you're home
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos. Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.
Nuestra Moneda Dromes | Billetes - Soilses
Conectarse

Recuperar mi contraseña

SWEET HEART
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem.
THANK YOU
Instituto Takemori Rol esta protegido por licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional. Este skin fue realizado por Roshio & Andréade | Entourage Themes.

Prohibida la copia total o parcial del contenido gráfico, intelectual y de códigos, bajo denuncia ante Foroactivo. Las imágenes pertenecen a sus respectivos artistas, en especial agradecemos a Star Academy, nosotros las hemos editado para que estén acorde al diseño.

Agradecemos a todos los usuarios por pertenecer a nuestra hermosa comunidad. Nos sentimos orgullosos de decir que hemos cumplido 8 años online. ¡Por favor sigan disfrutando de esta comunidad! ❤
directorio élite
we are family - nuestros afiliados. af. normales
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ DypOKI9Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ J7W6UdyHunting the Hunter │Priv. Nishio│ 35x352Academia LegacyCrear foroHunting the Hunter │Priv. Nishio│ V40_MNt_THunting the Hunter │Priv. Nishio│ K70u_LZ6Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ 8_Oamxl_CHunting the Hunter │Priv. Nishio│ Hn_V7_Bl_YHunting the Hunter │Priv. Nishio│ 1_Hc_J9n_Yr_oHunting the Hunter │Priv. Nishio│ 30x30Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ PNevNqJHunting the Hunter │Priv. Nishio│ KHg-CSCqa-oHunting the Hunter │Priv. Nishio│ Ztbx-V6lr-oHunting the Hunter │Priv. Nishio│ Fxhje_FUHunting the Hunter │Priv. Nishio│ 2_FTHEODHunting the Hunter │Priv. Nishio│ 9pasbk_GHunting the Hunter │Priv. Nishio│ Afi_35x35Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ OjSWOQTHunting the Hunter │Priv. Nishio│ BObGd5DHunting the Hunter │Priv. Nishio│ PruebaHunting the Hunter │Priv. Nishio│ FOaAwqBHunting the Hunter │Priv. Nishio│ 40x4010Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ AdSKI4VHunting the Hunter │Priv. Nishio│ OK7cyjsHunting the Hunter │Priv. Nishio│ Af235Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Ug5-Qw-LCa-oHunting the Hunter │Priv. Nishio│ OViTflcHunting the Hunter │Priv. Nishio│ 45x45Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ ZmH8PjZ

Ir abajo

Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Vie Jun 14, 2019 9:54 pm
Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
JonBenet Ramsey
Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS

La vida de la vampiresa era todo menos tranquila, siempre buscando problemas qué resolver, persiguiendo rufianes o metiéndose donde no la llamaban sólo para tener un rato de entretenimiento. Era una mujer sola en el mundo, o al menos eso era lo que ella creía. Sin familia ni lazos afectivos existentes, Vesta mataba su tiempo entrometiéndose en la vida de los demás disfrazándolo bajo el título de detective policíaco.

Fue así como ahora nos encontrábamos con una rubia mujer de atlética figura, quien corría a toda velocidad con rumbo a las afueras de la ciudad Éadrom. Le seguía la pista a un fugitivo del cual se sospechaba se trataba de un asesino serial. Estaba bajo investigación pero, el mero hecho de que saliese huyendo como alma que lleva el diablo ya era motivo suficiente para que la fémina se determinara a arrestarlo ahora que lo tenía tan cerca.

La detective casi consiguió darle alcance, sin embargo, tan pronto el fugitivo se adentró en el bosque, volvió a poner distancia de por medio con la vampiresa que le seguía los pasos muy de cerca. La maleza, el follaje y los árboles podían entorpecer mucho una  persecución.

¡Rayos! —masculló malhumorada la mujer cuando perdió de vista al sujeto, no sin antes percatarse que de alguna extraña manera, nada más entrar al bosque el objetivo había cambiado su forma de huir pues, Vesta juraba haberlo visto alejarse corriendo en cuatro como un animal. Inclusive se froto los ojos por si acaso estos la engañaban, más cuando hizo aquello fue cuando perdió de vista al fugitivo. No tenía más pistas más que la dirección en la que había escapado.

Seguramente corre asustado hacia su guarida —pensó en voz alta, aun si no estaba segura ahora de si se trataba de alguna especie de híbrido o algo por el estilo.

Debía ser extremadamente cuidadosa. Estaba sola en la misión, rodeada de nada más que naturaleza, lugares y olores desconocidos que podían llegar a confundirla. Y si el sospechoso tenía ahí su guarida, entonces ella se estaba adentrando en su territorio poniéndola en desventaja.

