Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Un recuerdo, una ronda... ¿Algo más?
POR Chiasa Yokomiko
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Libre Meet the Wolf | Libre |

Mensaje por Nate Sköll el Mar Sep 04, 2018 8:56 pm

Hace unas horas, la última noche de luna llena...

Frente al espejo, la silueta de un joven que apenas era iluminado por la tenue luz de una lámpara, se acercaba en busca de su reflejos: Un par de ojos se iluminaron de un atractivo color dorado. Conforme la silueta se acercaba al espejo se hacían más claras sus facciones. Tras abrir los labios, cuatro puntas de afilados colmillos relucían y se extendían poco a poco, buscando ese tamaño ideal. Una cínica sonrisa acompañó a estos dientes afilados y, tras apenas unos segundos, la figura desapareció de la habitación.

A través de la ventana, que permanecía cerrada, podía admirarse una preciosa vista de la luna, emitiendo un brillo irresistible para este aullador.


A la mañana siguiente

Todo estaba oscuro, y así permaneció durante un rato. Primero, empecé a percibir unos cuantos sonidos completamente ajenos a los que acostumbraba a escuchar en mi habitación: Aves cantar, hojas de los árboles siseando ante la sacudida que le daba el viento a sus ramas al deslizarse entre ellas. Después, el tacto me distrajo del ruido, suaves caricias y cosquillas de ásperas puntas de césped me comenzaron a molestar, causándome una incómoda sonrisa. Posteriormente, la escena, que originalmente era un negro infinito, comenzó a aclararse, tornándose gris, después blanco y, finalmente, un tono tan brillante que resplandecía hasta lastimarme la vista, esta sensación cedió tras haber acostumbrado mi vista a la luz de esta región: un montón de árboles y césped se extendían por un lado, y, por el otro, la orilla de un precioso espejo de agua, claro como el cristal.

Quise levantarme de inmediato, pero el entumecimiento corporal hacían la tarea más lenta. Poco a poco, me incorporaba, hasta que finalmente estaba sentado, con una mano sobre el rostro, frotándome los ojos con el dorso de la mano, mientras repetía en mi cabeza: ¿En dónde...?. Levanté repentinamente la cabeza para obtener un mejor panorama de mi situación. Poco a poco, volvían a mi cabeza algunos fragmentos de la noche anterior: dónde había estado, cuándo y con quién, hasta que finalmente caí en cuenta de la fecha que era.

- Mishella va a enojarse - murmuré casi por instinto, recordando cómo molestaba a su roomie el hecho de escapar así, sin dejar alguna clase de aviso, pero, vista la situación que me había traído hasta aquí: luna llena, seguro entendería.

Poco después de haber dejado escapar esas palabras, percibí en la punta de la lengua un sabor salado-metálico. Mis ojos se abrieron de par en par, mientras recorría mis dientes con la lengua, notando el origen de aquel extraño gusto. Negué con la cabeza, esperaba no haber cometido alguna imprudencia, aunque, por lo que recordaba, solamente me habría involucrado con algún animal de esta región, nada "humano"... Aparentemente.

Poco a poco, me puse de pie, para acercarme al lago, sólo para ver mi reflejo. Tenía la piel cubierta de algo de polvo y tierra, el cabello desordenado... Nada del otro mundo, por lo menos conservaba mis extremidades. Me arrodillé frente al cuerpo de agua y tomé un poco entre mis manos para poder enjuagarme, dejando atrás la apariencia mugrosa que me dejó la noche anterior. Tras un par de minutos, ya sentía haber recobrado mis sentidos en su totalidad, incluyendo sus versiones más agudas y mis recuerdos, lo que me llevó al siguiente paso, buscar un morral de tela que llevaba ropa para estas ocasiones. Generalmente lo cargaba cuando sabía que algo así sucedería y lo ocultaba en algún árbol para cuando regresara a mi forma humana. Había tenido una vergonzosa experiencia en el pasado, no estaba dispuesto a repetirla.

