Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Privado - Jazz decadente

Mensaje por Caim el Jue Sep 27, 2018 3:02 pm

Dicen que hay que delegar, pero desconocía y desconoceré siempre que es permitir que otros, sean o no eficientes, hagan parte o la totalidad de algunas de mis ocupaciones como líder empresarial, demonio de gran poder o gobernante de un territorio “allí abajo”. Por mi experiencia comprendía que muchos esperarían poder sacarme los ojos como si fuesen cuervos, pero en realidad por otra parte me dedicaban elogios y comprendían que únicamente “bajo mis alas” podrían encontrar la paz, prosperidad y privilegios que día tras día, noche tras noche, podían conquistar y disfrutar. Eran presos de su necesidad de sanguijuelas.

Ocasionalmente visitaba algunos locales para revisar como estaban yendo las cosas a mis “contrarios”, pero también a los socios en los que invertía un tanto por ciento mínimo, o no, para poder diversificar mi poder y expandirlo. Los privilegios jamás estaban “de más”.

Aquella noche me encontraba en uno de esos locales de ambiente que había decidido adquirir. Aún no había cambiado su nombre, ni el aspecto y ni mucho menos instalado a mis trabajadores. Todavía tenía el aspecto de semanas atrás, cuando lo visité por primera vez. El antiguo dueño estaba sentado en la barra del bar, con la cabeza gacha y la mirada nostálgica. Se oía de fondo al pianista interpretando una triste cantinela llena de suspiros, notas desacompasadas y whisky barato impregnado en su barata chaqueta.

Por mi parte me hallaba en el fondo, casi en la penumbra, con un whisky doble sin hielo. Mis ojos verdes brillaban como los de un gato y se regodeaban. Pronto, muy pronto, sería el mejor club de jazz de la zona y ese pianista barato desprovisto de talento estaría ocupando el lugar que le pertenecía: las calles, pidiendo unas monedas.

¿Desea algo más?—preguntó una camarera de ojos azules, piel bronceada por el sol y cabellos rubios teñidos con un tinte bastante barato. Otra que se iría pronto a la calle. Alguien así no correspondía con lo que me gustaba: mis propios hijos e hijas, mi descendencia, haciéndose cargo de los locales.

No—respondí quedándome allí observando la entrada. Quería ver quienes se aproximaban a un tugurio que pronto sería reformado.


Célula de Identidad:
avatar
Dromes : 30455
Reputación : 9
Mensajes : 130
Ver perfil de usuario
Caim
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Privado - Jazz decadente

Mensaje por Nate Sköll el Dom Sep 30, 2018 8:14 pm

Los árboles pasaban a mis lados, como borrosas siluetas. Entre los troncos, una ráfaga de claras tonalidades se desplazaba, dejando a su paso una ráfaga de viento que levantaba las hojas secas, sacudía el césped y perturbaba la tranquilidad de las ramas y arbustos. Podía sentir una refrescante sensación envolviendo mi rostro, agitando mi pelaje y mis orejas. Comenzaba a agitarse mi respiración, vapor cálido emanaba de entre mis colmillos, dejando nubes semitransparentes a su paso. El par de ojos color ámbar-dorado relucían aquel color sobrenatural mientras me abría paso, a una velocidad descomunal por la arboleda. Desesperación.

Derrapé sobre mis cuatro patas, levantando un montón de tierra cuando llegué al borde de la capa de vegetación que ocultaba mi forma de lobo a simple vista. Alcé la mirada, podía reconocer el edificio en el que habitaba. Al sentirme seguro, volví a mi forma humana y entré corriendo, subí las escaleras, crucé el pasillo hasta llegar a mi departamento, el único con la puerta sin seguro, la cual cerré a mis espaldas, tras ingresar. Eché un vistazo a mi alrededor, sólo para llevarme el mismo sentimiento de decepción que tenía desde hacía una semana o dos. Suspiré y caminé sin ánimos hacia mi habitación, no sin antes pasar caminando frente a la puerta de mi roomie, decepcionado. Ella seguía sin aparecer. Ningún mensaje, nota, nada. Mishella había desaparecido sin dejar rastro, sin avisarme... Me había dejado sólo, mi única amiga en la ciudad.

La ansiedad se convertía en un sentimiento opresivo que no me permitía quedarme quieto en el departamento. El pensar que me había abandonado la persona más cercana a mí en un sitio relativamente desconocido y que ahora estaba por mi cuenta, realmente me preocupaban. Bufé, entré a la ducha y dejé correr el agua fría, mientras limpiaba la evidencia de haber salido a buscarla en mi forma de lobo. Salí de la regadera y me sequé con una toalla que estaba a la mano, después la lancé a un lado mientras avanzaba a mi armario, para sacar una camisa color vino, pantalones de mezclilla y zapatillas blancas, de marca occidental, como casi todo mi guardarropa. Tomé mis llaves y salí de la casa, esta vez, dejando el seguro.

