Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Yami Kuroi [ID] A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizada Yami Kuroi [ID]

Mensaje por Invitado el Vie Ago 16, 2013 3:04 am

NOMBRE: Kurayami
APELLIDOS: Kuroi
APODOS: Yami
FECHA DE NACIMIENTO: 31/Octubre/1997
EDAD: 16 años
SEXO: Mujer
ORIENTACIÓN SEXUAL: Bisexual
OCUPACIÓN: Músico
SALÓN: Salón A
CASA: Casa azul
RAZA: Híbrido [Humano / Vampiro]
DESCRIPCIÓN FÍSICA:
Delgada y esbelta, pero sin excederse. Mide aproximadamente 1'64 y pesa unos 42kg. Su piel es blanquecina, suave y tersa, pero marcada con una cicatriz larga y marcada que cubre todo el muslo de su pierna izquierda que se hizo ella misma por una autolesión provocada por sus trastornos mentales.
Su cabello es largo y lacio pero alborotado a conciencia, recogido con dos moños de su propio pelo en forma de cuernos. Suave y sedoso de un tono oscuro, negro con mechones blancos, azules y rosas.
Sus ojos de color rosa fucsia intenso, son brillantes; Grandes y rasgados en las comisuras, poblados de largas pestañas, luciendo una mirada entusiasta y alegre la mayor parte del tiempo.
Adorna su labio inferior con tres piercings en el lado izquierdo al igual que en ambas orejas, luce todo el contorno con pendientes plateados y puntiagudos.
Usualmente utiliza un uniforme escolar blanco, negro y rosa junto con unas medias rasgadas de color rosa y azul.
Cuando se transforma en su lado vampírico, sus ojos se vuelven de una tonalidad fucsia más intensa, rozando lo fluorescente. Su pupila se estrecha y al rededor de ésta aparece un círculo brillante. Su vista se torna más perspicaz llegando a tener perfecta visión en la noche o en un lugar totalmente oscuro.
Sus colmillos se alargan, tomando forma puntiaguda, por otro lado, sus uñas también se prolongan y el filo de éstas es muy afilado, pudiendo atravesar carne con facilidad. Incluso su voz se torna más grave y frígida.
DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA:
Hiperactiva, nerviosa y muy vivaz tiende a ser Yami, pese que en muchas ocasiones puede llegar a ser impertinente y algo holgazana.
No le suelen gustar las cosas demasiado complicadas, pues pese a que le suele poner mucho empeño a todo lo que hace, es de paciencia escasa y termina cansandose de algo si se le resiste en exceso. Es decidida y segura de si misma, e incluso un poco terca, haciendo de ella una persona firme que no abandona sus principios e ideales facilmente; Si ella cree en algo, no cambiará de parecer a las primeras de cambio. Aunque si la conversación termina siendo pedante, preferirá asentir para abandonar el tema.
Tiene una personalidad muy ociosa y es que le encanta jugar y competir siempre que puede. Detesta que la menosprecien, pues casi con todo suele ser muy competitiva y hará cualquier cosa contal de demostrar que puede ser buena en algo. La mayoría de ocasiones se la pasa jugando con alguna consola, su teléfono móvil o escuchando música con el mismo.
Su personalidad por lo general no es demasiado femenina; detesta a las típicas princesitas delicadas que dependen siempre de alguien más para hacer las cosas y es por ello que por mucho que le cueste, prefiere hacer las cosas sola y demostrar que puede llegar a ser muy capaz e independiente. Sin embargo, eso no significa que le guste estar sola, pues es una persona amigable y dicharachera con la gente que ella encuentra interesante. En cambio, cuando tiene la necesidad de tocar su guitarra, prefiere hacerlo apartada de los demás.
