Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

Clubes/Rol.
El club de cocina te espera.
POR Jestro / Jevil
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Kanade & Ui [I.D]
El vaticinio del bosque. EmptyHoy a las 11:08 am por Kanade/Ui

» Hello Stranger (Priv. Irathorn.)
El vaticinio del bosque. EmptyHoy a las 1:32 am por Eileen Wolff

» Bloody Paradise [Afiliación Élite]
El vaticinio del bosque. EmptyAyer a las 11:37 pm por Invitado

» Un castigo, una sección desconocida de la biblioteca ¡Cuidado! [Libre]
El vaticinio del bosque. EmptyAyer a las 9:22 pm por Rechy Syphiras

» Todo sea por un barril de ron ©
El vaticinio del bosque. EmptyAyer a las 8:41 pm por Rechy Syphiras

» TIENDA DE ITR
El vaticinio del bosque. EmptyAyer a las 6:47 pm por Nero Angyros

»  Schatten { Priv. Amadeo Roma} +18
El vaticinio del bosque. EmptyAyer a las 6:01 pm por Liu Feilong

» Synchronicity - Privado Judah
El vaticinio del bosque. EmptyAyer a las 3:50 pm por Judah Hurley

» Nos conocemos - Privado Judah
El vaticinio del bosque. EmptyAyer a las 1:44 pm por Judah Hurley

» Yoru Furukawa ─ ID
El vaticinio del bosque. EmptyAyer a las 8:27 am por Alice/Elizabeth



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






El vaticinio del bosque. A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado El vaticinio del bosque.

Mensaje por Haruki Nishinomori el Dom Feb 10, 2019 11:08 pm

Hmmm observó intranquilo su entorno, sentado bajo la sombra de un árbol— ¡Hmmmm!— se puso de pie sin dejar de observar aquel sitio¡HMMMM! subió hasta la rama del árbol y se sostuvo con la parte trasera de sus rodillas para mirar, de cabeza, el mismo panorama. Ya que no estaba tan alto, trepó la rama nuevamente para luego saltar hacia el suelo. Estando en tierra nuevamente, notó que una fila de hormigas trepaban a toda prisa el árbol que se encontraba a su lado ¿Algo extraño pasa, no creen? cuestionó a los pequeños insectos, mirándolos de cerca.

Desde hace un tiempo, el ambiente de aquella enorme arboleda que tenía como el patio de su casa, había cambiado. Ya que pasaba mucho tiempo explorando el lugar, poco a poco se fue dando cuenta de que sus pequeños y grandes amigos animales se hallaban intranquilos por algún motivo. El viento soplaba con fuerza, haciendo que las plantas a su al rededor silbaran. Había corroborado por sí mismo que el comportamiento de esos animales no era el normal, algo raro sucedía y ahora era el momento de ir a comprobarlo.

Se adentró a su hogar en búsqueda de una mochila y un abrigo. En el salveque, guardó un jugo de caja, un emparedado, una barra de chocolate, una botella de agua, baterías y un foco. Eran aproximadamente las 3:40 p.m, en unas horas comenzaría a oscurecer y a Haruki realmente no le gustaba estar en medio de la oscuridad sin nada que lo protegiera—Tal vez si encuentro a las hadas, ellas sepan qué sucede. Quizás debería ir a hablar con los seres que viven cerca del Gran Roble... ¡O puede que sea mejor buscar a un sabio dragón! Pero no he vuelto a ver a la señora Dragona de la cueva. ¡No te apresures, Haruru! Siempre está la opción de ser el que lo descubra, ¡Sip, sip!— se hablaba mentalmente mientras se adentraba al bosque. Mucho seres que conocían al niño o estaban familiarizados con él, lo vigilaban entre ramas y arbustos, sabían que en el bosque habían estado ocurriendo disturbios, de momento, a una escala menor y era su deber vigilar que nada le ocurriera a aquella criatura que nunca los había lastimado, aquel niño que los llamaba "amigos".


Última edición por Haruki Nishinomori el Miér Feb 27, 2019 7:47 pm, editado 1 vez


El vaticinio del bosque. S5_Jq_LHLk

Narro Pienso Hablo

El vaticinio del bosque. Ww_Ml95_Ru El vaticinio del bosque. JNKnge87 El vaticinio del bosque. Image

¡Magia!:

El vaticinio del bosque. Wk_ACCioq
El vaticinio del bosque. B5y_KDMDG
Haruki Nishinomori
Dromes : 101298
Reputación : 10
Mensajes : 335
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El vaticinio del bosque.

