Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Un recuerdo, una ronda... ¿Algo más?
POR Chiasa Yokomiko
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Libre To the Beginning

Mensaje por Christa N Reiss el Lun Nov 05, 2018 2:04 pm

Hacía tiempo que me ausente de la ciudad, mi excusa fue comentar que quería vivir en un lugar algo más común alejada de tanto torbellino "paranormal", sin embargo la realidad era otra. Muy pocos conocían el hecho de que era perseguida por mi raro y único poder proveniente de una raza casi extinta. Muchos deseaban robarlo y poseerlo, y ya se estaba haciendo cada vez más recurrente así que escapar a otra ubicación desconocida para todos era lo mejor.
Sin embargo ya fue tiempo de volver, al inicio dude de si nuevamente regresar al Instituto Takemori, es decir, No es que me haga falta con mi nivel de intelecto, que era directamente proporcional a mi torpeza cabe destacar, pero si me sentía a gusto y un poco más normal. Cabiendo destacar el hecho de que soy una persona sociable y ese lugar me ayudaba a justamente, valga la redundancia, socializar.

Decidí tomar un paseo, a decir verdad el bosque era un sitio que me encantaba recorrer. El olor característico de las diferentes especies de plantas como de la propia tierra era algo que purificaba mi interior y aún más mi ser. Caminar entre las hierbas para tener todos mis gustos afinados prácticamente era incomparable. No sólo el olfato, la vista y el oído ante tanta diversidad se encontraban receptores a todo,como si buscara guardarlo en mi memoria para la eternidad

Tanta paz parece mentira, un sueño

Comentaria en un tono tan bajo que sería casi inaudible para alguien "común " a través de aquellos rojizos y carnosos labios mientras buscaría con mis orbes azulados un tronco grueso cuyas ramas frondosas daban sombra de aquel resplandor del sol imponente en el cielo. Si bien ya era media tarde aún faltaban un par de horas para que este ocultase su presencia para darle paso al satélite que muchos admiraban observar: la luna.

Me dirigiría para sentarme en el césped de aquel lugar y apoyar mi espalda en aquella madera y de mi típico bolso que llevaba conmigo siempre a todos lados, sacaría un par de dulces, uno de ellos chocolate,ya que se sabe que para mi eso es infaltable en mi día a día, destapando el envoltorio para romper un cuadro de tantos llevándolo con mi diestra a la boca y comenzar a saborear y masticar respectivamente

Que cosa tan buena. Perfección

Esa última palabra fue lo único que se me ocurrió ante aquel momento que estaba viviendo. Sin embargo a pesar de tener experiencia siendo atacada o sorprendida, parece que nunca aprendía y mantenía mi guardia baja sólo atenta a mi entorno disfrutandolo y a mi dulce que estaba saboreando bastante ..., ignorando por completo si estaba sola o, si precisamente, estaba acompañada. Si de por si esos pares solían estar solos, en Eadrom nunca se sabe.
avatar
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 219027
Reputación : 60
Mensajes : 2790
Ver perfil de usuario
Christa N Reiss
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: To the Beginning

Mensaje por Eilen Shinsei el Lun Nov 05, 2018 5:45 pm


Esa tarde era especialmente aburrida, papeleo tras papeleo tuve que soportar, incluso hubo una charla con algunos directivos sobre problemas psicológicos de los alumnos, yo encantado en ayudar pero no podía soportarlo durante mucho tiempo. "Necesito unas vacaciones", pensaba mientras suspiraba, aunque sabia que no podía hacerlo, la enseñanza de mis queridos estudiantes era mas importante, incluso si no fueran capaces de verlo aun. Eran unos niños muy problemáticos, tenían mucha energía y molestaba un poco que la usaran para cosas no tan productivas como me gustaría. "Así son los niños", intentaba convencerme para terminar con esa cadena de pensamientos.

Me hallaba en el bosque de Eadrom, después de rodear la zona por los aires decidí tomar una pequeña siesta en el suelo, acurrucado en los arboles que rascaban mi inmenso cuerpo escamoso. Cualquiera que me viese vería una mancha negra gigante, que parecía respirar lentamente. No necesitaba estar consciente para irradiar un aura tal que, cualquier animal normal sabría que no podía acercarse, los humanos podían ser afectados también pero con excepciones, no era completamente infalible, dependía mas del temor que tuviesen por un dragón gigante. Aunque aquello tampoco me preocupaba mucho, no creía que tuviera visitas en esa ocasión, no al menos ahora puesto que había decidido un horario donde las probabilidades de que alguien pudiese tomarse el tiempo libre en el bosque eran escasas...o así lo imagine.

Mi nariz se movía casi de forma independiente, podía captar el olor de algo familiar, de algo realmente dulce y acaramelado. "¿Que es esto?", me pregunte mientras me quedaba totalmente quieto, aguantando la respiración inclusive. Mis sentidos, ahora multiplicados en mi forma de dragón, podían captar el sonido y los movimientos de un ser que se acercaba, creí haber oído una voz pero pensé que era mi imaginación. Hasta que la volví a oír, sin duda alguna era humana, pero no reconocía de quien. Espere paciente a las acciones de ese ser, se había detenido y sentado en el suelo, o eso parecía. "Esta...¿Comiendo dulces?", pensé al oír las mordidas y oler ese característico aroma al chocolate. No parecía haberse percatado de mi presencia, no lo creí posible...O tal vez solo me este ignorando, era una posibilidad.