El viaje a la ciudad fue relativamente corto, pero mis pensamientos no permitían que me relajara. Después de un rato, llegué a una calle, donde abundaban los bares y más locales nocturnos, algunos tantos con llamativas luces y letreros de nombres curiosos. Me adentré en el primero que vi, sin darme cuenta de qué tipo de lugar albergaría mi noche. Haberme transformado recientemente y el impacto que causaban mis ideas, junto con la situación de ansiedad que vivía seguían causando estragos en mi físico. Era delatado para aquellos que conocían del mundo sobrenatural por mi color de ojos, característico de mi especie, aunque, para quienes no sabían de ello, realmente sólo pasaría como un rasgo llamativo o interesante.

Entré por la puerta principal, cabizbajo, recorriendo el sitio con una fugaz mirada, discreta, mientras avanzaba, como si conociera el lugar de tiempo, directo hacia la barra, donde tomé asiento. Apoyé mis brazos sobre ella y exploré un poco más el sitio con la vista. Eventualmente tendría que lidiar con el bartender, ya me las arreglaría. Esperaba poder apartar mi mente de los pensamientos que tanto perturbaban mi tranquilidad.

Doblé ligeramente las mangas de mi camisa, dejando mis muñecas expuestas, una de ellas, tenía una curiosa pulsera de cuentas redondas color negro, algunas de ellas, tenían marcas color blanco: Mi nombre escrito en runas, además, de la pulsera, colgaba un pequeño lobo color plateado. Un accesorio curioso, casi como un chiste que resaltaba el orgullo que sentía hacia mi especie.

Levanté un poco mi mano y, pasé mis dedos por mi cabello, llevándolo hacia atrás mientras suspiraba. - Buenas noches - dije abiertamente, intentando parecer educado y familiarizado con el lugar. Lo cierto era que nunca lo había visitado antes y no tenía la menor idea de qué clase de individuo acudía a él, probablemente me llevaría una sorpresa si prestaba suficiente atención a la gente dentro del bar.


Pienso // - Hablo -  // Existo
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 12840
Reputación : 0
Mensajes : 13
Ver perfil de usuario
Nate Sköll
AULLADORES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Privado - Jazz decadente

Mensaje por Caim el Dom Oct 07, 2018 9:46 am

El whisky estaba frente a mí sobre una pequeña servilleta, de esas que parecen ser más útiles de chubasquero que para limpiarse cualquier salpicadura, y mis ojos se posaban sobre cada componente del local. Mentalmente hacía una guía para indicar las necesidades, o más bien carencias, que veía con sólo un vistazo rápido y me marcaba objetivos a corto plazo para que estuviese lo antes posible todo dispuesto y acorde a mis ideas de negocio.

Principalmente eran los camareros, su uniformidad -o la carencia de esta-, el adquirir nuevos instrumentos y restaurar los viejos, mejorar el suelo, cambiar el papel pintado, reorganizar la sala y mejorar la luminosidad. Quería que tuviese un toque underground, pero no que prácticamente fuese a asaltarte un par de cucarachas. Obviamente no había plagas de insectos, salvo un par de mosquitos que no dejaban de zumbar.

Busqué entre mis prendas mi pitillera y saqué un cigarrillo. En esta ocasión era un Lucky Strike de menta. No eran mis favoritos, ni los habituales, pero necesitaba disfrutar del momento camuflándome con el local.

Pronto entró un cliente. Parecía resuelto, pero algo me decía que era puro teatro. Tendría que estar con todos los sentidos despiertos para no dejarme llevar por primeras impresiones y no permitir que esa criatura supiese quién era yo.

Aspiré profundamente mientras daba una calada y estiraba mi zurda hacia el vaso, provocando que el líquido se moviese lentamente, dejando que mis ojos se clavaran en la nuca de la figura del esbelto muchacho. Olía a salvaje, a animal, y supuse que podía ser uno de esos perros callejeros que buscaban liberarse de cualquier “amo”. Aunque también podía ser otra clase de criatura que también tuviese vínculo animal de algún modo.

Ni me moví. Sólo seguí allí disfrutando de las vistas. Quería ver cómo se movía, qué decía y el trato que se le daba para apuntar más deficiencias. De ese modo, con un amplio listado, nadie podría negarse que echarlos era lo mejor para mi negocio.


Célula de Identidad:
avatar
Dromes : 30455
Reputación : 9
Mensajes : 130
Ver perfil de usuario
Caim
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Privado - Jazz decadente

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.