Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Una limpieza a fondo. A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Una limpieza a fondo.

Mensaje por Millicent Valnor el Mar Feb 19, 2019 10:51 am

Una semana había pasado desde que Lucielle había llegado a la vida de Millicent. Una semana de haber abierto aquel portal que liberó decenas de demonios en Éadrom. Durante esos días no había bebido ni una sola gota de alcohol, ya que el remordimiento le ganaba. Si no hubiese tenido esa idea de borracha, habría podido mantener su vida tal cual la llevaba. Durante esa semana su librería había estado cerrada y ella se había trasladado a la casa de sus abuelos con la demonia, pues no sabía qué hacer con ella.

Esos primeros días le habían servido para observarla y junto con sus abuelos, poder enseñar algunas cosas a Lucielle, comportamientos básicos y algo de historia. Ya saben, actualizarla un poco con los acontecimientos ocurridos durante los más de 800 años de su ausencia. Pero sus abuelos no se iban a hacer cargo de ellas, era su responsabilidad. -Tú la invocaste, tú te encargas- fue la orden de su madre. Aunque mama Aya estaba feliz de tener a una niña en casa a quien atiborrar de dulces y galletas, por esta vez no iba a alcahuetear a su nieta ni interferir en la indicación de su hija. Lo mejor que pudo hacer fue darle un libro de recetas de repostería y desearle suerte.

-Quédate ahí, no te vayas a mover- le dijo, señalando la entrada de la casa, Mientras bajaba las bolsas con las cosas de Lucielle. Habían dado vuelta al ático de la casa de sus abuelos buscando las cajas con sus cosas de infancia, encontrando algunos suéters de cuando era más niña. A fin de mes tendría que ver cómo había quedado su caja para salir a comprar cosas para la chica, sobre todo porque tendría que inscribirla en Takemori, como su madre le indicó.

Millicient tenía su departamento encima de su tienda. Era un edificio viejo cercano al Parque Central. Si bien había una escalera que conectaba la vivienda con el primer piso, la entrada oficial era por la puerta del edificio y era allí donde la demonia tenía que esperar mientras Milli pagaba el taxi y sacaba las llaves del bolso. Fue a abrir la puerta, dejándola pasar primero y cerró con doble llave. Estaba muy aprehensiva con Lucielle, no quería perderle de vista en ningún momento.

Subieron las escaleras y entraron al departamento, dejó las cosas en la habitación de huéspedes y luego fue a la cocina por un vaso con agua. Se sentía fatigada y mareada. Quizás era solo lo abrumada que se sentía, el estrés de toda la responsabilidad que se le venía encima. -Luci, ¿quieres comer algo?- le preguntó, llamándola a su lado.



|| Pienso || Narro || Hablo ||
|| Narrador ||
Millicent Valnor
Edad : 27 Dromes : 29143
Reputación : 0
Mensajes : 33
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Re: Una limpieza a fondo.

Mensaje por Lucielle Valnor el Mar Feb 19, 2019 4:00 pm

Ya había pasado una semana desde que fui liberada de la prisión en la que fui sellada, por lo visto mi liberación no fue algo planificado de hecho por como hablaban sobre lo sucedido todo tenía la pinta de que se trataba de un "desafortunado accidente" como lo sucedido con el portal de demonios por el que escaparon cientos de seres del infierno. Dada la situación nos habíamos trasladado hasta el domicilio de los familiares de Milli, aquí pasé el tiempo poniéndome al día con lo sucedido en estos ochocientos años de sueño y vaya sino habían sucedido cosas, la mayoría sonaban demasiado increíbles para ser llevadas a cabo por meros humanos otras de las anécdotas llamaban mi atención, sobre todo lo relacionado con los ángeles y demonios, los cuales hacía ya cientos de años que no interactuaban, ni tan siquiera para hacer pactos o cosas así. Sea como fuere más que interesarme la historia que contaban para informarme o la incesante insistencia para que aprendiera a comportarme acorde a los tiempos actuales, yo prefería estar con la abuela de Milli, ella me trataba bien y constantemente me daba dulces, pero no pudimos quedarnos siempre allí con su familia.

