Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Empecemos a conocernos
POR Yukiro Nimura
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» El bastión de la maga y el angel [Privado - Chise Hatori]
Hoy a las 8:33 pm por Nero Angyros

» Libre - Vigilancia
Hoy a las 8:14 pm por Stella Maris

» ¿Qué música estás escuchando?
Hoy a las 7:27 pm por Zackary Argyreon

» Remnant (ausencia)
Hoy a las 6:58 pm por Alice Donakis

» Ausencia otoñal
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» Pues... que me voy.
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» Violet kiss || +18
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» Byebye ♡ o.o/
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» ¡Nos vemos pronto!
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» Crea tu chibi
Hoy a las 6:39 pm por Alice Donakis



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un nuevo profesor? Una nueva familia? [Priv. Eilen & Rin]

Mensaje por Eilen Shinsei el Jue Sep 13, 2018 11:27 pm


Caminaba por el bosque, igual que aquel día, como hace cientos de años atrás. Aquel lugar, rodeado de arboles, podía asemejarse a un lugar solitario, o tal vez no. “La vida de los humanos es…”, pensamientos que parecían negativos volaban hacia mi mente estrepitosamente, a una velocidad que no me permitía deshacerme de ellas. Sin embargo no era totalmente cierto aquello, no al menos del todo. En ese territorio comandado por la naturaleza, visto solo por las cortezas y ramas de los arboles, podría ser el único lugar donde la sonrisa de aquel profesor se veía, por primera vez, debilitada. Aunque no significaba estrictamente que se encontraba triste o falto de felicidad.

¿Qué mala imagen estaría mostrando para los alumnos?”, me preguntaba mientras miraba atentamente a mi alrededor, captando no solo el sol que caía en rayos cortados por las hojas, sino también el canto de los pájaros que tanto pululaban en aquella época del año. Sentía la tierra en mis pies descalzos, la brisa que se movía tranquilamente y el olor a las plantas del alrededor. Las veces que eh estado aquí habían sido innumerables veces, no podía dudarse que aquel ambiente me atraía más que las ciudades, aunque podía aguantarlas tan bien como cualquiera. “Quisiera darme un descanso y disfrutar del cielo”, me quejaba para mis adentros, a pesar de desearlo tanto no podía negar mis obligaciones o responsabilidades. Tenía trabajo que hacer, y no lo abandonaría hasta terminarlo…o hasta que me entre hambre.

-Concéntrate Eilen- Me dije mientras seguía caminando, buscando flores que me sirviesen o que al menos satisficiese a mi búsqueda.

Traía conmigo una bolsa de cuero donde guardaba aquello que encontraba y tomaba lo que me sirviese. Y así lo hice durante unas cuantas horas hasta que el sol ya se encontraba en el horizonte, aunque aún no se podía ver la oscuridad de la noche, si podía notarse el color anaranjado en el ambiente. Y con la “casi” final de mi tarea, logre vislumbrar lo que parecía ser un lago, el lago más grande del bosque. “Tal vez pueda relajarme en este lugar”, pensé inmediatamente, mi rostro tomo una sonrisa encantada en el momento y empecé a acercarme al lago. Me quite la ropa metiéndola dentro del bolso de cuero, dejándola al lado de un árbol, colgada en una rama. Aunque aun mantuve los anillos dorados que decoraban mis muñecas y cuello. “Me acuerdo cuando me preguntaron si eran apruebas de agua”, recordé en un momento mientras me adentraba al agua.

Me había soltado el cabello antes de meterme, se volvía más ameno de esta forma y lograba mojar cada parte del mismo sin ningún problema. Ya podía ver a ciertas personas en mi cabeza quejándose de los problemas que podría suponer hacerlo, pero tenía bastante tiempo y arreglar mi cabello era algo que podía hacer fácilmente gracias a los años de experiencia.

El bosque está muy tranquilo a estar horas”, y era cierto, los pájaros descansaban sus cantos, el sol ya no pegaba tan fuerte y el viento se calmaba incluso más. El agua estaba bastante fresca y en el fondo, el cual aun era sorprendentemente limpio, podían verse peces pequeños nadando en familia. Incluso se encontraban en perfecto estado los demás seres vivos o plantas que convivían en el fondo. “Esta perfecto para mí”, casi pronuncie con palabras pero se quedaron en mi mente, al sacar la cabeza del agua podía ver el cielo, aquel en donde podía verse una que otra estrella tan brillante que lograba nacer incluso con el sol aun alumbrando.






