Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Empty Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku]

Mensaje por Eilen Shinsei el Jue Feb 07, 2019 11:30 pm


Ese día era extrañamente sencillo, aunque no le quitaba lo bello en lo más mínimo. Los pájaros cantaban como siempre, el sol calentaba la piel de forma tenue, sin haber mucho calor. El viento estaba especialmente maravilloso, junto con el olor a las hojas que caían de los arboles. El caminar en la plaza, los caminos decorados con árboles y los pasillos del instituto eran tranquilos. Con el constante saludo y sonrisas de mis alumnos o estudiantes de otras clases que me conocían por todo el camino, hacía de aquel día uno bastante feliz y animado. “Al final, esto no es tan malo”, me dije convencido de haber tomado la decisión correcta al venir a Éadrom y volverme un profesor.

En este día tenía varias clases, aunque no tantas como los días anteriores, de todas formas estaría apretada la agenda. Sin embargo se me había pedido llegar temprano al instituto a pesar de tener horas libre en estos momentos, entrándome la duda de para que me necesitaban en el edificio. Por más que lo pensase nada se me pasaba por la cabeza, y tampoco esperaba llegar a la respuesta con tanta poca información. Cuando escuche la razón por la que me habían llamado comprendí que ese giro inesperado no lo adivinaría incluso si tuviera miles de años para pensarlo.

-Enhorabuena Shinsei-sensei, serás el profesor a cargo de la tutoría de una alumna nueva del Instituto…- …Me quede mirando a una de mis compañeras de trabajo, aunque podía denominarse mejor una especie de superior. Era aquella profesora que normalmente daba importantes noticias a los trabajadores. -… ¿Eh?- Era la única respuesta a la que había logrado llegar. -¿Cómo que “¿Eh?”? Una nueva estudiante ingreso a la institución, y esta en 2A por lo que será tu alumna- Me explico calmadamente, aunque necesitaba oír más que eso. -¿Y sobre la tutoría qué?- Pregunte para sacarme las dudas que la mujer parecía reacia a contestar. –Siempre preguntas demasiado… Esta chica necesita que alguien la guie y la oriente, no sabemos muy sobre su pasado pero pensamos que no logra ni lograra adecuarse al colectivo lectivo de nuestra institución- Dije a regañadientes la voluptuosa mujer. –Solo tenias que decir eso…- Suspire a lo último. –¿En qué salón esta la niña?- Entendía lo que sucedía, y eso era suficiente para saber que habrían preparado un pequeño salón o habitación para la tutoría.

Aunque me preguntaba por qué me habían escogido a mí, tampoco era algo que realmente me preocupase. “Tal vez porque soy el profesor de Psicología, y porque seré su profesor. Habría mas margen de relación”, intente pensar en las posibilidades mientras esperaba la respuesta a mi última pregunta.

-Ah, ella aun no ah llegado, pero la tutoría personal se dará en el salón… Por supuesto en el Aula 34- Dijo la mujer con total sinceridad y serenidad, como si lo que acabase de decir no fuera nada de otro mundo. -… ¿34?... ¿¡El Salón de Psicología!?- Replique aturdido ante sus palabras, como también con enojo ante su falta de preocupación ante la situación. -¿Cuál es el problema? Ella tendría psicología contigo en ese salón, por lo que será como golpear a dos mariposas con un solo soplo- Las contestaciones seguían siendo demasiado despreocupadas desde mi punto de vista, y por esto no pude ocultar mi descontento. –Así no es el dicho… ¡Pero aun así el Aula 34 es demasiado grande para una tutoría con una sola alumna!- Me queje, aunque en el fondo sabía que era inútil puesto que las decisiones que se tomaban no solían redimirse o retractarse. Y esta no era la excepción. –Aunque digas eso no cambiara el hecho de que esta libre, sería útil para la chica nueva para familiarizarse y tu lo conoces de memoria… Ya está decidido, así que anda y ve- No pude evitar lanzar un suspiro de fatiga ante las palabras de esa mujer. Sin poder replicar más me voltee y me dirigí al cuarto piso, al Aula 34.

Una vez llegue, sabiendo de memoria el camino, abrí la puerta y me senté junto al escritorio del profesor. Sacando algunos documentos del maletín que traje conmigo. “No sé cuando llegara la alumna, así que aprovechemos el tiempo”, intente pasar los minutos de alguna forma activa. Aunque esta forma activa sea desaprobar los trabajos de los estudiantes más despistados de la clase. “Sería buena idea decirles en persona en lo que se equivocaron, para incentivarles a mejorar”, pensaba al mismo tiempo que colocaba las notas con color rojo, signo de que lagrimas caerían al final del cursado.

-El salón 34… No sé en lo que están pensando estas personas…si tan solo pudiera entablar una conversación medianamente normal…- Me quejaba en voz baja sin dejar de hacer mi trabajo. Lo único en lo que estaba seguro es que el día comenzó maravillosamente bien, sin embargo no podía saber cómo terminaría este. Era cierto que no sabía qué clase de alumna vendría, pero su personalidad o lo que ella pensase no era realmente importante en un sentido inmediato. Si tanta molestia crearon habrá sido porque realmente necesitaba esta tutoría, probablemente también porque mi conducta era compatible con la suya o que, como mínimo, no resultaría en daños colaterales. Como también podría ser que esta niña lo habrá pedido personalmente. “Esta gente es minuciosa después de todo”, me susurre con la determinación de conocer con la mejor cara posible a mi nueva estudiante, una a la que cuidaría de forma personal incluso.