Nos trasladamos al departamento de Milli, su hogar donde yo también viviría, no es que fuese mi hogar del infierno pero por lo menos serviría para mantenerme bajo techo. Esperé frente a la puerta a que ella terminara de bajar unas bolsas que contenían cosas para mí, ropa en su mayoría. Ya cuando abrió la puerta pasé al interior, nada más entrar la acompañé hasta la cocina, bebía un vaso de agua, parecía que el mal estar invadía su cuerpo, a su pregunta negué con la cabeza y la tomé de la mano mirándola bastante preocupada -Puedo aguantarme un poco, ¿Tú te encuentras bien? No tienes buena cara ¿Y si te sientas y descansas? ya buscaré yo algo de comer, no creo que sea muy difícil usar una cocina humana.
Lucielle Valnor
Salón : 1 A Dromes : 29001
Reputación : 1
Mensajes : 29
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Re: Una limpieza a fondo.

Mensaje por Millicent Valnor el Miér Feb 20, 2019 4:22 pm

El aspecto pequeño y tierno de Lucielle despertaba en Milli mucha ternura. Habían momentos en los cuales llegaba a olvidar que era una ancestral reina demoníaca y la contemplaba como a una niña pequeña a quien debía cuidar. Lucía tan frágil que no era difícil simplemente pasar por alto su enorme poder, a pesar de no tener todas sus fuerzas en ella.

Apretó la mano de la pequeña con dulzura y negó con la cabeza. -Creo que si me tomo una pastilla voy a estar mejor- le respondió. -Ven, vamos a acomodar tus cosas en el cuarto, tenemos que ponerlo bonito para ti, ¿quieres? Ya luego cocinamos algo juntas.- propuso a la chica, acariciando con ternura su mejilla. Además, le causó gracia que ella se ofreciera a cocinar algo, primero porque no había nada útil en el refrigerador y segundo porque ni loca la dejaría usar la cocina sin supervisión. -Creo que mejor pedimos algo. Una pizza, sí. Seguro que te van a gustar- le convidó.

Buscó entre los imanes del costado de su refrigerador y encontró el del local de pizzas que quedaba cerca. -¿Quieres con salame y doble queso?- preguntó a la niña mientras hablaba con el vendedor -Sí, y la otra con piña y jamón... sí... sí... ambas familiares... sí, Ryu, me gusta la pizza con piña- comentaba, sonriendo de buena gana, conversando con el vendedor -¿Que qué me pasa? Qué te pasa a ti, mas bien, que hablas así de la pizza con piña... ¡La mayonesa no va en la piña y a ti te encanta!-. Se conocían de voz pues ella siempre llamaba allí. A pesar de sentirse con buén ánimo, el palpitar en sus sienes la estaba matando.

Masajeandose los costados de la frente y manteniendo los ojos cerrados, se dirigió a Lucielle -Nena, ¿quieres unas bebidas?- invitó. Quizás aire fresco le sentaría bien.


Última edición por Millicent Valnor el Mar Mar 12, 2019 2:14 pm, editado 1 vez


|| Pienso || Narro || Hablo ||
|| Narrador ||
Millicent Valnor
Edad : 27 Dromes : 29143
Reputación : 0
Mensajes : 33
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Re: Una limpieza a fondo.

Mensaje por Lucielle Valnor el Jue Feb 21, 2019 3:24 pm

Pastilla...había oído eso de labios de la abuela de Milli, fue una de las tantas cosas que me explicaron sobre todo lo que me había perdido en el tiempo que estuve sellada, los humanos habían avanzado mucho en estos ochocientos años, no sólo en el ámbito tecnológico sino en el sanitario también. ¿Quién me iba a decir  a mi que los malestares que afectaban a los humanos fueran a curarse con solo ingerir una pastilla? En aquellos tiempos en los que vivía no existían tal cosa y muchos morían a causa de las enfermedades al no haber tratamientos apropiados para ello, pero como sea, mientras ella estuviera bien no tenía motivos para seguir insistiendo. -Solo no te sobreesfuerces demasiado ¿Vale? Si bien la pastilla podía ayudarla con el dolor que estaba padeciendo, de nada serviría de no tomar el apropiado descanso. Enseguida fuimos a la que sería mi santuario, la habitación donde dormiría a partir de ahora, estuvimos un rato acomodando todo lo que trajimos en su lugar, decorándola de forma que estuviera presentable y lista para que alguien viviera en ella, durante ese tiempo noté una ligera molestia, no supe que era, era algo que achaqué a estar en un ambiente nuevo así que lo ignoré.