Pasaron apenas unos minutos para que la esencia de mi loción, impregnada en la bolsa y prendas, notificara a mi olfato la ubicación de mis prendas e inmediatamente corrí hacia allá. Tomé el morral, saqué mis pertenencias y me vestí: Una camiseta sencilla de una marca norteamericana, con cuello "V" y botones con mera función decorativa y unos pantalones de tela, delgados y cómodos con resorte a los tobillos: Jogger pants, junto con unas zapatillas de tela de color blanco.

Ya vestido y medianamente aseado, me estiré, eché el morral a mi hombro y miré a mi alrededor, tratando de ubicarme para poder volver a mi dormitorio. Sin gran preocupación, comencé a andar, siguiendo la orilla del lago, llevando mi vista curiosa por ahí, para apreciar el incomparable paisaje que ofrecía el bosque por la mañana.
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 10640
Reputación : 0
Mensajes : 13
Ver perfil de usuario
Nate Sköll
AULLADORES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Meet the Wolf | Libre |

Mensaje por Riven el Dom Sep 09, 2018 11:44 am

Había sido un mes muy largo, en teoría aquellos 30 días debían ser mis vacaciones, pero si se quiere progresar y llegar a lo más alto es necesario renunciar a tal cantidad de día libres, tampoco los necesitaba, con un poco de tiempo libre diario era más que de sobra para mi. Así que decidí utilizar esos días para pedir permiso para volver a la estación espacial, pero tal y como esperaba debía quedarme en la Tierra más tiempo y que regresar sería un error y que perdería los hábitos de un terrícola y...bla bla bla... era irritante que mi superior solo me quisiera lejos, eso me cabreaba, solo me quería bajo su mando para hacerme cargo de los trabajos más arriesgados, nunca imagine que tener talento fuese un obstáculo.
Intentaba no pensar demasiado en ello y encargarme del trabajo de oficina, lo único que podía hacer para distraerme de esos pensamientos que tanto me enfadaban, simplemente debía organizar y repasar lo que me habían encargado, investigar este planeta y la vida que había en el para valorar si era apto para añadirlo en los aliados de la central.
Mis ojos pasaron las horas centrados en aquella pantalla hasta que algo me hizo salir de aquella concentración enfermiza, en un intento por tomar mi taza de té, en vez de cogerla la tire al suelo, solo en ese momento mis ojos por fin se dirigieron hacia otro objeto que no fuese esa pantalla. Mire durante unos segundos como el liquido vertido desde la taza rota se expandía en el suelo, suspire profundamente y me lleve la mano al rostro frotando con cuidado mis ojos retirando aquellas lentes para dejarlas sobre la mesa.-Al final va a resultar que si que necesito un descanso- susurre para mi misma antes de limpiar aquel pequeño estropicio y caer rendida ante las garras del sueño.

Note como algo caminaba sobre la cama, lo normal hubiese sido sobresaltarme, así seria en la mayoría de las ocasiones pero ya me había acostumbrado a vivir con un gato. Abrí los ojos lentamente y me fije en la posición de aquellas agujas, aun era temprano, me había acostumbrado al horario de la tierra pero seguía siendo extraño que los humanos necesitaran dormir tantas horas. Me levante con calma y tome una ducha rápida y elegí rápido mi vestimenta, unos pantalones color caqui, un top blanco y una chaqueta azul que até a mi cintura por si el tiempo lo requería, aunque en principio no debería ser un día de temperaturas muy bajas.
ropa:

Después de realizar algunas tareas del hogar me prepare para salir fuera, había preparado una pequeña mochila con una libreta,una pequeña cámara digital, una cajita de galletas, agua y algunas pertenencias más que podrían ser necesarias. Y como solía hacer  me dirigí hacia el bosque, si vivía en las afueras no era solo para huir del ruido del interior de la ciudad, era porque tambíen tenía una gran curiosidad por saber si en las afueras de Eadrom tambíen había alguna criatura interesante.

Después de caminar durante un buen rato llegue a aquel hermoso lago que visitaba de vez en cuando, una vez había llegado me senté sobre una roca y saque una libreta en la que comencé a escribir algunas anotaciones mientras tarareaba una canción que recordaba de mi país de origen.







