Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

Clubes/Rol.
El club de cocina te espera.
POR Jestro / Jevil
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Descansando bajo el árbol {Libre} A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Victoria O'Connor el Mar Feb 19, 2019 4:31 pm

Tras un largo recorrido en barco, llegue por fin a la ciudad de Éadrom. Dentro de lo que podía ver, sentía que esta ciudad era perfecta para mí. Convivencia entre humanos y criaturas mágicas de todo tipo. Era fantástico, porque en Inglaterra era imposible y sí, lo comprobé con mi propia piel.

-Señorita O’Connor, ¿falta…falta mucho para llegar a vuestra casa?- me preguntó un señor cargado con varias maletas, aunque no era el único que lo estaba.
-No, no falta nada- lo miré de reojo- y no se quejes tanto, que yo voy igual de cargada o más que usted...- “será posible…” pensé negando un poco la cabeza.

Varios minutos después, llegamos a nuestro destino. Era una casa grande, con jardín, arboles…-porque narices siempre me compro una casa tan grande para mi sola…- en fin.
Abrí la puerta y…era hermosísima, olía a cerrada, como era normal, pero eso no le quitaba lo bonita que era.
- ¿Señorita, lo dejo todo aquí? – me preguntó parado en la entrada todo agotado.
-Si claro. Ya lo organizaré más tranquilamente- le sonreí he hice lo mismo que él. Y tras una pequeña charla finalmente lo despedí, dándole algo de dinero y…cuando se fue, miré todo y resoplé- puf…bueno, manos a la obra.

Una hora mas tarde, la casa ya tenía mejor aspecto. Era bastante luminosa, y tenía muchos armarios que me venían muy bien para todo lo que tenía, pero…seguía pensando que era muy, pero que muy grande- en serio, tengo que dejar de comprar cosas grandes…- me dije a mi misma. Y sentándome en un sofá, mire a mi alrededor- vale, y… ¿ahora qué hago? - y tras pensar varios minutillos, cogí las llaves y me fui a ver la ciudad.

Anduve y anduve hasta que vi un parque lleno de niños correteando, gente paseando con carros, me gustaba el ambiente, mucha tranquilidad, aunque los gritos de algunos niños se me clavaban en el tímpano y me molestaba un poco -no pueden gritar menos- pensé. Ya sé que son niños, pero para un lobo todo eso…
Así pues, me alejé un poco del bullicio y me senté debajo de un árbol a la fresca. -Que bien se está... - cerré los ojos y respiré hondo – no es propio de mí, pero hoy me lo merezco, por un día, no pasará nada je- pensé
Victoria O'Connor
Salón : 1 B Dromes : 10428
Reputación : 0
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Eilen Shinsei el Jue Feb 21, 2019 7:07 am

Off:
Sera un placer~

Caminaba tranquilamente por las calles de Éadrom bajo la luz del sol, siendo este no tan brutal como los últimos días, sino más bien cálido en su propia forma de expresión. Pero no estaba allí para disfrutar de la luz del día, o tal vez si, solo buscaba calmar mi mente y estabilizar mi poder mágico. “Últimamente estoy sintiendo que se desborda”, pensé mientras miraba el suelo constantemente. La magia se encontraba en el interior de cada ser mágico, podría decirse que es parte de ellos, aunque su origen es bien desconocido. En mi caso mi magia no terminaba de estar estable en mi interior, no lograba controlarla tan bien como siempre. Para un mago principiante aquello no era algo extraño, sin embargo para un Dragón con milenios de edad a sus espaldas esto es fatal.

Aquel día habían cancelado las clases por algunas festividades y demás ocasiones peculiares. Con el repentino tiempo libre que obtuve me decidí por dirigir mi atención a otra cosa, el suficiente tiempo para calmar mi propia existencia, que poco a poco sentía como se desvanecía… ¿O se fusionaba? Ya no lo sabía con seguridad. Pero entre tanto tumulto de pensamientos logre escuchar sonidos de gritos, pero no de terror más bien eran de felicidad y diversión. “Niños”, pensé al ver que me encontraba en el parque central de la ciudad. Era un lugar bastante acogedor si sabias verlo por el lado bueno, y si no tenias un disgusto en particular hacia los niños o animales.

-Ni siquiera me acuerdo de cómo llegue- Dije entre un suspiro, mi atención se volvía cada vez peor, y no era algo precisamente malo pero para un Dragón, y repito, es algo molesto de experimentar. “Los síntomas avanzan cada vez más rápido”, fue la única explicación que tenia para entender las repentinas bajas en mis sentidos desarrollados. –Tal vez algo de alcohol sirva…- Intente bromear pero sin excito. Cuando comencé a caminar nuevamente me subí a las ramas de un árbol sin pensármelo dos veces, la altura era algo que me gustaba y si aquello le sumabas el viento y la sombra, era doblemente mejor. Solo necesitaba relajarme, ignorar todo aquello que sucedía afuera, y adentro también.

[-Unirse… Tan solo unirse-] No te metas conmigo, es mi día libre… [-Inútil… Unirse útil-] Pierdes coherencia, ya déjame en paz. [-… …-] No necesito esto, no ahora.

Suspiraba mientras sostenía mi cabeza por el dolor, aquella voz se volvía cada vez más poderosa y con cada palabra intentaba modificar mi propia existencia. No hacía falta explicar porque aquello era lo suficientemente doloroso como para no prestar atención a lo que me rodeaba, sin dudas tenia suerte de no estar en un combate o situación de vida o muerte. Gracias a aquello no logre percatarme de la mujer que se había sentado en el pie del árbol, disfrutando de su sombra. “¿Descansando?”, pregunte sin mediar palabra alguna, solo la veía con el rabillo de mis ojos.

De pronto se oyó el crujir de las ramas, hacían un sonido doloroso y desesperado, sin duda alguna se estaban doblando lentamente. “¿Eh?”, con una voz tonta la rama cayó estrepitosamente hacia el suelo conmigo, por suerte el árbol no era tan grande pero mi caída no fue planeada para nada, terminando golpeando mi espalda al colisionar en la tierra. Dejando escapar un sonido sordo de mis pulmones, casi parecía una escena de comedia.

-Tampoco soy tan pesado…- Me queje mientras no me levantaba del suelo, viendo detenidamente el cielo azul.






Carnet to´ Elegante:
Descansando bajo el árbol {Libre} 15644
Sensualidad(?):

Descansando bajo el árbol {Libre} Tumblr10

Un regalito <3:
Descansando bajo el árbol {Libre} Eile
Eilen Shinsei
Edad : 26 Dromes : 197074
Reputación : 17
Mensajes : 360
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Victoria O'Connor el Sáb Feb 23, 2019 1:02 pm

Se estaba tan tranquilo que por casi me quedo durmiendo allí mismo. Sería gracioso, yo durmiendo y la gente mirándome incrédulos para ver si de verdad dormía o estaba muerta, abrir los ojos y ¡tara! Asustarse- jajajajaja de verdad sería divertido- pensé

Minutos más tarde, noté como caía hojillas, debía ser una ardilla o algo pensé, hasta que oí una rama romperse del mismo árbol en el que estaba, abrí los ojos mirando hacia arriba preparada por si la rama caía encima de mí y apartarme de una sentada y… segundos después vi como alguien caía en plancha de espaldas contra el suelo

Oh, señor…- me puse a su vera lo más rápido que pude, echándole un vistazo a todo su cuerpo para ver si se había hecho algo más…aparte de la caída claro- ¿Estas bien? - le pregunté preocupada- y otra cosa…como narices…- mire hacia arriba del árbol y luego lo mire nuevamente- no no, ¿Por qué estabas en lo alto del árbol? Te podías haber roto la cabeza- si, ahí estaba yo, Victoria la madre de todos…y solo tenía 25 años…que bien. En verdad, era un chico no mas grande que yo, que tendría la misma edad que yo o un año más, pero… soy así, protectora hasta la médula. Pero en serio, este chico que se pensará ¿que es un koala o algo?


Descansando bajo el árbol {Libre} Firma
Hablo | Pienso| Narro
Documentación:
Descansando bajo el árbol {Libre} Victoria-O-Connor
Victoria O'Connor
Salón : 1 B Dromes : 10428
Reputación : 0
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Sergey Saab el Sáb Feb 23, 2019 6:57 pm

-"Creo que llevas todo un día allí dentro..."- Tras dar unos cuantos golpes a la puerta, dicha que separaba a quien sea nuestro sujeto con mi persona, la voz masculina retumbaba en mis oidos evitando me concentrara en cualquier otro pensamiento -"...Ya esto es odioso, sal de allí ya, ¡es una orden, Sergey!"-. No había siquiera abierto las persianas de mi nueva habitación, o siquiera arreglado mi poco equipaje, pasé la noche en vela revolcándome en la cama mientras intentaba que el sueño me invadiera y olvidara donde me encontraba. -... Entendido... Señor...- [¿Es acaso necesario que en todo momento acate ordenes?], de seguro aquel hombre era de menor jerarquía que mi persona, más no era momento de sacar y relucir mis logros.

