Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Un recuerdo, una ronda... ¿Algo más?
POR Chiasa Yokomiko
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Looking for traces of the darkness [Priv.]

Mensaje por Alaister Phantasmagoria el Mar Oct 23, 2018 5:43 pm

A pesar de haber llegado hace poco de vuelta a la ciudad, ya tenía contratos de cacería e investigación que hacer, pues los asuntos sobrenaturales no esperan a nadie, ni menos a él; A la mañana siguiente, de su llegada desde Phantasmagoria, un correo le llegó a eso de las 00:01 horas. La redacción de este era accidentada, como si hubiera sido hecha a la rápida, con temor, como si algo o alguien presionara a hacerlo, además de los claros errores ortográficos que respaldaban sus sospechas. Podía tratarse de algo más de lo que clamaba la simple vista, además que había un simple hecho que en ese momento le preocupaba. Hace ya algo de tiempo que se había dedicado a la diplomacia para mantener y crear los lazos entre las naciones y Phantasmagoria, lo que le alejó de su entrenamiento, resultando en una baja de sus capacidades, pero no al punto de la incompetencia misma. Tal vez necesitaría ayuda, pero ese tal vez pasó a ser una realidad pues no deseaba ser precipitado ni temerario.

Usando un par de contactos que había obtenido gracias a sus previos trabajos y conocidos, logró dar con una persona bastante particular; una estudiante de calificaciones excepcionales, y que además se dedicaba a la investigación y seguridad. Pues sí, con un par de contactos y movidas, podía obtener bastante información. La cosa era que este trabajo no requeriría necesariamente fuerza bruta, sino que algo más de cabeza para poder descifrar lo que estaba ocurriendo, unir lazos y quizá descubrir uno que otro misterio detrás de ese mismo mensaje que le causó gran desconfianza, y quizá suponía algo más peligroso que una simple cacería. El nombre de esta estudiante era Natsuki Hatayama.

A la mañana siguiente, a primera hora envió un mensaje a la dirección de correo electrónico de esta mujer, planeando una reunión para poder discutir este asunto que había llegado a sus manos, con la finalidad de poder hacer una alianza y llegar a revelar la oscuridad tras el asunto. Con paga compartida claro. El punto de encuentro era un café cerca del parque central, pues probablemente y debido a la urgencia de la citación entregada por Alaister, y si la reputación de la chica era correcta, llegaría lo antes posible, y nada mejor que discutir de negocios con una taza de café sin azúcar, negro como la oscuridad misma. La mañana era ligeramente fría, y el sol aún no se alzaba del todo en el cielo, la humedad del ambiente se hacía notar puesto que la noche anterior una leve llovizna había aparecido, dejando que el entorno tomara ese aroma característico a tierra húmeda, un par de charcos pequeños y el rocío que decoraba tanto la vegetación como las estructuras de concreto que daban vida a la ciudad. La cafetería abrió a las ocho en punto, acostumbrada a los oficinistas que la frecuentaban a esa hora para tener un desayuno exprés o para aquellos madrugadores que disfrutaban del sabor del café y las tostadas por la mañana, como el caso de Alaister. Sentado en una de las mesas que daba al ventanal del lugar, esperaba la orden que ya había pedido; un café expreso sin azúcar y nada más, pues se había alimentado de sangre no hace mucho, y su apetito no estaba presente aún, así que con lo anterior bastaría.

Una camarera llegó con la taza de un impecable color blanco y con el líquido caliente dentro de esta, dejándola frente a Alaister para retirarse con una ligera reverencia, la que el vampiro correspondió con un ligero movimiento de su cabeza en señal de confirmación, y gracias a la vez. Tomó la taza con su mano derecha, sintiendo el aroma fuerte del café como si fuese lo más satisfactorio del mundo en ese momento para él, antes de llevarlo a sus labios y dar un ligero sorbo a este sin causar ruido alguno, dejando la taza una vez más en el pequeño plato de porcelana sobre el que venía, para luego observar su reloj. Las 8:10 minutos.


