Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

Clubes/Rol.
El club de cocina te espera.
POR Jestro / Jevil
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






No soy cosplayer! A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado No soy cosplayer!

Mensaje por Anya Koslov el Jue Mayo 09, 2019 3:04 pm


NO SOY COSPLAYER!
Todo sea por los alumnos
Martes por la tarde, el sol de primavera se había ocultado tras las nubes blancas que daban respiro de alivio a las personas que debían salir a las calles esa hora. En el instituto Takemori por otro lado, dentro del gimnasio escolar, la docente del grupo B había organizado un par de actividades a lo largo de la instalación para tratar la resistencia de los estudiantes; en equipos de cinco personas cada grupo debía correr en un circuito preparado con obstáculos mientras el resto se mantenía haciendo ejercicios de estiramiento. La clase transcurrió sin contratiempos, pese a un par de caídas y bromas entre alumnos. Algunos rostros mostraban la satisfacción del ejercicio mientras otros más expresaban el dolor que les causaba la actividad, claro que la pelirroja no iba a ponerles obstáculos que significaran un riesgo para la salud de los participantes. En cualquiera de los casos, ese día prometía ser un día común y corriente en el trabajo de la rusa.
Tras terminar las actividades y guardar el equipo ocupado de nuevo en la bodega, la fémina reunió a su clase en un círculo para poder hablar con todos ellos al mismo tiempo. De acuerdo al calendario escolar, el final del curso se acercaba y con ello las presiones por los exámenes y las calificaciones, la mayoría de los alumnos comenzaban a preocuparse por sacar buenas notas o cumplir las expectativas de sus familias, incluso se llegaban a registrar un aumento en las riñas entre internos, lo cual era algo comprensible. Por esa misma razón, la profesora de educación física planeaba hacer un viaje para darle algo de respiro a sus alumnos del tercer grado, sin embargo no contaba con el presupuesto escolar para llevar a cabo tal actividad extracurricular, por lo que debía encontrar la manera de recaudar el suficiente dinero para poder llevar a todos de excursión. Tras debatir con su grupo la posibles soluciones al problema, todos acordaron realizar un pequeño festival para los habitantes de la ciudad; aún estaba en duda si se debía realizar aquél encuentro dentro del instituto o en la plaza de la ciudad, pero cualquiera que fuera la decisión, un gran preparativo y varios permisos debían solicitarse antes que nada.

Al sonar la campana, los alumnos se retiraron a tomar una ducha y prepararse para su siguiente clase mientras Anya se dirigía al salón de maestros para planear lo necesario. Primero debía solicitar el permiso de la directiva para poder sacar a los alumnos del instituto y firmar las respectivas responsabilidades. Amarga sería su sorpresa cuando le indicaran que tenía el permiso de Takemori, siempre y cuando hubiese otro profesor responsable que la ayudase con la excursión.
Después de salir de la oficina de directores, la pelirroja paseaba por los pasillos del colegio sumergida en sus pensamientos. Conocía a los demás docentes lo suficiente que necesita conocer de sus compañeros de trabajo, nombre, materia y raza, pero no tenía ninguna amistad en especial con ellos, solicitar que la ayudaran a dirigir un festival fuera de la labor institucional era pedir demasiado, no les gustaba tomar responsabilidades extras.
( Poco son entregados como el profesor Bastian... ) pensó.
Como el canto de las musas, la esperanza llegó a su vida. Sólo había entablado una relación más cercana con uno de sus compañeros de trabajo, y aunque impartían en grupos diferentes tenía el presentimiento que podría contar con su ayuda, o al menos se aseguraría de ello.

