Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Poco mas de un año
Nuevos comienzos [Priv. Nina] EmptyHoy a las 12:34 am por Jestro / Jevil

» Confieso que... {Juego}
Nuevos comienzos [Priv. Nina] EmptyAyer a las 11:19 pm por Audeth Forte

» CARNET PARA ESTUDIANTES/MAESTROS
Nuevos comienzos [Priv. Nina] EmptyAyer a las 7:31 pm por Audeth Forte

» Un día de descubrimientos [Libre]
Nuevos comienzos [Priv. Nina] EmptyAyer a las 6:54 pm por Audeth Forte

» Buscando secretario/a - LIBRE
Nuevos comienzos [Priv. Nina] EmptyAyer a las 6:08 pm por Ayiw Kryomi

» Cambios de botón
Nuevos comienzos [Priv. Nina] EmptyAyer a las 3:36 pm por Luka Crosszeria

» Audeth Forte - El precio del amor
Nuevos comienzos [Priv. Nina] EmptyAyer a las 2:21 pm por Luka Crosszeria

» Kyosuke | Diferencia a los demonios.
Nuevos comienzos [Priv. Nina] EmptyAyer a las 1:45 pm por Kyosuke Takenouchi

» El final del día (Dea)
Nuevos comienzos [Priv. Nina] EmptyAyer a las 9:20 am por Kyosuke Takenouchi

» Nuevos comienzos [Priv. Nina]
Nuevos comienzos [Priv. Nina] EmptyAyer a las 6:47 am por Nina Drango



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Nuevos comienzos [Priv. Nina] A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuevos comienzos [Priv. Nina] Empty Nuevos comienzos [Priv. Nina]

Mensaje por Siegfried Elmoreden el Dom Jul 28, 2019 1:03 pm

Otro día en el planeta tierra… Nuevo idioma, nuevas costumbres, nuevas personas… Cualquiera se volvería loco ante un cambio tan radical de un momento a otro, mas aún si se consideraba el hecho de que no era un simple cambio de ciudad, provincia o nación de lo que hablamos sino un cambio de mundo completo, más precisamente un cambio en el plano dimensional.  
Ya habían pasado algunos años desde que el joven príncipe tuvo que escapar forzosamente de sus tierras en una dimensión paralela, perseguido por una secta que asesino a su padre, el rey, y probablemente al resto de su familia. De no ser por su fiel compañero Gemini, habría enloquecido o se habría perdido en la depresión. Pero tenía una determinación y un objetivo que no lo dejaban flaquear, hacerse mas fuerte, encontrar una forma de regresar a su mundo y recuperar su reinado.

Gracias a Gemini había logrado aprender rápidamente el idioma local e incorporarse a la sociedad, incluso comenzó a asistir a clases en el Instituto Takemori en su último año como alumno de 3ro, aunque con el nombre de Reiji Izumi, para ocultar su identidad pues desconocían si los asesinos de su padre lograrían seguirlo hasta este mundo. Siegfried accedió asistir a la escuela, en parte obligado por Gemini quien insistió en que esto lo ayudaría a adaptarse a este nuevo mundo. Desgraciadamente aún le costaba hacer amigos, quizá porque siempre estaba enfrascado en sus investigaciones y entrenamientos y no le prestaba mucha atención a su entorno.

Era un viernes por la tarde, las clases ya habían acabado y el príncipe caminaba algo desanimado por el parque junto a su fiel compañero autómata Gemini, quien flotaba a su alrededor. La razón de su desanimo se debía a que el consejo estudiantil le acababa de denegar el uso de cualquier salón del instituto para la prueba de sus “experimentos”. Al parecer ya era la tercera vez que el joven Siegfried destrozaba un salón entero llevando a cabo estos experimentos.
De repente el joven se detuvo y exclamó: -“Lo tengo”- con un rostro de impresión -“Creo que el problema está en los ajustes de los parámetros de la interfaz cuántica del sistema con las variables del campo mágico acelerado”- mientras un par de estudiantes que venían caminando a unos metros detrás de él lo miraban extrañadas y algo incómodas para luego acelerar el paso y evitar cruzar miradas.

-“Nunca cambias joven amo, siempre tan perdido en tus pensamientos… así no podrás adaptarte a este nuevo mundo”- habla el androide dirigiéndose al príncipe. Pero el chico no parecía darse por aludido –“¿Eh? ¿Dijiste algo Gemini?”- pregunta un desentendido Siegfried. –“Olvídalo…”- responde el androide.
-“Mejor mira esto, creo que ya lo resolví…”- decía el muchacho mientras desvía la mirada hacia un pequeño banco que estaba a un lado del sendero del parque. -“Primero tomo una imagen con mi smartphone”- dice el chico mientras toma su dispositivo y da un *click* apuntando con la cámara de su smartphone hacia el banco, tomando una imagen del mismo. –“Y ahora viene lo divertido”- continúa para luego concentrarse y poco a poco unas partículas de luz azuladas empiezan a emanar desde sus manos y lentamente embuye al smartphone. –“Ahora, tomaré otra fotografía en otro lugar…”- y nuevamente apuntando con su smartphone, ahora imbuido por un aura mágica azulada, toma otra foto de su entorno a unos metros de donde estaba el banco e instantáneamente este desaparece. Siegfried tenía una mirada de emoción como un niño pequeño recibiendo un regalo de navidad.
Tras unos segundos luego de que desaparezca el banco y el príncipe se mantuviera inmóvil como si esperara algo, Gemini rompe el silencio diciendo: –“Este… y ahora que se supone que debería pasar?”- lo cual hace que el joven cambie su rostro de emoción por uno de duda –“¿Hmmm… no lo entiendo, esta vez corregí las variables del campo mágico, el banco debería estar…”- murmuraba el príncipe cuando de repente se percata de su error y rápidamente mira al cielo para ver como un objeto cae velozmente, se trataba del banco que había desaparecido. Rápidamente el joven mira preocupado a sus alrededores para evitar que nadie se acerque al lugar y pueda salir lastimado por el impacto. Ve algunas personas a la distancia, pero no estaban tan cerca como para que ocurra algún accidente. El banco termina cayendo a unos metros de donde desapareció inicialmente, justo en el lugar donde había tomado la segunda foto. Gemini lo mira unos segundos sin decir nada, y aunque el androide no podía expresar emociones con su rostro, se podía leer el ambiente, el chico había fallado otra vez al intentar conectar su magia con la tecnología de este mundo. –“Ya lo sé, ya lo sé… no hace falta que lo menciones… Pero oye, el banco terminó en el lugar donde quería”- termina diciendo el joven mientras ríe despreocupadamente y observa los restos del banco destrozado por el impacto y el terreno destrozado. Gemini lo continúa mirando sin decir nada mientras pensaba -"este chico no tiene remedio…"-.