Aunque esperaba que mi vestimenta no le ocasionase ninguna molestia... ¿Por que? Bueno, aunque no llevaba conmigo mi casual ropa reveladora de arabia, si que tenia un esmoquin elegante. Algo que normalmente llegaba a incomodar a la gente, puesto que era anormalmente elegante. Y extravagante si le añadías los brazaletes y collar hechos de lo que parecía ser oro puro. Junto con mi cabello tan largo que, aun atado y con coleta llegaba hasta mis pies. Era un cumulo de anormalidades que llamaba mucho la atención, pero hoy en dia en la escuela era algo ya normal. Lamentablemente esta niña era nueva, seria la primera vez que me viese. Mentiría si dijese que no estaba nervioso.




Carnet to´ Elegante:
Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] 15644
Sensualidad(?):

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Tumblr10

Un regalito <3:
Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Eile
Eilen Shinsei
Edad : 26 Dromes : 208585
Reputación : 18
Mensajes : 361
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Empty Re: Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku]

Mensaje por Miku Nakano el Vie Feb 08, 2019 7:39 pm

Hoy sería el primer dia que pisaba el instituto que me acompañaría un par de años más si no repetía; me  sentía nerviosa, asustada y con temor a equivocarme al haber escogido la decisión de mudarme a un país y ciudad completamente desconocida para mi. Ya había tenido un susto con el tema del transporte público y la ciudad; no sabía exactamente si ese dia podria pasar algo similar o peor pero sentía que me equivocaba. -¡Ahora eres una estudiante de Intercambio, seguro que conoces muchas personas interesante!- Me dije a mi misma pisando las primeras baldosas de la entrada al recinto; a simple vista el lugar era enorme respirando armonia, tranquilidad y una esencia mágica. Allí por donde mirara veía árboles, lugares para sentarse y para practicar deporte. -¡Increible!-Pense disfrutando de cada pequeño rinconcito a cada paso con mi mirada, no podía dejar de mirar a todas partes y sentir un cosquilleo en el abdomen al pensar todo lo que podria hacer alli.

Andando un par de minutos llegue hasta la puerta principal la que para mi sorpresa seguía siendo enorme el lugar tenía lo que parecían de cinco a siete plantas. -¡Guay!-Exclame sorprendida; nada más entrar salude con una sonrisa al conserje del lugar y mire a mi alrededor comprobando cómo casi nadie se encontraba por el lugar; tal vez debido a que las clases ya habían comenzado a la hora que era. Guiándome por mi misma caminando llegue hasta las escaleras para subir a los pisos correspondiente; el olor que emitía el lugar era a libros y café; me gustaba ese olor ya que me recordaba a la biblioteca que siempre iba a pasar los días me encantaba cuando nevaba y se podía ver por la ventana toda la nieve que iba cayendo. Subi un par de plantas hasta llegar a mi destino; no conocía nada de lo que encontraba a mi paso ni a ninguna persona pero en mi rostro siempre se mostraba una sonrisa tímida acompañada de las mirada de interés de algunas personas y la extrañeza por mi ropa. No iba para nada mal vestida mas bien solo seguía llevando mi abrigo, unos guantes en mis manos, una pequeña mochila con orejas de gato en la espalda y mis auriculares en los oídos escuchando "Mr Potato-Melanie Martinez" Canción

No tarde mucho en llegar a la quinta planta como me había indicado la subdirectora que estaría el aula para mi tutoría de aquella mañana; era un poco extraño que me enviaran allí a aquella hora pero me indico que debido a mis características y por mi propia sugerencia era la mejor manera para empezar mi asistencia como adaptación al nuevo instituto. Mirando puerta por puerta iba buscando el numero "34" era bastante peculiar por lo que seria dificil de olvidar y tras dar con el lugar me quede quieta frente a ella tomando aire para respirar un par de veces. -¡Creo que estoy lista!- Inspire, espire y me prepare a abrir la puerta muy despacito.

Lo primero que vieron mis ojos nada más abrirla fue un aula inmensa, vacía y con un fuerte bocanada de aire que me recibió tal vez debido al cambio de presión o alguna ventana abierta en el lugar. Mi cabello rojizo se movió por el viento haciendo que algunos cabellos se colocaran en mi rostro molestandome e impidiendo prestarle más atención a mi alrededor. Camine un par de pasos mientras colocaba mi cabello en su sitio y desconectaba mis auriculares para ponerme enfrente de alguien que se encontraba en el lugar; nada más hacerlo y verlo mi mente como cuerpo se congeló. -¿Él será mi profesor? ¿Que le digo?-Pensé asustada jugando con mis dedos los que seguían cubiertos por los guantes; intente abrir un par de veces la boca pero no me atrevía ni sabia como presentarme.