Levantándome de la cómoda esquina de mi cama en la cual me encontraba sentado, despegando mi mano izquierda la cual, sostenía mi cabeza de caer, que a su vez arrimaba mi cabello haciendo visible la falta del ojo zurdo, me encamino a la única ventana de aquella enorme habitación y con un movimiento de ambas manos abro las cortinas, dejando pasar así en el oscuro cuarto algunos calidos [y tediosos para mi visión] rayos solares -"Maldición con esta ciudad"- pensaba mientras acomodaba mi antebrazo derecho para así cubrir mi visión de la cegante luz -Entiendo, entiendo, ya salgo- otros varios golpes retumbaron en la madera de la puerta, haciendo eco en la habitación. Entrando al cuarto de baño me desvisto rapidamente y me adentro en la bañera para darme una presta ducha -"Dijeron que había agua tibia..."- indeciso miraba cual de ambas llaves abrir; dando igual, torpemente abrí la fría, la cual no resulto ser lo suficiente fría como pensaba -"Creo no debo preocuparme por las temperaturas a partir de ahora..."- pensaba mientras venía a mi mente recuerdo de entrenamientos arduos en temperaturas bajo cero grados. Luego de terminar y secarme, coloque el primer ropaje que encontré sobre mi cuerpo, sin olvidarme de equipar conmigo mi caja de Tabacos Mushi, mi cuchillo de combate, mi AK-47, mi Tomahawk y mi muy confiable mochila. Ya una vez listo, saliendo de la habitación, de camino al comedor remembraba lo sucedido hasta ahora.

Habían transcurrido horas tras mi llegada nocturna casi en secreto a la ciudad de Éadrom [Digo "casi" ya que de alguna forma, el gobierno japones debió darse cuenta de mi llegada] era claro que mis ánimos no han sido los correspondientes de quien espera una mejor calidad de vida; en lo contrario, me encontraba devastado, deprimido, el panorama de aquella ciudad [Extrañamente encantador para quien solo visitaba la ciudad en medio de misiones objetivas] me causaba asco y dolor, no era parte de mí y yo no estaba cerca de ser parte de ella; sin movilizar el cuello, doblé mi vista por unos momentos, observaba a los hombres del servicio secreto que me escoltaban al bajar del avión, en sus hombros bordados en vivaces colores la bandera de Rusia; tal vez como un simple capricho observo mi vestidura, la cual, en ningún sitio observo tan hermoso bordado. Levanto la vista, no observo los frondosos pinos que bordeaban mi casa natal, con la mente dando vueltas opino... ¿Acaso culpar a otros de mis errores es parte del honor de un militante?, ¿Como puede esta gente que me acompaña haber encubierto tal atrocidad y observarse tan calmados?, quiera o no moverme de aquel sitio donde me encontraba parado, los escoltas me obligaban a andar junto a ellos, casi empujándome por ambos extremos de mi cuerpo. Una vez me ubicaron dentro de este enorme establecimiento donde pasé la noche, los escoltas me abandonan, dejándome solo en un enorme lobby a merced de quien se encontraba sentado observando mi confusión.

-Dile a tus subordinados que se dirijan hacia mí con el apodo de Saab... Yuri...- con gesto fruncido y actitud rebelde me dirigía a Yuri, aquel hombre que leía el periódico plácidamente sentado en su sillon de cuero, del cual atrás se encontraba una enorme persiana que debía de cubrir un ventanal -Disculpe señor "exiliado", podría llamarte como sea y aun así no podrías herirme- habló el fornido hombre sin despegar su visión de aquel periódico -Tengo derechos Yuri- refute sin sentarme en la mesa del comedor; tras exhalar notoriamente, Yuri baja el periódico y dirige su vista a mí -Solo siéntate... No estoy de animo para otra discusión como anoche... Por Dios-, un tanto más calmado, obedezco suplicas de quien es mi tutor legal, responsable de mis acciones en este país: Yuri Aleksey, embajador de Rusia en la ciudad de Éadrom, un hombre de unos 50 o 55 años de edad, de estatura prominente, barba bien cuidada, tez blanca, cabello negro azabache, y voz gruesa.

Al notar el plato de alimento, el joven de origen ruso abre bien sus ojos por cuestiones de sorpresa: Un enorme Buffet de tostadas, huevos, jalea de fresa, y un enorme vaso de jugo de remolacha -¿Remolachas Yuri?, veo que aún eres un tanto ruso...- exclamé en tono de gracia, intentando comenzar una conversación con aquel hombre. Este ultimo esbozó una pequeña sonrisa tras terminar de doblar el periódico -Bien, bien... Disculpa mi pasada actitud, pero admito que hasta ahora solo has traído hacia mí desobediencias e irrespetos...- Levantándose de su asiento, Yuri da unos pasos, ordena abrir las persianas, y se asoma por el enorme ventanal tras de él -Es tu primer día en Éadrom, no necesito recordarte que... bajo ninguna circunstancia, debes sorprenderte de encontrar criaturas diferentes...- parecía haber hecho un enorme énfasis en dicha frase -Además, recuerda otras cuatro cosas: número uno, dentro de únos días iniciaras estudios en el Instituto Takemori, asi que compórtate civilizado, tus compañeros no son ninguna clase de soldado; número dos, tienes suerte de que el gobierno te permite portar armas siempre y cuando las lleves en anonimato, pero por esta vez, te pido que salgas sin la AK, ¿puedes?; número tres, eres kazajo no ruso, ¿entendido? intenta no hablar ruso, de ser así, no habrá tanto problema, culpa a la URSS de tu habla...- El hombre ríe un poco, como si de aquel tema sacara gracia. Alejándose del ventanal, se acerca al ex-guerrillero, quien mantenía la cabeza baja al escuchar las declaraciones del embajador -...Y número cuatro, vístete como civil... A pesar de que en tu expediente falso se nombra que serviste en la Milicia Kazaja, intenta no parecer un terrorista o un soldado retirado; ¡sé como cualquier joven maldición!-.

Acabando de comer, me levanto de la mesa, agradezco la comida y le entrego en mano la AK a Yuri -Algo más antes de irte, si eso planeas hacer...- menciono el ruso -...Sonará un tanto extraño, pero tienes total libertad de demostrar tus poderes elementales, no sorprenderás a nadie de igual forma... Debo decirte, ya no eres único, Saab- Tras un momento de incomodo silencio, Yuri finaliza su platiquería -...Ten, un teléfono y algo de dinero no te hará daño... No llegues antes de medianoche o dormiras fuera, ten buen día...- aceptando el ofrecimiento, Saab se despide a su vez de Yuri bajando la cabeza en señal de respeto.

-"Que odioso es a veces... Aunque puede llegar a agradarme"- pensaba mientras regresaba en mis pasos y volvía a mi habitación a cambiar mi vestimenta. Una camisa manga larga blanca, un jean beich claro, zapatos estilo mocasines de tonalidades marrones hechos de cuero, y una enorme chaqueta color gris oscuro cuya longitud llegaba hasta un poco mas abajo de sus rodillas. Al terminar de dar vueltas y vueltas por la enorme embajada en busca de alguna salida al exterior, y terminar pidiendo indicaciones a un mayordomo, doy unos cuantos pasos bajando las escaleras para llegar a la acera; una vez allí notó el clima en contraste con el invierno al que antes me sometía -"Dudo necesitar de esta chaqueta..."- pensaba mientras guardaba dicha prenda dentro de la mochila de madera reforzada.

No poseía un mapa, siquiera una guía turística, simplemente me remetía a caminar y de alguna forma u otra encontrar regresar a la embajada, supongo que terminaría usando el teléfono o como sea que se llame dicho aparato, el único teléfono que conocía era grande, grueso y fijo. No parecía difícil de usar, tenía tantas aplicaciones que incluso por un momento pensé en mi inutilidad como humano. -"¿GPS?"- pensé, así es... GPS: Global Positioning System. Hundiendo dicho botón en la pantalla táctil del aparato, una pequeña flecha [que en teoría dictaba mi ubicación] al rededor de calles marcadas en el mapa, y en una de las esquinas marcaba los puntos cardinales en forma de brújula. -Wow...- sea como sea, no por siempre quedaría parado en aquel sitio.

En medio de la caminata, el joven nota personas de su alrededor... Personas que incluso no parecen humanas; evité en ocasiones hacer contacto visual, pero sus increibles facciones me asombraban -"Orejas puntiagudas...¿Elfos?; ¿Un ser con rasgos animales?... Donde demonios me enviaron..."- pensé, mientras mas confundido me hallaba en aquellos momentos. Instantáneamente, luego de un rato de caminar, un sonido fuerte... Una alarma, mejor dicho, sobresale de mi teléfono: "Parque Central de Éadrom... 50 metros, gire a la izquierda". ¿Un parque?... Justo lo que necesitaba, un sitio en donde sentarse y relajarse [y tal vez fumar un poco...] para así procesar el hecho de vivir en una fabula viviente. -"Niños... Y no están gritando o llorando, no como en cualquier entrenamiento para novatos"- pensé mientras aquellos seres en proceso de desarrollo corrían justo a su lado.

