Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Un recuerdo, una ronda... ¿Algo más?
POR Chiasa Yokomiko
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» In the dark of the night (Priv. Luka)
Hoy a las 12:52 am por Adeline Castelli

» Moonlight - Priv. Kogitsunemaru
Hoy a las 12:07 am por Umaroth

» Aeterno Amora || Libre
Ayer a las 10:07 pm por Yuno Gasai

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 9:32 pm por Luca Kurosaki

» Touka´s ID
Ayer a las 9:29 pm por Alice Donakis

» Presentándome y retomando un viejo vicio(?
Ayer a las 9:22 pm por Nero Angyros

» Solicitud de Desbaneo
Ayer a las 9:11 pm por Alice Donakis

» RECUPERA TU COLOR
Ayer a las 8:43 pm por Rhodes Ann

» CAMBIO DE NICK
Ayer a las 8:40 pm por Rhodes Ann

» ¿Paranoia? | Kaori
Ayer a las 8:06 pm por Kaori Miyazono



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Llevados por la marea de nubes.

Mensaje por Jen & Morfeo el Sáb Nov 03, 2018 10:55 am


Podía ver cómo las cimas de aquellas montañas se escondían dentro de una bruma que comenzaba a bajar ladera abajo. Como si fuera una ola sorteando un pedrusco en la costa, el cúmulo de nubes atravesaba los escarpados picos de la cordillera nevada haciéndose paso por allá donde quería. Era maravilloso presenciar algo así, sobre todo si lo hacías desde una buena distancia. Los meteorólogos habían avisado de una fuerte tormenta en las montañas y alrededores esa misma tarde, así que decidí que mi investigación debía llegar a un punto y aparte por mi seguridad. Con todo, parecía que las predicciones eran ciertas. Lo que acariciaba los montes no era más que un simple augurio de lo que estaba por venir, como la brisa previa a un huracán. A lo lejos, detrás de la gigantesca formación rocosa, una vasta masa de nubes negras  amenazaba con descargar todo lo que pudiera llevar dentro. Los límites de su  inmensidad no eran esbozables a la vista en ninguna de las direcciones. Allá por donde miraras aquel presagio de tormenta se perdía en la línea del horizonte — ¿Solo en las montañas...? — mi voz era titubeante, como si lo que viese no tuviera sentido. Mientras pegaba bien mi rostro a la ventana del vagón, intentando no perderme ni un detalle de lo que veía, recordaba las palabras de los señores que aparecían en las noticias...


Fuertes tormentas se acercan desde el norte propiciadas por los restos de un poderoso ciclón proviniente de las islas del Pacífico. Atacará en mayor medida la línea montañosa y ciertas localidades de los alrededores. Recomendamos extremar las precauciones por posibles desbordamientos de cauces, avalanchas cercas de la falda de las montañas e inundaciones por las lluvias. No esperamos que afecte mucho más lejos. Les seguiremos informando en la emisión informativa nocturna.  


¿Cómo era posible que todo aquello solo tuviera repercusión en la cordillera? Era algo casi imposible solo con dar unos segundos de reparo al tamaño de las nubes. Sabía que los partes meteorológicos podían tener imprecisiones, ¿pero tanto? Claramente iba a suponer mucho más que un asunto para los pueblos de los alrededores...

Eché una rápida ojeada a mi alrededor. El vagón en el que estaba se organizaba en asientos de dos personas colocados uno frente a otro, con una mesa de por medio. Por lo que a mi lado tenía a un acompañante y frente a mí, al otro lado de la mesa, otros dos. Ninguno de ellos era conocido, pues había viajado solo. A mi lado, un señor que llevaba dormido desde poco después de haber salido de la estación. Frente a mí una chica y una señora. La mayor no alejaba su vista del periódico que tapaba prácticamente toda su cara. Lo poco que podía ver era su sombrero, que era bastante hortera, todo sea dicho. La joven de pelo rubio como el oro, que tendría una edad similar o un poco menor a la mía, parecía distraída en sus cosas. El resto del vagón estaba ambientado con las conversaciones de la gente que volvía de su pueblo o que iba a la ciudad a trabajar para el nuevo comienzo de la semana. También se podía ver alguna que otra familia, quizá de vuelta de vacaciones en la nieve, quién sabe. Lo cierto es que muy pocas personas de las que veía se preocupaban lo más mínimo por la estampa que dejábamos atrás, o así esperaba que fuera.

El sonido de los vagones era un ruido especialmente apaciguante. A veces, esa música monótona fruto de lo que pasa a tu alrededor podía ser increíblemente relajante. Sin embargo, el seco frotar de las páginas del periódico de la mujer rompían cada dos por tres la continuidad del golpeteo de las ruedas, haciendo que de nuevo me fijara en ese horrible sombrero que llevaba. Así me pasaría las 2 siguientes horas hasta la estación central de Éadrom...