Carnet to´ Elegante:

    
Feliz Cumpleaños Take!:

Un regalito <3:
avatar
Edad : 25 Dromes : 31376
Reputación : 12
Mensajes : 268
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo profesor? Una nueva familia? [Priv. Eilen & Rin]

Mensaje por Tohsaka Rin & Asuka el Vie Sep 14, 2018 1:20 am

Estudiosa, rata de biblioteca. Así podríamos describir a la jóven maga en su diario vivir. De la casa a la Universidad, y de la Universidad de vuelta a casa o a la Asociación de Magos para seguir entrenando. Tenía una agenda bastante... Ocupada y empeñada en sus estudios y en el crecimeinto personal, por tanto, no gozaba de la típica vida social que tenían los típicos estudiantes Universitarios, porque su meta era convertirse en una gran maga y sobrepasar a su padre, ahora siendo esta la líder y cabecilla de la familia Tohsaka desde la desaparición de sus progenitores.

Ese día regresó al bosque para asegurarse de que todo estuviera bien. Hace un tiempo atrás la maga había ayudado a otras personas a resolver un caso loco sobre un incendio mágico hecho por mano criminal, donde ella junto a estos desconocidos (en aquel entonces) fue partícipe de ayudar a apagarlo y atrapar a los villanos. Fue un día loco, peligroso, pero inolvidable. Un día en el que quedó cierto sentido de responsabilidad dentro de Rin, de ir a visitar el bosque más a menudo para vigilar que todo estuviera bien.

Pasaba por los lugares donde antes había nieve, aquellos lugares por donde ella recorrió para investigarlos, como esperando una respuesta de la naturaleza: "Estamos bien. Ya no volverá a pasar." quizás. Se detuvo en el epicentro del lugar, donde todo comenzó, para ella, y su mirada se perdió entre los vivos recuerdos del momento: Una explosión que la sacó volada, sus oídos entumecidos, animales pasándo sobre ella, una simpática chica ayudándola sobre un dragón para evitar que se lastimara...

"Los criminales fueron vencidos, pero..." - Negó con la cabeza. "No son estúpidos. No volverían a atacar el bosque de la misma manera. Quizás hayan más personas planeando cosas malas aquí... No, Rin. Tienes que calmarte." - Suspiró y siguió su caminar. "¿Cómo estará ese Reno?" - Después de todo, había un bendito reno que había dado algunos problemas por tragarse una piedra mágica de otro planeta... O algo así.

Negó con la cabeza y miró hacia adelante con una sonrisa en el rostro. Ya bastaba de preocupaciones o pensamientos negativos. Sacaría ese día para ella.

Así que decidió hacerlo: Se estiró y salió corriendo por el bosque para poder sentir la brisa del viento golpear su rostro. Daba vueltas admirando la belleza del paisaje, olvidándose por el momento de sus estudios. Dejó salir algunas risas cada vez que recordaba momentos familiares entre sus hermanos y ella jugando en los exteriores de la Mansión o haciéndo travesuras. Admiraba la belleza de las flores, de los animales, algunos alzando la cabeza y observand con curiosidad la chica que corría por el camino serpentino, extendiéndo sus brazos hacia los lados, dando más vueltas y dejando que la brisa siguiera acariciandola.

Hasta que llegó a un lugar que no había visitado antes y detuvo por completo su correr. Conocía de ríos y cuerpos de agua en el bosque, como también conocía del lago, pero no había tenido la oportunidad de visitarlo en persona. "Así que éste es..." - Daba pasos lentos, con su cuerpo moviéndose por su propia cuenta asombrada por la belleza del gran cuerpo de agua, y lo que más llamaba su atención era su transparencia.

"Ojalá pudieramos tener más paisajes de este tipo..." - Estaba sumida en sus pensamientos cuando sintió que algo golpeó su frente. -¿Huh? - Se fijó y vió una bolsa de cuero colgada de la rama de un árbol. [color=#9900ff]"¿Qué diablos...? ¿Alguien dejó sus pertenencias aquí?" - Pensó, pues cuando llegó al lugar no había visto a nadie.

Llegó a tomar la bolsa de cuero con ambas manos con intenciones de desamarrarla y mirar lo que había adentro. Quería ver si el bolso tenía algún tipo de ID para encontrar y devolvérsela al dueño. Pero un último vistazo al lugar la llevaría a clavar sus ojos en... -Oh. Es un chico. Quizás el bolso sea de él." - Pensó toda tranquila, para luego caer en cuenta que... "Espero que traiga algún traje de baño... Entonces el bolso serían sus vestiment..." - Claro, haciéndo la teoría de que el objeto fuera de él. Si no era así entonces...

