Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






B R O K E N || Mizzuo ID  A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizada B R O K E N || Mizzuo ID

Mensaje por Mizzuo el Sáb Feb 09, 2019 3:04 pm



Mizzuo

"My scars only shows that i was stronger than what tried to kill me..."

Nombre Real Desconocido
Apellido Real Desconocido
Hombre
Heterosexual
12 de Diciembre
17 Años
Saqueador
Errante
Habitante
Èadrom
Mago
"Humano mágico"

DESCRIPCIÓN FÍSICA
Trata de un chico con una altura no muy peculiar, rodeando alrededor de los 1,74 metros de altura de pies a cabeza. Su tez es bastante pálida, lo que logra hacer cierto contraste con el opaco color de sus ojos, los cuales, son bastante difícil de diferenciar entre el rojo y el café, manteniéndose entre la delgada línea de esta combinación. Los bordes de sus ojos parecen bastante remarcados también, casi como si usara algún muy desapercibido maquillaje sobre los mismos, aunque esto no sea así, y simplemente, la genética le favorezca en ello. En su cráneo, nacen una gran cantidad de cabellos totalmente ennegrecidos, los cuales, fácilmente le podrían llegar hasta la espalda baja, por debajo del medio de la columna vertebral, aunque esto no suceda pues, siempre lo lleva amarrado en una especie de cola de caballo que, aún le deja la suficiente longitud como para que el mismo llegue a pasar por encima de su rostro, cubriendo usualmente uno de sus ojos de sobra e incluso alcanzando dichos mechones llegar hasta la altura de su barbilla, aproximadamente. Su complexión general es cuanto menos atlética, pues si bien sus músculos no llegan a exagerar como quien llega a entrenar arduamente su cuerpo para ello, este si se ve muy bien cuidado y ejercitado, marcándose estos gracias a sus constantes ejercicios y prácticas.

Su forma de vestir usualmente, se limita a traer consigo un típico y tradicional traje oriental, de color negro o azul oscuro con unos cuantos símbolos de donde viene, pintados en color blanco, usualmente acompañado con alguna bufanda larga alrededor de su cuello. Encima de ello, suele traer alguna especie de manto que le cubra el cuerpo entero, frecuentemente uno negro o otros más humildes, parchados y bastantes gastados. Consigo, siempre trae sus armas, que se reducen a un total de 3 espadas. La primera la puedes encontrar sin dificultad enfundada a la altura de la cintura del chico, pero las otras dos.... casi nunca nadie las llega a ver. Los brazos del joven son, desde alrededor del codo del mismo, artificiales, motivos por el que usualmente van vendados para cubrir su obvia apariencia “Falsa” el cual, delata que los mismos no son reales, aún si el diseño del mismo logra camuflarlos en casi la mayor parte del tiempo. Bajo aquellos brazos, es donde se hayan sus dos últimas espadas, las cuales son retráctiles -Con la intención de caber bajo sus manos-, y yacen conectadas a lo que serían los muñones del mismo, por medio de los componentes que forman las dos mitades de sus “Brazos falsos” y lo que le permite “Sacar” uno de sus brazos, para dar paso a sus armas.

Su apariencia a primera vista, producto de sus ropajes que buscan claramente ocultar su figura, podrían hacer que se diera de él una errada apariencia “Frágil”, cual adolescente común y corriente con un tamaño completamente dentro de lo normal. Sin embargo, teniéndolo cara a cara, su apariencia algo “Oscura”, en conjunto de su inexpresivo rostro que usualmente no cambiará para nada más que demostrar molestia o desagrado, podría ser algo intimidatorio, por lo menos, mientras no se sepa que el joven trata de un inválido que parece haber perdido sus brazos desde hace años. Adicionalmente a ello, cabe destacar que tanto su pierna como parte de su tórax yacen con heridas provenientes de aparentes quemaduras, aunque estas últimas, con cierto apoyo mágico, suelen “Cubrirse” con relativa facilidad, aunque, de todas formas, llega a ser normal que esto termine desvaneciéndose en el aire y sus heridas salgan a flote, siendo estas, algo que Mizzuo constantemente trata de ocultar, al igual que su carencia de brazos. Sobra decir que, por esto último, y una cierta dificultad para controlar las prótesis mágicas que posee, muchas veces se verá al joven intentando no hacer uso de sus manos, o evitando lo que requiera de ello, si es que puede.

