más 'débil' (física o psicológicamente). Es un momento en el cual se pone con la empatía a tope y quiere redecorar la cara del bravucón/aprovechador son sus propios puños -molerlo a golpes-.
Las únicas amistades que tiene son parte del mundo de las bandas y grupos de conciertos en los que ha participado y ayudado en alguna que otra puesta en escena. No tiene un puesto fijo en ninguna agrupación, no importa las veces que le hayan ofrecido serlo en un lugar permanente que Ray siempre se niega rotundamente, aunque siempre sonreirá ante la idea de ensayar y desgarrar sus manos o voz en un escenario, siempre en el plan de echar una mano amiga a sus contactos y amistades que se lo pidan.
Alterna de vez en cuando los cuatro idiomas que conoce, le divierte mezclar significados y confusiones de fonemas en las diversas lenguas que sabe o ha aprendido un poco. Por lo demás, parece ser un muchacho reservado y arisco, difícil de tratar si está de malas, e incluso de buenas la cosa sigue siendo complicada.



   Gustos: Escuchar con su viejo mini-reproductor de mp3 a donde sea que vaya; de vez en cuando se los quita para apreciar lo lindo del silencio en un ambiente quieto, sumiso y callado. Dormir hasta que se le cansen los huesos. Ensayar en el estudio, en su hogar, con sus amigos de diversas bandas que le inviten a tocar en algún lugar (sea de día o de noche). Adora el invierno como la mejor época del año, tan fría como ninguna. Leer de vez en cuando algún texto interesante que le lleve a otro mundo, una fantasía que le distraiga de la realidad por unos momentos. Le agradan el chocolate amargo, en especial tras una actividad física desgastante e intensa. Una pieza difícil de aprender, tocar o cantar; sacan lo mejor de su tenacidad y perseverancia.

   Disgustos: Las temporadas secas, como el verano (se la pasa tirado en una piscina o bajo la sombra junto a un ventilador). Las personas altaneras y chantajistas, sea del tipo que sea. Cualquier otra responsabilidad que no englobe sus pasatiempos de la música y la natación. La ignorancia premeditada de la gente, aposta para dejar de lado a ciertas personas o evitar problemáticas. La soledad y el olvido. Tener miedo, siente que pierde todas sus facultades o le hace sentir atrapado sin poder hacer nada. Que le critiquen su único deseo de lograr vivir sólamente de la música. Que por culpa de su irresponsabilidad en otras cosas que su juicio son de menor importancia, no pueda usar el espacio del salón de música; por ello trata de mantener a raya su vagancia por más que le cueste horrores hacerlo.

   Aficiones/Hobbies: Tocar cualquier pieza de música que le guste, sea del género que sea; aunque tiene un fuerte desvío hacia el estilo del rock alternativo, por caso, no le hace asco a los demás ramas si es que les encuentra un sentido a sus letras y compases. Desde pequeño le agrada el mar, las zonas lacustres y los ríos tranquilos como los rabiosos sin control, por ello su diversión en la natación.

   Habilidades: Es un prodigio de la música, tanto instrumental como vocalmente. Es capaz de aprender a tocar armoniosamente cualquier instrumento de cuerda o similar con el mínimo tiempo de aprendizaje y empeño... Pero sólo le ha importado practicar a través de los años con tres cosas: la guitarra, el piano y su voz. Por otro lado es muy bueno en natación, uno de sus deportes preferidos. Tetralingüe con mayor o menor fluidez: japonés y castellano tipo sudamericano (herencia materna y paterna respectivamente), inglés y alemán por enseñanza y/o autodidacta. Cuando anda por lugares de construcciones enrevesadas (ciudades, montañas, bosques frondosos) le encanta realizar parkour.