Spoiler:

Sus cuerpo se frizó. Su piel se puso pálida y los pelos de su cuerpo se erizaron. "Está la posibilidad de que éste tipo esté... No, hehehe. Tranquila, Rin. Probablemente tenga un traje de baño y todo esté bien." - Soltó el bolso y comenzó a retroceder para alejarse lentamente.

"Repite conmigo: No está desnudo. No es lo que piensas. Solo es un pobre diablo dándose un baño en medio de tanta calor. Todo está bien. No está desnudo. Solo es un pobre diablo... No es un pervertido. Tu tampoco lo eres, Rin-chan..." - Y es que la pobre maga nunca había visto a alguien del sexo opuesto como Dios lo trajo al mundo, y ni quería verlo, y por eso se puso nerviosa. "Solo es un pobre diablo..."

Siguió repitiéndo aquellas palabras en su cabeza. "Solo es un pobre diablo, pobre diablo, y tu estarás bien. Nop, nop, nop. Hora de regresar a casa y retomar mis estudios. Si. Eso. Pobre diablo, pobre diablo, pobre diablo..." - Aunque no se fijó y terminó tropezando con la raíz del mismo árbol donde estaban. -¡¡¡POBRE DIABLOOOOOOOO!!! - Trató de sostenerse del tronco del árbol con la mano izquierda, pero cayó de espaldas al suelo, golpeándose fuerte el cuerpo. -¡Ay no, ay no, ay no...! - Se repetía a si misma, sosteniéndose detrás de la cabeza, dando vueltas de un lado a otro y con lagrimitas en los ojos. -Que vergüenza... Que no me haya visto, que no me haya visto, que no me haya visto. ¡Me muero, me muero! - Seguía susurrando para si misma tratando de ocultar la vergüenza en su rostro sonrojado.

Spoiler:


-Rin habla // "Rin piensa" --- -Asuka habla // "Asuka piensa"

Código:
Rin: [color=#9900ff] [/color] // Asuka: [color=#ff0000] [/color]


"If you've got no way to fight, you're just getting in the way! If you're killed without accomplishing anything then you'll have died for nothing!"



○ [Tohsaka Rin] ahora es [Tohsaka Rin & Asuka]
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 51274
Reputación : 11
Mensajes : 135
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo profesor? Una nueva familia? [Priv. Eilen & Rin]

Mensaje por Eilen Shinsei el Sáb Sep 15, 2018 12:12 am


En algunos momentos, cuando me relajaba y dejaba que las corrientes movieran mi cuerpo, podía sentir pececitos moverse entre mi larga cabellera. Me hacían cosquillas pero no tenía la intención de asustarlos, aunque el que hagan su hogar allí tampoco era una opción. Pero la diversión duraba poco pues debía nadar a la superficie cada vez que necesitaba de oxigeno, hasta incluso deseaba poder aguantar más tiempo. “Aguantas más que un humano normal, no pidas mas”, me replique, aquella fuerza sobrehumana era más que suficiente y debía de ser agradecido por ella. Sin embargo era cierto también que, en algunas ocasiones, intentaba imaginarme una vida normal, corta, como la de un humano. “¿Sería más feliz?”, eran preguntas que salían a raíz de esos puntos de vista.

La longevidad o la inmortalidad eran maldiciones en sí, vivir tanto traía tanto cosas buenas como malas y a veces hasta te hace cuestionar si las cosas buenas valen la pena, al ser comparadas por la carga que debes soportar. Un ser con una larga vida desea vivir menos, y los que viven poco desean vivir más, que ironía. Aunque no todo era bueno o malo, podías aprender a vivir con ello, el tiempo me lo demostró, o tal vez fuese yo mismo y mi característica forma de pensar. “O tal vez eh tragado mucha agua de lago”, me permití bromear conmigo mismo mientras ascendía una vez más.

En un bosque normal pensarías que sería imposible poder encontrarte con alguien más, hasta por casualidad, pero estamos hablando de un lugar cerca de aquel instituto y de sus habitantes. No habían muchas personas que paseasen por allí a esas horas, sin embargo las había y no sería la primera vez que me pasa. Necesitaba ser cauteloso y no perder demasiado tiempo, aunque lo último era más por el trabajo importante que no había terminado aun. “Suerte que me conozco bien el bosque”, pensé aliviado, no temía poder perderme ni encontrarme con ningún problema. E incluso si aun así me encontraba en aprietos tan solo tenía que volar y arreglado, en forma humana o draconiana ya dependería de la situación.

