Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Un reencuentro inesperado [Priv. Amon] A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Yuuki Takai el Jue Jul 04, 2019 5:38 pm

Estaba cansada, estresada, aburrida y de un humor bastante deprimente, pues llevaba casi dos noches sin poder dormir, las pesadillas eran cada vez más constantes, debía admitir que necesitaba drenar todo, deseaba llorar y explicar a alguien lo que sentía, sin embargo no deseaba molestar a los pocos amigos que ha hecho y menos con sus cosas que solamente los haría preocuparse, tampoco podía ir a contarle a sus hermanos, primero que nada ellos ya tenían bastantes responsabilidades y segundo... ella era consciente de que verla en ese estado solo los haría sentirse más preocupados y mal por no poder ayudarla, y lo menos que deseaba en el mundo era que ellos descuidaran sus obligaciones para estar a su lado y animarla, como lo han hecho en otras ocasiones.

Luego de despertar, calmarse y levantarse de la cama decidió que saldría, se tomaría todo el día para ella, aprovechando que era fin de semana podía salir sin problemas, ya sus deberes estaban hecho pues solía hacerlos por las tardes para así poder tener sus fines de semanas libres. Hace algunos días había visto en la entrada un cartel donde anunciaban la reapertura de distintas atracciones en el zoológico de la ciudad, pues al parecer por cuestiones de salud de los animales, se habían cerrado para así hacer mejoras y ampliaciones, todo con el fin de que la calidad de vida de los animales de allí fuera la mejor, algo que sinceramente le agradaba, pues era bueno saber que pese a ser un zoológico, este pensaba primero en el bienestar de sus residentes, pues estos no fueron llevado a allí solo con el fin de exhibirlos, sino porque estaban en peligro y eran vulnerables, así que se les dio un hogar donde estarían a salvo y podrían vivir una vida tranquila y sin temores. Ese anuncio y el entendimiento de aquello hizo que Yuuki deseara ir a ver aquel lugar, y eso haría hoy, dedicaría su día a hacer algo que le gustaba y así podría calmarse un poco.

Tras decidir su destino empacó comida y algunos postres que había hecho la noche pasada y había refrigerado, como siempre todo iba en envases especiales para conservarlos pues no deseaba que se dañaran o la temperatura que les correspondía se viese afectada. Terminó de alistarse y guardar lo que llevaría con ella en un bolso, se vistió con un ligero vestido verde claro el cual llevaba un cinturón elástico marrón, sandalias a juego con el cinturón y por si hacía frío, también llevaba guardado un suéter del mimo color que su calzado, el día estaba estupendo así que esa sería una ropa adecuada, pero nunca estaba de más llevar abrigo por si el clima cambiaba drásticamente, su cabello lo llevaba suelto mientras que en el mismo iba colocada su broche de mariposa, este nunca podía faltar cuando salía de su habitación pues era su pequeña Chou, un objeto mágico que consideraba su amiga ya que estuvo con ella en los momentos de soledad.

Pasó alrededor de una hora y ahora Yuuki se encontraba entrando al zoológico, sonreía sutilmente mientras miraba el lugar, desde donde estaba se veía enorme, seguramente sí le llevaría todo el día recorrerlo -es bueno haber pensado en traer comida extra para el día, aunque sigo creyendo que exageré en la cantidad... ahora mi bolso pesa- susurró dirigiendo la mirada al bolso de tamaño mediano que colgaba en su hombro, soltando una pequeña risa al notar que al parecer nunca cambiaría y siempre llevaría las cosas al extremo. Comenzó a caminar y acercarse al mapa gigante que se encontraba en el centro de la entrada viendo cuales lugares revisaría primero y decidiendo que camino tomaría para empezar su recorrido, sin embargo se vio distraída ya que un pequeño niño que entraba corriendo al recinto se tropezó con ella y la empujó haciéndola chocar con el gran mapa y ocasionando que todos en el lugar la observaran, sus mejillas se sonrojaron por la atención que recibía y sin pensarlo dos veces, y sin esperar una disculpa de parte del pequeño o sus padres, caminó a paso rápido entrando por completo al lugar y olvidándose que camino había decidido seguir, así que ahora caminaba sin rumbo y al parecer no lo había notado aún pues iba distraída intentado calmar su bochorno por el incidente.

Vestimenta de Yuuki:
Un reencuentro inesperado [Priv. Amon] Kashiw12


Un reencuentro inesperado [Priv. Amon] Firma_11


Hablo / Pieso / Actúo
Yuuki Takai
Salón : 2 B Dromes : 12244
Reputación : 4
Mensajes : 42
Ver perfil de usuario
Yuuki Takai
ÁNGELES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Amon el Vie Jul 05, 2019 11:54 am

Cada dia era peor que el anterior. Aquel intento de redimirse y parecerse a su hermano le estaba pasando factura mentalmente. Por un lado debía enfrentarse a su naturaleza asesina y malvada, la cual le había dominado por milenios, y por otro lado debía de intentar adoptar la personalidad amable y generosa de su hermano. Lo cierto es que aunque estaba haciendo progresos, le costaba demasiado dominar su ira, ya que nunca lo había tenido que hacer pues ese papel de manejar su ira siempre lo interpreto hermano, por lo que nunca había tenido que esforzarse para hacerlo por el mismo, lo que le ocasionaba rabia y frustración, algo no muy aconsejable para él y su ira. Ademas, cada día que pasaba, se preguntaba si realmente su intento de convertirse en alguien mejor tenía sentido, quizás era solo una tontería, quizás deba volver al infierno y esperar que le volviesen a acoger. Tenía demasiadas dudas, pero lo único que no hacía que se rindiese era el recuerdo de su hermano, aunque la fuerza de su recuerdo cada vez era más débil.

Es cierto que conseguia mantener su cabeza ocupada y distraída la mayor parte del tiempo, pues Amon es alguien realmente inquieto que necesita estar siempre haciendo algo para no aburrirse. Pero los pocos ratos que no conseguía mantenerse distraído y los pensamientos de su hermano, el querer parecerse a él para redimirse, esos momentos eran infernales pues aquellos pensamientos taladraban su cabeza y solo le ocasionaban mas dudas y malestar. Esto no hizo mas que aumentar cuando un diablo, un antiguo sirviente suyo le encontró, diciéndole que en el infierno echaban de menos sus habilidades y su poder, y que si abandonaba aquella idea tonta de ser alguien mejor, Satanas le perdonaría la traición de su hermano al querer estar con un ángel.

Este demonio le dio unos días para pensárselo. Al día siguiente Amon se encontraba por la calle, caminando, mientras se disponía a comer una caja entera de deliciosos dulces de chocolate, sus preferidos. Definitivamente era un adicto de los dulces, y una de las cosas que mas le distraían a decir verdad, aunque quizás los disfrutaba demasiado. Se encontraba a la entrada del zoológico de la ciudad cuando un niño que pasaba corriendo chocó con él, haciendo que la caja de dulces que tenia se cayesen todos sin haber probado ni uno de aquellos deliciosos manjares-Maldito crío...-susurro mientras se le quedaba una cara que reflejaba una mezcla de asombro y decepción, a la vez que sus tripas sonaban por el hambre que tenia-Definitamente, mi vida es maravillosa.-dijo para si de forma sarcástica.