"Siegfried Habla"   "Siegfried piensa"
"Gemini Habla"   "Gemini Piensa"
Siegfried Elmoreden
Dromes : 8574
Reputación : 4
Mensajes : 7
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Nuevos comienzos [Priv. Nina] Empty Re: Nuevos comienzos [Priv. Nina]

Mensaje por Nina Drango el Dom Ago 04, 2019 1:48 pm

    -¡Por fin he terminado!- Exclamó la pelirosa en tono de alivio al mismo tiempo que dejaba caer al suelo una buena parte de las vigas de acero, causando casi por efecto que todos sus compañeros de trabajo pegaran un brinco al instante. –Ups... lo lamento- Comentó seguido de una tenue risa para poder disimular el acto y colocarlas en su sitio nuevamente. Los humanos eran bastante simpáticos, criaturas interesantes y con muy buena comida, pero lo cierto es que ninguno lograba adaptarse al despliegue de fuerza tan obsceno que realizaba la chica todos los días en el trabajo. Ya habían pasado bastantes años desde que trabajaba en el sector de la construcción, había ayudado a construir por lo menos veinte edificios, una presa y ahora un parque en aquella ciudad y ninguno de sus compañeros había siquiera logrado ganarle en un simple juego de fuerza.

      No era algo tan malo, para bien o para mal había aprovechado en más de una ocasión aquella ventaja para poder disfrutar de los almuerzos de sus compañeros. Podría haber seguido disfrutando de aquellos pensamientos de no ser por la única voz que hacía que ella pegara brincos en algunas ocasiones –Nina, ¿te importa si vamos a darle un último vistazo al parque?, hay cosas que deseo revisar- Para nada jefe dejé ese lugar como una obra de arte- Había tardado más en pronunciar aquellas palabras de lo que duró el fuerte estruendo cerca del parque. Tanto el jefe como la chica habían emprendido una carrera hasta llegar al parque y ver un banco completamente destrozado, junto a un pobre chico que se notaba había apenas evitado el accidente.

      -“Como una obra de arte”- Replicó el hombre robusto a forma de regaño antes de dirigirse al chico- ¿Te encuentras bien?, ¿Tienes alguna herida?- No había terminado de analizarlo con la mirada cuando volcó sus ojos hacia la pelirosa –Nina te lo había dicho, en la ciudad hay que tener cuidado, sé que tienes mucha fuerza pero no puedes dejar cosas como bancos mal puestas…- Dio un gran suspiro antes de proseguir -Quitaré una buena parte de tu paga por esto, espero que te disculpes con él y que limpies esto-. La chica solamente llegó a asentir evadiendo la mirada acusadora de su jefe el cual se marchó sin escuchar ni siquiera un comentario de ella.

       No le gustaban los regaños, pero si había hecho mal estaba en ella reconocerlo. Miró con un poco de preocupación al chico y se acercó lo más discreto que pudo – Perdona, lamento mucho si tuviste algún inconveniente por mi culpa – Hizo la reverencia más marcada que le habían permitido sus piernas para luego volver a erguirse –Te prometo que no volverá a pasar, aunque ciertamente me alegra que estés a salvo tú y tu pelotita- Lanzó una pequeña risa para luego dirigirse al banco y levantarlo con una sola mano como si de un pequeño papel se tratara-Pero sigo sin entender qué paso aquí- Pensó para ella mientras colocaba el banco un poco más alejado del lugar- Lo arreglaré mañana – Se tronó algunos huesos hasta recordar que el muchacho seguía justo detrás de ella – Es verdad, por ese uniforme eres un estudiante ¿Sabes que los estudiantes no pueden estar en las calles tan tarde?¿Quieres que te acompañe?, puedo decir que tuviste un accidente y así no te meterás en apuros – Comentó guiñándole un ojo.


Nina Drango
Dromes : 7674
Reputación : 4
Mensajes : 7
Ver perfil de usuario
Nina Drango
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Nuevos comienzos [Priv. Nina] Empty Re: Nuevos comienzos [Priv. Nina]

Mensaje por Siegfried Elmoreden el Dom Ago 11, 2019 1:12 pm

Para su suerte, su experimento mágico no hirió a nadie, pero el accidente había llamado inevitablemente la atención de algunas personas en la cercanía. –“Bueno… supongo que ahora tendré que pagar por esto…”- pensaba el chico mientras veía el resultado de sus acciones.
No terminó de pensar en como solucionaría este problema que de repente se acercan ante el dos personas. Una bonita muchacha de cabello rosaseo y un hombre que por su actitud parecían trabajar juntos.
El hombre, preocupado, se acercó inesperadamente hacia el chico, preguntando si se encontraba bien, pero el muchacho ni siquiera tuvo tiempo de contestar que esta persona ya estaba regañando a la chica, al parecer mas que trabajar juntos se trataba de una relación jefe-empleado.