Mensaje por Zackary Argyreon el Lun Feb 11, 2019 10:23 am

Recordar la mirada de aquella cosa, del esperpento del que se había encargado noches antes, todavía le helaba la sangre. No era producto del invierno ni del frío que estaba haciendo en esos momentos, tan solo el pensamiento le aturdía y ocasionaba que sus manos comenzasen a dejar salir flamas tenues y repentinas, como si su instinto de supervivencia se activase ante el peligro. Una visión que le había estado dando vueltas en la cabeza desde esa noche que lo encontró vagando en el bosque, un ser producto de rituales arcanos y antiguos con origen en las inmediaciones más profundas del agreste, cuya aparición solo anunciaba problemas. Había estado bostezando durante toda la mañana pues había dormido poco ya por tres días seguidos, tenía hambre y el desgano se le notaba en la cara, también en el cuerpo que se encontraba inclinado hacia adelante mientras caminaba despacio, balanceándose como si estuviera obligado a avanzar.

Los grandes elfos le habían comunicado que anduviera con cuidado, que el bosque no era el mismo. Zack desde luego era devoto a esas entidades que se entremezclaban con la fragancia misma del bosque, pues sabía que ellos eran uno solo con aquella espesa maleza y que en sus ojos ocurría todo lo que en ese vasto follaje se presentaba. No iba a poner en tela de juicio sus advertencias, pero tampoco iba a dejar de trabajar así como así, por lo que buscó la forma de hacer sus días más llevaderos y no dejarse caer víctima del pánico como el resto de hadas había hecho. El ambiente había cambiado, estaba claro que muchos preferían encerrarse en sus casas desde temprano y no asomar siquiera las narices una vez el viento comenzaba a soplar de esa manera, tanto que aquello propinaba al paisaje una apariencia derruida y algo decrépita, apagada. Ya no conservaba el mismo tono vivo de hacía un tiempo, era como si el miedo se hubiera apoderado de quienes habían escuchado la noticia. No obstante de vez en cuando una que otra mirada curiosa podía verse escrutar por entre las hojas o agujeros de los troncos para verlo pasar y sentirse segura de nueva cuenta. La presencia del dragón devolvía la estabilidad emocional a las pequeñas criaturas que se sentían protegidas bajo su sombra y presencia, pero cuando se alejaba, de nueva cuenta regresaban arrastrándose a las sombras, al rincón oscuro donde preferían no ser encontradas.

Los caminos estaban desolados, pero eso mismo significaba que en horas el joven no había encontrado a nadie ni tampoco algo fuera de lo común, salvo ese sonido enervante que provocaba el viento en movimiento con su silbar. Los sentidos del dragón se mantenían activos, tensos, como si algo estuviese a punto de ocurrir pero sin ser claro. No era como si algún desastre natural fuese a ocurrir pronto, las nevadas habían terminado, y no era época de huracanes tampoco. Por otro lado, en el último incendio forestal él mismo se había encargado de apaciguarle con sus propios medios y alternativas. Jamás había sentido eso que sentía allí bajo la protección de la esfera de luz, ¿era cierto lo que decían sobre la calamidad divina? Su experiencia propia y extraña a Éadrom -porque había vivido durante milenios explorando el resto del mundo- le daban ciertos méritos que no todos conocían, después de todo era un extranjero que había llegado hacía apenas dos siglos a vivir ahí y a hacerse uno con ese bosque. Agradecía con creces la hospitalidad de esas criaturas, había recibido tanto que ahora pretendía remunerar lo ofrecido con su propia protección y carácter. Tal vez una presión que ni siquiera los altos elfos llegaban a comprender, pero que de alguna manera aceptaban.

Los rumores de las anomalías se esparcieron como polen en los alrededores de la comarca y del otro lado de la colina donde era que vivía. Las hadas habían hecho lo posible por llevar los informes hasta donde sus alas pudieron soportar, pues cruzar el límite, hacia los inexplorados territorios del norte les fue imposible. Ni qué decir de las ninfas, que solían cantar sobre las rocas y troncos, ahora solo regalaban al aire melodías apagadas y nostálgicas. A ellas el propio dragón les tenía una estima en particular, pero según lo mencionado, ellas se habían apagado y se mostraban muy discretas en cuanto al tema de la oscuridad que se cernía sobre el panorama. Todos tenían miedo.