Sin perder más el tiempo, corrió nuevamente hacia la sala de profesores donde esperaba toparse con aquél conocido, sin embargo su lugar de trabajo estaba vacío, preguntó por él a algunas almas que se encontraban ahí pero nadie supo decirle con exactitud en dónde podía hayarlo. Sin más remedio, tomó carrera a paso veloz por los pasillos del instituto mientras estiraba el cuello y miraba en todos los salones, incluso salió a buscarlo en la biblioteca y la cafetería, a veces mencionaba su nombre un poco alto para tener mayor suerte pero parecía que el contrario estaba evitándola, aunque su prisa tampoco la hacía esperar por una respuesta tardía. De esa forma, la pelirroja recorrió el instituto varias veces.
( malditos bug, en dónde está cuando se le necesita? ) ─Proaaah!!
Antes de volver a invocar el nombre del contrario, la docente giró por uno de los caminos a toda prisa tropezando y cayendo al suelo, pero no sin llevarse con ella al alma más cerca que por ese momento cruzó.
─Auch hahahaha que torpe soy, lo siento, no fue mi intención taclearte~ se disculpó entre risas mientras intentaba levantarse, por suerte había dado con su objetivo─Profesor Bastian!!! al fin lo encuentro hahaha exclamó feliz

Anya Koslov
Salón : 3 B Dromes : 16090
Reputación : 2
Mensajes : 50
Ver perfil de usuario
Anya Koslov
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: No soy cosplayer!

Mensaje por Bastian Shawn el Lun Mayo 13, 2019 12:23 am


NO SOY COSPLAYER!
Todo sea por los amigos
Mirar el cielo despejado ahora parecía casi una ilusión. Lejano quedaba ya la gris y oscura mañana que había dominado los días anteriores. La tormenta que viviera en el pasado comenzaba a encaminarse al recuerdo, solamente. Ahora, el cielo anunciaba el cambio de página. El frío era reemplazado por la calidez de la primavera. Calidez agradable, desde luego, o así lo sintió Bastian cuando el sol se ocultó tras las nubes blancas.

-Al fin un respiro. -Susurró mirando al cielo, con un ojo cerrado y haciéndose sombra con la mano.

El sol no era su mejor amigo. Estaba acostumbrado a los cielos nublados y las mañanas de neblina de su tierra natal. Aún estaba en una isla pero el efecto no era tan pronunciado ahí. La cercanía de la costa hacía que la humedad aumentara la calidez. Eso estaba bien. Era tolerable. Sin embargo resultaba molesto cuando ibas vestido de manga larga, que era como Bastian Shawn prefería vestir.
Esa tarde llevaba pantalones azules oscuros, zapatos cafés al igual que el cinturón, camisa manga larga azul claro y una corbata del mismo color pero más oscura. Encima, un chaleco color mostaza. La combinación estaba bien, aunque se había dejado la chaqueta –tipo piel- para evitar el calor. Sí, quizás no era la formalidad andante, pero se veía bien para dar clases y, sobre todo, era el estilo que él prefería. Era raro verlo usar algo distinto en realidad.

Terminó de recoger trabajos, guardando algunos en su mochila. Había dejado de lado la investigación por un par de días. No quería saber mucho de proyectos personales por ahora. Se colocó la mochila sobre el hombro y salió del aula sin saber que, apenas un minuto después, el sonido de unos tenis se escucharía detrás. Bajó las escaleras con toda calma, pensando en ir a por alguna bebida fría antes de las últimas clases cuando escuchó, a lo lejos, que llamaban su nombre.

-¿Umm… Hola? -Dijo mirando al espacio que formaban las escaleras, hacia arriba. La voz le parecía algo familiar pero, aun así…

Aguardó por una respuesta, pero nada llegó a sus oídos. Se encogió de hombros y continuó su paso.
Pasó de largo la biblioteca y un par de salones. En un momento creyó escuchar, de nuevo, un susurro que le llamaba.

”¿Me estoy volviendo loco?”

Se estremeció un poco pensando eso. La locura era una posibilidad siempre presente en alguien que se dedicaba a investigar sobre magia. A veces era mejor alejar los pensamientos así de la cabeza.

”Si fuera algo importante me llamarían o algo así.”

Sacó el móvil y se percató, hasta entonces, de los pocos números que tenían agregados. Realmente no tenía ninguno de alguien cercano en la actualidad. Quizás alguien tuviera su número –la detective de sangre fría- pero él no tenía casi a ninguna persona agregada. No es como si usara demasiado el móvil, pero…

-Al menos debí pedírselo a Anya… quizás al profesor Amadeo. -Se pasó una mano por el cabello, gesto que ya era costumbre en él cuando comenzaba a frustrarse consigo mismo.