¿Qué? — el chirrido del hierro siendo forzado contra las vías me despertó repentinamente de mi trance. A medida que el tren ralentizaba su marcha, aquel estruendo fue decreciendo hasta que desapareció, dejando un ligero zumbido en mis oídos — ¿Hemos parado? — las voces que antes hablaban de temas mundanos ahora empezaban a acrecentar su volumen. El tono de preocupación en sus palabras se palpaba en el ambiente. Las luces del vagón se habían apagado y solo los pequeños bombillos de emergencia permanecían encendidos. Hasta la señora había bajado su periódico para ver qué pasaba. El revuelo era comprensible, ¿por qué habíamos parado? Y aún más, ¿qué pasaba con las luces? ¿Un fallo en el sistema eléctrico? Aquello empezaba a pintar mal...
avatar
Dromes : 2945
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Jen & Morfeo
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Llevados por la marea de nubes.

Mensaje por Mitsuki Fujimori el Lun Nov 05, 2018 5:23 pm

¿Cuanto tiempo pasó desde su ultima “visita” a las montañas? ¿Unos cinco, seis meses, quizás? Tal vez más, seguramente. Su memoria y dolor no le permitían hacer bien los cálculos. Cuando llegó pudo sentir como una fuerte presión le impedía casi respirar. Un mal presentimiento le recorrió el cuerpo. Quería irse, volver a la ciudad, pero debía cumplir con el trabajo que le habían encomendado. En esta ocasión había tomado uno de mensajera o cadete,  mejor dicho y trataba de entregar una caja con baratijas a una tienda de regalos. Simple, sin rodeos ni nada por el estilo y para su suerte no necesitaba salir de la estación de trenes.

A medida que caminaba en dirección a su destino pudo escuchar entre el bullicio, alguna radio donde justo estaban informando sobre el clima que se esperaba para el resto del día. Sinceramente no prestó mucha atención, apenas si logró escuchar algo sobre una tormenta aunque no pudo informarse bien. Era cuestión de esperar y ver que pasaba realmente con el clima.
Superando ese tema, se dispuso a culminar su trabajo para regresar de una vez por todas.

Mientras esperaba a que llegara el tren de regreso, decidió comprar una revista con juegos, las sopas de letras eran sus favoritos para llevar el viaje.
No pasó mucho tiempo hasta que el sonido de las bocinas daba a entender que faltaba poco para llegar a casa, ” Yeh~ Genial! pensó con cierta alegría.
Apenas subió, tomó asiento junto a la ventana, acto seguido una señora se sentó a su lado, la misma llevaba un sombrero tan extrañamente llamativo que la rubia no pudo evitar observarlo por unos segundos, finalmente se acomodó en su lugar sacando del bolso los audífonos para escuchar un poco de música y hacer que el viaje sea más agradable.
Antes de sumergirse en la sopa de letras echó un vistazo rápido a las personas con las que compartía asiento. Cada uno parecía estar sumergido en sus asuntos, como era de esperarse, así que no dio mayor importancia.

Arrancó el tren y con ello la música que solo ella escuchaba. Depositó su mirada y completa atención al juego, sin percatarse de lo que ocurría afuera y que se podía observar a través de la ventana.  Quería evitar todo contacto con ese lugar: las montañas.
Al parecer todo pintaba normal, pero la paz del momento duró apenas unos minutos pues de la nada se pudo sentir como el tren comenzaba a frenar de manera brusca, haciendo que ella se impulse involuntariamente hacia adelante. ¿huh?  ¿Y ahora qué?”Pensó la rubia mientras se quitaba los auriculares y levantaba la mirada en busca de respuesta, aunque lo único que logró ver fue como se cortaba la luz de todo el transporte.- ¿En serio?...-Balbuceó confundida y ligeramente molesta. Dirigió la mirada hacia la ventana pudiendo vislumbrar tremendo paisaje, el mismo parecía salido de una película apocalíptica.
No podía creer que una vez más ese sitio le causaba problemas ¿Qué era lo que estaba pasando?
El balbuceo confuso de los viajantes comenzó a incrementar hasta crear suficiente bullicio como para que se acerque al vagón un personal de seguridad. El pobre ni bien apareció fue atacado con preguntas.
¿Qué fue lo que paso? ¿Estaremos varados por mucho tiempo? -Preguntó con tono altanero la señora del sombrero al oficial.- ¿Cómo puede ser que se detengan en medio de la nada?! Esto es peligroso...Yo no pago los impuestos para que tiren el dinero! -Continuó protestando la señora con aires de grandeza y oídos sordos, ni siquiera daba lugar a las respuestas que el oficial quizás tenía para ella y los demás pasajeros.
Ante tal escena típica que no presentaba respuestas, Mitsuki simplemente rodó los ojos y volvió la mirada hacia el cristal.- Esto no pinta bueno...-Pensó en voz alta mientras dejaba la revista y lápiz sobre la mesa para luego apoyar la cabeza en la ventana. Debido a la poca luz, no se dió cuenta que el lápiz que arrojó en la mesa se fue directo hacia el joven frente a ella. - Ojala no dure mucho todo esto...-Murmuró esta vez un poco temerosa. No le hacia muy bien estar allí varada. Los malos recuerdos comenzaban a llegar y con ello un ligero ataque de pánico que intentaba controlar.