E...Encantada soy Miku.-Exclame realizando una peculiar reverencia a la vez que volvía a mirarle nerviosa y sonrojada. El se encontraba haciendo sus cosas con papeleos entre otras muchas cosas que podía apreciar; no sabía si me había visto pero me sentía bastante incómoda ante el. Siempre había pensado que los profesores eran viejos o tenían un aspecto descuidado pero ese chico no parecía para nada un profesor; no me atrevía ni siquiera a mirarle a los ojos ni a preguntarle. Porque tenia el cabello tan largo o si también era extranjero por su aspecto tan diferente a los habitantes de aquel país.
Miku Nakano
Dromes : 22635
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Miku Nakano
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Empty Re: Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku]

Mensaje por Eilen Shinsei el Vie Feb 08, 2019 11:58 pm


Se escuchaba el sonido del pasar del bolígrafo en las hojas mientras escribía, junto al cual el viento que entraba de algunas ventas abiertas daba un ambiente ameno y tranquilo. Mis respiraciones eran lentas pero seguras, mi mirada era cómoda, sin una grata sonrisa pero tampoco con falta de sentimientos en ella. Los pájaros cantaban desde ya temprano, cuidando de sus crías y otras haciendo sus hogares aun. Pero a la vez el silencio parecía permanecer a través de las paredes del instituto. Dándole una imagen casi fantasmal, aunque llena de vida en su interior.

El pasar de las páginas de varios libros que me encontraba leyendo también acompañaba el silencioso salón. Sin darme cuenta, como ya era normal en mí, esparcí parte de mi magia en los alrededores. O más concretamente en las sombras de los alrededores. Parte de mi Poder Mágico se materializo en pájaros planos de color negro, volando libremente y metiéndose en las sombras para volverse uno con ellas. Esta habilidad me permitía saber si algún ser vivo se acercaba a las inmediaciones alrededor mío. Era bastante útil. “Supongo que ya llego”, me susurre al poder sentir como un ser similar a un ser humano llegaba y se posicionaba de tras de la puerta para ingresar al Aula.

Escuche como la puerta se habría lentamente, como la niña daba pasos lentos hacia adentro. No la estaba viendo directamente, pero sus movimientos eran tan claros para mí como el agua cristalina. “Se nota que es nueva por aquí”, quise reír ante sus acciones. Parecía estar analizando el salón, sorprendida hasta cierto punto. Ciertamente el Aula 34 era más grande que la mayoría de los salones promedio en las escuelas humanas. Eh incluso para algunos era una sorpresa lo limpios que estaban, como bien cuidados, era un lugar bastante hermoso para pasar el día estudiando o trabajando como se debe. Lo mejor tal vez era que, ya que el sol no entraba mucho por las ventanas, no hacía mucho calor. Cuando la niña llego delante de mí, pude sentir hasta en el ambiente su inquietud y nerviosismo, hasta que logre escuchar por fin su voz.

Entonces levante mi rostro levemente para mirarla dejando lo que estaba haciendo. Al principio me sorprendió lo que vi. A pesar del clima local, la muchacha llevaba consigo un abrigo, guantes y demás prendas para el frio. “Pero no es época de invierno”, pensé algo extrañado ante la visión que tenía enfrente de mí. Rápidamente cambie mi rostro al de una sonrisa agraciada, por más extraño que fuese seguía siendo la alumna a la cual debía guiar con la tutoría.

-¿Miku?- Repetí su nombre mientras la miraba de arriba hacia abajo. Me levante de mi asiento y camine un poco para rodear el escritorio, hasta terminar estar en frente de la chica. Sonreí encantado ante su presencia y levante ambos brazos abriéndolos como en un abrazo. -¡Bienvenida a Takemori!- Dije en voz alta para terminar con una pequeña risa entre dientes, cerrando mis ojos, pareciendo realmente feliz. Luego de la cálida bienvenida baje los brazos mientras no apartaba la mirada de Miku. –Supongo que eres la estudiante nueva que necesita de una tutoría… Me llamo Eilen Shinsei, seré tu profesor de Psicología en 2A- Me presente bajando un poco la cabeza en señal de respeto. –Por cierto, en 3A soy profesor de la Historia del Mundo y lo Sobrenatural. Por lo que seré tu profesor durante un buen tiempo- Volví a sonreír satisfecho después de agregar aquella información.

Me gire y volví detrás del escritorio, pero no me volví a sentar. Busque un poco en mi maletín y luego le entregue a la joven lo que parecía una tarjeta de identificación.

-Por si dudas de la veracidad de mis palabras…- La tarjeta contenía  una foto mía, como también mi posición en el instituto de Éadrom. No me era demasiado difícil darme cuenta de las dudas que aparecían en Miku, sus movimientos se delataban solos. Una vez que guarde el carnet tome la silla en la que estaba sentado y la puse al lado del escritorio, tome otra silla que estaba en los compartimientos de los alumnos y la deje delante de la anterior. Con estos dos asientos dando la cara uno con el otro me senté en el primero mirando a la joven. –Siéntate querida, hablaremos un rato sobre la tutoría y sobre los problemas que deseas evitar en tu estadía en este nuevo lugar- Deduje por mi propia cuenta que la chica seria alguien del extranjero, algo no muy fuera de lo común en Éadrom. Sin embargo una parte de mi trabajo era oírlo todo desde la boca de la estudiante. –Miku, se me ah informado que tu estancia en Éadrom, o más bien dicho, en el Instituto Takemori es una nueva experiencia para ti y como tal representa nuevos problemas a enfrentar, nuevas dudas y miedos. Deseo que me digas lo mejor que puedas sobre esto, deseo guiarte y hacerte sentir a salvo detrás de estas paredes, pero para ello necesito saber como debo guiarte- Explique con las pausas necesarias, y el tono lo suficientemente bajo como para no sonar muy rudo, pero para que lograse escucharme. La conversación era amena, mis palabras no podían ser más amigables y tiernas.

