Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Un ayer y un hoy se encuentran en un espejo. ¿Somos reflejo?  A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Un ayer y un hoy se encuentran en un espejo. ¿Somos reflejo?

Mensaje por Hikari y Elleri H. el Lun Mar 18, 2019 9:34 pm

... Ha pasado tanto tiempo desde la última vez que estuve aquí.

*Recordaba vagamente su presencia en aquel lugar y de algún modo el recuerdo evocaba un sabor nostálgico que se desvanecía un poco más con cada tic-tac que registraba el reloj universal; después de todo la memoria databa de los primeros días en que, por azares del destino, había llegado a Takemori tras una larga travesía en pueblos cuyos nombres han sido olvidados ya. Por aquella época el legendario Templo brindaba un aura de armonía para sus visitantes, diversas ceremonias se llevaban a cabo y una dedicada guardiana se aseguraba que aquel terreno casi milagroso fuese respetado sin importar qué.*

¿Qué habrá sido de esa niña?

*Mientras se internaba en los solitarios jardínes que rodeaban el lugar no podía evitar superponer las imágenes del pasado sobre lo que veía en la actualidad. Allí en donde yacían árboles desprovistos de hojas y arropados por un manto blanco, ahora habían ramas con abundante follaje y diversos brotes listos para abrirse; allí en donde antes hubo una fina capa de hielo alrededor de una estatua inamovible ahora había un líquido vital que brotaba de la fuente de mármol; allí en donde una inocente joven de cabellera negra rezaba a un Dios misterioso ahora no había más que silencio y desolación.  

Aunque sus ojos habían sido capaces de reconocer el mismo lugar a pesar de estar en la estación equivocada, Hikari pensó por un momento que en realidad no estaba frente al mismo templo. Le causó cierta melancolía verlo tan lleno de vida y sin embargo ausente de un cuidador.*

... Es un pena.

*Se permitió avanzar un poco más allá de los jardines y conforme sus pies se posaban sobre el suelo iban dejando una ligera estela de hielo que sigilosa y lentamente se extendían hasta cubrir todo lo visible. Las pobres florecillas se vieron convertidas en estructuras de cristal helado, poco a poco el agua de la fuente fue cristalizándose hasta formar un pequeño puente helado y los animales de los alrededores fueron en busca de refugio sumiendo finalmente en un sueño al sagrado lugar. La joven de cabellera plateada se permitó entrar a la estructura de madera abandonada e incluso allí se extendió un fina capa de hielo por donde quiera que ella pasara, pronto la temperatura comenzó a descender naturalmente haciéndola cada vez más al gusto de la mujer de ojos carmesí.

Después de explorar la casa de los milagros Hikari regresó por la misma entrada por la que había llegado, desde donde estaba podía observar los alrededores del Templo cubiertos en su totalidad por una densa capa de nieve y decidió que desde allí podría finalmente disponerse a evocar un pasado agradable. Se sentó sobre la madera caoba y permaneció en silencio, permitiendo así que las voces de aquel evento pudiesen reproducirse en su interior. Era curioso, ella nunca había sentido apego por el pasado o los recuerdos... Pero este era un recuerdo concreto, lógico y hasta agradable. ¿Hace cuánto que no tenía recuerdos así?

No quiso pensar en esa respuesta. *

... Así, así se ve infinitamente mejor.

*Levantó su mano derecha y esta comenzó a emitir un aura blanquecina desde su muñeca, pronto se formaron en su mano tres mariposas de hielo. Parecían unas estatuillas tan detalladas que daba la impresión de que volarían en cualquier momento. Hikari entonces acercó su creación hacia sus labios y liberó sobre ellas una ligera ventisca helada, de pronto las tres mariposas comenzaron a mover sus alas temerosas y cuando estuvieron seguras de sí emprendieron vuelo hacia el congelado jardín.

