Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Poco mas de un año
En casa de un amigo. (William M.) EmptyHoy a las 12:34 am por Jestro / Jevil

» Confieso que... {Juego}
En casa de un amigo. (William M.) EmptyAyer a las 11:19 pm por Audeth Forte

» CARNET PARA ESTUDIANTES/MAESTROS
En casa de un amigo. (William M.) EmptyAyer a las 7:31 pm por Audeth Forte

» Un día de descubrimientos [Libre]
En casa de un amigo. (William M.) EmptyAyer a las 6:54 pm por Audeth Forte

» Buscando secretario/a - LIBRE
En casa de un amigo. (William M.) EmptyAyer a las 6:08 pm por Ayiw Kryomi

» Cambios de botón
En casa de un amigo. (William M.) EmptyAyer a las 3:36 pm por Luka Crosszeria

» Audeth Forte - El precio del amor
En casa de un amigo. (William M.) EmptyAyer a las 2:21 pm por Luka Crosszeria

» Kyosuke | Diferencia a los demonios.
En casa de un amigo. (William M.) EmptyAyer a las 1:45 pm por Kyosuke Takenouchi

» El final del día (Dea)
En casa de un amigo. (William M.) EmptyAyer a las 9:20 am por Kyosuke Takenouchi

» Nuevos comienzos [Priv. Nina]
En casa de un amigo. (William M.) EmptyAyer a las 6:47 am por Nina Drango



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






En casa de un amigo. (William M.) A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado En casa de un amigo. (William M.)

Mensaje por Jestro / Jevil el Vie Jul 05, 2019 9:39 pm


Jestro Jokster con Willam M..
En casa de un amigo.
Casas en las calles de la ciudad de Éadrom.



Aquella era una soleada y hermosa tarde tranquila, podía escucharse el cantar de las aves alegres en las ramas de los árboles que se encontraban junto a la ventana de la habitación en el edificio del instituto, sin duda estaba agradecido de que le asignaran ese cuarto contaba con una agradable vista a las áreas de descanso y parte de patio, donde se podían ver varios árboles de distintos tipos y tamaños, así como lar jardineras llenas de flores de muchos colores. Se encontraba sentado en la silla frente a la ventana admirando tan lindo y relajante paisaje, ─ Hace tiempo que no tenía un día así de bueno ─, por momentos volteando hacia la cama para ver a su hermano menor dormido profundamente, incluso el libro descansaba sobre la pequeña estantería de libros que tenían sobre el escritorio donde hacían sus tareas.

Aun estando en la ventana casi a punto de quedarse dormido, un sonido le hizo reaccionar, el sonido provenía de su teléfono celular, se puso de pie para ir a revisar a que se debía el sonar del aparato móvil, al ver la pantalla vio que era un mensaje de William, aquel joven alto de cabellos anaranjados que conoció en el parque tiempo atrás, habían mantenido contacto por mensajes y llamadas, por lo que pensó que aquel mensaje era un saludo que se volvería una conversación como solía ocurrir, y así fue, comenzaron una pequeña platica intercambiando textos él uno con él otro, se encamino de vuelta a la silla frente a la ventana para continuar respondiendo los mensajes estando más cómodo, durante el intercambio de mensajes, el pequeño demonio azul despertó viendo a su hermano mayor entretenido y sonriendo en ocasiones mientras sostenía el teléfono móvil entre sus manos, ─ ¿Qué haces, que haces, porqué ríes, eeee, eeee? ─, saliendo de la cama y caminando hacia su hermano sentándose en el piso, ─ Pues, estoy platicando con un amigo, recuerdas que te lo conté hace tiempo ─, respondiendo la pregunta del menor, ─ Sí, sí, ya recuerdo, oye… ─, haciendo una mirada bastante curiosa acompañada de una pícara sonrisa, ─ Te oigo, ¿necesitas algo? ─.

El pequeño seguía sonriendo hasta que al final, lanzo su comentario, ─ ¿Él te gusta, gusta? ─, al escuchar esa pregunta el mayor abrió tremendos ojos pues esperaba un pedido de algún dulce o juguete, incluso una salida a jugar al parque, pero aquello lo tomo por sorpresa y una bastante grande, ─ Claro que NOOOOOO, como se te ocurre, él es mi amigo, ¿de dónde sacas esas ideas? ─, observando fijamente a su hermano menor, ─ Es que…siempre te ríes cuando te manda mensajes, por eso lo pensé, pensé ─, sosteniendo su larga cola azulada entre sus manos, ─ Que me ría no significa que me gusta, es que a veces platicamos cosas divertidas y es eso lo que me hace reír, no seas tan mal pensado ─, respondiendo a su hermano mientras recibía otro mensaje de texto.