Mientras escuchaba el regaño del jefe a la chica, no podía mas que sentirse culpable por la injusticia que esto provocaba, pues sabía que la joven no tuvo la culpa de nada. –“Discu…”- intentó tímidamente intervenir en la reprimenda del hombre, pero fue en vano ya que pues el hombre continuó llamándole la atención a la chica.
Solo quería aclarar el asunto y evitar ocasionar mas problemas, en especial a la chica.

Sin embargo, no logró hablar con el jefe pues este se retiró inmediatamente luego de hablar con su empleada.
Su culpa no hizo mas que incrementarse cuando la chica amablemente se acercó a él disculpándose y aliviándose de que estuviera bien. –“No, no tienes que… ohhh”- Mientras el chico intentaba explicar a la pelirosa que no había nada que disculpar, sino al contrario, era él quien debía disculparse por ocasionarle problemas, pero no pudo evitar sorprenderse al ver como esta levantaba con una mano y como si nada aquel destrozado, pero aún pesado banco.
-“¿Me llamó pelotita?”- Pensó Gemini mientras solo se dedicaba a escuchar y observar esta inesperada reunión.

La chica tenía razón, se estaba haciendo tarde y como estudiante tenía prohibido deambular como si nada. Por más que en su mundo, la mayoría de edad se obtenía a los 15 años, aquí aun era considerado un menor y debía acatar estas reglas si quería continuar viviendo aquí.
La amabilidad de la joven era tan notable y la culpa de Siegfried por ocasionarle problemas no se esfumaría hasta que aclarara el asunto y se disculpara. Caminar junto a la chica era la oportunidad perfecta para hacerlo, además, ¿qué chico quien no querría que lo acompañara una joven tan bonita? Todo esto, sumado al hecho de que después de todo aún era un príncipe y ante todo un caballero, hizo que aceptara amablemente la propuesta de la chica.

-“Muchas gracias señorita. Tiene razón, ya es tarde… sería un honor que me acompañe.”- respondió el joven. No logró dejar a un lado sus modales de príncipe ante una chica tan bella, amable y cordial. Además parecía algo mayor que él, por lo que ameritaba hablarle con el debido respeto.
-“Mi nombre es Sieg… ejem, mi nombre es Reiji Izumi. En efecto, soy un estudiante del Instituto Takemori, ultimo año.”- se presenta formalmente. No podía darle su verdadera identidad, pues era algo que Gemini le recomendó mantener oculto para todos. –“Y la ‘pelotita’ que me acompaña es mi compañero Gemini”- continúa con una pequeña sonrisa, refiriéndose a su androide de la misma forma que lo hizo la joven antes. –“Encantado”- responde Gemini. Era algo complejo dar una explicación de lo que realmente es Gemini, así que simplemente se refirió a el como su 'compañero' para empezar.

-“Antes que nada, señorita, le debo una gran disculpa”- dice algo apenado el muchacho mientras emprendían la caminata. Aunque se ganara el desprecio de la amable chica, debía aclarar el malentendido y aceptar el castigo por sus actos. –“No tuvo la culpa por el destrozo del banco, este estaba perfectamente colocado.”- continúa mientras caminaban. –“Todo fue culpa mía, fue un experimento que se salió de control, aunque le aseguro que no fue mi intención generar destrozos.”- detiene su marcha para luego pararse frente a la chica y realizar una reverencia tan o mas marcada como la que hizo ella frente a el hace unos minutos. –“Perdón, debido a mi la han regañado injustamente. Le prometo que pagaré los daños y le reintegraré el dinero que le descuenten. Si es necesario también responderé ante su jefe”- dijo apenado el peliazul. Esperaba que sus disculpas fueran aceptadas, y aunque la joven estaba en todo su derecho a enfadarse y hasta reprenderlo de cualquier forma, aún esperaba que pudiesen acabar en buenos términos, pues no podía olvidar la inmensa fuerza que vio en ella, lo cual comenzó a despertar un gran interés. Quería conocer mas sobre ella.
-"Aceptaré cualquier reprimenda que quiera darme"- Agrega con el cuerpo aun inclinado por la reverencia, pero levantando un poco la mirada para ver la reacción de la chica.


"Siegfried Habla"   "Siegfried piensa"
"Gemini Habla"   "Gemini Piensa"
Siegfried Elmoreden
Dromes : 8574
Reputación : 4
Mensajes : 7
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Nuevos comienzos [Priv. Nina] Empty Re: Nuevos comienzos [Priv. Nina]

Mensaje por Nina Drango el Vie Ago 23, 2019 10:37 am

    Había pestañeado un par de veces desde que el joven había comenzado a hablar -“Modales reales…”-  Sabía que existía la gente educada pero el trato tan repentino que había comenzado a recibir por parte del joven, le había recordado inevitablemente a un noble que conoció en su pasado. –¡Que adorable! - Pensó para sí misma al escuchar el titubeo en su presentación, posible efecto de los nervios, mientras realizaba una tenue reverencia para devolver el saludo – Encantada de conocerte Príncipe Reiji-  Respondió la joven un poco en tono cómico – Mi nombre es Nina Drango , encantada de conocerte- Su calma duró realmente poco al escuchar que lo que ella creía era un juguete parecía tener más valor e inteligencia de lo que ella pensaba – M-mucho gusto Gemini… lamento mucho haberte dicho pelotita, creo que fui algo grosera , perdón…- Comentó riendo suavemente mientras colocaba su mano frente a su rostro completamente rojo haciendo una señal de disculpa.