DESCRIPCIÓN PSICLÓGICA
Sin dudas, un chico bastante difícil de tratar. Serio y arisco, son las mejores palabras para describirlo en cierta medida, por lo menos cuando trata de socializar con casi cualquier tipo de persona en casi cualquier tipo de situación, limitándose a retirar esa parte “Arisca” suya cuando debe entablar una conversación por deberes... Pero regresando rápidamente si es que su paciencia se empieza a largar, la cual... no es precisamente grande. Se enoja con cierta facilidad, y aquello es algo muy fácil de percibir en su tono de voz pues, la única razón por la que no se le podría catalogar como alguien “Indiferente”, es precisamente por lo fácil que puede llegar a ser picarlo o algo parecido, aún si intenta o aparenta estar ignorando a ese alguien que se encarga de encender su mecha corta. Este podría, al fin y al cabo, ser una de las razones por las que siempre parece mostrarse ajeno, callado y distante de cualquier desconocido que le rodea, y es que la idea de conocer más personas ni le llama ni le agrada, y es que desde hace tiempo ya que considera que estando “Solo”, está mejor, claro... sin contar a esa única compañía que tiene.

Con todo el mundo, puede parecer un patán. No le interesa ser irrespetuoso, mal hablado, insolente, o agresivo, tanto en lo que a palabras como en lo que a acciones se refiera, pero aún con todo ello... parece que su limitada paciencia crece un poco, solo un poco, cuando se trata de la única persona a quien considera su “Familia”, un pequeño niño llamado Suzzuki que viaja con él desde hace ya años. Es con esta persona que incluso si acaba enfadado, iracundo o totalmente fuera de quicio por sus estupideces y/o bromas, pueda “Aguantarlo”, y no llegar a hacer nada más que un sape bastante fuerte (?) o algo por el estilo. Claro que, si alguien más llegara a ese mismo punto, ningún problema habría para Mizzuo en simplemente tomarlo de la camisa y estamparlo amenazante contra la pared pues, incluso si su actitud no es de lo más “Agradable”, nunca ha sido realmente un partidario de los conflictos que siempre atrae, aunque intente evitar, y suele preferir ir por las intimidaciones para hacer al otro reaccionar antes que irse directamente a una pelea. Pero, una excepción fuerte de esto, es que algo llegue a pasarle al pequeño Suzzuki y es que... si esto pasara, no lo verías pensar, seguramente, solo lo verías saltar a los golpes con el primer culpable que vea.

Entonces... ¿Cómo es él realmente?

Mizzuo podría definirse fácilmente como un completo tsundere, buscando que esa faceta iracunda, agresiva y peleonera que parece rodearlo, cubra en lo posible al verdadero y lastimado ser que yace dentro suyo, que, al fin y al cabo, termina siendo un adolescente cuya vida le fue arrebatada desde una muy temprana edad. Alguien con un horrible complejo sobre sí mismo por las heridas que yacen en su cuerpo, así como de la falta de brazos que posee por culpa de lo que él considera como “El peor de sus fracasos”. Alguien tímido, incapaz de llegar a relacionarse con quien sea, por el profundo miedo que le causa el desarrollar “Apego” hacia otros seres por las experiencias que día a día le aquejan.. Pues, incluso si no lo admite, llega a ser alguien cuyos sentimientos afectivos una vez se desarrollan, estos lo hacen extremadamente fuerte. Es alguien que intenta actuar como alguien imparable, duro, poderoso... pues es aquello lo que anhela ser, con la esperanza de que así, no tenga que perder a nadie más.... de nuevo. Un enorme revoltijo de emociones, complejos, dudas y desprecios hacia sí mismo, con varios profundos valores que ha tenido que quebrantar aún si aquello no es lo que desea...

Simplemente, un adolescente más... Con muy mala suerte.

GUSTOS
- Practicar Kendo.
- Pasar tiempo con Suzzuki.
- Los animales, especialmente, cachorros.
- "La paz", de paisajes nocturnos o boscosos.
- El azucar y dulces, aunque son lujos que no se puede dar.
DISGUSTOS
- Las flores.
- Sus brazos... y su cuerpo.
- El camino que ha tenido que tomar.
- Ser incapaz de darle una mejor vida a Suzzuki.
- Ser algún tipo de foco de atención, o algo por el estilo.

PODERES

Habilidades
- Su condición física, junto con sus sentidos, está bastante desarrollada, especialmente hablando de su velocidad y agilidad, lo que también le hace bastante bueno en la esgrima y el parkour.

- Posee destreza profesional en lo que al uso de la espada o el combate mano a mano se refiere, siendo mucho más hábil cuando pelea con las espadas ocultas debajo de sus prótesis, aunque pocas veces use este estilo de pelea.

- Su poder mágico utilizado de "Forma bruta", es capaz de "Limpiar" el cuerpo del chico, ayudándole a sobrellevar dolores, efectos secundarios, o de "Fortalecer" en donde lo acumule, como si de una especie de coraza artificial se tratara.

- Su poca capacidad para utilizar su poder mágico de "Forma bruta", le permite potenciarse tanto así mismo como a sus ataques, en pos de aumentar el daño que pueda causar, lo que el pueda aguantar, o sus características físicas en general, si es que no prefiere "Lanzarla" y ya.