Se guardó el teléfono y volvió al edificio principal. Con algo de suerte la pelirroja no se habría ido a casa. Era la persona con quien mejor se había llevado desde su encuentro con el horrible simio –y el demonio, también eso- aquella noche.
No había dado más de dos o tres pasos cuando volvió a oírlo: su nombre, ahora estaba seguro. La voz, además la reconoció. La mano izquierda le tembló un poco. Ella lo estaba buscando y él había pasado de todo hasta que se le ocurrió ir a buscarla él mismo.

”Es un evento de…”

-Venga, nada de trabajo. -Se reprendió y apresuró el paso-. ¿Entrenadora? -La llamaba por ese nombre cuando estaban en horario de trabajo-. ¿Hola, entrenadora Anya?

Escuchaba su voz pero, si le respondía o no, no estaba seguro.

”Ahora me vendría bien lo del móvil…”

Prefirió callarse antes de seguir gritando por allí. Seguro así podría seguir la voz de la pelirroja, que tenía mucho más poder pulmonar que él. Casi como si se pusieran de acuerdo, ella también se calló por un momento.
Frustrado, se encaminó a zancadas al gimnasio. Seguro que iría allí en algún momento. Se sentaría y aguardaría. Dobló una esquina y…

-¡Wow! -gritó, o comenzó a hacerlo antes de caer del todo.

Lo había tacleado seguro algún miembro del equipo de futbol o rugby -¿había un equipo de eso?- y lo tiró al suelo del todo. La mochila salió a un lado golpeando un muro mientras el pobre Bastian terminó boca arriba. Gracias a que logró poner los codos no se golpeó la cabeza.

-Ah… ¿qué? -Abrió un ojo solamente, dolido por la caída y se encontró de frente justo con la persona que había estado buscando… o que lo había estado buscando-. ¿Entrenadora, que fue eso? -dijo, aún confundido, pero no le costó entender quien lo había derribado-. Lo siento. ¿Se encuentra bien?

Se levantó, sacudiéndose un poco y acomodándose la ropa que había terminado arrugada por semejante encuentro. A pesar de todo, no lucía molesto en absoluto. Incluso sonrió un poco cuando terminaron esa rara persecución.

-¿Me buscaba?  


No soy cosplayer! Bastian-Shawn
Bastian Shawn
Salón : 3 A Dromes : 14514
Reputación : 6
Mensajes : 86
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: No soy cosplayer!

Mensaje por Anya Koslov el Lun Mayo 13, 2019 5:30 pm



NO SOY COSPLAYER!
Todo sea por los alumnos
Estoy bien gracias~
Vaya coincidencia habían tenido los dos docentes para encontrarse de esa manera. Anya volvió a disculparse esbozando una ligera sonrisa de vergüenza antes de continuar con su malévolo plan.
─Si!!! pero no para taclearlo hahaha lo prometo. Realmente lo siento de reojo la pelirroja alcanzó a ver una hoja de árbol atorada en su cabello, por lo que la retiró sin mayor problema mientras continuaba hablando.
─Hay un favor que quiero pedirle, no puedo contar con nadie más que con usted confesó en voz baja ─cree que podríamos hablar en privado? por favor?

Preguntó arqueando las cejas en una expresión de sumisión mientras sonreía con un poco de inseguridad, algo que no era muy común ver en ella, que siempre sonreía ante los problemas para darle confort y ánimos a los demás.

Anya llevó a su compañero de trabajo a la jardinera adyacente a la cancha de fútbol, en la zona norte del instituto. No podía pedirle a Bastian hablaran del tema en la sala de maestros para que ninguno de los demás docentes se molestara por los planes de una recién llegada, a veces las personas podían malinterpretar los motivos de los demás y por esa razón prefería mantener todo aquello en secreto.
Miró a todos lados para asegurarse que ningún estudiante estuviera cerca y que pudiera escuchar la plática con Bastian. Se sentó en una de las bancas bajo el follaje de uno de los árboles que proyectaba una ligera sombra, el baile de las hojas incluso daban una sensación de frescura.
─Lamento hacerle venir hasta este lugar, quiero tomar las medidas necesarias para que nadie vaya a quejarse con la directiva, ¡aunque tampoco estoy haciendo nada ilegal! se apresuró a aclarar para que el contrario no se hiciera una idea equivocada del asunto.