-...- Lentamente levante mi cabeza, la cual era lo suficientemente grande como para engullir a tres humanos promedio a la vez, y con esos cuernos característicos de mi clan ya extinto. Mire atentamente a lo que parecía ser una joven muchacha que nunca había visto, no parecía ser del instituto, no en un principio. Termine cansando un suspiro que, en esa forma, sonaba mas como un rugido sin ganas el cual sin dudas alertaría a cualquiera. -Lo siento pero...Esa es mi cola...- Sin soportarlo mas comencé a hablar, aunque en realidad estaba utilizando telepatía y me comunicaba con ella a través de la mente. Era un truco bastante hábil y practico para los dragones, realmente útil. Y extraño para aquel que lo experimentaba por primera vez. -Creo que deberías poder leer el ambiente...- Dije un poco preocupado al señalar con mi draconiana mirada los alrededores. Donde yacía mi inmenso cuerpo, una mancha en el paisaje que provocaba terror...excepto para esa persona.

Levante un poco mis alas, mostrando la envergadura de mi tamaño, los arboles se torcían un poco al chocar con mis extremidades. Aunque no lo parecía aquellas acciones no eran amenazas. Aquel ser, un Dragón negro azabache, parecía una presencia longeva y legendaria.





Carnet to´ Elegante:

    
Feliz Cumpleaños Take!:

Un regalito <3:
avatar
Edad : 25 Dromes : 31346
Reputación : 12
Mensajes : 270
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: To the Beginning

Mensaje por Christa N Reiss el Mar Nov 06, 2018 1:33 am

Realmente me encontraba inmersa y concentrada en disfrutar cada bocado, cada trozo de aquel chocolate que pasaba por mi lengua, sentir su sabor y no distraerme con nada mas sin embargo, era de esperarse que claramente, en Eadrom eso es casi imposible.
Al principio el ser ajeno haría sólo un movimiento que bastaría para ponerme alerta y sin reaccionar tan impulsivamente viraria lentamente mi cabeza sólo a base del cuello, sin hacer movimiento corporal de mis otras extremidades; y conectar mis ojos azules profundos con los del ser mítico. Era enorme con unos cuernos que jamás antes había notado , y vaya que he conocido varios dragones. Sin decir nada de forma casi inmediata comencé a "escanearlo", a través de la vista guardando cada pequeño detalle físico que podría. Si, no estaba asustada al contrario, en mi rostro se podía leer fácilmente la expresión de asombro y admiración pero no de susto.

Mi atención centrada en el físico de aquel extraño sería interrumpido por un pensamiento que provenía de aquel mítico ser, ya había pasado por esto muchas veces por ende conocía tal habilidad sin dejarme impactar, asombrar o temer de la misma- Si... lo siento, que...? -sacudiria mi rostro enérgicamente para levantarme con rapidez reincorporandome dejando la dirección frontal de mi cuerpo frente a la de aquel enorme ser aún admirando sus alas, su cuerpo, todo- Ahora entiendo porque se sentía más cómodo de lo usual ese "tronco" -Admitiria con una ligera sonrisa para dar unos pasos hacia adelante en dirección al dragón y comentar nuevamente- Pero igual es tu culpa por ser tan grande y abarcar todo el lugar es natural que te confunda con un tronco y a demás venía distraída no a "leer el ambiente"

Mi comentario lejos de ser agresivo o gruñón fue más bien apenado efectivamente por no haberme percatado de su presencia, que distraída. Me cruzaria de brazos e inflaria mis mejillas luego de hacer aquel comentario cuán niña pequeña recién descubierta y luego sonreír de forma tierna, dulce y alegre, realmente característico de mi persona-Soy Christa por cierto. -Me presentaría rápidamente extendiendo la diestra donde tenía el chocolate para ofrecerle de inmediato, no lo hacía por modales aunque así pareciera, sino que siempre tenía la costumbre de compartir aquellos aperitivos que tenía encima , es decir, porque comerse algo delicioso uno solo? Siempre es mejor en compañia- Tu quien eres?
O... que eres? Nunca había visto un dragón como tu
-Admitiría de forma bastante familiar a pesar de haberlo conocido hace unos instantes y de un modo un poco peculiar....
avatar
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 219027
Reputación : 60
Mensajes : 2790
Ver perfil de usuario
Christa N Reiss
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: To the Beginning

Mensaje por Eilen Shinsei el Miér Nov 07, 2018 9:27 am


¿Quién era esta chica?”, me preguntaba al verla actuar de esa forma tan extraña. No eran muchas las personas que me había topado y que, de primeras, se comportase sin miedo y con soltura al verme en aquella forma. Sabía que mi cuerpo original no era de un simple dragón, el color, los cuernos, los ojos y el propio ambiente daban intriga, y terror. “Es mejor así”, pensé casi borrando inmediatamente de mi mente aquella idea anterior, era mejor ser capaz de entablar una conversación y relación con alguien si no le daba miedo, no necesitaba dar más explicaciones ni intentos de tranquilizar al otro. Me sentí un poco cómodo ante la mujer, era como si su imposible tranquilidad se trasmitiera hacia mí, como magia.