    Estaba realmente apenada, casi había matado a una persona y ahora también le faltaba el respeto a su compañero de viaje, parecía uno de esos días donde absolutamente todo podía salir mal -Bueno en ese caso te lleva..- Estaba decidida a poder llevarle sano y salvo hasta el instituto hasta que el peliazul repentinamente interrumpió su marcha y el discurso.

    Tras la explicación del chico todo comenzaba a tener sentido para ella -Así que un experimento…eso fue…- Respiró hondo y le miró con severidad – ¿Reiji entiendes qué significa eso? …-  Cortó su reverencia sin mucho esfuerzo y le abrazó casi tronándole los huesos entre brincos - ¡Significa que no hice nada malo! Lo sabía, sabía que había hecho bien ese trabajoooo- Le sonrió dejándolo de nuevo en el sitio mientras le arreglaba un poco el uniforme que ella misma arrugó- No te preocupes, la paga no me preocupa mucho tengo suficiente ahorrada para pasar bien este mes además…- Le miró fijo casi invadiendo por completo su espacio personal- Reiji los príncipes no deben hacer reverencias tan marcadas – Terminó de acomodarlo mientras la joven no podía evitar que algunas risillas se le escapara, ciertamente Reiji no era ningún príncipe pero se comportaba como uno y a sus ojos era algo muy tierno y especial.

     – Aunque… si me da curiosidad saber cómo hiciste para destrozar de tal forma el parque…, ¿no estarás haciendo cosas peligrosas o sí?, te falta mucho por vivir así que no hagas cosas tan peligrosas para la próxima, estoy segura que Gemini se pondría triste si te llegas a lastimar de verdad- Se tronó los brazos por última vez mientras lograba estirarse- ¿Nos vamos?, siento que te regañaran si llegas muy tarde-

    Comenzó a caminar asegurándose de mantener el mismo paso de su acompañante mientras intentaba cortar un poco la clara tensión que su propia euforia había generado en el pobre muchacho – ¿Te importa si te pregunto de dónde eres? Por tu aspecto siento que llevas tiempo viviendo aquí pero por tu olor… ¡Por tu forma de ser! – Corrigió a tiempo- parece que vienes de otro lugar- Tras finalizar su pregunta recordó que no toda la gente deseaba comentar de donde venía y en especial si habían decidido venir a crear una nueva vida en la ciudad- Yo por ejemplo no soy de aquí- Comentó antes de que pudiese contestar su compañero -Solía vivir en una isla bastante bonita cuando era pequeña, el sol alumbraba todos los días y podías comer fruta deliciosa, pero lo cierto es que ya llevo mucho tiempo aquí y ya casi no recuerdo mucho de ella…- Su tono se había vuelto algo nostálgico al recordar su niñez pero no era algo que durara mucho en ella.

- ¿Crees que puedes decirme cómo rompiste el banco del parque? O ¿es un secreto muy grande?- Volvió a sonreír mientras al caminar observaba unos papeles en los muros que recordaba cada año sin falta. – Ya es esa época del año de nuevo…- Arrancó uno de los papeles del muro  y se lo pasó al chico- Sabes el poema al rey Julian es un evento que realizan todos los años aquí, es realmente divertido, ¿has asistido alguna vez?- .

Nina Drango
Dromes : 7674
Reputación : 4
Mensajes : 7
Ver perfil de usuario
Nina Drango
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Nuevos comienzos [Priv. Nina] Empty Re: Nuevos comienzos [Priv. Nina]

Mensaje por Siegfried Elmoreden el Dom Ago 25, 2019 3:53 pm

Los musculos de su rostro se tensaron para luego tornarse algo pálido al escuchar como acababa de llamarla aquella chica que acababa de conocer. – “¡¿Como sabe que soy un principe?!” - gritó en su mente. No le había mencionado a nadie sobre su origen, es más, casi no hablaba con nadie en la escuela ni se relacionaba con nadie en otro entorno, entonces ¿como era posible que esta chica sepa su identidad?. Pero para su calma, por la forma en que lo dijo y el tono usado, parecía ser solo una pequeña broma. No pudo sino suspirar aliviado mientras giraba su rostro en otra dirección intentando ocultar su anterior asombro.
Su tensión disminuyo mas al ver la apenada reaccion de la joven al enterarse de que Gemini no era un juguete sino un ser con inteligencia y voluntad, lo cual generó una pequeña risa en el principe. – “No te preocupes, entiendo que las personas se confundan al ver por primera vez a Gemini” - Continuó el chico. –“El gusto es mío señorita Drango”- respondió el androide mientras flotaba al rededor de la chica. –“Descuide, no hay problema” - Si bien Gemini era incabaz de mostrar emociones en su rostro, realizaba una divertida combinacion de luces y sonidos que bien se podían interpretar como unas risas.
Luego de esto, Gemini regresa al lado del principe. – “Esta bien joven amo, no detecté en la chica características de nuestra raza, podría confirmar con seguridad que es de este mundo, asi que estamos a salvo, no tiene nada que ver con la secta que ataco nuestras tierras.” - Las palabras del androide solo eran escuchadas en la mente de Siegfried, a través de un enlace mágico que ambos habían desarrollado. El androide había aprovechado la disculpa de la chica para acercarse a ella y poder iniciar un escaneo exterior buscando sintomas caracteristicos de sus perseguidores, pues no podían simplemente confiar en cada persona que conocieran sabiendo que sus atacantes podrían aparecer en cualquier momento y encubrirse como cualquier persona.
- “Perfecto Gemini, buen trabajo” - respondió el joven para Gemini. – “Aun asi, hay algo distinto en esta chica, si bien no es de nuestra raza… creo que es algo distinta a los humanos con los que estamos acostumbrados a tratar… pero me faltan datos para poder asegurarlo” - agregó el androide. El joven no pudo evitar emocionarse, le encantaba adquirir nuevos conocimientos, descubrir otras razas.

