Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Niv 1. Unbalanced [Privado] A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Niv 1. Unbalanced [Privado]

Mensaje por Ikishima Adam el Lun Jul 15, 2019 11:31 pm

Niv 1. Unbalanced

¿El culpable era él por pensar que todo sería tranquilo al llegar a Éadrom; o lo eran ellos por dejarse llevar por los sentimientos rencorosos que despertaron su apariencia?

La respuesta es ininteligible. Los ruidos de los puños golpeando con saña ahogan los sonidos alegres del instituto como si todo se encontrara en un enorme océano tormentoso, encaprichado con no dejarlo escapar de las nubes oscuras que se alzan imponentes sobre su cabeza desde hace un buen tiempo ya. Se trata de lo que el señor quiere, puede que aquello sea el llamado destino hasta, incluso, tal vez se trate de mera casualidad irónica. O su castigo.

Adam trata de recuperar el aliento que ese último puñetazo en la boca del estómago le quitó. Su cuerpo aún tiembla y las cortadas en su rostro y manos continúan sangrando; el contacto frió tras su espalda le da a entender el motivo por el cual no había terminado tendido en el suelo. Levanta la vista y la cierra un poco inmediatamente al percibir el leve brillo del sol abriéndose paso a un lado del edificio que puede ver delante. Al parecer lo que a él le parecieron horas no se trataron más que de minutos fugases, sonríe dejando caer su cabeza pero se mantiene firme en no dejar que su cuerpo se tumbe; el tiempo siempre transcendía de esa forma en los momentos más infelices.

¿Por qué? Era extraño, ciertamente malvado. Sentir que los minutos se convierten en horas cuando quieres que el tormento se terminé veloz, y convertir las horas en minutos en el momento que la felicidad es extaciante. Por lo menos eso le sucedía a Adam, al principio del tormento creyó, desesperado, que poco a poco todo iba a suceder más rápido, las cosas no le dolerían como la primera vez y tampoco el tiempo pasaría de la misma forma, se volvería más raudo más insensible.

—¡Bastardo, vas a pagar por lo que nos has hecho!

Las palabras resuenan otra vez en un intento por encontrarle el sentido equitativo a la golpiza que acababa de recibir. Adam aprieta los labios, percibe el sabor de su sangre y contiene el aire. Había hecho muchas cosas. Niega en su interior, no había hecho nada cercano a los dominios de Éadrom, ni había sabido de ella hasta hace un par de días. Cierra los ojos percibiendo el ardor en su rostro y un latido en su ojo izquierdo, nuevamente una voz colérica invade sus sentidos.

—¡Ya no eres tan especial, ¿verdad? Quiero verte tratarnos como basura otra vez, Bakugo, hijo de perra!

¿Bakugo? —susurró con desconcierto al abrir los ojos. Hasta ese momento Adam no cayó en cuenta que lo habían nombrado de otra forma, una diferente a la que había escrito en los papeles del instituto y al mismo tiempo ajena a esa que ya no podía expresar. Levantó el rostro y trató de alzar su mano derecha para limpiarse el hilo de sangre que amenazaba con llegar hasta el final de su barbilla pero un dolor punzante se interpuso. Ya con el corazón más tranquilo, inspeccionó qué era lo que sucedía. Con su limitado conocimiento en medicina se diagnostico con una muñeca posiblemente rota, la clara imagen del hueso torcido y la notoria inflamación le daban pase libre a especular sin miedo a equivocarse.

Soltó el aire con serenidad. Se alegró al comprobar que su mano derecha estaba un poco pisoteada pero eficiente, cumplió con el cometido que la otro no pudo y le dio una vista a su ropa. Como un jardinero que descubre su jardín totalmente apaleado, arqueó las cejas hacia abajo con un leve deje de pena; ya no había nada que hacer por el momento, al llegar a su cuarto tomaría hilo y aguja para recuperar los botones perdidos.