Era común para mí hacer sentir a los demás bastante bien con mis palabras y el tono de estas, mi voz solía calmar a mis estudiantes. “No se viven miles de años por nada”, dije en mi mente, satisfecho de mi comportamiento refinado y entrenado durante cientos de años. Tal vez sea mi permanente visión a sus ojos directamente le provoqué nerviosismo, sin embargo era necesario para mostrarle mi seguridad ante lo que estábamos por discutir. En un momento de calma y silencio, tome mi cabello y lo coloque delante de mí, apoyándose en mi hombro derecho.

-En esta Aula estamos solos los dos, por lo que no temas en abrirte conmigo, soy tu profesor después de todo… Y a partir de hoy también tu tutor en la escuela- Dije alegremente, sin demostrar ningún lapice de cansancio o rechazo ante la nueva alumna.




Carnet to´ Elegante:
Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] 15644
Sensualidad(?):

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Tumblr10

Un regalito <3:
Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Eile
Eilen Shinsei
Edad : 26 Dromes : 208585
Reputación : 18
Mensajes : 361
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Empty Re: Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku]

Mensaje por Miku Nakano el Sáb Feb 09, 2019 11:36 am

Me mantuve seria mirándole sin saber mucho más que decir o hacer esperando que no me hubiera equivocado de sala o que hubiera llegado a la hora acordada. Mientras levantaba el rostro para fijarme en mi trage saliva bastante nerviosa me sentía como si estuvieran a punto de decirme mi nota final de un examen y saber si estaba aprobada o no. -¡Por favor...!-Implore en mi cabeza para que ese fuera el lugar y la persona indicada; al ver como me sonreí me calme y suspire de alivio soltando todo el aire que retenía dentro de mi.

Si, soy Miku-Respondí al escuchar pronunciar mi nombre devolviéndole una tierna sonrisa con todo mi rostro; mis manos seguían en mi pecho apretandolo con fuerza sin saber muy bien que tendria que hacer o qué me diría aquella persona. Nunca había tenido una tutoría pero segun lo que había leído y escuchado era para orientarme por lo que no parecía demasiado preocupante. Al levantarse y recibirme con los brazos abiertos me sonrojo desviando la mirada hacia un lado sin poder contener que se me escapara un tímido "Gracias". Era extraña tanta amabilidad de donde procedía la gente era realmente fría y era difícil relacionarme sin que me miraran como alguien frágil al resto por mi personalidad tímida y reservada.

Al presentarse ante mí volví a mirarle nerviosa a la vez que en mi rostro se mostraba una tímida sonrisa, parecía realmente amigable y empezaba a sentirme comoda. No sabia que existieran clases de psicología en el instituto o que en tercero daría aquella asignatura pero me parecía realmente fascinante. Me mantuve aún guardando silencio hasta que me mostró su tarjeta de identificación; eso me resultaba algo extraño pero tal vez quería que confiara en él y aceptara que era un profesor. Sin poder evitarlo se me escapó una risa que tape con rapidez con mi mano. -Gracias-Sonreí-Estoy realmente agradecida por su tiempo -Reverencia- Y espero que pueda ayudarme; hace poco que me mude y no se nada de este nuevo lugar.-Susurre desviando la mirada algo triste. -De donde vengo solo algunos son elementales y según tu elemento...-Mi rostro se mostró aún más triste-...eres mas o menos útil. Por eso...yo quiero descubrir este mundo y ser realmente util.-Sonreí, tomando la silla que me había cedido. Estaban colocadas de una manera bastante peculiar como vergonzosa pero su gesto me había hecho confiar en el lo suficiente como para aceptar sentarme.

Mientras me hablaba no pude evitar sonreírle mientras le escuchaba se notaba mucho que se preocupaba por sus alumnos; aunque no me gustaba tanto tener esa protección más bien aún no sentía del todo que tuviera que abrirme más bien prefería dejar que todo pasara levemente. -La verdad es que este lugar es fascinante...es increíble la cantidad de lugares bonitos y cálidos que tienen.-Mi mirada recorrió parte de la sala con algo de tristeza.- De donde vengo solo había un par de clases, un gimnasio y una biblioteca. -Sonreí- Era realmente bonito pero...ahora soy un desastre guiandome en sitios grandes. -Me encogí de hombros.

Sintiéndome mucho mas comoda quite los guantes de mis dedos y los guarde en los bolsillos de mi chaquetón. -Por eso me seria de gran ayuda si me explicara cuales son las reglas de este lugar y que debo hacer para aprobar. No se donde están las aulas...tampoco cuales son mis clases o que asignaturas tengo.-Bufé sintiéndome algo idiota. -Realmente no sé para que sirven las tutorías, como debería actuar o qué decir. Pero veo que tuve suerte de que usted fuera mi tutor.
Miku Nakano
Dromes : 22635
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Miku Nakano
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Empty Re: Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku]

Mensaje por Eilen Shinsei el Sáb Feb 09, 2019 10:29 pm


Podía comprender un poco la escasez de confianza hacia mi persona, después de todo apenas nos habíamos conocido por primera vez hace unos minutos. Aunque incluso podía sentir inseguridad en si misma. Entendía porque necesitaba una tutoría.

