Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Un recuerdo, una ronda... ¿Algo más?
POR Chiasa Yokomiko
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» CAMBIO DE NICK
Ayer a las 11:01 pm por Luca Hibiya

» Obliviate {Expendiente}
Ayer a las 10:48 pm por Luca Hibiya

» ¿Qué música estás escuchando?
Ayer a las 10:14 pm por Aries Star

» FOTOS DE USUARIOS
Ayer a las 8:43 pm por Alice Donakis

» Encuentros [Prv. Alice]
Ayer a las 7:37 pm por Alice Donakis

» Touka´s ID
Ayer a las 6:59 pm por Alice Donakis

» CARNET PARA ESTUDIANTES/MAESTROS
Ayer a las 6:26 pm por Nero Angyros

» ¿Compañeros? No estoy interesado. | Himi
Ayer a las 5:36 pm por Himi/Kyoma

» Ayuda con el sistema de combate (búsqueda)
Ayer a las 2:59 pm por Accel Venom

» ¿Vas a volver a jugar con fuego? - Luca Expediente
Ayer a las 1:18 pm por Luka Crosszeria



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado ¿Es el sonido de la lluvia lo que oigo?

Mensaje por Jen & Morfeo el Dom Oct 28, 2018 10:43 am


La tenue luz del día atravesaba el vidrio, tomando un tono esmeralda al tener que pasar por las espesas enredaderas que trepaban por sus soportes buscando la zona más alta. Era como si quisieran tocar el cielo a pesar de no poder ir mucho más lejos de lo que aquellos listones de madera entrelazados les permitían.  Entre las mesas donde teníamos las macetas con semillas de hortalizas se encontraba un grupo de niños atentos a mis palabras. Era curioso, pues normalmente a esa edad no tendrían que estar nada interesados por todo esto.

Bien, esto de aquí se trata de un brote de espinaca — levanté el recipiente de cerámica en una mano y luego baje a la altura de ellos para que pudieran rodearme y verlo bien — Como pueden ver, ya ha empezado a crecer. Es una planta muy deliciosa que crece bien en otoño y que deberían meter más en su dieta, en vez de tanto caramelo — aquella pequeña plantita se tambaleaba ante el movimiento de mis manos — Cuando haya crecido lo suficiente, la trasplantaremos al huerto que les enseñamos antes — tras dejarles observarla durante un rato, la volví a colocar en su sitio — Y hasta aquí la excursión pequeñajos. Recuerden comer más verduras — revolví el pelo de uno de los niños después de aquellas palabras, dando por finalizada su visita. Poco a poco empezaron a abandonar el invernadero, con su respectivo bullicio. Se suponía que la tarea de atenderlos no me correspondía a mí, de hecho ni siquiera era un profesor, pero después de tanto tiempo metido en aquel lugar era normal que de vez en cuando el encargado me delegara estas cosas.

Tomé un paño que estaba en una de las pocas encimeras sin tierra y me limpié las manos que tenían un poco de suciedad por manipular las plantas — Ya no se ni cuánto tiempo paso aquí dentro... — suspiré mirando el lugar vacío. Después de que los estudiantes se fueran el invernadero quedó en completo silencio, aunque durante poco tiempo — ¿Eh? — De la nada, como si las hubieran puesto allí con una mano, unas nubes negras le quitaron el puesto al radiante sol que hasta hace unos minutos irradiaba Éadrom. No tardaron mucho en avisar de su llegada con las primeras gotas de agua — Tendré que colocar los paneles... — Mi descanso había terminado. Los paneles superiores del invernadero estaban demasiado abiertos y si llovía todo se llenaría de agua, así que como estaba solo me tocaba a mí cerrarlos bien.

Me di prisa, ya que poco a poco lo que empezó siendo una llovizna se fue convirtiendo en una lluvia no tan gentil. Una vez bien colocados, salí corriendo a los huertos exteriores, extendiendo las lonas para cubrir las plantas y que no se dañaran por demasiado agua. Sobra decir que acabé con el pelo bastante mojado por ir apurado. Cerré la puerta detrás de mí cuando regresé de fuera. El sonido de las gotas era bastante fuerte en un lugar que estaba construido a base de cristal casi en su totalidad.

