Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» The Shady White Mage - Tsukihime Amamiya ID (En construcción)
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") EmptyHoy a las 6:58 am por Luka Crosszeria

» Spilling the coffee (Priv. Bastian Shawn)
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") EmptyHoy a las 12:50 am por Bastian Shawn

» Intentando no odiarte.
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") EmptyHoy a las 12:08 am por Elizabeth Campbell

» Carys's ID
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") EmptyAyer a las 10:33 pm por Carys O'Doherty

» M a f i a ♠ K i n g [Dante ID]
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") EmptyAyer a las 8:23 pm por Dante Sieger

» HOLA A TODOS!
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") EmptyAyer a las 5:19 pm por Elsina Migos

» El vaticinio del bosque.
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") EmptyAyer a las 4:52 pm por Haruki Nishinomori

» Solicitud de Desbaneo
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") EmptyAyer a las 3:16 pm por Alice/Elizabeth

» Reserva de físicos
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") EmptyAyer a las 3:10 pm por Alice/Elizabeth

» LIBRO DE FIRMAS
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") EmptyAyer a las 2:25 pm por Dante Sieger



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado ¡Que coincidencia! (Priv. un "delincuente")

Mensaje por Azura Satsuki el Sáb Abr 06, 2019 8:13 pm

Clima: Nevado - Lugar: Azotea - Hora: 9:30

Estaba con un abrigo y un gorro de lana esperado atrás de la puerta a que pudiera escuchar algo del otro lado. En la azotea hacia más frío que en el interior del instituto así que prefirió quedarse detras de la puerta y no salir al aire frió que corría ese dia. -Esto de los climas cambiantes es una locura -  susurro riendo levemente mientras sacaba del bolsillo interior de su abrigo el estuche de sus anteojos, ya había estado un par de horas en el instituto asi que sus ojos necesitaban una pequeña ayuda para poder mantenerse enfocados. Aunque le gustaba tener una apariencia de adulto elegante (por eso no usaba lentes en las clases) ahora le resultaron muy necesarias como también lo fue el llevar ese gorro chistoso. Estaba seguro que se reiría de si mismo se se viera al espejo llegando así a dar clases pero ahora la situación era otra y no le importaba llevarlos.

Ese día cuando salió de las clases que daba de 7:30 - 9:00 a 1°B se encontró con un grupo de profesores que conversaban muy preocupados. Con una sonrisa amable y un saludo educado se acerco para enterarse de lo que sucedía. Después de escuchar todo se ofreció voluntario a investigar que era lo que pasaba en la azotea algunos días. No tenía hora ni tampoco un día especifico pero siempre dicen que veían a un chico estar ah en horas de clases pero como eso también se decía entre los mismos alumnos no podía saber si era 100% real o no. A Satsuki la nieve le encantaba y por ahí eso fue lo que en primer lugar le dio el animo para decir: -Puedo ir a esperar algunas horas por si algo aparece, no me molesta y no tengo nada mas que hacer por hoy-

La azotea le parecía un lugar muy lindo para ir a fumar y mirar la nieve caer aunque por ahora solo estaba atrás de la puerta sin poder verla pero eso era parte de su estrategia. Tenia pensando que cuando escuchara algún ruido abriría la puerta y diría: ¡Que coincidencia! fingiendo sorpresa y después se pondría a preguntarle algunas cosas al "delincuente" que aparece en la azotea.




Nota:
Perdón si se lee algo raro pero quise probar con otro tipo de narración   baile  y mil perdones por lo tarde!!! craiplz
Satsuki y
Katsuki




-Habla- "Piensa"
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") Tumblr_nw4xstVY491tm97tqo1_500
Si quieren rol pueden mandarme un mp n.n
Azura Satsuki
Dromes : 2306
Reputación : 1
Mensajes : 11
Ver perfil de usuario
Azura Satsuki
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Que coincidencia! (Priv. un "delincuente")

Mensaje por Bakugo R. Katsuo el Dom Abr 07, 2019 3:50 pm

¿Qué hora es? —El aire que dejó escapar en modo de suspiro junto a sus palabras dejó en el aire un débil manto blanco efímero, era imposible que un ser como él se acostumbrara a estos cambios tan bruscos de temperatura, por lo que sentir la nieve estrellarse contra su piel caliente, además de erizarla, le causaba gran incomodidad. Achicó un poco la mirada recogiendo la mochila del suelo, ya un poco adornada con lo copos, y la colgó en su hombro izquierdo mientras volvía a girarse para observar a un grupo de personas con expresiones atónitas. —Maldita sea, ¡respondan! —exigió plantando un pasó fuerte hacia delante con intenciones de despabilarlos. —La... Las nueve —. La voz temblorosa de un hombre en traje le hizo chasquear la lengua por inercia—. Mierda. Acabo de perder las primeras horas de clase —comentó para si mismo jalando hacia abajo el antifaz negro, dejándolo alrededor de su cuello. —Como sea, ya váyanse y quiten esa cara de idiotas. Tengo cosas que hacer —dijo con tinte autoritario pasando el dorso de su zurda sobre la comisura de sus labios limpiando la sangre que tenía. —¡Es-Espera! Deberías ver a un médico primero... —Eso era lo de menos, no tenía más tiempo que perder, la ignoró y avanzó sin titubear—. Estas de verdad lastimado, chico, espera —. Esquivó la mano de la señora que iba a su hombro, algo ya muy cliché que sucedía cuando terminaba de hacer lo suyo, y la observó sobre el mismo—. Estoy jodidamente bien. ¡Seré el héroe número uno, así que una gentuza como ustedes no tiene que preocuparse por mí! — ¿Responder después de eso? Definitivamente no, sin embargo tampoco ocultaron unas sonrisas agradecidas observando la espalda del chico que había enfrentado al ladrón espadachín.