El reptil sacó unas cuantas bayas del saco que colgaba de su cinturón y procedió a comer, triturando incluso el huesecillo y las semillas para ganar algo de control sobre su ruidoso vientre. La carne la tendría que probar hasta llegar a casa, allá en el otro extremo del lago donde su hogar se encontraba tallado entre las raíces de un gran árbol. Para llegar faltaba un tramo todavía, y se animó a rodear el acuífero a pie pues no le vio utilidad a saltar sobre las rocas que a veces podían ser resbalosas y no iba a permitirse terminar mojado. Tragó el contenido de su boca y prosiguió su camino ahora que se veía un poco más revitalizado, su marcha se hizo presurosa pero sin llegar al trote; el viento volvió a soplar vago y le acarició los mechones de cabello que llevaba sobre la frente, era tan drástico que incluso parecía buscar ofenderle con su silbido agudo.

Algo vino luego, un sonido macizo sobre la estructura del suelo que todavía estaba cubierto de ramas y hojas de invierno. — ¿Uhm? — Su ceja se levantó. Cualquiera en medio de esa situación tan silenciosa y tétrica hubiera podido pegar un grito en el cielo, no obstante, el dragón entendía qué era peligro y que no, por lo que se mantuvo templado y buscó con la mirada la fuente del sonido. No temía encontrarse con otra criatura descarnada, sabía como destruirlos ahora, pero su sorpresa fue tal vez mayor cuando vio que se trataba de una criatura muy diferente a lo esperado. — ¿Qué? ¿Quién...? — Un niño. Era algo curioso ver como del resto solo él apareció de la nada, ¿algún espíritu del bosque? su apariencia le hizo desistir de ponerse a la defensiva, irradiaba un sentimiento orgánico y cómodo, aún así el dragón no se acercó tan pronto y lo miró con algo de escepticismo: — ¿Qué haces? Deberías estar en casa — Pronunció.


El vaticinio del bosque. NmdsmBC
Every with you:
El vaticinio del bosque. P0uCAeM
Zackary Argyreon
Dromes : 74295
Reputación : 19
Mensajes : 191
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El vaticinio del bosque.

Mensaje por Haruki Nishinomori el Miér Feb 27, 2019 10:06 pm

A cada paso que daba, sentía como sus ojos se aireaban y daban una sensación de secor que pronto se convertía en un lagrimeo involuntario. Su nariz y orejas se enrojecieron Debía traer un gorro y no conformarme con el de mi abrigo pensó mientras hacía un puchero. Y es que la intensidad con la que soplaba el viento mientras más se adentraba, era mayor; quizás se debía a la presencia de los abetos que aparecían con más recurrencia por esa zona, o tal vez era otra señal de peligro para hacerlo desistir de aventurarse en el bosque.

El mayor problema para los seres que lo observaban, es que tampoco podían involucrarse demasiado si algo malo le ocurría al pequeño y él estaba siendo poco cuidadoso con su presencia, probablemente por la falta de experiencia en situaciones de supervivencia. Tampoco se dio cuenta de que alguien se hallaba cerca, siguió su camino con tranquilidad hasta que él se acercó y le habló... para regañarlo. Para suerte de ambos, Haruki no gritó, pero si dio un salto hacia atrás debido a la sorpresa.

— ¡Me asustó!— pronunció un poco alterado, con una mano en el pecho. Había un adulto en el bosque y él también se preguntaba por qué otra persona rondaba por esos lares. No sabía si era peligroso decirle o no lo que estaba haciendo, su madre le comentó alguna vez que no debía charlar con extraños— Pero no parece una mala persona— Desvió la mirada por unos segundos y luego la alzó para observarlo— Bueno, es que...— se rascó la nuca antes de hablar El bosque ha estado muy raro en estos días. ¡Creo que algo extraño está pasando! Incluso los pajaritos, venados, conejitos  y hormigas parecen asustados, ¡hasta desapareció la señora Dragona! Quiero saber qué pasa— terminó respondiéndole con total sinceridad.

Es un poco tarde, ¡pero no podía quedarme quieto! Este bosque es mi casa, ¡debo cuidar mi casa! Llevo conmigo todo para explorar en la noche, estaré bien. ¡Aunque no lo parezca, sé cuidarme solo!comentó lo último con gran orgullo Mmnn, ¿Y usted está perdido o vive por aquí? A veces llegan personas perdidas cerca de mi casa. El bosque es peligroso para las personas que no lo conocen. ¿O tal vez sabe algo?— Haruki estaba bastante intrigado sobre aquel joven, tal vez era como él y estaba intentando averiguar qué sucedía.