-Hablando del rey de roma…- Susurre mientras mantenía mi torso al descubierto, deteniéndome en seco de salir del agua al escuchar murmullos, pasos y demás sonidos que, si no tuviera aquellos sentidos, no podría estar casi seguro que se trataba de un ser humanoide, o algo que sonaba como tal. “¡¿No me digas! Un pervertido?”, me imagine por un momento aquella escena típica de las series que a algunos de mis alumnos ven, era algo gracioso aunque no estaría tan seguro de los que sufren el momento. Podría ser así si no fuera por la experiencia que eh logrado obtener en estos últimos milenios, la vergüenza de ser visto desnudo era una de las pocas cosas que lograba manejar bastante bien, aunque podía fingir.

Podía ser un alumno del instituto, o una pequeña estudiante del mismo, también podía ser un vejestorio en sus últimos momentos. Fuera lo que fuese, la impresión de uno y las relaciones sociales eran importantes, más cuando era un profesor yo mismo. Debía salir de esa situación lo más rápido posible y sin ningún accidente… Escuche un golpe en seco, y un movimiento bastante escandaloso. “Empezando desde ahora…”, me dije perplejo ante la posibilidad, la imagen del pervertido era cada vez más clara.

Salí por completo del lago, y con pasos lentos comencé a caminar hasta mis pertenencias, donde provenían también esos raros sonidos. Y con un movimiento rápido, a la par que silencioso, me asome desde los arboles. “¡Te atrape perver!... Es una chica”, la cruda realidad golpeo mi pecho de forma contundente…el pervertido era en realidad una “pervertida”. O esa escena cómica se apoderaba de mi imaginación. “Tendré que abstener a mis alumnos de enseñarme más de esas cosas”, pensé inmediatamente mientras aguantaba el reírme de mi mismo.

-Oya?... Espiar a la gente en momentos tan íntimos… aunque el lago es público, hm- Comencé a llamar su atención con un tono burlón y divertido, para terminar estropeando mi propia broma con un tono más serio, viendo la misma realidad. No esperaba una gran reacción, ya que me había puesto el pantalón negro de estilo árabe que me ponía siempre, aunque solo alcance a ponerme eso a esa velocidad, tampoco deseaba entablar una conversación desnudo. –Hablando en serio, ¿no te has hecho daño no? Fue una fea caída- Pronuncie mas tranquilamente, con una voz más llevadera y suave, que se escuchaba realmente preocupada por la condición física de la mujer.

¿Y mi aspecto en ese momento?, lo normal en mi. Un pantalón árabe realmente grande y unos anillos dorados que decoraban mi cuerpo, y nada más. Podía notarse las gotas del agua deslizarse por la piel y por el cabello que, de lo tan largo que estaba, parecían raíces negras mojadas. Tan largo estaba mi cabello desatado que hasta se hallaba un camino del mismo en el suelo detrás de mí, y algunos grandes mechones se precipitaban en mi pecho.





Carnet to´ Elegante:

    
Feliz Cumpleaños Take!:

Un regalito <3:
avatar
Edad : 25 Dromes : 31376
Reputación : 12
Mensajes : 268
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo profesor? Una nueva familia? [Priv. Eilen & Rin]

Mensaje por Tohsaka Rin & Asuka el Mar Sep 18, 2018 8:16 pm

Generalmente pasaba de largo a las personas en la playa u otros cuerpos de agua porque sabía que estaban en las vestimentas adecuadas para la ocasión, además de estar rodeada de más personas. El problema en esa ocasión era que... Estaba la posibilidad de que le estuviera interrumpiendo el baño a un tipo y que éste fuese un pervertido. ¡Kyaaaaa! Y es que lo mejor era salir del lugar sin hacer el más mínimo de los ruidos, y si la veían pues que al menos se viera como una persona pasando y listo. El problema es que no solamente gritó, también armó un escándalo por no haberse fijado en la raíz del árbol.

Ahora se sostenía la cabeza, dando vueltas y rezándole a los Dioses porque no hubiera llamado la atención con tanto escándalo. Pensaba bajar un poco el dolor para seguir con su rutina diaria, tomarse algunas medicinas en la casa o ayudar a recuperar su dolor con magia; Poner a su hermano mayor a trabajar para que aliviara su dolor de alguna forma. Solo que sus planes no saldrían como lo planeaba, pues habría sido sorprendida por la persona del lago, o quizás alguien que estaba cerca y no logró ver.

-Oya?... Espiar a la gente en momentos tan íntimos…

-¡¡¡KYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!! - Se sentó en el suelo y con sus ojos abiertos como plato le señaló. -¡¡¡NO ES LO QUE PIENSAS!!! - Y no pudo escuchar lo que él murmuró luego de esas palabras por estar tratándo de explicarse de... quizás, la peor manera. Lo menos que quería Rin era que hubiera un malentendido... ¡O peor, que la confundieran con una pervertida! ¡Eso dañaría terriblemente su imagen! Eh... Quizás le gustaba lo erótico en privacidad, pero de ahí a estar espiándo hombres... ¡No, no! ¡Eso no!