Por suerte [y un tanto por conveniencia], una banqueta que parecía incluso aguardaba por mí, con vista a hermosos arboles y al resto del parque -¿Acaso pude pedir algo mejor?- bromeo mirando al cielo mientras esbozo una sonrisa. Tirándome sobre aquel cómodo sitio, mientras varios seres pasan al frente mio, ignorando totalmente mi presencia -Я не тот, чтобы судить, но это место выглядит как чертова сказка - No soy quién para juzgar, pero este sitio parece un maldito cuento de hadas-- de seguro, nadie habrá entendido mi vocablo... Simplemente necesitaba expresar esta locura que salía de mi ser. En un momento de aparente tranquilidad, tiempo después de expresar aquella oración, en momentos como estos solo falta algo para que sean perfectos [... Así es...], necesitaba de un Tabaco Mushi. Busco entre mis bolsillos, mi mochila... -"¡Aja, te encontré!"- pensé, como si le hablara a mi caja de Tabaco. Saco de dicho contenedor un pequeño tabaco, lo acomodo en mi boca... ¿y luego? -демоны - Demonios- la lija desplegable con la cual, hacía chispa para encender el tabaco estaba gastada... Que mas da, tocaba entonces pedir un yesquero...

Intenté hablar el ingles, pero supuse que mi acento natal era mas fuerte de lo que pensé... O nadie entendía lo que decía, o simplemente se negaban a responderme. Persona tras persona, o mejor dicho... "Ser tras ser", todos se negaban a prestarme un yesquero. Exhausto, cansado y estresado pedía a gritos una simple flama. Sin embargo y por obra del destino, no era el único que hablaba en ingles en aquel sitio... Allá, cerca de mí... -"He conocido suficientes personas como para notar su acento inglés... De seguro ella si me entenderá- pensaba, mientras me dirigía a una chica quien se encontraba acostada en la sombra de un arbol.

A medida que me acercaba un extraño sonido se notaba en el ambiente hasta que de repente -"Auch... Eso debió doler...Hombre"- imaginé al observar a un hombre caer cerca de la chica a quien me dirigía. -"¿Necesitará ayuda?, ¿estará bien acaso?"- al llegar al sitio todas mis dudas se disiparon, me detuve un momento y baje la cabeza en señal de saludo a la chica, [en realidad... Mujer, se notaba que era unos años mayor, o simplemente, era impresión mía] se notaba un tanto nerviosa por la salud del hombre, quien se recuperaba intentando levantarse; de igual forma, nervioso, hablé en el mejor ingles que pude pronunciar -I think that I come in a bad moment, miss. But, right now I think that I can help this man. I could slightly anesthetize any pain He has, but, I need to tell him that I'll touch the affected part... - Creo que llego en mal momento, señorita. Pero justo ahora, pienso que puedo ayudar a este hombre. Podría anestesiar levemente cualquier dolor que posea, pero, necesito que le diga que tocaré la parte afectada...- bajé la mirada al finalizar la oración, esperaba que entendiera incluso con mi acento, y que aquel ofrecimiento pudiera... Aunque sea, serle útil en ese momento, un tanto incomodo, en el cual solo buscaba algo de fuego para mi Tabaco


Off:
Hola a todos!, ya que es un rol libre pensé... ¿Oye, porque no entrar en el?, despues de todo, no quería rolear mi llegada a la ciudad solo. Así que, ¡espero ser de utilidad en el rol!. Oh, y disculpen si interrumí algo privado, o si mi rol no fue de su agrado... Jeje, podrían sugerirme cualquier cosa. ¡Saludos!


Descansando bajo el árbol {Libre} 51rPOX%2Buq-L._SY355_
Hablo - #9999ff  -  Pienso - #9933ff
      Narro  -  #666666
Sergey Saab
Salón : 3 B Dromes : 11674
Reputación : 4
Mensajes : 34
Ver perfil de usuario
Sergey Saab
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Eilen Shinsei el Dom Feb 24, 2019 11:40 am


Veía detenidamente el cielo azul, que se encontraba extrañamente despejado aquella tarde. Eh incluso así el calor no era un problema en la sombra, el viento ayudaba bastante en eso. Pero lamentablemente aun así mi estado anormal me impedía resistir como normalmente lo haría en estas situaciones. El golpe en mi espalda fue severo, o así lo notaria un humano normal. Si tuviera que clasificarlo o compararlo con otro tipo de daño físico para los seres mortales normales, con resistencia similar a la de los humanos, podría decir que lo sentía como un leve golpe de una pelota de algún deporte golpeada por un niño. ¿Por qué seguía en el suelo? Me gustaba como se sentía la hierba y, sobre todo, mi descomposición mental me hizo olvidar activar uno de mis brazaletes para aumentar mi resistencia física.

Un error que no puedo ignorar”, pensé mientras respiraba tranquilamente al sentir el dolor pasar por mi espalda, un sentimiento ajeno a mi experiencia, casi extraño. Hacía ya mucho que no había sufrido daño en mi cuerpo, mucho menos de una magnitud tan débil. No podía evitar sentir vergüenza ante mi comportamiento, pero tampoco ah aquel sentimiento de soledad que sentía en cada esquina de mi inerte cuerpo. Tal vez estuve con esos pensamientos durante unos pocos segundos, aunque para mí el tiempo había pasado bastante más lento, pero mis delirios se terminaron súbitamente por la intervención de aquella mujer que había visto descansar en el árbol al cual había trepado. No conteste de inmediato, simplemente me limite a mirarle y examinar sus rasgos físicos, dándome a entender que no conocía a esta muchacha.

-Estoy bien…gracias- Dije con una sonrisa, sin levantarme del suelo ni moverme si quiera, estaba bastante cómodo el suelo ahora que lo pensaba. –Eso… Me gustan las alturas, me tranquiliza… Y bueno, incluso si caigo no puedo romperme la cabeza- Explique levemente mientras me reía entre dientes, aunque aquellas palabras eran ciertas y no había pisca de mentira o falsedad, era cierto también que sentía vergüenza el decirlo justo después de haber caído de pleno al suelo.

Cuando quise fijarme estaba usando la ropa que normalmente llevaba a todas partes informalmente. Aquellos pantalones negros Árabes, descalzo, con un simple top negro cubriendo mi pecho y dejando todo mi abdomen expuesto. Mis brazaletes y collar dorados, formados por lo que parecían anillos unidos tras otro… Sin duda destacaba más que la mayoría, lo entendía perfectamente. Aunque lo malo era realmente que no recordaba haberme puesto aquella ropa. “Va de mal en peor”, volví a quejarme en mi cabeza. Esos lapsos de vacio mental, perdiendo la memoria. Era algo que si bien es malo para cualquier ser, para un Dragón siendo este uno de los seres mágicos con la mejor memoria, es fatal. Termine soltando un suspiro cansado ante la idea, ante mi condición actual.

Inmediatamente después de aquel lapso mental que rezaba a todos los dioses dragones que nadie haya percatado, intente levantarme de suelo con desgana. Sin embargo antes de siquiera considerar estar “sentado” me percate de la cercanía de una tercera persona, la cual se dirigió al instante a la mujer a mi lado. “¿Coqueteando enfrente de mí?”, pensé en broma mientras miraba la situación algo nervioso, aunque mi rostro expresaba mas “fatiga” que otra cosa. “¿Huh?”, creí haber escuchado mal por lo que agudice aun mas mis oídos, oyendo finalmente lo que había creído fuese un error de mi parte. “¿Eso es ingles?... Espera, ¡¿Tocar la parte afectada?!”, abrí los ojos por la sorpresa momentánea, aunque me calme casi al momento mientras volvía a repasar su voz en mi cabeza.

Era un buen acento, pero no era originario de EE.UU. o Inglaterra, eso lo podía saber con oírlo. Su tono me era familiar, sin embargo no podía llegar a él completamente, necesitaría más que eso para poder adivinar su idioma natal. No era extraño que alguien ajeno a Japón llegase a Éadrom, pero el no poder hablar el idioma era algo poco común entre los residentes. “Tal vez solo este de visita”, pensé en una opción mientras no apartaba la vista de ambos sujetos que se habían acercado. Cuando termine de escuchar sus palabras pude entender que el muchacho en cuestión pensaba que no le entendería, algo normal si tomas en cuenta el lugar donde estamos, pero algo no tan común si tenías la idea del tipo de seres que merodeaban por aquí. “Me estoy cansando de tanto pensar”, me dije a mi mismo ya sin las ganas que tenía antes, aunque trate de disimularlo.

Intente ponerme de pie lentamente, estirando mis brazos y mi espalda en busca de calmar la molestia. Solté unos pequeños alientos de satisfacción al terminar, y me dirige hacia ambas personas con una sonrisa renovada. Ahora venia lo bueno, ¿Cómo debía responder? Si estaba hablando en ese idioma probablemente no entienda el de aquí, por lo que sería útil responderle como tal… Aunque sería útil saber si conoce otro idioma distinto. “Ah pasado tiempo desde que hable en ingles”, y con mucho tiempo me refiero a tal vez cientos de años.

-“Do not worry, I'm fine. Thank you anyway“… No te preocupes, estoy bien. Gracias de todas formas- Intente rechazar su propuesta con el mejor ingles que podía sacar de mi artillería, aunque sonaba un poco tosco y anticuado. –Hmm… "I see that you are not from here, although I imagine that English is not your main language”… Veo que no eres de por aquí, aunque imagino que el ingles no es tu lengua principal- Dije sin quitar mi sonrisa, no espere a una respuesta y simplemente gire mi visión hacia la mujer. –Ya lo dije antes pero… Te lo agradezco nuevamente…- Incline mi cabeza levemente ante ambos, para luego ponerme recto y soltar un pequeño grito mientras sobaba mi espalda. “Malditos cuerpos humanos”, pensé. –Eilen Shinsei, profesor de 2º y 3º del Instituto Takemori… Es un placer- Me presente primeramente entre los tres y saque de uno de mis bolsillos una credencial que demostraba la veracidad de mis palabras, mostrando mi profesión, mi cargo como Psicólogo eh Historiador de la escuela, mi edad humana y una foto mía.

