Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Poco mas de un año
The factory | Koichi Kuroba EmptyHoy a las 12:34 am por Jestro / Jevil

» Confieso que... {Juego}
The factory | Koichi Kuroba EmptyAyer a las 11:19 pm por Audeth Forte

» CARNET PARA ESTUDIANTES/MAESTROS
The factory | Koichi Kuroba EmptyAyer a las 7:31 pm por Audeth Forte

» Un día de descubrimientos [Libre]
The factory | Koichi Kuroba EmptyAyer a las 6:54 pm por Audeth Forte

» Buscando secretario/a - LIBRE
The factory | Koichi Kuroba EmptyAyer a las 6:08 pm por Ayiw Kryomi

» Cambios de botón
The factory | Koichi Kuroba EmptyAyer a las 3:36 pm por Luka Crosszeria

» Audeth Forte - El precio del amor
The factory | Koichi Kuroba EmptyAyer a las 2:21 pm por Luka Crosszeria

» Kyosuke | Diferencia a los demonios.
The factory | Koichi Kuroba EmptyAyer a las 1:45 pm por Kyosuke Takenouchi

» El final del día (Dea)
The factory | Koichi Kuroba EmptyAyer a las 9:20 am por Kyosuke Takenouchi

» Nuevos comienzos [Priv. Nina]
The factory | Koichi Kuroba EmptyAyer a las 6:47 am por Nina Drango



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






The factory | Koichi Kuroba A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado The factory | Koichi Kuroba

Mensaje por Invitado el Jue Ene 24, 2019 4:36 pm

Ni siquiera se había quedado despierto para estudiar el día anterior con el fin de aprobar uno de los exámenes más importantes de la carrera, no, eso había sido realmente sencillo, lo que le preocupaba era otra cosa referente al láser de rayos gamma miniatura en el que estaba trabajando. Tuvo que dejarlo enfriar como por cuatro horas y mientras tanto tuvo que revisar de nueva cuenta los planos, algún error fatal, alguna tuerca simple se había aflojado, rayos. Frotó con insistencia aquella rubia mata y sacudió algo del polvo que se había quedado adherido a sus cabellos lacios.

Todo iba bien hasta que bueno, salió aquello que le jodió la media madrugada. Sabía que necesitaba descansar, por fortuna el día estaba libre así que finalmente se quedó dormido como a eso de las seis y media de la mañana sobre el tapete de la alfombra con el dichoso plano sobre la cara. Dormitaba, porque en realidad era más la ansiedad que tenía encima por ver que la lucecita color azul se activase en el dispositivo, eso indicaría que finalmente se había enfriado como quería y volvería a la acción.

Cuando el tiempo finalmente puso las cosas en su lugar, preparó todos los sistemas y cableados, atornilló y aseguró de nueva cuenta el pequeño láser que sobresalía de un brazo metálico, articulado con varias bisagras que podían ser manejadas de forma remota. No era tonto, no iba a exponerse como la mayoría de las veces pasaba gracias a su imprudencia, el brazo todavía le palpitaba de solo recordar la quemada que sufrió momentos antes de la pequeña implosión del aparato. No se desquitó con nada pero rememorarlo le hizo gruñir un tanto.

Las ojeras eran tremendas, pero tenía que seguir trabajando en lo que él mismo consideraba solo un hobbie, como sea era bastante responsable como para dejar un trabajo a medias. De nuevo se dejó llevar y las horas prosiguieron su curso en el reloj, ya eran casi las doce del medio día y bueno, finalmente la sonrisa le vino al rostro cuando el regulador comenzó a trabajar de nueva cuenta y el láser salió disparado como un chorro de electricidad verdosa que impactó en un objetivo previamente puesto en la pared. Estaba hecho, tal vez ese le serviría después para agregarlo al androide militar en el que tenía muchas esperanzas, podría venderlo después y recibir algo de reconocimiento.