Cuando levanto la vista para ver a aquel niño que seguía corriendo vio que se volvió a chocar, esta vez con lo que parecía una chica joven con un vestido verde. De primeras Amon siguió maldiciendo a aquel niño en su cabeza, pero de repente, sus ojos se clavaron en aquella chica. Imágenes pasadas de la joven iban apareciendo en la cabeza de Amon y en seguida cayo en la cuenta de que la conocía. Esto le creo cierta inestabilidad, pues recordó que lucha contra ella y esto, a la vez, hizo que recordase los sentimientos que le poseían cuando era llevado por su ira y lo poderoso y superior que se sentía cuando pasaba. Quizás deba aceptar la oferta de aquel demonio, hacer como si no hubiese pasado nada y volver con su anterior vida, al fin y al cabo él fue feliz durante muchos años siendo malvado y ahora que intentaba mejorar era infeliz.

Pero no, definitivamente honraria a su hermano y no perdonaría a su raza por haberlo ayudado a matar. Cuando quiso volver en si tras pensar todo esto, la chica ya no estaba. Amon empezó a buscarla entre la gente de forma instintiva, aunque a decir verdad era algo automático por así decirlo, ya que no había pensado que hacer ni decir una vez que la encontrase-Venga ya, ¿como puedo no encontrarla? Solo la he perdido de vista un momento.-maldecia Amon pensando que podría haber sido un producto de su imaginación, algo así como un fantasma del pasado. Claro que esta suposición duro poco cuando, estando distraído por la búsqueda de la chica, Amon chocó contra alguien, cuando quiso ver, era ella, sin querer se había topado, y chocado, con aquel ángel, comprobando que no era producto de su imaginación. En otra situación, se habría disculpado, pero quedo paralizado al pensar que le reconocería, queriendo matarlo y terminar con su lucha que quedo en empate. Eso para el no era bueno, y que había conseguido mantener su ira a raya mucho tiempo pero no podía hacerlo si luchaba, ya que al luchar se dejaba llevar sin querer por su ira, volviendo su personalidad malvada y asesina y eso no era nada bueno para todas las personas del zoológico. La otra opción era huir, pero eso ya era demasiado, una cosa es que intentase ser mejor, pero huir de un ángel... Ante aquella incertidumbre solo se quedo paralizado mirando a la chica de pelo rubio.

OFF-ROL:
Lo mismo te digo, si deseas que cambie algo o añada algo, solo dímelo con total confianza. :)
Amon
Dromes : 8331
Reputación : 1
Mensajes : 22
Ver perfil de usuario
Amon
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Yuuki Takai el Vie Jul 05, 2019 12:59 pm

Ya se encontraba un poco más calmada, podía sentir que su sonrojo ya estaba controlado y el bochorno de antes ya no podía sentirlo, sonrió mirando al cielo mientras caminaba distraídamente, acababa de darse cuenta que no estaba siguiendo la ruta que antes había marcado al ver el mapa, una de las ventajas de tener memoria fotográfica era que no tendría que regresar para volver a verlo y encontrar el camino, pues recordaba el mapa perfectamente, giró sobre sí misma y sin ver, de nuevo, por donde iba comenzó a caminar, o al menos eso intentó, pues por segunda vez en lo que iba de día volvía a chocar con alguien, esta vez no fue un choque tan fuerte pero si la hizo retroceder un poco -lo siento, iba distraída y no vi por donde caminaba- hizo una pequeña reverencia a manera de disculpa y miró al chico con el cual había chocado, era alto, al menos más alto que ella, y por mucho.

Recordaba que una vez uno de sus hermanos ángeles le había dicho que ella era en exceso distraída, que terminaría metida en problemas si no se andaba con cuidado, ella rió creyendo que exageraba, pues eso solían hacer ellos, incluso luego de perder su memoria podía tener contacto con algunos de sus hermanos que ahora bajaban a la Tierra a cumplir sus misiones; sin embargo, ahora se daba cuenta de que no estaba tan errado, ella sí que se metía en líos por no fijarse bien en lo que hacía.

Su atención regresó al chico frente a ella, el parecía estar petrificado en su sitio, haciendo que Yuuki se asustara -disculpa... ¿estás bien? ¿te he hecho daño al chocar contigo?- preguntó genuinamente preocupada, pues a decir verdad ella no podía saber que aquel chico en realidad pertenecía a su "raza enemiga", como les decían algunos a la rivalidad entre ángeles y demonios, pues esa habilidad se perdió junto a su memoria, estaba en ella obviamente pero no era algo instintivo como debería, pues ella debía concentrarse para poder saber sobre ello, si quería que fuera como antes debía entrenar, algo que obviamente no ha hecho desde su despertar.

Movió una de sus manos frente a los ojos del chico, quería llamar su atención para cerciorarse de que estuviese bien, recordaba lo dicho por su amiga Haru cuando se conocieron, que no debía mostrar su naturaleza a todos y sin un debido cuidado, pues esto podía llevarla a meterse en problemas o ponerse en peligro, sin embargo, si el chico no reaccionaba optaría por usar su don de sanación para curarlo en caso de que estuviese lastimado, por su culpa o que ya antes lo estuviese y ella al chocar solo empeoró las cosas.


Un reencuentro inesperado [Priv. Amon] Firma_11


Hablo / Pieso / Actúo
Yuuki Takai
Salón : 2 B Dromes : 12244
Reputación : 4
Mensajes : 42
Ver perfil de usuario
Yuuki Takai
ÁNGELES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Amon el Vie Jul 05, 2019 5:02 pm

La chica naturalmente se disculpo, como haría cualquier persona normal y siendo un ángel pues con mas motivo. La preocupación de ella era clara con sus preguntas, cosa normal, ya que Amon se quedo petrificado por completo-Eh...no...esto...-no podía decir dos palabras seguidas sin balbucear debido a la confusión que sentía, se sentía realmente estúpido. Al final tomo aire y pudo hablar sin parecer idiota-No te preocupes, no me he hecho daño.-dijo con una medio sonrisa sin poder esconder todavía su confusión. Al parecer aquel ángel no le había reconocido o a lo mejor estaba fingiendo para que se confiase y atacarle por la espalda. No, eso era improbable. Recordaba como era ella, alguien noble y de buen corazón, mas o menos, el prototipo de los ángeles, alguien así no haría eso. Pero entonces, no entendía como era posible que no le hubiese reconocido. Es cierto que la pelea que tuvieron fue hace tiempo, pero no tanto y ademas, una lucha como la que tuvieron no se olvida así como así.

Ahora si, puso con un tono amable y pudiendo esconder del todo su confusión se disculpo con ella-Perdón por el golpe, me había distraído, espero que estés bien.-Ciertamente no tenia ni idea de como reaccionar, de hecho, no sabia porque había ido en su busca, había sido una reacción espontánea y automática. Pero al fin y al cabo se alegraba de que no le hubiese reconocido, pues así no tendría que pelear, así sin más después de disculparse se iria tranquilamente y todo aquello quedaría como una anécdota, si eso haría.