Mientras las veía surcar los aires Hikari sintió tranquilidad, como si en un tiempo aún más lejano a su consciencia actual, había estado frente a un paraje tan perfecto como aquel. Se permitió disfrutarlo ahora que no había nadie alrededor. *


Última edición por Hikari & Elleri H. el Mar Mar 19, 2019 6:58 pm, editado 1 vez (Razón : Corrección de algunos errores de typing.)


[/center]
Un ayer y un hoy se encuentran en un espejo. ¿Somos reflejo?  WoS6Fz6Un ayer y un hoy se encuentran en un espejo. ¿Somos reflejo?  PRz657M

*Hikari narra/actúa* / ~Hikari piensa~ / Hikari Habla
*Elleri narra/actúa* / °Elleri piensa° / Elleri habla
[Hikari Hayashibara] ahora es [Hikari & Elleri H. ]
Hikari y Elleri H.
Salón : Universitario(a) Edad : 26 Dromes : 302459
Reputación : 13
Mensajes : 316
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un ayer y un hoy se encuentran en un espejo. ¿Somos reflejo?

Mensaje por Sergey Saab el Mar Mar 19, 2019 6:14 pm

-"Esto es un tanto inesperado, creo..."- pensé, al contemplar con ojos bien abiertos frente a mi vista un frondoso bosque de vivas tonalidades verdes que, a pesar de no ser algo común, parecía una extensión de la misma ciudad Éadrom, y no contrastaba en lo absoluto. -"Jamás me hablaron de la existencia de esta... "frontera natural"- declaré, aún sin separar la vista de aquellos grandes arboles que cubrían un hermoso y fresco pasto sobre el cual, un sendero [formado tal vez por antiguas pisadas] invitaba personas a dejarse llevar por el misterio del paradero de tal intrigante horizonte. Negarme a entrar a tal sitio parecía una estupidez la cual, no estaba dispuesto a aceptar; colores y tonalidades tan vivas solo había observado en libros, imágenes que formaba en mi mente, las cuales, eran sombreadas por la fría tundra de mi hogar familiar.

Antes de dar el paso a lo desconocido, jugué con mis suposiciones... Mientras creaba realidades de a lo que aquel sendero me dirija... Aunque, fue también la excusa perfecta para así encender un tabaco mushi a anteriores momentos de empezar la travesía. -"Esto es..."- pensé, sin hallar palabras siquiera en mi mente para describir aquel paisaje; los sonidos inundaban mi audición: el viento, el sonar de pequeños animales y el movimiento de las hojas, propagaban paz y tranquilidad en mí. No pude evitar pensar que, si como fuese, no lograba alguna vez lograba salir de aquel sendero [En Éadrom, ya no sé ni que esperar], jamás, durante el resto de vida que posea, me arrepentiría de haber caído en tan atractiva trampa.

Todo sucedió de forma tan rápida y sencilla, que incluso olvidé, luego de un rato de caminata, la forma en que llegué a descubrir tal naturaleza. Llevaba conmigo mi bolso, y vestía mi usual camisa manga larga blanca, una chaqueta larga de algodón color gris claro, pantalones de una tonalidad un tanto más oscura que la chaqueta, y zapatos negros de estilo mocasines. Simplemente recordaba, que aquel triste y aburrido día se torno interesante luego de encontrar ese sendero; no pedía mas, y no esperaba menos: simplemente, obtuve lo que buscaba.

Mi horizonte parecía cambiar, si... Efectivamente me acercaba a una construcción que poco a poco fui detallando... -"¿Nieve?"- perplejo, me detuve al observar los blanquecinos toques sobre aquel extraño sitio; causaba impresión no solo aquella capa sobre la madera del sitio... En realidad, ¡El sitio en sí se encontraba gélido!, y diferente a todo el paisaje natural que lo bordea. No pude pensar con claridad luego de aquel momento, más apresuré el paso luego de notar tal anomalía en frente de mí.