Mi estabilidad mental y mágica se había calmado por ahora, por suerte parecía no desbordarse al tener a otras personas cercas. Debía ser cuidadoso, pero el estar pendiente de ello todo el tiempo tampoco era algo realmente sano. Las interacciones sociales calmaban un poco mi mente, serviría por ahora aunque ignoraba por cuánto tiempo. Sin intentar molestarme en moverme más tiempo, apoye mi espalda en la corteza del árbol, cerrando mis ojos y sintiendo el viento recorrer mi inimaginable largo cabello. Mientras que sin intentar disimularlo saque una varita negra que tenía guardada en mi pantalón, esta tenía una joya rojiza en la punta que brillaba cada vez que la agitaba en el aire. Sin mediar palabra comencé a “escribir” en medio del aire, provocando que en este aparecieran letras y formas negras. Lo más parecido podría ser tinta negra, aunque esta era en realidad oscuridad pura.

-Me pregunto que los tiene tan distraídos… ¿Serán las festividades?- Empecé a murmurar para mi mismo mientras seguía escribiendo en el aire, siendo que eran las notas de mis alumnos analizaba sus desempeños iniciales. Aunque no lo pareciese no estaba ignorando a las dos personas que se habían acercado a mi por mi repentina caída, lo miraba de vez en cuando con una sonrisa amigable y tranquila, esperando oír sus palabras y respuestas. Como también que se presentaran, siendo que no se los preguntaría directamente.





Carnet to´ Elegante:
Descansando bajo el árbol {Libre} 15644
Sensualidad(?):

Descansando bajo el árbol {Libre} Tumblr10

Un regalito <3:
Descansando bajo el árbol {Libre} Eile
Eilen Shinsei
Edad : 26 Dromes : 197074
Reputación : 17
Mensajes : 360
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Victoria O'Connor el Miér Feb 27, 2019 9:20 am

Si, estaba preocupada porque se había dado una torta del quince. Los arboles no son muy altos, pero aun así… el golpe se lo llevo.
Se limitó a mirarme unos segundos cuando me respondió que estaba bien. -Uf…me alegro- le sonreí ya más aliviada- en verdad…me asusté un poco al ver que algo o alguien caía desde el cielo y bueno…jajaja, ya te lo puedes imaginar- una persona normal se hubiera hecho mucho, pero que mucho daño, pero…por mi olfato,  notaba que él no era una persona normal, digamos que no era humano, pero bueno, eso se lo preguntaría más adelante o cuando sea la ocasión,
Y si…este chico es un monito, en el buen sentido. Ya sé que todos tenemos nuestras maneras de relajarnos, pero… ¿en la copa de un árbol? En fin… a lo que suspire con una sonrisa de medio lado y añadí- Bueno…no soy quien para decir a nadie como relajarse jajaja, pero…para la próxima vez, ten mas cuidado, ¿de acuerdo?- lo mire como una madre mira a un niño, con la mirada preocupada pero con una sonrisa en el rostro de “todo esta bien, no me voy a preocupar más” aunque …mirando como se tocaba la cabeza, “¿tendría que llevarlo al hospital?” pensé. por ahora me limitaba solo para ver si estaba bien y si se podía levantar del suelo…

Para mi sorpresa, oí acercarse otro habitante de la ciudad y…uoh, ¿habla inglés? No sabia que aquí hablasen este idioma pero… me gustaba, porque así no sería la rara de “ oooh, no eres de por aquí? Te será difícil comunicarte con otros y…” bla bla bla. En serio, menos mal. Se notaba que el chico no era inglés, pero su acento no estaba nada mal, es más, al verme preocupada él se preocupo por el otro así que…mía culpa.

- Oh seriously? If you could do it, it would be very useful. Oh, ¿de verdad? Si pudieras hacerlo, seria de gran ayuda- le sonreí pero… al percatarme que el otro chico intentaba levantarse del suelo como buenamente podía, me quede un poco anonadada “¿pero que narices hace? “pensé con lo cual, hice lo mismo y mira tu por donde, él también sabia inglés, se notaba que era un acento a lo antiguo, pero en sí, era elegante y bonito a la vez. Lo rechazó educadamente, pero…no estaría mal hacerlo, sólo por revisar, ¿no?

Me quede mirándolos a ambos y ya puestos, yo también quería saber la procedencia de aquella persona. A mi parecer, se notaba un poco más joven que yo, pero…quien sabe. A lo mejor tiene un aspecto joven y luego la edad ronda sus 100 años, con los seres que rondan por ahí, cualquiera sabe.
Ante esa frase, se dirigió a mí y me agradeció nuevamente a lo que sonreí y añadí-no es nada, creo…que soy demasiado protectora, pero bueno -reí algo avergonzada.
Al inclinarse, oí un grito por parte de él y…en serio, debe hacerle que le cure a la de ya. Y cuando se presento no me lo podía creer, es más su carnet lo indicaba…

-¿Eres profesor? Oh my God- reí- yo también lo soy. Seré profesora de Educación Física y  Técnicas de supervivencia y criaturas mágicas. Llegue hoy asi que…aún no tengo el carnet- sip, debería de ir luego a la escuela para que me lo den…se me había olvidado. “soy un caso perdido” pensé- que por cierto, me llamo Victoria O’Connor, un placer- sonreí a ambos inclinándome un poco.

En sí, era maravilloso encontrarme con un profesor, algo desaliñado a mi parecer aunque, mirándome a mí, siempre voy con pantalones, camisas, botas y llevando siempre armas…soy elegante pero…a mi manera.
Pero por otra parte, tenia una pregunta para ambos- perdonad pero…¿no teníais que estar en el instituto?

Off:
Hola Sergey, claro que puedes pasar, para eso lo puse libre jajaja. No te preocupes por nada. Aquí todos son bienvenidos ^^


Descansando bajo el árbol {Libre} Firma
Hablo | Pienso| Narro
Documentación:
Descansando bajo el árbol {Libre} Victoria-O-Connor
Victoria O'Connor
Salón : 1 B Dromes : 10428
Reputación : 0
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Sergey Saab el Vie Mar 01, 2019 9:18 pm

No era necesario pensar demasiado como para saber que ese no era mi sitio -"Dos profesores, y un alumno quien siquiera se ha preocupado por asistir a sus actividades... A este paso Yuri me deportara a golpes de este cuento de hadas"- pensé, mientras con inexpresiva cara observaba las acciones y el intercambio de palabras entre ambas personas. Admito que me incluía en dicho tema de conversación, después de todo ¿quien fue el imbecil que se acercó a pedir un encendedor en primer lugar?, como sea, no era un ambiente desagradable, y los que parecen ser personas [a pesar de su extraño ropaje, siendo el caso del profesor] no expresaban malas pretensiones, incluso, se respiraba un aire de convivencia y relativa "normalidad" para cualquier civil corriente, no para mí.

Fue un momento decisivo, no esperaba conocer a quienes son dos profesores en lo que parecía un corto paseo por Éadrom, el destino jugaba de las suyas, no era más que cuestión de actuar según parece, Aparentando mi nerviosismo, guardé discretamente en mi bolsillo diestro el tabaco mushi que sostenía dicha mano, esperando que ninguno de ambos sujetos notaran dicha acción, y me acomodé en posición erguida con ambas manos tras de mi espalda, al tanto de lo que decían y de lo que sucedía.

A decir verdad, decidí darme el lujo de presentarme al finalizar toda palabra de aquellos dos seres, a ciencia cierta, me sorprendí al observar los "escritos" que el Profesor Eilen plasmaba en el aire tal cual si fuera papel -"Cuan común sera observar este acto, si hasta incluso nadie además de mi persona se sorprende con que un hombre escriba en el aire..."- me dije a mi mismo para mis adentros, mientras daba grandes esfuerzos por no mostrarme sorprendido, o incluso, interesado por saber acerca de aquellos grabados; más inútilmente, mi vista no dejaba de acosar lo que parecía tinta en frente de mí. -"¿Profesor de tercero dijo?"- exaltado, pensé en dichas afirmaciones de Eilen -"...Si es esa una lista de alumnos, así me presente con mi apellido o sobrenombre, tarde o temprano descubrirá mi identidad; aún así mienta, notará mi presencia en las aulas de clases..."- afirme a mi consciencia, la cual sabía perfectamente que no podía mentir ante esta situación.

Cerré los ojos por unos leves momentos, debía mentalizar mi primera impresión frente a ambos recién conocidos, luego de unos segundos, solté ambas manos acomodadas detrás de mi espalda y las superpuse en una posición "Natural" a los lados; esboce una media sonrisa tan bien pude y nuevamente saqué a relucir mi notable ingles [Por Dios, adoraría hablar en ruso] -"Please call me Saab, a pleasure"- interrumpí mi presentación para hacer un movimiento de cabeza hacia abajo en señal de agrado -"... Sure, I'm not from this place proffesor Eilen, but, I not preffer tell my nationality for now"- Dije, cambiando mi expresión facial a una un tanto mas seria -"... So..."- cree un momento de silencio al tranquilizar mis nervios; no me animaba que ambos profesores comentaran acerca de mí o supieran un tanto más de lo que yo les pueda decir -"I am a student recently admitted in the Institute, in third age section "B" [3°B]... Amn, It's good that I know you today, I guess" - Por favor llamenmé Saab, un placer... Seguro, no soy de este sitio Profesor Eilen, pero, prefiero no contar mi nacionalidad por ahora. Entonces, soy un estudiante recientemente admitido en el instituto, en tercero sección "B"... Amn, es bueno que los haya conocido hoy, supongo--.