Aunque cuando se fue a despedir una idea pasó por su cabeza, él buscaba ser mejor, como su  hermano. Ademas, en el pasado hizo sufrir a aquel ángel, así que, que mejor forma de ser mejor que reparando los daños que había hecho. Aunque esto era imposible en su totalidad, ya que llevaba desde el principio de los tiempo asesinando y destruyendo, por lo que reparar todo eso era imposible. Pero quizás, bastaba solo con reparar algunas cosas, y empezaría con aquella chica, aunque no sabía muy bien como hacerlo-Perdon, si me he quedado petrificado-dijo en tono de broma-Me llamo Amon, he llegado hace relativamente poco por aquí y estaba buscando gente a la que conocer con la que visitar el zoológico.-claro que lo mismo el ángel ni siquiera aceptaba la propuesta, ademas, ¿quien aceptaría una propuesta así de un extraño al que acaba de conocer? En fin, si era ese el caso no insistiría más y dejaría aquel tema de intentar arreglar sus errores, de hecho, según lo puso en marcha ya se estaba arrepintiendo-Ademas de que...-no pudo seguir hablando ya que el rugido de su estomago le interrumpió, quedándose con una sonrisa y rascándose la cabeza mientras pensaba en que aquel día todo le estaba saliendo mal, esperando que pudiesen ir a mejor.
Amon
Dromes : 8331
Reputación : 1
Mensajes : 22
Ver perfil de usuario
Amon
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Yuuki Takai el Vie Jul 05, 2019 8:50 pm

Yuuki estaba a segundos de tomar al chico y llevarlo a la enfermería del lugar, ella suponía que habría una, después de todos era un lugar familiar donde habían muchos niño, y los niños tienden a caer y lastimarse o a otros, así que lo más normal sería que hubiese una enfermería dentro de aquel lugar, sin embargo su idea se quedó solo en eso, una idea, pues el chico finalmente había salido de su mutismo, Yuu se quedó mirándolo no del todo convencida en un inicio pues él no parecía del todo seguro cuando afirmó estar bien, en su rostro se reflejaba algo que ella no entendía completamente, pero luego, y tras fijarse bien, pudo notar que el chico parecía de verdad estar bien -me alegra saber que no te hiciste daño- responde regalándole una sonrisa sincera mientras intentaba descifrar el raro comportamiento de aquel joven -¿y si es uno de esos que buscan acercarse a la chicas para luego hacerles daño? pensó aquella interrogativa mientras intentaba no mostrar la incertidumbre, sin embargo luego de pensarlo bien decidió darle el beneficio de la duda, más sin embargo estaría alerta por si esté la seguía o asechaba luego.

La oji celeste parpadeó un par de veces cuando ahora notó al chico adoptar una tranquilidad al momento de hablarle, mostró una suave sonrisa y asintió de manera suave -estoy bien, no me hice daño... aunque sí me sorprendió bastante- dijo con total sinceridad. Su mirada se desvió al camino que estaba a punto de tomar cuando decidió regresarse e iba a despedirse del chico ofreciéndole otra disculpa, sin embargo de nuevo no pudo hacer lo que planeaba, pues el joven volvió a hablarle, esto la sorprendió un poco, pues no esperó que él quisiera conversar.

Lo escuchó presentarse y decir sobre ser nuevo en Éadrom, asintió entendiendo lo que era ser nuevo en aquella ciudad y levantó su mirada para observarle directamente a los ojos -un gusto conocerte, me llamo Yuuki, Yuuki Takai... entiendo lo que es ser nuevo aquí, hace algunos meses lo fui..- quería invitarle a acompañarla, así no estaría solo, sin embargo aún no se sentía del todo confiada, le daba miedo que de pronto quisieran hacerle daño, desde su "despertar" se la vivía con miedo a todo el que se acercara a ella, siempre pensando que cualquier persona la atacaría en cuando ella diera la espalda o se distrajera.

El chico iba a decir algo más cuando de pronto su estómago sonó, ella sin poder evitarlo dejó salir una suave risa olvidando por un momento que segundos antes estaba en guardia, la vergüenza del chico llamado Amon era notoria, y Yuuki recordando su comida, y el que había traído demasiada al final decidió por invitarle a ir con ella -hmmm... si quieres, podemos visitar el zoológicos juntos... yo... bueno yo traje comida, traje un poco extra, así que no tendría problema en compartir contigo, parece que tu estómago está exigiendo algo de alimento- lo miró sonriendole de manera amable mientras le miraba en espera de su respuesta, quedaría de él el aceptar o no, no quería tampoco obligarlo, aún así había decidido que pese a haberlo invitado, andaría muy al pendiente de todo, pues no podía ser irresponsable y luego salir lastimada.


Un reencuentro inesperado [Priv. Amon] Firma_11


Hablo / Pieso / Actúo
Yuuki Takai
Salón : 2 B Dromes : 12244
Reputación : 4
Mensajes : 42
Ver perfil de usuario
Yuuki Takai
ÁNGELES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Amon el Dom Jul 07, 2019 12:50 pm

Eso es, Yuuki, ese era su nombre. No se acordaba la verdad, aunque era normal, antes no le importaba nadie asi que no era de extrañar que no se acordase de su nombre y menos siendo un ángel, ademas de que el hecho de que antes se sintiese superior a todo el mundo pues no ayudaba precisamente. A decir verdad, empezaba a tener una sensación de vacío, pues se preguntaba si todo aquello valía para algo. Se empezó a desanimar en aquel momento de una forma bastante grande. Lo malo de esto, que Amon para combatir la tristeza y el dolor que sentía, usaba el odio y su ira para combatirlo. En aquel momento le daban ganas de rendirse, de dejar salir toda su ira, matar a aquel estupido ángel el cual se había atrevido en el pasado a ponerse en su camino y ya de paso matar a todos los humanos que se encontraban en el zoológico. Mejor aun, liberaría a todos aquellos animales y en su lugar colocaría a los mismos humanos que disfrutaban viéndolos enjaulados. Amon siempre pienso que los humanos eran seres que se creían el centro del mundo, que todo giraba en torno a ellos cuando eran los mas débiles, ni siquiera sabia como seguían vivos.

Todos estos pensamientos negativos parecían ir cogiendo fuerza, poco a poco se sentía genial teniendo aquellas ganas de matar, había olvidado lo bien que se encontraba sintiéndose asi. Podía notar como su poder iba a explotar, de hecho, iba a mostrar su verdadera forma demoniaca y a ejecutar los pensamientos asesinos que estaba teniendo, iba a decirlo hasta que algo corto estos sentimientos negativos, casi borrándolos por completo. Esto fue una risa proveniente de Yuuki, que aunque leve, fue suficiente como para que Amon y su ira se desvaneciesen.

-Me parece bien que nos hagamos compañía.-dijo habiendo cambiado totalmente sus pensamientos, como si toda la maldad que había estado a punto de emerger se hubiese desvanecido gracias a la risa de aquel ángel.-Y muchas gracias por la comida, verdad es que me siento algo mal que la compartas conmigo, así que no hace falta que me des mucha, solo un poco.-dijo con un tono mucho mas amable que antes. Ahora se encontraba feliz, pareciendo que era solo porque iba a poder saciar su hambre, lo cual en parte era verdad, pues comer era de las cosas que mas de buen humor le ponían, sin embargo, estaba claro que había algo más.-Y dime, has dicho que has llegado hace poco, ¿de donde vienes?-pregunto intentando crear temas de conversación con ella. Estando de tan buen humor Amon tiene muchos arranques espontáneos que no piensa y que son por el buen humor en el que se encuentra. Uno de estos arranques espontáneos sucedió justo segundos después.