Su pequeña charla interna se vió interrumpida por la chica, quien por la forma de mirar a Siegfried luego de que este le explicara lo acontecido, parecía que iba a regañarlo con severidad, pero fue todo lo contrario. Esto fue un alivio para el y lo dejó mas tranquilo, al menos hasta que escuchó de nuevo a la joven referirse a el como un principe, lo cual hizo que el muchacho tosiera un poco del nerviosismo, pero nuevamente todo parecía ser una broma. – “Vamos Siegfried, no puedes alterarte tan fácilmente” - pensó para sí mismo mientras recuperaba la compostura.

Si bien la joven le aseguró que no había problemas por los destrosos causados, si se notó curiosa por cómo habían ocurrido. Ya que Gemini había confirmado que no se trataba de uno de sus perseguidores, no tenía nada que temer al hablar sobre él, además sentía que le debía la explicación.
- “Verás… soy una persona capaz de usar magia y conectarla con diferentes artefactos tecnológicos.” - Dice el chico mientras extiende su brazo derecho con la palma de su mano abierta. – “Te lo demostraré” - Unas particulas de luz azuladas empiezan a fluir de su mano y poco a poco toman la forma de un conejo en miniatura el cual salta jugueteando al rededor de la chical, para luego dispersarse en el aire. En Takemori no era tan raro la existencia de la magia de todas formas. – “Estaba probando una nueva magia de reubicación espacio-temporal, pero como verás por los resultados, aún quedan detalles por pulir” - suelta unas pequeñas risas.

Mientras caminaban el chico logró conocer mas sobre Nina y su tierra de origen. Pero aún estaba el misterio sobre su raza, aquella que hasta a Gemini le llamó la atención. Aunque acababa de conocer a la chica, podía notar que era una buena persona e incluso le agradaba a su compañero androide.
Nuevamente ella preguntó algo que podría incomodar al chico, esta vez se trataba del lugar de donde venía, pero no iba a ponerse nervioso una tercera vez y mas sabiendo que Nina no era una persona peligrosa para el. – “Es verdad, tampoco soy de aquí.” - decidió contestarle. –“Vengo de una tierra lejana junto a Gemini. Una tierra próspera, llena de magia, tecnologia y oportunidades ilimitadas…”- continuó con un tono algo nostálgico. No quiso dar demasiados detalles para no aburrir ni preocupar a Nina con sus problemas pues ella no tenía nada que ver, asi que prefirió no revelar que en realidad su tierra de origen estaba en otra dimensión y que llegó aqui para ocultarse de sus perseguidores. – “Escuché que el instituto de esta ciudad posee clases avanzadas de magia y otras ramas interesantes, así que decidí venir a estudiar aquí para expandir mis conocimientos” - Si bien era cierto que quería aprovechar todo lo que pueda los nuevos conocimientos de este mundo, no era su intención inicial escapar hacia aquí.
Aprovechando el intercambio de historias, intentó indagar un poco mas sobre Nina para saciar su curiosidad – “Diculpa Nina, pero tambien debo preguntarte… ¿Como es posible que seas tan fuerte?” - desde que llegó a la tierra jamás conoció un humano con tal fuerza, debía haber un secreto detrás de ello que ni siquiera Gemini pudo descubrir analizando la situación.

Mientras continuaban caminando, la chica toma un papel de un muro y menciona algo sobre un evento. – “¿El poema del rey Julian?” - Ciertamente había escuchado algo sobre esto, pero no le había prestado real atención pues siempre estaba centrado en sus estudios y entrenamientos. – “Escuché sobre él, pero desconozco los detalles… y tampoco he asistido a evento así” - de hecho el chico no había asistido a ningun evento de esta índole desde que llegó a la tierra. – “¿Tu sí has ido Nina? ¿De que se trata exactamente?” - ahora que lo había mencionado la chica sintió un poco de curiosidad.


"Siegfried Habla"   "Siegfried piensa"
"Gemini Habla"   "Gemini Piensa"
Siegfried Elmoreden
Dromes : 8574
Reputación : 4
Mensajes : 7
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Nuevos comienzos [Priv. Nina] Empty Re: Nuevos comienzos [Priv. Nina]

Mensaje por Nina Drango el Lun Ago 26, 2019 1:59 pm

Cada una de esas palabras habían comenzado a repetirse en la cabeza de Nina casi de golpe después de haber oído a Reiji -“Soy una persona capaz de usar magia”- Un escalofrío le recorrió la espalda a la joven tan rápido que tuvo que sostener con disimulo su brazo derecho para que su acompañante no notara el evidente temblor que sus palabras le ocasionaron. Aún con la sensación del sudor frío en su frente, la joven solamente tomó un poco de aire buscando la compostura que había perdido. – Así que eres un mago – Comentó blandiendo su típica sonrisa en un intento desesperado por retomar su normalidad.