Se levantó manteniendo la espalda pegada a la pared e impulsó su cuerpo con la zurda, dolió. Como pudo intentó arreglarse el uniforme y el cabello, después extrajo un pañuelo blanco del bolsillo lateral del pantalón para tratar de limpiarse el rostro torpemente, sin agua aquello era casi imposible; se rindió al sentir el rostro mucho más sucio que antes regresando el pañuelo sucio al bolsillo. Caminó al final de la pared para recuperar su bolso, se agachó para recogerlo y al alzar la vista otra tonta sonrisa de labios cerrados se instaló en su maltratado rostro. Se habían esmerado al arrastrarlo desde la entrada a lo más alejado posible de las miradas curiosas. A la distancia se alcanzaba a ver unas redes que daban la vuelta para encerrar un espacio dedicado al tenis, se notaba por la red que dividía la tierra; más allá la magnifica e imponente cancha con sus lineas blancas en el suelo, delimitando tanto el campo de juego como la zona donde los alumnos de otras clases podían correr sin interferir con los demás. Adam tenía deseos de quedarse a contemplar un poco más el extenso espacio desierto en compañía del sol, sentía su tibia presencia acariciándole el rostro con ternura.

Finalmente se echó el bolso empolvado sobre el hombro y volvió sobre sus pasos forzando a su mente a recordar el camino que habían tomado para llegar hasta allí. Lo hizo con calma, quizás demasiado confiado.



Adam Habla — "Adam Piensa"
Ikishima Adam
Salón : 3 A Dromes : 4461
Reputación : 1
Mensajes : 6
Ver perfil de usuario
Ikishima Adam
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Niv 1. Unbalanced [Privado]

Mensaje por Bakugo R. Katsuo el Mar Jul 16, 2019 3:14 pm

Otro día escolar. Bakugo no era amante de Takemori, de hecho no le importaba una mierda sus moralidades o su historia fantástica, él tenía sus propios pensamientos y eso era: Ser el fucking héroe número uno.

Ese día llegó unos cuantos minutos más tarde a la escuela, lo suficiente para llegar a clases pero lo justo para no dejarlo distraerse con nada, no pensaba distraerse con tonterías absurdas. Pensó en ir directamente a su salón pero en el pasillo un montón de personas lo distrajo y no era exactamente por ver a un montón de idiotas juntos, sino lo era un idiota en particular del cual le había dado una buena paliza un par de veces que intentó pasarse con él por ser de primer año. Sonrió de forma orgullosa al oírlo. —¿A quién dices que le pateaste el trasero? —preguntó alto y claro a un lado del tipo. Los presentes que estaban en el alrededor palidecieron de repente como si hubieran visto a un fantasma y el desgraciado principal, Draco, calvó su mirada en la pantalla de su celular con la boca abierta. Bakugo ya empezaba a perder la paciencia al no tener respuesta, chasqueó la lengua al oír más murmullos de los habituales. —¡¿Qué mierda les pasa ahora?! —espantados empezaron a alejarse, y Draco, oh el querido Draco al fin decidió hablar. —Como... ¿Cómo pudiste recuperarte tan rápido... infeliz? Te dimos una buena —Bakugo alzó la ceja y lo tomó de la ropa con fuerza. —¿Qué mierda dices? ¿Tú y tus putos secuaces darme una buena a mí? Mejor cierra la boca y corre antes de que me arrepienta —Lo soltó con un empujón y se alejó con mala cara pero a unos cuantos pasos sintió una mano en el hombro, de nuevo el imbécil ese. —¡Espera! No estoy mintiendo, mira... —El brillo del celular lo cegó unos segundos. ... —Qué cara...

Minutos después el entrar a clases había pasado a ser parte secundaria de su día.—Dime dónde mierda esta si no quieres que te rompa la cara, si me estas mintiendo voy a incendiarte hasta los huesos —lo empujó con una patada una vez más teniendo las manos en los bolsillos del pantalón. —¡Deja de patearme! ¡Esta en la zona deportiva, detrás de... — Otra patada más. —Bien, ya cierra la boca y apresúrate.

