Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
BÚSQUEDA
Se busca gente con ojo para las noticias ♥
POR Mikaela Lovegood
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Camino al cielo
Ayer a las 11:27 pm por Bastian Shawn

» [¡VOTACIONES!] USERS AWARDS 2018
Ayer a las 11:17 pm por Nathaniel Wyatt

» Destinados (Privado)
Ayer a las 10:07 pm por Vesta

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 9:54 pm por Ren Mikazuki

» —[Cronología]—
Ayer a las 8:43 pm por Sehnris

» El payaso y el bufón. (priv. William M.)
Ayer a las 8:40 pm por William M.

» The daily routine does not disappear|| Priv.
Ayer a las 7:09 pm por Yamato Tsukino

» Still here - Jaeger's ID
Ayer a las 7:09 pm por Vyktoria S. Jaeger

» In Between days
Ayer a las 5:02 pm por Stella Maris

» Un balrog desesperado (?)
Ayer a las 4:28 pm por VonSchrodinger



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado La Melodía de la Noche (Priv. Millicent)

Mensaje por Kaname Kuran el Jue Dic 20, 2018 5:07 pm

Kaname ya llevaba cierto tiempo en Éadrom no mucho pero tal vez el suficiente como para empezar a creer en que la coexistencia pacífica es posible o solo no había visto lo suficiente aún “solo el tiempo lo dirá” no pudo evitar reírse al pensar en esto, TIEMPO algo que él había tenido de sobra y si nada sucedía aun tendría de sobra sin embargo todo lo que había visto a lo largo de las eras no ponía sus expectativas muy en alto. “Por algo vine a esta ciudad, nadie puede asegurar lo que pasara al siguiente segundo en su vida algo que supongo resulta interesante pero solo para las frágiles y fugaces vidas de los humanos” no pudo evitar preguntarse cuando fue la última vez que pudo perderse en sus pensamientos con tanta tranquilidad en ese sentido tal vez la ciudad lo había afectado un poco, porque actualmente sus recuerdos era todo lo que le quedaba de aquella distante y casi mítica felicidad que alguna vez sintió.
Dejó a un lado sus pensamientos y fue a ducharse, seguramente saldría a caminar por la ciudad y ver si algo aun podía llamar su atención aunque claro para alguien que ha vivido 20 milenios sería algo difícil pero ¿quién sabe? Después de todo citándose a sí mismo nadie sabe qué pasará al siguiente segundo de su vida así que una vez más traicionado por sus propios pensamientos mantendría esa tan nombrada ESPERANZA ¿será tal vez que aun desea vivir? ¿Su corazón aun no es de piedra como él quiere demostrar? Mil preguntas surgirán y si consigue responder tan solo a una esa respuesta generará otras mil preguntas, irónicamente su forma de evadir el buscar las respuestas a estas incógnitas era con otra más ¿para qué molestarme? Una ducha reflexiva tal vez demasiado para su gusto pero si sigue huyendo de sí mismo ¿qué más podría esperar? Aunque por ahora el vampiro prefería fingir que todo estaba bien o lo más cercano a eso ya que aunque él sabía mejor que nadie que esa actuación se desmoronaría tarde o temprano en su interior no se sentía listo para enfrentarse a su peor enemigo…EL MISMO.
Salió de ducharse y cuando termino de secarse fue a vestirse aunque no fuese una ocasión especial el siempre usaba ropas elegantes por costumbre una inculcada por su madre resulta curioso cómo éstas no se pierden por más tiempo que pase…en ese instante un fuerte sonido lo trajo de vuelta a la realidad, era su móvil sonando-¿quién podría llamarme a éstas horas? Bueno teniendo en cuenta que no muchos conocen mi numero la lista de sospechosos no es muy larga…tengo que dejar ese viejo hábito de detective, ya ha pasado bastante tiempo desde aquella “vida” en Londres en el siglo XIX-el móvil aún seguía sonando así que respondió
-Buenas noches ¿quién llama si es que puedo saberlo?-hubo una breve pausa del otro lado seguida de unos gritos-COMO QUE ¡¿QUIEN HABLA?! NO NOS VEMOS POR UN PAR DE AÑOS Y YA TE OLVIDAS DE MI-vaya manera de responder pero esos gritos no podían ser de nadie más que de una amiga de hace tiempo Natasha, una vampiresa con un temperamento terrible y curiosamente a quien Kaname convirtió hace unos siglos-ya, tampoco es para que grites Nat no me olvidé de ti solo me sorprendió porque casi nadie conoce este número-dijo con la esperanza de calmar a la fiera-está bien…te salvas solo por ser tú recuerda eso y en cuanto a lo de tu número no subestimes mi capacidad para conseguir información-en efecto ella era una especialista en eso, siempre estaba al tanto de todo y siempre podía conseguir cualquier tipo de información con una facilidad que a veces asustaba-sí, debí imaginarme que me encontrarías si estabas por la zona-hizo una pausa breve-por cierto ¿Cómo has estado Nat? Y ¿Qué te trae a esta ciudad? Porque estoy seguro que estas aquí-dijo algo intrigado aunque