En el fondo es vergonzosa y algo orgullosa, sobre todo en temas amorosos en los cuales no tiene demasiada experiencia, sin embargo; Adora gastar bromas relacionadas con ese ámbito. Pese que muestra ser fuerte y pasota; Tiene un lado dulce y sensible, haciendo de ella una chica frágil aunque deteste reconocerlo a fin de cuentas. En este aspecto suele ser muy posesiva; Puesto que es algo insegura, tiende a sentir celos de cualquier cosa que pueda resultar un peligro para su relación con alguien que ella aprecie.
Yami también posee algunos problemas mentales, tales cómo trantorno bipolar y esquizofrenia. La primera impresión que pueda llegar a dar sería la de una persona normal y sana psíquicamente, pero en realidad es muy inestable y puede llegar a adoptar comportamientos sumamente extraños y desarrollar algunos brotes psicóticos.
Cuando su lado vampírico se apodera de ella, se vuelve una persona calculadora, burlona e incluso repelente y cruel. Utiliza datos que conoce gracias a su lado humano, para utilizarlos en contra de algo o alguien con el fin de lastimarlo. Para la parte vampira de Yami, no existe nada más allá que su persona. A excepción de algo o alguien que su parte humana aprecie por encima de todas las cosas. Ella es sádica y atrevida, además de cínica y sarcástica.
También poseé una personalidad acosadora y sugerente que la impulsa a tratar de seducir a quién ella se proponga sin importarle el contrario.
GUSTOS:
▪ La noche
▪ Los videojuegos
▪ Los dulces
▪ Las historias de terror
▪ Los lugares abandonados y siniestros
▪ Los complementos "Punk/Goth"
DISGUSTOS:
▪ La hipocresía
▪ La gente narcisista
▪ Las cosas complicadas
▪ La gente quejica
▪ El pesimismo
▪ Las chicas inútiles
▪ Las fuerzas de la ley y el orden o cómo ella los llama; "Los perros del gobierno"
AFICIONES/HOBBIES:
▪ Meterse en líos
▪ Tocar la guitarra
▪ Molestar a los demás
HABILIDADES: Se le da bastante bien cantar y tocar la guitarra.
PODERES:
▪ Estando en su forma vampírica, sus uñas crecen y son capaces de travesar casi cualquier cosa exeptuando metal y otros materiales de esa dureza, además de poder generar unas ráfagas de viento que cortante que simulan una especie de látigos con ellas y si alcanzan a la piel, pueden ser venenosas. El efecto del veneno puede durar de 2 a 3 post.
DEBILIDAD:
▪ Sus uñas no son capaces de travesar materiales duros y las ráfagas de viento que genera con ellas, solo pueden causar heridas de a lo sumo, gravedad media si el objetivo está cercano a ella. Si por el contrario es a distancia, los cortes pasan a ser poco profundos y superficiales teniendo de este modo la posibilidad de que tan solo se haya inyectado una pequeña cantidad de veneno.
ARMAS: Su guitarra
HISTORIA: Una vida aparentemente normal, ocultando mil mentiras y una verdadera naturaleza; La vampírica. Yami que había nacido de la unión entre un vampiro y una humana, no supo de su verdadero origen hasta alcanzar la edad de 6 años. Ella siempre había sentido una intensa atracción por la sangre y todo lo relacionado con ello, pero nunca había pensado que fuese porque ese deseo interno que tenía, era el deseo de ingerirla.
Mantenía una vida normal como cualquier otro humano siendo una chica alegre y dicharachera, muy sociable, o al menos hasta que debido a un indeseable accidente con su madre, se enterase de toda la verdad. Desde entonces, ella había comenzado a comprender por qué siempre se había sentido incompleta y algo frágil físicamente a causa de la ausencia de su alimento principal; la sangre. Tras conocer la verdad, nunca quiso aceptarlo dado que estaba convencida que toda su vida se desmoronaría, haciendo que la gente que apreciaba se alejasen de ella por temor... Una decisión realmente acertada.