""Yo pienso" - Yo hablo - -Yo narro-" "El Sanguinem se comunica"


avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 55009
Reputación : 6
Mensajes : 156
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Looking for traces of the darkness [Priv.]

Mensaje por Amnesia el Dom Oct 28, 2018 6:29 pm

Desde su regreso a Eadrom muchas cosas habían cambiado, no, todo cambio desde aquel fatídico día. ¿Podría en realidad decir fatídico? no, definitivamente no, era cierto que una cadena de malos sucesos ocurrieron tras aquel día, pero no todo fue malo. No decían que no hay mal que por bien no venga; en su caso podría decir que era un dicho muy cierto. Oh, pero no todo era miel sobre hojuelas, sería muy fácil la vida si todo fuera tan simple y lindo. Recorría el bosque en completo silencio, ni siquiera los grillos emitían sonido alguno temerosos a quien por esos lugares se paseaba. Su único acompañante era la luna que abría paso al bosque delante de Natsuki.

Bosque. Lugar que despertaba una tormenta de sentimientos en su interior. ¿El motivo? Para Natsuki era totalmente desconocido. Era una de las secuelas que se mantenía presente tras aquel día. Partes de sus recuerdos simplemente se esfumaron, y ese lugar daba esperanza a recuperarlos; algo que posiblemente solo se quedaría como una esperanza, vaya desgracia. Continuaba con su recorrido que no era precisamente por gusto, sino por su trabajo. La noche resulto ser tranquila, eso podía deducirlo gracias a la suave brisa y a que ningún animal corrió despavorido. Por última vez vio la luna ocasionando en su interior un hueco, suspiro antes de marchar a las habitaciones evitando ser vista. Algunas cosas nunca cambiaban.

Ya en su dormitorio opto por terminar de arreglar algo de papeleo y si el tiempo lo permitía estudiaría para alguno de sus exámenes; acciones que nunca se llevaron a cabo. En silencio observaba un correo electrónico con contenido bastante preocupante e interesante al mismo tiempo -solicitan mi presencia en.…- sus ojos terminaron de escanear el documento. Podría ser una simple trampa o en realidad esa persona le estaba buscando para algo serio, con que intención buscaría información de ella sino fuera así. Las dudas se mantenían por lo que tomando precauciones Natsuki se pondría en comunicación con la agencia. Se le otorgaron unos datos sobre esta persona y un pequeño historial de sus misiones, definitivamente alguien que no se quería de enemigo. Ese hombre era Alaister Phantasmagoria, dudaba que lo hubiese dicho de forma correcta.

Como el correo se lo pedía se presentó temprano en el lugar indicado. Por instinto espero afuera un rato solo viendo entrar y salir a la gente. Sería muy de mañana causando aquella cafetería se mantuviera casi vacía. Un hombre llamo su atención, desconocía en realidad el aspecto físico de a quien buscaba solo contaba con pequeñas descripciones. De las cuales ese hombre encajaba con todas ellas, esperaría unos momentos más antes de final mente entrar.

Una campanita seria la que anunciara su entrada al local, sus ojos vagaron encontrándose con quien buscaba. Avanzo a paso tranquilo saludando a quienes trabajaban en tan acogedora cafetería, aquel hombre tenía buen gusto, debía admitirlo. Alcanzando la mesa hizo un ademan pidiendo permiso para sentarse y en cuanto lo recibió tomo asiento. Una mesera, posiblemente la que con anterioridad trajo café a su acompáñate se acercó a ellos ofreciéndole la carta y esperando a tomar su orden. Natsuki pido un té de durazno y espero a que el oído de aquella joven estuviera fuera de su alcance para dirigirse al contrario -con temor a equivocarme me atreveré a decir que usted es el autor del correo- comento de forma tranquila, observándole con la intención de descifrar el tipo de persona que era. Natsuki no era de andarse con rodeos, sin embargo, en algunas ocasiones era prudente actuar con precauciones. Esta era una de ellas.