conociéndola seguro llevaba algún tiempo aquí y seguramente no manteniendo un perfil bajo-Ah llevo tiempo aquí, hasta tengo un club nocturno y me va bastante bien *risita*-en efecto ella era incapaz de mantener un perfil bajo así que lo del club nocturno no sorprendió para nada a Kaname-me alegro que te vaya bien y me esperaba algo extravagante de ti, en fin antes que lo preguntes si te extrañe eres de las pocas personas que me importan…y yo…lo siento Nat por haberme marchado de esa forma…-en ese momento su voz se quebró y no supo cómo continuar la frase ya que de nuevo fue asaltado por los recuerdos sabiendo como terminaban todos los que eran cercanos a él optó por no involucrarla más y un día simplemente se alejó como si nunca hubiese existido algo que le dolió terriblemente pero que pensó era lo mejor, Natasha era como una hermana menor para él y no podría soportar que le hiciesen daño-Detente ahí no quiero que te sientas mal por nada, yo entiendo tus razones y aunque si me dolió el que te hayas ido de aquella forma no quiero que te disculpes eso quedo en el pasado así que Kaname por favor déjalo ahí-él sabía que debía hacerlo sin embargo el no ser duro consigo mismo era lo que más le costaba, era consciente de las malas decisiones que había tomado en su vida y estaba dispuesto a vivir con esa culpa, pero es esa misma culpa la que le impedía dejar el pasado atrás-Lo sé Nat pero ya me conoces sabes que soy un idiota para eso…por más años que pasen nunca aprendo-y era cierto con el pasar del tiempo incluso parecía empeorar en lo que a controlar sus emociones se refiere-Si lo sé Kaname pero tienes que intentarlo y de verdad ya deja de fingir que todo está bien cuando sabes perfectamente que no lo está-cuantas veces habrá oído esas palabras sin embargo se desvanecían en el aire antes de llegar a él o tal vez si llegaban pero él no podía comprenderlas o no quería comprenderlas las posibilidades eran muchas al igual que las incógnitas pero lo que escaseaban eran las respuestas-para hablar de esto preferiría hacerlo en persona, estos artefactos modernos le quitan todo el sentido a una charla profunda-hubo una pequeña pausa del otro lado de la línea hasta que-ahora que lo mencionas es una de las razones por las que te llame Kaname quisiera que cantaras esta noche en mi club, aun sigues siendo mi cantante favorito así que dime ¿aceptas?-una presentación si esa fue una de sus ideas al venir a la ciudad el que su música fuese conocida-es algo repentino pero claro que acepto presentarme ha pasado algún tiempo pero aún recuerdo lo que estar en el escenario, así que envíame la dirección y estaré allí en poco tiempo-parecía extrañamente emocionado ante la propuesta-esa es la actitud bien te envío la dirección y nos vemos allí o quien sabe tal vez alguien más te vea primero *risita*-luego de esa risa algo rara cortó y casi al instante envió la dirección junto con un mensaje que decía “entra por la puerta del personal”, guardó su móvil y fue a tomar a Sirius para luego salir rumbo al Club.
La noche como siempre era hermosa algo que no dejaba de sorprenderle de esta ciudad es casi como si pudieses tocar aquellas estrellas con solo extender tu mano hacia ellas pero en fin este no era momento de juegos infantiles después de todo prometió no demorarse. Continuó caminando con tranquilidad por las calles que estaban bastante animadas “con tantas criaturas sobrenaturales aquí me sorprende esta tranquilidad, pero sería muy aburrido si solo hubiese humanos aquí” mientras pasaba podía oír a los demás hablando por alguna razón se volvía su tema de conversación algunas cosas le parecían bastante divertidas como unas mujeres que se refirieron a él como joven, claro su apariencia era la de uno pero su edad distaba mucho de lo que a joven se refiere “si tuviese más tiempo seguro mordería a alguna de ustedes *risa interna* agradezcan que esta noche estoy ocupado aunque teniendo en cuenta lo sencillo que es seducirlas y el hecho de que parecen disfrutar hasta cuando son mordidas no sé si estarán agradecidas o decepcionadas”.
No tardó en llegar al club y tal como Natasha dijo entro por la puerta del personal, lo guiaron al backstage para que se preparara, ya había estado en escenarios por siglos así que no tenía ni la más mínima pizca de nervios.
Cuando sintió que lo presentaban salió al escenario mirando de reojo al público pero más concentrado en conectar su guitarra a los amplificadores luego de terminar con eso se acercó al micrófono para probarlo, al cerciorarse que todo estaba en orden dijo-Buenas noches mi nombre es Kaname y seré su cantante ésta noche espero que disfruten de mi música-dicho esto no tardo en comenzar a tocar su primera canción fue al estilo soft rock.