A pesar de haber dicho eso... Bakugo estaba totalmente consiente del esfuerzo que hizo y la condición en la que su cuerpo se encontraba ahora. Para aquel momento sus hombros y parte de su rostro se veían rojizos debido al frío, si bien estaba intentando utilizar el control de su elemento para regular su temperatura le era algo muy inestable todavía, asimismo era algo que terminaba por acabar con el aguante físico que le quedaba. Simplemente permitió que el frío golpeara su piel sin oponer resistencia, llegado a ese punto solamente quería llegar y poder continuar con las clases. Ser el mejor no se trataba de solo romperle la cara a imbéciles, también debía embeberse en conocimientos para utilizarlos a lo largo de sus días.

Soltó un profundo suspiro apoyando ambas manos en sus rodillas semi-flexionadas, y poco a poco intentó regular su agitada respiración. Correr de las calles al instituto era una de las tres metas que se había planteado. Luego de unos cuantos minutos volvió a pararse erguido, manteniendo sus labios separados para que el aire circulara por sus pulmones en las cantidades que parecía necesitar en ese momento, alzó su vista arriba sabiendo lo que ahora le tocaba. La meta número dos. Volvió a colgarse la mochila y, asegurándose de que nadie estuviera en la parte trasera del edificio, sacó sus alas otorgando dos nuevos agujeros a su ropa. Junto sus labios tragando saliva y tomó un poco de impulso volviendo a doblar sus rodillas, un pie adelante y otro atrás, para finalmente alzarse en vuelo hacia la azotea.

Mierda —masculló atrapando un quejido de dolor en el instante donde ocultó sus alas para pisar el suelo en una admirable pose de tipo erguido e intimidante con su musculosa negra amoldando su pecho y sus brazos al descubierto dejando ver las raspaduras, heridas y moretones que tenía, y hasta dejando ver más allá de lo que debería cubrir la tela producto de las rasgaduras en ellas. Algunas eran totalmente rectas permitiendo que se consiguiera ver perfectamente la carne dividida limpiamente por el filo de una espada—. Mierda... —repitió dejando caer la mochila y terminando con la postura firme dando lugar a un encorvamiento para poder tomarse con fuerza el antebrazo izquierdo, en esa zona ya empezaba a visualizarse una gran marcha rojiza. Sí que dolía como un demonio. Soltó otro fuerte suspiro al momento de volver a enderezarse, todavía tenía mucho en lo que mejorar. Por inercia pasó su palma un par de veces por la zona adolorida buscando, tontamente calmar el dolor, disipar un poco la baja temperatura que lo estaba azotando sin importarle que entre más lo tocaba más aumentaba el malestar. Sin siquiera notarlo ya se encontraba tiritando levemente y tampoco sentía su nariz o pómulos gracias al tiempo que estuvo contra el viento helado. Sus hombros no se quedaban atrás así que lo primero que hizo al abrir la mochila fue calzarse, con lentitud, la camisa del uniforme escolar. Entre cada uno de sus movimientos pausados se distinguía en su expresión varias muecas que variaban progresivamente entre el padecimiento y el enfado, sin omitir las maldiciones que se escapaban en tono bajo de entre sus labios. Inspiró tomando los extremos inferiores de la vestimenta para comenzar a abotonarla, exhaló soltándola repentinamente al tener que usar una de sus manos para sostenerse de la barandilla de metal para no acabar cayendo de trasero al suelo. Gruñó suavemente notando como la nieve caía lentamente sobre el suelo, sobre su mano, sobre todo a su alrededor.



¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") Firma-Bakugo
Diálogo— «Pensamiento»
○ [Katsuki Hans] ahora es [Bakugo R. Katsuo]
...:
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") 687474703a2f2f36382e6d656469612e74756d626c722e636f6d2f3431333061
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") 12f47ccc440c15c192c9f2c9326a0aa9
¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") Firms¡Que coincidencia!  (Priv. un "delincuente") Bakugo
Bakugo R. Katsuo
Edad : 16 Dromes : 3428
Reputación : 8
Mensajes : 20
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.