- Gracias a la capacidad de pelear con un cierto índice de poder mágico en él y en sus ataques, es capaz de causar daños a nivel "Espiritual" sobre los enemigos a los que ataque cuerpo a cuerpo, debido a que es como si fuera la propia aura del joven la que yace atacando a los contrarios: Algo que puede aprovechar para defenderse de ataques de este mismo calibre.

Debilidades
- Aún si es bueno con la espada, sus prótesis son difíciles de manipular, haciendo que sus manos tengan un efecto similar a la artritis.

- Aunque en sí sea un mago, su capacidad para manipular la magia es tan nula, que solo la puede concentrar, acumular o expulsar, más no utilizarla con la intención de realizar algún hechizo o algo parecido.

- Sus prótesis requieren de un pequeño pero constante gasto de su poder para funcionar, más el que lleva el mantenerlas "Fuertes", el cual aumenta entre más daños reciban, viéndose usualmente forzado a perder sus energías rápidamente, o dejar que estas se rompan.

- Cuando yazca atacando con altas concentraciones de su poder mágico activos, su propia "Alma" yace más vunlerables a ataques que puedan caer dentro de esta categoría, motivo por el cual es forzado a planear bien cuando será que usará estas capacidades y cuando no.

- Debido a sus antiguas quemaduras, heridas "Camufladas" por su magia, su piel desarrolló cierta sensibilidad que puede activarse por algo tan vano como un día caluroso, agua demasiado caliente, objetos demasiado ásperos, etc.... resultando muchas cosas, más dolorosas para él, de lo que debiese ser.

HISTORIA
Nacido, de un padre con gran renombre producto de su maestría con la espada, llegando incluso a despertar temor en algunos, especialmente en aquellos a quienes debía de enfrentar. Su madre, fue una gran sanadora, benévola y radiante como el mismísimo sol, todo lo contrario a la oscura frialdad que su padre emanaba desde que inició su carrera como espadachín. Tal eran las diferencias entre ambos que, su padre, trató constantemente de convencer a la misma de deshacerse de los bebés que en su interior cargaba y que, sin duda alguna, acabarían con ella, mientras que esta, siempre rehusándose.... tomó la radical opción de dar su vida en pos del nacimiento de sus dos hijos.

Desde siempre, tras el fallecimiento de su esposa, el padre, crio a sus propios hijos con desprecio y un gran rencor en su corazón pues, jamás pudo dejar de culparlos por la muerte de la mujer que una vez amó. Bastante fue lo que tuvo que dejar atrás una vez la responsabilidad de esos dos niños quedó en sus manos, incluso los servicios como espadachín que brindaba a una antigua orden que velaba por el equilibrio entre los seres sobrenaturales y los humanos sobre la tierra. Sin embargo, la última orden que se le daría, sería una que debería cargar por el resto de su vida.... y que posteriormente, debería de heredar a un sucesor, posiblemente... uno de sus propios hijos. Todo lo que debía hacer, era resguardar, esconder y proteger una antigua espada, imbuida en una maldición que se encargaba de albergar sangre, oscuridad y caos en su interior, un arma que bastante destrucción y sufrimiento trajo en su tiempo y la cual se decía, acababa poseyendo completamente a su poseedor, arrebatando cada atisbo de su antiguo ser entre más tiempo pasaba con esta. Dicha responsabilidad, lo llevó a perderse en el pueblo más remoto, pobre y alejado que pudo, pasando ahora a llevar con sus hijos, una vida bastante humilde, resguardando aquella arma en un sótano sin posibilidad de acceso para nadie más que para él, con cuantos sellos pudo ponerle encima.

En aquel pueblo sería donde los dos se criarían desde antes de si quiera tener memorias, bajo una casa bastante estricta e inclusive, abusiva. El poco amor que tuvo por esos dos niños desde siempre fue fácilmente visible por ambos, e inclusive por las demás personas de ese poblado, aunque nunca a nadie pareció importarle. Por sí solos, esos dos niños en algún punto, buscando la aprobación de su padre, descubrieron su antiguo pasado como un experto espadachín y con gran ímpetu, comenzaron a practicar con espadas de madera artesanales que ellos mismos se tomaron el tiempo de hacer. La diferencia entre ambos fue abismal y es que, desde siempre, la capacidad del hermano del joven, menor por tan solo un minuto y medio de diferencia, pareció nacer con un talento natural para aquel arte, motivo por el que terminó siendo este quien le enseñara a él en muchas de las ocasiones, después de todo y debido a lo ausente que su padre era en el cuidado de ambos.... más compañerismo entre ellos, no podía haber. Desgraciadamente, esto, en vez de ser algo que pudiera enorgullecer a su padre, solo se encargó de irritarlo, pues recordar sus días de gloria junto a su mujer eran lo último que quería hacer, causando que, con el tiempo, el trato solo empeorase.