Este mensaje también le causó sorpresa, no tanto como la pregunta del menor pero igual le sorprendió pues el texto hacía mención a lo ocurrido en el parque, sobre cuando surgió la pregunta sobre ayudar a practicar y mejorar en los malabares, cosa que recordaba bastante bien, en su respuesta le indicaba que recordaba aquella petición, pero a que se debía el comentario, recibiendo en la contestación una invitación a su departamento para realizar unas cuantas prácticas y ver que tanto había mejorado desde aquella vez que se conocieron, alegre acepto la invitación, en su mente pensaba que podía mostrarle ya que había aprendido una que otra cosa nueva además de que su habilidad para los malabares había mejorado bastante desde aquel día, preguntando la dirección para dirigirse hacia el lugar, recibidos los datos, ─ Jevil pásame el cuaderno y el lápiz, necesito escribir algo que me enviaron ─, diciendo al pequeño que no ocupo le dijeran dos veces y de inmediato paso lo pedido a su hermano mayor quien comenzó a escribir la dirección y arrancar el pequeño trozo de papel para llevarlo consigo.

Se puso de pie y comenzó a buscar las pequeñas pelotas de colores brillantes que había comprado, también aquellas con luces para llevarlas, empacando todo en su mochila, su hermano desde el suelo veía todo lo qué hacia el mayor, preguntándose a que se debía todo ese alboroto, ─ ¿Por qué guardas todo, todo, vamos a ir al parque?, dijiste que hoy no íbamos a ir ─, se detuvo ante las palabras del pequeño, ─ Y es verdad, no iremos al parque, pero yo, debo salir y necesito llevar todo esto ─, guardando todo sin que le faltara nada, nuevamente aquella pícara sonrisa se dibujó en el rostro del demonio, ─ Uuuuuuuuuu Jestro tiene una cita, cita ─, colocando sus manos sobre sus mejillas, ─ Queeeee nooooo es lo que piensas, es mi amigo y este acuerdo lo hicimos desde antes que tu llegaras aquí ─, tomando una almohada y lanzándola directo al menor que logro atraparla y lanzarla de vuelta. Con todo listo se puso la mochila caminando hacia su hermano, ─ Ya debo irme, regreso más tarde, no hagas nada malo, puedes salir si quieres, pero cuídate mucho, si Monstrox despierta y pregunta por mí le dices que salí y volveré más tarde ─, colocando su mano sobre el cabello del menor y alborotándolo un poco, ─ Me traes algo cuando vuelvas, sí, sí ─, mirando como el mayor salía de la habitación.

Minutos más tarde ya se encontraba recorriendo las calles con el trozo de papel en mano buscando la dirección que le enviaron por mensaje, sabía que estaba perdido ya que nunca había visitado esa zona, no le quedo más que tocar algunas puertas en busca de obtener orientación, para su suerte le indicaron el camino correcto pues no se encontraba tan lejos del lugar de reunión, agradeció la ayuda y corrió por la ruta que le indicaron llegando por fin a la casa con los números señalados, cansado y agitado por la caminata que hizo desde el instituto hasta las casas y departamentos, se colocó frente a la puerta dando unos golpes a la misma, ─ Holaaaa, ya llegueeeee ─, acompañando del golpeteo en la puerta.

lo que jestro viste:

El dibujo lo hice yo pero sigue teniendo mis marcas de agua anteriores, aún no le he puesto las nuevas marcas que uso ahora.
En casa de un amigo. (William M.) Jestro735-3-3


Jokylexander




Jestro / Jevil
Salón : 2 A Edad : 22 Dromes : 286279
Reputación : 47
Mensajes : 1362
Ver perfil de usuario
Jestro / Jevil
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: En casa de un amigo. (William M.)