Sus palabras eran vagas, con confianza, sin mucha tensión, como si estuviera hablando con la vecina del departamento, era surrealista para cualquiera que estuviera viendo la situación de lado…o hasta cómico. “¿Quién será? Es muy tierna”, no pude evitar pensarlo, su comportamiento era infantil, irradiaba aquello que tanto me gustaba pensar que yo irradiaba, esa felicidad insaciable, algo que parecía no acabarse y sin importar que sucediera. Hacer a los demás felices con tan solo una sonrisa era un sueño que, si bien estaba lejos de conseguir, pensaba que estaba en buen camino. Al fin y al cabo muchos de mis estudiantes decían sentirse mas cómodos en mis clases, era algo que me llenaba de alegría.

-Lo siento, lo siento… ¿Vienes para descansar de un ajetreado día?- Le pregunte al acercas mas mi cabeza a ella, pudiendo ver mejor sus facciones y, cómo no, mostrar mejor mis rojizos ojos. Las escamas que rodeaban mi cuerpo eran del negro más oscuro que podrías encontrar, sin exagerar mucho, a la distancia podría distinguirse un muro de oscuridad. Aunque no todo mi cuerpo era de ese color, mis ojos, mis cuernos, mis alas, poseía partes de mi cuerpo más claras que decoraban mi longeva presencia. Aunque no tenía problemas con mi apariencia, las preguntas de la muchacha me extrañaron, más incluso que su extraña falta de preocupación. –Christa… Me llamo Eilen Shinsei, es un placer Christa- Me presente con elegancia, resoplando mi aliento caliente en el ambiente, digno de un ser con milenios de experiencia. No sabía si revelar mi trabajo como profesor, en un principio tenía pensado hacerlo pero se me vino a la mente los recuerdos. “Era muy despreocupado”, me auto denomine, y es que la presencia de la chica rubia me lo había puesto en mente. No creía que fuese totalmente malo mostrar más información, sin embargo también creí que no estaba de más pasarlo para otro momento. –No creo poder comer eso de esta forma…- Murmure aun usando la telepatía, viendo mi tamaño aquel pedazo de chocolate era algo tan pequeño que no bastaría ni para sentirlo en mi boca.

Cerré los ojos por un momento y, junto con el viento del lugar, una esencia oscura me envolvía lentamente. Cubriendo mi cuerpo, la oscuridad parecía disminuir mi tamaño de forma progresiva, no se detenía y no emitía ningún ruido en particular. Al terminar en un tamaño similar al de un humano común y corriente, la oscuridad comenzó a separarse de mi cuerpo tan rápido como llego. Anteriormente estaba recostado encima de un gran charco, uno que parecía el lago sin embargo no lo era. Las lluvias habían creado aquel lugar que, en primer lugar parecería incomodo, pero para un dragón cuya temperatura era elevada seria un sentimiento de comodidad. Después de todo estaba humedeciendo mi estomago al estar acostado encima de aquel charco, y sin saberlo también me había salvado de una situación rara…más de la que ya había. El agua era lo suficientemente profunda como para que al convertiré en humano me cubriese la parte inferior de mi cuerpo, era lo malo de ensancharse a tales extremos y no tener alguna especie de ropa mágica. No me sorprendería que la mujer estuviera tan tranquila como estar en su casa si me viera desnudo, sin embargo no quería arriesgarme a cometer tal acto. Ya tenía experiencia en ese tipo de escenas, aunque no sabía discernir si era mala o buena suerte.

-Soy un dragón con el elemento de oscuridad, los humanos me denominan como tipo occidental de colores… El cuerpo de mi especie puede cambiar dependiendo del elemento al que es afín y cuan de cercano es al mismo- Explique en mi ahora nueva forma más humana, estaba usando las cuerdas vocales y sonaba suave, diferente a como era antes con la voz gruesa de un dragón. Mientras me encontraba sumergido en el pequeño lago sostenía mis caderas con las manos y le entregaba a Christa una sonrisa tomando la oportunidad de que ahora si tenía labios para formar una. –Espero que no te moleste que me pasee con esta forma, es mas cómodo y como notaras mejor para el bosque, no quisiera destruir todo a cada paso- Dije intentando explicar mi cambio repentino de forma, había conocido a gente que le tranquilizaba mas mi forma draconiana y lo entendía, por eso no podía estar seguro como respondería aquella mujer.





Carnet to´ Elegante:

    
Feliz Cumpleaños Take!:

Un regalito <3:
avatar
Edad : 25 Dromes : 31346
Reputación : 12
Mensajes : 270
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: To the Beginning

Mensaje por Christa N Reiss el Miér Nov 07, 2018 9:58 am

Lo miraba detallando lo más posible sus facciones, sus escamas, su negro ser, sus rojizos ojos cuán rubíes llamaban mi atención al punto de admirarlos a más no poder. Es decir, siempre se podía observar ojos negros, marrones, azules y verdes, pero ¿rojos? no era algo que se podía ver todos los días.
Mi atención estaba puesto en su físico, asombrada admirando todo aquel ser mítico, si bien había visto dragones con anterioridad, no habían sido tan, ¿hermosos? por así decirlo de alguna manera.