Me había impresionado cuando oí sus lentas y tristes palabras. Una cosa era estar confuso y desinformado, pero el no saber que materias tendrías en el siclo lectivo, como tampoco estar consciente de la forma del instituto era un problema. Ambas informaciones son públicas para estudiarlas antes de entrar a la escuela, sin embargo es verdad que el estudiante podría elegir con hacerlo, aunque era una decisión bastante poco inteligente. Pero por suerte esta sorpresa no se exagero mucho en mi rostro, siendo capaz de mantener una sonrisa ligera en mis labios. “Esta niña esta en problemas”, pensé con pesar dentro de mí. Suerte para ella que todavía no era muy tarde para estudiar y memorizar las cosas fundamentales que debería saber.

-Entiendo a la perfección a lo que te refieres…- Decidí entablar una conversación más personal con el tema que ella había saltado a relucir. –Así que eres una Elemental… Yo provengo de una especie nombrada “Dragones de Colores”, o “Dragones Occidentales”- Le revele a la estudiante. No era información confidencial o que sea importante de ocultar, por lo que no vi problema en decírselo. –El color de nuestras escamas denomina el elemento al que somos afines… Por lo que entiendo tu preocupación- Explique brevemente mientras soltaba un leve suspiro, a lo que cambie de tema rápidamente. -Supongo que no es de extrañar que te sorprenda tanto este lugar…- Reí entre dientes ante sus reacciones.

El instituto Takemori era realmente grande, tenía una versatilidad de Aulas, como secciones de deporte y arte que dejarían a más de uno boquiabierto. Era un lugar especial para seres sobrenaturales después de todo. No podías culpar a nadie por tomarse su tiempo al inspeccionar los alrededores con suma fascinación. Yo no fui la excepción a esta regla. “Recuerdo haberme topado por error con una estudiante y que esta me confundiera con un asaltante”, fueron recuerdos muy gratos del pasado. Aunque aquellas memorias se volvían tristes al recordarlas.

-Bueno…entonces significa que tenemos mucho que recorrer y un tiempo limite al cual debemos completar este recorrido…- Murmure mientras me inclinaba un poco en el asiento para sacar algo de maletín. –Toma esto… Te servirá mucho- Le entregue un mapa completo del instituto, con todas las plantas…excepto las que están prohibidas para los alumnos. –Y las reglas… Seria genial que mantuvieses las normas sociales típicas de los humanos, no conflictos de cualquier tipo, no dañar propiedad del instituto, sin relaciones indebidas… Como también algunas reglas especiales como no usar tus poderes de forma libre al menos que el profesor encargado de el visto bueno- Empecé a nombrar algunas reglas base del edificio, aunque estas serian fáciles de recordar por lo que no me detuve mucho en ellas. –Para aprobar es lo mismo de siempre… Se darán clases durante las semanas y meses, hasta llegar a un examen que ponga a prueba todo el conocimiento de ese tiempo… Aunque algunos profesores cambien algunos ordenes o agreguen varias mecánicas especiales, ellos mismos te explicaran que debes de hacer- Seguí la explicación sin soltar ese tono tan calmado y cómodo, moviendo las manos un poco a la par que mis palabras seguían saliendo.

No creía que fuese un verdadero problema las dudas de la niña, no era tan sorprendente una vez que lo pensabas detenidamente. Al fin y al cabo se trataba de una ciudad completamente nueva para ella. Sin mencionar que no sabíamos de donde venia exactamente, o al menos yo no lo sabía, por lo que podría venir de un lugar donde no le hayan enseñado cosas básicas o simplemente sea una persona un tanto distraída. Mientras que escuchase mis palabras y las recordase por su propio bien, todo estaría perfectamente bien. Aunque si esto último no se daba no pasaría nada tampoco, solo significaría más trabajo para mí pero estaba más que dispuesto a hacerlo.

-Las tutorías son exactamente lo que estoy haciendo ahora… Asesoro tu progreso en el instituto de forma personal, a diferencia de los demás que son monitoreados de forma general por los directivos- Mencione con una risa algo incomoda, realmente era algo un tanto raro normalmente, pero de eso se trataba lo especial que era una tutoría. –Y no hay nada sobre “cómo actuar” o “que decir”. Actúa como tú lo harías normalmente, di lo que creas que debes decir en cierto momento. Como serás mi alumna tarde o temprano te darás cuenta que yo premio que se me corrija algo que eh dicho mal, o donde eh cometido un error… Me gusta que mis estudiantes estén vivos y felices- Sonreír algo avergonzado ante la declaración. –Sobre lo otro…- Tome un pedazo de papel de un bloc de notas de bolsillo y comencé a escribir en ella, luego la arranque del bloc y se la pase. –Aquí están escritas todas las materias de 2A, como también en que aulas se imparten y a qué horas… Cuídalo bien y estúdialo- Termine con el último problema, no sería necesario preocuparme mucho mas por ello, al menos que algo extraño ocurriese.

De repente, de una de las ventanas abiertas, entro volando un pajarito pequeño aterrizando en mi cabeza. Cuando lo sentí hice un sonido como “¿hm?”, y mire hacia arriba. El pajarito parecía mirarme a los ojos y cantar, como si me estuviera diciendo que aquello era lo más lógico que tenía que hacer.