Llegó el momento de comer y para mi suerte, Milli decidió encargar algo llamado pizza, no tuve la fortuna de probarlo antes pero si oí sobre ella y lo vi en esa caja llamada televisión, la mayoría tenían un aspecto delicioso y los pocos alimentos que había comido esta semana fueron un manjar digno de demonios, por eso no dude ni un instante cuando propuso la pizza como comida para el almuerzo. -¡Sí, salame con queso, con mucho queso! Dije animada alzando un brazo; Milli estuvo hablando por ese aparato de comunicación a larga distancia, el "teléfono", aún no me acostumbraba a tener que aprender tantas cosas nuevas. Yo estuve esperando a su lado mientras ella conversaba, conforme pasaban los segundos esa molestia volvió a hacerse presente, esta vez cobraba más fuerza y la molestia fue algo que se hacía insoportable cuanto más tiempo pasaba. -¿Pero qué?

Traté de aguantarme un poco, podría tratarse de hambre, pero esa idea la descarté en cuanto sentí náuseas, mi hambre no me causaba estos efectos, ni siquiera después de semanas de hambruna, era un mareo intenso, la cabeza me daba vueltas y a veces notaba como el estomago se  me revolvía, mi rostro se tornó algo pálido y llevé mi mano a mi boca, cubriéndola como si de un momento a otro fuera a vomitar. De hecho, la propuesta de ir por bebidas me llegó a provocar arcadas, en estos momentos lo menos que pensaba era en echarme algo al estómago. Observé a mi alrededor, temblando un poco y finalmente  me di cuenta de lo que sucedía. -¿Q-Quien? dije en voz baja y de pronto alcé la voz notablemente molesta -¿Quién ha sido el idiota que ha usado energía sagrada aquí? ¡Lo mandaré de vuelta al cielo de una patada! Otra vez esa sensación de ardor y arcadas hizo que me cubriera la boca y perdí el equilibrio. Caí arrodillada al suelo y me giré para verla a ella. -Energía sagrada...la odio, nunca antes me había afectado tanto, maldita sea mi forma actual, en mi forma real no sería un problema...pero ahora... Con dificultad me puse en pie, estiré los brazos y cerré los ojos. -Como esto no funcione pienso matar a quien sea responsable de esto... Así sin más demora, emití una gran onda de energía oscura de carácter no destructivo, una simple manifestación de mi aura demoníaca que se abrió paso hasta cada rincón del edificio, cambiando la energía luminosa por oscura. Exhalé un profundo suspiro y me dejé caer al suelo con los brazos por encima de mi cabeza, esto me había dejado algo cansada, no imaginé que una exposición tan poco prolongada a energía sagrada fuera a mermar mis fuerzas hasta este punto -Milli, ahora si que me vendría bien algo de beber.
Lucielle Valnor
Salón : 1 A Dromes : 29001
Reputación : 1
Mensajes : 29
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Re: Una limpieza a fondo.

Mensaje por Millicent Valnor el Mar Mar 12, 2019 2:13 pm

Sonrió ante la reacción alegre de Lucielle. ¡Es que era una niña alegre! O por lo menos así mostraba su actitud. ¿Sería por perder sus poderes? Tal vez el volver a ese cuerpo no solo era un tema físico, quizás implicaba algo mental. Sea lo que fuese, a Millicent le gustaba que fuese así. -Salame y triple queso- aseguró, guiñándole un ojo. Terminó el pedido, cerrando los ojos y reposando la frente en la mano, masajeandose suavemente. No notó el malestar de la pequeña, pues estaba muy concentrada en apaciguar el propio.

Solo levantó la mirada distraídamente cuando escuchó a Luci mencionar algo de energía sagrada -¿Energía sagrada?- dijo -No, Ryu, no quiero unas energéticas con el pedido, eso no fue contigo... solo mándame las pizzas, acá pago con tarjeta- finalizó y colgó apresurada. Rodeó el mesón y fue junto a la demonia. -¿Qué quieres decir con "energía sagrada"? ¿Un hechizo? ¿Una bendición?- indagó, queriendo saber más. -¿Que funcione qué cosa?- continuó preguntando, confundida, justo cuando Lucielle emanó una pulsación de su propia energía oscura.

Millicent sintió que el tiempo se detuvo de golpe cuando la onda la atravesó. Pudo verlo todo en cámara lenta, incluso, el color del aura oscura que salió del cuerpo de la demonia. Fue tan fuerte y poderosa la sensación, que sintió perder el aliento unos segundos y dio tres pasos atrás. Una vez fue traspasada por aquella energía, todo volvió a la normalidad, el mareo desapareció, la pesadez en el ambiente, el aire enrarecido, todo. La bruja quedó desconcertada, mirando a todos lados. Incluso Salem apareció.