Hablando en serio, ¿no te has hecho daño no? Fue una fea caída.

-Ghh... - Su rostro se ensombreció. Juntó sus rodillas abrazándolas con su antebrazo derecho. Una gota bajaba por su nuca y empezó a hacer círculos en el suelo con su dedo índice izquierdo.

Spoiler:

-S... Siiii... Supongo. - Subió un poco la mirada para ver de reojo al tipo. Aunque rápidamente cambió su mirada hacia otro lado. Lo bueno era que el tipo estaba vestido y sus ojos no fueron desvirginizados. Eso hubiera sido un desastre trauma para la pobre maga.

Aunque hubieron dos cosas que llamaron la atención de la Tohsaka: La primera de ellas, las vestimentas del hombre. No parecía ser de Éadrom, era como si fuera de otro país. ¿Egipto? Le hubiera gustado preguntarle pero no muchas personas se tomaban bien ese tipo de preguntas, no de buenas a primeras, y con tanto racismo que había por ahí... Definitivamente Rin no quería que él malinterpretara.

La segunda, sus cabellos largos. No era usual ver personas con un cabello tan largo como lo era ese. Llegaba hasta el suelo y más allá. ¿Cuánto tiempo estuvo ese hombre dejándose crecer la cabellera? Hizo buen trabajo dándose cuidado personal a sí mismo para mantener un cabello tan hermoso como ese. Solo por ese pequeño detalle el jóven parecía ser una persona atenta, cuidadosa. Quizás lo había juzgado de buenas a primera, o quizás había malinterpretado... ¡Ugh! ¡Que se la trague la Tierra!

Llevó su mano izquierda detrás de la cabeza y se la pasó. -Un pequeño acto de... - ¿Torpeza? Vamos, Rin. Tenías que admitir que esta vez fuiste bastante ingenua... idiota, despistada. -No, nada. - La maga llevó su mano nuevamente al suelo y empezó a levantarse con cuidado, porque traía un dolor de espalda baja que la estaba matando. Se sacudió las vestimentas para quitar la tierra y alguna que otra hoja seca que pudiese haber quedado, acomodando también sus coletas para lucir con elegancia, tal y como su padre hubiera querido. -Solo un pequeño dolor de espalda y de... Cabeza. Es todo. - Dejó salir una risa sin gracia para tratar de quitarle tensión a la situación.

-No quería... Um... - Moviéndo su mano derecha, dándole vueltas, como queriéndo decir algo y no encontrar las palabras adecuadas para seguir. -...interrumpir su... baño. - Dejó de mover la mano, evadiendo, de momento, el contacto visual. ¿Cómo demonios iba a explicarle el por qué de la escenita? Ah, como sea. Quizás ni le importa. Si estaba ahí preguntando por ella era por algo. Respiró hondo y finalmente clavó su mirada en los orbes rojizos del individuo, extendiendo su mano derecha a donde él para dar un saludo coordial.

-¡Tohsaka Rin!  - Finalmente soltó una sonrisa sincera, y esperaba que el tipo respondiera el saludo de alguna manera. Si él era conocedor de familias, se daría cuenta que los Tohsaka habían sido una generación de magos Elite, muy poderosos, pero que ahora por alguna razón estaban... ¿Casi extintos? ¿Qué habría pasado con ellos...? No era normal que una familia tan prestigiosa como esa hubiera desaparecido de un momento a otro. La cabeza del Clan, Tohsaka Tokiomi, había desaparecido misteriosamente, y se rumorea que solo estaban sus indefensos hijos. Pero eso era otra historia, al menos para ese momento.

Normalmente Rin habría hecho alguna broma "suave" en doble sentido, pero se abstuvo de hacerla porque no conocía ni tenía confianza con el contrario. Así que en ese caso ella preferiría respetar ese espacio y tratar como el gustaría que le trataran. Por el momento... Quizás y era hasta una conversación de "Hola" y "Adiós." Tenía que irse medio cojeando a casa para poder tratar sus dolores. ¿Qué pensaría su hermano? Probablemente un "Y aquí vamos denuevo con mi querida hermanita metiéndose en problemas." Heh.


-Rin habla // "Rin piensa" --- -Asuka habla // "Asuka piensa"

Código:
Rin: [color=#9900ff] [/color] // Asuka: [color=#ff0000] [/color]


"If you've got no way to fight, you're just getting in the way! If you're killed without accomplishing anything then you'll have died for nothing!"