Di un paso atrás, simplemente para no dar una impresión de rigidez, lo que parecía no haber logrado. Esquivaba su vista, no me sentía totalmente cómodo con quien sea hasta lograrlos conocer mejor. Luego de un rato de silencio, escuché una pregunta general -"¿Y ahora debo de decir otra vez la verdad?"- refuté hacia mis adentros, esperando que ninguna impresión de enojo saliera de mi rostro -"I'ts my first day in Éadrom, so, I thought I could walk for a while... Just that" - Es mi primer día en Éadrom, así que, pensé que podría caminar por un rato... Solo eso- dije, mientras alzaba ambos hombros en señal de que tal vez no importaba.

El ambiente a mi alrededor era algo tenso, tal vez no para los otros dos seres, más dentro de mi me sentía algo inconforme -"You know?, when the proffesor Eilen fall from the tree, I supossed that I see a fail proposant of love" - ¿Saben?, cuando el profesor Eilen cayó de aquel arbol, supuse que veía una propuesta de amor fallida- Mentí, sin siquiera reírme... No es algo que disfrute hacer, simplemente agregué aquella información para alejar el hecho de que sea un estudiante fugado en medio de dos profesores del centro de atención.

No era un ambiente hostil como a los que estaba acostumbrado, era más una cuestión psicológica, pero a decir verdad, el nerviosismo no se alejaba de mi. Más en cierta parte, el día empezaba a parecer más interesante, luego de un suceso como este... No estoy seguro de que más podría aguardarme...


Descansando bajo el árbol {Libre} 51rPOX%2Buq-L._SY355_
Hablo - #9999ff  -  Pienso - #9933ff
      Narro  -  #666666
Sergey Saab
Salón : 3 B Dromes : 11674
Reputación : 4
Mensajes : 34
Ver perfil de usuario
Sergey Saab
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Eilen Shinsei el Sáb Mar 02, 2019 8:13 am


El viento soplaba apaciguadamente, el brillo del sol no era demasiado fuerte y en la sombra de aquel árbol se sentía bastante bien. Era un día normal, tranquilo, y en Éadrom eso significaba problemas. No era de extrañar estar metido en unos 3 o 5 momentos extraños, con tantos seres sobrenaturales que escapan de la comprensión humana, debía de esperarse que situaciones extravagantes fuesen la norma. Aunque era cierto que aun existían días tan mundanos como aquel, no estaba acostumbrado a tenerlos en esa ciudad, ni hablar dentro del instituto. Pero en fin, no debería quejarme de aquello al fin y al cabo era lo que buscaba.

Aquella mujer, la que estaba descansando debajo de las hojas del árbol, era bastante amable conmigo siendo yo un extraño. Por su apariencia alguien esperaría un soldado raso entrenado para no mostrar sentimientos, o eso era lo que mis perdidos ojos veían en ese día. “Supongo que mi estado mental no mejora”, pensé para mis adentros de alguna manera. De hecho, casi parecía como si de su existencia, de su aura, se escapase un sentimiento materno latente. ¿Tiene hijos? Me pregunte, aunque obviamente no en voz alta. En la mayoría de ocasiones me estaría aguantando, y fallar, el revelar mi edad aproximada al principio, puesto que me encantaba ver sus reacciones. “No es muy usual ver a un fósil andante, después de todo”, me dije a mí mismo. Pero debía aceptar que las preguntas de cómo era Aristóteles o semejante eran bastante molestas.

¿Profesora? Bueno, no me sorprende. Realmente esperaba que fuese una universitaria pero las cosas no salen como las esperas después de todo. Simplemente sonreí gratamente ante la noticia y la mire a los ojos radiante, era un placer conocer antes de tiempo a un nuevo compañero del oficio. Además, era de Educación Física, seguro que es buena en lo que a físico se refiere. Y aquello no hace otra cosa que replantear una pregunta importante. “¿Qué raza es?”, me pregunte en silencio, queriendo adivinarlo. Un Dragón como yo es magnífico para la magia a pesar de tener un poder físico bestial, por lo que los mejores serian los Vampiros, Demi-humanos… ¿Y bestias? Todas esas razas y derivados son excepcionales con el poder físico. Aunque no ser capaz de volar me limitaría bastante…

-¡Es un gusto!- Dije alegremente, casi destellando brillitos por mi sonrisa. -¡Siempre es un placer conocer a una kohai!- Mencione de repente, sin soltar mi anterior sonrisa. Por cierto, estaba hablando en completo Ingles, no por nada en particular más que el tercero no se sintiese externo a la conversación por no saber un idioma. “¡No estudie más de 90 idiomas por nada!”, dije orgullosamente, aunque nadie lo escucharía puesto que estaba en mi mente. –Ya llevo uno o dos años enseñando en el Instituto Takemori… Es un lugar lindo, puede que estés en peligro de morir en tus primeros días, pero no te preocupes, ¡cualquier herida que tengas te serán curadas, hay una doctora excepcional en el edificio!- Mi voz era agraciada, lenta pero animada, tranquila pero emocionada al mismo tiempo. Era agradable de escuchar… o eso decían mis alumnos. –Se llama Emeria, puedes ir a visitarla si te falta un hueso u órgano, dile que el profesor Eilen te envía… Y no te preocupes más de la cuenta, no es como si fueras a perder una extremidad…- Dije mientras sobaba mi brazo derecho, casi como si fuera una escena cómica aunque no estaba mintiendo realmente. –La Doctora Emeria es originaria de Rusia, pero sabe múltiples idiomas- Termine ese tema con información innecesaria, pero que contenía un punto.

No había apartado la mirada del hombre que no había visto jamás, con un acento del Ingles bastante característico de extranjeros. Tal vez de Europa u oriente medio, pero no podía estar realmente seguro, esas suposiciones no eran completamente seguras eh inertes de fallos y excepciones. Pero aun así no le quitaría el ojo de encima, aunque no de manera agresiva claro. Después de su presentación me sentí más calmado, sin duda alguna parecía alguien sospechoso pero... ¿Quién no lo era en Éadrom? Verdaderamente no podía rechazar la posibilidad de haber escuchado su nombre antes, puesto que todos archivos de los alumnos recién admitidos venían a mis manos “por casualidad”. No podía negarlo, pero tampoco podía decirlo con certeza, mi memoria no había sido muy buena estos días después de todo.

-… …- Ante la pregunta de la profesora Victoria solo me la quede mirando unos segundos antes de comenzar a reír entre dientes, mostrando una sonrisa perfecta. –Me escape- Confesé sin vergüenza ni perdón, aunque no era una mentira, tampoco era la absoluta verdad o como podía llegar a interpretarse. -…Bueno, realmente cancelaron mis clases porque mis alumnos estaban ocupados por algunas festividades… Aunque también es verdad que debería de haberme quedado para enseñar a algunos alumnos de primero a volar… Pero lo vi como la oportunidad perfecta para tomar un poco de tiempo libre y me declare enfermo y falte…- Explique en detalle la situación, algo que en principio no parecía realmente malo pero que… si se llagasen a enterar. No quería ni pensarlo.

Cuando oí las palabras del alumno Saab no pude aguantar la risa y estalle, eran carcajadas animadas y un poco ruidosas, algo normal si estaba de buen humor. Estaba riendo tanto que de repente solté una mueca de dolor y me sobe la espalda nuevamente. “Maldito cuerpo humano”, podía oírse salir de mi boca en un murmuro. ¿Por qué no usar mi magia para curarme preguntas? Bueno es fácil, últimamente mi poder mágico esta descontrolado, si bien puedo crear objetos complejos gracias a la varita que poseía usándolo como catalizador, mi magia como tal destruiría el parque, o gran parte de él, con todos dentro por supuesto.

-¿De verdad? Lo tomare como un cumplido- Le respondí después de terminar de reír. Mi suerte con las mujeres no podía ser peor por lo que me había causado una especial gracia. –Y es una lástima, solo doy clases en 2A y 3A por lo que no seré tu profesor… Aunque es posible que nos encontremos de todas formas- Le sonreí, intentando apaciguar cualquier duda o preocupación. -…Creo que sería una buena decisión aceptar tu propuesta anterior…- Dije bajando la cabeza y dándome la vuelta, mostrándole mi espalda a Saab. –Si eres tan amable- Murmure sin necesidad de explicar nada mas, el dolor crecía y era molesto tener que aguantarlo. –Por cierto, ¿Cuál es vuestra edad?- Les pregunte de pronto a los dos, sintiéndome mas cómodo y queriendo profundizar aun más la conversación. “Incluso si me mintiesen sabría la verdad”, pensaba, después de todo tenía acceso a los archivos de los profesores y alumnos por igual. –Obviamente, si pudiera les diría la mía pero… Es que no tengo idea cuantos años cumplo actualmente. Para dar un estimado… Podría decirles que pase mi pubertad en la época donde se había destruido el Imperio Romano, aunque estaba en un volcán activo cuando sucedió…- Mencione despreocupadamente, casi como si aquello no fuera nada importante. Sin embargo en mi voz podía denotarse melancolía, con cada palabra saliendo de mi boca recordaba los tiempos ajenos a casi toda vida mortal actual.