Bakugo pensaba que todo era un montaje de photoshop muy bien hecho, por lo que sí pensaba darle una paliza al estúpido que lo estaba guiando a la zona perfecta para eso. Sí, se tronó los nudillos antes a estar a un pasó de ver lo que había detrás de la pared. Su sorpresa fue en mayúscula pero al segundo sonrió dejando su mochila en el suelo. —Hola, sea quién seas! —estiró los brazos como quién planeaba dar un abrazo. —No me interesa tu nombre o lo que te dieron por hacer esto pero por tu propio bien... —apretó el puño y se volteó para señalar a Draco. —Tú te quedas aquí infeliz —pero el pobre chico ni siquiera había pensando en huir, estaba más shokeado que Bakugo porque él tenía en claro que no tuvieron nada que ver con la apariencia del desdichado, ni siquiera habían pensando en la tontería de hacer un montaje.

Regresando a lo nuestro... «patético yo» —dijo claramente como amenaza y no se demoró en hacer uso de la fuerza para agarrar la ropa sucia y maltratada del otro para estamparlo contra la pared. —Deshazte de la maldita transformación y muestra tu verdadera cara si no quieres que te maté a ti y a este otro estúpido! —Draco finalmente reaccionó movimiento la cabeza de forma negativa una y otra vez, nervioso. —Nosotros no tenemos que.... no tenemos nada que ver con su apariencia —se acercó hasta donde estaba, pasando la mirada a Bakugo y luego al otro. —Bakugo, si no eres tú... entonces no lo conozco pero... —estiró su mano para tocar la cara maltrecha de su victima; sin embargo Bakugo se le adelantó y apretó su muñeca con fuerza con su mano libre. —No quiero más trucos, estúpido. Es obvio que yo estoy aquí y este debilucho no soy yo. Es una copia barata y mal hecha o un pobre infeliz que usaron para sacar una buena foto —Draco volvió a negar. —¡Ya te dije que no!



Niv 1. Unbalanced [Privado] Firma-Bakugo
Diálogo— «Pensamiento»
○ [Katsuki Hans] ahora es [Bakugo R. Katsuo]
...:
Niv 1. Unbalanced [Privado] 687474703a2f2f36382e6d656469612e74756d626c722e636f6d2f3431333061
Niv 1. Unbalanced [Privado] 12f47ccc440c15c192c9f2c9326a0aa9
Niv 1. Unbalanced [Privado] FirmsNiv 1. Unbalanced [Privado] Bakugo
Bakugo R. Katsuo
Salón : 1 A Edad : 16 Dromes : 6829
Reputación : 9
Mensajes : 31
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Niv 1. Unbalanced [Privado]

Mensaje por Ikishima Adam el Miér Jul 17, 2019 10:29 pm

Niv 1. Unbalanced

Exactamente eso. El momento agradable fue tan ligero como una bolsa al viento, y sin nada que lo detenga se alejó con ansias. El velo de preocupación tarda en caer sobre Ikishima, quién está forzando a su fuente de conocimiento a recordar el camino, diferenciar las estructuras y reconocer los sonidos lejanos. ¿Era la entrada o era alguna otra parte del instituto que desconocía? Entonces escucha a sus espaldas un sonido que no logra entender del todo, esboza una pequeña sonrisa de todas formas. Se gira expectante con esperanzas de que fuese alguna persona que pudiera ayudarlo a orientarse y al verlo, el aire se le queda trabado en los pulmones. "E-Es... irreal, no puede ser. ¿Yo... me estoy viendo a mi mismo? Esto es... ¿una clase de... castigo divino?" Su garganta emite un ruidito estrangulado, con sus emociones descolocadas y la mente confundida, no es capaz de mencionar palabra alguna. Ikishima abre y cierra los ojos, abre y cierra, lo hace cinco veces esperando que la imagen delante suyo se desvanezca. ¿Qué era lo que debía entender de verse a sí mismo tan... furioso? Su corazón se apretuja dolorosamente, no puede dar crédito a lo que esta viendo, sus iris están tan clavados en el rubio que no percibe a su atacante detrás suyo; no sigue sus movimientos, solo mira su cara, sus expresiones, sus labios amoldarse con cada palabra muda, siquiera a eso es capaz de atender por la impresión.

No escucha, solo se queda petrificado mirando aquella silueta acercarse cada vez más.