Mientras ellos hablaban, el sol comenzaba a ocultarse detrás de la montaña. La oscuridad que paulatinamente cubría el sitio, inquietaba a todos los seres vivos a su alrededor, pese a que los rayos del sol no desaparecían por completo aún. Aquel ambiente era muy tétrico para Haruki, le evocaba recuerdos de películas de terror. Estaba un poco nervioso, pero debía ser fuerte. Escucharía todo lo que aquel hombre tuviese que decir.


El vaticinio del bosque. S5_Jq_LHLk

Narro Pienso Hablo

El vaticinio del bosque. Ww_Ml95_Ru El vaticinio del bosque. JNKnge87 El vaticinio del bosque. Image

¡Magia!:

El vaticinio del bosque. Wk_ACCioq
El vaticinio del bosque. B5y_KDMDG
Haruki Nishinomori
Dromes : 101298
Reputación : 10
Mensajes : 335
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El vaticinio del bosque.

Mensaje por Zackary Argyreon el Miér Mar 06, 2019 9:05 am

El dragón levanto la cabeza y lo miró altivo, como si de buenas a primeras considerase su presencia algo incongruente -aunque a como estaba la situación, la verdad, lo era- y por un solo momento le pasó por la cabeza desconfiar de él. De nueva cuenta la mirada del pelirrosa le recorrió el cuerpo de arriba abajo e intentó suponer varias cosas. Su atención fue llamada cuando mencionó aquello del bosque, por supuesto, cualquiera, propio o ajeno supondría que esa arboleda no estaba bien en esos últimos días. — Ya es un mes que el bosque está tan inquieto por su cuenta, me imagino que el guardián del bosque no vendrá éste año para resolverlo — Se encogió de hombros mientras se cruzaba de brazos mirando hacia el horizonte. El mismo dragón representaba una entidad protectora, pero era una protección más bruta y física por así decirlo, un papel que se había logrado a pulso sin ninguna clase de esotérica ni poder ancestral. Del guardián que hablaba en esos momentos era aquél que sanaba desde adentro al bosque, cada raíz, curaba el viento que soplaba amenazador, furioso, reponía las ramas, hacía florecer todo en su momento.

No era bueno cazar siquiera cuando se sabía que ese "otro guardián" rondaba el bello paraje, pues se decía que aquello solo le hacía enojar o entristecer. Zackary sabía muy bien también que algunas culturas previas solían ayunar y hacer rituales en su honor mientras éste andaba por la llanura. Momentos y fiestas especiales que quedaron atrás por supuesto, pero que tendrían mucho que ver con aquellas escrituras que había encontrado en el viejo templo, donde extrañas figuras de deidades antiguas todavía seguían de pie.

Extendió la mano y dejó salir desde sus dedos una flama que posteriormente envolvió toda su mano para iluminarse un poco en pos de ayudar a evitar la ansiedad que la oscuridad parecía estar provocando en el pequeño. Ese fuego era lo suficientemente brillante como para iluminar todo un claro y observar su alrededor, siempre era bueno estar prevenido. — La oscuridad puede ser engañosa por éstos sitios, podrías caer en un barranco o podrías perderte — No hizo menos las capacidades del menor, tal vez era muy bueno independientemente, pero a como estaban las cosas lo mejor sería que regresara a casa. Sus labios se separaron ligeramente con curiosidad — Yo vivo tras la colina, no falta mucho. Pero tu... ¿vives también cerca...? — No sabía muy bien como interactuar con los niños, incluso la gente mayor llegaba a temerle y sabía que en cualquier momento podría asustarlo o hacerlo llorar, por lo que incluso tuvo que controlar el tenor de su voz para no sonar amenazante.

El varón buscó de alguna manera hacer memoria para resolver si en algún momento le habría conocido de antes o si simplemente era su imaginación. No hubo éxito, al parecer nunca antes lo había visto.

