Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
BÚSQUEDA
Se busca gente con ojo para las noticias ♥
POR Mikaela Lovegood
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Camino al cielo
Ayer a las 11:27 pm por Bastian Shawn

» [¡VOTACIONES!] USERS AWARDS 2018
Ayer a las 11:17 pm por Nathaniel Wyatt

» Destinados (Privado)
Ayer a las 10:07 pm por Vesta

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 9:54 pm por Ren Mikazuki

» —[Cronología]—
Ayer a las 8:43 pm por Sehnris

» El payaso y el bufón. (priv. William M.)
Ayer a las 8:40 pm por William M.

» The daily routine does not disappear|| Priv.
Ayer a las 7:09 pm por Yamato Tsukino

» Still here - Jaeger's ID
Ayer a las 7:09 pm por Vyktoria S. Jaeger

» In Between days
Ayer a las 5:02 pm por Stella Maris

» Un balrog desesperado (?)
Ayer a las 4:28 pm por VonSchrodinger



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Como Balberith lo haria...

Mensaje por Troya el Vie Dic 21, 2018 9:33 am

Esperé. Esperé y esperé algo divertido. El aire nocturno de esta calle olía al cigarro barato de una cajetilla, a perfume y al terciopelo de varios vestidos. Las tiendas iluminaban mas los caminos que los mismos faros que alumbraban toda la ciudad y el sonido de los autos esperando en el tráfico realmente  irritaba mis oídos,sin embargo era divertido el escuchar los insultos que se mandaban los conductores.Percibí algo en el aire que hacia que no me moviera de la zona en la que estaba, un agrío aroma que me daba curiosidad y por supuesto su servidora iba a estar en primera fila....La gente no me observaba extraño, no había necesidad de ocultar mis cuernos o la sensación de que te iba a perseguir una turba furiosa, no parecía molestar mis extrañas marcas o las características que poseo, no había peligro, daba escalofríos el solo pensar que era "aceptada"  -"yo no debo ser lo mas raro que han visto", fue lo que pensé ya que después de todo en esta ciudad deben haber criaturas mas raras que yo.

Cansada ya de caminar por la acera, queriendo mi espacio subí por un callejón a un edificio.Ya avanzando mas, me percaté que siempre era la misma vista. Altos edificios con luces, gritos y los millones de secretos que ocultaban.-Creo que ya lo he visto todo...-.

Pero un carro con sirenas llamo mi atención, la gente se acumulaba al borde de un edificio, y se olía...-El miedo-. El olor, la ira , los gritos, la sirena me sacaba una sonrisa inmensa -¿Quién sera? ¿Cómo sera?. Corrí hacia mi objetivo con tanto antojo hasta que la vi quedándome perpleja. Una silueta  delicada, triste, llena de miedo, dolor y confusión parada en el borde de un edificio de mas de 15 pisos.Me acerque en silencio por su espalda y le susurré al oído como si de un jadeo se tratase ¿Qué esperas?...

¡¿Q-quien eres?!

Dijo la muchacha confundida ¡¡No impor-t-ta lo que digas...e-estoy decidida a hacerlo!!. Dijo la joven cerrando los ojos atemorizada -¿Y porque crees...que pienso detener algo así? -¿No vienes a detenerme? Me pare junto a ella y lo sonreí - No...claro que no... Junte nuestras manos y me incline un poco sin preocuparme de la altura -¿Este mundo es muy injusto no?...la gente te miente, te  traiciona...y te destruye..No te merecen... Así es... es por eso que deben ver lo que el mundo en realidad le hace a las personas Parándome detrás de ella y colocando mis labios en la comisura de sus oídos -Así es mi niña...asi que sin miedo hazlo...por ti.. . Al decir esa últimas palabras la joven ya estaba cayendo cuesta abajo. Y que delicia de armonía de gritos, era hasta excitante  escuchar a tanta gente en ese coro de unos segundos...


Hablar -  Pensar - Narrar
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 3641
Reputación : 6
Mensajes : 22
Ver perfil de usuario
Troya
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Como Balberith lo haria...

Mensaje por Eilen Shinsei el Vie Dic 21, 2018 12:49 pm


Se había vuelto de noche demasiado rápido para mi gusto, casi ni me había dado cuenta y los días en que me quedaba en el instituto hasta altas horas de la noche aumentaban cada vez más. Los exámenes eran pesados como para tomarme a la ligera sus correcciones, un alumno que haya trabajado duro para aprobar merecía un nivel de responsabilidad por mi parte semejante o superior. Aunque de todas formas seguía ignorando las quejas sobre las vestimentas que a veces llevaba… Nunca habría imaginado que traer un traje que cubriese la mayoría de mi piel fuese un obstáculo para el aprendizaje de las estudiantes femeninas, y algunos hombres también…o eso me dijeron. “Es mejor pensar en otra cosa”, me dije a mi mismo mientras caminaba por la ciudad.

