Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Empecemos a conocernos
POR Yukiro Nimura
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» El bastión de la maga y el angel [Privado - Chise Hatori]
Hoy a las 8:33 pm por Nero Angyros

» Libre - Vigilancia
Hoy a las 8:14 pm por Stella Maris

» ¿Qué música estás escuchando?
Hoy a las 7:27 pm por Zackary Argyreon

» Remnant (ausencia)
Hoy a las 6:58 pm por Alice Donakis

» Ausencia otoñal
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» Pues... que me voy.
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» Violet kiss || +18
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» Byebye ♡ o.o/
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» ¡Nos vemos pronto!
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» Crea tu chibi
Hoy a las 6:39 pm por Alice Donakis



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Yuno Gasai el Lun Sep 03, 2018 9:37 pm

Hace alrededor de un mes y medio había estado pasando algo extraño en un sector de los Bajos Barrios de Éadrom, la tasa de criminalidad había estado bajando de una forma chistosa: Los criminales, traficantes, violadores y demás habían estado apareciendo muertos. Sin embargo, sus muertes no eran simples, es decir, no morían a causa de un balazo en el pecho como solían morir las personas de los bajos mundos, o a causa de heridas punzantes. ¿Entonces...?

Los criminales estaban siendo torturados. Sus cuerpos no solamente aparecían degollados y con heridas que un humano normal tuviese el valor de hacer (a menos que fuese un humano lleno de odio). Estos cuerpos aparecían llenos de heridas barbaras: Pérdidas de extremidades, ojos sacados por completo, tripas por fuera, cabezas explotadas, corazones desgarrados, la escena del crímen era sangrienta y totalmente inhumana. Era como si el o los asesinos de criminales se hubiesen divertido torturándolos para luego darles muerte. Muchas veces podrían verse las expresiones de terror en los rostros de los difuntos. Para quienes eran creyentes de Seres con Magia, podrían quizás, intuír que alguien así estaba detrás de los asesinatos, o como dijimos antes: Un humano con mucho, mucho odio. Para quienes no creían en ellos, quedaban asombrados y temerarios por la escena del crímen, la cual era tan cruel que los medios muchas veces se abstenían de entrar en tanto detalles.


Nos encontrabamos ahora en una barriada oscura, con poca iluminación. Algunos postes de luz estaban intermitentes. El lugar quedaba algo apartado de lugares llenos de tráfico humano. Era un lugar perfecto para que una banda de mafiosos tuviera su escondite.

Mafiosos, traficante de drogas y armas que habían empezado a llevar sus pasos al próximo nivel: El secuestro de inocentes para pedir dinero a cambio de ellos.

Pero la fortuna no le sonrió esa noche al grupo de mafiosos que se escondía en ese lugar. La puerta se abrió de cantazo mientras que ellos salían despavoridos del interior. El sonido de las metralletas se escuchaba en los adentros, pero la mayoría optó por comenzar a escapar cuando veían que no podían hacer nada en contra de su verdugo. Pocos segundos después saldría por la puerta una hermosa joven de cabellos rosados, de tierna apariencia, con un traje color negro a los muslos, botas altas, y en su mano derecha una katana bastante ensangrentada que hacía contraste con su inocente apariencia. La sangre del arma caía de su hoja dejando un rastro del líquido por donde caminaba. Amarrado en los muslos traía sus otras armas restantes: Cuchillos, dagas y una pistola. En su mano izquierda tenía una metralleta que le había tomado prestada a los maleantes.


-¡Esto es por ti, Shin-samaaaaaaaaaaa! >///< ♥️ - Y con el rostro ruborizado y una sonrisa en él, comenzó a disparar una ráfaga de balas que se dirigía a sus objetivos para darles en las cabezas y corazones, dándoles una muerte rápida. Gritaban aterrados, intentando huír por sus propias vidas, pero eso no era posible pues eran meros humanos enfrentándose a un ser sobrenatural. El ángel caído dejaría una escena de sangre sin ningún sobreviviente de por medio. Esos tipos que intentaban escapar eran meros "peones" quien estaba realmente detrás de todos esos crímenes, así que la pelirosa no quiso perder tiempo dándoles una muerte artística, al menos, no esta vez.

"¡Shin-sama estará feliz conmigo! ♥️ Me he vuelto más rápida, y he dejado atrás muchas malas mañas que tenía cuando creí estar sola." - Obviamente esto se refería a cuando había perdido el color de sus alas puras. En ese tiempo donde creía ser superior a cualquier ente, pero ese era otro tema. La cuestión es que el líder de los peones había aparecido: Era un criminal no muy conocido, pero estaba en camino a serlo, pues ya había llamado la atención de distintas personas que sabían lo que eran los bajos mundos, incluyendo la policía. Éste hombre intercambió palabras con la pelirosa y comenzaron un combate de 1 contra 1.

Las oscuras nubes ocultaron la luna llena como si no quisieran que vieran el final del desenlace. Había sido un combate corto, pero peligroso. El criminal perdió la cabeza cuando tenía la pelirosada a punto de perder la suya. El hombre era rápido y había demostrado ser bueno en el combate a corta y media distancia, pero la suerte no estuvo a su lado esta noche y cayó junto a sus propios hombres. Esa noche fue una buena noche de caza para la pareja.

Lamentablemente no era una pareja conocida por la cazería. Las personas no sabían que asesinaban criminales para traer un bien al mundo, así que para los ojos de otras personas: La masacre que había en el lugar bien podía confundirse con una venganza de los bajos mundos.