○ [Tohsaka Rin] ahora es [Tohsaka Rin & Asuka]
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 51274
Reputación : 11
Mensajes : 135
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo profesor? Una nueva familia? [Priv. Eilen & Rin]

Mensaje por Eilen Shinsei el Sáb Sep 29, 2018 3:21 am


Rara”, era la palabra perfecta que describía el comportamiento de esta pervert…mujer, desde el primer vistazo supe que sería alguien extravagante con acciones que llamarían bastante la atención, aunque no espere tal magnitud. “Tampoco soy nadie para juzgar”, me dije a mi mismo mientras esperaba que la muchacha se calmara lo suficiente como para entablar una conversación normal que no tratase cosas triviales como si me vio o no me vio desnudo. No era muy importante para mí después de todo. Aunque algo me hacia familiar sobre ella, y su presencia era más de lo que pretendía. Una humana normal no era, de eso estaba seguro.

-Me alegro que no sea grave, aunque en este bosque es peligroso tropezarse, ten más cuidado- Intente aconsejarla sin sonar demasiado soberbio o petulante. Y no era por ser amable nada mas, realmente era peligroso, las plantas venenosas eran traicioneras si no sabias identificarlas de ante mano. Por suerte en aquellos lares no se encontraba ninguna. –Hoo…- Solté una pequeña voz de sorpresa mientras escuchaba su presentación. "Con que era eso”, pensé inmediatamente.

Cuando supe su nombre inmediatamente me puse a indagar en su aspecto, el cual no me extrañaba ni lo más mínimo. Lo único que no pegaba era la suciedad que tenia encima por haberse restregado contra el suelo, pero aparte de eso no vestía nada mal. No parecía ser algo que alguien llevaría a un bosque, o eso creía, después de todo me encantaba ir ligero y se notaba con solo un vistazo. Aunque por la inminente noche que nos acechaba no podía decir si era el uniforme del instituto o algo que se parecía, lamentablemente tuve la mala suerte de toparme con estudiantes lo suficientemente rebeldes como para traer su propia vestimenta y no el uniforme establecido. “Necesito un respiro”, me dije intentando ignorar aquellas escenas.

Tohsaka”, era su apellido y lo conocía bastante bien, dudaba que nadie que estuviese metido en el mundo de la magia no los conociese al menos un poco. Era una familia de magos humanos si no recordaba mal o si no fuese una mentira. Bastante grande, bastante famosa, suficientemente odiada como todo lo que destaca, unos profesionales en toda la regla. Cuando conocí a la cabeza de dicha familia hacia ya bastante tiempo para los humanos, y un pestañeo para mi especie, recordaba que no indague más que solo una pequeña conversación amistosa. Estar en buenos términos con esa gente no traería nada más que ventajas en un posible futuro. “Aunque el posible se quedo en posible”, pensé con un pequeño suspiro, tampoco era tan raro al fin y al cabo rodeaba todo el globo terráqueo por pura diversión, dudaba bastante que pudiera tener conexiones con esa o cualquier familia. Sin mencionar mi longevidad.

En comparación con ella estaba yo, que estaba vestido nada más que unos pantalones árabes y unos accesorios absurdamente llamativos…ni el cabello tenía atado…

-Eilen Shinsei, profesor del Instituto Takemori, es un placer Rin- Me incline con una amable sonrisa antes de tomar su mano y apretarla con suavidad. ¿Sera la hija de aquel hombre? Me preguntaba mientras la miraba atentamente, si fuese esa su relación entonces debería ser la cabeza de su familia. Después de todo no era un secreto la desaparición de Tohsaka Tokiomi. “¿De verdad dejaste a tu hija sola?”, preguntaba a la nada misma, no parecía ser razonable que una persona simplemente fuese tragada por la tierra sin dejar ninguna evidencia ni huella. –No te preocupes, no me estaba bañando, solo era un descanso de mi trabajo- Respondí mientras me rascaba la nuca. -¿Y tú, paseando por el bosque?- Pregunte esperando saber por qué estaba en el bosque a esas horas, no era el momento ni el lugar más común para caminar en esos lugares.

Una familia…extinta? No, simplemente ya no estaban en la cima como en su pasado por quien sabe qué razón. Aquello abría heridas del pasado que preferiría no recordar. “Que hubieras hecho tu Amelia”, vagaba en mis pensamientos mientras rememoraba la muerte, la desaparición, la tortura y la maldición de una familia, de un apellido. ¿Acaso esta niña sabe lo que se siente asesinar a toda tu familia? No lo sabía y no quería saberlo, deseaba que no. Nadie debería sufrirlo.