Joder... — Mi pelo chorreaba. No era lo correcto pero use uno de los paños pequeños que estaban de limpieza para quitar el exceso de humedad en mi cabello. Me flexioné hacia un lado, dejando mis mechones caer y los estruje con la tela. Mientras lo hacía, vi una silueta distinguirse entre la fuerte lluvia. Entrecerré los ojos sin dejar de mover mis manos frotando mi cabellera, extrañado. Aunque bien es verdad que con lo repentina que había sido aquella lluvia a más de uno lo habría pillado paseando por el campus. Enrollando el paño en mi pelo, me dirigí a la puerta y la abrí para que pudiera entrar y no tuviera que esperar a la intemperie.
avatar
Dromes : 2845
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Jen & Morfeo
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Es el sonido de la lluvia lo que oigo?

Mensaje por Zaniah Corvus el Lun Oct 29, 2018 6:15 am

Zaniah avanzaba por los pasillos de aquella institución educacional, se había cuidado de presentarse en un horario entre clases y con el tiempo que había estado ahí adentro con el contacto del cazador las clases ya llegaban a su fin. Ella apuró el paso quería salir antes del tumulto de personas para no exponerse y lo más importante era que tenía nueva información sobre la búsqueda de la corona de estrellas, tenía una nueva esperanza "aguanta"  pensó sin quitar la vista de enfrente "aguanta un poco más"  .

El sonido estridente que marcaba el fin de las clases para los estudiantes la tomó por sorpresa, los jóvenes salían a raudales de las aulas y pronto ella se vio envuelta en un mar de gente que reía, hablaba o se quejaba entre las paredes de concreto. Si bien el instituto era precioso a Zaniah no le entraba del todo, mientras avanzaba con el resto de los estudiantes, alerta, con el corazón corriendo debajo del pecho esperando que en cualquier segundo le saltará un dragon encima para arrebatarle las indicaciones del papel entre sus manos, no entendía como a ese monton de personas les gustaba estar ahí, apresados entre el frío concreto todo el día, lejos de cualquier páramo verde, la hermosa joven que llevaba apenas unas horas en una biblioteca ya quería salir huyendo de ahí. Siguió al resto de los estudiantes haciendo caso omiso de los murmurós que la incluían y hablaban de sus peculiares ropas, lo entendía, no había tenido tiempo de robar algo que la hiciera ver menos llamativa y más como ellos, a penas tuvo la oportunidad de separarse del tumulto de estudiantes tomó un camino diferente que la llevó hacia una de las salidas laterales

La fuerte lluvia la recibió a penas cruzo la puerta que estaba marcada como "emergencia" hacia la salida y Zaniah, como si fuese una desadaptada, se quedó ahí a ojos cerrados dejando que cada gota la empapara, amaba esa sensación, amaba la naturaleza y sus componentes en cada ámbito, la sonrisa suave invadió sus labios. Se quedó escuchando a su elemento, sintiendo como la lluvia se mezclaba con este y empapa su largo cabello, como se colaba entre la ropa que llevaba hasta su piel, como invadía sus manos, los zapatos, la funda de la espalda a su espalda y también el papel con las indicaciones
-¡demonios!- maldijo en voz alta abriendo los ojos de súbito, las hojas con las indicaciones estaban a un paso de ser historia de dragon. Hizo el amago de regresarse por donde había venido pero la puerta al parecer solo podía abrirse desde adentro, se maldijo una vez más y comenzó a caminar con rapidez por el patio tratando de esconder entre su ropa empapada los papeles húmedos, tenía que refugiarse y como si fuera un llamado a sus plegarias los dioses del aire le presentaba una oportunidad, una puerta se abría ante ella, aún así Zaniah dudo. La visión heredada de su padre le permitía ver los rasgos y apariencia del joven que estaba en la entrada, al parecer a él la lluvia le había tomado por sorpresa  "Es solo un chico mojado ¿que puede cambiar o hacer un chico desconocido? Además, tu tienes una espada" y con ese pensamiento en mente corrió hacia el invernadero.

-Gracias- dijo sin pensarlo una vez que los cristales la cubrían, dandose cuenta que acababa de bajar la guardia aquello no podía permitirselo. No se giro hacia el como lo hubiese hecho en su esencia para verle y conocerle, en cambio se quedó de espaldas a la puerta, con las gotas cayendo desde su ropa y su largo cabello formando una poza de agua en donde estaba parada. No agregó algo más, como lo hubiese hecho en otro momento, tampoco se presentó, dejó que el silencio cayera entre ambos mientras que, con cierta dificultad tomaba su blanco cabello y lo estrujaba entre sus manos, si bien la prioridad eran los papeles que llevaba entre su ropa mojada y su piel húmeda, no podía arriesgarse a que un desconocido pudiese descubrirla.

off rol:
Zaniah lleva esto (solo que esta cerrado y sin gorro de bruja ni escoba uvu) y una espada (kantana) que está amarrada a su espalda así que se puede ver fácilmente XD (cero capacidad de adaptación)

https://i.servimg.com/u/f82/19/98/95/61/hallow11.jpg
avatar
Dromes : 2455
Reputación : 0
Mensajes : 13
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Es el sonido de la lluvia lo que oigo?