Cualquier tipo de desorden, cualquier mínima falta de respeto y cualquiera actitud que les molestase, solía acabar en golpes para uno, el otro, o ambos. Y lo peor era sin dudas.... las flores. Flores que en su tiempo fueron bendecidas por su propia madre, dándoles una vida ridículamente larga, pero, cuya magia parecía agotarse con el paso de los años.... flores que su padre había dejado al cuidado de ambos, brindándoles verdaderas palizas cada vez que una de estas parecía comenzar a morir, pues aquel padre simplemente se convencía de que esos niños estaban cuidando mal las flores en vez de aceptar que el último recuerdo de su mujer, se agotaba con el tiempo, no siendo lo único que se parecía esfumar con el paso del reloj, pues con esto... también se iba toda la esencia del hombre que alguna vez fue, pasando a convertirse en un borracho, un apostador, un abusador que enviaba a sus hijos a conseguir dinero debido a que sus vicios agotaban los ingresos que requería..... acabando por convertirse en una completa escoria.

Nadie podía sostenerse a aquellos pasos, y este hombre, no fue la excepción. Poco a poco el dinero se le fugaría de entre sus dedos hasta que finalmente, desaparecería, dejándolo cubierto en deudas que no tenía como pagar, y sumiéndose en una profunda desesperación, acompañada de una gran depresión que inclusive, lo hizo considerar el suicidio. Fue esa noche, cerca de las 12 de la noche, cuando yacía con ambas manos apoyadas sobre su cabeza, con una botella de whisky a medio tomar sobre la mesa, encima de los papeles de embargo que aseguraban que le quitarían absolutamente todo en solo unos días más, y las lágrimas saliendo de sus ojos que... lo sintió. Algo lo llamaba. Algo lo estaba atrayendo... hacia su sótano. No pensaba, no razonaba, era como un hombre muerto de hambre perdido en el desierto, encontrando el olor de pan recién horneado. No tuvo idea de cómo rayos fue que llegó hasta aquella espada que durante minutos, se quedó mirándola, contemplándola resplandecer..... acercando lentamente su mano a la misma. Al tomarla, fue como si todo desapareciera. Todo aquel sufrimiento fue reemplazado... por una enorme sed de venganza. “No es tu culpa”, resonaba en su cabeza constantemente. “Fueron esos apostadores tramposos... esos jefes repulsivos....... esos idiotas que miraban como te pudrías y no te ayudaban......... esos mocosos”. Y fue así, como el rencor, la ira y el odio que durante años acumuló... explotaron.

[…]

Los dos infantes, yacían caminando por el bosque del rural pueblo en donde vivían, cargando cada quien en sus espaldas, leña para encender. “Hay que apresurarnos, papá se enfadará porque llegamos tarde....” decían, aunque, bastante fue su sorpresa cuando ya aproximándose, lograron divisar a lo lejos humo, fuego..... gritos. Se quedaron perplejos. Se miraron entre ellos y, soltando toda la leña que traían, fueron corriendo para únicamente encontrarse con el infierno en persona. La cantidad de muertos que allí había, era abismal. Desmembrados, destripados, cortados por la mitad, mientras que otros yacían totalmente carbonizados y los menos afortunados, aún agonizaban por las llamas y los cortes tajantes. Peor fue la sorpresa, cuando vieron en medio de aquel caos.... a su propio padre, con una escalofriante sonrisa de satisfacción en el rostro. Esa arma... ya lo había consumido, y ya se había encargado de llenar el vacío de su corazón con pura oscuridad. Los niños salieron corriendo mientras que aquel hombre, entre risas, se acercaba hacia ellos a un paso sencillo pues sabía... que no tenían escapatoria.

Por más que lo intentaron, nada podían hacer para escapar. Su hermano menor fue el que les dio la idea de recoger las espadas de madera que habían escondido en el bosque por si su padre en un arrebato de ira intentaba rompérselas, y también fue el que le dio la idea de correr a la cascada que por allí se encontraba, la cual sería.... el único medio que tenían para escapar, desgraciadamente.... ese hombre solo jugaba con ellos, pues en cuanto se aburrió, les alcanzó sin más. De inmediato, ambos hermanos intentaron hacerle frente, pero nada le costaba al sujeto bloquear sus infantiles aunque entrenados golpes, simplemente... no tenían como derrotarlo. Un desgarrador grito de dolor escaparía del joven de cabellos negros cuando viera al hombre que le crio, atravesando a su hermano menor justo en el pecho, para luego, arrojarlo contra un árbol. Inundado en la ira y el dolor, correría contra su padre, pero.... un simple movimiento de su espada, haría que antes de que pudiera percatarse.... sus brazos.... sus brazos se viesen volando por el aire, amputados en un corte limpio y preciso, despertando, como producto de la maldición de esa espada, un indescriptible dolor en las heridas abiertas que empezaban a sangrar. Pero, ni un alarido de dolor pudo dar, antes de que aquella arma se encendiera en oscuras llamas y un segundo corte le llegara, el cual, se deslizaba desde el inicio de su pierna, hasta sus hombros, levantándolo por los aires a la par que su cuerpo parecía inundarse en el fuego, cayendo a solo unos cuantos metros de distancia de la cascada.  