-Realmente ciento aprecio por la naturaleza, por el espacio y el aire que me da, no sería una exageración decir que nací y me crie en un lugar similar- Murmuraba para mi, con la suficiente voz como para que la mujer me escuchase. Se podía vislumbrar una sonrisa melancólica en mi rostro, que decoraba una mirada que no veía el presente.

Dejando escapar un pequeño suspiro me acerque a mi bolsa de cuero, de color marrón oscuro con algunas decoraciones que la hacían ver realmente antigua, proveniente de algún lugar lejano. Saque de la misma un broche de forma cilíndrica con varias deformaciones de color plateado, mientras me lo ponía para atar mi cabello desde la altura de mi cuello active el collar que rodeaba todo mi cuello. La piedra rojiza que decoraba el centro del mismo empezó a brillar y el viento empezó a cubrir mi cuerpo, lo suficientemente fuerte como para revolotear mi ropa y secar mi cabello, pero lo suficientemente débil como para no hacerme volar. Un truco de magia bastante útil y práctico escondido dentro de aquel accesorio. “Era una reliquia adorada por esos monstruos”, recordé intentando resistir el dolor de las memorias.




Carnet to´ Elegante:

    
Feliz Cumpleaños Take!:

Un regalito <3:
avatar
Edad : 25 Dromes : 31376
Reputación : 12
Mensajes : 268
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo profesor? Una nueva familia? [Priv. Eilen & Rin]

Mensaje por Tohsaka Rin & Asuka el Lun Nov 05, 2018 5:31 pm

No solo vió a un hombre, también era profesor. ¡Ay, Dios, no! No bastaba con la vergüenza en el lago para tener que llevarla al Instituto cada vez que lo viera. Esperaba que el profesor se olvidara del asunto porque ella estaría avergonzada un buen tiempo. Fuera de ese pequeño... incidente, el hombre parecía ser muy educado. Aunque bien ella sabía que la apariencias engañaban, pero no quizo pensar en eso ahora.

-¿Y tú, paseando por el bosque?- Fuera de eso el profesor hizo una pregunta para salir de la situación penosa o quizás para buscar algún tipo de plática. La chica esbozó una sonrisa medio nerviosa/medio forzada. -Si. - Fue lo primero que dijo para responder a la pregunta con la mayor rapidez posible. No estaba... Paseando exactamente. Estaba al pendiente de un incidente que ocurrió no hace mucho tiempo atrás y del que ella fue participe: Un incendio forestal creado por humanos mediocres con el fin de obtener algo valioso a cambio. Y ella obviamente estuvo defendiendo el bando de la moral.

Por el momento decidió obviar el tema porque había sido un incidente mas o menos aislado lleno de magia y otras cosas que en el momento no podrían explicarse en una conversación casual; No estaba segura si él entendería de esas cosas y tampoco le conocía como para ponerse a hablar de algo tan importante o delicado.

-Realmente ciento aprecio por la naturaleza, por el espacio y el aire que me da, no sería una exageración decir que nací y me crie en un lugar similar

Ante esa declaración la jóven dejó salir una sonrisa cálida. La naturaleza tan hermosa y tan irrespetada. La jóven observó más detenidamente las vestimentas y las prendas del profesor, parecía ser alguien extranjero, pero no quería preguntar directamente sobre eso; Al menos, no justo cuando se estaban conociendo. No quería sonar irrespetuosa.

Se acercó al profesor y se detuvo al lado de él, pero con la mirada al lago. -Usted tiene suerte. - Mencionó. -Cuanto hubiera dado yo por haber nacido y haberme criado en un lugar similar. - Y no era que la Mansión Tohsaka fuera un lugar malo, pero a veces la jóven se sentía en un tipo de... Prisión. Era como si fuera una pequeña avecilla en una jaula de cristal, con todos los lujos que pudieran darle, pero sin poder alzar el vuelo por el cielo azul. Allí el ave se sentía a gusto, pero sentía que le faltaba algo... Algo... Su padre estaba enfocado en hacer que el Legado de la familia siguiera en buenas manos.

-Es un bonito lugar. - Sonrió, sintiéndo la brisa del viento acariciar levemente sus cabellos.


-Rin habla // "Rin piensa" --- -Asuka habla // "Asuka piensa"

Código:
Rin: [color=#9900ff] [/color] // Asuka: [color=#ff0000] [/color]


"If you've got no way to fight, you're just getting in the way! If you're killed without accomplishing anything then you'll have died for nothing!"