Hablo-Narro- Pienso
<3:


avatar
Edad : 20 Dromes : 87152
Reputación : 4
Mensajes : 143
Ver perfil de usuario
Riven
HÍBRIDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Meet the Wolf | Libre |

Mensaje por Nate Sköll el Jue Sep 13, 2018 9:58 pm

Llevé mi mano hasta mi cabeza, entrelacé mis dedos con mi cabello mientras lo echaba hacia atrás, desde la línea en donde empezaba aquel desordenado estilo de tonos claros. Mis dedos avanzaron, metiéndose entre las fibras onduladas y suaves de mi cabello. Entrecerré los ojos, los rayos del sol, que lograban colarse entre las hojas de los árboles y llegaban directamente hasta mi rostro me molestaban. Estaba sintiendo en ese momento, una sensación muy similar a una molesta resaca después de haber pasado toda la noche en vela, como lobo, probablemente corriendo, explorando y cazando algo por ahí. Seguramente había explotado mis capacidades en esa forma: era normal, algo que ansiaba y disfrutaba. Tenía que conocer y aceptar lo que era ahora y, hasta donde sentía yo, llevaba un buen camino.

Habían pasado ya varios minutos desde que eché a andar tras vestirme, el camino se tornaba callado y aburrido, esa mañana me sentía bastante inquieto también, mi mente no dejaba de plantearme escenarios imaginarios, mil veces más emocionantes de lo que vivía ahora mismo con tal de mantener mis ánimos arriba. El soñar despierto me ayudaba a creer en posibilidades más allá de mi realidad. Sentía entusiasmo al creer que en algún momento algo extraordinario podía suceder.

No sé si estoy yendo en la dirección correcta... decía en mi cabeza, poco antes de llevar la mano hasta mi hombro, para descolgar la bolsa de tela que colgaba de él y poder sacar de ella un rectángulo delgado de aluminio. Mi móvil. Revisaba apresurado si tenía algún mensaje o llamada que hubiera delatado mi ausencia durante la última noche. En realidad, esperaba que mi roomie no estuviera quejándose vía mensaje de texto u otro medio digital a través del cual pudiera contactarme. Esperaba un regaño maternal, pero la suerte me favoreció, ya que estaba completamente vacío de notificaciones.

Seguí andando sin mayor preocupación, mi cabeza también empezaba a echar a andar la imaginación, miles de recuerdos volvían en cortas secuencias a mi. Todo era bastante agradable, hasta que empezó a tornarse nostálgico y luego, ahondé más en mi pasado de lo que me hubiera gustado. Gruñí inconscientemente, mis ojos volvieron a relucir aquel color ambar-dorado característico de los ojos de un lobo y sentí como mis caninos comenzaban a presionar, con puntas afiladas, el interior de mis labios.

- Suficiente. - Murmuré. Estaba comenzando a dejarme llevar por el resentimiento que me habían causado los recuerdos y, en un estado tan delicado como aquel, en cualquier momento detonaría una inesperada transformación. Después de todo, aquellas memorias alcanzaban a tocar lo más profundo de mi y alteraban de sobremanera mi comportamiento.

Apenas un par de segundos después, pude notar una figura, de colores peculiares sentada cerca del lago. ¿Me habría escuchado? ¿Había sido ruidoso? Esperaba que no. Pasaría un rato bastante avergonzado de ser así. Miré a mi alrededor, buscando por alguien que le hiciera compañía ¿era seguro acercame? Miré mis manos, relajé mi respiración y, guiado por una extraña curiosidad, me acerqué cautelosamente por un lado. Estar sólo en estos momentos no resultaba ser la mejor de las ideas si quería mantenerme estable hasta llegar a casa.

- Buen día - dije en tono cortés, intentando no sonar como un completo acosador que había salido de la nada.