   Debilidades: Odia a los bravucones, más a los que hacen bullying; si se encuentra a uno simplemente querrá molerlo a golpes. ¿Qué desventaja trae eso? Saca lo peor de su persona, y no le importa en qué entorno ni con quién se encuentre acompañándole. A veces se pasa con sus bromas pesadas, actuando situaciones de riesgo sin pensarlo o estando previamente planeadas. Lo que más le cuesta estudiar son las clases de matemáticas y lógica abstractas, ya que se siente encerrado en las cuatro paredes del razonamiento; esto es contrario a su alma desordenada, intuitiva, espontánea...

   Armas: Varias pistolas calibre .22, ilegales y ocultas sólo donde sabe Ray.

   Pertenencias: Una guitarra eléctrica, llamada Lucille, en su cuerpo tiene sendos agujeros debido a un tiroteo. Una pedalera con dos pedales simplones pero sabe sacarles el jugo. Dos parlantes: uno pequeño (que te llega a la pantorrilla), y uno mediano (hasta casi arriba de tu rodilla). Su mascota Beck, un raro perro que adoptó cuando le encontró abandonado de cachorro.

Beck:







Lucila:








   Historia:

Madre: Rina Minami (japonesa - fallecida)
Padre: Federico Hainemann (argentino, ascendencia alemana)
Padrino: Itsuki Minami (su tío, hermano de Rina)
Madrastra: Eva Anneford (alemana - residente en EE.UU)

Lost and Found:

1995. La luz le vió aparecer en este impresionante mundo allá en un pulcro hospital de Saitama, prefectura homónima en la nación del Sol Naciente. Japón, interesante ¿verdad? Se supone que este muchachito debió haber crecido felizmente en su país oriental, pero así como tenía rasgos mestizos, su vida fue un constante ir y venir entre continentes antes de volver al Instituto... No, ya me estoy adelentando mucho. Mejor cuento qué fue de Ryuusuke en su avanzar por su destino.

Llorón como pocos, sus lágrimas saltaban a cada instante en sus querellas como bebé y más tarde como un niñito en jardín de infantes. Quiero comer, cambienme el pañal, quiero dormir... me despierto a las 3 AM y quiero llorar porque sí. Lo que cualquier cabezón recién nacido hace. Al transcurrir sus primeros 5 años de vida las cosas no cambiaron mucho; más comida, quiero salir a jugar, quiero entrar al baño (sin ayuda, ya soy grandecito y juro apuntar al váter), quiero dormir y nunca levantarme, ¿en serio tengo que ir al kinder-garden?, mejor si no hubieran escuelas, ¡cuando tenga 6 años escaparé de casa y no iré a la escuela primaria, lo prometo!... No fue un malcriado porque su madre siempre estaba detrás de él para que atendiera y fuera mínimamente obediente. Pero su padre es mucho más liberal, ya dicen, los latinos siempre la vida loca y hacen lo que se les canta. Entre la rigurosidad oriental y la espontaneidad occidental fue que el niño de negros cabellos pudo forjar sus primero valores, algunos de dudosa valía, valga la redundancia doble y triple.

Manejando el japonés con toda la mala onda del mundo ya que no le gustaba dedicar tiempo en caligrafía básica cuando prefería escuchar la radio o ver videclips de divertidas bandas (divertidas para él, pero para su madre eran malas influencias, siempre), y claro con el acento de su padre en casa las cosas eran un poco más entretenidas y chistosas algunas ocasiones en que el castellano de pocos siglos se unía al japonés milenario.Un verano, cuando ya había cumplido 6 primaveras en septiembre de ese año, algo loco siendo que en el hemisferio norte empezaba el invierno, hubieron varios intríngulis financieros que provocaron la mudanza de la pequeña familia de tres se mudara hacia Argentina en búsqueda de alguna oportunidad mejor. Con un poco de lágrimas escondidas (se hacía siempre el duro) se despidió de sus parientes y los amigos que había hecho.