Off:
Voy a dejar que Eilen hable en ingles permanentemente, si habla en otro idioma lo especificare, así que atentos~


Carnet to´ Elegante:
Descansando bajo el árbol {Libre} 15644
Sensualidad(?):

Descansando bajo el árbol {Libre} Tumblr10

Un regalito <3:
Descansando bajo el árbol {Libre} Eile
Eilen Shinsei
Edad : 26 Dromes : 197074
Reputación : 17
Mensajes : 360
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Victoria O'Connor el Lun Mar 04, 2019 9:49 am

Mientras observaba el ambiente entre ellos dos, me apoye en un árbol cercano, oyendo la conversación y las palabras del estudiante Saab. “Vaya así que es de 3, creía que era universitario por lo alto que era y lo sereno que parecía.”- so I see you don't have me as a teacher either. Por lo que veo tampoco me tienes a mi como profesora- lo miré de arriba abajo-It's a shame not to have you in my class because you can say you're strong ... nothing happens. Es una pena no tenerte en mi clase porque se nota que eres robusto… no pasa nada- le sonreí.

Bueno, cuando comento que no era de aquí pero que tampoco lo iba a decir, lo veía una tontería puesto que tanto el profesor Eilen y yo podíamos ver los archivos de cada estudiante y saberlo, pero… ahí no comenté nada, tendrá sus motivos para no hacerlo, Así que…seguí observándolos- Oh por supuesto profesor, nos veremos muy a menudo en la sala de profesores- sonreí de igual forma que hizo él y también lo dije en inglés. De verdad, lo agradecía en encontrarme con un profesor. Así tras iniciar mis clases conocería por lo menos a Eilen y no sentirme tan sola.

¿Una doctora? Tras oír ese comentario me alegre y se me escapo una sonrisa. La verdad, sería perfecto porque siempre me hacia heridas y bueno, me viene bien saber de una doctora para esos casos, así que, si tengo que ir, ya sé a quién llamar “¿Emeria? Creo que sí, que es como la ha llamado” pensé.

Vale, tras preguntar a ambos de porque no estaban en la escuela, Saab era nuevo, al igual que yo- vaya, entonces hemos pensado lo mismo -reí un poco. Bueno al ser nuevo es normal que explore, aunque yo, al ser profesora no debería estar aquí, pero…no pasaría nada. Al oir al profesor se me escapo una pequeña carcajada ¿se escapó? Vaya, ya no me siento tan mal- jaja vale, entonces has aprovechado y bueno…aquí estas jajaja.
Pero no solo me reí de eso, sino por lo que dijo Saab de nosotros. Miré al profesor Eilen y más me reí, no de burla, sino que fue algo inesperado y claro está, no me lo esperaba en absoluto. – Oh dios mío, aunque pareciese eso, créeme, no lo es- le sonreí amable. Eilen era amable y guapeton, pero no me iban mucho los hombres, aun así, sería un gran compañero.

Más tarde, Eilen no paraba de quejarse, lo sé porque lo oía mientras conversaba con nosotros, aunque fuese un quejido, lo oía, así pues…él le pidió a Saab si hiciese ese favor y como no soy cotilla, también quería ver como lo hacía- si no os importa…- me acerque a ellos- me gustaría verlo -sonreí- siempre he tenido curiosidad.

Espera… “¿Que no sabe qué edad tiene?” pensé. Lo mire de arriba abajo un tanto sorprendida. ¿Qué ser mágico será? Se que existen criaturas que duran miles de años, pero nunca había conocido a uno cara a cara.

-Yo pues… tengo 25 años, comparada contigo soy un bebé -reí- Pero espera… ¿Qué criatura mágica eres para vivir tanto? - le pregunté algo emocionada.

off:
Todas las respuestas que estan aquí, Victoria lo habla en ingles.


Descansando bajo el árbol {Libre} Firma
Hablo | Pienso| Narro
Documentación:
Descansando bajo el árbol {Libre} Victoria-O-Connor
Victoria O'Connor
Salón : 1 B Dromes : 10428
Reputación : 0
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Sergey Saab el Mar Mar 05, 2019 12:42 am

Parecía no ser el centro de la conversación... Y me agradaba que fuera así; de pie, con ambos brazos tras de mi espalda, columna recta, y piernas juntas, parecía un soldado en posición ordenada, y mi mirar, se turnaba entre ambos individuos [Aunque en ocasiones volteaba totalmente la vista, observando el parque y en general]. Sincerando lo que ocurría en mi mente, el pasar del tiempo transcurría velozmente en medio de la conversación,  a la cual, me permití que todas aquellas afirmaciones [hacia mí persona, por supuesto] acerca de los motivos expuestos, por el cual, ninguno de ambos se relaciona con mis profesores, asentirles con un subir y bajar de cabeza, demostrando a la vez una pequeña y poco notoria sonrisa; de esa forma limitaba mi lenguaje, evitando expresarme en ingles.

Parecía no les importara... Si, en absoluto, no les importaba el hecho de que falté el primer día a clases; y, aún así les importara, negaría ir simplemente por capricho de disfrutar este día... Y distraerme un poco, olvidando por momentos mis memorias pasadas. Sea cual sea el motivo, no me sentía incomodo con ninguno de ambos sujetos, en cierta forma, solo precavía revelar información relevante acerca de mi persona... Información que en manos equivocadas podrían condenarme a la muerte.

Si de entre ambos tenía que escoger para dar un vistazo en detalle, era Eilen; no me importaba su aspecto, ni tampoco su enorme cabello... No, simplemente me sorprendía, y me abrumaba de dudas acerca de las razas en Éadrom. Su expresión... Esa extraña impresión que me causaban sus gestos... Parecía sentirse seguro de todas sus acciones, no expresaba más de lo que deseaba... Deduje que era sabio, y entrenado por el pasar del tiempo, o por experiencias anteriores. A decir verdad, no pensé siquiera que otras razas vivieran mucho mas que los humanos, solo tenía conciencia acerca de que mis familiares son longevos y activos, a pesar de su edad. Siendo que, he logrado conocer cinco generaciones antes de mí. También, no pude evitar pensar en aquella varita, la cual dibujo con ella los trazos mas negros y puros que he observado... Y no en una hoja de papel, sino en el aire, dibujados como si todo al rededor fuera un lienzo.

A pesar de ello, no descuidaba de mi vista a Victoria... Aún no me sorprendía con algún truco, o demostrándome siquiera alguna habilidad, más no por ello baje la guardia. Solo pocos rasgos de ella mantenían parte de mis sentidos activos mientras la observaba: note en sus ojos cual si fuera un hermoso lago congelado, puro, radiante y cristalino... Juro que sin impacientarme o aburrirme, podría ver esos ojos durante largo tiempo. Además, su vestimenta me intrigaba... No era nadie para juzgar, pero según observé sin detallar lo suficiente, parecía que en su ropaje resaltaran unos toques de uniforme... Y no digo de algún instituto, sino de algún rango militar, o de una división en específico.

Yo por otra parte, no tenía en mente que sospecharan acerca de mí. Siendo profesores, podrían ver mi coartada, más lejos de ello, su ignorancia es tan grande como un océano; así es, hablo del programa de protección para veteranos, en el cual entré al momento de suceder el "accidente" del cual no deseo hablar. Tal cual sea el caso, siendo así mi forma de ser, creo que exagero un poco con ambos... Quienes han tratado de demostrarme que no buscan una intención o propósito conmigo.

Relaje mi ceño, un tanto fruncido y rudo; cambie mi postura a una más relajada, y me permití mostrar una sonrisa en ocasiones, al notar que alguno de ambos me observaba. Todo transcurría según lo dicho, mi actuación resultaba, y empezaba a creer y a sentirme más común entre ambos, y más natural; más sin embargo, parece que al final, cesó y recurrió a mí -"Supongo que era cuestión de tiempo..."- pensé, al escuchar lo que decía Eilen, luego de observar su espalda -Oh entiendo, bien... Por supuesto- respondí, un tanto despreocupado, momentos antes de realizar la acción.

No necesitaba lucirme, simplemente usaría un poder básico. Concentré en ambas palmas mi elemento predilecto [el hielo], bajando así la temperatura de las mismas, logrando que el contacto prolongado causara congelamiento. Más este no era el caso, dicha técnica poseía otro uso; si calculo el tiempo correcto, puedo, en vez de congelar la parte contactada, anestesiarla adormeciéndola levemente.

Sin entrar en reparos, activar la técnica es una acción natural y fácil de realizar, durante la cual, se observa en mis palmas una coloración azulada -Bien, ahí voy... Le advierto, será rápido, pero un tanto doloroso al principio debido a la súbita baja en la temperatura- expresé, luego de colocar ambas manos en la espalda de Eilen. A decir verdad, tenía mis dudas acerca de si esta técnica afectaría en el, ya que, luego de ver aquella magia que realizo en el aire, no me sorprendería saber que él no era humano.