-Mi cabeza no es un nido de pájaros…- Quise quejarme pero el canto del animal era mayor. Suspire un poco y con un movimiento de mi varita, la cual había sacado de uno de mis bolsillos, se creó un pajarito igual al que tenía en mi cabeza pero hecho por completa oscuridad. El canto del pájaro se volvió un ruido entre sorpresa y angustia ante la nueva forma que se creó a partir de las sombras y se apoyo al lado del animal. Parecía como si su propia sombra se hubiera materializado. –Ahí tienes un amiguito- Dije riéndome en mis adentros por la exagerada reacción del pajarito. –Takemori se volverá tu segundo o tercer hogar si sabes apreciarlo bien…- Murmure mientras veía mi cabeza, mi voz era lo suficientemente alta como para que Miku escuchase mis palabras.





Carnet to´ Elegante:
Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] 15644
Sensualidad(?):

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Tumblr10

Un regalito <3:
Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Eile
Eilen Shinsei
Edad : 26 Dromes : 208585
Reputación : 18
Mensajes : 361
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Empty Re: Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku]

Mensaje por Miku Nakano el Dom Feb 10, 2019 8:25 am


En mi rostro se mostró una extraña cara de sorpresa al comentarme su raza; nunca había conocido a ninguna persona o ser que no fuera humano o elementales. Me sorprendió bastante que siendo un dragón pareciera tan normal y trataran con los humanos con tanta normalidad; en mi cabeza esos seres eran mucho más grandes, fieros y tenían escamas o cuernos. -Un dragón...- Mi cara mostraba interés a la vez que confusión; me daba bastante curiosidad saber si podía variar su aspecto o cómo serían de aquella forma. También que idioma hablaban los dragones o si podía volar entre muchas cosas. Quería preguntarle pero primero tenía que mantenerme firme y escuchar sus explicaciones académicas.

Muchas gracias-Sonreí tomando el mapa y ojeandolo con cuidado por suerte era un mapa impreso por lo que sabría memorizarlo con facilidad y podria conservarlo. Como había comprobado yo misma tenía bastantes plantas, aulas extrañas y algunas con símbolos extraños. -Um...¿Salas prohibidas?-Pensé escuchándole, en mi rostro se dibujó una sonrisa un poco de malicia queria saber si o si que contenía esos lugares o porque estaban cerrados a los estudiantes.

Segui escuchandolo intrigada aunque cada vez mi mente se dispersaba más y más provocandome consumirme en mis pensamientos algo bastante habitual a mi; aunque lo mirara mi mente seguía aún en la idea de los dragones y que otros seres que nunca había visto se encontraban allí o la idea de ver que contenía esas clases. No era una persona problemática pero si demasiado curiosa. -¿Entonces...no puedo usar mis poderes?-Hice una mueca algo decepcionada; normalmente siempre los empleaba cuando se aburría o quería crear rampas de hielo para patinar. -Si no puedo controlarlo...¿Me sancionaran?- Seguí con mi mueca en mi rostro algo preocupada. -Y veo genial eso de exámenes; parece divertido de donde vengo solo te valoraban por tus habilidades nos entrenaban para ser útiles a la comunidad- Sonreí colocando mis codos sobre mis rodillas para apoyar mi barbilla sobre mis manos. - Tus explicaciones son fáciles de entender y seguro que seré feliz aquí. ¡Gracias!-Admiti siendole sincera aún con mi sonrisa mirándole a los ojos mientras tomaba la hoja con cada una de las asignatura y horarios; al fijarme con más detenimiento en sus ojos principio pude notar que eran rojos. Su rojo era bastante peculiar y intimidaba un poco pero desprendían amabilidad y tranquilidad.

Creo que tienes demasiada paciencia conmigo y con todo tu alrededor. Seguro que eres un buen dragón.-Murmure mirando a mi alrededor al ver un pequeño gorrión entrar en la sala en la que estábamos me sorprendió bastante que ese animal entrara en donde estábamos aunque no reaccione demasiado y solo lo observe cómo se posaba sobre el profesor. -¡Creo que el tambien piensa que eres bueno!- Sonreí divertida mirándolo a punto de convertirse mi sonrisa en una carcajada. El animal cantaba y parecía bastante feliz hasta que para sorpresa de ambos apareció un segundo animal pero completamente oscuro; sorprendida me levanté de la silla mirándolo extrañada.

¿Usas una varita para usar mágica?-Exclame pasando mi mirada de la varita al nuevo al animal y al contrario; si era un dragón como podía usar magia de esa manera. -¿No usas tus manos para producir mágica?-Pregunté incrédula al pensar que todas las personas usaba sus articulaciones para eso y que solo en los libros o algunos humanos empleaban varitas o armas mágicas. Acercándome con cuidado intente tocar la masa de oscuridad con el dedo aunque mi nerviosismo y falta de control provocó que más que tocarlo saliera copos de hielo de mi dedo congelando levemente a la figura.