Se detuvo, recordó que tenía que comer, tomar un baño, cepillarse y claro, atender el taller donde tenía también otros asuntos muy importantes. No era un garage cualquiera, era un sitio que él mismo había confeccionado de manera que su decoración interior lucía muy futurista, luces, rieles, robots trabajando y brazos mecánicos, algunas carcasas viejas y mucho, pero mucho aceite embarrado en las paredes y suelo. Allí hacía algunas de sus investigaciones, se entretenía, se relajaba y se daba un espacio para sentirse útil. Jamás había sido bueno con las costumbres de su multimillonario padre quién aspiraba a que tuviese servidumbre incluso allí, había sido también un logro que lo dejase vivir en un chalé modesto en lugar de la casa de campo de la familia.

Generalmente su clientela no era mucha, o eran simplemente los mismos conocidos de siempre, pequeños arreglos a sus vehículos o... sus celulares. ¿Qué clase de profesional creían que era? Se despejó dando un par de palmadas en sus mejillas y reconsideró regresar a trabajar en su láser de antes, el día parecía pintar bien para seguir con la faena a pesar de que el resto preferiría tal vez disfrutar de un día de playa, las cosas no eran así para el hijo de elemental.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: The factory | Koichi Kuroba

Mensaje por Koichi Kuroba el Vie Ene 25, 2019 2:12 am




The factory | Koichi Kuroba Tablilla7   
El famoso ladrón de guante blanco no ha estado presente en los medios ni ha dado señales de actividad durante estos últimos días. Es normal que pase un tiempo antes de que mande otra carta anunciando su siguiente robo; Por lo que utiliza ese lapso para estudiar y pasar el rato siendo otro estudiante normal en el instituto hasta que otro objeto le llame completamente su atención

A little problem

Casas —??? hrs

Las cosas no me pintaban nada bien desde hace ya varios días. Una inmensa ola de mala suerte y de gripe de temporada me había arruinado los planes que tenía hecho desde hace una semana atrás, además de presentar exámenes en ese estado casi muerto.

Me sorprendía el cómo lograba sobrevivir ante tales circunstancias sin dejar de preocupar a uno que otro compañero de banco que pensaba que realmente moriría en el intento. Aunque ese no era el problema que me quitaba el sueño, sabía de antemano que pasaría todos los exámenes con calificaciones altas.

Lo que me preocupaba era el estado que estaba mi compañero y amigo de mi difunto padre; Jin chan. Él también se había contagiado de gripe por estar trabajando hasta muy noche y ahora estaba postrado en cama sin poder levantarse por que el doctor le dijo que debía estar en reposo.
No podrá hacer nada por unos tres días más, y aún no estará del todo bien

Si bueno solo era gripe, pero por una extraña razón a las personas mayores de 30 les da con más agresividad. Por lo que mejor no era molestarlo con trabajo y dejar que se recupere completamente. De igual forma iba a dejar de ser Kaito kid por un pequeño tiempo hasta que apareciera alguna joya que me interesará.
No obstante, tenía otro problema que lidiar.

… Una de mis armas se ha descompuesto, debo hacer algo por repararla pero Jin chan es el único que puede hacerlo en ese preciso momento quería empezar a golpearme la cabeza con mi pupitre… ¿Cómo podré hacerlo sin su ayuda?
Obviamente podría investigar a la persona quien lo fabrico, sin embargo, los contactos de Jin los tenía en secreto y nunca pudo decirme ni una pista de ellos.
¡Con un demonio! Tendré que llevarlo a otro lado si quiero tenerlo lo más pronto posible No parecía ser una mala idea, además de que en internet hay un montón de recomendaciones.

Pasando el rato leyendo e investigando diferentes sitios (durante las clases), pude encontrar un lugar donde posiblemente pudieran arreglar aquella arma única. De las personas que pude contactar algunos eran hijos de padres con dinero, por lo que podía confiar en que este hiciera un gran trabajo; por lo que me sacaría de líos si fuera a otro lugar desconocido y no supieran que hacer exactamente.
Entonces sin pensármelo demasiado pedí la dirección de este y saliendo de clases me dirigía directamente para allá. Aunque antes, iba a cambiar mi uniforme escolar para no destacar tanto por las calles de la ciudad.