Momentos después de ello, desprendí ambas manos de la espalda de Eilen y desactivé la técnica -Como nota, simplemente dormí la parte afectada... Tal cual como una anestesia; si es en caso un dolor fuerte lo que siente, no anestesiará por completo, más si eso quisiera, se arriesgará a dormir por completo la parte deseada. No se apure en realizar movimientos arduos que requieran de su espalda, le repito, esto sigue la misma lógica que la anestesia, y en cualquier momento, se pasará el efecto- afirmé para ambos, en especial para Victoria, quien observaba de cerca aquel acto tan simple.

-"¡¿Acaso pasó su adolescencia en Pompeya o dentro del Vesubio?!"- pregunté a mi consciencia luego de que Eilen, diera un aproximado de su edad. Ahora, logra sorprenderme más... ¿Como un ser puede ser tan longevo y verse tan joven?... Incluso, empiezo a creer que es cierto el dicho de que "La obra de Dios es perfecta, pero tiene sus secretos". -Si quieren hablar de edad, creo que no entro aún en su rango... Y aún menos en el de usted, Prof. Eilen- mencioné observando al mismo -Y según dice, Prof. Victoria... Si es usted un bebe, no quiero imaginar que parte me toca ser a mí- respondí en un tono de gracia, riendo un poco, expresando una sonrisa visible totalmente.

Me encontraba en una situación dificil, la curiosidad ahogaba mis pensamientos... Tenía curiosidad, por Eilen, y por Victoria, aunque, desgraciadamente no me permitía preguntarle acerca de sus razas, no... No sin siquiera conocerlos mejor. Dudaba incluso de mi humanidad, es decir... Si es que son ellos seres míticos, entonces yo y mi familia, quienes poseemos la habilidad del manejo elemental del hielo, ¿no nos hace a nosotros parte de esos seres míticos también?. Como sea, mi cabeza daba vueltas, y me limité a seguir en pie la conversación, al tanto de escuchar lo que ambos decían, solo que esta vez, con un lenguaje corporal más relajado y menos estricto.


Off:
Me uno también a lo dicho... Sergey hablará en ingles, más no bajen la guardia; sí indico que habla en ruso, eso hará.


Descansando bajo el árbol {Libre} 51rPOX%2Buq-L._SY355_
Hablo - #9999ff  -  Pienso - #9933ff
      Narro  -  #666666
Sergey Saab
Salón : 3 B Dromes : 11674
Reputación : 4
Mensajes : 34
Ver perfil de usuario
Sergey Saab
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Eilen Shinsei el Jue Mar 07, 2019 4:37 pm


Cuando el nuevo alumno del instituto se aproximo a mí y toco mi espalda con sus manos, pude sentir inmediatamente el frió de estas, como bajaba la temperatura y con este el malestar con el dolor como iguales. No era lo suficientemente poderoso como para quemar el cuerpo, ni tampoco muy débil como para no surtir efecto. “Manejar el elemento a este nivel, tienes potencial. ¿Verdad?”, pensé mientras me mantenía a espaldas de Saab, pero sonreía gratamente. Desde que me había vuelto profesor, y desde antes incluso cuando había cumplido los miles de años de edad; poder ver un progreso o posible progreso en las habilidades de aquellos que estaban bajo mi tutela era un placer que no podía explicar o detallar para alguien ajeno. Inclusive con todas las palabras o idiomas que había logrado estudiar.

Una vez termino su “tratamiento”, me gire y los vi a los dos mientras sonreía calmadamente, respirando a un ritmo tranquilizador. Moví mi cuello levemente y solté un suspiro, liberado ya de aquel malestar que provenía de mi columna. Hasta incluso el dolor por el frio proporcionado por el alumno era más gratificante que el golpe de la espalda en sí, podía pensar con mejor claridad ahora. Al menos hasta que la sensación termine.

-¿Hm?... Ahhh, es tu primera vez en Éadrom- Dije mientras me reía levemente por la reacción de Victoria. –Soy a lo que denominan Dragón Occidental, o Dragón de Colores para los amigos…- Bromee antes de comenzar con la leve explicación. –El color de nuestras escamas predominan por el elemento mágico que controlamos… Mira- Cuando termine de hablar levante mi mano derecha y en una fracción de pocos segundos en la misma comenzaron a crecer escamas negras, irradiando un oscuro azabache. Mis uñas se volvían garras, y tan rápido como vino se fue, volviendo a un brazo humano normal. –Eso hace a la Oscuridad mi elemento al que soy afín… Pero en esta ciudad y en el Instituto Takemori hay algunos seres tan encéntrales como yo o que de pleno son inmortales- Mencione con una sonrisa complicada, como si recordara la primera vez de todos los que llegaban a Éadrom y se sorprendían. –Lo bueno es que soy de los seres más antiguos que vive en esta ciudad…lo malo es que no soy lo más extraño… Diviértanse- Dije lo ultimo mientras lanzaba una carcajada, aquello me divertía de sobremanera.

Tome nuevamente mi varita y la agite varias veces en el aire. Cuando imbuí el objeto de mi poder mágico, la joya en su punta comenzó a brillar y lentamente una forma hecha de completa oscuridad se formaba de la nada. Al comienzo parecía un bulto que sobresalía del suelo, pero levemente parecía comenzar a tener forma. Se vieron dos piernas, luego parecían quererle crecer dos manos y algo que parecía ser una cabeza. Tardo unos segundos en completarse, pero al final, de pie justo delante de los dos que me acompañaban y a un costado mío. Se hallaba una forma humanoide, más concretamente el cuerpo de una mujer de unos 1,80 metros de altura, buen busto y buenas caderas. La diferencia radicaba en que no poseía piel, ni huesos, ni carne, ni nada que pudiera tener un ser vivo normal, estaba hecho de completa oscuridad. Como si una sombra misma se hubiera erguido y materializado.

-Y puedo hacer cosas como estas…- Mencione orgulloso de mi trabajo, sacando un poco el pecho. –Les presento a una de las princesas de la antigua Roma, una de las pocas a la cual tuve el placer o la desgracia de conocer…- Dije casi disgustado, o tal vez confuso al mirar aquel cuerpo oscuro que no poseía reacción alguna. –Con la suficiente información puedo crear objetos que ya abre visto con anterioridad, solo que estarán hechos de oscuridad… Saluda- A lo último la forma inclino de repente su torso en un saludo formal hacia Saab y Victoria, aquellas órdenes podrían ser dadas mentalmente, pero deseaba decirlo en voz alta para que pudiesen notar lo que le decía. Aunque inmediatamente después rasque mi cabeza y reí nervioso. –Es una habilidad que perfeccione… Es lo que se me ideo cuando pase cientos años solo, sin contacto humano alguno… No pregunten- Murmure avergonzado a lo último, aunque era un joven hombre en esos tiempos y podría entenderse, la imaginación cantaría cuentos prohibidos sobre las posibilidades de esta “magia”.

Suspire levemente mientras dejaba apoyada en el árbol a aquella forma femenina, ignorando su existencia a propósito. Volví a mirar a los dos con una sonrisa renovada, esperando que olvidasen aquella cómica escena.

-Ciertamente en la antigüedad te hubiera tratado como a una niña Profesora Victoria, pero no se preocupe, hoy en día por mas diferencia de edad puedo tratarla a como una igual si así está más cómoda- Le explique alegremente, eliminando cualquier preocupación sobre la relación. Era totalmente cierto el hecho de que comparado conmigo, la mujer parecía una niña, pero el paso del tiempo y el envejecimiento entre razas distintas era un problema que con el tiempo, irónicamente, comencé a comprender. “Es madurar”, me dije a mi mismo mientras sentía la brisa golpear mi piel, calmando el corazón. -¿Y usted? ¿Qué es usted Victoria?... Saab supongo que es un elemental del hielo, o algún ser capaz de manipularlo… ¿Me equivoco?- Ahora era mi turno, quería saber lo que “eran”, aunque no fuese fundamental saberlo. Tal vez luego les hable más sobre los Dragones, a todo el mundo le gustaban ese tipo de historias sobre el pasado. Los Dragones son tratados como leyendas después de todo.





Carnet to´ Elegante:
Descansando bajo el árbol {Libre} 15644
Sensualidad(?):

Descansando bajo el árbol {Libre} Tumblr10

Un regalito <3:
Descansando bajo el árbol {Libre} Eile
Eilen Shinsei
Edad : 26 Dromes : 197074
Reputación : 17
Mensajes : 360
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Victoria O'Connor el Vie Mar 15, 2019 11:30 am

Vale, iba a ver una cosa que jamás he visto. Es cierto que a mí me han curado heridas, heridas bastantes grandes, pero lo hicieron personas normales y corrientes, humanos con sus utensilios médicos, aguja e hilo y otras me tuvieron que dormir para cerrármelas, pero ¿hablando de magia? Jamás. Simple o no, me gustaba verlo. Ya que estaba ahí, tenía que aprovecharlo, ¿no? Y visto lo visto… me gustaba y mucho- Vaya… también te tendré en cuenta si me pasase algo- le sonreí. A Saab lo hacia como si nada, le anestesio la zona y se veía que a Eilen ya no le molestaba nada, incluso se veía con mejor cara.

De verdad, me parecía algo extraordinario la gente que controlaba algún elemento de la naturaleza. Había visto u oído de algunos que lo hacían, pero por desgracia mía nunca me puse hablar con ninguno.

