Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Tres extraños en un café {Priv. Hajime/Takehiko} A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Tres extraños en un café {Priv. Hajime/Takehiko}

Mensaje por Kanato Sakamaki el Lun Mayo 13, 2019 10:00 pm

Tres extraños en un café

E

l sonido de la campana marcaba el final de las clases, los alumnos apenas escucharla se levantaban de sus pupitres y salían despedidos hacia la salida cual fieras salvajes huyendo frente a una gran amenaza. Desde el fondo se podían escuchar a los profesores diciendo que salieran calmados y sin correr, sin embargo aquellas vociferaciones quedaron enterradas bajo la estampida de gente que yacía en la salida del instituto. Por mi parte esperé que la mayoria del alumnado se fuera para salir más calmado sin tener que soportar a niños molestos empujando por todas las direcciones. Era una costumbre hacer aquello, después de todo ¿que apuro tenia en volver a mi hogar? No había nadie esperándome a excepción de la sirvienta, que lo único que le importaba era mi llegada por la sencilla razón de cobrar su abultado cheque. Con aquello en mente decidí desviarme del camino habitual tomando otra dirección. Tenía ganas de perderme entre los pasillos de la ciudad.

Yacía vestido con el típico uniforme del instituto, una mochila sobre mis espaldas y mi osito de peluche Teddy entre mis brazos. Era un día de semana por lo que las calles estaban repletas de gente moviéndose de aquí para allá, algunos solitarios, otros en pareja y la mayoria atentos únicamente a sus teléfonos móviles. Me movía con tranquilidad entre la multitud mientras buscaba algo, pero no sabía con exactitud que. Era como aquéllas películas clichés de terror en donde la mujer escuchaba algo a mitad de la noche y con ojos nerviosos intentaba buscar algo.

Tras largos minutos de una caminata sin rumbo, logré divisar algo. Un local de aspecto modesto sin letreros llamativos ni de gran infraestructura, tenía únicamente sobre el las palabras "Café Hayashi". Me detuve a contemplarlos por algunos segundos hasta decidir a entrar. No tenia ganas de seguir caminando y además aquel local me había llamado visualmente la atención.

Al entrar me percate de que el lugar se encontraba abarrotado de gente, solo había una mesa de tres sillas disponible por lo que no tenia más opción que optar por esa. Todo marchaba relativamente bien hasta el momento...demasiado bien, el destino volvió a hacer presente su extraño sentido del humor en el momento que me dirigía hacia la mesa mis pies me jugaron una mala pasada haciendo que me tropezará. La caída no fue nada grave ya que logre amortiguarlas con ambas manos, sin embargo mis pertenecías no habían tenido la misma suerte. Al parecer desde que salí del Instituto mi mochila se encontraba abierta en todo mometo, haciendo que en medio de la caída varias hojas y lápices se desperdigaran por el suelo. Rápidamente intenté, mientras sostenía a Teddy con un brazo, recoger todos los elementos mientras la gente se limitaba a observar.

Hajime / Takehiko |  Café Hayashi




image host
♡:
Tres extraños en un café {Priv. Hajime/Takehiko} 7nLDExEq_o

Narración - —Dialogos— - *Pensamientos*
Kanato Sakamaki
Salón : 1 A Dromes : 55657
Reputación : 6
Mensajes : 81
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.