Amon vio la zona de los gorilas, era uno de sus animales favoritos, sin lugar a dudas, aunque muchos solo los veían como "monos" sin importancia. Amon al estar de tan buen humor y ver a los gorilas estaba visiblemente emocionado.-Oye oye, mira eso Yuuki, vamos a ver a los gorilas, son increíbles ¿no crees?-parecía que por el momento había controlado su ira por suerte. Sin embargo, Amon todavía no sabía que el demonio que le había visitado hace días le estaba acechando y estaba usando alguna tipo de magia para alterar sus emociones para liberar su ira, sin embargo, por esta vez había fallado, pero no se iba a rendir.
Amon
Dromes : 8331
Reputación : 1
Mensajes : 22
Ver perfil de usuario
Amon
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Yuuki Takai el Lun Jul 08, 2019 4:22 pm

Sonrió ante su respuesta, parecía que de verdad le incomodaba de alguna manera el hacho de saber que estaría dándole de su comida, lo que el chico no sabía era que Yuuki suele ser un poco exagerada a la hora de cocinar, le gusta tanto hacerlo que se excede y termina siempre preparando varias porciones, y ni que se diga de los postres, por eso se limita a hacerlos únicamente los fines de semana para sí poder comerlos durante la semana de estudios -no te preocupes por eso, de verdad traje suficiente para dos o tres personas, así que no tienes que medirte a la hora de comer, creo que he exagerado a la hora de cocinar esta mañana- respondió levemente sonrojada debido a la vergüenza que le ocasionada admitir su propio error, además, no estaba del todo acostumbrada a compartir con otros lo que cocinaba, no por egoísmo sino porque ella nunca ha sido una persona confiada de sus propios logros, así que no sabía si gustaría a otros lo que ella cocinaba.

Su pregunta sobre de dónde ella venía la tomó por sorpresa, por un segundo se le quedó mirando sin entender pero luego recordó que ella misma le había dicho que era nueva en la ciudad, no sabía si estaría bien decir la verdad sobre su anterior hogar, sin embargo, si lo pensaba detenidamente decir que venía del cielo podría ser falso, pues ella no recuerda exactamente donde vivió antes de que le fuesen arrebatado sus recuerdos Hmm... a decir verdad no estoy segura de donde viví antes, sé cuál fue mi hogar al nacer y crecer, pero no sé donde exactamente viví antes de llegar a aquí, yo... bueno, yo perdí mis recuerdos- por un segundo sus ojos pasaron de ser del color del cielo despejado a parecer un cielo lleno de nubes tormentosas, pues siempre que decía en voz alta sobre la pérdida de su memoria algo en su interior la hacía poner excesivamente triste, había hablado de ellos con los pocos amigos que tenía, sin embargo eso no quitaba la tristeza que le ocasionada recordar que perdió toda su vida anterior.

Estaba a punto de comenzar a caminar en búsqueda de un buen lugar donde ambos se pudiesen sentar y que el chico comiera algo, pero su intento se vio interrumpido por la efusividad de Amon al momento de hablar sobre ir a ver a los gorilas, Yuuki miró hacia la dirección indicada por él y sonrió alegre -en efecto, son unos animales grandiosos, y lo que me encanta de esta zoológico es que acá no los encierran en las típicas jaulas que vemos en otros recintos como este, sino que los dejan en un lugar grande parecido a lo que sería su hábitat, donde lo ves ahorita es el lugar de exhibición, donde pueden ser vistos por los visitantes, sin embargo, en la parte de atrás, hay un lugar muy grande donde el puede pasar la noche o sus descansos, lo vi en internet, todos los animales acá son cuidados, pues en la naturaleza corrían peligro al haber sido heridos antes de que los trajeran, otros fueron capturados por otras personas pensando que podrían ser mascotas, pero cuando vieron que no podían mantenerlos querían sacrificarlos o darlo a cualquier sitio, pero gracias a personas defensoras de los derechos animales es que fueron rescatados y traídos a este lugar posteriormente- era raro que Yuuki hablara demasiado, sin embargo cuando surgían temas de este tipo ella siempre solía expresar todo lo que sabía o había aprendido, y este lugar para ella era maravilloso debido a que era uno de los pocos zoológicos que de verdad procuraban por el bienestar del animal más que por las ganancias recibidas al exhibirlos, de hecho, ellos tenían un horario muy exigente para el cuidado de los animales, tanto así que incluso trabajaban en horario nocturno, para que si surgía alguna emergencia esta se pudiera atender inmediatamente y no esperar hasta la mañana siguiente.


Un reencuentro inesperado [Priv. Amon] Firma_11


Hablo / Pieso / Actúo
Yuuki Takai
Salón : 2 B Dromes : 12244
Reputación : 4
Mensajes : 42
Ver perfil de usuario
Yuuki Takai
ÁNGELES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Amon el Lun Jul 08, 2019 7:53 pm

Estaba mirando los gorilas a la vez que escuchaba toda aquella información que estaba soltando Yuuki sobre el zoológico. Parecía saber bastante, aunque era normal ya que estaba claro que le agradaba mucho aquel lugar dejando claro los motivos, por lo que no era raro que hubiese investigado sobre como se hacían allí las cosas con respecto a los animales. Mientras tanto Amon cogió uno de los postres que Yuuki llevaba en su bolso, quizás tomándose demasiada libertad, aunque Amon cuando estaba emocionado por algo no pensaba, y el hecho de que iba a comer por fin le emocionaba bastante. Se comió aquel dulce bastante rápido, casi devorandolo debido al hambre que tenia, aunque esto no quiere decir que no lo disfrutase-Esta buenísimo Yuuki. Vaya, realmente tienes un don para cocinar-dijo todavía relamiéndose de aquel dulce que acababa de comer.-Si me saliesen tan bien los dulces como a ti no haría otra cosa mas que hacerlos para comerlos todo el día.-dijo con una carcajada mostrando su amor por los dulces.

Después de esto y del agujero en sus pensamientos que ocasiono aquel delicioso dulce, su mente volvió a funcionar, pensando en las palabras que había dicho de que había perdido sus recuerdos. Esto explicaba porque no le había reconocido, lo cual tenia bastante sentido, ya que aunque había pasado tiempo, era imposible que no se acordase de él. Esto también le hizo darle vueltas a lo de ser mejor persona para que su hermano estuviese orgulloso y sobre como podía hacerlo. Una de las cosas que su hermano decía era que las grandes cosas se forman con pequeñas acciones. Quizás no debía hacer nada espectacular para compensar a Yuuki sobre el daño que le causó en el pasado, quizás solo debía serle sincero y disculparse.

Justo en este punto se encontró en una encrucijada, ya que aunque era un ángel, empezaba a caerle bien, y sabía que si le refrescaba la memoria iba a odiarle no solo por ser un demonio, sino por aquello por lo que Amon que ira disculparse, intentar matarla en el pasado.-Oye Yuuki-se puso ahora serio tomando aire-Verás, la cosa es que nosotros ya nos conocemos de antes.-no podía creer lo que iba a hacer. El hecho de sincerarse como tenía pensado, no sabía como le iba a hacer sentir. Quizás al recordar la memoria Yuuki querría matarlo por ser el demonio que puso en peligro a su protegida en el pasado y también a ella misma y si esto pasaba, la ira de Amon podía descontrolarse. No, Amon decidió que definitivamente aunque Yuuki quisiese luchar el no lo iba a hacer, no solo por el miedo a descontrolarse por su ira, sino que no tendría sentido intentar redimirse con Yuuki para luego pelear con ella-Se que eres un ángel-dijo dejando un par de segundos de silencio-Yo soy un demonio y hace tiempo tenías una protegida llamada Anne, ella por unas circunstancias se puso en mi camino e intente hacerla daño, tu la protegiste de mi y entonces peleamos, y aunque quedamos en un empate ambos resultamos heridos.-dejo otra pausa para que Yuuki fuese digiriendo la información.-En fin, yo solo quería pedirte perdón por todo el daño y sufrimiento que te pude hacer pasar. Se que seguramente no me perdones, pero creo que lo correcto era decírtelo.-dijo con un tono serio y mirando al suelo.