1999. En Sudamérica las cosas parecían ir excelente. Los Hainemann acogieron un tiempo a la cariñosa familia hasta que pudieron pagarse un terrenito propio en la provincia de Buenos Aires, alejados del ajetreo de la capital y sumidos en la llanura infinita de un poblado humilde. Sin importar lo que sucediese, no podía escaparse de las clases particulares de japonés de su madre, y encima ahora tener que compartir la mitad de su tiempo libre para poder dominar el castellano. Bueno, al menos con su padre era más divertido aprender. Lo que sí pudo convencerle de empeñarse en saber hablar, escribir y leer en ambos idiomas, fue siempre la música. Andaba de aquí para allá con una radio portátil, pequeña y de bolsillo, buscando canciones que les gustaran de casi todos los géneros. También en la televisión sólo se la pasaba viendo dos cosas: caricaturas (aún era un niño) y videos de música. Le fascinaba ese mundo y era la única cosa que lograba hacerle poner un rostro risueño.

Tras el duro comienzo del nuevo milenio para el país de en su momento hogar, tuvieron que afinar las cosas económicas aprovechando el enorme patio para cultivar verduras y frutas en mayor o menor medida en un agradable invernadero. Mucho no comprendía de la actualidad de la situación allí, pero lo que sí sabía era que si no podían autoabastecerse, lo poco que compraban mensualmente en el supermercado del poblado sería insuficiente. Sofocaron el temor de la pobreza con ahínco, a lo cual Ryuusuke pudo sentir que de tales sentimientos de unidad era posible conseguir casi cualquier cosa... Mas en el colegio las cosas eran completamente diferentes. Allí no le dejaban escuchar música, le prohibían usar su discman (su más preciado tesoro en su décimo cumpleaños) ya o se lo quitaban los maestro o se lo robarían sus molestos compañeros.

En la escuela primaria y el primer año de secundaria fue donde el mini-Hainemann (aún no se cambia el apellido, y joder que sigo adelantándome a los hechos) fue maltratado por su pequeño porte, incluso entre los de su misma edad. Parecía que la pubertad haría pocas cosas por el cuerpo de Ryuusuke, mas sabemos que sí lo hará. Por lo pronto su metro y medio era poco, y los bravucones se aprovechaban de su forma taimada y tranquila de ser. Fue cuando el pequeño de esta historia comprendió que debía cultivar un lado duro, combativo, arrogante y peligroso. Se curtió en golpes y peleas de niños, casi siempre terminando en sala del director.

En su hogar fue donde le regalaron un nuevo tesoro: su primera guitarra. Una acústica. La cual adoró y mimó de formas rudas y fuertes hasta que pudo sonsacarle melodais coherentes y algunos ruidos desesperantes para sus padres. El próximo paso era una eléctrica. Trabajando en pequeños recados y encargos, para vecinos, parientes, abuelitas con sus patios llenos de hojas de otoño, y hombres descargando cajas de verduras, que el joven pudo ahorrar durante un año completo lo necesario para adquirir tan preciado instrumento eléctrico. Lo demás es parte de los secretos y aprendizajes de Ryuusuke para con la música y todo lo nuevo que día a día percibía desde el mundo de las canciones.

Hubo un instante de quiebre en que todo cambió radicalmente. Un accidente automovilístico en plena ruta. Su padre y el mismo niño internados de gravedad, tras viajar a la ciudad con un edificio sanitario de condiciones suficientes en la tarea de mantenerles en la vida. Pero su madre no lo logró, ella había aguantado todo el viaje en la ambulancia, pero cuando su cuerpo atravesaba encima de una camillas el umbral del hospital, su corazón quiso decir basta, quiso negarse a seguir palpitando en su interior. Apenas se despertaron los hombres, conociendo la noticia, se les detuvieron sus propios corazones a su manera, y no pudieron evitar que siguiesen palpitando con miedo y dolor esas semanas horrendas donde tenían la desesperanza de la pérdida en una mano y las ganas de intentar vivir en la otra. Pudieron con meses de rehabilitación recuperarse de todas sus lesiones. Apenas dejando marcas en sus cuerpos que con el tiempo cicatrizaron perfectamente. Cabe apuntar que su guitarra acústica se partió en miles de pedazos en el mismo accidente, pero al protagonista le importó una reverenda mier**, en otra oportunidad podría reemplazar las pérdidas materiales. Pero nunca pudo averiguar como re-obtener las dichosas pérdidas humanas, ni siquiera cicatrizar el dolor que tiene adentro.