Admiró por un momento la inocencia de las palabras ajenas, él ya ni recordaba mucho de su propia vida cuando fue una cría, pero estaba de acuerdo con que había sido una de las etapas más dulces y divertidas, llena de moretones y rasguños sobre todo cuando aprendía a volar o cazar por su cuenta. Se acercó con lentitud al joven retoño de la naturaleza y guardando una distancia prudente buscó presentarse: — Mi nombre es Zackary, soy un dragón — No ahondó en los detalles porque finalmente no tendría un sentido práctico y lo mejor sería ser concreto para que sus palabras fueran bien entendidas — Creo que no tengo el gusto de conocer a la señora dragona, ni tampoco a ti, ¿cómo es que te llamas? — Una ligera, pequeña sonrisa se alcanzaba a observar sobre sus labios sin entender todavía el por qué.


El vaticinio del bosque. NmdsmBC
Every with you:
El vaticinio del bosque. P0uCAeM
Zackary Argyreon
Dromes : 74295
Reputación : 19
Mensajes : 191
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El vaticinio del bosque.

Mensaje por Haruki Nishinomori el Sáb Mar 16, 2019 11:52 pm

— Woah... Él está muy enojado— pensó sin dejar de observarlo. Sentía como si lo estuvieran juzgando de manera severa a través de la mirada, pero quizás eran solo imaginaciones suyas. El joven hombre le comentaba que esa situación llevaba aproximadamente un mes... Sí, si lo pensaba con mayor detenimiento, ese era el período en el que el entorno dentro del bosque comenzó a enrarecerse.¿El guardián del bosque? cuestionó ya que no sabía nada al respecto de tal ente.

De pronto, notó como el contrario estiró la mano y una llama surgió de esta, lo cual lo hizo pensar, en primera instancia) que el sujeto era un "hombre de fuego" (elemental de fuego). No había comprendido en un inicio el porqué le estaba mostrando su habilidad; sin embargo, parecía ser que su acción se debía a que los nervios de Haruki por la oscuridad eran evidentes.— Es una buena persona pensó, sintiéndose así un poco más cómodo con la presencia del mayor— Tiene razón. ¡Oh!— rápidamente se quitó la mochila de los hombros y sacó el foco que previamente había guardado y se lo mostró— Lo olvidé, jeje. Estaba muy, muuuy concentrando pensando en el bosque— era mentira. La realidad es que no iba a encender el foco hasta que oscureciera por completo, para que así le rindiera la batería durante el camino de ida y vuelta; no obstante, jamás pensó en las posibilidades que el pelirosa le planteó.

¡Vive cerca! Bueno, yo vivo, hmmm— no sabía bien cómo dar una dirección— Vivo en la casa de mamá Hana, donde todavía no hay muchisísimos árboles grandotes, al otro lado de la colina, sí, sí. Siguiendo el camino atrás de nosotros.— el lugar que Haruki mencionaba era una zona anterior a lo que se podría llamar el bosque profundo. Estaba a menor altura terrenal y casi colindaba con las afueras. Era sabido que varias personas se asentaban en las partes menos profundas del bosque, aunque rara vez solían vivir al lado de otros seres en convivencia como vecinos.

Poco después, el joven se presentó, pero no le prestó mucha atención a su nombre porque...— ¡ERES UN DRAGÓN QUE LANZA FUEGO!— Eso. Había roto la sombría atmósfera con su explosiva efusividad. Si los dragones en sí ya le parecían lo suficientemente geniales por si solos, si "lanzaban" fuego se encontraban como 50 escalones arriba en su escala mental.— Oh, ya veo. Creo que es porque la señora Dragona es un poco enojona. ¡Yo soy Haruki! Puedes decirme Haru, aunque mis amigos me dicen Haruru. ¡Ah, uh! También soy un ar-su. No, espera, ars cre-are. ¡Sí, eso! Pero no es tan cool como ser un dragón mencionó lo último convencido completamente de sus propias palabras, aunque no parecía tomárselo de forma negativa.

— Entonces, señor Samu...— disminuyó progresivamente el tono de su voz; sabía que no era ese el nombre que le había dicho el contrario.— ¿Vamos para un lugar que queda cerca de su casa en la colina? Y, y quiero saber, ¿Usted puede volar?


El vaticinio del bosque. S5_Jq_LHLk

Narro Pienso Hablo

El vaticinio del bosque. Ww_Ml95_Ru El vaticinio del bosque. JNKnge87 El vaticinio del bosque. Image

¡Magia!:

El vaticinio del bosque. Wk_ACCioq
El vaticinio del bosque. B5y_KDMDG
Haruki Nishinomori
Dromes : 101298
Reputación : 10
Mensajes : 335
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El vaticinio del bosque.