Tenía suficientes razones para no volver a acercarse a ningún mago por el resto de su vida y nadie podría culparla por ello. Sin embargo, desde que tomó la decisión de vivir en aquella ciudad la tarea de evadir la magia se había vuelto una casi imposible de ganar. Tanto el instituto como la ciudad dependía en gran parte de este elemento. Pese a eso, el contacto directo con un manipulador de éste no era algo para lo que estuviese preparada; el mundo en su cabeza se había desplomado hace un buen rato y la cantidad de recuerdos y pensamientos habían comenzado a entorpecer el agarre de su brazo. Podía sentir como el corazón se le había agitado más de lo normal y en especial como su temperatura ahora luchaba entre el frío y el calor, hasta que, por un golpe de suerte, quizás, la pequeña creación de Reiji brincó a su alrededor.


-Un conejito …- Fue la única oración que alcanzó a decir, cuando comenzó a sentir toda aquella presión desvanecerse lentamente en su cuerpo. Se había quedado mirando al joven por un lapso de tiempo bastante largo antes de que un fuerte ataque de risa le comenzara a invadir –Mis respetos Reiji pensé que solamente yo podía destrozar algo de semejante forma, pero…- Lanzó una última risa recuperando por completo la compostura- Veo que me ha salido competencia-. Se sentía realmente mal por haberse dejado invadir de tal manera por sus miedos, casi había creado un ataque de pánico bastante innecesario para el momento, después de todo él solamente era un chico y se había mostrado como todo un caballero ante ella, vaya tonta – Si gustas puedo mostrarte un lugar donde no importa qué experimento hagas tanto tú como la ciudad estarán a salvo de sus resultados, así yo no trabajo doble y tú no arriesgas la vida-.


-Magia y tecnología, debes ser todo un cerebrito para mezclar dos cosas tan complicadas ¿se te dan bien las relaciones? - Ella a penas y sabía lo complicado que era la magia y que el joven pudiese utilizar ambos le parecía impresionante. –¿ Y ese olor? Triste…- Enfocó la vista de nuevo a Reiji quien había comenzado a hablarle sobre su hogar y no tardó mucho en darse cuenta que había metido la pata olímpicamente - ¿Cuándo aprenderás? – Se estiró intentando subir el tono de voz lo suficiente como para sacarle de ese estado – Pues vaya que suena bonito tu hogar, debe ser un lugar maravilloso en especial si puede hacer personas tan amables e inteligentes como tú y tan adorables y fieles como Gemini-  Le dio un pequeño toquecito a Gemini mientras cruzaba los brazos tras de ella – Sé que cuando vuelvas serás muy valioso después que hayas aprendido todo lo que necesitas aquí- .


Ver la cara y el olor de Reiji le había asegurado que al menos por ese momento había logrado arreglar la situación que ella misma había creado con su descuido. Un momento de alivio que le duró poco tras la nueva pregunta – ¿T-tan fuerte? Ah…..- Se tomó un buen momento para respirar y aliviar la pesadez de sus hombros; ya estaba acostumbrada a esa pregunta, pero por alguna razón no quería mentir, no esta vez y no a Reiji, él había sido bastante sincero con ella y se sentía horrible decir algo que no fuese – Yo… nací así…-Técnicamente Nina no mentía, los dragones solían nacer con una buena cantidad de fuerza proporcionada por sus padres, no era la mejor respuesta pero al menos no había mentido y podía seguir manteniendo su otro yo oculto –Desde que recuerdo tengo esta fuerza, se que a los chicos no les gusta que una mujer sea más fuerte que ellos pero… - Dio algunas pequeñas tosecillas – Es más genial que eso, puedo destruir y construir muchísimas cosas, pero en especial puedo ayudar a la gente, si algún día necesitas reparar algo que rompas con tus experimentos puedes llamarme-

Terminó de reír antes de acomodarse  en el muro notando que el muchacho parecía salir mucho menos de lo que imaginaba- Te cuento, es un evento donde se relata la “maravillosa historia del rey Julian” es muy popular para los niños, en especial porque se dice que es el único rey en acabar con una especie entera…- Se terminó de parar impulsada por un pequeño salto hasta quedar frente a él – Aquí la gente suele salir a pasear y realizan obras donde representan el gran acontecimiento, como un solo rey en un solo día logró aniquilar a la especie más “peligrosa” de dragones existentes la magnífica hazaña… – Le dolía hablar estaba sintiendo como si pequeños cuchillos se le clavaran en la garganta relatando semejante historia, pero lo cierto es que nadie tenía que ver con lo ocurrido, no tenía algo de malo que hubiesen vuelto leyenda un recuerdo tan hiriente, tomó aire para finalizar la oración- Del rey Julian Elmoreden -  Dio un último brinco hacia él - ¿Te gustaría ir mañana? -

Nina Drango
Dromes : 7674
Reputación : 4
Mensajes : 7
Ver perfil de usuario
Nina Drango
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Nuevos comienzos [Priv. Nina] Empty Re: Nuevos comienzos [Priv. Nina]