Mensaje por Jen & Morfeo el Lun Oct 29, 2018 9:52 am



El sonido de sus pisadas hizo eco en un lugar donde solo la lluvia rompía el silencio. Sus suelas chocando contra el pavimento lleno de charcos se acercaban cada vez más a medida que su silueta se dejaba distinguir entre el aguacero. Ya no quedaban aquellos pájaros que animaban la mañana ni tampoco las cigarras con su música de ambiente típica de aquella región. En su lugar, el continuo, monótono y fuerte rabiar de la lluvia. Siquiera viento, solo aquel chisporroteo descontrolado en las paredes de cristal. Era como si el mundo se hubiera detenido solo para que las nubes pudieran soltar su lastre y seguir una vez terminaran. Y en medio de aquel desenfreno de la naturaleza, sus pasos rápidos y ansiosos por cubrirse de ella le hacían frente a aquella calma tempestuosa.

En un principio no le hubiera dado mucha importancia. Un alumno del instituto al que le habría pillado por sorpresa el chaparrón y el invernadero fue el primer techo que se le puso entre la sien, pero aquella persona resultaba inquietante. Ya en la puerta, empapada, se limitó a decir unas pequeñas palabras de agradecimiento, aunque solo parecían una mera cordialidad pues su hacer era completamente distante. Se quedó plantada en la puerta, mirándome, casi como si yo fuera el que acababa de llegar huyendo de la lluvia. Esperé algo más, no sé, una presentación o un  '' Vaya, si que llueve ahí fuera '', pero solo el ruido de las incontables gotas habló. Fue entonces cuando me di cuenta de la ropa que llevaba. No era normal, en absoluto. Tanto que empezaba a dudar de que se tratara de una alumna, ¿ pero qué iba a hacer alguien que no estudiara allí en aquella parte de la universidad y en esas horas?

Vaya, si que llueve ahí fuera — no tenía remedio. — Parece que has acabado incluso peor que yo... — yo podía apañármelas con un pequeño paño de limpieza, pero ella iba a necesitar algo como una toalla porque bajo sus pies empezaba a formarse un charco de lo mojada que estaba. — Déjame ver... — aclaré mi garganta y me di la vuelta husmeando entre los cajones de limpieza del invernadero — Estás hecha un poco un desastre la verdad, no se si voy a poder ayudarte del todo, pero veamos... — cerré el que estaba mirando y abrí el de abajo — Puedes dejar la espada junto a los rastrillos de la esquina, no creo que te haga falta aquí y no me gusta que hayan armas dando vueltas dentro del invernadero... — traté de no sonar demasiado cortante al decirlo. Me había fijado en su katana, quizá eso me diera otra razón para pensar que tenía muy poca pinta de estudiante — ¡Oh! Aquí — saqué un trapo como el mío: la peliblanca estaba de suerte — No esperaba que hubiera otro limpio, pero parece que has tenido suerte — extendí mi mano ofreciéndole el paño a la desconocida — Por cierto, si te llegan a preguntar, no les digas que uso el material del invernadero para estas cosas.

Desde cerca me pude fijar más en su figura. Aquella túnica parecía incómoda con el peso que tendría que haber adquirido por el agua. Su piel era de un tono blanco rosáceo sumamente delicado y brillaba por la humedad que había tomado. Gotas de agua recorrían su cuello, bajando por su clavícula hasta esconderse bajo su prenda, haciendo recorridos siseantes, lentos y rápidos, casi como si invitaran a seguirlos hasta el interior. Los mechones de su pelo estaban apelmazados, como los míos. Un cabello color blanco puro que llamaba mucho la atención. Éramos similares en estatura, aunque quizá yo le sacara dos o tres dedos más. Cualquiera se perdería fácilmente en aquella fachada, y,  a pesar de su esbelta apariencia, tenía la sensación de que era mucho mejor no juzgar a un libro por su portada, aunque qué me iban a contar a mí de eso, ¿verdad? Me fijé durante unos instantes en sus ojos y los vi nublados, como si ocultaran algo detrás de esa mirada apartada, la cual acompañaba el resto de su actuación desde que había llegado.