No tenía más remedio que arriesgarse a adentrarse, aquella era una oportunidad única de atrapar al sospechoso, comprobar su culpabilidad y encerrarlo en la cárcel. Sin vacilar prosiguió la búsqueda, llevando pisadas lo más sigilosas posibles, cual si de un felino se tratara. Vigilando cada rama, cada hoja de árbol que pudiera moverse al ocultar a su objetivo. De la misma manera pasaron aproximadamente treinta minutos de una búsqueda infructuosa, sin embargo, súbitamente el crujir de hojas secas y ramas llamo su atención a un costado de donde ella caminaba. Eran pisadas… ¡no! mas que eso, era alguien corriendo a través del bosque. No alcanzaba a distinguirlo bien debido a la maleza, sin embargo Vesta decidió seguirle el paso corriendo casi de forma paralela a él o ella. No podía ser otro más que su objetivo, su presa, como le gustaba llamar a sus fugitivos. Tenía que ser él, no podía tratarse de nadie más. Luego entonces, la vampiresa creyó sinceramente que aquel era su día de suerte al haber encontrado nuevamente al sospechoso.

¡Deténgase o disparo! —amenazó sacando un arma tras de su espalda, desenfundándola del cinturón de su pantalón, mientras aun corría paralelamente al contrario—. ¡Deténgase!  ¡Es la última advertencia! —sentenció.


Hunting the Hunter
Donde: El bosque;
Cuándo: tarde;
made by: honey



You're mine
I'm your nightmare
- Vesta
JonBenet Ramsey
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Vie Ago 09, 2019 3:06 pm
Invitado



Un monstruoso sonido se hizo presente en la oscuridad del atardecer, o más bien en las penumbras de aquel inmenso y laberíntico bosque donde un ejército de robles oscuros se alzaba majestuosamente para impedir el paso libre de cualquier atrevido que ose a cruzar los vestigios de la madre naturaleza y se crea lo suficientemente imponente como para ignorar los peligros que allí acechan, duermen y descansan esperando el momento justo de atacar a la presa sin piedad alguna.

El monstruoso sonido fue nada más ni nada menos que un relámpago, un trueno que provocó el retumbar de los suelos como si un gigante dormido hubiera despertado para caminar lenta pero seguramente hacia adelante, arrasando con todo a su paso hasta volver a caer dormido y detener el molesto temblor de las placas. De pie, se hallaba él: Un moreno con aparentes cicatrices que se divisaban fácilmente en su rostro y torso completamente desnudo al tener la ropa rasgada, rota.

Su respiración está agitada, seca su boca con el antebrazo de forma rápida y brusca, aparentemente no tiene mucho tiempo que perder en reponerse. No se sabe la razón pero es casi seguro que ese desconocido hombre oculto bajo el refugio de in inmenso roble partido a la mitad por alguna especie de batalla cuyas proporciones lo dejaron en ese estado, yace absolutamente cansado y no tiene muchas energías disponibles. Maldijo y siguió su camino con los colmillos a la vista, incluso siendo humano.

Al continuar con su marcha, el hombre de las cicatrices pronunciadas caminó cada vez más rápido, incluso comenzó a esprintar de forma tranquila hasta que de un momento a otro daba la sensación de ser alguna especie de corredor o deportista especializado en la materia. Con hábiles movimientos podía sortear todos los obstáculos que obstruían su paso: Desde grandes troncos hasta pozos y huecos en el suelo del irregular terreno, también se las arreglaba para evitar las rocas y pedruscos.

Finalmente se sintió a salvo, había corrido durante media hora por lo que nuevamente sintió las represalias que su propio cuerpo tuvo para él por haber sido desconsiderado con su propio físico. Lamentablemente sus sensaciones estuvieron erradas y para su mala fortuna, había alguien más con él ¿era uno de sus peligrosos perseguidores? Había conseguido eliminar a dos de los tres, más un tercero quedó con vida ¿había logrado alcanzarlo hasta allí incluso habiéndolo dejado malherido? Imposible..

Escuchó la voz, una voz femenina que no reconoció de ninguna otra parte ¿era aquel perseguidor una mujer o esta vez se trataba de una persona completamente distinta? No importaba mucho ya que llegado el caso, Nishio ya no tenía más energías para seguir huyendo a ningún lado. Se dejó caer con la espalda apoyada en un tronco y apoyó el antebrazo sobre su rodilla más elevada mientras que la otra pierna yacía contra el suelo mostrando una herida abierta cerca del muslo interior. Herido, muy herido.

Su pecho también guardaba una nueva cicatriz, un tajo de aproximadamente siete centímetros de largo con una profundidad de dos o tres centímetros como mucho, la sangre escurría por su zona abdominal y su respiración era lenta. ¿Cómo logró escapar en esas condiciones tan deplorables? Es un misterio que solo puede responderse al saber la raza a la que pertenece ese maltrecho individuo, un hombre que ahora está a completa merced de quien sea que le haya hecho una señal de alto. ¿Será ese su final?