Asustada me aleje al sentir que había estropeado su creación y hice una mueca triste al mirando al suelo a la vez que ocultaba mis manos. -¡Lo siento! Todo esto...es tan nuevo para mi...siento lo de tu amiguito. -Me sentía mal aunque tambien dentro de mi me parecía realmente divertido y genial ver la cara de las personas al congelas objetos o mostrarle señales de advertencia de lo que podía hacer. -No sabía que los dragones...hacen mágica ni que se pudieran convertir en humanos. Nunca estudie a los seres mágicos...por eso pense que seria una buena idea aprender a controlar estos poderes y descubrirlos. ¿Crees que me podrías hablar un poco de los dragones? -Le mostré mis manos indecisa a la vez que comenzaba a fabricar en ambas manos pequeños copos de nieves que poco a poco se transformaban en un gorrion de hielo en cada manos. La tutoría estaba dando un extraño rodeo en el comenzaba a mostrar mis debilidades a la vez que pretendía interrogar y conocer al profesor.
Miku Nakano
Dromes : 22635
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Miku Nakano
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Empty Re: Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku]

Mensaje por Eilen Shinsei el Lun Feb 11, 2019 12:36 am


-G..Gracias…creo- Dije algo nervioso ante sus palabras. Parecía atender a mis palabras y explicaciones, por lo que no le vi el problema alguno a su comportamiento. Aunque en ocasiones la veía un poco mas distraída que en otras, siendo este una acción que no podía culpar viniendo de Miku. No era anormal esa actitud en un estudiante nuevo en la ciudad entera, que llegaba del extranjero, especialmente de lugares culturalmente diferentes a Éadrom.

De un momento a otro empezó a preguntar varias cosas, como si no pararan de llover dudas tras dudas. Espere que terminase de hablar con una sonrisa, para poder responder cada interrogante lo suficientemente claro y preciso para que lo entienda bien. Por suerte no parecía ser el tipo de joven busca problemas, por lo que aquello será más sencillo de controlar.

-Al menos que el profesor analice tu situación y te ponga reglas sobre tus poderes…- Agregue ante su duda. –Si no sabes cómo controlarlo se te enseñara como… Solo tendrás que encontrar a la persona indicada, otro elemental por ejemplo- Le aconseje. No era raro que los alumnos no entendiesen del todo los poderes que tenían o como controlarlos, sin embargo había bastantes adultos con capacidades mágicas excepcionales y que podían enseñarle a los demás. No hacía falta añadir que yo era uno de ellos. –Mientras que no explotes o provoques desastres que puedan dañar la integridad física de los demás estudiantes, todo estará bien Miku- Intente consolarla sobre el tema un poco.

Levante la mano derecha y toma en mis manos al pajarito hecho de oscuridad que había aparecido recientemente. Este ser oscuro se dejaba, no parecía moverse mucho más allá de su cabeza. Sin embargo si lo mirabas con detenimiento podrías notar en los “ojos” como no poseía vida, como no podía sentirse ningún rastro de vida, solo muerte. Era algo normal para mí, no me sorprendería sin importar cuantas veces lo mirase, se trataba de oscuridad después de todo. En lo más profundo de mi me lamentaba poseer aquel elemento, pero gran parte de mi, en cambio, agradecía el poder aceptarlo tal y como es. “Las sombras son atractivas después de todo”, me reí para mí mismo. Volví a poner al pajarito en mi cabeza.

-No, no, la varita no hace que pueda usar magia ni tampoco es la que produce la magia- Comencé a explicar mientras la agitaba en el aire nuevamente. –Esto es un canalizador… Podrías imaginarlo como la mira de un arma de fuego, simplemente hace que mi poder mágico elemental sea mucho más preciso y detallado- Mientras hablaba cree otro pajarito igual al anterior, para luego hacerlo desaparecer. –Podría usar magia con mis manos desnudas pero…- Como prueba de ello baje la varita y levante la mano con la palma abierta. Del suelo al lado de mi se empezó a crear un pilar de oscuridad, sin embargo su forma no era detallada, era solo un cumulo de sombras. –Mi Poder Mágico es lo suficientemente poderoso, sin embargo no es realmente útil a menos que quiera destruir cosas… Con esta varita puedo crear objetos o animales de oscuridad y que se muevan a mi merced- Intente explicar lo más sencillo posible.

Sin embargo cuando sus manos se acercaron y algo salió de sus dedos, haciendo mi cabeza más fría de lo normal me sobresalte momentáneamente. “Así que una elemental de hielo”, deduje inmediatamente. Cuando la muchacha se alejo repentinamente y pareció deprimirse, solté un suspiro para pasar a sonreír. Tome al pajarito de oscuridad que se encontraba bastante frio y congelado en algunas partes, y use la varita nuevamente para cubrirlo de oscuridad quitando el hielo y la temperatura que le rodeaba.

-Así que tu elemento es el hielo ¿eh? Creo que entiendo mejor por que llevas toda esa ropa…- Me reí un poco entre diente mientras la miraba. Sin embargo sus últimas palabras me sorprendieron bastante. El conocimiento básico de los seres sobrenaturales no era algo obligatorio para dichos seres individualmente, sin embargo todo estos existían hasta incluso en las culturas humanas, como fantasía claro, pero existían al fin y al cabo. Esto solo significaba que cada día en él Instituto Takemori, y hasta en Éadrom en su totalidad, será una aventura completamente. Todo tipo de vidas diferentes rondaban las calles y pasillos, no se aburriría de aprender cosas nuevas, de eso estaba seguro. “Que envidia”, llegue a pensar. –Los Dragones son uno de los seres más longevos del mundo, y uno de los más antiguos también. Por lo que la magia que usan estos seres es excepcional, pero que los magos promedio me atrevería a decir- Murmure con un poco de orgullo en mi pecho. –Mira…-

Levante mi brazo y mostré mi mano abierta. De repente, de la misma, comenzaron a aparecer escamas de color negro, para finalmente desaparecer como llegaron. Este efecto se podía conseguir al intentar transformarte en Dragón y luego automáticamente cancelar el cambio, dando ese efecto.