Pienso // - Hablo -  // Existo
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 10640
Reputación : 0
Mensajes : 13
Ver perfil de usuario
Nate Sköll
AULLADORES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Meet the Wolf | Libre |

Mensaje por Riven el Jue Sep 20, 2018 11:49 am

Otro día tranquilo más, no es que tuviese nada en contra de la paz y tranquilidad, me parecía estupendo, pero para mi era un aburrimiento. En mi planeta natal me habían entrenado para liderar batallas y después de marcharme de alli y encontrar un nuevo lugar en la estación espacial por fin podía ocuparme de misiones y tareas acorde a mi, para ese tipo de labores si que me había preparado. Y todo era estupendo, una vida con trabajo emocionante, con mis descansos, dinero para todo lo que me apetecía y lo más importante podía aspirar  a algo más, digamos que esa era la mejor forma de vivir, aspirando a algo más. Pero desde que empecé a llamar la atención por mi trabajo impecable algunos con mayor rango empezaron a mirarme con malos ojos, y como consecuencia se deshicieron de mi, mandandome a una misión que requería muchos años y cualidades de las que yo carecía.

Esa era mi situación y por mucho que pensara en ello nada iba cambiar, la única opción que me quedaba era pasar el rato en este planeta y colaborar con los investigadores a los que les pasaba toda la información que recopilaba y esperar el día en el que pudiese regresar. Y hoy no iba a ser un día un día diferente, había ido a ese lago para seguir anotando todo lo que me había llamado la atención durante la semana, un nuevo curso nuevos alumnos a los que daba clases y más de uno de ellos no era humano o tenía alguna caracteristica fuera de lo normal. Y por eso estaba en este lugar, frente a lago, un lugar tranquilo, donde no había ruidos molestos ni nada que pudiese interrumpir mi escritura o al menos eso fue lo que pensé a la hora de elegir el lugar al que ir.

Pasaron los minutos sin ninguna interrupción hasta que una voz me hizo dejar de prestar atención en mi trabajo y alzar la vista. Se trataba de un chico de cabello rubio, parecía tener 20 años apximadamente, sus ojos me parecía llamativos, me atrevería a decir que bonitos. Me había saludado de una forma muy normal, no es que esperase otra forma de saludar, era solo que era más que extraño encontrarse con alguien más tan temprano, casi nadie madrugaba para venir al lago.
Después de realizar aquella pequeña observación, respondí a su saludo de forma similar-Buenos días-
Debería haber dejado el saludo en eso, un saludo cortés, pero era inevitable que aquel chico llamase mi atención, había algunos detalles que me intrigaban y dejarlo pasar así sin más sería un desperdicio, quizá consiguiera descubrir algo interesante o simplemente matar un poco el tiempo.-No quiero parecer entrometida pero ha despertado mi curiosidad ¿Qué le trae por esta zona tan temprano?- pregunta siendo totalmente directa sin ningún tipo de pudor, pregunta la que decidí añadir una pequeña presentación-Por cierto, puedes llamarme Riven-añadí con una sonrisa muy sutil.
En principio no esperaba recibir alguna respuesta, y menos una respuesta interesante pero quizá con algo más de tiempo si que pudiese entablar algún tipo de conversación más interesante.







Hablo-Narro- Pienso
<3:


avatar
Edad : 20 Dromes : 87152
Reputación : 4
Mensajes : 143
Ver perfil de usuario
Riven
HÍBRIDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Meet the Wolf | Libre |

Mensaje por Nate Sköll el Sáb Sep 22, 2018 12:34 pm

Curiosidad. Había despertado desde lo más profundo en mi interior. Era una de mis cualidades más peligrosas, pues siempre me obligaba a hacer las preguntas con las respuestas que podían llegar a dolerme más o a indagar más de lo necesario, incluso, en ocasiones, era el origen de mi mal hábito de sumirme en un mundo interminable de pensamientos que tenían un efecto negativo en mis actitudes. Pero era inevitable, después de haber visto a aquella chica, con rasgos tan peculiares tenía que admitir, no pude evitar preguntarme quién era.