Había salido a dar un paseo para liberar un poco el estrés, sin mencionar que me daba curiosidad poder ver como se movía la gente a esas horas. Las personas parecían más calmadas que a la mañana o al medio día, aunque no me sorprendía en lo absoluto puesto que a esas horas todos estaba más angustiados por trabajo o estudio. La noche era un momento en que muchos podían liberarse, calmar sus almas, sentir que aquellas cargas que soportan sus hombros se separen de ellos por unos pocos momentos y poder así sentir la libertad. “¿Pero eso es bueno o malo?”, me pregunte mientras analizaba lo que pasaba delante de mí. Era tema de debate saber si la libertad a ese punto era algo realmente bueno, o perjudicial. Tal vez ese peso en los hombros te provocaría estrés, pero al fin y al cabo te da una razón de existir, de ser útil para un bien mayor.

Las mentes de aquellos dañados eran raras, confusas, como si la negatividad cubriese sus mentes para poder saber que tienen ahí dentro. Pero a su vez eran como juegos de dominós, una cosa no pasaba si no hubiese una pieza anterior que pudiese empujarla, un pasado que marcase la personalidad de un ser. “Son tan débiles que me preocupo de mas”, me queje antes de correr entre la multitud y con un salto empecé a correr por la pared del edificio. Utilice la habilidad de mi collar, haciendo que la joya pertinente empezase a brillar y cubrir mi cuerpo con el elemento del aire. De esa forma me pude mover con rapidez y subir varios pisos en un instante hasta perder el impulso que conseguí en primer lugar, saque la varita que tenia y con una alta agilidad cree plataformas de oscuridad pura para usarlas de soporte hasta que vi un cuerpo cayendo encima mío, lo tome con una mano y con la otra me sostenía en el edificio. Pude oír y sentir como por la fuerza de la caída junto con el repentino agarre se le rompió una muñeca, tal vez el brazo.

-En esta ciudad hay mas idiotas de los que parece…- Dije algo cansado de estar colgado en una altura considerable. Con un poco de esfuerzo empecé a escalar nuevamente hasta llegar al lugar desde donde se tiro la mujer que tenía en brazos. Al volver a estar en una posición normal la deje en el suelo tranquilamente, dejando escapar un “Uhhh” de alivio. En ese momento, con la calma producida por los aplausos y gritos de alegría en el suelo, pude ver con mayor detenimientos las lagrimas de la muchacha y como se quejaba por el dolor de su brazo roto. –Eso te pasa por tirarte de una altura considerable sin tener la resistencia para aguantarlo…al igual que la vida- Le dije con un pequeño suspiro de por medio, provocando la atención de la mujer. “-No tenias derecho-“, murmuro entre mocos... -¿De qué, de demostrar tu objetiva estupidez?¿Tus malas decisiones? Perdóname querida pero tengo todo el derecho de hacerlo- Cuando se lo dije simplemente cerro su boca, con la oscuridad de la noche y la posición en cuatro de la mujer parecía estar enojado, pero no le faltaba mucho para ser capaz de ver la sonrisa que se dibujaba en mi rostro.

En ese momento me di cuenta de la presencia de alguien desagradable por lo que mire el entorno algo confuso, para terminar viendo el pequeño cuerpo de una niña demonio o eso parecía.

-No tengo razón de vivir… Y si mi muerte les muestra a esa hipócrita gente que!-", mientras la mujer intentaba desesperadamente de explicar la interrumpí… -No hará nada tu insignificante muerte, pequeña… ¿Tan importante te crees como para infundir en sus vidas? Eres tan egoísta como aquellos de los que te quejas- Mantenía una voz tranquila y serena, sin perturbaciones, pero con experiencia. “-¿Y entonces que tengo que hacer? Con todo este dolor, esta ira-“, la voz de la joven se hacía cada vez mas ronca y débil. -¿Hay otra opción? Luchar obviamente, de eso se trata la vida. No llegaras a nada si te rindes, aparte de contentar a los equivocados…- Murmure lo ultimo para después lanzar otro suspiro.

Si eras perspicaz notarias como la propia oscuridad crecía del suelo y agarraba por las piernas a la mujer, impidiendo a esta que intente volver a tirarse si es que acaso se le ocurría. Me senté en el borde, viendo las estrellas de la noche.