Mensaje por William M. el Miér Jul 24, 2019 2:38 am

William estaba acostado en su sillón, con las ventanas abiertas disfrutando de la brisa sobre su piel. Era un día soleado y estaría afuera disfrutándolo...si no tuviera miedo de enfermar de nuevo. El mes pasado había sido una pesadilla, todo lo que tocaba su boca terminaba en el baño y apenas había sido capaz de tener una noche tranquila de sueño y lo que más le asustaba...En su boca siempre había un sabor metálico, como si todo el momento estuviera sangrando, lo poco que podía comer tenía que estar casi crudo por lo que había reducido sus comidas a una por día... Por el momento le huía a los espejos aterrado de su reflejo.

Por su parte Lewis parecía más tranquilo de lo normal, por lo que el payaso decidió relajarse por una vez en su vida sobre el wendigo que vivía a su lado. Tenía la mirada fija en su celular, para ser más especifico en uno de los chats que ahí se encontraban. Desde que había conocido a Jestro en el parque, se siguieron comunicando de manera casual, al pasar de los días se dio cuenta que platicaban cada vez por más tiempo, mandándose fotos divertidas o de cosas curiosas ; de manera distraída se pasaba la mano buena por el torso desnudo, sintiendo con facilidad las costillas bajo la piel ¿Jestro se asustaría si lo viera de aquella manera? -Nada que la ropa no pueda ocultar....-pensó mientras sonreía al ver el mensaje que Jestro le había mandado.

Se movía en el sillón, buscando cambiar su postura, intentando ignorar el dolor que le provocaba esta acción tan simple, hoy fue un buen día, había logrado mantener un plato de fruta con yogurt en el estomago, había dormido más de dos horas y Lewis estaba callado. Tenía tranquilidad y el día libre, podía hacer lo que el quisiera...y en lo único que podía pensar era en la promesa que le había hecho a Jestro, con cada mensaje que le mandaba recordaba la manera en la que los ojos del adolescente se llenaban de tristeza; por lo que no pensó demasiado, solo escribió una simple invitación, junto con un mensaje de como llegar a su pequeño hogar, pulsó la opción de enviar y fijo la vista al techo, preguntándose si no debió haber esperado un poco más, no hubo más tiempo para dudas, porque cuando observó la contestación se levantó con rapidez del sillón y se dispuso a recoger el poco desorden de la casa.

Lewis se encontraba con la forma de un lobo blanco, de ojos azules muy pálidos, pero podría confundirse con un perro muy grande, William no le pidió que cambiara de forma, temiendo a un enfrentamiento que el sabía que por su estado no podía ganar. Se dirigió al baño para lavarse los dientes, esperando que su aliento no oliera metálico, de último momento decidió cambiar sus bermudas por unos pants negros, que por su perdida de peso le quedaban algo sueltos, tomó una simple playera de manga larga blanca y con temor se miró al espejo...Un fantasma parecía regresarle la mirada, debajo de sus ojos se podía ver unas ojeras bastante marcadas, su piel había perdido el tono rosaceo que la caracterizaba y ahora parecía estar hecha de papel, los labios secos y partidos, seguramente heridos por sus colmillos, incluso sus brillantes ojos violetas parecían de un morado bastante apagado, su cabello naranja estaba más largo, tocando sus hombros en lugar de su barbilla, los huesos de la cadera y las costillas eran bastante visibles, al igual que sus cicatrices que parecían brillar... Estuvo a punto de quitarse los pantalones y cambiarlos por algo que le quedará un poco mejor cuando escucho un saludo y la puerta, sin pensarlo demasiado se puso la playera y se arreglo el cabello intentando estar presentable.

-¡Voy!-se apresuro a la entrada, abriendo la puerta. Al ver que en efecto, era el adolescente sonrió de manera amable.-Entra, con confianza. -Se hizo a un lado para que el menor pudiera entrar, esperaba que al menos su cuerpo tan delgado y frágil aguantara la clase de hoy.


En casa de un amigo. (William M.) Tumblr_nkjpllZSVn1toli87o2_500

Gracias Jestrin <3:
En casa de un amigo. (William M.) William-M2

~Pull of my teeth~
William M.
Edad : 28 Dromes : 80269
Reputación : 11
Mensajes : 101
Ver perfil de usuario
William M.
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: En casa de un amigo. (William M.)