Cuando éste acortaría la distancia para acercarse a mi detallándome no mostraría miedo alguno de hecho no me inmutaría solo escuchando sus palabras y responderle a sus interrogantes casi de inmediato luego de formularlas- Shi. Vine a despejar la mente, siempre es bueno pasarse por la naturaleza para así relajarse - Admitiría sin borrar aquella sonrisa característica de mi pálido pero a la vez suave rostro. Y continuaría- El placer es mío Eilen -Así mismo escucharía su lógico comentario sobre el chocolate que estaba convidando, pues ciertamente el tamaño del ser frente a mi no le hacía justicia a ese diminuto alimento. Más antes de emitir alguna opinión o sugerencia, él mismo optaría por resolver aquello y de pronto, vería como sería envuelto aquel gran individuo por una sombra y volverse, ¿humano?, ah, cierto, por un momento me había olvidado que aquellos seres tenían la característica y potestad de cambiar de físico para adaptarse al entorno, que suerte es poder ser un enorme dragón y a la vez tener un físico humano... o bueno esa era mi opinión.

Escuchaba atenta las palabras del ser con otro tono de voz que ciertamente era acorde y unísono a su físico, a lo que con una sonrisa me acercaría a él y estiraría mi diestra nuevamente ofreciéndole aquel dulce, en primera instancia no me había fijado del charco ya que estaba cubierto con su enorme físico pero ahora, pues si, ya que es totalmente visible- Supongo que ahora si vas a poder comer el dulce y si será disfrutable -Diría en una ligera y suave risa casi imperceptible ante su irónico comentario para alzar una ceja y decir un tanto pensativa- Me gustaba verte más en modo dragón, no es normal ver a uno todos los días y más tan único como tu, pero si te sientes más cómodo así está bien, aunque dudo mucho que tu comodidad dure si no tienes ropa y además... -Señalaría con su zurda ~mano que tenía libre~ el cielo denotando que estaba el atardecer presente anunciando la pronta llegada de la noche y con ella las temperaturas bajarían haciendo el frío inminente a su aparición- Creo que dependes de mi -Diría con una ligera sonrisa maliciosa al hecho de que efectivamente podía ayudarlo a conseguir algo de ropa.

Buscaría en mi mochila una  "falda" y una "camiseta" del instituto que siempre cargaba encima por si acaso debía ir a Takemori por uno u otro motivo ~a parte que con lo torpe que era vivía ensuciando mi uniforme así que era más cómodo cargar una muda de ropa adicional~ para ofrecérsela con una sonrisa amplia y visible en mi rostro- Es todo lo que tengo, deberás escoger si ir por ahí desnudo o usar, esto -Mi tono de voz poseía algo de burla ya que era cómico imaginarlo con ropa de mujer aún cuando era un uniforme, pero pues, no había otra opción- Al menos tenlo hasta conseguir algo más[/b] -Diría de forma divertida, definitiviamente estaba disfrutando aquel momento inoportuno para el joven, siempre he dicho, es cómica la desgracia ajena siempre y cuando no afecte de gravedad sus vidas- Por cierto ¿Tu también viniste a relajarte en éste sitio? -Cuestionaría para saber un poco más de él mientras esperaba que tomara la decisión de qué hacer- Y como dragón ¿algún día me llevarías en tu lomo? -Un brillo se destilaría en mis azulados orbes cuando hacía aquella pregunta de forma cómoda, un tanto extraño debido a que apenas estaba conociéndolo pero así era yo, confianzuda y nada apenada ante lo decidida de alguna cosa que querría...
avatar
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 219027
Reputación : 60
Mensajes : 2790
Ver perfil de usuario
Christa N Reiss
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: To the Beginning

Mensaje por Eilen Shinsei el Vie Nov 16, 2018 10:12 pm


Sus respuestas eran rápidas, decididas, como si realmente fuera totalmente despreocupada por lo que le rodeaba, era completamente una chica interesante y muy movida. Cuando se acerco a mí nuevamente y me quiso entregar otra vez aquel chocolate como si no hubiera pasado nada solo pude sonreírle irónicamente, tomando el dulce y comiéndolo lentamente, con tranquilidad. Había pasado un buen tiempo desde la última vez que comía un dulce y el sabor era increíble, se derretía por completo en mi boca y cubría tanto mi lengua como mis dientes de ese sabor tan característico. Mientras me lo comía gustoso oía a la mujer delante de mí atentamente, intentando entender a lo que se refería.

-…Ya veo- Murmure al ver el anaranjado cielo, la noche no estaba muy lejos de aparecer pero, aun si estaba en aquella condición no creía poder agarrar un resfriado, de todas formas era un dragón, mi propio interior era caliente por naturaleza. –Dependo totalmente de ti…- Suspire al seguirle la corriente a la muchacha, podía notar cómo le gustaba aquella situación. Recién estuve en medio de un descanso por lo que no estaba en condición de enojarme para nada, ni quejarme, tampoco era algo que me molestase precisamente por lo que sencilla y rápidamente me deje llevar. –No sería la primera vez que uso ropa de mujer- Murmure con otro suspiro más lento y profundo, eran recuerdos vagos de un pasado al cual no tenía mucho aprecio.

