Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






¿Maltrato laboral o sólo un contrato truculento? [Priv.: Maylin] A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Maltrato laboral o sólo un contrato truculento? [Priv.: Maylin] Empty ¿Maltrato laboral o sólo un contrato truculento? [Priv.: Maylin]

Mensaje por Samuel Turel el Lun Mayo 27, 2019 6:25 pm

El despertador hace acto de presencia, recordando a Samuel el sufrimiento diario de tener que levantarse para ir a trabajar. El aparato casi termina estrellado por la pared por sólo interrumpir el primer sueño en varias noches donde no se despierta tres veces para ir al baño o a beber agua y así olvidarse de su leve caso de terror nocturno. Sólo por eso podría condenar a cualquiera a pena capital. Todas esas ideas desaparecen al momento de darse una ducha y desayunar, abandonándose los últimos diez minutos a la espera mientras observa el reloj de casa sentado en la mesa. El transporte público pasaría en quince minutos, y el tiempo de espera se volvía un suplicio a cada mañana. Poner el despertador unos diez minutos después no era una opción.

Salió de casa abrigado con una campera que cubría hasta el cuello, pantalones de lana, calcetines y zapatos de cuero, llevando debajo un suéter y una camisa que no abrigaban lo suficiente. Su cabello algo húmedo iba cubierto con la capucha y al hombro llevaba el bolso donde iba su uniforme de trabajo.

La nariz roja, congelada por la temperatura invernal lo ayudaba a mantenerse despierto en su camino.

Mucha gente en la estación y todavía más en el transporte público, que iba hasta arriba de gente. Eso sólo podía significar tener que ir de pie, sosteniéndose para no caer ante el efecto dominó de un conductor poco experimentado en un suelo resbaladizo por el agua nieve que se formaba en el asfalto. Mientras pensaba en la poca concurrencia que habría en un día tan frío, salvo que el menú incluyera algo muy caliente para templar los huesos.

Llegó 7:50 al restaurante, dejando la campera con escarcha en su casillero. El calor de los hornos de la cocina le harían entrar en ambiente dentro de unas horas, pero hasta entonces el suéter sería suficiente para mantenerlo tibio. Ni los otros dos cocineros ni el mozo habían llegado, pero con la puerta del local sin llave era sabio asumir que la dueña estaba presente, probablemente refugiándose del frío. Vistió el delantal sobre su ropa abrigada y buscó en la nevera lo que tenían disponible ese día.

Lo que allí había apuntaba a la clara necesidad de tener que salir a hacer compras en caso de querer cocinar. No había mucho para elegir, y del lado de la carne el menú se había visto menguado por la comilona del día anterior cuando unos oficinistas pasaron a celebrar el éxito financiero.

Hermoso. Bueno, supongo que Jin puede encargarse luego de salir a comprar víveres —murmuró con tono de alivio como si aquella fuese una declaración que le eximiera de ser él el encargado de dicha responsabilidad.


○ [Deadpool] ahora es [Samuel Turel]
Samuel Turel
Dromes : 148025
Reputación : 6
Mensajes : 105
Ver perfil de usuario
Samuel Turel
ÁNGEL CAÍDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.