Mensaje por Siegfried Elmoreden el Miér Ago 28, 2019 8:18 pm

Notó un pequeño cambio en la personalidad de la chica, incluso alguien tan socialmente limitado como Siegfried podría darse cuenta que había algo que le inquietaba a Nina acerca de la revelación de su identidad como mago pues aquella joven tan enérgica ahora se mostraba algo distinta. De todas formas, el príncipe seguía siendo una persona despistada y solo pensó que la incomodidad solo se debía a la sorpresa por tal noticia, quizá los magos no eran tan comunes como pensaba. Gracias a Dios su hechizo hizo que las cosas se calmaran un poco, y a su corto e ignorante entender, logró tranquilizar a Nina al demostrarle que su magia podía crear cosas tan bellas como esa. En cierta forma era su manera de expresarle que no había nada que temer.
Su preocupación terminó de ser despejada por las posteriores risas de Nina, efectivamente esa sonrisa animada y brillo en sus ojos era lo que mejor le quedaba… es lo que pensaba Siegfried tras quedarse momentáneamente absorto al ver a la chica disfrutar tan alegre de su magia. –“Hee… ¿estás segura de que quieres iniciar una competencia de destrozos contra mí? Tengo un récord bastante amplio”- continúa entre risas ante la divertida provocación de la pelirosa.
-“¡Ohhh! ¿De verdad conoces un lugar así? ”- Pregunta sorprendido el chico. –“Me encantaría conocer ese sitio… pues, debido a varios destrozos que he ocasionado me han prohibido realizar mis experimentos en el instituto”- continúa algo apenado, para luego recobrar el entusiasmo al saber que existe un sitio donde podría experimentar sin preocuparse de los efectos indeseados de su magia o tecnología.


-“Gracias. La verdad es que desde pequeño me ha gustado el mundo de la tecnología y la magia, y tuve la suerte de crecer rodeado de ella en mi tierra. ”- Para él, tanto la magia como la ciencia y tecnología era más que un hobbie, fue con lo que se crió y se convirtió en su estilo de vida. –“Creo que no hay nada que no se pueda lograr si encontramos la manera adecuada de combinar la magia del mundo con los avances de las ciencias”- continúa hablando mientras se mostraba absorto en sus propios sueños, los cuales fueron oportunamente interrumpidos por Gemini al darle un pequeño empujoncito en su espalda, lo cual lo hizo darse cuenta de que otra vez estaba hablando de mas y seguramente aburriendo a la joven.
-“Tu hogar también debe ser increíble Nina, por como lo describes. Creo que hasta me dan ganas de relajarme en uno de esos soleados días disfrutando de los manjares de la isla”- comenta con una sonrisa alegre.

Por algún motivo no le terminaba de cerrar la respuesta de Nina sobre su fuerza, continuaba siendo demasiado misterioso el origen de la misma, tenía ganas de investigar a fondo pero no quería ser irrespetuoso ante alguien que apenas estaba conociendo, así que por el momento no le quedo mas remedio que aceptar la respuesta de la joven. –“Yo creo que es estupendo que tengas esa fuerza! ”- apoyaba el pensamiento de la joven. –“La verdad me vendría muy bien tu ayuda en esos casos”- responde con una pequeña carcajada luego de la propuesta de la chica y ante la seria mirada de Gemini –“Espero que no debamos acudir a usted tan seguido señorita”- continúa el androide intentando no dar rienda suelta a los destrozos de su amo solo porque tendría a alguien que pudiera repararlos.

Mientras escuchaba la historia detrás de aquel evento poco a poco iba recordando algunos rumores que escuchaba sobre el mismo. Jamás le había prestado demasiada atención, pero el escuchar el nombre completo del rey de la leyenda provocó que quedara pasmado por un momento mientras miraba a los ojos a la joven. –“¿Elmoreden? ”- repite para cerciorarse que había escuchado correctamente. Era impensado que el rey de la leyenda tuviera algo que ver con su familia. –“Julian Elmoreden…”- esta vez repetía el nombre en su mente. Cuando escuchaba los rumores de la leyenda siempre hacían referencia al rey Julian, así que nunca le había llamado la atención. Pero era inevitable reconocer el enorme parecido en el nombre con el de su padre, Julius Elmoreden. –“No… debe tratarse de una coincidencia”- murmura sin darse cuenta. En primer lugar, el no pertenecía a este mundo, así que era imposible que la historia guardara relación con su familia, además, en el hipotético caso de que así fuera era impensado que el rey Julian de la leyenda fuese en realidad el rey Julius, pues las hazañas que se conmemoraban distaban mucho de la honesta e intachable reputación de su padre… a menos era lo que él pensaba.
Solo había una manera de verificarlo –“¡Si, me encantaría ir contigo Nina! ”- si asistía al festival podía reunir más información sobre aquella leyenda y aunque dudaba que pudiera existir alguna relación con su familia era muchas las coincidencias, no podía pasarlo por alto, incluso quizá hallaba una pista sobre como regresar a su mundo.

-“Por cierto… ¿a qué se refiere la leyenda cuando menciona a la especie más poderosa de dragones? ”- Como amante de todas las criaturas míticas no podía evitar que su curiosidad aflorara. –“Sin embargo debo admitir que, aunque me emociona ir al festival, no estoy de acuerdo con las hazañas de aquel rey… ¿cómo es posible que aniquilara a unas criaturas tan nobles como los dragones? ”- continúa mientras fruncía el ceño.
Mientras, en la lejanía del parque y ocultos entre los árboles, sin que los jóvenes se percataran y pasando desapercibidos se encontraban dos personas encapuchadas –“Encontramos una persona que coincide con los parámetros de la búsqueda… nivel de similitud… 61,2%... esperamos órdenes”- parecía que se comunicaban con alguien.