Off:


Llevaría algo así, solo que con la sudadera puesta que hace fresquito (?).
avatar
Dromes : 2845
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Jen & Morfeo
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Es el sonido de la lluvia lo que oigo?

Mensaje por Zaniah Corvus el Vie Nov 02, 2018 4:57 pm

Zaniah mantuvo el silencio todo lo que la situación se lo permitía, de alguna manera, se había dado cuenta que para los humanos comunes, en general, para las personas que iba conociendo el silencio parecía ser algo inquietante algo que para ella parecía demasiado natural para otros parecía ser un “problema”. Escucho lo que él tenía que decir con atención aun si no le mirase, aun si pareciese ensimisma como si quitar el agua de su cabello para evitar que siguiera escurriendo hacia su cuerpo fuera lo más interesante que había logrado hacer en el día ella le escuchaba con demasiada atención porque él era un total desconocido del cual había que estar alerta...un total desconocido encerrado en lo que para ella parecía una jaula de cristal “¿Vivirá aquí? ¿a la vista de todos? De ser asì al menos tiene algo de verde a su alrededor”

La joven le siguió con la mirada cuando él se movió para ir por algo que la ayudase a su parecer, ella le sonrió con suavidad a sus espaldas, sonrisa que el jamás sabría que había formulado pero que no había podido evitar incluso con esa fachada de chica “rebelde”, incluso estando “alerta” de él porque la verdadera Zaniah encontraba un poco tierno que un total desconocido quisiera ayudarla y se preocupase porque estuviese mojada, como si la lluvia fuese una gran incomodidad al parecer para su improvisado anfitrión lo era. Sin embargo la sonrisa desapareció de sus labios cuando el mencionó la espalda y ella por acto reflejo chasqueo la lengua, lo había olvidado por completo ¿Cuándo se había vuelto tan imprudente? llevaba el arma que el cazador le había dado al descubierto colgando a su espalda a pesar de que este le advirtiese que la guardase o podrían llevársela presa, ella aún estaba descubriendo lo que era irse presa. Como respuesta a su mención ella se la desarmo dejando la espada sobre la mesa de madera cercana; los ojos claros de la hibrida buscaron por el lugar lo que el denominaba rastrillo mientras hacia un esfuerzo por recordar el nombre y la imagen en su aprendizaje, su padre le había enseñado del mundo de los humanos, le había hablado de que era totalmente distinto a como ella vivía y Zaniah había aprendido un poco de la historia, algunos lenguajes, a leer y escribir en tres idiomas distintos pero, llegados a ese punto, no tenía la menor idea de que era un rastrillo ¿era prudente preguntarle al desconocido que era el rastrillo? Decidió guiarse por su propia lógica mientras el hombre aún estaba entretenido entre sus cosas “Él ha dicho junto a los rastrillos de la esquina” pero no llego a moverse, él había vuelto con un trapo entre sus manos.

-Gracias- añadió cuando recibió el paño que este le tendía -suerte es lo que me hacía falta y no creo que me lleguen a preguntar por eso del invernadero- acotó alcanzando su afirmación anterior ¿sería el invernadero la casa de cristal en la que se encontraba en ese momento? Recordaba que algunos seres de la naturaleza le habían comentado que los humanos tenían extrañas formas de cuidar las plantas, quizás la casa de cristal era una de ellas -por cierto ¿eres un cuidador de plantas? - prefería preguntar, con algo de suerte descubriría lo que era el rastrillo antes de tener que adivinar hacia cuál de las esquinas dirigirse. Con cuidado separo un poco la ropa mojada de su cuerpo para dejar a la vista los papeles que le había entregado el profesor comenzando a secarlos con lentitud absorbiendo el agua con el paño, no podía arriesgarse a perderlos porque eran lo más cerca que estaba de ayudar a su padre, no podía darse el lujo de perder la información ni tampoco arriesgarse a romperlos si los secaba con su elemento -¿Siempre ayudas a extraños bajo la lluvia?- pregunto la joven desviando su mirada de la tarea de secar el papel con cuidado para observar con detenimiento quien se tomaba tantas molestias con ella incluso si fuera por mera cortesía.
avatar
Dromes : 2455
Reputación : 0
Mensajes : 13
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Es el sonido de la lluvia lo que oigo?