Tome las ropas que me había proporcionado y, sin importarme si la chica estaba viendo o no, me salí del lago caminando hasta tierra y me puse la falda primero, intente ponerme la camiseta pero supe ver que aquello no me cabria así que deje mi pecho al descubierto. Muchas personas me regañaban por mi falta de vergüenza, sin embargo seguía sin poder verle el lado malo realmente, nadie me había enseñado ese tabú. Aunque lo realmente importante en lo que estaba pensando en ese momento era la extraña razón por la cual su falda me quedo relativamente bien, no parecíamos tener un cuerpo similar ni mucho menos. Miraba la falda que tenia puesta con una cara de poker, casi cómica incluso. Hasta que voltee para Christa con una expresión de interrogación.

-¿Qué tipo de caderas tienes para que me quede esto?- Pregunte de forma casi picara, dejando a un lado las formalidades que se tenían las personas que no se conocían, ella al menos hacía eso conmigo. Pero aun así no me dejaba de sorprender su forma de hablar, interesante, un poco brusca, y muy envidiada. –Todos parecen querer lo mismo- Me reí ante su extraña petición, aunque lo extraño no era lo que deseaba sino el haberlo dicho sin tapujos. Camine unos pocos metros hacia un árbol y mire en todas las direcciones, para orientarme en el espacio. Era difícil entender el espacio en dos formas físicas diferentes. –Me siento más cómodo en los bosques, rodeado de naturaleza y tranquilidad. Suelo meditar y descansar en mi forma original para ahuyentar a los animales salvajes, como también a los que quieran molestar- Dije lo ultimo viendo a la chica con una sonrisa forzada, era demasiado su despreocupación como para no notarme en ese lugar.

Me acerque a paso ligero a la joven, ciertamente me sentía incomodo con esa ropa puesta pero no deseaba dejar a un lado la amabilidad de la chica, por eso la acepte. Pero no tenía la intención de tener mucho tiempo puesto esa cosa, faltaría más. Fue entonces cuando pude notar que mi cabello estaba sin recoger, siendo arrastrado en el suelo por lo largo que era. “Que problema”, me queje conmigo mismo mientras suspiraba.

-No abre dejado muy lejos mis cosas, espérame aquí- Le dije, pero realmente no tenía ni idea de que haría después de aquello, esa reunión no estaba prevista después de todo. Sin embargo a pesar de esas dudas me gire y fui en dirección donde creía que había guardado mi bolsa, donde encontraría mis ropas y demás. Habían algunos árboles marcados por lo que me fue aun más sencillo buscar patrones, olores, que me llevasen hasta mi objetivo. Cuando encontré la bolsa, que parecía estar hecha de la piel de un animal extraño, intente buscar mi ropa y me di cuenta de que aun tenía activado una de mis habilidades. “Exploratorem”, dije su nombre en mi mente, pudiendo sentir con ella la “presencia” de Christa cerca de mí. Era un poder bastante útil, alertándome de los seres vivos que se hallaban a mí alrededor. –Esto cansa- Dije despreocupado.

Me cambie de ropa rápidamente, poniéndome un pantalón árabe holgado, un top negro que cubría únicamente mis pectorales, y como no podían faltar tampoco, me puse las reliquias malditas. Los brazaletes dorados y collar de igual color, todos ellos con apariencia de anillos de oro, con la diferencia de que el collar poseía una gema roja en el frente. Tome la varita y me la guarde, para pasar a colgar la bolsa al lado derecho de mi cadera. Entonces volví a donde la mujer debería haber estado esperándome, lo único que no había cambiado era mi cabello, el cual seguía siendo arrastrado por el suelo. Esta vez los largos mechones recorrían mi parte delantera, cubriendo mi cuerpo de un hilo negro muy bien cuidado.

-Quien sabe… Tal vez te ganes un vuelo exprés esta noche, las estrellas son hermosas a esas alturas- Dije con una sonrisa mientras cerraba los ojos, no me era especialmente escandaloso llevar a otros en mi lomo, no me supondría un problema.





Carnet to´ Elegante:

    
Feliz Cumpleaños Take!:

Un regalito <3:
avatar
Edad : 25 Dromes : 31346
Reputación : 12
Mensajes : 270
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: To the Beginning

Mensaje por Christa N Reiss el Sáb Nov 17, 2018 4:33 am

Cuando aquel jóven accedería a usar la ropa admitiendo que anteriormente ya usó ropa femenina una ligera carcajada dulce y tierna aparecería en mi expresión facial para de inmediato ser bloqueado aquellos labios por mi diestra.
Más cuando se levantó para colocarse las telas y cubrirse de forma inmediata le daría la espalda para que pudiera tener privacidad y vestirse ya que si debe ser incómodo que un extraño te esté observando mientras te cubres la desnudez. O al menos eso sentía yo.
Oiria su interrogante para pasar a responderle casi de inmediato luego de que éste la culminara- No se, vivo haciendo ejercicios de pesas y cardio mínimo 4 veces a la semana supongo que eso influyó en el desarrollo de la musculatura de mis caderas, glúteos, y otros miembros -Diría con cierta duda posando mi índice derecho en la mejilla mientras daba aquellas palabras

Posterior a aquello el jóven pediría un momento y al volver ya traía sobre si otra muda de ropa mucho más acorde a el a lo que pasaría mi diestra en la cintura reposando el peso en la mitad del cuerpo relajando la otra- Muy lindo el pantalón me recuerda a cuando fui a Siria, Líbano y Turquía -Admitiría de forma simple y confiada, mi rostro no enmarcaba ninguna defensa hasta que...