La voz no le salía, debido al estado de shock que su cuerpo experimentaba, entre tanto dolor. Parecía convulsionar, sintiendo como aquellas llamas en su pierna y pecho se trasladaban a su espalda, amenazando con expandirse por el resto de su cuerpo mientras escuchaba reír, dando a conocer la sorpresa que le parecía que... siguiera con vida.... por ahora. Con los ojos llorosos, el chico intentaba empujarse con sus pies hacia aquella cascada, sintiendo a cada instante como es que el dolor de sus amputaciones y las llamas se acrecentaban, mezclándose entre sí mientras el buscaba la supervivencia, y cuando todo parecía perdido... un quebrado, adolorido, y poco sonoro “CORRE” saldría de la boca del hermano que, con sus últimas fuerzas, se había acercado arrastrándose a su padre, llevando con todas sus fuerzas, una afilada roca contra su pierna, causándole un profundo corte desde la región sural de su pierna, hasta el tobillo, logrando incluso hacerle caer al suelo. Un segundo, un simple segundo.... que logró hacer que el joven se impulsara lo suficiente con cada una de sus últimas fuerzas, para caer... al vacío, logrando ver por última vez, la sonrisa de su hermano mientras él, caía en las fuertes corrientes de agua. Perdía el conocimiento, y fueron dos cosas lo que pudo llegar a ver antes de que caer “Dormido”. Lo primero, fue allá en la superficie, ver la silueta de su padre, sujetando por el cuello la silueta de su hermano mientras el cuerpo de este se veía en completas llamas... y lo otro.... cuando creyó que iría a morir, la bella figura de una mujer bastante familiar, y a la vez, bastante triste.

[…]

Pasaron las horas.... y fue un auténtico milagro que aquel joven sobreviviera en esas condiciones tan precarias. Definitivamente, algo tuvo que haber intervenido para que aquello pasara, pero rastros de nada podías encontrar... salvo por una pequeña y blanca flor que yacía sobre su rostro en lo que este flotaba. Fue entonces cuando un muy sorprendido hombre con una buena edad le encontraría y de inmediato, le rescataría. Un mago artesano, quien velaría porque el chico sobreviviera a su estado de extrema gravedad del cual, simplemente... no encontraba forma alguna de que este aún se mantuviera con vida, salvo por los rastros de magia “Pura” que podía sentir apagándose con los minutos, como si algo... o alguien.... hubiera estado velando por él, el tiempo que se necesitó hasta que alguien lo encontrara. Y es que realmente fue necesario, porque apenas ello se fue, pudo sentir como los restos de una putrefacta oscuridad adherida en cada una de sus heridas se encargaba de despertar en el pobre chico de tan solo 12 años, dolores que empezó a reflejar en su rostro, aunque no le tomó demasiado tiempo el curarlo de aquellos males y posteriormente, de las serias heridas que tenía encima.

Una vez despertara, aquel pobre joven, no parecía tener voz, no porque su garganta estuviera mal... si no por el fuerte impacto que todo había tenido en él. Despertó temeroso y aterrado, aunque aquel hombre logró tranquilizarlo con el tiempo. Lo alimentó, lo vistió, y e intentó ser tan amable como pudo con él. Lo cuidó por todo el tiempo que necesitó, pasando los días, e incluso llegó a crear prótesis con la magia que manejaba, prótesis con las que pudiera usar una vez más, manos... aún si estas nunca serían lo mismo. El utilizarlos era realmente difícil, y es que varios fueron los modelos que tuvo que crear, siempre con el mismo inconveniente.... los más fáciles de utilizar, solían ser extremadamente frágiles y poco eficientes mientras que los que podían durar.... presentaban grandes dificultades en su uso. De todas formas... el agradecimiento del joven que aquel hombre apodó cariñosamente como “Mizzuo”, desde siempre se hizo ver, especialmente, el día en que este hombre decidiría adoptarlo. El único precio que tuvo que pagar para, intentar que aquel niño pudiera optar por una vida un tanto mejor... fue cederle parte de su magia para que este fuera capaz de utilizar aquellas prótesis, pero nada que realmente importase.