-Hablo-  "Pienso"  Narro
avatar
Dromes : 58123
Reputación : 2
Mensajes : 22
Ver perfil de usuario
Kaname Kuran
VAMPIROS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado The dark sound

Mensaje por Millicent Valnor el Jue Ene 10, 2019 8:27 pm

¿Desde cuando necesitaba pretextos para salir? Desde siempre. Ella era de las que prefería tomar hasta olvidarlo todo, pero en su casa. Salía mucho más barato y seguro. En un local no podía darse el lujo de tomarse una botella de vino ella sola, si acaso un par de copas y ni siquiera del bueno. Era regular tirando a malo y caro.

Pero acompañaba a su amiga Violet a celebrar la graduación de su hermanita, salió de la escuela secundaria y su hermana mayor quería invitarla a ella y a sus amigas a salir como chicas grandes. Estaban todas espectaculares y alegres. Milli sonreía y se veía animada, pero no podía ocultar la preocupación que le causaba haber dejado a Lucielle sola en casa. Era una demonia obediente y tenía tarea que hacer, pero aún así... tenía el presentimiento de que al regresar, tendría mucho que limpiar.

-Milli, no. No voy a permitir que esta noche te la pases pensando en esa chica. Vamos, relájate ¡disfruta!- exigió Viole, sacudiéndo a su amiga por los hombros. La brujita sonreía y reía por lo bajo, asintiendo -¡Claro que voy a disfrutar! No te preocupes- aseguró, riendo. Se reunieron en la casa de una de las amigas de Rose, la hermanita de Violet, donde adelantaron tarea, eran 5 chicas y se tomaron 3 botellas de vino. Algo poco. Cuando llegaron al local de moda, ya iban bastante alegres.

Las chicas habían ido a la barra mientras ella y su amiga buscaban donde sentarse -Debimos haber reservado...- comentó Milli riendo con sorna, recibendo como respuesta un codazo en las costillas. Las luces bajaron y salió al escenario un hombre esbelto, alto, castaño y muy blanco. Era extrañamente atractivo para Milli. Comenzó a cantar, su voz era dulce un suave, aterciopelada. La joven bruja quedó embelesada y, por supuesto, recibió otro codazo de Violet -¿Te paso un tarrito para las babas?- se burló su amiga. Pero no estaba lejos de la verdad.

¿Por qué atraía tanto aquel hombre a la bruja? Tenía que averiguarlo. Se quedó atenta al final del espectáculo y, con una valentía que desconocía de si misma, se acercó al backstage y tocó la puerta del camerín donde estaba el hombre. El anillo que le había regalado Lucielle brillaba y la bruja sentía algo de escozor donde lo tenía puesto. ¿Sería posible que aquel hombre fuese un ser de la oscuridad?


|| Pienso || Narro || Hablo ||
|| Narrador ||
avatar
Edad : 26 Dromes : 4873
Reputación : 0
Mensajes : 17
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.