Pese a conocer esa naturaleza sobrehumana y peligrosa que fluía en su interior, ella trataba de mantener esa vida habitual y aparentemente humana. Estudiaba en un instituto corriente y se había alistado en el club de música que tenía cómo extraescolares el centro educativo. Yami desde pequeña se había sentido atraída por los instrumentos, en especial las guitarras. Gracias a algunos favores que ofrecía a sus vecinos y demás conocidos, pudo ir reuniendo dinero para poder comprarse su primera guitarra a los 8 años y desde entonces dedicarse al aprendizaje que implicaba iniciarse en el camino de la música. Soñaba con pertenecer a alguna banda de rock cuando fuese mayor, anhelaba hacer vibrar al mundo entero con el punteo de su guitarra... Quería llegar a lo más alto, cómo esos idolos del rock que ella tanto admiraba. Esa afición suya, por un lado le ayudaba a ignorar esa naturaleza que poseía y que la hacía distinta de los demás... Y al mismo tiempo infeliz. Pero por otra parte, esos sonidos tan toscos y esas ambientaciones oscuras y tétricas que caracterizaban el estilo de música que a ella le gustaba, le despertaban de manera involuntaria, unos pequeños impulsos homicidas y suicidas causados por el vampiro que llevaba dentro.
Ella no tenía una vida fácil... Pocos años después de descubrir la verdad sobre su existencia, la madre de la niña murió por extrañas causas que las incompetentes fuerzas de la ley y el orden no supieron descifrar jamás; Desde ese día, Yami dejó de creer en la justicia. Después de eso, ella fue transferida a un colegio dónde los alumnos permanecían internados durante toda la época escolar. Allí trató de recuperar su vida normal, alistandose de nuevo en las extraescolares de música que ofrecía el centro y dónde ya había formada una banda con anterioridad. A falta de vocalista, Yami se postuló para cubrir el puesto y fue aceptada en la banda, agregando también una segunda guitarra aprovechando las habilidades que tenía con el instrumento.
Yami reprimió sus instintos como hasta entonces durante todo el tiempo que pudo. Pero a medida que iba creciendo, su naturaleza se desarrollaba más y más, haciéndole perder el control en ocasiones... No era capaz de encender la TV y ver los informativos sobre asesinatos sin que le reavivaran el recuerdo de su madre y el pésimo trabajo del cuerpo policial en el caso. Esos tormentosos recuerdos la habían impulsado en más de una ocasión a arremeter contra su propia vida, probando el suicidio sin demasiado éxito.
Los días se iban haciendo más pesados a medida que pasaba el tiempo en esa nueva escuela, pues uno de los compañeros de su banda discutía constantemente con Yami sobre su falta de fe hacia la justicia y su punto de vista hacia las fuerzas del orden, con intención de hacerla cambiar de parecer y así honrar a su padre, que desempeñaba el oficio comisario y se sentía muy orgulloso de él. Este mismo chico, siempre abasallaba a Yami y la criticaba por sus impulsos suicidas, asegurando que la muerte propia era la opción más sencilla y cobarde de enfrentar sus problemas... Insinuándole en varias ocasiones que con esa actitud no llegaría nunca a nada y sería una fracasada siempre.