-Luci, Luci... ¿qué pasó? ¿Estás bien? ¿Qué hiciste?- preguntaba suplicante la bruja, arrodillándose junto a la pequeña demonia, acariciándole el cabello y la frente. -Sí, iremos por las bebidas, las que quieras- aseguró, sonriente.


|| Pienso || Narro || Hablo ||
|| Narrador ||
Millicent Valnor
Edad : 27 Dromes : 29143
Reputación : 0
Mensajes : 33
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Re: Una limpieza a fondo.

Mensaje por Lucielle Valnor el Lun Mar 18, 2019 5:52 am

¿En qué momento fue? No recordaba nada relacionado con esta energía sagrada ya que cuando salí de la estatuilla todo estaba bien, no me sentía mareada en absoluto, de hecho estaba llena de energía, incluso cuando dejamos el lugar para ir con los familiares de Milli, allí continuaba en perfectas condiciones ¿Se colaría alguien para imbuirla con dicha energía durante nuestra ausencia? Era lo más plausible pero eso dejaba la incógnita de qué razón podría tener el responsable para hacer tal cosa, después de todo a menos que supiera de mi existencia nadie se molestaría en acercarse a "purificar" la casa y como los únicos que sabían de mí eran Milli, así como su propia familia eso seguía haciendo que me preguntara quien pudo ser y qué razón pudo tener. Dejé de darle vueltas a los pocos segundos, no estaba como para gastar las pocas energías que me quedaban tras la exposición al elemento que me era perjudicial y la nova oscura que use para revertir los cambios a un elemento más conveniente para mi persona.

-¿Que qué hice? pregunté mirando a Milli con una expresión que reflejaba el ligero mareo que aún yacía en mi cuerpo. Exhalé un profundo suspiro y respondí desganada. -He usado mi propia energía oscura para cambiar la energía de luz que rodeaba la casa por energía oscura. Me quedé pensativa un momento buscando un término más comprensible y volví a hablar. -Poniéndolo simple, he maldecido el lugar. Ahora aquellos que posean una afinidad con lo sagrado se sentirán enfermos, mientras que yo, que tengo afinidad oscura, me sentiré llena de energía, esto por supuesto también se extiende a ti ¿Verdad que ahora te sientes mejor? Le dediqué una dulce sonrisa mientras me levantaba y me acerqué a ella para abrazarla cariñosamente, dándole un beso en la mejilla, seguidamente di un pequeño salto en dirección a la mesa para poder terminar sentada sobre esta. -¿Tardará mucho en venir la comida? Me esta dando mucha hambre...
Lucielle Valnor
Salón : 1 A Dromes : 29001
Reputación : 1
Mensajes : 29
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Re: Una limpieza a fondo.

Mensaje por Millicent Valnor el Mar Mar 19, 2019 1:30 pm

Milli se sentía confundida. No era por la explicación que le había dado Lucielle, eso lo había entendido perfectamente. De hecho, era muy lógico lo que había ocurrido y la solución que había dado la demonia había sido muy buena, aunque habrían podido llegar al mismo resultado con unos conjuros y hechizos. Lo que causaba preocupación a la bruja era el hecho mismo de que alguien hubiese hecho eso a su casa.

No es que Milli mantuviera tótems en el edificio, ella no llamaba a la oscuridad ni creaba auras malignas. Ella no hacia nada de eso. No era una adoradora del demonio ni nada por el estilo. No era un ser malvado que quería la perdición para el mundo, todo lo contrario... ¡Quería acabar con el capitalismo, por el amor de dios! El problema con ella es que era alérgica a lo bendito. Existen alérgicos al glúten y alérgicos a lo divino. Ella sufre de lo segundo. Y sí, pasaba que sus poderes se potenciaban lo pagano y profano, lo que no significaba que ella se inclinaba por ser malvada.

-¿Quieres decir que alguien bendijo nuestra casa?- preguntó, caminando junto a Luci. Se metió entre las piernas de la niña y la abrazó por la cintura, apoyando la cabeza en el hombro de ella. -Sí... me siento fantásticamente, creo que nunca me había sentido así de bien- aseguró. -De verdad, nada me duele ni me molesta. Incluso, siento cómo fluye la magia por mi cuerpo- contó, cerrando los ojos. En su cojín, Salem ronroneaba mientras amasaba de contenta. Ella como familiar de Milli también se veía beneficiada del nuevo aura que inundaba el hogar.