De pronto la oscuridad se haría presente, si bien la noche ya había anunciado su pronta llegada el atardecer fue opacado muy aprisa por un viento gélido y una oscuridad que rodeaba los árboles frondosos y altos que estaban alrededor de nosotros, y no sólo eso, un viento y presencia se podría sentir. Seguramente sin ánimos de adivinar, por su condición de dragón el jóven podría haber sentido igual que yo la presencia de un tercero en el lugar, sin embargo mi habilidad pasiva de instinto me demuestra que no es alguien amigable, pero que o quien podría ser?...
Quien sabe, quizá ya aquel ser oscuro se enteró de mi regreso a la Ciudad de Eadrom y nuevamente envió sus secuaces para que lograran capturarme por fin o quien sabe que tenían en mente. Más mi atención en el ambiente no sería disuelta pero mi rostro si se dirigiría directamente hacia el del chico y con una voz más sería y atenta comentaría- Sientes eso? No estamos solos -Diría lo obvio para volver a dirigir la mirada en el ambiente a la espera de algo, o alguien... Y entonces. Pasó

De una sección frondosa de árboles altos conjunto a unos bajos saldría de sus ramas una criatura hecha plenamente de oscuridad, su físico no existía ya que su silueta parecía el de una "nube" Que había tomado una forma de un animal o se podría comparar a un lagarto de unos 5 metros de ancho y 2 de alto el cual abriría su enorme mandíbula en busca de morderme cosa que no lograría ya que rápidamente usaría mi gravedad en mi para elevarme y quedar en una rama y gritarle Eilen- Cuidado! -Si bien conocía que aquel jóven era un dragón no sabía más nada de el, sus habilidades y poderes, por ende no tenía conocimiento si pudiera salir lastimado o podría enfrentar a aquella criatura pero como fuera, lo que era seguro es que en caso de que no estuviera preparado para defenderse ella lo haría por los dos, podía y sabía hacer frente ante cualquier situación peleas había tenido bastante así que bajaba nuevamente del árbol en posición de ataque a la espera de la reacción de aquel ser que probablemente saldría pronto de la oscuridad que se había ocultado al ver que falló en morderme.
Yo siempre atenta ante la sorpresiva llegada y miraría preocupada a mi compañero
avatar
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 219027
Reputación : 60
Mensajes : 2790
Ver perfil de usuario
Christa N Reiss
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: To the Beginning

Mensaje por Eilen Shinsei el Sáb Nov 17, 2018 1:53 pm


-De hecho es bastante cómodo- Respondí con una sonrisa alegre antes las palabras de la mujer, yo también había estado en aquellos países, aunque de ahí no procedía la ropa que estaba usando sí que era muy parecida. Nunca tuve la necesidad real de decirles la procedencia real de mi ropa, era tan parecida a la de los árabes o semejantes que podría considerarse una sin problema alguno, así que no le di mucha más importancia. –La verdad es que…- Detuve mis palabras y mis pasos bruscamente, me detuve y empecé a prestar atención al ambiente con unos simples vistazos. Miraba atento a la muchacha que parecía haberse de percatado de algo también. “Es buena”, pensé, al menos tenia la calma de saber que no era una humana normal que estaría en peligro en una situación así pero… -Es raro…- Murmure curioso.

¿Por qué no me di cuenta antes?”, me pregunte, era extraño que recién hubiese podido darme cuenta de la presencia que nos estaba asechando, tendría que habérmela visto antes. Sin dudas se estaba ocultando hasta ahora, pero dejarse ver ahora no tenía sentido para mi, que estaba esperando para mostrarse hasta ahora. “A por quien vienes”, fue lo que pensé, ya que por mi no había nadie que quisiera mi cabeza, al menos no nadie que estuviera vivo en la época actual. Inmediatamente me imagine que podría venir a por Christa, pero su aspecto tan infantil y despreocupado lo hacía más difícil de imaginar. “Esto se está volviendo pesado…”, me queje al notar que nada pasaba en aquellos eternos segundos en el que ambos no nos movíamos.