Mensaje por Zackary Argyreon el Jue Mar 21, 2019 10:29 am

Era agradable como lograba sentir que podría perderse en la inocencia del menor pero, ¿qué tal si estaba en peligro? El sonido del viento al soplar ya no era tan siniestro como antes, pero no dejaba de ser incómodo. Observó la lejanía como escudriñando algo que pudiera ser invisible a su vista pero detectable por su olfato... nada. Entonces se giró despacio y miró la luz con la que alumbraba el más pequeño — Pues creo que será mejor que te lleve a casa, si — Arqueó la ceja lo suficiente como para que cualquiera se diera cuenta de que estaba sacado de su sitio habitual de confort, y es que no era común que al regresar de su trabajo se encontrase con las crías de alguien más.

Si, soy un dragón de fuego y en mi forma más grande puedo volar, aunque prefiero adoptar ésta apariencia porque es más cómodo al andar — Respondió mientras caminaba con la mano libre en la cintura. Veía al chiquillo de soslayo, era como si estuviera al pendiente de que no tropezase por ahí y resbalase — Ten cuidado — Alertó a paso lento, dejando que éste le alcanzara sin problema — ¿Vives con tu madre? Eso suena realmente curioso — No había nada que se le hiciera más interesante que la vida normal de una familia, después de todo estaba a punto de crear una por su cuenta. — Nunca había visto a una criatura como tu en el bosque, no eres un humano... ¿cierto? Los humanos huelen diferente... — Tenía la oportunidad de hacerle muchas preguntas al respecto para saciar su interés en aquello que le resultaba ajeno al principio, pero no se iba a aventurar a preguntar cosas que no entendiera.

Los pasos silenciosos de los dos sobre el camino de tierra eran de vez en cuando interrumpidos por el pisar de alguna rama u hoja seca, además, eran envueltos por el sonido natural del bosque. Era un par de almas solitarias que se veían en medio de la oscuridad rodeadas de una cálida luz, ya la tarde estaba quedando atrás y eso le provocaba algo de duda sobre el propósito del llamado Haruki. — Creo que lo mejor es que hubieses venido más temprano a explorar y que no hubieras venido tan adentro, es peligroso en éstas fechas — Declaró sin ganas de parecer alguien gruñón, aunque no sabía todavía como lidiar con los niños supuso que no estaría tan mal siempre que estuviera presente. — ¿Qué te gusta hacer en el bosque? ¿Cazas insectos o liebres? — Buscó fomentar la plática para distraerlo de la creciente oscuridad a la que el mismo dragón no temía, pues había crecido durante un tiempo en una caverna volcánica, una que usualmente era abandonada por la luz — ¿Serás acaso tu el que ha robado las bayas a mi amiga vampireza? — Bromeó recordando uno de los incidentes con cierto liche, aunque Haruki no tenía ni una gota de pinta para parecer uno.

A lo lejos, bajo la luz del claro en medio de aquella espesura se iluminó por la tenue luz estelar el hogar del dragón: un gran árbol de tronco grueso, amplio, un sitio sobre una pequeña loma acomodado detalladamente a modo que la casa quedase dentro de las paredes de aquél montículo y la madera del noble árbol. — Esa es mi casa ¿ves? — Extendió su brazo y señaló con el dedo índice. El árbol mágico percibió la presencia de su amigo y se sacudió ligeramente, encendiendo las luces en el interior.


El vaticinio del bosque. NmdsmBC
Every with you:
El vaticinio del bosque. P0uCAeM
Zackary Argyreon
Dromes : 74295
Reputación : 19
Mensajes : 191
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El vaticinio del bosque.

Mensaje por Haruki Nishinomori el Sáb Abr 20, 2019 4:52 pm

¡Súper! Iría a la casa del dragón. Esa aventura estaba tomando rumbos que no hubiera imaginado.—¡Genial! Seguro sientes el viento, ¡fuoo! En tu cara y cabeza cuando estás volandodijo mientras imaginaba toda aquella escena. A penas Zackary pronunció las palabras de alerta, Haruki miró el suelo, dándole un poco más de concentración a sus pisadas. A su pregunta, negó lentamente con la cabeza—Antes vivíamos juntos, pero mamá Hana se fue al mundo de los espíritus con su señor esposo y sus otros hijos. Era muy divertido estar con ella. Me cuidaba y me preparaba comida muy muuuy rica. Siempre me contaba historias divertidas cuando me iba a dormir, ¡así podía tener sueños igual de divertidos!— recordó con un poco de nostalgia.— Mi amiga Liaponnu me dijo que los espíritus del bosque me cuidan, entonces no estoy solito.— y aunque Haruki no los podía ver, sonaba muy convencido por las palabras de esa niña que era amiga suya.

