Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Una suerte no tan terrible. (priv. Irarthorn) A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Una suerte no tan terrible. (priv. Irarthorn)

Mensaje por Alexis Stewart el Jue Feb 07, 2019 11:37 pm

-Muy buen trabajo, todos pueden empezar a arreglar y guardar sus cosas. Y tú, Alexis... muchas gracias por tu paciencia. Hoy te luciste y hemos hecho una sesión fantástica.-

-Sí... claro. Cómo no.- Contestó la joven completamente desganada. Le gustaba su trabajo, un montón... pero en ciertas circunstancias, como aquella, no la hacía muy feliz. Habían arreglado una toma de fotografías cerca al lago, en exteriores, y la muchacha no se sentía precisamente a gusto en un lugar que no fuese la ciudad. Sin embargo, habían sacrificios que tenía que hacer si es que quería continuar con ese trabajo y escalar cada vez más. Salió del lago y con mucha cautela buscó sus zapatos y recogió la toalla que había dejado cerca, que usó para secarse un poco el cabello y ponerla sobre su cuerpo, pues seguía en traje de baño. Sólo con verle el rostro cualquiera podía adivinar que no la estaba pasando muy bien que digamos, pero tampoco era tan tonta como para tratar al equipo que le tomaba las fotografías. No quería ser despedida después de todo por la actitud tan especial que sabía que cargaba. Además, ese día en especial sabía que debía comportarse, pues había oído rumores de que el dueño de la agencia que la había contratado estaría cerca, y no quería dejar una mala impresión. Aunque ella no lo había visto en toda la sesión... claro, tampoco lo conocía, pero no captó ni un rastro.

Y, hablando del equipo de fotografía... ¿dónde estaba? Parecía que en lo mucho que se había demorado en secar el cuerpo ellos ya se habían retirado. -Eh.. ¿chicos? ¡chicos! ¡No es gracioso! ¡Salgan ya, no sé cómo volver! ¡Es una orden!- gritó a su alrededor. Después de todo, no podía con su propio carácter. Punto y aparte, esa situación no se veía nada bien. Alexis miraba a su alrededor y no veía señales de ninguno de las personas con las que había llegado. Varias dudas empezaron a acecharla: ¿como regresaría? ¿de verdad se olvidaron de ella? ¿cómo pasaría la noche? Y eso si es que lo lograba. Sentía que estaba completamente sola y asustada.

Pegó un grito de desesperación, sólo para dejarlo salir, pensando que nadie la oía. Se dirigió hacia la maleta donde había dejado sus posesiones. Afortunadamente, como si hubiera sido obra del destino, habían dejado también un contenedor con algunas de las provisiones que habían llevado, como frutas y refrescos, y otras con objetos que le resultaban más inútiles como baterías y bolígrafos. Alexis se sintió aliviada por la pequeña ayuda, pero de todas maneras la desesperación seguía, constante, haciéndola temer por su seguridad en un ambiente completamente hostil para ella. Rebuscó entre sus cosas y halló su celular... que no captaba señal. -Genial...- dijo para sí misma sarcásticamente. Supuso que podía esperar a que alguien pasara por ahí... porque alguien lo haría, ¿verdad? Se sentó sobre una roca (incómoda) y tomó una de las manzanas que quedaban, mirando el lago y preguntándose cuál sería su suerte. Ni se molestó en cambiarse el traje de baño, se resignó a esperar por algo de buena suerte.
Alexis Stewart
Dromes : 16995
Reputación : 0
Mensajes : 8
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una suerte no tan terrible. (priv. Irarthorn)

Mensaje por Irarthorn Zúkhvat el Sáb Feb 09, 2019 4:58 pm

Aburrido, esa era la palabra que definía perfectamente su estado de ánimo actual. Una semana exacta había transcurrido desde que tomó la decisión de instalarse en Éadrom y por fin había terminado con todo lo que implicaba la mudanza al haberlo hecho de una forma ¨mundana¨. Ese tiempo fue suficiente para que comprendiera que la ciudad resultaba ser en extremo tranquila en comparación a otros lugares donde había estado, aunque tal vez se debía al hecho de que aún no le daba la oportunidad al sitio al final de cuentas solo se había limitado a hacer compras básicas en la ciudad, aunque eso había tenido una pequeña ventaja pues aparte de esa inusual montaña con nieve perpetua en la cual decidió erigir su casa, la ¨curiosa¨ ciudad también contaba con un bosque lo cual le permitiría realizar su pasatiempo favorito; Cazar.