-Pero la casa estaba normal cuando nos fuimos...- comentó. Se quedó en silencio un momento, mientras un pensamiento horrible cruzó por su cabeza. Si habían intentado bendecir su casa, era porque alguien había detectado el regreso de Lucielle a este plano. Apretó el abrazo antes de soltarla y fue a buscar sus llaves, no mencionaría aquello a Luci en aquel momento -Bajemos por unas bebidas de naranja- le propuso -Las pizzas llegan como en media hora, nos da tiempo de ir y volver- respondió, sacándole la lengua, divertida.



|| Pienso || Narro || Hablo ||
|| Narrador ||
Millicent Valnor
Edad : 27 Dromes : 29143
Reputación : 0
Mensajes : 33
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Re: Una limpieza a fondo.

Mensaje por Lucielle Valnor el Miér Mar 20, 2019 1:21 pm

Mi poder fue en su día bastante grande y mi resistencia sublime, tanto que podía exprimirlo durante horas sin caer cansada hasta dos o tres días después; puede que ahora siguiera siendo resistente y mi poder fuera sobresaliente pero en mi situación actual no era ni la sombra de lo que fui. La exposición a mi debilidad y el gasto de energía ahora suponían que debía recargarme cuanto antes o sería muy perjudicial, por ese motivo en mi mente rondaba el deseo de comer cuanto más pronto fuera posible, pero sabía que no iba a recibir la comida de inmediato, que demoraría un poco antes de poder abrir la caja de pizza y deleitarme con el delicioso sabor de ese manjar de origen italiano. Que Milli me estuviera dando conversación ayudaba bastante a que no pensara en ello más de lo necesario y que mi cabeza se despejase un poco. Sentí ese abrazo y sonreí más calmada, conforme avanzaba el tiempo y la energía oscura se asentaba en el hogar, el malestar que permanecía en mi cuerpo se iba disipando como si nunca antes hubiese estado. -Me alegra que estés bien, de todas formas debemos ser cuidadosas, el que hizo esto podría regresar.

Media hora...ese seria el tiempo que faltaría hasta que pudiese llenar el estómago, no es que me hiciera gracia la espera pero poco podía hacer, me bajé de la mesa y corrí hasta ponerme al lado de Milli cuando ella regresó con las llaves de la casa. -¿Media hora? ¿Pero que tan lentos pueden ser? me quejé inflando las mejillas un poco y resignada me crucé de brazos. -Esperaré, pero espero que no las traigan frías o patearé al repartidor. finalmente tome con suavidad su mano y esboce una dulce sonrisa, diciendo las siguientes palabras. -¿Nos vamos?
Lucielle Valnor
Salón : 1 A Dromes : 29001
Reputación : 1
Mensajes : 29
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Re: Una limpieza a fondo.

Mensaje por Millicent Valnor el Vie Jul 05, 2019 3:51 pm

Había decidido pasar por las pizzas junto con Luci, eso era mucho más rápido que esperar por ellas en casa. Además, a pesar de que la pequeña había inundado la casa con su poder, se sentía un tanto insegura allí y necesitaba tomar aire. Llevaba las bebidas de naranja grandes en la mochila, había comprado una de lata a la pequeña y un paquete de papitas para entretener la tripa mientras tanto. Bravo por la alimentación balanceada.

Ella sujetaba la mochila con una mano y con la otra sostenía en su boca el bombón que chupaba. Iban despreocupadas por la acera, en la esquina estaba la pizzería, estaban tan cerca que se podía percibir el perfume a queso derretido y salsa de tomates. -Ya puedo sentir el salame y la piña...- mencionó Milli, relamiéndose. Tenía mucha hambre y aquel chupetín no lograba ser ni siquiera una distracción decente.

Inocentes de que estaban siendo seguidas. Un pequeño bulto entre las sombras se movía intentando pasar sin ser notado. A pesar de su forma esponjosa y sus torpes movimientos, la presencia de aquella gran morcilla con patas era ignorada por la bruja y la demonia. El pequeño esbirro era tan insignificante que su fuerza oscura pasaba desapercibida para ellas. Pero él era ambicioso, travieso y no conocía mucho lo que era el miedo. Qerobam creía que podría vencer a la Reina de los demonios.