Era extraño, aunque se sentía mal por una parte al decir todo aquello, por otro lado sentía como una especie de liberación, una sensación agradable. Es difícil de explicar, pero de alguna forma sentía como su hermano, estuviese donde estuviese, se sentía orgulloso de él, algo que nunca pudo lograr cuando estaba vivo. Sin embargo y sin saberlo, el demonio que le había visitado hace días, le observaba desde las sobras y definitivamente iba a intentar en aquel momento hacer que se descontrolase su ira.-Bien Amon, vamos a hacer que vuelvas a ser el demonio que solías ser.-susurro desde las sombras mientras sonreía de una forma enfermiza.-Y vamos a enseñarles a estos humanos la grandeza de uno de los siete pecados capitales.
Amon
Dromes : 8331
Reputación : 1
Mensajes : 22
Ver perfil de usuario
Amon
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Yuuki Takai el Mar Jul 09, 2019 1:56 pm

Yuuki mientras hablaba notó como el chico había tomado el bolso donde llevaba sus postres y había tomado uno de ellos, lo miró parpadeando ligeramente, lo escuchó decir aquellos comentarios sobre sus creaciones y sin poder evitarlo, ya que no estaba acostumbrada a recibir halagos, se sonrojó ligeramente, sin embargo decidió darle una pequeña amonestación por tomar algo sin consultar, no es que le molestara en realidad, pues aquello estaba hecho precisamente para ser comido, pero él debió preguntar antes de tomarlo, demás, los postres se ingería luego de la comida no antes, así que con eso en mente se acercó y soltando una pequeña risa le dio una muy suave palmada en la mano del él con la cual había llevado el dulce a su boca -Me alegra saber que te gustara y agradezco tu halago pero... es de mala educación tomar las cosas sin permiso, además... no debes comer dulces antes de comer una buena comida que te nutra adecuadamente- dijo pretendiendo estar enojada, sin embargo luego sonrió de forma amigable -los dulces quedan confiscados hasta que hayas comido algo saludable, si no comer de lo otro que traje no habrá más postres- sonrió de tal forma que daba a conocer que hablaba en serio y que no aceptaba un no como respuesta, pues ella era muy estricta con eso de la comida, algo que adopto como parte de su recién adquirida personalidad.

Ella se quedó ensimismada observando a aquel imponente y hermoso animal que estaba en la exhibición, este comía de una gran cesta de frutos que suponía su cuidador le había llevado, estaba disfrutando de ver como el primate mordía una fruta y se la ofrecía a algunos de los niños que estaban presentes, cuando el pequeño desde donde estaba hacía el amago de querer tomarla el gorila reía a su manera y la metía por completo en su boca, eso la hizo reír alegremente, pues aunque todos estaba a una distancia considerable y prudente donde el animal no podía llegar, eso no quitaba el que el mismo podía interactuar con sus visitantes, y parecía que el hermoso animal disfrutaba de la atención, en especial la de los niños.

Estaba tan concentrada viendo al primate que cuando Amon habló se sobresaltó, de inmediato fijó sus ojos en el chico que ahora la acompañaba, lo observó un poco más serio de lo que antes estaba y parecía dudar entre decirle aquello que parecía querer decirle o no hacerlo, Yuuki solo se mantuvo en silencio mirándolo, dejando que fuese él quien decidiera el momento adecuado para decir lo que deseaba decir, sin embargo aquella declaración sobre que ya la conocía desde antes la dejó en shock, tanto que no dijo nada, solo lo miraba con los ojos bien abiertos y esperando a que continuara hablando. Cuando el chico le soltó que sabía que era un ángel ella sin poder evitarlo dio un paso hacia atrás, no temía del chico, tenía miedo de que lo que escuchara no le gustara, y debía admitirlo, aunque deseaba conocer su pasado, tenía mucho miedo de saber la verdad.

Amon continuó hablando mientras Yuuki lo escuchaba, sin embargo el nombre de aquella quien fue su protegida se quedó rondando su mente, ella desestimó el hecho de la raza del chico, pues jamás lo juzgaría por ser quien era ni por el pasado que en realidad no conocía, sin embargo el nombre de aquella chica parecía no querer dejarla pensar más allá -A....Ane...- susurró suavemente un al pronunciar el nombre un fuerte dolor en su pecho la golpeó haciendo que Yuuki se tambaleara y se sujetara el pecho justo donde estaba su corazón, de pronto y de forma inesperada un flash de la chica vino a su mente, pero así de rápido como vino fue borrado de su memoria -¿qué ocurrió con ella? tu... tu...- ahora miró hacia los ojos de Amon, sus propias orbes estaban llenas de lágrimas y demostraban terror, no hacia el chico sino hacia la verdad -¿la mataste? yo... ¿pude protegerla?- si voz salía entre sollozos aunque las lágrimas aún no escapaban de sus celestes ojos. la gente alrededor de ambos los miraban y comenzaban a susurrar cosas, sin embargo ella no hacía caso de eso, pues estaba seguro que esas personas no entendían nada de lo que ellos hablaban.

La disculpa del chico de cierta forma logro calmarla un poco, pero el dolor en su pecho aun estaba presente, era un dolor de tristeza, de miedo, algo que en realidad no tenía que ver con los que él contaba sino que era más asociado a sus pesadillas, a lo que sentía cuando despertaba de ellas -yo... no te odio... no sé lo que ocurrió... no puedo juzgarte pues ni siquiera yo sé que hice en mi pasado... sé que cometí errores que son imperdonables... pero al menos tu reconoces que hiciste mal... pero Amon... por favor... necesito que me cuentes todo lo que pasó, lo que sabes de mí, de ella... si luego de eso volviste a vernos o saber de nosotras... ¿cómo era ella? ¿cómo era yo en ese entonces?- en ese instante Yuuki no estaba consciente de que estaba saturando al chico a preguntas, solo quería conocer algo de su pasado, por fin tenía aunque sea un pequeño pedazo de lo que fue, de quien eres aquella personas importante que sabe ahora no está en este mundo de vivos, quería conocer algo de aquello de lo que le negaron sabes, y esta vez no había nadie quien impidiera poder tener esa información aunque no la recordara, por lo menos ahora sabe que si existió ese pasado, que ella de verdad si estuvo presente en un pasado que parecía no ser real.


Un reencuentro inesperado [Priv. Amon] Firma_11


Hablo / Pieso / Actúo
Yuuki Takai
Salón : 2 B Dromes : 12244
Reputación : 4
Mensajes : 42
Ver perfil de usuario
Yuuki Takai
ÁNGELES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Amon el Miér Jul 10, 2019 10:51 am

La reacción de Yuuki era previsible, pues no debe de ser agradable que te recuerden cosas que eres incapaz de recordar por ti mismo. Aunque a Amon le pillo por sorpresa que empezase a llorar, no porque no se lo esperase, si no porque él, pese a toda su experiencia vital, pues había vivida desde el principio de los tiempo, jamas había tenido que consolar a nadie ni nada parecido. Es mas, jamas había sentido pena por alguien, aquella era la primera vez y frente a esta nueva emoción, tan extraña para él, no sabía como debía comportarse. Como era lógico, tenía un montón de preguntas. Lo que le llamo la atención es que le dijo que no le odiaba, algo inexplicable para él, pues aquella chica en aquella situación estaba resistiendo que su propio pecado capital, la ira, la inundase, lo cual podría ser normal debido a lo que le acababa de decir. Todo lo contrario, parecía ser muy comprensiva con él. En seguida se acordó de su hermano. Amon estaba seguro que en algún lado, él se sentiría orgulloso porque por una vez, había hecho lo correcto, que era decir la verdad y disculparse. Aunque sentía tristeza por Yuuki, había una pequeña parte de él de felicidad. Era como que por fin estaba cumpliendo con las expectativas de su hermano, aunque sentía que todavía le quedaba algo por hacer para terminar de cumplirlas, y sentía que cuando eso pasase él ya habría cumplido, después de milenios, todo lo que debía hacer en aquella vida, pues por una parte, Amon deseaba volver a ver a su hermano en la otra vida.