Hunting the Hunter
Donde: El bosque;
Cuándo: tarde;
made by: honey
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
 Mensajes
Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
 Dromes
Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
PERMANENT LINKel Miér Ago 14, 2019 12:30 am
Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
JonBenet Ramsey
Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS
Éadrom
22
35400
0
"Going down in flames".
Hunting the Hunter │Priv. Nishio│ Takemori-MEDALLAS

Había perdido gran parte de su día persiguiendo a aquel malhechor que como agua se le había escurrido por entre los dedos de las manos. No era alguien normal como para darle tanto trabajo a la experimentada detective. Y sin embargo, tras largas horas de persecución, aquella silueta que Vesta creyó ser su sospechoso, ante su clara advertencia... se desvaneció.

Aquello tomó por sorpresa a la rubia quien no esperaba tal reacción. ¿Se habría dado por vencido? ¿O tal vez era parte de una trampa para deshacerse de una vez por todas de la policía?

Cualquiera que fuera el caso, la fémina se aproximó al sitio donde la figura había detenido el paso. Sus pisadas eran muy suaves, sigilosas como las de un felino, pero ante todo eran precavidas. No quería confiarse de aquel hombre que tantos dolores de cabeza le había ocasionado.

Entre los troncos de los árboles y el follaje verde y frondoso del bosque, a medida que Vesta se aproximaba al sospechoso, lo perdía de vista parcialmente. Más cuando estuvo lo suficientemente cerca de él, fue notorio que el sujeto no planeaba escapar esta vez.

Los ojos azulinos de la detective se abrieron de par en par, con un semblante de asombro apoderándose de sus facciones cuando contempló a unos diez metros de distancia, la condición lastimosa de un hombre derrumbado al pie de uno de los tantos árboles. Por un momento se perturbó, estaba confundida ¿de verdad era él a quién había estado persiguiendo?. Sin más reparo guardó el arma con la que había estado apuntando al sujeto y continuó avanzando.

¡Hey! ¿Te encuentras bien? —cuestionó aun a sabiendas de que no estaba bien, pues su cuerpo tenía varias heridas de las que no sabía qué tan profundas serían, pero no podía ser nada bueno a juzgar por la cantidad de sangre que manchaba su cuerpo.

Al no recibir respuesta, extendió las manos hacia él cuando hubo llegado a su lado, descendiendo en cuclillas para echar un vistazo más de cerca y tomar sus signos vitales. Parecía inconsciente, aunque también es probable que solamente estuviera descansando.

¿Quién te hizo esto? —sus sospechas la hacían confundirse, pero un sentido interior sobre prestar ayuda superaba su deber de tratarlo como sospechoso y arrestarlo. Hasta que se convenció de que no era a quien había estado persiguiendo, probablemente aquel ya estaría demasiado lejos. Ahora lo apremiante era atender las heridas del hombre moreno que tenía frente de sí.

Vas a estar bien, no te preocupes. Sólo resiste un poco más.

Intentó infundirle ánimo, por si acaso él podía escucharla. Luego entonces se apresuró a formar un lecho empleando follaje del bosque, sobre el cual recostó al hombre para que descansara de una mejor manera, a la vez que evitaba que perdiera calor acostándolo directamente sobre el suelo. Una vez ahí, rasgo la parte inferior de su camiseta para usarla de paño y atender sus heridas, limpiando primero su rostro a toquecitos para no causarle más daño. Con su cara un poco más aseada podían apreciarse mejor sus facciones. Un hombre relativamente joven, y por su expresión facial era fácil adivinar que se encontraba exhausto. Lo que acrecentaba sus incógnitas sobre la razón de su condición actual. Descendiendo sobre su pecho obtuvo una dimensión más precisa de las heridas —algunas más serias que otras —sobre su bien formado cuerpo el cual quedaba a la vista con las ropas desgarradas que apenas le cubrían algo.

Se encontraban en las profundidades del bosque, demasiado lejos de la civilización y un buen doctor, y a falta de uno Vesta trataría lo mejor posible sus lesiones esperando darle una oportunidad de vida al hombre. Sintiendo una verdadera lástima por no contar con la clase de habilidades sobrenaturales para ayudarlo a recuperarse más rápido. Se le veía mal, realmente mal.

Hummm... —suspiró elevando los ojos al cielo—. Creo que tendremos que pasar la noche en este lugar —pensó en voz alta.

No podía dejarlo solo a su suerte, y al parecer su única esperanza era ella. Aun si eso implicaba pasar la noche justo en la zona del bosque donde criaturas sumamente peligrosas paseaban al caer la luz del día. Pero ese era su trabajo, proteger incluso a los desconocidos.


Hunting the Hunter
Donde: El bosque;
Cuándo: tarde;
made by: honey



You're mine
I'm your nightmare
- Vesta
JonBenet Ramsey
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.