─Verá, los exámenes están próximos y muchos estudiantes comienza a estresarse por sus notas, inclusive hay quienes ya han empezado a estudiar a pesar de faltar un par de meses para las pruebas. Por eso, quería regalarle a mis alumnos un viaje para aliviar su estrés y motivarlos a dar su mayor esfuerzo en los exámenes. le explicó antes de guardar un poco de silencio con la esperanza de dejar que el contrario asumiera el tema.
─He hablado con el director y he tenido su permiso para realizar el viaje extraescolar, sin embargo me puso la condición de tener a otro profesor responsable para cuidar de los alumnos. se levantó de su asiento y se colocó frente al docente ─Por favor!!! suplicó haciendo una reverencia japonesa ─Necesito que venga con nosotros al viaje!!!
Anya no sabía si Bastian estaba ocupado o si le desagradaban aquellas actividades engorrosas, pero no había a nadie más a quién pedírselo y cualquiera que fuera su respuesta en el momento, ella no descansaría hasta hacer que aceptara ayudarla.

Sin embargo, lo que le había platicado la pelirroja al docente tan sólo era el final de la problemática, la explicación del verdadero “trabajo” lo estaba aguardando para cuando Bastian aceptara ayudar a su compañera docente. Aún quedaba saber qué tipo de actividad hacer para recaudar el dinero...

Anya Koslov
Salón : 3 B Dromes : 16090
Reputación : 2
Mensajes : 50
Ver perfil de usuario
Anya Koslov
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: No soy cosplayer!

Mensaje por Bastian Shawn el Miér Mayo 15, 2019 11:58 am


NO SOY COSPLAYER!
Todo sea por los amigos
Ninguna lesión, afortunadamente. Igual no había sido una caída seria o algo parecido y Bastian había sido golpeado por profesionales antes. De cualquier manera solo se sacudió un poco y alisó las arrugas más evidentes en su ropa. Le gustaba que se viera bien todo, es decir, en la forma en que, supuestamente, debería lucir para la ocasión.
Volteó la mirada hacia Anya cuando se disculpó de nuevo y aseguró que no había sido a propósito.

-¿Segura? -Bromeó, haciéndolo evidente por la sutil sonrisa que se le asomó. Con eso olvidó el asunto.

¿Qué podría querer la profesora de deportes? Le sorprendió mucho que fuera capaz de pedirle algo. Era una chica independiente y capaz, así que seguro se trataba de algo serio. ¿Qué podía aportar Bastian Shawn?

”Algo de magia, quizás… una duda de eso.”

Miró a su colega, intentando imaginarla metida en cosas de magia. Cualquiera podría interesarse por eso, pero presentía que no era el caso. Eso lo hizo estremecer, porque seguro significaba algo más peligroso. No le temía a las cosas mágicas, pero las físicas eran otra cosa.
La petición tan atenta y su expresión casi de súplica le hicieron abrir más los parpados. Ahora sí que estaba nervioso.

-Ah… claro, le sigo.

Dejó que lo condujera a donde quiera que planeaba ir. Se alejaron hacia las canchas de futbol, zona que Bastian no conocía más que por leyendas lejanas, pero no iba a invitarlo a unirse a un club deportivo. Al final terminaron en una tranquila banca por la jardinera. Estaba muy bien. Fuera de bibliotecas o escritorios con libros y trabajo, ese tipo de lugares le venían bastante bien… para leer.
Tomó asiento al otro lado, mirándola con ansiedad. Era una maestra del suspenso. Podría soltarle que iban a despedirlos o que había matado a alguien… o que simplemente necesitaba que le prestara dinero. Nunca se sabía en algo así. Cuando una persona bastante alegre se pone seria, se rompe el equilibrio social que habían logrado. Aun así, mentiría si dijera que no lo mataba la curiosidad.

Bastian se acomodó en la banca de forma que apoyara un codo sobre el respaldo y una pierna algo más encima de la parte donde sentarse. Su atención iba toda hacia Anya y su misteriosa petición, que comenzó asegurando que no era ilegal…

-Solo dime. Me tienes en ascuas. -Confesó, casi queriendo sacar el pañuelo para secarse el sudor de la frente. A solas cambió el tono a algo más informal.