Lindo Regalito~^^

Mitsuki: HablaㅣActuaㅣPiensa
Lost Angel~ :


|||Random||| Yo lo sé!:



Gracias Chiflado Navideño!



avatar
Dromes : 124722
Reputación : 4
Mensajes : 146
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Llevados por la marea de nubes.

Mensaje por Jen & Morfeo el Mar Nov 13, 2018 3:44 am


Parecía que no era el primer vagón en el que aquel agente había entrado a intentar calmar los ánimos y tampoco sería el último. Varios grupos de personas se arremolinaron a su alrededor bombardeándole con preguntas acerca de qué estaba pasando. Muchos de ellos ni siquiera lo hacían por el temor a las nubes a lo lejos sino por el mero hecho de llegar más o menos temprano a Éadrom, lo cual me parecía sumamente estúpido teniendo en cuenta la situación. Sin embargo, el pobre hombre no parecía tener mucho con lo que arreglar las dudas generales. Daba la sensación de que lo hubieran lanzado al ruedo para intentar retener el revuelo inicial.

¿Hmm...? — noté un roce en unos de mis dedos. Un lápiz rodó hasta terminar sobre la mano que tenía en la mesa sacándome de mis pensamientos. Alcé la mirada para intentar descifrar su dueño y rápidamente me di cuenta de que a la vieja del sombrero de poco le iba a servir. En su lugar, lo más probable era que perteneciera a la chica rubia que se había encontrado a su lado durante el viaje. — Oye, ¿es esto tu... ? — pero en medio de mi pregunta, el sonido de la puerta del vagón por donde había venido el primer agente hizo un silencio comunal. Se trataba de otro individuo como el primero, con el mismo uniforme. A pesar de ello, éste parecía estar mejor informado de la situación y traía un porte mucho más serio que el anterior.

Calma, calma... — trató de sosegarlos a todos en cuanto arremetieron contra él intentando sonsacarle algo — El puesto de control del valle por el que cruzamos nos ha informado de un derrumbe de una de las paredes rocosas junto a las que pasan las vías del tren — comenzó a explicar, siendo lo más exacto que podía. El otro guardia se colocó a su lado ajustándose su atuendo, recomponiéndose tras aguantar la primera línea como pudo hasta que se logró obtener más información — Efectivamente, un cúmulo de rocas obstaculiza el paso y estamos esperando a ser atendidos por la red de limpieza ferroviaria — a los pocos segundos de añadir aquello, el barullo surgió espontáneamente. Preguntas agresivas se lanzaban como estacas a un señor que poco podía hacer por ellos más que informarles — Entendemos su malestar, pero no podemos hacer demasiado ante las inconsistencias del clima y el terreno. Trataremos de actualizarles cuando tengamos más noticias al respecto — y con esas palabras lo dio por finalizado, pasando al vagón siguiente para repetir su discurso a la alocada multitud que se podía escuchar a través de las paredes. Tras su marcha, la gente comenzó a hablar. El sentimiendo común era notable: rabia, odio, ansiedad. Pocos se preocupaban por el verdadero problema y la gran mayoría se agobiaba de que no llegaría pronto al trabajo o que simplemente perdería tiempo. Por otro lado, mi principal tormento eran aquellas nubes. Oscuras y abrumadoras se veían cada vez más cerca. Se me pasó por la mente que, si había habido un derrumbe de las paredes de roca ya, en cuanto empezara a llover la situación era probable que empeorara. También me di cuenta de que el agente no había hecho alusión a las luces del tren. De hecho, seguían apagadas minutos después de la marcha de esos señores. Había un aura que no me era nada cómoda. Se trataba de una situación sumamente extraña. Por fortuna, el tren había parado poco antes de un puente que conectaba dos zonas del valle, se podía ver desde la ventana. No me hubiera imaginado el descontrol al estar en un lugar tan peligroso.

Solté un suspiro pesado y me acomodé en mi asiento. Si lo que habían contado era verdad, puede que estuviéramos allí más tiempo del que a mí me gustaría y, viendo cómo se desarrollaba el paisaje, lo mejor era salir de la zona cuanto antes. Intenté distraer mi mente pues, poniendo un poco de empeño en no darle demasiadas vueltas en la cabeza. De nuevo me fijé en aquel lápiz y posteriormente en su dueña, reformulando la pregunta que antes no me había dado tiempo a hacer.
avatar
Dromes : 2945
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Jen & Morfeo
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Llevados por la marea de nubes.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.