Cierra los ojos ante el golpe y presiona un poco los dientes por el dolor, tiene cuidado de que su mano herida no termine detrás de su espalda y por instinto la lleva delante de su estomago bajo. Percibe el aliento caliente cerca de su rostro. Está tan cerca... siente su mano presionando contra su ropa... "Es real... es real." repite sin poder creerlo por completo. Su vista se mantiene fija en aquellos ojos tan distintos e iguales al mismo tiempo, el sencillo hecho de que sean como los suyos le quita el aliento porque sabe que no puede tener una mirada tan rabiosa y autentica como esa; la suya es más bien seria sin tener verdaderas intenciones de reflejar agresión alguna. Ikishima solo atina a negar moviendo la cabeza lo más sereno que sus emociones se lo permiten, y es ahí cuando el tercero entra en su campo visual, al fin puede apartar la mirada de su reflejo. —Yo... —La voz no le sale correctamente, traga saliva para refrescar sus cuerdas vocales e intenta nuevamente.

...No entiendo lo que sucede —confirma lo que sus ojos reflejan y no le importa tener delante a uno de los que lo agredieron, ya le perdonó al momento en el que lo dejaron. Aún así, separa sus labios con ligereza ante la información recibida y vuelve a sellarlos al notar la mano avecinarse. No teme pese a no conocer las intenciones.

Bakugo... —murmura bajo, encontrando la pieza que le faltaba al puzzle.

En ese instante el sonido de una particular melodía se extiende clara por todo el lugar, era momento de ir a clases.

Observa a Bakugo con una sonrisa amable, suave, serena, invitándolo a que se tranquilice. —Todo es muy confuso pero tú y yo somos muy reales, sin trucos —concluye entre el desconcierto, y en un gesto delicado, apoya apenas las yemas de sus dedos sobre el dorso del opresor. —Tenemos que ir a clases —avisa para que deje en libertad la muñeca que sostiene con rudeza, ignorando por completo su propia situación—, podríamos vernos después —sugiere.

Lo lamento, sé tu nombre pero no he dicho el mio. Soy As... Ad... —Una risa de segundos se le escapa por los nervios, hasta ahora no se había presentado con nadie, era difícil no equivocarse al tener que decir un nombre que no era el tuyo. Instintivamente levanta la zurda para sujetar la cruz que se escapa de sus vestimenta sin botones y lo vuelve a intentar.

Ikishima. Ikishima Adam —logra mencionar, y le es imposible contener un parpadeo al ver la expresión de sorpresa del otro chico. —¿Hm? ¿Sucede algo, ...? —cae en cuentas que no sabe su nombre tampoco—, ¿podrías decirme tu nombre también? —pide con simpleza y después aparta la vista al suelo para buscar su bolso, en algún momento, al estar aturdido, lo había soltado.


Adam Habla — "Adam Piensa"
Ikishima Adam
Salón : 3 A Dromes : 4461
Reputación : 1
Mensajes : 6
Ver perfil de usuario
Ikishima Adam
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Niv 1. Unbalanced [Privado]

Mensaje por Bakugo R. Katsuo el Vie Jul 19, 2019 11:18 am

El desdichado tuvo una buena reacción, su silencio y expresión le causo a Bakugo una sensación de satisfacción, era mucho mejor de lo que esperaba. Él no iba a mostrarse tan afectado por una broma estúpida, estaba acostumbrado a lidiar con problemas similares, idiotas que quieren darle una "lección" o simplemente bajarlo del alto pedestal del que él mismo se tiene.

Y le pareció bien que se encuentre aterrado... pero esta perdiendo la poca paciencia que tiene al no recibir respuesta alguna. —Maldito hij... — Esperó poco paciente a que termine de formular la maldita oración de una vez, y al final... no consigue ser nada importante. Bakugo cree que le están tomando el pelo, Draco por mostrarse asustado y el otro imbécil por tener una apariencia patética en la que ni siquiera se atreve a enfrentarlo adecuadamente. Siente mucho odio y fastidio, están usando su cara, su apariencia en todo esa mierda.

No aflojó ninguno de los dos agarres. Sabía perfectamente que le estaban mintiendo, no puede ser otra cosa...