-Ciertamente, si. Soy nueva aquí. – reí un poco- Hoy me mude en mi casa y aún tengo cosas por colocar, pero quería despejarme porque…estaba un poco harta, la verdad- sonreí alegremente- Bueno Saab…- me quedé pensativa- serias aun un feto apunto de formarse - reí. Era broma, pero me salió sin pensar, no quería ofender a nadie. Pero después de que me dijera que era un dragón me quedé helada y no es porque Saab me congelara, no. Es que en mi vida hubiera pensado conocer un dragón de cientos de años.

- Oh dios mío, que guay. Tener un dragón de…- pero al ver sus escamas negras y luego decir Oscuridad me aparté un poco de él- ¿Ha…haces magia negra? - le pregunté algo asustada. Lo que hizo era fantástico, una mujer de la antigua Roma molaba bastante, pero… aun así.

-Soy un Lupus Dei- dije sin más- me transformo en un lobo blanco, por eso soy resistente y ágil- le sonreí- y de ahí viene porque soy profesora de educación física jajaja- bueno eso y porque mi padre me machacó desde pequeña, sin olvidarme también del sargento que… madre mía.
Miré a Saab y le pregunté también- eres el único de tu familia que has salido con ese don o… - me intrigaba. Como dije antes, me encantaban esas personas, pero también había oído que algunos son los únicos que lo hacían, es decir, el único de su familia.

off:
Lo siento por tardar, la inspiración me falla de vez en cuando y bueno... T.T


Descansando bajo el árbol {Libre} Firma
Hablo | Pienso| Narro
Documentación:
Descansando bajo el árbol {Libre} Victoria-O-Connor
Victoria O'Connor
Salón : 1 B Dromes : 10428
Reputación : 0
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Sergey Saab el Mar Mar 19, 2019 7:15 pm

-"A este paso, dudo que vuelva a sorprenderme..."- admití a mis adentros luego de presenciar ya varios actos que momentos antes dictaba imposibles; fácilmente, digerí y soporté con mi semblante relajado lo que parecía la transmutación del brazo humano de Eilen en una especie de extremidad reptiliana -"Parte de su naturaleza como Dragón, supongo"- pero todo tiene un limite... Si así es, ese "dragón de colores" como se dijo a si mismo de forma graciosa... Creo desde la más pura oscuridad una mujer; o una silueta siquiera.

Di varios pasos atrás al ver tal acto... Tal negra sombra tridimensional; mi sorpresa fue mayor aún incluso al ver la forma en que se inclinó tal figura -E-es... Asombroso; en situaciones violentas... Que util sería sus poderes... Si es que acaso pueden atacar...- dije, en tono de nerviosismo aún sin acercarme lo suficiente a dicha figura como para presenciar mas detalles que, su negra naturaleza no me dejaba presenciar.

Intente calmarme, volví a mi postura recta... Bueno, en cierta parte, ya un tanto más relajada; después de todo, Eilen demostró no querer ser dañino; de habernos querido atacar, lo hubiera hecho mucho antes de que lo percibiera... Supongo.

Por otra parte, no contesté la pregunta acerca de mi naturaleza; en ese momento poseía total confianza en mi humanidad, y cual torpe soldado nacionalista, negaba ser un "extraño ser mitológico" como en Éadrom; más no olvide su pregunta, y la tendría presente para un futuro.

Ya llegando a claro, faltaba saber de Victoria, quien a mi parecer, ocultaba algo aún desconocido para Eilen y yo...

No me causo gracia su broma.... Pocas ocasiones graciosas logran hacerme reir, pero por respeto, esboze una notoria sonrisa -Si... No dudo que eso sería frente a ambos...- mencioné, aparentando alegría.

Mi curiosidad creció al saber que no trataba con más ni menos que un dragon y... ¿una Lupus Dei? -"Fui al parque... Y me encontré con un Dragón y una mujer-lobo amigables"- reí solo, simplemente por pensamientos ilógicos que a esta hora, son totalmente ciertos -¿Único en mi familia?... No, de hecho... Creo no ser el único...- afirmé, ocultando la verdad de que todos en mi parentezco poseen tales poderes -De igual forma, creo que el menos especial aquí soy yo, es decir... No puedo transmutarme, solo soy, ¿un congelador, supongo?- reí un poco, bajando la tensión que aún conservaba de observar la negra sombra creada por Eilen -Causa gracia... Esta ciudad es... "Un cuento de hadas", del cual ahora incluso yo parezco un personaje- afirmé intentando no bajar mi tono de voz, o expresar algún sentimiento de ira o euforia por tal oración -Solo sé que soy humano, simplemente ello...- Cerré los ojos un momento, tranquilizé mi respiración y recapacité -Si pudiera incluso... Ver como se transmutan, pues... No sé si aquello me sorprenda luego de todo lo visto, pero... Puedo incluso mostrar otra de mis técnicas si eso quieren a cambio- dije, sin sentir ni una pizca de arrepentimiento de mi potencial.


Off:
Por favor, no digan que soy elemental... No aún, es parte de mi trama con Sergey, gracias!


Descansando bajo el árbol {Libre} 51rPOX%2Buq-L._SY355_
Hablo - #9999ff  -  Pienso - #9933ff
      Narro  -  #666666
Sergey Saab
Salón : 3 B Dromes : 11674
Reputación : 4
Mensajes : 34
Ver perfil de usuario
Sergey Saab
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Eilen Shinsei el Jue Abr 11, 2019 3:35 pm


El sentimiento que había transmitido hacia los presentes con mi habilidad era la que esperaba con todo corazón. La oscuridad normalmente se asociaba con el mal, con le miedo y la muerte. Si bien era cierto que como elemento bélico la oscuridad era bastante competente, también era cierto que aquel que lo controlaba podía decidir si esta dañaba o no. Aunque por mas que lo quisiese si esta tocase a un ser de luz el daño provocado no podría ser negado de ninguna manera. Pero al final no podía estar mas conforme y contento con este elemento cuidando mis espaldas.

Intentaba ser lo menos provocativo y salvaje posible, sabia que algunas personas no tenían en buena estima la oscuridad, pero podría calmar sus corazones si les mostraba que era inofensiva. Por lo que no me sorprendió ver como ambos se apartaban suavemente de la "figura" oscura, la cual de hecho movía el cuello viendo a Victoria y Saab respectivamente.

-¡¿De verdad?!- Dije mientras miraba a la nueva profesora. -¡Pues bienvenida a Takemori!- Grite mientras abría los brazos como si fuera a dar un abrazo, mostrando los dientes felizmente. Y la sombra levantaba los brazos hacia arriba, celebrando de una forma...espeluznante. -No se preocupe por los estudiantes problemas, puede usar la fuerza bruta si lo ve necesario... La ultima vez le rompí los huesos a un alumno... No me mires así, fue su culpa- Murmure mientras miraba hacia otro lado a la lejanía y rascaba mi mejilla. No tenia la culpa de ser tan fuerte, que los alumnos fuesen tan débiles y que estos últimos provoquen un desastre tras otro, creyéndose los reyes del mundo por poder tan solo destruir un edificio o dos.

Mientras oia a Saab analizaba su postura como su vestimenta, y su tono de voz. Haciendo lo mismo con Victoria, me parecían unas personas como poco peculiares.

-Con que una mujer-lobo ehh...- Dije mirando de pies a cabeza a la joven, sonriendo al final asintiendo con la cabeza. -Eh conocido a muchos Licantropos y Semi-humanos. Aparte de los Dragones no eh conocido a otro ser tan territorial y furioso- Solté con una pequeña risa, aunque estaba seguro que no era el lugar ni el momento de decir que había matado a la mayoría de esa especie que se me presentaba en frente, hacia mucho tiempo de aquella época como para rememorarla. -Un humano...- Susurre, aunque con la suficiente voz como para que me oyesen. -Si quieres un consejo te diría que no digas que eres un humano a todos los que vayas a conocer en esta ciudad... El miedo y rechazo hacia lo diferente que poseen los humanos también lo tienen los seres sobrenaturales, dudo que sea buena idea estar delante de uno- Dije sinceramente, las personas que poseían este defecto podían contarse con las manos, pero era mejor prevenir que curar.

"¿Verme transformar?", era una pregunta que ya me esperaba que saliese, no veías a un Dragón salido de cuentos de hadas tan a menudo después de todo. Mire hacia los lados, encontrando que los niños que estaban jugando ya se habían ido, con suerte mi tamaño no provocaría grande problemas.

-Respondiendo a tu pregunta anterior, si. Pueden atacar si se los ordeno, pero esta en particular no esta hecha para hacerlo- Respondí mientras hacia que la sombra viviente desaparezca lentamente. -Profesora Victoria... Si hace los honores- Pedí con una sonrisa, esperando poder su forma de animal, solía gustarme ver como otros cambiaban, era algo que no podía ver en mi mismo por obvias razones. Sin duda le mostraría algo bueno cuando tocase mi turno, pero tocaría esperar todavía.


Off:
Perdonad la tardanza en la respuesta, eh estado ocupado con muchas cosas. Que tengan buen dia~





Carnet to´ Elegante:
Descansando bajo el árbol {Libre} 15644
Sensualidad(?):

Descansando bajo el árbol {Libre} Tumblr10

Un regalito <3:
Descansando bajo el árbol {Libre} Eile
Eilen Shinsei
Edad : 26 Dromes : 197074
Reputación : 17
Mensajes : 360
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Descansando bajo el árbol {Libre} Empty Re: Descansando bajo el árbol {Libre}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.