-Ohhh…- Solté un ruido de asombro despreocupado al ver como la chica parecía volar hacia una rama de un árbol después de ser atacada por una criatura cubierta de negrura, como la oscuridad. No sabía si era una habilidad de viento, o si era plena fuerza u otra maniobra que desconocía, por lo que me intereso bastante. -Lo esquivaste con bastante soltura a pesar de ser un ataque sorpresa- La elogie en medio de aquel sombrío ambiente, en principio no parecía estar muy centrado en mi presencia aquella monstruosidad. Sin embargo luego de darse cuenta de la distancia entre él y su presa, volteo su mirada hacia mí. “No hay dudas, la buscaba a ella…”, acepte en mis profundos pensamientos, mientras intentaba capturar todos los detalles de esa lagartija gigante. –¿Christa sabes algo sobre esta cosa?- Le pregunte después de esquivar el ataque de la criatura moviéndome hacia un costado con rapidez, reflejos no me faltaban.

Parecía no poseer un cuerpo físico como tal, era pura oscuridad con una forma corpórea. “Lo que me faltaba, se parece mucho a mis habilidades”, casi me queje de forma cómica mientras seguía esquivando sus ataques, mis movimientos se parecían mucho a los de aquellos a los que llaman “toreros” en una parte de europa. Me era difícil concentrarme en sus ataques y en mi “Exploratorem” para poder estar atento a cualquier cosa que haya podido invocar a este ser.

-Eres muy pesado- Dije algo molesto para pasar a sacar la varita que tenía guardada en mi pantalón y con un movimiento ágil, después de esquivar unos de sus ataques, arremetí contra una de las piernas del ser golpeándola con la punta de la varita. Después de ese ataque que, irónicamente, parecía no haber surtido efecto alguno en el animal de oscuridad, comenzó a moverse más lentamente y con dificultad. –Primis Tenebris…Cover- Murmure mientras la pierna derecha trasera del ser se empezaba a entumecer, casi a paralizarse, aquello sin dudas dificultaría su movimiento. –¡Si quieres jugar ten esto!-Grite después de que se me iluminara la cabeza con una idea. Con una sonrisa en mis labios apunte la varita hacia el animal, la joya de la punta de la misma empezaba a brillar en un rojo intenso y como si pudiera moldear la oscuridad misma hice unos movimientos cortos en el cielo, apareciendo delante de mí un monstruo de oscuridad igual al que nos estaba atacando…solo que el mío era un poco más grande…algo así como dos veces más grande. Inmediatamente ambos seres de oscuridad comenzaron a atacarse mutuamente, el que había hecho yo con su tamaño y con la pata entumecida del enemigo podía notarse quien tenía la ventaja. Con un salto, y activando mi collar cubriéndome de viento, pude elevarme hasta la rama donde Christa estaba. -¿Y?... ¿Qué es eso? Iba desenfrenado hacia ti y yo… No tengo a nadie que quiera morderme- Le mencione con una sonrisa forzada.

Me senté en una rama muy cerca de ella para ver el espectáculo, no era muy usual ver dos de esos seres de oscuridad pelear entre sí. Aunque era cierto que controlaba cada movimiento de mis creaciones, no necesitaba estar viendo para hacerlo, a menos que desee cometer movimientos esencialmente complejos o quiera tener un nivel de acierto seguro. El pequeño mordió una de las patas delanteras del mas grande, dándole a este ultimo la oportunidad de morderle el cuello y alzarlo en al aire, tirándolo hacia el pequeño lago que se encontraba allí. No tardaría mucho en desaparecer mi magia, al crear algo tan grande y poderoso se precisaba de más poder… “Necesito aumentar esta cosa”, me regañe a mí mismo, el tener un tiempo de paz no era excusa para menguar mis habilidades de esa forma. No siempre podría tener la oportunidad de volver a mi forma original después de todo.

-Pronto nuestro amigo no tendrá a su compañero para jugar, así que… Dudo mucho que esa cosa haya llegado por su cuenta- Dije lo que pensaba, intentando sacarle algo de información, puesto que no estaba del todo seguro pero algo me decía que la chica sabía algo sobre lo que nos estaba atacando. Después de unos segundos el ser que había hecho desapareció y se hizo uno con la oscuridad de los alrededores. Suspire ante tal escenario, viendo como aquella bestia intentaba escalar el árbol, fallando en varias ocasiones, pero era cuestión de tiempo a que lo lograse. –Tu turno…- Le guiñe el ojo a la muchacha, actuando tranquilamente, como si no fuera un problema en primer lugar, aunque temía que ella lo tomase como una falta de respeto…no sería la primera vez que me pasaría.





Carnet to´ Elegante:

    
Feliz Cumpleaños Take!:

Un regalito <3:
avatar
Edad : 25 Dromes : 31346
Reputación : 12
Mensajes : 270
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: To the Beginning

Mensaje por Christa N Reiss el Lun Nov 19, 2018 3:56 pm

La verdad éste tipo de ataques para mi eran demasiado rutinarios, no porque viviera practicando batallas, que en parte debía admitir que buena era en ese ámbito, sino que la causa era el constante acoso de parte de aquel ser que desesperado quería arrebatarme lo que por herencia me pertenece, mis poderes únicos.
Mis orbes azulados como el propio mar se dirigirían en dirección a mi acompañante para asentir en positiva respuesta de su interrogante, si bien no sólo sabía "algo", tenía conocimiento gracias a mis continuas experiencias con seres de éste tipo.
Si bien, no tienen un cuerpo físico, son criaturas espectrales de la oscuridad que ... -Callé por un momento dudosa, no sabría tampoco si me había pasado de "confiada" ante éste joven ya que desconocía si verídicamente el tendría algo que ver con éstos seres, o si estaba involucrado siendo secuaz de los mismos, sin embargo, mi instinto me decía que él era inocente y que el verdadero problema no recaía sobre su espalda- Quieren algo mío -No alcanzaría a decir detalle extra, con eso debería bastar para que él tuviera una idea general de que aquel ser maligno iba detrás de mi persona.