Por primera vez su expresión cambió a una genuina sorpresa, ¿le estaba sonriendo? Maldita sea, que repugnante era verse a sí mismo de esa forma tan... debilucha. Por algo se mostraba como una puta fiera a todos... —Que... ¡¿Qué mierda estás diciendo? Es imposible que ambos seamos reales y no haya trucos, ¿acaso estás actuando maldito infeliz?— exclamó fallando en su intento por no tartamudear. Draco a su lado tampoco podía creer lo que estaba escuchando pero Bakugo lo veo asentir, asiente porque sabe mejor que nadie que ellos no estaban detrás de eso. La persona que golpearon era real, de carne y hueso, y se veía exactamente como Bakugo. Por su lado el rubio ceniza soltó el agarre de la muñeca por mera sorpresa al sentir el contacto del otro.  —¡N-No vuelvas a tocarme, pedazo de mierda y no me digas que hacer!—Las clases eran importantes si quería mantener su promedio perfecto pero... muy al contrario de querer soltarlo, ahora mismo le gustaría mucho ahorcarlo o deformarle el rostro. Aunque no era algo de "héroes". Suspiró pensando en eso y lo suelta violentamente con un gesto asqueado al escucharlo reír nervioso, ¡y mierda! ahora se comienza a sentir muy confundido por dentro. Verse así de amable le parece algo vomitivo, una pesadilla con todas las letras. ¿Y lo peor que puede haber visto? ¡Sujetar una cruz como si fuera su puta salvación! ¿En serio? ¡¿ES UNA PUTA BROMA?! Retrocedió un par de pasos sin quitarle la mirada de encima. «¿Ikishima... Adam?» repitió en su mente tratando de recordar ese nombre de algún lado, algún indicio de algo, una buena justificación para lo que estaba pasando.

Mientras tanto Draco dio un leve brincó cuando escuchó la pregunta, no se había dado cuenta que su cara era todo un poema al ver la actitud de Ikishima. —M-Me llamo Draco... pero ¿cómo puedes hablarme así...? Te dimos una paliza —lo señaló mientras se acercaba un poco más, anonadado. —Primero me pareció raro que haya dos "Bakugos" pero ahora... ambos son exactamente el contrario del otro, Dios santo! ¡Hasta tienes una maldita cruz como si fueras un santurrón o algo! —gritó sin poder contenerse, eso era demasiado. Y ese grito es suficiente para traer a Bakugo al presente. —Basta de esta mierda —masculló afilando la mirada hacia ambos. —Tú, bueno para nada, vas a borrar ahora mismo esa puta foto que andas enseñando a todos y después vas a negar todo lo que andabas gritando —dijo señalando a Draco y después se refirió a Adam. —Y tú, extraña copia china mal hecha, sígueme ahora mismo. Supongo que si nos ven juntos entenderán que somos dos iguales pero no los mismos, y no me interesa si no te parece, muevan el culo de una vez—ordenó poniéndose en marcha con el entrecejo fruncido. Si faltaba a clases tendría una buena historia que contar así que no habría problemas, era Bakugo, iba a recuperar la clase de forma satisfactoria.

Dio un par de pasos hasta que se arrepintió de algo, volvió rápidamente y le arrebató el celular a Draco. —Mejor lo hago yo mismo, escoria —exclamó guardándose el aparato en el bolsillo y siguió su camino.

Off rol:
No sé si quisieras controlar a Draco pero todo tuyo. El color de dialogo es: #ff9900, sinceramente no tengo una imagen mental suya así que puedes hacerlo como tu quieras.
Bakugo planea llevar a Ikishima al gimnasio(?)


Niv 1. Unbalanced [Privado] Firma-Bakugo
Diálogo— «Pensamiento»
○ [Katsuki Hans] ahora es [Bakugo R. Katsuo]
...:
Niv 1. Unbalanced [Privado] 687474703a2f2f36382e6d656469612e74756d626c722e636f6d2f3431333061
Niv 1. Unbalanced [Privado] 12f47ccc440c15c192c9f2c9326a0aa9
Niv 1. Unbalanced [Privado] FirmsNiv 1. Unbalanced [Privado] Bakugo
Bakugo R. Katsuo
Salón : 1 A Edad : 16 Dromes : 6829
Reputación : 9
Mensajes : 31
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Niv 1. Unbalanced [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.