 Invitado no recuerdo haberte olvidado.
-Hablo- Narro "Pienso"
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 105826
Reputación : 14
Mensajes : 274
Ver perfil de usuario
Amnesia
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Looking for traces of the darkness [Priv.]

Mensaje por Alaister Phantasmagoria el Sáb Nov 03, 2018 2:21 pm

El silencio y la soledad en aquella cafetería se mantuvo para él por unos minutos mientras disfrutaba de su café sin ninguna prisa, sin preocupación alguna, como si en su mundo todo estuviera bien y no hubiera nada de lo que preocuparse. No hasta que en un golpe de realidad volvió a su mente el asunto al cual había citado a aquella muchacha ¿Y cuál fue el golpe de realidad? Pues una joven que miraba alrededor ya una vez dentro de la cafetería, que había enfocado su vista en él y que se dirigía a su puesto. De apariencia imperturbable, dio un nuevo sorbo a su taza de café para cuando la joven solicitó su permiso para tomar asiento, lo que el vampiro permitió con un ligero movimiento de confirmación con su cabeza.

Cuando la mesera de antes se retiró tras el pedido y cuando la aseveración de aquella joven apareció, confirmó estas- No es necesario temer, pues está en lo correcto, señorita Natsuki, espero que no le moleste que me refiera a su persona de esta forma- Dejó la taza de vueltas en su plato tras haber bebido un poco más de su contenido, enfocando sus orbes carmesí en los de su compañera en este momento; inquisitivos, fríos, pero no necesariamente hostiles- Mi nombre es Alaister Edon Phantasmagoria, y efectivamente fui yo quien le contactó. Lamento no haber dado muchos detalles en el correo pues considero que ser discretos es uno de los puntos esenciales de nuestro trabajo, y tentar a la suerte no es una opción. Por lo mismo ahora está acá, así podremos charlar en persona y que lo que hablemos aquí, se quede aquí-

La mesera trajo el pedido de la joven, dejando este frente a ella para retirarse con una reverencia. Alaister cruzó sus manos por sobre la mesa, sin dejar de observar a la muchacha, buscando crear un esquema y detallar lo que pudiese de ella, partiendo con uno que otro detalle- Primero que todo quisiera mencionar la razón por la que le cité a este lugar; He recibido un correo con una propuesta de trabajo correspondiente a lo que me dedico, sin embargo hay ciertos detalles en el mismo correo que me hacen dudar de su veracidad o si realmente revelan el contenido tras el mensaje. De seguro ya sabe quién soy y a lo que me dedico, y se imaginará que ser precavido es algo de mucha importancia. Podría fácilmente negarme a la solicitud, pero tengo mis razones como para llevarla a cabo y por ello necesitaré de la ayuda de usted y sus habilidades de investigación- En otro contexto lo hubiera hecho absolutamente solo, y hubiera tenido éxito, pero mientras no estuviera al 100% de sus capacidades, no podía confiarse- He traído una impresión del documento en cuestión por si gusta de darle una mirada, en especial al sello virtual con el que se firma. No es uno conocido de manera amplia, de hecho es muy probable que sólo le haya escuchado por un rumor, pero aun así le aseguro que es real. Le conozco hace ya más de 100 años y sigue en pie. Es una sociedad sectaria que venera a una entidad siniestra bastante antigua, pero que a pesar de esto han aportado a la sociedad de forma positiva. Ayudaron a mi reino en sus horas más oscuras, pero de todo el tiempo que he mantenido contacto, nunca había sido de esta manera. Quizá es sólo una corazonada, pero quisiera averiguarlo-

Hizo su mirada a través del ventanal a su costado; el día estaba nublado, así que en su calidad de vampiro no debía preocuparse por esto. Volvió a dirigir la palabra a la mujer frente a él, pero sin quitar la mirada del cielo- Habrá una paga por si es lo que esperaba escuchar, bastante generosa además de otras regalías, como contactos y ayuda cuando sea conveniente. Ahora ¿Le interesa esta propuesta? – Con esto, volvió su mirada a ella, esperando-


""Yo pienso" - Yo hablo - -Yo narro-" "El Sanguinem se comunica"


avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 55009
Reputación : 6
Mensajes : 156
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Looking for traces of the darkness [Priv.]