Fue así que decidió tomar su carcaj, el arco y su alforja, no era demasiado difícil ubicarse en la ciudad, los aromas y el sonido resultaban tan nítidos que encontrar el bosque no fue tan difícil como pensó que sería a excepción claro de la distancia, distancia que pudo haber reducido de haber tomado su verdadera forma pero eso le hubiese evitado la oportunidad de conocer a profundidad la zona que debía recorrer para llegar al lugar en cuestión pues el reconocimiento era parte fundamental para él al ser ciego, algo que para muchos podía pasar desapercibido con solo verlo aunque cuando recién obtuvo ese cuerpo humano le había sido difícil, algo que actualmente ya no era problema para él.

De esa forma llego al bosque y lo invadió una sensación casi conciliadora nada más sentir el aroma de la naturaleza entrar por sus fosas nasales provocando que una inevitable nostalgia lo invadiera, aun si se había acostumbrado a ese mundo, mil años no bastaban para que dejara de añorar el lugar que lo vio crecer, Aoygvázer, ese sitio donde podía sentirse verdaderamente libre y sin las limitaciones que esta dimensión agonizante le había impuesto al cruzar el portal, pero sobre todo echaba de menos Vaëlpha el único sitio donde alguna vez considero haber tenido un hogar y que ahora no era más que uno de tantos recuerdos en su mente. Sin embargo las emociones deprimentes no eran algo que lo dominara por mucho tiempo, esa sensación de añoranza desapareció de la misma manera que había aparecido, súbitamente y sin dejar rastro.

Apenas había comenzado a avanzar cuando decidió quitarse la camisa y guardarla en su alforja, aun a pesar de los años no terminaba de acostumbrarse a la incómoda sensación de la tela contra su piel la cual de por si ya era caliente debido a su naturaleza. le basto recorrer cuando el primer aroma de un animal lo alcanzo y se quedó quieto en su lugar mientras tensaba el arco, cazar en esa forma le había ayudado a desarrollar la paciencia que en el pasado era verdaderamente escasa en él, solo tuvo que esperar unos segundos para comprender que por los sonidos estaba tratando con un ciervo y justo cuando se dispuso a liberar la flecha…un repentino grito alerto al cerval y lo hizo a él perder la concentración.

—Mierda— exclamo con fastidio y pensó en seguir al ciervo para concluir lo que había iniciado y el motivo por el cual se encontraba ahí en el bosque en ese instante, pero si su sentido de la audición no le fallaba, podría jurar que se había tratado del grito de una mujer, algo que pudo haber pasado por alto, pudo haber ignorado eso sin problema pero ¿no estaba buscando redimirse de todo lo malo que había hecho en el pasado aun si no podía evitar seguir realizando actos ruines de vez en cuando? Ella podía estar en peligro pero no era su problema y aun así sus pies lo dirigieron al lugar donde escucho el grito por la absurda sensación de sentir que al menos había ¨cambiado¨ un poco en comparación a la bestia que había sido en el pasado —Esto es estúpido— Mascullo mientras seguía avanzando y sintió como esa parte del bosque parecía ser más ¨fresca¨ aunado al sonido del agua corriendo entre las piedras del fondo supo que estaba cerca de un lago.


apariencia:
Una suerte no tan terrible. (priv. Irarthorn) Master____by_aenaluck_dap465q-pre
Cicatriz
Una suerte no tan terrible. (priv. Irarthorn) Image-2019-01-24-1
Irarthorn Zúkhvat
Dromes : 17365
Reputación : 0
Mensajes : 29
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una suerte no tan terrible. (priv. Irarthorn)

Mensaje por Alexis Stewart el Mar Feb 12, 2019 4:36 pm

Apenas había comido la mitad de la manzana cuando se detuvo y la miró con culpa. En su estado de preocupación, se mantuviera alerta a la más mínima señal de presencia cerca a ella... además, claro, de los insectos y pequeños animales que habitaban en el bosque de Éadrom. Ya se había asustado de ellos luego de haber pisado el bosque por primera vez, pero a esas alturas ya casi estaba acostumbrada. Además, la imaginación de la joven no era precisamente optimista en ese momento.  

"¿Y si de verdad tengo que pasar aquí la noche? ¿Y si tengo que pasar aquí días y nunca me encuentran?" Quizá estaba exagerando, pero Alexis era una dramática y para los minutos que llevaba plantada no había hecho nada más que asustarse ella misma. Quería llorar, quería gritar, pero sobretodo quería que cualquier persona pasara por ahí y la ayudara. Luego de otro suspiro, se acabó la fruta que aún tenía en sus manos, a medio comer. "Espero no necesitarla más tarde..." La verdad, se moría por un lugar con calefacción y una superficie blanda sobre la que echarse a descansar... y comer un poco más.