-Como podrás entender, esta no es mi forma original, sino que lo es mi forma de Dragón. Esta forma la usamos para convivir con los humanos o seres humanoides… En la antigüedad nos cazaban sin preguntar, bueno, hoy también lo harían- Dije mientras bajaba el brazo. Un ser con una forma diferente a la de los humanos era una maldición, al menos en el pasado lo era. Aunque si hablábamos de los humanos, todo lo que fuese diferente era catalogado como un monstruo, inclusive los que se parecían a los humanos pero que podían usar magia. –Hay diferentes tipos de Dragones, yo ya había dicho que soy de los que se llaman “Occidentales” o “De Colores”- No podía deshacerme de aquella sonrisa que marcaba mis labios, aquel tema era fascinante, al menos para mí lo era. –Es un mundo bastante basto, digno de conocer al menos una vez- Termine soltando, haciendo desaparecer al pajarito que había hecho. -¿Qué puedes hacer tu?- Le pregunte mientras veía sus manos que, a simple vista, parecían estar heladas.





Carnet to´ Elegante:
Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] 15644
Sensualidad(?):

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Tumblr10

Un regalito <3:
Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Eile
Eilen Shinsei
Edad : 26 Dromes : 208585
Reputación : 18
Mensajes : 361
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Empty Re: Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku]

Mensaje por Miku Nakano el Lun Feb 11, 2019 2:12 pm

Aun mostrándole las manos me quede mirandolo como respondia a mis dudas y preguntas repentinas; aquella persona me daba unas impresiones bastantes buenas era la primera vez que conocí a una persona tan agradable y que se portaba tan bien conmigo. Tal vez era porque era mi profesor y temía que fuera tan amable por ser parte de su responsabilidad. Mi mirada se dirigió al suelo pensativa preocupada por que fuera eso verdad; a veces la inseguridad y todo lo que tenía dentro me consumía comiendome la cabeza.

-¿Cree usted que podría ayudarme o presentarme alguien que pusiera?-Murmure aun con la mirada en el suelo. En mi mente paso un "Me gustaria que fuera usted" aunque no me atrevi a decirlo ya que sonaba bastante comprometido y no sabía si había alguien mejor que el o tuviera mucho más tiempo para ayudarme. Al volver a mirarle pude identificar la magia que salía de sus manos realmente me sorprendió bastante y me asusto un poco pero confiaba en el; me llamaba bastante la atención ese tipo de magia de sombras y oscuridad que todos temían. -¡Es como la tinta!-Comente con una sonrisa- Dibujas cosas con tu magia y creas cosas...es similar a mi poder pero menos frío.-Bromee.

Volví a colocar mis manos pegadas a mi cuerpo sentándome de nuevo en la silla y acercándome a él hinchando un poco los mofletes. -Si, la ropa ayuda a estabilizar mi temperatura.-Gruñi al ver como se reia de mi aunque esto no me molesto mas bien lo hacía para demostrar una leve molestia infantil. Al enseñarme su mano convertida levemente en la de un dragón mis ojo se iluminaron y a la vez se decepcionaron al ver como desaparecía el efecto con tristeza. -¡Quiero tocarlas!-Pensé decepcionada.

No sabía que los dragones se ocultaban entre los humanos...-Sonreí- Es bastante fascinante todo y que el mundo esté tan lleno de tantas criaturas tan diferentes.-Murmuró muy bajito, sin poder contenerme más me acerque a el tomándolo de la mano colocando su palma sobre la mía mi pecho ardía y mis mejillas también de timidez pero no podía dejar que pasara el dia sin haber cumplido mis deseos. -Por...por cierto. ¿Podría tocar las escamas? Quiero saber como es el tacto...-Desvie la mirada muy tímida a punto de morirme por lo que estaba haciendo.

Y bueno mis habilidades son bastante básicas...-Susurre aun nerviosa. Antes de que pudiera aceptar o negar si volver a transformarse en dragón dibuje en su palma un pequeño dibujo de una runa hacia arriba que reflejaba la palabra "humano" mientras lo hacía su mano empezó a congelarse justo solamente en la parte donde estaba dibujada y crear una manzana de hielo. -¿Un poco dura para morderla no?-Sonreí divertida- Puedo crear objetos, congelar cosas o congelar mi cuerpo.- Murmure levantando mi mano con la que había dibujado la runa la cual congelaba y transformaba en una gran lanza usando mi mano y brazo de base. Esta era realmente puntiaguda pero nada más llegar a su clímax obligue a que se descongelara convirtiendo mi brazo en uno normal y absorbiendo el agua de mi cuerpo que había empleado para crearla.- Soy un pequeño frigorífico.-Bromee sin atreverme a mirarle timida por haberle sugerido algo tan vergonzoso.
Miku Nakano
Dromes : 22635
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Miku Nakano
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku] Empty Re: Al Cuidado Del Profesor [Priv - Eilen & Miku]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.