-Creyendo que saben lo suficiente como para entender lo que es la vida…estos humanos- Solté mientras sentía el viento revolotear en mi extenso cabello y mis ropas, siendo estas un simple top negro que cubría mis pectorales y un pantalón árabe, sin olvidar las extravagancia de aquellos anillos dorados que cubrían mis muñecas y cuello. –¿Y tu quien eres pequeña?... Bueno esos cuernos me dan a entender que eres un demonio ¿me equivoco?- Le pregunte a la niña que se encontraba en ese lugar, algo raro pero que no dejaría entre ver en mi expresión. -¿Una amiga tuya? No te preocupes, la acabo de salvar de un destino deplorable- Le dije con una risa entre dientes, casi como si supiera lo que había pasado y solo estuviese burlándome de un demonio que se encontraba misteriosamente en el mismo lugar de un posible suicidio. –Si quieres acabar con tu sufrimiento acabalo por tu propia cuenta… No hagas un show, había niños ahí abajo- Le susurre a la muchacha en el suelo antes de noquearla con un golpe en su nuca.

Hice desaparecer todos los objetos creados de oscuridad y respire profundo, riendo para mí notando que nunca tendría un día normal en esa ciudad. Me asome intentando ver lo que sucedía abajo y pude captar como la mayoría de personas se dispersaban y las autoridades entraban al edificio, seguramente para neutralizar a la mujer que intento tirarse.

-Mmmm…¿No te abre visto antes?... Había entrado un demonio reciente al instituto Takemori...- Decía en voz alta intentando adivinar de que se me hacia familiar la pequeña. –De todas formas, no es bueno que un miembro de la raza de los demonios se quede en un lugar potencialmente peligroso eh incriminatorio como este…- Le dije apuntando a la muchacha inconsciente en el suelo. Después de todo la justicia le tenía cierta manía a los seres de oscuridad…como para no tenerla. En todo momento sin desechar ni menospreciar la sonrisa amable que me caracterizaba.






Carnet to´ Elegante:
Sensualidad(?):


Un regalito <3:
avatar
Edad : 26 Dromes : 182213
Reputación : 16
Mensajes : 310
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Como Balberith lo haria...

Mensaje por Troya el Miér Dic 26, 2018 1:06 pm

Solo ayudar, fue lo que hice. Es lo que siempre hago. La humanidad es como una plaga, es aburrida, adoran sufrir. Tantas frases que había escuchado de otras razas y hasta incluso de ellos mismos, pero yo no creo eso…ellos fueron creados para satisfacernos a nosotros, o al menos para divertir a seres inmortales como yo…. Había visto y escuchado de muchas personas que se dan cuenta. Historias de ellos mismos matándose en masacre. Historias muy similares de un hombre que mata a su mujer por celos. Historias de personas arrepentidas sin ganas de vivir, pero las historias que más me complacen son las que nos relatan a la humanidad sin esperanza y obvio, sin ganas de vivir.  Si alguien se da cuenta de lo poco que vale como ser vivo, ayudarlo a terminar con su vida será un placer doble. Es decir, solo mira a esta mujer: Hermosos cabellos rubios, totalmente despeinados, ojos color caramelo, completamente rojos de tanto llorar y tes blanca a punto de llenarse de rojo por todas partes…

En una biblioteca en Londres yo había leído sobre el círculo de demonios que los humanos creen que existe. Supuestamente hay demonios para cada cosa, hay un demonio que causa que seas egoísta, soberbio, hasta comer demasiado. ¿Y existirán?, es lo que siempre me he preguntado. De todos los demonios el tan llamado Balberith era uno de mis favoritos, se le conoce por fomentar la muerte e impulsarnos a cometer cosas que sabemos que muy en el fondo deseamos. Estaba segura que si no hubiera aparecido, ella no hubiera sido capaz. En el momento en que la vi, tan hermosa, sabia que estaba lista para morir. Su penetrante aroma a pocas esperanzas era estimulante me hacia recordar que hace mucho tiempo atrás ya había estado en esta situación. Era un hombre calvo, que había perdido todo, creyendo que sacrificando su vida todos verían lo que le sucedió. En las tiendas y bares se decía que solo estaba ebrio y que era un pobre diablo. Su familia se vio obligada a huir de aquel lugar y unos días después ya nadie se acordaba ni lo que había pasado.

Yo, en mi vida, he  impulsado desastres, suicidios, actividades terroristas y siempre disfrutaba de la vista, del sonido, del escándalo. La gente gritaba siempre sin saber que los que causaron esto son ellos mismos, -tan hipócritas y hermosos-  y como la sinfonía de dolor se metía dentro de mi mente. La sensación era algo que me llenaba infinitamente de vida, era como llegar al climax…salvo que esta vez era como hacerlo con un primerizo…

Pff…- sus palabras de “bondad” hacia esa muchacha, impulsarla a seguir, cosas como esas frustra demasiado a un demonio. Pero él no parecía saber que cosa estaba pasando -Takemori…¿Y porqué debería responderte?...ni te conozco...-.Aborresco a las criaturas como él pero sé claramente por lo que vi que..Este tipo quizá sea peligroso, pero como un alumno sabría de mi, solo podría ser algún trabajador -   –fue lo que mi deducción me dijo- Ohh…esta insinuando que yo provoque a esa chica a tirarse del edificio, cree que le susurre a su oído ...“tirate”- mi última palabra fue un susurro combinado con un jadeo, dándole una penetrante mirada al tipo de mi enfrente. Me hice la indignada ante tal estereotipo, a ver que cosa me respondería…


Hablar -  Pensar - Narrar
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 3641
Reputación : 6
Mensajes : 22
Ver perfil de usuario
Troya
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Como Balberith lo haria...