Cuando comenzó por fin, Bastian asintió un par de veces, en silencio. No se atrevió a interrumpirla. Su cabeza iba formando posibles escenarios de la petición. Cuando hizo una pausa, ya habiendo aclarado lo del viaje, se le pasó una idea mundana.

”Ah, organiza una cooperación.”

Era posible. Un viaje no era barato. Seguro quería que todos donaran un poco. No era extraño. Se palpó, buscando la billetera, resignado a donar un par de billetes. Algo le decía que Anya no desistiría hasta que donara algo para su causa. Bastante noble. Igual no le molestaba apoyar un poco. Sin embargo, las cosas iban lejos de eso.
Detuvo su mano de buscar la cartera y escuchó lo segundo. De pronto, la pelirroja se puso de pie y le rogó que los acompañara como segundo chaperón.

-H, hey. Aguarda, no tienes que hacer eso… -Dijo algo rojo, mirando alrededor, ahora él, para asegurarse de que nadie los viera en una situación así.

Se puso de pie también, tomándola de los hombros para que abandonara su reverencia. Se había puesto rojo por ese gesto. Lo divirtió y hasta tuvo que reprimir una sutil risa. No quería que pensara que se burlaba de ella. Anya le agradaba, en serio, y, la verdad, el viaje no sonaba mal. Aún si significaba que sería responsable de algunos chicos.

-Vamos, no es tanto rollo, ¿no? Ir de viaje no es tan malo. -Se acomodó el cuello de la camisa, recobrando la compostura-. Está bien, si logras que me dejen faltar a las clases por esos días. Además, somos amigos, ¿no?

En ese momento, cuando sonrió con calidez, Bastian Shawn no tenía idea de que acababa de sellar su destino por hablar de más. Él se imaginaba en algún viaje a una playa, máximo, o solo visitar algún sitio interesante. Eso no estaba tan mal y, con suerte, también lo pasaría bien.

-Entonces, solo es hacer de chaperón, ¿no? No es tán dificil, creo. ¿A dónde planeas el viaje?  


No soy cosplayer! Bastian-Shawn
Bastian Shawn
Salón : 3 A Dromes : 14514
Reputación : 6
Mensajes : 86
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: No soy cosplayer!

Mensaje por Anya Koslov el Miér Mayo 15, 2019 3:56 pm



NO SOY COSPLAYER!
Todo sea por los alumnos
El plan parecía haber funcionado pues el contrario inmediatamente se levantó para socorrer a la pelirroja, ante tal acto hasta la entrenadora llegó a pensar que se había excedido un poco, pero aunque así hubiese sido, lo echo, echo estaba.
─No lo es pero... no hacía falta decir más, Bastian había aceptado el viaje como un favor de amigos ( Bingo!!! ) pensó la docente mientras iluminaba su rostro con sueños, esperanzas e ilusiones, todo de forma exagerada porque ahora que el pelinegro había pactado verbalmente el contrato de ayuda, no había forma de que se echara para atrás en pleno trabajo.
─No te preocupes!! pienso ocupar el viernes por la tarde para no afectar las clases de los alumnos! explicó rápidamente ─De verdad me has salvado, muchas gracias por aceptar~


« Solo es hacer de chaperón » tales palabras provocaron cierto brillo de vigor en los ojos de la fémina que cambió su sonrisa de alivio y agradecimiento por el de un estafador.
─Hahahaha pero que dice~ le dió un pal de palmadas suaves en la espalda a su compañero ─claro que primero debemos recaudar el dinero necesario para el viaje~ los alumnos pensaron en hacer un festival a puerta abiertas pero aún queda elegir las actividades que se realizarán~ debemos solicitar los permisos, contratar el transporte, pagar el alojamiento y eso sólo es posible después de saber a dónde ir~ hahahah Profesor Bastian es usted tan gracioso~
Anya había pensado en salir de viaje, pero jamás se le había ocurrido el verdadero destino al que llegar. Ella tenía ganas de visitar ciertos lugares pero todo dependía de la cantidad de dinero que se llegara a juntar.