-No, yo no la mate, aunque siento decirte que lo intente. Ahí es cuando nos conocidos, ya que tu la protegiste de mi con éxito.-suspiró-¿Errores imperdonables?-Amon no entendió esa parte, ya que él no sabía toda la historia de Yuuki ni mucho menos, por lo que no sabía a lo que se refería-Veras, no te puedo decir como era ella, no la conocía, lo siento. En cuanto a ti...-hizo una breve pausa mientras miraba fijamente a Yuuki, mientras pensaba en como solía hablar su hermano en aquellos casos-Mira, se que ahora mismo te sientes faltal, y que cualquier cosa que te diga no va a consolarte, y menos viniendo de mi, pero antes eras un ángel muy fuerte, créeme casi me vences-dijo con una sonrisa intentando animar a Yuuki-Pero pese a la perdida de tu memoria, nunca has dejado de ser ese ángel fuerte, créeme, alguien que pierde la memoria como tu y sigue adelante con una sonrisa e intentando seguir ayudando a los demás, si o si es alguien fuerte. Lo fácil cuando te sientes mal es cabrearte con todo y con todos, usando ese odio como escudo, como yo he hecho siempre, lo difícil es pese a estar mal, intentar estar bien como haces tu.-dijo manteniendo su sonrisa mientras miraba a Yuuki. Quiso oportuno no comentarle, al menos de momento de Anne murió. En parte era también porque él no se sabía la historia, solo lo que ocurrió vagamente, ya que aquel incidente fue comentado en el infierno gracias a la intervención de los arcángeles.-Solo estas perdida.-dijo no solo refiriéndose a la perdida de sus recuerdos, si no en un sentido mas metafórico-Pero créeme, si alguien tiene la fortaleza para recuperarse de esto, sin duda eres tu, mantuviste a raya al pecado de la ira nada mas y nada menos.-dijo con una leve carcajada buscando una vez más animar al ángel. Este comentario se refería tanto al hecho de que casi le venciese en el pasado, como también que hace un rato gracias a ella, Amon había controlado la ira que casi le controla por unos momentos, pero claro, ella esto ultimo no lo sabía.

De repente se formo un circulo entre la multitud a unos metros de ellos. El demonio que le visito hace unos días, con el nombre de Baal, tenía suspendido a un niño en el aire, sosteniéndolo con su oscuridad. Amon identifico enseguida al niño, pues era el mismo que había chocado con él y con Yuuki. Toda la atención de Amon paso a Baal y al niño dirigiéndose a ellos y dejando atrás a Yuuki, olvidándola por unos momentos. Ahora estaban los tres dentro del circulo de la gente asustada, mientras que la madre y el padre del crio suplicaban desde lejos que dejasen a su hijo libre.-Parece que te has echado una novia Amon-dijo Baal sonriendo mientras depositaba al niño en el suelo frente a Amon de forma delicada y haciendo desaparecer su oscuridad.-Veras me he cansado de esperar a que aceptes mi propuesta de volver a ser uno de los grandes demonios del infierno, así que he venido a buscarte.-dijo aquella sonrisa enfermiza.-No voy a volver con vosotros.-dijo Amon mirando muy serio a su anterior súbdito-No tienes elección, no cuando la ira se apodere de ti.-Baal sabía que Amon no usaba sus poderes por miedo a que estos le hiciesen "emocionarse" y permitiendo dar rienda suelta a su ira. Por esto intentó forzar a Amon a usarlos, hizo dos pequeñas esferas de oscuridad lanzándolas contra el niño, sabiendo que Amon, como quería redimirse de sus pecados lo protegería, usando sus poderes y liberando su odio y su ira. Amon protegido al niño, sin embargo no uso sus poderes para no desatar su ira, esto provoco, que las dos esferas de oscuridad penetrasen en su cuerpo, ocasionando heridas serias.-Es la segunda vez hoy que me moletas mocoso.-dijo Amon al niño con una sonrisa mientras la sangre empezaba a machar su camisa.-Largate a llorar con tus padres-el niño le hizo caso y salió corriendo en busca de sus padres. Mientras por las heridas que le había ocasionado, por lo querer usar sus poderes por miedo a que su ira se liberase y si así fuese materia a todas a aquellas personas.-Mirate, es patético. Antaño fuistes uno de los demonios más feroces del infierno y el famoso Pecado de la Ira. Ahora salvas a niños humanos. En fin, supongo que todo toca a su fin, y el tuyo es hoy.-dijo Baal mientras Amon caía de espaldas al suelo.-No pudiste salvar a tu hermano, y no has podido protegerte de mi ataque ahora-sonrio aun mas-al final no eres tan peligroso como todos dicen. Tanto tu como tu hermano sois lamentables, el murio por enamorarse de un ángel, patético, aunque tu le has superado, vas a morir por unos pocos humanos, que decepción se van llevar todos cuando les diga como ha acabo el famoso Amon.-todo esto frente a las miradas de la gente las cuales estaban aterrorizadas.

Amon tumbado en el suelo, había aceptado la muerte ya que aunque las heridas no eran graves, si que poco a poco perdida sangre, de lo cual se podría salvar perfectamente pero había pensado que había llegado su hora y que ya había vivido suficiente, no se había rendido, sino que había cumplido ampliamente con las expectativas de su hermano. No solo se había disculpado con Yuuki, sino que había salvado a aquel niño y había controlado su ira para no herir a las personas que allí estaban, lo cual hace muy poco eran cosas impensables para él. Se sentía liberado, por fin su hermano podía desandar en paz, y él lo iba a ver muy pronto.

OFF-ROL:
Vale, primero, perdona por si es lago largo, segundo si hay algo que no te guste de verdad dímelo y lo cambio, prefiero mil veces que estemos roleando algo que nos guste a los dos, sin problema y tercero y ultimo se que te dije que te iba a pasar lo de discord pero soy un desastre y todavía no me he registrado jajajaja en cuanto lo haga te lo paso xD
Amon
Dromes : 8331
Reputación : 1
Mensajes : 22
Ver perfil de usuario
Amon
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Yuuki Takai el Sáb Jul 20, 2019 10:47 pm

Una cierta parte de Yuuki se sintió aliviada de saber que él no había matado a quien fue su protegida, aun cuando aseguraba que una vez lo intentó y que fue la misma ángel quien la protegió ella no quiso juzgarlo, pues sabía que era normal que demonios y ángeles peleara, y que los primeros algunas veces atacaran humanos, sin embargo escucharlo decir que no podía contarle mucho de Ane no la hacía sentir del todo bien, pues quizás acababa de perder la única oportunidad de conocer una parte de su pasado, a quien seguramente fue importante para ella.