Con el paso de los días, las semanas, y los meses, el niño pudo lograr ir utilizando aquellas prótesis con mayor facilidad, así como superar el fuerte trauma que le dio el incidente que acabaría revelando ante quien era ahora, su nuevo padre, quien le hizo ver lo que era realmente...tener una familia. Aquel niño, ni bien pudiera volver a moverse, retomaría las prácticas con la espada, y posteriormente, a una temprana edad... pasaría a formar parte de los guerreros que velaban por el bien del pequeño pueblo en donde ahora, vivía, llegando incluso a pedir a su nuevo padre que le ayudase a instalar un par de espadas retráctiles bajo sus prótesis, con las que se encargaba de cada peligro potencial para el poblado que en poco tiempo, acabó conociendo su nombre por la habilidad que llegó a mostrar, siendo muchas veces, más eficientes que los demás soldados de por allí. Llegarían sus 16 años, cuando una peligrosa criatura pasara por los alrededores del pueblo, dejando varios muertos en su camino y, debido a la dificultad que muchos soldados tuvieron para perseguirlo, aquella misión acabó encomendada a él. Inmediatamente partió en su busca, y bastante extraño le pareció que por el camino que seguía la bestia, la misma parecía alejarse del poblado en vez de rodearlo como se supone que hacía. Independiente de todo, una vez lo encontró y la bestia lo atacó, el mismo peleó ferozmente para detenerlo, llegando a perder sus dos prótesis en el combate, pero logrando derrotar a la bestia, intacto.

[…]

Para cuando volvió al pueblo..... fue como haber regresado al infierno. Sus ojos llorosos, anonadados y aterrados, veían como el fuego y las cenizas parecía adornar cada centímetro de aquel pueblo que tan bien lo recibió en su momento, pasando por horribles flashbacks que pretendía olvidar. Se sintió en shock, viendo como la historia.... se repetía. Cuando volvió en sí, corrió tan rápido como pudo a su casa, viendo por el camino a quienes fueron sus amigos y compañeros, muertos, todos... sin un solo sobreviviente. Y cuando llegase a su casa destrozada por las llamas, movería desesperadamente las ruinas de la misma con las espadas que yacían sobre sus muñones, buscando.... y encontrando.... al difunto padre que apenas lo vio, le hizo estallar en llanto, abrazándole con tanta fuerza como pudo, rogando que aquello fuera una de las pesadillas que le habían estado aquejando casi cada noche. Pero no... no lo era... era real. Esa bestia... esa bestia no era el peligro, esa bestia, huía del peligro.... y el.... había fallado.... no había logrado proteger a nadie.

Pasaron las horas, y el fuego se apagó, pero Mizzuo... Mizzuo seguía allí, junto a su padre. Finalmente, aquel rostro tan entristecido encontraría la capacidad de estabilizarse, levantándose y empezando a buscar entre las ruinas de su hogar, sus prótesis, aunque encontrando solo un par de todos los que tenía: Un par bastante duraderos, pero.... para nada tan efectivos y fáciles de usar como los más recientes de su padre, estos.... eran una basura, en comparación a los que había estado usando últimamente, pero eso... no importaba. Con una inexpresividad total, el joven llevaría a su padre hacia donde su antigua y difunta esposa, descansaba con su difunto hijo... y allí, pasaría toda la noche cavando, sin descansar en un solo instante, mirando de darle una tumba lo más digna posible, despidiéndose de él con unas últimas lágrimas antes de partir..... “Para siempre”.

[…]

El chico de cabellos negros yacía parado sobre el extremo de una roca, ubicada justo en la cima de un acantilado. Su mirada, fría, carente de emociones, ya habiendo agotado todas y cada una de sus lágrimas, yacía clavada en el infinito de aquel día nublado. Lo había perdido todo.... de nuevo, y ya nada era lo que quedaba en su vida. No había nada que lo continuara atando a aquella existencia que poco a poco, había empezado a despreciar, y bajo aquellos pensamientos suicidas, el chico solo cerró sus ojos, antes de dar un pequeño paso hacia adelante y...... caer, buscando terminar todo justo como había empezado.... con el cayendo a una muerte inevitable. Su vida pasó frente a sus ojos. Cada momento de felicidad junto a sus seres queridos que ya no le acompañan, cada momento de sufrimiento tras su perdida, la presencia de aquella mujer que recuerda haber visto alguna vez en su vida.... pero nada... nada fue tan impactante como el instante en que sus ojos se abrieron. Allí a lo lejos, juraría haber visto a su padre.... No, al monstruo en que su primer padre se convirtió, junto a un grupo de hombres, tomando por el cuello a su hermano. Fue una visión tan real y a la vez, tan imposible, que le hizo parpadear, y cuando lo hizo, pudo verlo con más claridad... Eran un grupo de hombres, a punto de brindarle una paliza a un pequeño de no mucha edad, algo que no debía interesarle pero que ablandó el corazón del joven y.... le hizo actuar.