─Si fuera posible me gustaría ir a China, pero no sé si todos tengan su pasaporte en regla empezó a divagar ─Pero solicitar las entradas sería muy tardado y más costoso, así que tal vez podamos ir a las montañas de Nagano, he escuchado que sus aguas termales son muy visitadas, pero tal vez sea mejor ir en invierno, cuando los sim… hahaha creo que no será Nagano~ estaba a punto de decir acerca de los macacos tomando baños para calentarse, pero recordó el pequeño miedo que presentaba Bastian ante dichos animales. Verse sorprendidos por una manada de ellos posiblemente sería divertido para la pelirroja, pero una verdadera tortura para el hombre de heterocromía, y no podía jugarle tal broma después de todo lo que haría en los siguientes días para recaudar el dinero.

─Por el momento le avisaré a los superiores que usted me ayudará con el viaje y todo lo necesario, así podrán buscar un reemplazo en caso de necesitar faltar a clase. ¿Cree que podría apoyarme haciendo los permisos para los padres? el viaje será el viernes de la siguiente semana, deduzco que el destino estará seleccionado el lunes o el martes.
Habló sin parar mientras llevaba su dedo índice a su mentón y lo golpeaba levemente en un gesto de pensar seriamente.
─También necesitaré los precios de los transportes para saber cuál contratar, un para el viaje también sería buena idea ¿deberíamos darles sandwiches? o tal vez un bento del supermercado ya preparado. Cielos~ no puedo esperar por el viaje~

Definitivamente Anya estaba emocionada por el futuro, aunque revelar todo aquello de una manera tan despreocupada lo hacía sonar como algo muy apresurado y caótico, como si todo estuviera planeado para salir mal.
─Al finalizar las lecciones de hoy, mis alumnos y yo nos reuniremos en el gimnasio para debatir las actividades que haremos este fin de semana para la recaudación de dinero. Podrías venir también, así tendremos más ideas y la opinión de otro docente~
Le ofreció amablemente el presentarse de manera “voluntaria” en la cita de la tarde para saber todo lo que había que hacer.

Si no había más que platicar, Anya se dirigiria nueavamente a la dirección.
.

Anya Koslov
Salón : 3 B Dromes : 16090
Reputación : 2
Mensajes : 50
Ver perfil de usuario
Anya Koslov
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: No soy cosplayer!

Mensaje por Bastian Shawn el Sáb Mayo 18, 2019 12:23 am


NO SOY COSPLAYER!
Todo sea por los amigos
Nunca se consideró ingenuo. Desde luego, había caído en ese mal un par de veces, pero no era especialmente propenso a pasar por alto verdades evidentes. Quizás, tan solo, se había encontrado con gente con bastante habilidad para el timo y el engaño. Fuera para bien o para mal. Quizás, tan solo había ofrecido mucho y obsequiado mucha confianza, demasiado pronto. Lo cierto es que no veía venir el golpe por ningún lado. No de Anya, al menos, pero aprendería de esa lección seguramente. Todas las que vendrían después serían veces en las que no se podría decir si había caído de forma consiente o no en el engaño.

Pero, entonces, se hallaba aún lejos de todo lo que podría ocurrir en el futuro. Justamente percatándose del entusiasmo de la pelirroja con el aceptar acompañar a su grupo, como profesor asistente o algo parecido. Seguramente allí debió comenzar a pensar algo, pero solo pudo sonreír y sentirse bien de hacer algo por una amiga.

-Venga, ya no lo menciones.

En efecto, se sintió bien, hasta la risa y las palmadas reveladoras en su espalda. Era gracioso comprobar cómo, pese a ser más alto, siempre parecía que ella tomaba una posición de liderazgo mientras hablaban, incluso permitiéndose el contacto de esa forma, con palmadas como si fuera una experimentada profesora dando ánimos a un joven e inexperto alumno.

-Espera, ¿qué? -Preguntó, ya comenzando a reaccionar en lo que se acababa de meter.

La escuchó comentar sobre las actividades que debían hacer para llevar acabo el viaje. Ni siquiera estaba todo dicho. ¡No tenían ni un destino fijo!
Bastian se quedó de pie, mirando a Anya hablar, como si estuviera contemplando un hecho simplemente insólito. Abrió la boca para interrumpir un par de veces, pero ella era mucho más rápida para atajarle con más información que apenas lograba recibir y procesar. Todo excepto cuando se interrumpió a media palabra.