Un día tuvieron un fuerte encontronazo en el que el miembro de la banda propuso a espaldas de la híbrida, unirse para expulsarla del grupo puesto que era una chica muy problemática y eso les afectaría en el momento que comenzaran a ser más conocidos. Todo sucedió la noche que habían decidido sería la última con Yami cómo vocalista y guitarrista secundaria actuando con ellos. Nadie había consultado con ella nada... No tenían pensado pedirle opinión ninguna y por este motivo, la rock star se tuvo que enterar de manera inesperada de la decisión de sus compañeros, dando inicio a una fuerte discusión tras el escenario cuando se preparaban para actuar. El tipo le dijo que eso era lo mejor para todos y que de ese modo ella podría terminar con su vida si realmente le parecía la mejor solución para con sus problemas sin tener que preocuparse más de que pudiese suceder con el grupo. La sangre vampírica de Yami tomó total control sobre el cuerpo por primera vez en toda su vida, llevándola a atacar a ese compañero, reventándole el cráneo con la guitarra cómo arma y después descuartizándolo frente a ojos de los demás miembros para por fin poder saciar toda la sed que había estado reprimiendo hasta entonces. Acababa de cometer un asesinato y ninguna excusa valía para justificar eso... Ella no quería ir a la cárcel, era jóven y en el fondo no se sentía autora del crimen una vez que regresó a su forma humana tras haber huído lejos del lugar cuando aún su cuerpo era controlado... Estaba convencida de que había sido esa parte vampírica suya que ya no lograba controlar y por eso huyó de la ciudad sin decirle nada a nadie. Los familiares de la víctima aclamaban justicia para el caso y fue así como se inició una orden de busca y captura para detener a la híbrida que ya había llegado a una nueva ciudad y se había internado en una escuela llamada Instituto Takemori, tratando de olvidar el pasado e iniciar una nueva vida...
OTROS DATOS:
▪ Le cuesta reconocerlo, pero tiene fobia a las arañas.
▪ Por muy holgazana que pueda llegar a ser, le resulta imposible dormir de día, con luz o con ruido.
▪ Es alérgica al polen de las flores.
▪ Tiene una manía desde pequeña que consiste en morder todo lo que esté a su alcance.
▪ Siempre le avergonzó mostrar afecto con besos, abrazos o caricias así que prefiere expresar su afecto de manera algo curiosa, cómo podría ser dar lametazos en las mejillas o mordidas suaves en las mejillas u orejas.
▪ La luz del Sol le molesta bastante, así que no suele salir a la calle en las horas de mayor radiación solar, pues le arde la piel y le escuecen los ojos.
▪ Gracias a su sangre vampírica, puede llegar a alcanzar el triple de fuerza o velocidad que un humano corriente. Aunque solo es capaz de hacerlo cuando es dominada por su lado vampiro.
▪ Por lo general es muy desordenada, pero sus juegos, CD's de música u otros objetos que considere importantes para ella, los mantiene escrupulosamente ordenados y en perfecto estado.
▪ Sufre perdidas de memoria y fuertes jaquecas y/o desmayos tras haber sido poseída por sus instintos vampíricos, en los cuales no es capaz de controlar su cuerpo, pero puede interferir en menor medida de manera mental, pues sigue siendo ella.
▪ No le teme a la muerte, sin embargo le horroriza pensar que pueda pasar el resto de sus días privada de la libertad encerrada en una celda.
▪ Tiene la costumbre de dormir en ropa interior, pues los pijamas le resultan incómodos.
APARIENCIA HUMANA:
Spoiler:
Yami Kuroi [ID] Esfdsf
Yami Kuroi [ID] Tumblr_mmabg1vaQu1r0va9jo1_500
Yami Kuroi [ID] Asads
Yami Kuroi [ID] Tumblr_mocna8olAZ1qmtlmeo1_500
Yami Kuroi [ID] Tumblr_mol5u82erw1sodkzdo1_500Yami Kuroi [ID] 37357353Yami Kuroi [ID] 35472274_p13
APARIENCIA VERDADERA:
Spoiler:
Yami Kuroi [ID] 32868203_p021Yami Kuroi [ID] 37156540_p2Yami Kuroi [ID] 31434162_p02
NOMBRE DEL PERSONAJE: Mioda Ibuki
NOMBRE DEL ANIME/MANGA/VIDEOJUEGO: Super Dangan Ronpa 2

"El éxito no es para siempre y el fracaso no es el final, lo que cuenta es el valor de seguir adelante..."
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: Yami Kuroi [ID]

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 17, 2013 11:10 am

Ficha Aceptada
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.