Entre ida y vuelta hacía el lugar no creía el tardar demasiado al llegar a la ubicación marcada, sacaba mi celular del bolsillo teniendo abierto la app de mapa para poder guiarme sin temor a desviarme; Por que claro, todo en este lugar estaba lleno de casa residenciales desde hace kilometros atrás.

¿Será verdad que hay un taller por aquí? dudaba ante la dirección, y eso era mas que razonable... pero ¿quien era yo para criticar?.
Lo que dice el celular es que se encuentra a dos casas más adelante...   Tenía la vista enfocada en la app, por lo que cuando levante la cabeza me dí cuenta que nada había cambiado... Todo lo que veía eran más casas a mi alrededor.

Oye, oye... esto no puede estar mal
Seguía observando las casas, pero no me parecía ver algo "diferente" a lo normal.
¿Que debería hacer? ¿Llamar a la puerta principal? ¿o Esperar? pensaba de forma algo confundido por no saber exactamente que hacer, realmente me esperaba algo más llamativo a la vista por lo que me sentía perdido.

¿En verdad que me dieron bien la dirección? reclamaba en voz baja caminando hasta enfrente de la casa "señalada" tratando de buscar si era la ubicación correcta por mensajes.
Tablilla por Saxagenia


The factory | Koichi Kuroba Fl2
Kuroba Koichi as Kaito Kid:
The factory | Koichi Kuroba 83e546217433faa93fc728fa7959f803_magic_kaito_conan

Pienso || Hablo || Narro
Koichi Kuroba
Salón : 2 B Edad : 21 Dromes : 48810
Reputación : 0
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: The factory | Koichi Kuroba

Mensaje por Invitado el Miér Ene 30, 2019 9:32 pm

Todo iba "de maravilla" a pesar de que tendría que seguir reparando los circuitos de lo que parecía ser una excelente obra maestra, al menos la del mes -porque claramente, era un genio, y sus obras maestras venían cada cierto periodo de tiempo regular- hasta que el ruido de uno de sus pequeños amigos robóticos lo hizo retroceder sobre sus pasos y mirar, levantando una ceja y mostrando aquellos aperlados dientes que poco a poco se encargarían de constatar su enojo latente. Algo estaba a punto de fallar, los engranes de su mente comenzaron a girar tan deprisa que parecieron una locomotora en plena revolución industrial, sus manos empezaron a sudar y pequeñas detonaciones nerviosas chisporrotearon como pequeños fuegos pirotécnicos entre sus dedos, debía cubrirse y sin embargo su orgullo le evitó hacerlo. Una vez se acercó lo suficiente, intentó poner en su sitio al robótico pedazo de chatarra y ¡bom!, finalmente explotó en turbulenta bullanga arrojando piezas por aquí y por allá. Nada grave y tampoco nada fuera de lo común, pero su ego y su cara -y cabeza en general- estaban empañadas de tizne.

La detonación fue lo suficientemente fuerte como para ser escuchada desde afuera y seguramente haber llamado la atención de quién parecía estar fuera de su garaje abierto. Le miró un tanto disconforme porque todo su buen humor se había ido al infierno y, aún con los cabellos de trigo humeantes, se atrevió a asomar la cara y señalarlo con el dedo índice, moviéndolo al son de sus palabras: — No... digas... nada — Resopló feroz, era como una amenaza que más le valía al otro seguir al pie de la letra. No estaba acostumbrado a que lo encontrasen en tan mala condición, estaba con un mal ver, ya apestaba de nueva cuenta a grasa y carbón, lo peor es que ¡se acababa de duchar!

Tal vez el enojo lo había llevado a no darse cuenta en realidad de lo que el ajeno estaba haciendo allí. No recordaba haberlo visto nunca antes por el barrio, ni siquiera figuraba entre sus conocidos de vista ¿era de aquellos protestantes? No, no lo parecía.

¿Y tú quién eres? — Preguntó falto de cortesía con un ligero golpeteo en su tono de voz. — ¿Buscas direcciones? ¿Eres un vendedor ambulante o algo así? — Puso su mano en la cintura mientras extendía la otra tomando una pose un poco relajada pero tampoco daría su brazo a torcer.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: The factory | Koichi Kuroba

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.