”Iba a decir simios. Iba a hacerlo…”

Apretó los labios, que se pusieron pálidos, y suspiró un momento, incluso cerrando los ojos. Al menos había desechado la idea ella misma. Quizás Anya tenía mucha información sobre él.
Por un instante se le ocurrió escaparse del compromiso. Bien podría decir que tenía algo que hacer o incluso fingir estar herido –de haber continuado con la propuesta de Nagano, se habría lesionado a propósito, incluso. ¿Valía la pena? Seguramente no, para Bastian Shawn.

”J*der, que está entusiasmada.”

Torció los labios, pero sus ojos sonreían un poco. El gesto no se completaba solo de una forma ni de otra. Terminó por encogerse de hombros y resignarse. Después de todo, solo sería cosa de logística: elaborar permisos, quizás hablar con una o dos personas, cotizar ciertos precios y una o dos cosas. Quizás cargar algo. No resultaba tan mal y podría conocer un poco más de ese país. No había salido de la misma ciudad desde que llegara.

-Vale, vale. Entiendo. -Levantó las manos pidiendo una pausa-. Te daré una mano, está bien. Me encargaré de eso de los permisos y buscaré los precios de los transportes en cuanto decidan el destino.

”Si tomo puntos concretos, será más fácil evitar que me trague toda la tormenta de actividades.”

-Sí, me parece bien. -Asintió-. Te veré ahí.

Zanjado el asunto, se despidieron por el momento. Había un par de cosas que tendría que cancelar pero, afortunadamente, la mayoría eran solo de proyectos –eventos de convergencia- que quería investigar por su propia cuenta.
El resto del día transcurrió con tranquilidad. Atender a una o dos clases y terminar ciertos asuntos. Acabó medianamente cansado. El clima estuvo cálido por lo que terminó por quitarse lo de encima y solo quedar con la camisa y corbata. El resto se lo echó al hombro. No le gustaba sudar fuera del ejercicio, era molesto y no le gustaba como se veía.
Al final de las clases, se apareció en el territorio de Anya Koslov: el gimnasio. Entró con rostro ecuánime y un par de alumnos se giraron a verlo, sorprendidos de su presencia. Estaba bastante fuera de lugar, salvo que se pensara en el director técnico de un equipo de futbol que venía a ver la práctica.

-Hola. Lamento la demora, entrenadora. -Se dirigió especialmente a la pelirroja en cuanto la viera.

Se quedó de pie, cerca de ella, por si requería apoyo o alguna idea, pero era su salida y la dejaría llevar la batuta. Él solo se aseguraría de captar lo que tenía que hacer.
Los alumnos, entusiasmados, comenzaron a dar ideas sobre el sitio y el lugar.

-¡Me gustaría ir a Kyoto, ver los castillos!

-Shirakawa sería mejor.

-Cualquier sitio es lo mismo. Yo solo quisiera ir a una playa.

-Todos esos sitios requieren algo más de dinero… -Susurró Bastian, pensando de donde podrían obtener algo semejante…


No soy cosplayer! Bastian-Shawn
Bastian Shawn
Salón : 3 A Dromes : 14514
Reputación : 6
Mensajes : 86
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: No soy cosplayer!

Mensaje por Anya Koslov el Vie Mayo 24, 2019 5:31 pm


NO SOY COSPLAYER!
Todo sea por los alumnos
La tarde continuó su transcurso, la profesora de deportes anunció a su superior la participación del segundo profesor para el viaje, y éste le entregó un formulario para llenar y entregarlo lo antes posible. Ahora todo dependía de la organización que ambos docentes lograran para llevar a cabo el viaje.