Entrecerré un poco los ojos mientras la escuchaba, mi rostro demostraba un creciente interés por lo que podían escuchar mis oídos. Sin filtros o rodeos, la pregunta había sido más que clara. ¿Curiosidad, doble sentido, existía alguna intención detrás de sus palabras? No podía detenerme mucho a pensar, o parecería grosero al no contestar preguntas tan sencillas con respuestas concretas, nada que tuviera que armar en mi cabeza con segundos de antelación a una contestación o parecería sospechoso ¿no?

Di un par de pasos hacia ella, acercándome lentamente antes de dar una respuesta. No recordaba, después de haberme interesado en lo intrigante que me resultaba aquella chica, que mis ojos seguían teñidos de aquella tonalidad dorada-ámbar característica de mi especie. Revelaba, sin querer, un pequeño secreto.

- Riven - repetí, en un tono neutro, con un gesto de afirmación de la cabeza, apenas notable. Tras repetir su nombre, confirmando que la pronunciación fuera correcta, pensé: No creo haberla visto antes por aquí ¿Qué tan enterada estará de todo? mientras dudaba de quién estaba frente a mí, si se trataba de algún compañero, profesor, trabajador o un habitante más, sacaba de mi morral de tela, el cual colgaba de mi hombro derecho, una pulsera con cuentas esféricas color negro, bastante pequeñas, que, además, tenía una pequeña figurita de lobo color plateado. Acomodé la pulsera en mi muñeca derecha, intentando revelar, con un inocente gesto como puede ser "colocarse un accesorio", la verdadera razón de estar rondando un sitio como este tan temprano. Si ella estaba enterada del mundo sobrenatural y mi especie, probablemente uniría los cabos rápidamente, y, de no ser así, no habría dado una respuesta incómoda a un desconocido.

- Daba un paseo. De hecho, las mañanas posteriores a las noches de luna llena resultan bastante refrescantes para salir a caminar - mencioné en doble sentido, sin delatarme más allá de lo que ya había hecho. - ¿Y qué la trae por aquí? - regresé educadamente la pregunta, con el debido interés.

Mi naturaleza inquieta y curiosa, sumada a los impulsos que sentía tras las transformaciones casi obligadas por el astro en su auge, me hacían sentir una incesante necesidad de llenarla de preguntas y resolver hasta mi última duda, pero trataba de controlarme, no quería aparentar ser hostil ni agobiar a una desconocida.

Volteé a un lado, como examinando el entorno, tratando de disimular la mirada sobre mi compañía. - Afortunadamente no tengo clases hoy, pero no recuerdo qué tan lejos está mi dormitorio - admití, con una apenada sonrisa, dejando en claro que era un estudiante, un pedacito más de mi identidad. - Nate, es un gusto - completé, casi olvidando dar mi nombre, para corresponder a las presentaciones. Estiré mi mano hacia ella, ofreciendola como un saludo amistoso.


Pienso // - Hablo -  // Existo
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 10640
Reputación : 0
Mensajes : 13
Ver perfil de usuario
Nate Sköll
AULLADORES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Meet the Wolf | Libre |

Mensaje por Riven el Dom Sep 30, 2018 7:35 pm

Lo normal al encontrarme  con alguien de forma tan casual hubiese sido ignorar cualquier interrupción y continuar con mi trabajo, pero en esta ocasión no era alguien cualquiera que había pasado cerca. Era temprano, y no sería extraño encontrarse con alguien simplemente paseando con alguien, pero una persona en solitario, un chico joven... había algo que se me escapaba ¿Porqué estaba allí?

No me ande con rodeos y fui directa, no tenía sentido intentar liar la conversación, solo conseguiría respuestas más difusas o ninguna.
Lo primero que hizo tras mi pregunta y mi breve presentación fue ponerse una pulsera parecía tener una cuenta con forma de lobo, no tenía nada en contra ni de lo lobos ni de las pulseras pero era un poco extraño que se acordarse de ponerse un accesorio tras escuchar mi nombre, no quería sacar ninguna conclusión precipitada ni ridícula pero parecía como si lo hubiese hecho por alguna razón en particular.