○ [Tohsaka Rin] ahora es [Tohsaka Rin & Asuka]
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 51274
Reputación : 11
Mensajes : 135
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo profesor? Una nueva familia? [Priv. Eilen & Rin]

Mensaje por Eilen Shinsei el Miér Nov 07, 2018 12:06 pm


Tenía que ser sincero, no me esperaba encontrar a una chica tan joven y linda en el bosque, menos a esas horas. Aquella sorpresa demostraba lo muy apartado de la norma que estaba Eadrom, y mucho mas el instituto Takemori. Recordaba los primeros días de trabajo como profesor, había encontrado a varias personas que me habían reprochado por mis vestimentas tan raras y atrevidas. Recordaba las caras de mis alumnos al conocerme, al disfrutar de mis clases y por qué no, al dormirse en algunas. Era un buen lugar para vivir, tenia al bosque al lado para pasear y descansar, como también investigar un poco las plantas y sus efectos. No tenía pensado ni imaginado que aquel lugar despertase en mí un cariño tan elevado.

La veía  a Rin acercarse y posicionarse al lado de mí, me voltee para ver junto con ella el lago. El agua cristalina reflejando la luz del poco sol que se asomaba era hermosa, se podía notar el ambiente tranquilo, suave, no se escuchaban muchos ruidos y el aire no soplaba con mucha fuerza. Era perfecto para descansar, para respirar profundo y calmar las ideas, pensar con más lentitud y poder tomar mejores decisiones. “Al menos así lo veo yo”, pensé mientras sonreía a aquel paisaje. En algunos momentos ínfimos miraba a la muchacha de reojo, su pelo contoneaba al son del viento junto al mío, aunque mi cabello al ser más largo le costaba más al viento hacer su trabajo. Me reí de la situación entre dientes, solo el sonido de la naturaleza reinaba en el lugar.

No podía equivocarme, ella era de la familia Tohsaka, una familia de magos profesionales que había desaparecido…Era similar a mi situación, pero totalmente diferente al mismo tiempo. Cuando escuchaba su voz hablar era como si estuviera escuchando una versión mía pero más joven, con menos experiencia en el mundo, aquello me hizo sentir demasiado melancólico, más de lo que me gustaría aceptar. “Es una niña grande”, dije mientras la miraba esta vez sin pequeños vistazos ocultos o disimulados, la miraba atento a sus facciones, a su rostro.

-No me malinterpretes…Si hubiera podido elegir hubiese escogido una casa como la de los de Tohsaka, o al menos una más humilde…Pero hubiese preferido tener un techo como mínimo- Murmure con una sonrisa gentil, mi vida no la había elegido, todo ello fue por culpa de una tragedia, por culpa de una maldición. –No soy nadie para decírtelo pero… A veces la soledad mata- Le susurre con una vista lejana, podía notarse el dolor en mis rojizos ojos, como si fueran dos rubíes a punto de romperse, sucios por haber visto tanto. –Pero si…es hermoso- Termine por decir con una risa leve viendo a la muchacha. Mi cabello ya tenía la primera coleta hecha, faltaban unas 6 o más puesto que tenia le resto del cabello aun suelto, se veía como una coleta gigante que llegaba hasta el suelo. “La dificultad trae sus méritos”, me decía intentando obviar las complicaciones que traía aquel peinado tan extravagante… -Conocí a tus padres Rin- Le dije en un tono más suave, intentando no ser demasiado rudo puesto que sabía que ellos ya no estaban, al menos por parte de su padre sabía que había desaparecido.

En mi mente me preguntaba si era correcto decirle esas cosas, ya no era una niña pero perder a un padre y no saber nada de él era algo complicado. Jamás había tenido padres pero entendía de alguna manera el sentimiento. Había pasado mucho tiempo con mucha gente afectada por ello, muchas personas que explotaron ante las situaciones, algo que no muchos deberían ver.

-Veo en ti sus ojos- Murmure con una pequeña sonrisa antes de tomas mis otras prendas y terminar de vestirme con un top negro que solo cubría mi pecho y dejaba al descubierto mi abdomen. –Sé que es algo raro pero…¿me ayudarías con esto?- Le pregunte mientras le alcanzaba bolas negras que servían para hacer coletas, al mismo tiempo que apuntaba con mi pulgar a mi cabello aun suelto…aun con esa sonrisa irrompible que tenia.






Carnet to´ Elegante:

    
Feliz Cumpleaños Take!:

Un regalito <3:
avatar
Edad : 25 Dromes : 31376
Reputación : 12
Mensajes : 268
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo profesor? Una nueva familia? [Priv. Eilen & Rin]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.