Milli y Luci entraron en la pizzería, Qerobam se escabulló dentro justo antes de que cerraran la puerta. -Hola, vengo por el pedido a nombre de Millicent- dijo ella, acercándose al mesón. El encargado asintió y dijo que estaba por salir, que por favor esperaran. Ambas chicas fueron a una mesa y conversaban distraídas, mientras el esponjoso diablillo urdía su plan maestro.

El plan consistía en:
1- cambiar el queso mozzarella por parmesano
2- echarle ajo y cebolla a la pizza con piña
3- cambiar el orégano por el romero
4- cambiar el salame por pepperoni

Sí, definitivamente era un plan perfecto para fastidiar a la gran Lucielle.

Estaba en plena ejecución de su plan, cuando entró el cocinero, secándose las manos. Apresurado, Qerobam se metió en un hueco para esconderse. Al principio estuvo todo bien, hasta que comenzó a calentarse. La temperatura aumentaba y era peor que las llamas del infierno.

Con un chillido, saltó disparado fuera, cayendo encima del pizzaiolo.


|| Pienso || Narro || Hablo ||
|| Narrador ||
Millicent Valnor
Edad : 27 Dromes : 29143
Reputación : 0
Mensajes : 33
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Re: Una limpieza a fondo.

Mensaje por Lucielle Valnor el Dom Jul 07, 2019 5:07 pm

Nada más salir de casa nos dirigimos hacia la pizzería, habíamos concluido de que sería más rápido ir a por ellas que pasar esperando ese tiempo en casa; el hambre me habría hecho quejarme pero como Milli me había dado una bebida de naranja y unas papitas para comer y así tener algo en el estómago antes del plato principal, la verdad es que no llegué a mostrarme tan quejosa como habría pasado en caso contrario, ella por su lado había decidido por una especie de dulce, le habría pedido un poco pero no quería parecer glotona ni egoísta, además pronto comeríamos pizza así que con las papitas me llegaría para aguantar. Ya hacía unos cinco minutos que había dejado la lata y envoltorio de mi pequeño tentempié en la papelera y prácticamente estábamos a pocos metros del edificio de nuestro destino, el aroma en el aire permitía que mi fino olfato captara el aroma de la masa cocinándose junto con los ingredientes, olía demasiado bien, el queso derritiéndose, el tomate cocinándose, prácticamente se me hacía la boca a agua. -Milli, apresurémonos, ese aroma me esta tentando demasiado.

Pedí con tono de ruego dando leves tirones a su ropa para captar su atención. Al llegar a la pizzería pasamos al interior y fuimos a la barra a informar de que teníamos un pedido para recoger, pero por desgracia para mí aún le quedaban un poco, motivo por el cual se me dibujó una expresión de frustración en el rostro que adorné con mis mejillas hinchadas. De mala gana acompañé a Milli hasta una mesa donde nos sentamos, tomé asiento enfrente de ella y me crucé de brazos notablemente molesta. -¿De verdad aún no están listas? Jo, mira que he tenido cocineros lentos en el infierno, pero esto se lleva la palma. Sí, quizás estaba sacando las cosas de quicio, incluso mis consejeros me dijeron que me vendría bien tener algo de paciencia, alegaba que "el arte requiere su tiempo así como la cocina" pero pese a que comprendía lo que me decían, no podía evitar alterarme debido al hambre, así era yo, después de todo dada la ingente energía demoníaca que  poseía, era imperativo para mí reponer fuerzas, por no hablar de que mi apetito era más voraz que el de otros demonios menores.

Me relajé un poco conversando con Milli hasta que entonces escuché un chillido. -¿Qué ha sido eso? Por alguna razón ese tipo de sonido me resultaba familiar, como de haberlo oído antes pero ¿Dónde? Y ¿Cuando? No debía ser nada, seguro que alguien de cocina que se habría quemado, el hambre ya me estaba haciendo oír y pensar cosas que no son. -Bah, no ha debido de ser nada, por un momento pensé que...¡No, eso es imposible! dije riendo suavemente mientras balanceaba las piernas de forma juguetona mientras miraba a Milli a los ojos. -Olvídalo, el hambre me debe estar afectando.
Lucielle Valnor
Salón : 1 A Dromes : 29001
Reputación : 1
Mensajes : 29
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Re: Una limpieza a fondo.