No reparé en recuerdos lejanos de lo que en algún tiempo fue mi hogar, no... Eso solo ocasionaría dolor; solo necesitaba saber... Solo quería descubrir... ¿Será, otro elemental?, incluso así no lo sea, necesitaba saber la verdad acerca de aquel sitio. Mis pasos, rápidos en un comienzo, empezaron a bajar su ritmo justo despues del momento exacto en que mi vista divisó a una chica... No parecía siquiera inmutarse al frió, incluso noté que de hecho, parecía gustarle. Ya un poco más cerca, solo alcance a ver su espalda a unos cuantos metros... No necesitaba llamar su atención, aunque tal vez, el humo del tabaco disturbara la temperatura cercana a ella.

Irme de allí, tampoco era opción; me intrigaba, en especial, el hecho de saber si fue ella quien ocasionó aquel invierno sobre el sitio. Dude al momento de hablar, más dichas dudas se disiparon al ver [a pesar de la distancia] mariposas, totalmente creación de aquella desconocida, que empezaron a surcar sobre aquel gélido sitio con tal gracia luego de que su creadora le diera tal aliento de vida... -Increible...- alcancé a decir en voz alta de forma inconsciente, en un estado semihipnotizado, inmóvil, con ambos brazos caídos, sin más palabras que correspondieran a lo que observaba,.

Fue difícil digerir que aquel elemento que he manejado siempre con fines bélicos, se transformara en reflejo de belleza en cuestión de breves segundos. No quise decir algo más, no aún... Prefería esperar que ella notara mi presencia, de esa forma, tal vez no dejara de presenciar tan magnífico acto.


Un ayer y un hoy se encuentran en un espejo. ¿Somos reflejo?  51rPOX%2Buq-L._SY355_
Hablo - #9999ff  -  Pienso - #9933ff
      Narro  -  #666666
Sergey Saab
Salón : 3 B Dromes : 21039
Reputación : 4
Mensajes : 41
Ver perfil de usuario
Sergey Saab
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un ayer y un hoy se encuentran en un espejo. ¿Somos reflejo?

Mensaje por Hikari y Elleri H. el Miér Mayo 29, 2019 5:13 pm

*Como si un escritor no reconocido se hubiese detenido unos segundos a contemplar su obra maestra que yace incompleta sobre una superficie pálida; atrapados en un acto ajeno de egolatría inconsciente, sus creaciones no tienen otra opción que vivir congelados en el poco tiempo que provee una gota de tinta. En este escenario Hikari cumplía justamente con el rol de aquel egoísta creador y su paisaje congelado no era más que el anhelo de vivir en esa única página escrita. Al permanecer estáticos como en ese momento se vueve innecesario preocuparse por los finales y mucho menos anticipar las despedidas. Es fingir vivir en la utopía del tiempo, donde nada cambia, donde nada se pierde...*

~ Y, de igual modo, nada es verdad... ~

Sentenció con aquel pensamiento aquella pantomima helada que se había dispuesto alrededor del sagrado templo. Aunque no lo tenía claro dentro de sí, de algún modo entendía cómo es que sus pasos la habían llevado justamente a este paraje místico. Inusual como lo era su presencia allí, ella tenía que reconocer que este seguía siendo uno de los pocos lugares en Éadrom que le evocaba algún recuerdo voluntario. Entonces, ¿Por qué parecía que en su contemplación la cubría una nebulosa de pesadez y desdicha? ¿Acaso no era ella una experta en deshacerse de ataduras emocionales, una profesional no reconocida en desaparecer sin dejar rastro y una especialista en evitar encuentros innecesarios? Todo este protocolo justamente para ahorrarse la fatiga de conservar en la memoria los nombres y los rostros de los viejos conocidos: Amigos, aunque ella se negaba a decirles así.*

Algunas veces no podía evitarse...