Sentía cómo la tarde avanzaba y pronto empezaría a anochecer, así que cogió su ropa y luego de secarse un poco más decidió volverse a vestir con las prendas con las que había llegado. Mínimo, tener ordenadas las cosas que tenía para pasar la noche. De verdad quería seguir esperando a alguien, pero todo se oía demasiado tranquilo alrededor. Además, no terminaba de reunir el valor suficiente como para aventurarse a buscar el camino de regreso, así que prefirió buscar un lugar cómodo... a pesar de que la idea seguía sin agradarle. Caminó hacia un árbol cercano, y a sus pies dejó la toalla y se soltó el cabello para secárselo con más facilidad. Así, despeinada pero al menos un poco menos húmeda, comenzó a colocarse la camiseta sencilla con la que había llegado y luego... luego se detuvo en seco. Juraba que muy cerca a ella había oído pasos anunciado por un ligero crujido de la tierra, mezclada con los demás elementos que se podían encontrar en el suelo, como ramitas diminutas u hojas secas que por el azar acabaron ahí. ¿Era una silueta la que le pareció ver que se acercaba? Se le hacía terriblemente sospechoso. Con su mano, tanteó a su alrededor y logró coger una rama medianamente gruesa, la cual empezó a alzar por precaución. -¿H-hay alguien ahí?- preguntó en voz alta. Total, si era producto de su imaginación, nadie la habría oído haciendo el ridículo y hablándole a la nada. -¿Puedes ayudarme, o solo vas a quedarte ahí? No tengo nada de valor...- mintió, aunque su teléfono móvil estaba bien guardado. -...así que no hay nada de mi que puedas querer.-
Alexis Stewart
Dromes : 16995
Reputación : 0
Mensajes : 8
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una suerte no tan terrible. (priv. Irarthorn)

Mensaje por Irarthorn Zúkhvat el Miér Feb 20, 2019 12:26 pm

Su irritación tal vez se debía al calor del clima y su fuego interno sumado al hecho de haber fallado en cazar a su presa aunque consciente estaba que tendría más oportunidades en el transcurso del día. En ese instante su ¨curiosidad¨ de alguna forma pudo más que sus ansias de caza por lo que siguió avanzando hasta que los sonidos fueron más claros, el olor le indico lo que en un inicio había pensado, estaba cerca de un lago pero ¿Quién o que había gritado? Estaba casi seguro que había escuchado a alguien gritar en esa dirección, pero solo podía guiarse por medio del sonido, los aromas y la energía que manaba del lugar, estaba casi seguro que si continuaba avanzando en algún momento encontraría a quien necesitaba ayuda, sin embargo no descartaba la posibilidad de que se tratara de alguna criatura intentando atraer a su alimento fingiendo ser una mujer en problemas, había conocido a varios seres que recurrían a esas artimaña, no resultaba ser un inconveniente para él de ser ese el caso pues de tratarse de una criatura física queriendo cazarlo se encontraría con un fatídico destino entre sus fauces.

No tuvo que avanzar más cuando a sus oídos acudieron los primeros sonidos que indicaban la presencia de alguien más en la zona. No intento ser cauto en su andar aun con la posibilidad de que se tratara de un engaño de algún otro ser, su confianza y arrogancia le impedían ser precavido, sin embargo antes de seguir avanzando la voz de una fémina lo alcanzo pero no contesto a su primer interrogante, necesitaba del sonido para ir en su dirección y así lo hizo al avanzar hasta donde ella se encontraba.

—Calma criatura— Su voz grave y profunda al tiempo que su figura no tardó en hacer acto de presencia al haber seguido la dirección de aquella voz, no parecía tratarse de algún ser oscuro buscando presas pero Irarthorn sabía perfectamente que muchas criaturas podían llegar a ser engañosas y solo hasta que tenían asegurada su presa mostraban su verdadera esencia y aunque sabía no podía confiarse no estaba particularmente alerta —No tengo intención de robarte. Vine al haber escuchado a alguien gritar…supongo fuiste tú— Termino por decir mientras mostraba sus manos, no quería alertarla considerando que tras su espalda colgaba el arco y el carcaj repleto de flechas, sin embargo no podía hacer mucho con su propia expresión, sus ojos aunque no enfocaban nada no perdían la ferocidad característica de su raza.

Irarthorn Zúkhvat
Dromes : 17365
Reputación : 0
Mensajes : 29
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una suerte no tan terrible. (priv. Irarthorn)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.