Mensaje por Eilen Shinsei el Vie Dic 28, 2018 10:47 am


¿Había estado en una situación similar? Tal vez. Varias veces había estado con seres vivos deseosos de terminar con sus vidas, muchas personas deseaban a la par que las “salvase”, cambiar su decisión y que siguiesen viviendo, que supiesen que no era una solución. Sin embargo cambiar la mente de una persona no es fácil, por no decir imposible una vez que toman la decisión. Sin mencionar que no podía poner en sus cabezas ideas que ni yo era capaz de defender. No ayudaba a la gente a suicidarse, sin embargo no las obligaba a seguir viviendo una vez que seguían teniendo ese pensamiento después de entablar una conversación conmigo. Decir que era una molestia tratar de salvarlos era solo una verdad en parte, la idea de quitar tu propia vida como una solución a un problema no era algo simple, no era algo sencillo y como tal no era rápido el cambio. Si tuviese que explicarlo con una imagen, sería un mar de gelatinosa oscuridad, morbosa y asquerosa.

Lo sabía, lo sabia pero al mismo tiempo entendía bien la estupidez concurrente en este tipo de personas. Ignorancia, infantil, sus reacciones a ciertos problemas no podían ser catalogados de otra forma, aun a pesar de tener más experiencia que cualquier otra persona que viviese normalmente. No podía negarse que el suicidio era un acto cobarde, escapar de los problemas sin querer solucionarlos no era otra cosa que eso. ¿Pero eran culpables realmente? O los obligaron a tomar esas decisiones, igual que lo anterior dicho no se podía negar el peso social del que no podían escapar. Pero aquel no era ni el momento ni el lugar para debatir mentalmente sobre el acto de quitarse la vida.

-No deberías… Tienes todo el derecho a no hacerlo si no quieres, solo fue una pregunta por qué te me hacías conocida- Le conteste con un pequeño suspiro ante su hostilidad principal. Me quede en un silencio perpetuo mientras oía sus palabras, realmente esta chica demonio era de las que gustaba burlarse de los demás, aunque un poco tonto era decirme el crimen que había cometido delante de mí por esa actitud altanera. –Por favor querida…No pongas palabras en mi boca que no eh dicho… A los demonios les gusta jugar con los mortales, sentir energías negativas, no es de extrañar que seas sospechosa de incitar este incidente una vez que lleguen aquí, solo dije eso…pero para revelarme un crimen con una “broma”…- Solté un suspiro aun mas grande que el anterior, aquellas situaciones eran raras y parecía una maldición el no poder escapar de ellas. Después comencé ah analizar cada lugar del cuerpo de la joven, para luego soltar un “hmm” asintiendo a una idea. –Entonces eres un demonio convertido…- Intente aclarar la duda que tenia, los rasgos mitad demonio y mitad humana eran clásicos en demonios convertidos, mortales poseídos por demonios reales. Una especie complicada en pocas palabras.

Levante la mano sin prestar mucha atención a la muchacha mitad demonio, cubriendo mi palma de oscuridad, haciéndola tangible y gelatinosa. Una vez que mi mano estuvo completamente cubierta me agache al lado de la joven inconsciente y unte en su cuello la propia oscuridad que había preparado, cubriendo la parte donde la había golpeado. Si bien no había una herida que curar, calmaría el dolor. Luego pase a posicionarla apoyando su espalda en una pared con delicadeza.

-Aunque esta noche esta concurrida, debe de haber algo emocionante por aquí cerca, tal vez el parque de diversiones abrió una nueva temática… ¿O habrán abierto un nuevo bar? Tal vez sea por la fecha…- Termine de intentar adivinar las razones con una sonrisa cansada, para luego poner mis manos dentro de mis bolsillos y apoyar mi espalda a una pared del edificio viendo de lado a la chica demonio. -- Me quede mirándola, más específicamente su cabello. -¿Con que te lavas el cabello, es bastante lindo?- Dije aunque para nada parecía un cumplido, puesto que mi interés estaba precisamente en lo que usaba para quedara de esa forma, mi cabello seguía siendo más largo que el suyo sin embargo…





Carnet to´ Elegante:
Sensualidad(?):


Un regalito <3:
avatar
Edad : 26 Dromes : 182213
Reputación : 16
Mensajes : 310
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Como Balberith lo haria...

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.