Mensaje por Millicent Valnor el Jue Jul 11, 2019 3:43 pm

Conversaban y reían, Milli le ofreció de su chupeta a Luci, imaginaba que a la chica le picaban las ganas de comerla -Aquí tienes- le ofreció tras darle una última lamida -Es de las de centro líquido- le advirtió, entregándole el palito.

Luego el ruido de la cocina -Sonó como si le pisaran la cola a un gato... ¿Qué escuchaste tú?- le preguntó la bruja a su pequeña demonio. Giró para ver mejor hacia donde estaba la cocina y, como era de esas abiertas, pudo ver hacia adentro al pizzero correr dentro, con un rodillo entre las manos abanicando el aire y tirando abajo cuanto se le atravesaba en el camino. Era como ver un sketch del club de la comedia.

-¿Qué demonios estará pasando allá?- preguntó Milli. No fue sino hasta que una bola de pelos negra saltando que entendió lo que pasaba -¡Se les ha metido un gato!- exclamó y se echó a reír. La fuerza de Qerobam era tan insignificante, que Milli no lo percibía, se confundía con la que emanaba Lucielle.

Se volvió a girar para volver a conversar con Luci, cuando la bola de pelos salió disparada de la cocina y aterrizó en la cabeza de la bruja, quien comenzó a chillar de espanto, pues la cosa se le aferró al cabello -¡QUÍTAMELO! ¡QUÍTAMELO!- gritaba con desesperación. Y fue allí que sintió su aura demoníaca.

Se quedó quieta, petrificada, mirando a Lucielle -¡ATRÁPALO!- fue lo único que salió de su boca, indicándole a Lucielle lo que tenía que hacer.


|| Pienso || Narro || Hablo ||
|| Narrador ||
Millicent Valnor
Edad : 27 Dromes : 29143
Reputación : 0
Mensajes : 33
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Re: Una limpieza a fondo.

Mensaje por Lucielle Valnor el Dom Jul 14, 2019 7:51 am

De vez en cuanto iba observando la chupeta que sostenía Milli, como no ella no tardó en darse cuenta de mi interés en ese caramelo con palo y me lo ofreció, encantada lo acepté y me dediqué a darle lamidas, su sabor me gustaba ¿Quién iba a pensar que los humanos pudiesen crear cosas como esta? El sonido que escuchamos volvió a repetirse, lo que hizo que supiera que no me lo había imaginado, realmente escuché algo provenir de la cocina. Al echar un ojo a la pequeña ventana carente de cristal donde podía verse el interior de la cocina y a sus trabajadores, pudimos ver como el pizzero parecía pelearse con algo, el causante era una extraña y rebotante mata de pelo oscuro que iba de aquí allá ¿Sería un gato tal como afirmaba Milli? A mi no me lo parecía, ¿Qué iba a pintar un gato aquí? Y de serlo ¿Cómo se habría metido en la cocina? El responsable de tal algarabía rebotó hasta nuestra posición, aterrizando sobre la cabeza de Milli, la cual como era de esperar, se alarmó bastante pidiéndome que se lo quitara de ahí, fruncí le ceño tratando de ver mejor de qué se trataba y cuando pude vislumbrar la verdadera identidad del culpable emití un leve suspiro de decepción ¿De verdad me había preocupado tanto por nada?

-¿Me he preocupado por eso? Se notaba una expresión de molestia en mi rostro, coloqué una mano en mi cadera y con la otra señalé a la cabeza de Milli con gesto autoritario y amenazante. -¡Tú! Maldito bufón subdesarrollado, sal ahora mismo de su cabeza o te mando al infierno de una patada. El demonio no parecía querer atender mis ordenes, de hecho incluso me hizo burla sacándome la lengua, afrenta que no pude tolerar, sin pensarlo me lancé sobre Milli, haciendo que las dos cayéramos al suelo, el demonio como no antes de la caída dio un salto y se colgó de la lámpara del techo. -Auch...perdona Milli. a modo de disculpa le di un beso en la mejilla y enseguida me puse de pie, ahora saqué mis guanteletes demoníacos y apunté con la palma descubierta hacia la lámpara, preparándome para disparar un rayo de mi Flare Blast. -Soy la Reina de los Demonios Lucielle, creí haberte desterrado después de tu última pifia en el banquete real ¿Que haces aquí?
Lucielle Valnor
Salón : 1 A Dromes : 29001
Reputación : 1
Mensajes : 29
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Una limpieza a fondo. Empty Re: Una limpieza a fondo.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.