"Siegfried Habla"   "Siegfried piensa"
"Gemini Habla"   "Gemini Piensa"
Siegfried Elmoreden
Dromes : 8574
Reputación : 4
Mensajes : 7
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Nuevos comienzos [Priv. Nina] Empty Re: Nuevos comienzos [Priv. Nina]

Mensaje por Nina Drango Ayer a las 6:47 am

    Pensó haberle escuchado decir algo, ideas suyas supuso. La curiosidad del joven le parecía ciertamente adorable, aparentemente podía surgir de las cosas menos pensadas y eso no le molestaba, menos con aquel tema. Sin embargo, reconocía que le era un poco complicado hablar de dicho evento sin que sus nervios le jugaran en contra – Sígueme, conozco a una persona que podría explicártelo mejor- Comentó mientras le daba un pequeño guiño de ojo y comenzaba a caminar por uno de los callejones cercanos toqueteando toda la pared – Con tantos papeles es complicado encontrarlo…-. Se acercó de una forma sigilosa oliendo la pared – ¡Lo encontré! - pensó rápidamente, mientras tocaba con cuidado una parte del muro haciendo que este se desvaneciera por completo – Vamos esto no dura mucho tiempo en el mismo lugar- Comentó con una risa metiéndose en el extraño agujero que se había formado.

    Esperó un poco hasta que el chico pudiese pasar sin problemas para observar como el agujero desaparecía por completo – Nunca falla, Bienvenido a tu instituto jajaja aunque no es un sitio al que puedas entrar facilmente- Le hacía bastante gracia porque ciertamente ese espacio formaba parte del instituto, pero solamente dos personas conocían su ubicación, aunque en este caso serían tres y un androide. No pasó mucho hasta que una voz algo profunda interrumpió el silencio y la oscuridad que había en el lugar – Tú no cambias Nina, te he dicho que avises cuando desees entrar- Tan pronto como terminó todo se alumbró dando vista a una biblioteca bastante peculiar que parecía enterrada bajo la propia tierra y dejando ver a una joven rubia, con una apariencia de muñeca. – Si yo te aviso cuando vengo no sería divertido- Bromeó Nina mientras le miraba -Veo que esta vez trajiste compañía- Se acercó poco a poco al muchacho – Señor Reiji estas no son horas para que usted esté fuera de la institución…-
-Eso fue en parte mi culpa podrías, dejarlo pasar ¿sólo por esta vez?- La rubia le miró completo mientras daba un suspiro – Solo por esta vez¡ Gracias! – Comentó acercándose nuevamente al joven –Reiji ella es Milore se encarga de cuidar con mucho cuidado todas las historias que forman parte de Éadrom- Cada una de las historias de sus habitantes las conservo y las protejo para que no sean alteradas por nadie, después de todo, cada quien aquí escribe su propio destino- Nina solamente asentía porque ciertamente el trabajo de Milore le parecía admirable.

    - ¿Pero que les ha traído aquí?- Ah eso, Reiji quiere conocer más sobre la leyenda del rey Julian- Por un momento la mirada de la rubia pareció cambiar su seriedad por asombro mientras miraba a Nina –Yo realmente soy mala explicando historias pero pensé que tú podrías mostrarle, así como hacías conmigo de pequeña – Milore solamente se acomodó en postura cerrando los ojos – ¿Segura?- La chica asintió rápido .

    -Por favor espérenme cerca de la puerta- Milore se marchó en buscando con la mirada el libro que necesitaba, mientras Nina guiaba al joven hacia una puerta de cristal que brillaba en varios tonos de rosa y azul – Te va a encantar Reiji, era mi parte favorita de visitar a Milore cuando era pequeña, es como magia y algo de tecnología, vas a poder vivir la leyenda en persona- Le mencionaba algo emocionada, pero con un nudo en la garganta. – Lo encontré, te explicaré brevemente- Comentó la otra chica mientras colocaba el libro a un costado de la puerta.

    – Vamos a entrar en una historia, es importante que entiendas que todo lo que vas a ver y a vivir es un recuerdo, por más real que se sienta nunca debes alejarte de mí o de la base, ¿entiendes?, es muy complicado traer de vuelta a las personas que no son recuerdos- Tras haberle explicado y asegurarse que el muchacho comprendía lo que estaba pasando, le dio una pequeña mirada a la otra chica que parecía más distraída que de costumbre – Yo me quedaré, tú eres mejor para explicar este tipo de historias- Les sonrió a ambos mientras tocaba tenuemente el libro y ambos comenzaron a desvanecerse.

    -Un 61.2% es algo excelente- Exclamaba una voz bastante afeminada tras la comunicación– Creo que es mejor no dejar que ese 61 esté haciendo de las suyas por allí ¿no creen?, es peligroso que alguien se entere de nuestro pequeño altercado- Dio un suspiro casi de desánimo para luego proseguir con unas cuantas carcajadas- Es un excelente trabajo para la empuñadura de hielo, si es el objetivo no debería ser tan difícil atraparle, es un niño después de todo, pero… en caso de que no pueda ambas empuñaduras tienen mi permiso, sea o no el chico que buscamos esos 61 son muy peligrosos, espero sus prontos resultados – Comentó casi risueño-

-Que no puedo… ya verá el señor no hace falta ninguna otra empuñadura si estoy yo para atrapar a ese mocoso- Ya lo veremos… después de todo fue por tu lentitud que ese niño se puedo escapar, si hubieses sido más fuerte le hubieses matado junto a su tío-

Milore:
Nuevos comienzos [Priv. Nina] Violet-evergarden-3

Nina Drango
Dromes : 7674
Reputación : 4
Mensajes : 7
Ver perfil de usuario
Nina Drango
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Nuevos comienzos [Priv. Nina] Empty Re: Nuevos comienzos [Priv. Nina]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.