En el aire, giró, con tal de que su cabeza dejase de ir en dirección al suelo y en su lugar, quedaran sus pies. Llevó los vendajes de sus prótesis a su boca, sujetándola con firmeza para retirar “Su mano”, dejando ver la espada bajo esta la cual, posó superficialmente sobre la parte rocosa del acantilado donde caía, comenzando a reducir la velocidad de su caída e incluso, logrando “Dirigirla”, desviándose hacia donde el chico estaba. Para cuando los hombres lograron si quiera ver al chico acercándose tan precipitadamente sobre ellos..... Mizzuo saltaría de la pared hacia el suelo, frenando la caída con el soporte que aún tenía sobre luna de sus piernas, rompiéndose dicho soporte a costa de mantener su pierna intacta y, a continuación, procedería a correr directo al hombre que tenía por el cuello al niño, llegando a cortarle la mano con un corte limpio y perfecto... además de recibir con una patada y un codazo a los otros dos que le acompañaban, apartando a todos al mismo tiempo que el hombre amputado caía al suelo, gritando de dolor por su mano.

Le tacharon de loco, desquiciado, lunático, fenómeno.... y aunque amenazaron con matarlo, todos acabaron saliendo corriendo, ayudando al hombre herido. Cuando se volteó a ver al niño, este aterrado, le preguntó si acaso le haría daño.... pero muy contrario a ello, Mizzuo se pondría su prótesis nuevamente, para darle la mano. Aquel niño, aparentemente huérfano, agradecería una y mil veces al joven Mizzuo, presentándose como Suzzuki, y llegando a invitarlo a su humilde hogar. Allí, comerían lo poco y nada que tenía aquel pequeño, explicándole que sobrevivía en conjunto a un grupo de saqueadores para los que servía, siendo un robo fallido la razón por la que esos hombres querían su cabeza, pero confesando que era incapaz de continuar a ese paso porque era un inútil, y que seguramente lo echarían... momento en donde Mizzuo le ofrecería un sencillo trato: Ayudarlo a mantenerse en el grupo de los saqueadores, si ayudaba a que lo integrasen en él.

Ese día, Mizzuo no solo, al unirse a ellos, encontraría... un propósito en su vida, sino que también, desarrollaría una gran amistad con aquel niño, que con el tiempo... pasó inclusive a considerar un hermano, pues así es como ambos conviven desde entonces... siendo ahora la crianza de ese niño, la meta más importante en la vida del pelinegro... y la única, hasta la fecha. Ya por varios lares han estado vagando, siendo la ciudad por donde pasan actualmente... Éadrom


OTROS DATOS
Otros datos:
- Suzzuki es el único ser que sabe todo de él. Por lo menos, hasta ahora.

- Su padre le otorgó una pequeña porción de su magia, convirtiéndolo desde entonces en un "Mago".

- Aunque es técnicamente un mago, el prefiere catalogarse como un "Humano mágico" pues, la energía mágica que maneja, solo es capaz de usarla de forma "Bruta", y no para ningún tipo de hechizo o algo similar. De hecho, cree que sus limitadas capacidades jamás le permitirán llegar a este punto.

- Incluso si tiene una enorme capacidad de pelea con las espadas bajo sus prótesis, evita usar estas mismas, pues siente un enorme complejo en relación a sus muñones y las heridas que yacen en su cuerpo, razón por la que no es demasiado difícil que termine algo deprimido, aún si jamás dejará que nadie lo vea así.

- Las prótesis que tiene, han reducido bastante su capacidad de combate con espadas, aunque este sigue siendo bueno. Aunque, no conforme con ello, hay muchos problemas cotidianos con los que debe lidiar, como sería el uso de cubiertos, abrir alguna bolsa, y lo que nunca ha podido hacer... usar palillos chinos.

- Está convencido que la mujer de las visiones que suele tener cuando su hora de morir ha estado tan increíblemente cerca suya, es su madre, no porque esta le haya dicho algo o porque la haya reconocido debido a que esta murió siendo él un recién nacido, si no, porque... lo siente, y siente que ella... le protege, como puede.

- Las heridas en su pierna y pecho, ocasionadas en su infancia, siguen presentes a día de hoy, y es que estas logran "Desaparecer" como producto de la presencia de magia en el cuerpo de Mizzuo, aunque cuando esta se le comienza a agotar o bien comienza a escasear, dichas heridas pueden volver a empezar a salir a la luz, siendo algo que Mizzuo, detesta.

- No le agrada el haberse convertido en un saqueador, ni relacionarse con ellos, pero es el único medio que tiene para poder buscar el dinero suficiente como para darle a Suzzuki una mejor vida. Es esta la mayor motivación que tiene, y el motivo por el que busca entrenar cada vez más, a fin de poder enfrentar lo que se le ponga delante y... protegerlo de cualquier cosa.

- En sus ratos libres, suele ir en completa soledad -Sin la compañía de Suzzuki, pues este sigue siendo bastante independiente para su edad-, a entrenar o simplemente pasar un rato despejándose, a sitios abandonados, usualmente, repletos de naturaleza. Le agradan los sitios que parecen antiguos, así como boscosos, con lagos o ríos cerca, y todo ese tipo de cosas.

*Apariencia humana/real son las mismas.