Mensaje por Amnesia el Dom Nov 11, 2018 9:00 am

La paciencia no era una de sus mejores cualidades, mas tuvo que aprender a manejarla ya que muchas cosas la requerían. Esta ocasión era una de ellas, esperaba tranquilamente a que su respuesta fuera contestada de forma afirmativa, de lo contrario ya tenía una excusa perfecta. Después de todo era mejor estar preparado para cualquier tipo de situación que fuese a presentarse. Aunque estaba completamente segura de que era la persona correcta, la mirada de aquel hombre era tal y como la describieron. Le ponía los pelitos de punta, pero no se adelantaría en decir que ese chico le molestaba, no sabía nada de él.

Levanto una ceja ante la mención de su nombre, si era honesta no esperaba tanta familiaridad, como fuera decidido dejarlo pasar y asentir levemente. Natsuki o Hatayama, le importaba poco cual de los dos usara mientras no fuera una especie de apodo que terminara ofendiéndola. -me temo que deberá de escribirme su nombre, es algo largo para recordar- Si trabajarían juntos resultaba normal presentarse y que el supiera ya sobre ella le ahorraba hacerlo. Poniendo completa atención sobre el hombre se cruzó de brazos -comprendo su preocupación y créame que entiendo el peligro que representa el tentar a la suerte. Lo que me lleva a pensar que el hecho de omitir detalles en el correo conlleva a un asunto bastante serio, sin dejar el hecho que todo lo que se hable terminara por quedarse entre nosotros-

Sonrió levemente y agradeció a la mesera por su pedido, no tomo mucho antes de que diera un pequeño sorbo a su bebida solo para detenerse al sentirla demasiado caliente. Soplo un poco con intención de su temperatura disminuyera un poco antes de poder probar el tan ansiado líquido. -Le agradecería me contara un poco sobre estos detalles que lo hacen dudar, quiero saber a que me enfrento y como es que lo manejo, comprenderá que toda información es importante- menciono sin intención de preguntar por sus razones para no negarse. Eso le correspondía a el y a nadie mas que a él, Natsuki no pretendía meterse de más solo limitándose a cumplir con su trabajo. Suponiendo que al final decidiera aceptarlo. -me gustaría ver el documento por unos momentos, y claro también el sello sino le importa- claro estaba que Natsuki no tenia mucho tiempo en aquel trabajo, o eso pensó al escuchar los 100 años, eso si era mucho tiempo.

Miraba atenta su comportamiento que se atrevería a decir sus ojos eran melancólicos, no, quizás solo se estaba haciendo ideas antes de tiempo. Su tren del pensamiento seria interrumpido por la voz gruesa de quien era su acompañante. Contactos y ayuda cuando fuera conveniente le resultaba algo bastante tentador, el dinero por otra parte no tanto, pero mentira si dijera no le importaba. El dinero después de todo manejaba el mundo y en su situación actual no podía darse el lujo de perder una oportunidad para ganarlo. Sin embargo, aun con todo aquello ofrecido casi en charola de plata su instinto la detuvo -En efecto me interesa, pero antes de darle una respuesta en concreto me gustaría saber un poco mas sobre esta propuesta… los riesgos que conlleva realizarla. No me resulta agradable lazarme al vacío sin tener algún tiempo de arma con la cual podría defenderme- contesto dando otro sorbo a su te.


 Invitado no recuerdo haberte olvidado.
-Hablo- Narro "Pienso"
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 105826
Reputación : 14
Mensajes : 274
Ver perfil de usuario
Amnesia
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Looking for traces of the darkness [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.