*Se respondió a sí misma con ligera incomodidad, dándose cuenta de como un nuevo oleaje de recuerdos permeaba hacia lo más profundo sin que ella siquiera intentase detenerlo. Aquel sonido de palabras contagió al lugar de una melodía inesperada aunque no había nadie allí que se percatara de ello. Su voz, así como ella misma, se mimetizaban de tal manera con el escenario que casi parecía que no estuviese allí un ente individual; en cambio todo parecía ser una simple pero magnífica demostración del poder invernal que con notoria elegancia iba adornando el mundo con copos de nieve... Empezado con un templo olvidado.*

~ ¿Qué será de ellos? ~

Se permitió pensar dicha pregunta aunque sabía muy bien que desconocía la respuesta y aún así continuó cuestionándose por el paradero de cuánto rostro conocido cruzaba su mente. Parecía haber llegado al punto de no retorno, al que tantas veces había evitado ir por temor a lo que allí pudiese ver y del que simplemente ya no podía escapar. Mientras Hikari contemplaba inmóvil la sutil danza de sus mariposas de hielo, ella permitía que todos estos recuerdos le atravesaran sin siquiera preocuparse por poner un filtro, pues estos hablaban con claridad y honestidad sobre tiempos lejanos en los que ella no se veía atormentada por las piezas faltantes de un rompecabeza desarmado.

Era libre en sus recuerdos del pasado y por eso les permitía que permearan con sutil calidez sus gélidas fibras.*

Invierno... Deberías llegar pronto.

*Este era uno de esos pocos días en que Hikari se permitía bajar la guardia y dedicarse únicamente a lidiar con el peso de su existencia, sin mortificarse por la entidad de alquitrán que adquiría mayor poder conforme pasaban los días, sin preocuparse por mantener distancia de los aldeanos intrépidos y aventureros, sin caminar al mismo ritmo que el tiempo. Quizás por eso no pudo anticipar la presencia que lentamente se había hecho paso hasta su encuentro, quizás envuelta en ese mismo ensimismamiento no pudo notar el latido cardiaco acelerado que daba aviso de la llegada de un joven... Hasta que este habló.*

"Increíble"

*Una voz desconocida rompió con la serenidad del lugar e inclusive amenazó con derrumbar la de Hikari. Le había sorprendido la presencia del extraño pero esto no se vio reflejado en su expresión que permaneció inexpresiva, ella se limitó a girar su rostro hacia la izquierda ligeramente por encima del hombro para observar al contrario que parecía estar hechizado por el ambiente que les rodeaba. Sus ojos carmesí detallaron a un joven de aspecto juvenil, de cabello blanquecino y ojos pálidos cuyo rostro ella estaba segura que nunca antes haber visto.

Hikari reposó su mano izquierda en el suelo de madera en el que ella estaba sentada y en cuestión de segundos una estalágmita de hielo se formó en dirección hacia el joven y se detuvo justo ante su encuentro dejando apenas un metro de separación. No sabía quién era ni qué hacía allí, pero sus sentidos estaban funcionando a toda marcha y se había dado cuenta de dos cosas. La primera es que definitivamente él era un perfecto desconocido, la segunda es que él no se veía afectado por la temperatura baja que les rodeaba...*

... Usted... ¿Quién es?


[/center]
Un ayer y un hoy se encuentran en un espejo. ¿Somos reflejo?  WoS6Fz6Un ayer y un hoy se encuentran en un espejo. ¿Somos reflejo?  PRz657M

*Hikari narra/actúa* / ~Hikari piensa~ / Hikari Habla
*Elleri narra/actúa* / °Elleri piensa° / Elleri habla
[Hikari Hayashibara] ahora es [Hikari & Elleri H. ]
Hikari y Elleri H.
Salón : Universitario(a) Edad : 26 Dromes : 302459
Reputación : 13
Mensajes : 316
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un ayer y un hoy se encuentran en un espejo. ¿Somos reflejo?