Mensaje por Jen & Morfeo el Miér Nov 07, 2018 12:57 pm


En silencio. La chica estuvo en silencio un buen rato. Era como si hubiera sido capturada por mí en aquel invernadero y estuviera inspeccionando lo que ahora sería su jaula. Pero ella había venido, era bastante extraño que se mantuviera sin decir nada tanto tiempo.

La sombra del agua que chocaba contra el techo de vidrio y resbalaba hacia los lados de la caja de cristal se proyectaba en el suelo, como si fuera un infinito cuadro animado de hilos negros desplazándose de un lado para otro. En aquellos instantes en silencio, se podían apreciar los estallidos apagados en la lejanía de algunos truenos, donde la naturaleza tendría que estar desplegando toda su fuerza. Sin embargo, pude sacar algunas palabras de la chica cuando le entregué el trapo. Un agradecimiento que parecía más bien forzado, como si se obligara a ser amistosa por cubrir sus espaldas, como si no estuviera acostumbrada a decirlo a menudo.  Mientras me retiraba a recoger lo que había revuelto, recibí una inesperada pregunta de la desconocida — ¿Cuidador de plantas…? — aquella manera de denominarlo era poco usual. Normalmente me llamaban por jardinero, pero ciertamente ese título inocente, quizá por desconocer el nombre real o simplemente porque me vio así, se acercaba más a la realidad —Sí… podría decirse que me gusta cuidar de las plantas del invernadero, pero no son mías — ordenados los cajones los cerré y me volví hacia ella — Ni siquiera formo parte del instituto, vivo en el perímetro de la ciudad, pero encontré un anuncio de Takemori pidiendo personal voluntario para encargarse del invernadero, al parecer ya no venía mucha gente — me acerqué hacia ella. Cuando decía lo de las armas lo decía en serio, me ponen muy nervioso las armas cerca de mis pequeñas — Tranquila, me he dado cuenta… Permiso — Parecía no saber a qué me refería con lo de su arma y la había dejado sobre una mesa. Con gentileza me puse a su lado, pudiendo notar lo mucho que había despegado la ropa de su piel, casi como si no le importara lo que pudiera ver mientras lo hacía. Pese a ello, me permití el lujo de sosegar mi lado joven para fijarme más en su arma. La tomé con cuidado, como tomaría una maceta del invernadero o un brote del jardín, y la llevé a la esquina junto a los rastrillos, al lado de la puerta. La coloqué en vertical, tratando de ser lo más cuidadoso posible para no molestar a su dueña — Mucho mejor — le dirigí de nuevo mi atención a la de pelo blanco — No es algo que pase a menudo y tampoco iba a dejarte ahí fuera golpeando la puerta mientras simplemente te miraba mojarte, ¿no? — me di cuenta de que lo que le había dado realmente había sido inservible. La chica seguía casi igual de mojada que antes y el trapo estaba empapado así que no podría secarse mucho más. — Aunque por lo que veo tampoco es que haya podido serte de demasiada ayuda… — como último recurso podía dejarle la chaqueta que guardaba en mi mochila, pero la ropa que llevaba ella era una túnica así que básicamente se quedaría sin parte inferior. La miré de arriba abajo pensando cómo le quedaría y si llegaría a cubrirle aunque sea hasta los muslos por la diferencia de altura. ¿Era normal pensar en aquello de manera tan calmada? Siquiera un ligero pensamiento oscuro se cruzó por mi mente al visualizar aquello mirándola hasta que me di cuenta yo mismo de que no caía en lo atractiva que se veía. Borré esa imagen de mi mente con rapidez y empecé a articular mis palabras tratando de disimular aquella pausa — Tengo una chaqueta en mi mochila… no sé exactamente cómo te quedará pero quizá lo puedas sustituir por eso que llevas — me referí a su túnica. No era muy normal traer algo así por la escuela — Es lo menos que puedo hacer, podrías coger un resfriado así de empapada — de hacer una visita guiada a un grupo de estudiantes de primaria a ofrecerle una chaqueta a una chica, que además lucía bastante bien, para que se cambiara y la usara por la ropa que llevaba puesta. ¿Qué clase de situación era esta? Además, viendo cómo estaba el entorno no parecía que el tiempo fuera a mejorar mucho. Las nubes cubrían todo el cielo que podía observar y la lluvia era constante desde que comenzó a caer con fuerza. Quizá debería haber mirado las noticias el día anterior…
avatar
Dromes : 2845
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Jen & Morfeo
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Es el sonido de la lluvia lo que oigo?

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.