— ¡Sip! No soy humano, aunque nos parecemos mucho. Puedo mover cosas con la cabeza y entonces salen volando como en las películas de miedo. Mamá Hana tenía un libro donde hablaban de mi raza, pero es un poco difícil entender lo que dice— aunque el pequeño ya sabía leer, no entendía palabras "difíciles" que tal vez eran sinónimo de otras más sencillas.

Mientras seguían con su camino, su acompañante dragón le hizo una excelente pregunta. El menor, desvió la mirada como si lo hubiese atrapado haciendo algo que ya le habían dicho que no hiciese— Es que... Es que estaba incómodo y de repente se fue mi miedo cuando ya era muy tarde...— pronunció, lo último, casi en un susurro—¡P-pero yo he salido otras veces al bosque en la noche! ¡conozco bien este lugar!— aún si lo que Haruki decía era cierto, él jamás había salido al bosque sabiendo que acechaba algún peligro, ¿por qué? Porque todos los adultos que conocía eran sensatos (al igual que Zackary) y se encargaban de recordarle que hacer eso era muy peligroso para un niño.

— ¡Sí! Bueno, liebres no. No hay muchas por mi casa, ¡pero sí insectos! Me gustan mucho los escarabajos, las cigarras, los saltamontes... También me gusta jugar a las escondidas— asintió y, casi de inmediato, comenzó a negar tanto con sus manos como con su cabeza la aseveración del hombre— ¡No, robar es malo! Esa vampiresa seguro me comería antes de quitarle algo— no conocía a la dama, pero solía escuchar que los vampiros tenían un aspecto temible.— ¿Y a ti qué te gusta hacer en el bosque?— cuestionó con mucha curiosidad.

Al extender el otro su brazo, Haruki alzó la mirada y observó el mágico sitio que, a lo lejos, se posaba frente a sus ojos. Era más que increíble— ¡Wooah! ¡Es enorme!— soltó sin poder dejar de mirar el imponente árbol que era el hogar del dragón. En medio de la ya casi completa noche y de la siniestra sensación que por momentos se percibía con mayor intensidad sobre aquel bosque, la vista de ese hermoso hogar realmente era una luz, un respiro y una guarida hacia la calidez


El vaticinio del bosque. S5_Jq_LHLk

Narro Pienso Hablo

El vaticinio del bosque. Ww_Ml95_Ru El vaticinio del bosque. JNKnge87 El vaticinio del bosque. Image

¡Magia!:

El vaticinio del bosque. Wk_ACCioq
El vaticinio del bosque. B5y_KDMDG
Haruki Nishinomori
Dromes : 101298
Reputación : 10
Mensajes : 335
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El vaticinio del bosque.

Mensaje por Zackary Argyreon el Lun Mayo 06, 2019 3:34 pm

No iba a quejarse, el niño varón era bastante inteligente y obediente, era como si ocultase un ingenio natural que sobrepasaba al resto de las criaturas del bosque. Con su edad, aunque corta para ser un dragón, Zack ya tenía la debida experiencia para darse cuenta de las capacidades de una criatura como esa. Ni siquiera lograba imaginar las virtudes de ese retoño del bosque, tal vez ni siquiera sus propios hijos lograrían ser tan dóciles a esa edad. — Si, cuando el viento es muy fuerte algunas veces se cuela por las ramas del techo, pero siempre trato de asegurar muy bien las ventanas para evitar que entren en modo de ráfaga, quizá solo una simple brisa. No me gusta que entre bastante porque también lleva polvo y suciedad — Sonrió y negó con la cabeza mientras lo decía. Le gustaba explicar las cosas cuando alguien se las preguntaba, más si se trataba de cosas que tenían que ver con él como su casa. — A veces, cuando todavía es muy temprano los troncos huecos hacen sonidos muy curiosos con el pasar del viento, como si de instrumentos musicales se tratasen — Dijo con una gentil sonrisa. Guardó silencio mientras el niño relataba lo que, al parecer, era una historia de vida. ¿Realmente viviría solo como trataba de darle a entender? Aquello solo hizo mayores las dudas del dragón sobre su procedencia.