Mensaje por Sergey Saab el Jue Mayo 30, 2019 5:37 pm

-"Creo... Creo que finalmente noto mi presencia"- Me encontraba absorto, inutilmente viendo el paisaje invernal sobre el bosque. No existía un motivo para atacar, o retroceder... No necesitaba demostrar que, en mi naturaleza, también corría sangre gélida. Simplemente era un total desconocido, como cualquier civil, que se maravillaba de la inquebrantable belleza del invierno artificial; más, ella me obligó a defenderme.

Intenté, al momento de observar su movimiento de cabeza, acercarme con un simple paso. Mi expresión no era exactamente la de alguien asombrado, sino más bien, perplejo a la casualidad de haber encontrado a aquella chica. Pensé que no me sentiría invasivo o molesto, o ni siquiera esperé un ataque; simplemente, ella posó su mano zurda sobre tablas de madera en el suelo, ¿Quien podría pensar que aquella mujer podría controlar a distancia el hielo?. -Primero me sorprende con la Mariposa... ¿Ahora con esto?- pensé, al saber que baje la guardia, creí que era indefensa, y que cualquier movimiento extraño solo supondría en una grave herida por la estalagmita cercana a mi cuerpo.

Y fue allí entonces, cuando sospechó de mi, formulando aquella amenazante pregunta de "Quien soy". Sus palabras eran rectas, cortantes, y en especial frías; hacían honor a sus poderes. Por mi parte, odiaba la idea de responder... No estando de aquella forma, ¿Que acaso esta no era la ciudad de cuentos de hadas?, ¿Que no es donde todo es amable y feliz?; es increíble de creer que, hasta hace poco, todo a mi alrededor era una fabula sin gracia. Me sentía indefenso, mi impresión era de exhortación, incluso abrí un poco la boca, dejando caer en el suelo aquel Tabaco Mushi que, ahora lentamente se apagaba. -"Años de práctica en el control elemental, y... Esta chica puede controlar el hielo a distancia"- irónico, que quien ahora estuviese en peligro por el hielo era yo, y no mi enemigo -"Esto que siento, no es ira; más bien, ¿es temor?... ¿Temor a que tal vez ella, pueda igualarme o superarme en control del hielo?"- discutía internamente, planeando cual sería mi siguiente movimiento... Esperando no alterar a mi ahora amenazante desconocida.

-Saab... Me llaman Saab...- Fruncí el seño, mi asombro inicial dio paso a un huracán de incógnitas: ¿Es hostil esta chica?, ¿Buscará enfrentarme acaso?... Nada era seguro, y no me confiaría de ella luego de ver este acto -Tu, ¿Eres?- mi voz era claramente calmada, a diferencia de mi expresión iracunda. "Las guerras solo se luchan cuando es segura tu victoria", si bien no era exactamente así como lo decía, Sun Tzu en mi libro favorito El Arte de la Guerra, me lo recordaba. No buscaba enfrentarme, no pretendía saber en combate su forma de actuar; podría analizarla luego, por ahora, solo debe notar que puedo también ser una amenaza -¿Acaso buscas enfrentarme?- señale claramente con mi visión a la estalagmita frente a mí -¿O me intimidas con esta demostración de poder?- solté una pequeña risa. Por dentro estaba ancioso, no sabía a ciencia cierta si entendía mi ingles, si captaría mi acento ruso, o si tomaría mis palabras como otra amenaza. Lo que fuera a pasar, no era cierto en mi pensamiento.


Off:
Llevo tiempo sin rolear jeje, espero haberlo hecho bien.


Un ayer y un hoy se encuentran en un espejo. ¿Somos reflejo?  51rPOX%2Buq-L._SY355_
Hablo - #9999ff  -  Pienso - #9933ff
      Narro  -  #666666
Sergey Saab
Salón : 3 B Dromes : 21039
Reputación : 4
Mensajes : 41
Ver perfil de usuario
Sergey Saab
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un ayer y un hoy se encuentran en un espejo. ¿Somos reflejo?

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.