A pesar de la curiosidad que me había causado la presencia del chico era evidente que mi actitud era calmada, o al menos así fue hasta que escuche su respuesta, tras la que mis ojos se abrieron ligeramente mostrando un suave gesto de sorpresa. Era difícil no darse cuenta de aquellas pistas, sería lo que realmente quería mostrar o se trataría de algún tipo de broma, en el caso de que en realidad fuese lo que estaba dando a entender qué interés podría tenía en lo descubriese dándome pistas, solo conseguía intrigarme más, pero debía controlarme preguntar directamente sobre si se trataba de un lobo o si tenía algún tipo de parentesco con un cánido seria una pregunta extrañao al menos con tan poca evidencia.

A pesar de lo que realmente deseaba responder simplemente sonreí y reafirme lo que el había dicho-Totalmente acuerdo, mañanas como estas son de lo más agradables...es por eso que estoy aquí disfrutando de la mañana y tomando notas de la fauna y la flora de la zona-comenté con una leve sonrisa, le habría mostrado alguna página de la libreta pero gran parte de lo que tenía escrito allí estaba en un lenguaje que le seria imposible comprender, solo vería algunos dibujos y unas letras que le parecerian garabatos.

Tras eso se giro mirando los alrededores,lo cual  no era extraño, el día era estupendo, la brisa agradable, el lago se veía hermoso y desde hacia ya un ben rato se podía escuchar el canto de los pájaros y el ruido de algunos animales por la zona. Con aquella ultima frase antes de revelar su nombre dejo claro que se trataba de un estudiante, no recordaba haberle visto, el curso había comenzado hacia poco tiempo yo había estado más pendiente de otras labores que de las propias clases, aunque me lo hubiese cruzado directamente me sería imposible recordarlo.

Extendió la mano a modo de saludo, siempre me había parecido una forma extraña de saludarse, en mi planeta y concretamente en mi país se saludaba de forma muy diferente pero tanto en las estación espacial saludaban tomándose  la mano.-Igualmente, Nate Le mire de nuevo a los ojos y tome su mano correspondiendo a su saludo, viendo aquellos orbes dorado aun más de cerca me seguían pareciendo de lo más inusual, no parecía un color natural para un humano, durante unos instantes se me paso por la cabeza cambiar a una forma animal, alguna que tuviese los sentidos más agudizados, así sabría enseguida si se trataba de algún tipo de criatura sobrenatural, por desgracia no sería un movimiento adecuado ni inteligente teniendo en cuenta mi situación. Así que por el momento seguí actuando con normalidad-Soy catedrática en la universidad podría indicarte como regresar a la zona de residencia para alumnos, pero estas bastante lejos- aclaré tras lo que dejando la libreta donde estaba sentada me levante, coloqué con cuidado uno de mis cabello y me acerque a su rostro mirandole fijamente de cerca, con aquello ultimo estaba mas que claro, cuatro detalles extraños no podían ser casualidad, o me estaba gastando una broma o no era un humano.-Te pones una pulsera con un lobo sin ningún motivo aparente, consideras hermosa una mañana tras luna llena cuando la luna poco influye en la mañana siguiente, no sabes como regresar a tu residencia y tienes un color de ojos que parece de otro planeta-expuse todos los argumentos con bastante calma dando por hecho que todo aquello lo había dicho a propósito.-¿Que clase de criatura eres tu?-pregunte tras lo que retrocedí un poco para observarle mientras llevaba una de mis manos a mi mentón como si tener ese postura me ayudase a pensar mejor mientras le recorría con la mirada desde el rostro hasta los pies, por mucho que le observara casi parecía más humano que yo misma.

:(:
Perdona por la tardanza, no me llego la notificacion al correo y hasta ayer mismo no me di cuenta de que me habías respondido >.<







Hablo-Narro- Pienso
<3:


avatar
Edad : 20 Dromes : 87152
Reputación : 4
Mensajes : 143
Ver perfil de usuario
Riven
HÍBRIDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Meet the Wolf | Libre |

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.