Al acabar las clases Anya ya se encontraba en el gimnasio a la espera de su alumnos para debatir los posibles destinos.
─Muy bien chicos, tenemos el permiso de la dirección para realizar el viaje pero necesitamos juntar el mayor dinero posible para poder viajar. No está de más recordarles que no podemos costear una vacaciones como muchos seguramente imaginaron, así que debemos votar por nuestro destino...
La docente llevaba el mando en aquél grupo de jóvenes entusiasmados, pese a mostrarse siempre como una mujer amable y de sonrisa eterna, todos sus alumnos la respetaban y en su mayoría la obedecían a la primera, una característica que podía notarse desde lejos.
Tras la introducción y después de aclarar algunas dudas de los presentes, Bastian hizo gala de su presencia en la reunión.
─Gracias por venir. Todos atención! aplaudió dos veces con las manos para llamar la atención de aquellos alumnos que comenzaron a murmurar por la presencia del docente ─Para quienes no lo conocen, les presento al profesor Bastian, imparte en el grupo de 3ro A y nos hará el favor de ayudarnos con el viaje. Por favor espero que lo respeten y acudan a él si tienen algún problema ¿entendido?
Todos contestaron con un “si” al unísono tras terminar la pequeña presentación y antes de entrar en materia de debate.

Todos los alumnos participaban, sin embargo las ideas difieren mucho unos de otros, lo único en lo que todos estaban de acuerdo es que querían salir de Éadrom. Ir a la playa en la misma ciudad no era un sorpresa para nadie, la mayoría podía asistir a ella en cualquier día y a cualquier hora, esa era una de las pequeñas desventajas de tenerlo todo a la mano.
La docente también participaba en el debate, a veces rechaza rotundamente algún destino sugerido y en cambio ofrecía otra posibilidad más cercana a la idea original; anotó en una libreta las ideas de todos y hacía un par de apuntes rápidos y sin mucha elegancia.
La reunión se extendió poco más de una hora y media hablando sólo de los lugares a los que les gustaría ir.
─De acuerdo, me encargaré de escoger lo mejor para satisfacer a todos, sin embargo nuestro problema más grande es el dinero. No podremos salir de Éadrom si no tenemos el capital suficiente
─Podemos hacer un festival de puertas abiertas para que vengan todos los habitantes de la ciudad
─Hagamos un café de cosplay, así juntaremos dinero sin gastar mucho
─¿Cosplay? eso es un poco infantil, además yo no tengo ningún disfraz
─ Y …. y si hacemos un café de temática inversa?
Tan pronto como una de las alumnas habló sobre el tema, todos guardaron silencio y la voltearon a ver, incluida la docente de deportes
─¿A qué te refieres?
─Sería como hacer cosplay pero sin disfraces. Por ejemplo, Takashi, a tí te gusta vestir con el estilo visual kei y a Daniel le gusta el estilo formal, ambos podrían prestarse sus ropas y así vestirse de la manera contraria. Sería como entrar en un mundo inverso.
─Eso... suena bien
─Además sería divertido ver el lado opuesto de las personas
─Al fin te verás como un hombre ¿no? hahaha
Estaba decidido.

El resto de la conversación se basó en acordar las ropas que llevaría cada quien, también como los deberes para la preparación del lugar y las cosas necesarias para atender a los clientes.
Finalmente, después de un par de minutos más, las cosas estaban lo suficientemente claras para poder retirase ese día.

─Bien, es hora de retirarse, aún tienen deberes que realizar. Usaremos la hora de educación física para acondicionar el salón de actos y crear la decoración necesaria ¿estamos todos de acuerdo?
Otro grito afirmativo al unísono se alzó por el gimnasio antes de que todos los alumnos se retiraran a sus respectivas casas dejando a ambos docentes al final.
─Parece que todo está decidido comentó mientras tomaba sus cosas y se preparaba para cerrar el gimnasio ─Disculpa que te haya metido en esto, ya les había prometido a los chicos que los llevaría de viaje y no quería fallarles
Afuera, el sol ya había empezado su recorrido hacia el ocaso, las aves volaban en parvadas por última vez mientras el instituto comenzaba a vaciarse rápidamente.
─Puedo invitarte un café como agradecimiento del día de hoy?
Ofreció a su compañero con una sonrisa, pues si bien no había sido un día muy ocupado, lo había obligado a cambiar su posible agenda y quedarse un par de horas más en el instituto. Además podría hablar con él algunos detalles o dudas que tuviera con respecto a lo acordado con los alumnos.
.

Anya Koslov
Salón : 3 B Dromes : 16090
Reputación : 2
Mensajes : 50
Ver perfil de usuario
Anya Koslov
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: No soy cosplayer!

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.