Apariencia humana:
Spoiler:
B R O K E N || Mizzuo ID  Hamielux-72-hyakkimaru
Apariencia verdadera:
Spoiler:
B R O K E N || Mizzuo ID  Hyakkimaru.%28Dororo%29.full.2474158
Mizzuo y Suzzuki:
Spoiler:

B R O K E N || Mizzuo ID  90ff392212479d52e68790fb98c21bb8
Nombre del físico: Hyakkimaru.
Anime/Manga/videojuego: Dororo.




Última edición por Mizzuo el Lun Feb 11, 2019 10:35 am, editado 13 veces
Mizzuo
Dromes : 51801
Reputación : 3
Mensajes : 92
Ver perfil de usuario
Mizzuo
MAGOS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: B R O K E N || Mizzuo ID

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Sáb Feb 09, 2019 5:28 pm

B R O K E N || Mizzuo ID  E_Dacmj_Gm_o
¡Bienvenido/a seas a Takemori! ¡Esperamos que tu estadía sea agradable! ♥️

Recuerda colocar el botón del tema a "Finalizado" y volver a postear cuando hayas acabado  para que podamos pasar a corregirla.


¡Muchas gracias!


—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración

Khaeli Dunkheit

Si conocieras mis demonios...¿Tomarías mi mano y me salvarías del abismo?

FichaPerfilMPSavageTheme
 
 



~Pasa el cursor por la imagen~
Khaeli Dunkheit
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 157000
Reputación : 19
Mensajes : 791
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: B R O K E N || Mizzuo ID

Mensaje por Mizzuo el Lun Feb 11, 2019 12:35 am

Ficha terminada. Parte de su historia está y se mantendrá en hide, si es que el staff no tiene problema con ello.


○ [Nero] ahora es [Mizzuo]

B R O K E N || Mizzuo ID  Firma-Shipp
Mizzuo
Dromes : 51801
Reputación : 3
Mensajes : 92
Ver perfil de usuario
Mizzuo
MAGOS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: B R O K E N || Mizzuo ID

Mensaje por Alice/Elizabeth el Lun Feb 11, 2019 9:52 am

¡FALTA POCO!
¡ÁNIMO!

¡Buenas!
Bienvenid@ a ITR espero que tu estancia en ITR sea longeva y te diviertas.

Procederé a realizar las respectivas correcciones:
1. Te falta algo importante y es firmar en el libro de firmas, te dejaré el link para que lo hagas"Libro de firmas ", una vez firmado no te olvides de adjuntar el link de la página donde firmaste a tu ficha.

2. Respecto a la raza de tu ficha , asumes que mago, asumes que es humano poniendo así “Humano mágico”, te pido en esta parte de raza ser claro, o te pones humano o te pones mago, respeta así las razas canon que se ponen en el foro, otra opción es ponerle que es Híbrido tente Humano+Mago, pon la raza como es y no te catalogues como quieras, respeta las reglas del foro.

3. Arregla las habilidades y otros, elimina las frases que mencionen “Humano mágico”.

4. No puedes tener la historia en Hide va contra las reglas del foro, así que pon que sea visible tu historia, además menciona en ella a la ciudad de Eadrom, eso te falta.

5. Agrega que tu apariencia real y verdadera son las mismas.



Eso es todo cuando termines de editar postea a continuación para que podamos revisar tu ficha nuevamente.

Gracias y ánimo.


B R O K E N || Mizzuo ID  Sin-t-tulo-1
Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?
○ [Alice Donakis] ahora es [Alice/Elizabeth]
Alice/Elizabeth
Salón : 2 B Edad : 20 Dromes : 962796
Reputación : 55
Mensajes : 3317
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: B R O K E N || Mizzuo ID

Mensaje por Mizzuo el Lun Feb 11, 2019 10:12 am

Corregido


○ [Nero] ahora es [Mizzuo]

B R O K E N || Mizzuo ID  Firma-Shipp
Mizzuo
Dromes : 51801
Reputación : 3
Mensajes : 92
Ver perfil de usuario
Mizzuo
MAGOS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: B R O K E N || Mizzuo ID

Mensaje por Alice/Elizabeth el Lun Feb 11, 2019 3:07 pm

B R O K E N || Mizzuo ID  2ccvxpc

¡FICHA ACEPTADA!

Bienvenid@, espero que disfrutes mucho tu estancia aquí y te diviertas.
Recuerda que, si tienes ban en la CB, puedes solicitar que te lo retiren en este tema.
Por favor se paciente con el color y rango.
Gracias.

Instituto Takemori Rol



B R O K E N || Mizzuo ID  Sin-t-tulo-1
Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?
○ [Alice Donakis] ahora es [Alice/Elizabeth]
Alice/Elizabeth
Salón : 2 B Edad : 20 Dromes : 962796
Reputación : 55
Mensajes : 3317
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: B R O K E N || Mizzuo ID

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.