Yuuki no había dicho una sola palabra, solo se quedó observando a Amon mientras este hablaba, ahora le contaba sobre ella, le era extraño escuchar que antes era alguien fuerte, era un sentimiento dulce/amargo pues se sentía bien el saber que todo ese poder estaba dormido dentro de sí, pero era horrible el sentimiento de saber que quizás nunca recuperaría esa parte de ella, pues ya habían pasado meses y aún ella no se sentía capaz siquiera de controlas bien sus habilidades innatas. El chico sin embargo logró arrancarle una suave sonrisa cuando comenzó a decirle cosas buenas sobre la Yuuki que era ahora,la describía como alguien fuerte por poder aguantar lo que le ocurrió y no sucumbir ante el miedo o la rabia -yo... simplemente no creo que otros tengan que preocuparse por lo que solo a mí me ocurre, ni que ellos deban pagar por algo que seguramente sea mi culpa... por eso siempre prefiero mostrarles una sonrisa a todos, pues nada gano con lamentarme, sentir pena de mí misma o ira por aquellos quienes ocasionaron lo que ahora soy, pues por algo pasan las cosas, tal vez algo bueno salga de todo este asunto, quizás me haga más fuerte o aprenda una importante lección- esa fue la respuesta que ella le dio a su acompañante, era algo que de verdad creía y por ello prefería seguir a adelante y mostrar fortaleza, solo así podría ganarle a la oscuridad del pasado.

En un principio Yuu no entendía lo que ocurría frente a sus ojos, recordaba a aquel niño, era el que la había empujado en la entrada, miró al chico que lo traía "secuestrado" y frunció ligeramente el ceño, sin embargo lo que no esperó fue lo que en cuestión de segundos estaba pasando, el niño iba a ser herido por un ataque de oscuridad de aquel ser, sin embargo Amon fue capaz de protegerlo aún a costa de su integridad física, pues ahora él era el que estaba herido. Yuuki estaba petrificada en su sitio, sin saber que hacer en un situación así, pues era una completa inútil en ese momento. Veía como Amon caía al suelo y aquel sujeto estaba dispuesto a incluso acabar con su vida, sin pensarlo y por acto reflejo dejó salir sus alas y tomando impulso voló a una gran velocidad hacia el atacante para taclearlo y así evitar que lastimara al muchacho que conocía su pasado. Al momento de caer sin poder evitarlo se golpeó contra el suelo haciendo que su brazo derecho sangrara un poco sin embargo no prestó atención al dolor ni menos a la herida, se levantó como pudo y de manera tambaleante se acercó a Amon, aprovechó que aquel sujeto estaba aún aturdido y de inmediato dejó fluir su don de curación para así extraer la oscuridad del cuerpo del chico y de paso curar sus heridas, hacer esto la afectaba, pues manejar oscuridad la cansaba al extremo pero no permitiría que aquel hombre malvado se saliera con la suya, y algo dentro de ella sabía que debía hacer reaccionar a Amon, pues presentía que este no se defendía por miedo a herir a otros -Amon escúchame... debes defenderte, debes poder hacerlo y mantener tu poder bajo control, sino lo haces no solo tú estarás en peligro, todos aquí lo estaremos... confío en ti, dijiste que yo era fuerte aún cuando no recuerdo mi pasado, pero tu también lo eres, no es fácil luchar contra tu naturaleza, pero sé, estoy segura que tu puedes controlarlo... por favor... por favor no te rindas, no tengas miedo y confía en ti... mis...mo...- lo último lo dijo casi en un entrecortado susurro pues comenzaba a perder fuerzas y a sentirse mareada al haber curado sus heridas y extraído aquella oscuridad, sin embargo y pese a que sentía que se desmayaría en cualquier momento se quedó allí mirando al chico frente a ella esperando que él reaccionara y finalmente luchara y confiara en su propia fortaleza.

Off Rol:
No te preocupes por lo largo de post, yo pocas veces hago respuestas cortas jajajaja XD me gustó lo que hiciste así que no tienes que modificar nada ^^


Un reencuentro inesperado [Priv. Amon] Firma_11


Hablo / Pieso / Actúo
Yuuki Takai
Salón : 2 B Dromes : 12244
Reputación : 4
Mensajes : 42
Ver perfil de usuario
Yuuki Takai
ÁNGELES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Amon el Lun Jul 22, 2019 12:50 pm

Amon ya estaba debil y con los ojos cerrados mientras esperaba su fin cuando Yuuki golpeo a Baal, por lo que no vio esto. Sin embargo si sintió el poder de curación del ángel y sus palabras intentando hacer que Amon reaccionase. Las personas de alrededor estabas quietas observando todo aquello, quizás debido al temor que les tenia paralizados a todos, mientras veían como Yuuki salvaba la vida literalmente a Amon. "Confío en ti", de todas las palabras dichas por Yuuki, esas tres se le clavaron en la mente, pues eran las mismas palabras que a menudo le decía su hermano. Nadie mas había creído en él, ya que el resto de demonios le veían como un arma y en las armas no se confía, se las usa sin más. Con la excepción claro, de su hermano. Y ahora esas mismas palabras las repetía aquel ángel, que de alguna modo, le hacia querer seguir luchando.-Lamentable-dijo Baal sonriendo mientras se recuperaba del ataque de Yuuki.-Es casi poético. Vas a morir junto a un ángel, igual que tu hermano.-dijo de forma burlona mientras formaba una flecha de oscuridad. Baal lanzo la flecha directa a Yuuki y a Amon con la intención de matarlos a ambos.

Tras el impacto se levanto una nube de polvo que escondía lo que había pasado. Una vez que esta se fue disipando se vio la figura de Amon de pie con Yuuki en sus brazos. Lo que había pasado es que segundos antes del impacto Amon libero todo su poder, usando sus elevadas habilidades físicas para esquivar aquella flecha de oscuridad y cogiendo a Yuuki ya que esta estaba débil por su culpa. Amon lucia de forma distinta, no solo el físico, pues ahora tenía colmillos, sus orejas eran puntiagudas y en la frente tenía dos llamas azules simulando cuernos.-Buen trabajo.-dijo a Yuuki mientras la dejaba de pie, aunque con cuidado debido a su debilitamiento-Dejame el resto a mi.-dijo Amon con un rostro y un tono de voz muy serios y fríos, contrastando completamente con la personalidad que le había mostrado a Yuuki anteriormente. El aura que proyectaba ahora era muy fuerte e intimidante, hasta el punto que para algunos de lo humanos normales que se encontraban alrededor les hacía desmayarse. Ante esto Baal empezó a reír-¡Por fin, muestrales a todos estos humanos y a esa mocosa lo que eres de verdad!-dijo entre risas mientras se alzaba volando unos metros sobre el suelo gracias a su oscuridad.

