Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Problemas en el primer día —Priv. Sakura—

Mensaje por Invitado el Mar Dic 04, 2018 8:00 pm

Lugar: Sala de maestros | Hora: 7:50 | Compañera: Sakura


No puedo creer que tenga que estar en ésta jodida sala por algo que no fue realmente así. ¡Fue todo lo contrario! Maldición, por estas cosas es que prefiero estar lejos de todos los idiotas. Suspiré apoyando mi espalda con fuerza contra la pared al mismo tiempo que cruzaba mis brazos sobre mi pecho. «¿Nadie vio nada? Es que son todos una manga de estúpidos miedosos. Seguramente nadie dirá nada para defender "al tipo nuevo y raro".» Chasqueé mi lengua con fastidio levando una de mis piernas para apoyarla sobre la otra para ser más amena la espera al igual que demostrar mi indiscutible disconformidad por el método de acción. Un día hermoso hacía afuera. Lo que también era una basura para mi puesto que me gustaba los climas fríos y ver los rayos del sol a través del vidrio ayudaba a poner mi humor del mejor; obviamente es sarcasmo.

Esperar a que el profesor apareciera con la afectada en cuestión era verdaderamente aburrido. Tanto así que en vez de seguir aplastando el trasero en el banco opté por levantarme y pasear por los escritorios, los profesores estaban todos en clases así que no tenía razón para mantenerme sentado como me lo habían ordenado con anterioridad. Pasos lentos para husmear todo lo que mis ojos fueran capaces, —para ser sincero no me esperaba nada interesante— no había más que libros, hojas, apuntes, una que otra foto familiar y tazas y —¿Un almuerzo? —Me frené cuando divisé eso que —aparentemente— era una caja envuelta con un bello baño color blanco detallado con estrellas negras. Acerqué mi mano un poco «¿Lo será?...», la volví a alejar por culpa de la duda. Tenía hambre por no haber tomado nada antes de salir del apartamento pero ¿si estaba emocionándome en vano y no había comida? Dudé, dudé y dudé. Me di la vuelta para asegurarme de que no había nadie en la sala y regresé a mi tarea de recolectar el objeto para divisar lo que tenía dentro.  «Comida, comida, comida.» Fue una petición silenciosa y muy efectiva.

¡Sabía que la espera podría ser mejor! —Volví a meterme otro poco de arroz en la boca mientras que con mi otra mano tomaba una de esas salchichas en forma de pulpo para metermela a la boca en conjunto con el arroz. «Supongo que todo tiene algo bueno.» Miré lo que quedaba en la caja para saber qué iba a comer después de tragar, sin embargo no podía darme el lujo de degustar con calma ya que tenía muy presente que en cualquier momento iba a llegar el maestro. Tragué para levantar la caja delante de mi cara y comenzar a comer de forma más salvaje, no podía perder el tiempo y tampoco dejar algo a medio comer. Trate de que toda la comida pasará por mi garganta fuese como fuese, costo un poco mas pude resolver. —Ahora el problema es la caja... —observé minuciosamente la sala para encontrar un buen escondite. Bingo. Me levanté para ponerle dentro de los tantos cajones.
avatar
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.