Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
BÚSQUEDA
Se busca gente con ojo para las noticias ♥
POR Mikaela Lovegood
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Acto 1: La llegada / Priv. Amensia & Chiasa Yokomiko

Mensaje por Daiba Nana el Lun Feb 04, 2019 8:06 pm

-Bien, ya tenemos todo registrado, es un placer darle la bienvenida a Takemori Srta. Daiba. Espero muy buenos resultados de Ud.- con esas palabras del director, ya estaba en esta nueva escuela. Ya no recordaba por cuantas he pasado durante un año entero, lo curioso es que debo volver a tomar el segundo año; ¿Deja vu? bastante irónico, en especial si mi preciado monóculo lo tiene ese rufián. Durante ese año me he estado cuestionando muchas cosas ¿Cómo supo de este? ¿Ese ser que se me presentó aquella vez tendrá algo que ver? ¿Acaso su deseo era mejor que el mío? Y si es así ¿Qué deseo habrá pedido? Todas esas interrogantes no me dejaban tranquila.

Cuando iba a una escuela nueva, siempre buscaba un club de teatro, y si no existía lo fundaba, pero solo duraba un par de meses, era mi fachada para buscar al responsable; cuando no lo hallaba, renunciaba a dicha escuela e iba a otra. Fue así como di aquí en Takemori, un instituto bastante particular; no solo había seres como yo, había razas que solo creía que eran mitos y leyendas o sacadas de algún cuento o película de ficción. En fin, tenía que hacer lo que siempre hago al llegar a una escuela nueva, buscar el club de teatro.

Pasé al tercer piso, donde se encontraban todos los clubes, no existía tal club; había que recurrir al Plan B: Fundar un club de teatro y para eso me dirigí a la sala de actos, que por lo general es un galpón grande donde están las canchas y al fondo el escenario, a diferencia de la sala de practicas y el anfiteatro de Seisho, este era igual al de las otras escuelas a las que asistí. Me subí al escenario, ya hacía mucho que no lo hacía, me puse en medio de este y recite uno de los monólogos más conocidos:

-¡Ser o no ser, he aquí el problema! ¿Qué es más levantado para el espíritu: sufrir los golpes y dardos de la insultante Fortuna, o tomar las armas contra un piélago de calamidades y, haciéndoles frente, ¿acabar con ellas? ¡Morir…, dormir, no más! ¡Y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los mil naturales conflictos que constituyen la herencia de la carne! ¡He aquí un término devotamente apetecible! ¡Morir…, dormir! ¡Dormir…! ¡Tal vez soñar! ¡Sí, ahí está el obstáculo! ¡Porque es forzoso que nos detenga el considerar qué sueños pueden sobrevenir en aquel sueño de la muerte, cuando nos hayamos librado del torbellino de la vida! ¡He aquí la reflexión que da existencia tan larga al infortunio! Porque ¿quién aguantaría los ultrajes y desdenes del mundo, la injuria del opresor, la afrenta del soberbio, las congojas del amor desairado, las tardanzas de la justicia, las insolencias del poder y las vejaciones que el paciente mérito recibe del hombre indigno, cuando uno mismo podría procurar su reposo con un simple estilete? ¿Quién querría llevar tan duras cargas, gemir y sudar bajo el peso de una vida afanosa, si no fuera por el temor de un algo, después de la muerte, esa ignorada región cuyos confines no vuelve a traspasar viajero alguno, temor que confunde nuestra voluntad y nos impulsa soportar aquellos males que nos afligen, antes que lanzarnos a otros que desconocemos? Así la conciencia hace de todos nosotros unos cobardes: y así los primitivos matices de la resolución desmayan bajo los pálidos toques del pensamiento, y las empresas de mayores alientos e importancia, por esa consideración, tuercen su curso y dejan de tener nombre de acción… Pero ¡silencio!… ¡La hermosa Ofelia! Ninfa, en tus plegarias acuérdate de mis pecados.-
Daiba Nana
Dromes : 3785
Reputación : 0
Mensajes : 15
Ver perfil de usuario
Daiba Nana
HUMANOS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.