El bosque es muy bueno, nos da todo lo necesario para sobrevivir, nos cuida y da alimento. Hay agua y bayas, la tierra es fértil y si, los espíritus del bosque son realmente benevolentes — Le miró y paseó su mano sobre los cabellos lacios del chiquillo, una vez estando en casa el dragón se ponía más cómodo al estar en su territorio. Puso su mano en la cintura y con la otra frotó su sien arqueando una ceja — Claro, habemos muchas especies que podemos adoptar la forma de humanos para protegernos de otras cosas como lo es el mismo prejuicio de los hombres — Aclaró, no quería tampoco meterse a dar muchos detalles porque sabía que el chico no los entendería del todo. — ¿Tienes sed o hambre? — Preguntó mientras dejaba sus cosas en el sofá que había improvisado a base de las mismas venas y ramas del gran árbol. — Si tienes sed o hambre puedes decirme, tengo algo de miel y pan de trigo en la alacena, una de las raíces del árbol mágico me da algo de agua proveniente del estanque... es realmente bueno conmigo, solo debo mantenerlo limpio — Sonrió y se dirigió a la cocina para inspeccionar que su casa no hubiera sido invadida por bichos raros.

Siguiendo la conversación el mayor se inclinó de nuevo y lo miró de cerca — El problema ahora es que el bosque pareciera estar algo inquieto, ni siquiera yo sé si salir a éstas horas sea beneficioso para mí, me alegra haberte encontrado — Suspiró por lo bajo, casi despidiendo un gruñido preocupado. — Lo mejor sería que pasaras la noche aquí en casa, puedo darte mantas si las requieres, yo no las utilizo pero siempre tengo un par para las visitas — Curioso, pues casi no recibía además de la mestiza de dragón con la que buscaba formar una familia, sin embargo el lugar era lo suficientemente espacioso como para que el niño se quedase dormido cómodamente. — Ya mañana te llevaré de regreso a casa en cuanto despiertes ¿vale? — Dijo con un sentimiento de moralidad paterna increíble, era cierto que tenía que empezar a ver las cosas de ese tipo como propias ya que la muchacha no demoraría en dar a luz.

El dragón se dirigió al armario hecho también de madera y con un movimiento extraño, abrió la puerta del mismo de donde sacó un par de mantas afelpadas. — Mira, una es de color rosa porque pertenece a mi novia, pero es muy calentita — Extendió el brazo y la entregó al muchacho que parecía algo cansado. Posteriormente se sentó a su lado y lo miró con cierta ternura, era como si pudiera contarle prácticamente de todo porque siempre tenía preguntas y eso al dragón le gustaba mucho. — Verás, me gusta recolectar bayas, cazar, trabajar... y conseguir flores bonitas para la chica que me gusta — Se encogió de hombros y mantuvo la sonrisa más intensa cuando contó sobre la dama con la que había formalizado apenas. — Me gusta tomar baños muy por la mañana en el estanque que queda frente a mi casa ¿lo viste afuera? — Tal vez no, porque ya estaba muy oscuro como para ver el gran lago más que como una mancha negra a su alrededor. — Tengo muchos amigos con los que he crecido aquí y me han dado de sus sabios consejos, me han cuidado y yo les cuido a ellos en modo de agradecimiento. A veces hay festejos de las hadas de la fertilidad cuando nace un nuevo crío o florece un árbol, me gusta acudir a esas fiestas porque siempre hay comida... — Sonrió culpable llevando su mano al vientre. — Veo que tu puedes encontrar diversión incluso debajo de las rocas, ¿me equivoco? — Dejó salir una carcajada.

Por como me lo has contado, pareciera que tus poderes son asombrosos. Supongo que todavía se te han de dificultar algunas cosas... pero creo que con pasión y paciencia podrás alzarte sobre tus sueños y objetivos — Dijo lleno de fé — Yo no pude exhalar fuego por la boca hasta que cumplí diez, mi padre decía que era algo perezoso pero al final logré hacerlo... — El recuerdo también le traía algo de nostalgia, pero no estaba dispuesto a dejarse envolver por el pasado.


El vaticinio del bosque. NmdsmBC
Every with you:
El vaticinio del bosque. P0uCAeM
Zackary Argyreon
Dromes : 74295
Reputación : 19
Mensajes : 191
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El vaticinio del bosque.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.