Mensaje por Jestro / Jevil el Mar Jul 30, 2019 8:27 pm



Después de avisar su llegada se quedó esperando, observando los alrededores, ─ Se nota que es una colonia tranquila, quizá cuando dejemos de estudiar pueda encontrar una casa aquí para que podamos vivir todos juntos ─, se decía en su interior cuando escucho unos pasos y vio la que la puerta empezaba a abrir de poco a poco, emocionado por ver nuevamente a su amigo que no logro ocultar una enorme y visible sonrisa, pero esta fue acompañada de la sorpresa, pero no tanto por la felicidad, más bien se trataba por ver el aspecto del joven que se encontraba frente a sus ojos, el cual lo invito a pasar a su hogar, entro intentando ocultar la sorpresa y preocupación, ─ Se ve diferente, no es así como lo conocí, ¿le habrá pasado algo malo? ─, entrando a la casa, ─ Gracias, hace mucho que no te veía, me alegro recibir tu invitación ─, quedándose recargado en una de las paredes, ─ ¿Debo preguntar que le ha pasado, o no?, vaya esto es difícil, creo que me lo tendré que aguantar ─, o al menos trataría de intentar contenerse lo más que pudiera.

No pudo evitar mirar la casa, ─ Tú casa es muy bonita y grande, mucho más grande que el dormitorio que me dieron en el Instituto ─, quitándose la mochila y dejándola en el suelo, ─ Es un cuarto amplio, pero debo compartir la habitación del instituto con Monstrox y con mi hermano menor, antes él no estaba, pero hace un par de meses que llegó y mi cuarto se siente mucho más pequeño ─, dando un suspiro, intentaba crear una plática que le mantuviera distraído del aspecto de su amigo, ese aspecto no era el de alguien saludable pero temía preguntar y causar alguna molestia, ─ ¿Y cómo has estado últimamente?, hace tiempo no hemos coincidido en el parque, quería que mi hermano te conozca pero al mismo tiempo lo pienso mejor porque me hace mucha burla y seguro me pone en ridículo contigo ─, soltando un par de risas mientras ambos avanzaban hacia la sala.

Ya estando ambos en la sala sentados en los sofás, comenzó a sacar algunos de los objetos que llevaba, ─ Sabes, he estado practicando y he mejorado mucho, también me compré más cosas, como estas ─, sacando las pelotas transparentes que emitían luz si se les daba un golpe, ─ Me gusta usarlas cuando hacemos shows en la noche porque cuando las atrapamos se encienden y las luces de colores emocionan a la gente, he tratado de ya no usar tanto mi fuego para no asustar a nadie y ya no he quemado nada, he mejorado mucho mi control para lanzar y atrapar mis esferas de fuego ─, sentado en el sofá realizando sus malabares con aquellas pelotas que comenzaron a emitir su luz cada vez que caían en sus manos, deteniéndose una vez que mostró a su amigo sus nuevos objetos para sus espectáculos callejeros, ─ También he pensado en comprar platos y hacer equilibro son ellos sobre un palito, pero he pensado que me saldría muy caro comprar platos cada vez que los rompa en lo que estoy practicando y se me ocurrió buscar unos de plástico, he visto unos que se ven como si fueran de porcelana pero son de plástico, así no gastaría tanto dinero y si se me caen pues no tendría problemas ─. Intentaba platicar de todo un poco para mantener su mente alejada de la preocupación que el aspecto de su amigo le causaba, pero su mirada reflejaba ese sentir, uno que pronto no podría retener mucho tiempo más dejándolo salir.

Escuchar el cantar de las aves que se posaron en las ramas de un árbol que se encontraba junto a la casa del joven, le dio una idea de una pregunta, ─ ¿Tienes mascotas?, yo he querido tener alguna, pero en el instituto no me van a dejar y Monstrox dice que si ya tengo monstruos y a Jevil que no piense en tener mascotas y pues ya mejor no pido nada, pero, si un día vivimos solos pues entonces podría tener una mascota  ─, poniendo su mano derecha sobre su mentón pensando en cuál sería la mascota ideal si un día consigue una casa o departamento en la cual viva con su hermano y el viejo libro mal humorado, ─ Pero y si no puedo cuidarlo o comprar su comida, umm, tengo que pensarlo muy pero muy bien, Jevil también come mucho ─, por primera vez consideraba seriamente la negativa del libro ante su deseo por una mascota, comenzaba a entender y comprender sus palabras.

Jokylexander



Jestro / Jevil
Salón : 2 A Edad : 22 Dromes : 286279
Reputación : 47
Mensajes : 1362
Ver perfil de usuario
Jestro / Jevil
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: En casa de un amigo. (William M.)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.