Los años lo harían por él... Y era hora de volver a viajar. El siguiente destino sería aún más complicado, lleno de sorpresas y separaciones. Y todo por culpa de una arrogante mujer y la terquedad misma del muchacho.

2007. ¡United States! Ladies and gentlemen. Su padre había obtenido trabajo gracias a sus contactos de parientes estadounideses/alemanes, tipos con plata que diferían sus estilos de vida con lo normal y pueblerino que había vivido Ryuusuke en Argentina. Apenas podía recordar el mundo cosmopolita de Saitama en su país de origen, y apenas figuraba en su documento de extranjero tal información. Por lo demás se sentía parte del mundo en que le tocaba vivir a cada momento.

Ahora tuvo que enfrentarse a vivir sin madre, por un buen tiempo. Necesitó recordar cómo diantres realizar los quehaceres hogareños, ayudar a su padre en ese aspecto e incluso echar una mano a la sirvienta contratada que con el tiempo y el sueldo paterno pudo pagar. Por otro lado creció rapidamente unos diez centímetros, y desarrolló un buen físico al ver a unos mayores (debian tener 18, como mucho en ese entonces) ir saltando paredes y desafiando a la gravedad con movimientos casi inverosímiles. Se sintió atraído por ello, cosa que terminó dandole miles de magulladuras, moretones y cortadas en su cuerpo a través de los años de su continuo crecimiento.

Se apuntó a clases particulares de idiomas. Le resultó sencillo aprender más o menos el inglés, y la practica era aún más cómoda que los jeroglíficos japoneses y todas las conjugaciones verbales del castellano. Hasta incluso escuchando bandas alemanas pudo parafrasear oraciones sencillas en el idioma perteniente a esa nación europea. No se daba cuenta que estaba volviendose multilingüe, ni tampoco le interesaba demasiado el sacarlo a escena. Lo importante era que cada vez más podía entonar letras y tocar canciones diferentes, que sin embargo lograban calar hondo el alma del muchacho... Todo parecía reacomodarse y mejorar a cada semana, hasta que la separación agria le hizo volverse más amargado, o enojón tal vez, cuando una mujer avariciosa engatusó a su padre.

Algo puedo resumir de cosas importantes para Ray. Eh, cierto, ese apodo se lo ganó entre sus mejores amigos en su "High School" o Instituto superior. Repitió el primer año por negligencias varias, y otras cosas personales. La rebeldía incrementó en segundo año, volviendo a repetir el curso. Se anotó en clases de natación por dos razones: le gustaba ese deporte, y ampliaba su capacidad pulmonar. Su hermosa guitarra eléctrica, tras una trifulca en un concierto en un barrio bajo de la ciudad donde vivía, obtuvo sus propias marcas de guerra que fueron agujeros de bala. Ahora tenía un aspecto bastante amenazador, y aunque en un principio Ray no le agradó tal cosa, cuando entendió que el instrumento funcionaba perfectamente ni se dignó a repararla. También fue cuando adoptó un cachorro, uno bien raro que tenía herencia de cuatro razas distintas. "Your name will be Beck, little animal", su bautizo fue rápido, Ray era rápido en sus decisiones y dijo lo primero que le gustó para el can.