Empezaba a emanar fuego azul del cuerpo de Amon, dando la sensación como si fuese inestable, de hecho, en la mente de Amon estaban bailando multitud de emociones, haciendo como si Amon fuese una bomba a punto de estallar.-¡Eso es matalos a todos!-grito Baal viendo como Amon estaba a punto de descontrolarse, pues este estaba jadeando, sentía presión en su pecho y en su cabeza y no podía pensar con claridad. Estaba a punto de descontrolarse cuando unas palabras resonaron en su cabeza, "por favor no te rindas". Las palabras de Yuuki. Justo en este punto las llamas azules parecían calmarse mientras que Amon recuperaba el aliento, mirando fijamente a Baal-Ella no es una mocosa-dijo Amon con un tono ahora muy frio y amenazante mientras que las llamas azules parecían juntarse en su puño derecho.-Es cierto que no pude salvar a mi hermano. Pero ahora tengo otra persona a la que proteger, ella me ha salvado. Te haré pagar que hayas intentado hacerla daño-dijo refiriéndose a Yuuki, no solo por el hecho de salvarle la vida, sino por salvarle de su propia ira.-No dejare que nadie más muera. ¿A caso no sabes quien soy mocoso?-pregunto desafiante mientras que Baal se lazaba volando más alto con la intención de lanzar un nuevo ataque.-¿Mocoso?¿Quien te crees que eres? No eres nadie, fuiste desterrado del infierno, ¡no tienes a donde ir, te matare aquí mismo!-dijo cayendo en picado hacia Amon.-¡Mi nombre es Amon, El Pecado de la Ira!-grito Amon en un momento de rabia lanzando una columna de fuego azul concentrado hacia Baal a quien impacto de lleno, enviándole despedido por los aires. Al caer al suelo, gran parte de su cuerpo estaba quemado y gravemente herido siendo imposible que se salvaran, pues espiro su ultimo aliento un par de segundos después de caer. Al haberlo matado Amon se sintió demasiado bien, y con este sentimiento le entro rabia pues estaba volviendo a ser el de antes y parecía que no podía remediarlo, entre esto y las miradas fijas de la gente se estaba poniendo cada vez más nervioso, mientras caia de rodillas jadeando por los nervios y la presión en el pecho que había vuelto, pues otra vez sentía como estaba a punto de descontrolarse.
Amon
Dromes : 8331
Reputación : 1
Mensajes : 22
Ver perfil de usuario
Amon
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Yuuki Takai el Sáb Jul 27, 2019 8:20 pm

Los ojos de Yuuki se cerraron al escuchar a sus espaldas a aquel sujeto, si Amon no reaccionada ambos estarían muertos, Ella jamás imagino que su final podría llegar mucho antes de que pudiera averiguar lo sucedido en su pasado, sin embargo no perdía las esperanzas, de alguna manera ella confiaba en el chico, sabía que él se repondría y lucharía. Pudo sentir la energía de aquel sujeto acercarse, sin embargo Amon se movió, la tomó en sus brazos se colocándose de pie logro repeler el ataque del contrario, Yuuki estaba tan cansada que realmente no sabía bien lo que ocurría a su alrededor, estaba concentrada en respirar y no desmayarse, pues no quería ser una carga si perdía la consciencia en plena batalla.

Mientras el chico dejaba a Yuu de pie ella solo le observaba, era evidente el cambio físico del muchacho, sin embargo ella no se impresionaba o le tenía, sabía que él no era una mala persona, de ser así ya la hubiese matado y no se habría disculpado por lo ocurrido en aquel pasado tan distante para ella. Sin pensarlo le sonrió al chico de manera amable cuando este le dijo que le dejara el resto a él, y antes de que el se terminara de alejar de ella susurró algo solo para que fuera escuchado por él -sé que lo harás bien, confío en ti... recuerda, debes volver para que podamos ir a comer, quiero... yo quiero que seamos amigos... regresa a salvo- sabía que para muchos sus palabras no significarían nada, que a aquella confianza serían solo palabras, pero ella lo decía en serio, confiaba en el chico y esperaba que él pudiera controlarse, que regresara vencedor y a salvo para poder tener un nuevo amigo, por alguna razón estaba segura de que ambos serían grandes amigos.

La vista de Yuuki se hacía cada vez más borrosa, estaba demasiado agotada y el haber absorbido la energía oscura de la herida de Amon la dejó casi al borde del desmayo, estaba despierta solo por voluntad y no por fuerza. Lo que ocurría frente a sus ojos parecía suceder en otro lugar lejos de ella, pues lo veía casi lejano, no estaba del todo concentrada, solo supo que él había derrotado al sujeto malvado. Sin poder aguantar más sus piernas fallaron terminando ella arrodillada en el suelo y respirando un poco agitado, sentía como el chico estaba perdiendo el control y no deseaba aquello -A...Amon... escúchame... no... no te rindas... tu puedes... tu puedes controlarlo... regresa...- tras esas últimas palabras Yuuki no pudo aguantarlo más y termino por caer hacia un lado desmayada, había dejado toda su energía en curar a quien esperaba aceptara ser su amigo y el miedo de lo ocurrido no ayudó a que su cuerpo se estabilizara como era debido.


Un reencuentro inesperado [Priv. Amon] Firma_11


Hablo / Pieso / Actúo
Yuuki Takai
Salón : 2 B Dromes : 12244
Reputación : 4
Mensajes : 42
Ver perfil de usuario
Yuuki Takai
ÁNGELES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Amon el Miér Jul 31, 2019 11:29 am

En la cabeza de Amon se encontraban sentimientos, tanto buenos como malos, enfrentados, similar a muchos cables enredados. Estaba volviendo poco a poco a su ser de antes. Una parte de él ni si quiera se estaba resistiendo, estaba muy cansado, había vivido mucho tiempo, la mayoría en el infierno junto con su hermano. Ahora esa vida ya no estaba ni la oportunidad de recuperarla. Con este pensamiento el odio le consumía cada vez más, su sed de sangre volvia y aquellos humanos allí presentes eran una buena opción para calmarla. Ahora mismo era como un animal salvaje, sin consciencia, solo con su instinto de matar. Miro aquellas personas con rabia y cuando estaba a punto de desatar su fuego azul sobre ellos escuchó unas débiles palabras, "no te rindas". Tras esto dirigió sus ojos azules y rabiosos hacia donde provenía aquellas palabras. Vio a Yuuki en el suelo. Entonces quedo inmóvil durante unos segundos, pues al verla, las palabras que le había dicho justo antes de acabar con Baal resonaron en su cabeza, "yo quiero que seamos amigos". Empezó a sentir como su odio se calmaba ligeramente tras esto, a la vez, que caminaba lentamente hacia ella, todo esto ante la mirada temerosa pero curiosa de la gente que allí estaba.

Estaba de pie, al lado de Yuuki, que todavía se encontraba en el suelo desmayada. Amon la observaba a la vez que poco a poco su sed de sangre desaparecía. Este volvió a coger en sus brazos a Yuuki con cuidado. En este momento en la mente de Amon no prevalecía ninguna de sus dos personalidades sobre la otra, más bien era una mezcla. O quizás, prevalecía su antigua personalidad malvada pero gracias Yuuki estaba estaba controlada, de cualquier forma es complicado saber que pasaba dentro de su cabeza con exactitud en aquel momento. De repente de la espalda de Amon surgieron dos grandes alas, parecidas a las de un dragon, características de los demonios balrogs. Agitó sus alas para despegar y empezar a volar, pero antes de eso dijo algo a las personas que allí estaban-Insectos.-dijo de forma serena, con un tono de superioridad antes de empezar a volar con Yuuki en sus brazos. Las personas de allí se quedaron inmóviles ante la escena que acababan de presenciar. Amon volando por el aire, miro a Yuuki en sus brazos-Tranquila, te llevare a un sitio para que descanses.-susurro como si ella estando en aquel estado pudiese oirle de algún modo.
Amon
Dromes : 8331
Reputación : 1
Mensajes : 22
Ver perfil de usuario
Amon
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un reencuentro inesperado [Priv. Amon]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.