Pude notar que se elevaría hasta mi posición para dirigir mi rostro en dirección suya y comentar con una ligera sonrisa luego de ver sus habilidades- No eres un dragón simple, tienes tu magia -Era increíble para muchos quizá poder sonreír ante una situación alarmante como la que en esos momentos estaban viviendo ambos pero no para Christa, siempre tenía una buena cara al mal tiempo, haciendo honor a aquel dicho que todos conocían.
Sólo es oscuridad, pero ya que pude notar que tu controlas las criaturas, y por tu último comentario, te aclaro que si, ésta cosa tiene vida gracias a otra persona -Al escuchar que le cedía el "turno", entre cerraría los ojos ocultando los orbes ligeramente ante mis párpados y mi rubia cabellera moviéndose al compás del viento podía verse casi brillante cuán oro algunas hebras de la misma por los últimos rayos de sol extinguiéndose en el atardecer.
Me pondría de pie en la misma rama y abriría la palma derecha en dirección a la bestia que desesperada buscaba subir aquel tronco sin éxito alguno. Murmuraría unas palabras y de pronto la bestia se ahuecaría como si estuviera siendo "aplastada" por una "fuerza" invisible, claramente la gravedad, mi habilidad nata, se hizo presente haciendo que las partículas gravitatorias fueran tantas que la ausencia de fotones u obscuridad, se disipara.-
Al final la oscuridad es ausencia de luz, a veces me pregunto si realmente existe, o sólo es ... -Sacudiría mi cabeza enérgicamente para dirigir mi atención nuevamente al joven y comentarle un tanto sonrosada en las mejillas- Me apena que hayas tenido que pasar por ésto apenas conociéndome pero son cosas que no controlo -Diría alzando ambos hombros en resignación cuando de pronto una rama fina buscaría dirigirse directamente al cuello del masculino y yo, de inmediato reaccionaría para con la misma palma que había usado para cegar la "vida" del espectro, destruir por completo aquella madera deshaciéndola casi de inmediato- Será mejor que nos alejemos de ésta zona posiblemente.. -Tomaría un respiro para continuar dando una hipótesis- El individuo que creó a esa cosa pueda manipular éste entorno pero ando casi segura que la magia que usó debe tener un rango limitante, no puede controlar todo el bosque, hay que alejarnos y buscar cuál es el máximo alcance -Parecía que fuera una niña tonta, pero no era así, era una persona que siempre dejaba boquiabierto a más de uno luego de que poco a poco me conociera y dejara de lado el prejuicio físico ante la primera impresión, era decidida y en parte podría decirse, astuta, modestia aparte- Lo otro que podríamos hacer es que ya que vienen tras de mi, yo los distraigo y tu logras huir de ese rango -Esa otra posibilidad rondaba mi cabeza igualmente aunque algo me decía que él no iba a aceptar semejante recomendación, se veía que no era una cobarde o mejor dicho, no era de esos que gustaba huir sólo porque si...

Entonces, algo peor apareció, un monstruo de aproximadamente 5 metros de alto hecho de sólidas rocas haría acto de presencia ante la oscura noche solo alumbrados por la luz de las estrellas tan tenues y opacadas por la luz de la luna llena que ya había enmarcado el cielo ante el oculto del sol. Su gruñir era tanto que podía ensordecer a cualquiera, de hecho muchos animales saldrían despavoridos ante aquel grito que anunciaba no ser un amistoso ser- Más problemas -Alcanzaría a decir cuando éste buscaría propiciar un golpe que sería frenado ante un ¿escudo? o eso parecía, pero de la "nada". Otra habilidad que debía agradecer a mis genes....

Mi rostro buscaría al chico y rápidamente comentaría- Tenemos que buscar la Ciudad o más gente, luz, o sólo salir de éste rango -Ésta vez mi voz demostraría más desespero, que fastidio tener que lidiar con éste tipo de criaturas más cuando vine a relajarme, pero pues, es algo que parecía no acabar hasta terminar con la raíz del problema- No se rendirá -Buscaría elevar mi energía para así usar "gravedad" potenciada y tratar de aplastar a la bestia siendo tal que la misma se desintegraría en "miles de rocas" que era su cuerpo hecho.- Creo que hoy tuviste más acción que nunca -Diría de forma burlona en búsqueda de un camino y señalar con el índice izquierdo- Por ahí -Diría con la esperanza de no haber ahuyentado a aquel acompañante agradable ante tanta, "locura" por llamarlo de algún modo
avatar
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 219027
Reputación : 60
Mensajes : 2790
Ver perfil de usuario
Christa N Reiss
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: To the Beginning

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.