Apilando rebeldía, peleas, tiroteos, adoptar un perrito sin permiso... Y muchas otras cuestiones que si pudiera decirles, quizás comprenderían las razones de Ray para "Oh, just shut the f**k up"... Okey, okey, no comentaré nada. Pero luego no me vengas con que no te advertí que guardarte las cosas fueran a mejorar Seh, como digas, idiota". Los personajes de hoy en día ya ni respetan a los narradores. En fin, él de repente pegó un estirón tremendo en sus últimos años de vida, alcanzando su actual estatura. Parecía que las hormonas se habían aletargado por su ADN nipón, mas el argento superó dicha barrera y se impuso para hacer de Ray un buen muchacho con un cuerpo normal y sano.

2013. Un avión. Ray Minami (se cambió el apellido apenas pisó su nación de nacimiento), su guitarra, Beck, algo de dinero y el nuevo hogar que le esperaba. Se había hartado de su "vida" junto a una horrenda mujer. Y ni su padre pudo convencerle de su decisión. Eligió regresar a Japón para reecontrarse con sus raíces. En la cúspide de su adolescencia, un revoltoso Ray se avecinaba en la casa de su padrino, quien le anotó indebidamente un Instituto algo especial "Take-what? What the hell is this piece of...! por comodidades de la lectura, censuramos a Ray en su alargada despotricación hacia la escuela de secundaria alta donde su padrino le puso. Creo que él hombre le puso muy alto el listón cuando Ray cuando este último le pidió que le metiera en un colegio con una buena sala de música, medio en broma medio en serio.

Ahora tiene que acoplarse a gente nueva, país algo olvidado en sus memorias pero dispuesto a hacerle parte de su vida de nuevo.


   Otros datos: Cuando trabaja se ata el pelo en una escueta y sencilla coleta por la nuca cayendo sobre su espalda, por ello tiene una tira de goma negra (es como una soguita extendible, de dos milímetros de diámetro en estado de reposo), que utiliza para tensar dicho peinado con varias vueltas y trabándolo. Tiene una pulsera de plástico flexible que reza "One" en relieve, apenas legible porque tanto la palabra como la pulsera son de un blanco nieve inmaculado; sólo lo notarás si lo tocas con la mano y acercas la vista, entonces podrás leerlo; la usa en su mano izquierda, y suele ocultarla cuando tiene mangas largas en su camisa/camiseta. Algo de notar es que Ryuusuke ya tiene edad de entrar a la universidad... Peeeero ha repetido primer y segundo curso en las diferentes escuelas en las que ha estado antes mudarse y vivir actualmente en la ciudad que acoge al Instituto Takemori; apenas y sabe de la suerte que tuvo de que le aceptaran, pero no tiene otra oportunidad de avanzar a tercer curso y terminar que este año, sino tendrá que abandonar los estudios si vuelve a fallar.



   Nombre del personaje: Ryuusuke "Ray" Minami
   Prodecendia: Beck - Mongolian Chop Squad (anime) // Beck (manga)


~-----------------------------------------------------~
Cuando el dolor es insoportable, nos destruye.
Cuando no nos destruye, es que es soportable


Última edición por Ryuusuke Ray Minami el Vie Abr 25, 2014 3:28 pm, editado 1 vez


~ What am I doing? What did I say? What was I thinking? ~
~ Humano ♥️ Ficha ♦️ Relaciones ♣️ 3er curso, división B ♠️ ~
El Verdadero Amor:
avatar

Salón :
3 B
Edad :
21
Dromes :
370252
Reputación :
29
Mensajes :
205

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: Ryuusuke Minami

Mensaje por Shisui Uchiha. el Sáb Oct 19, 2013 9:03 pm

Ficha Aceptada


Yo Hablo Yo Actuo Yo Pienso
[Departamento] [Shisui Uchiha] [Habitante] [Hibrido] Ficha


GRACIAS DIOSA JOY, ALABADA SEA TU SENSUALIDAD OLA KE ASE

Stuff:
Regalos:
Regalo Natsuki:



Regalo Hime:

avatar

Dromes :
196766
Reputación :
47
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario
Utopía

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.