Y entre los cuerpos muertos se encontraba la silueta de una jóven parada en la oscuridad. Lo único que la luz revelaba eran sus piernas y poco de la parte inferior de su vestido oscuro, la katana ensangrentada alrededor de tantos cuerpos, la metralleta vacía en su mano, y los ojos rojos que hacían contraste con la oscuridad de la noche.





No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:




¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 308127
Reputación : 35
Mensajes : 414
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Akim N. Rýmnikski el Mar Sep 04, 2018 11:02 am


00:45, oficinas de investigadores de Éadrom.


Ilya-senpai, su café siempre es el mejor. — la voz de aquella figura femenina, su subordinada de castaña cabellera, ocasionó en los labios masculinos lo que parecía ser una especie de curvatura amable y sumamente sutil. No encontraba realmente qué palabras decir al respecto de aquel halago tan poco común porque al probar su propia creación pudo notar, y con un poco de desgana, que éste contenido no se encontraba ni cerca de lo que era el verdadero sabor que buscaba. — El señor Yoshimura era mucho mejor. — musitó con cuidado, articulando un suave gesto con sus labios sin realmente brindar mucha importancia a lo emitido en ese momento. — ¿Alguna vez probaré el café de ese tal Yoshimura, senpai? — la cercanía tan repentina de aquella persona le ocasionó prácticamente que diera un paso hacia atrás por mera inercia. No estaba realmente acostumbrado a que invadieran su espacio, al menos no en esas condiciones de plática social y fue esto, además de su incomodidad respecto a las pláticas sobre el pasado, lo que ocasionó finalmente que diera un largo y vasto sorbo a su taza para acabar con el contenido de esta.

¡L-lo siento! No quería incomodarlo, senpai. — efectivamente la fémina se había percatado de aquella situación y prácticamente imitó al masculino, retrocediendo casi de inmediato. Tras una serie de embarazosas disculpas ambos optaron por despedirse y continuar sus labores, o al menos aquella quien parecía seguir de servicio hasta al menos unas horas más tarde. — ¿Usted tiene la noche libre o debe investigar algo más? — a decir verdad, fueron sus palabras las que ocasionaron un pequeño clic en la cabeza de Ilya, puesto la palabra ‘investigar’ le ocasionó una invasión de recuerdos sobre algo que estaba tratando desde hacía algunos días atrás. Le había llegado el informe al respecto de una serie de asesinatos bastante brutales y destacables a los integrantes que pertenecían, de manera cercana, a los ámbitos mafiosos y más corruptos de Éadrom. Una especie de incomodidad le recorrió la espalda durante unos varios segundos y no fue sino hasta que leyó por segunda vez todo el archivo, junto a la lista de los nombres más destacables, que de sus labios emitió un débil suspiro.

Creo que esta noche será de investigación. — su chaqueta blanca fue la primera prenda en colocarse y acto seguido terminó por guardar lo que era un pequeño bulto de cuero en uno de sus bolsillos. Esto llamó la atención de la fémina mas no realizó ningún tipo de comentario puesto el masculino se despidió de aquella dando una ligera serie de palmadas en su cabellera a fin de finalizar la conversación.

01:35 de la madrugada, lejos del centro de Éadrom.


Muchos conocían a aquél individuo de una manera particular, como aquél que los gobernaba a todos: el rey de un ojo. Su condición como un predador de primera clase capaz de competir con cualquier otra raza era de notar y la característica física que lo delataba era, ni más ni menos, que la única visión que se podía apreciar: su ojo izquierdo el cual, a pesar de aparentar ser normal, se tornaba bastante peculiar cuando se encontraba en un modo de cacería.

Las personas lo evitaban, más de lo que cualquiera hubiera hecho si no llevara puesta aquél peculiar antifaz sobre su rostro, ¿y acaso no era obvio? Resultaba ciertamente creepy el hecho de ver a un individuo con una tonalidad de cabello blanca y raíces completamente azabaches en la zona superior de la cabeza, sin olvidar las ropas que parecían mostrarse como las de alguien que prácticamente ocultaba algo excesivamente peligroso debajo de ellas. No llevaba placa a la vista, ni algún otro indicio de su condición como perteneciente a la rama de investigaciones de la ciudad y ese era el plan de aquella noche: asegurarse de obtener algún tipo de información respecto a los peculiares, así como brutales, asesinatos que habían sucedido en los últimos tiempos.

Pero las persecuciones se detuvieron de un momento a otro cuando el aroma a sangre se volvió tan intenso que sus propios deseos de matar se hicieron más fuertes. — Ilya... Ilya... ¿lo hueles? Es mucha sangre, es mucha. ¿Estará por aquí...? Vamos, vamos a ver. — la voz en su cabeza se hizo presente y la imaginación le jugó en contra porque, casi sin quererlo, la figura de cabellera plateada se encontraba avanzando a su lado a la misma velocidad. Guiaba con su dedo y era su propio cuerpo el que se movía de un lugar a otro, dando zancadas tan amplias que realmente estaba corriendo como si su curiosidad fuera más fuerte que su propia necesidad de considerar seguro aquel lugar de destino. — ¿... qué... es esto? — el hedor a sangre se hacía bastante presente desde metros atrás, bastantes metros atrás teniendo en cuenta que había avanzado al menos unas diez cuadras en aquél último minuto.

La pila de cuerpos y la silueta que se encontraba sobre ellos ocasionaron que bajo la máscara una sonrisa particularmente sádica se hiciera presente, como si parte de su personalidad se hubiera convertido al momento de llegar a apreciar aquella escena. Chasqueó su lengua como acto secundario antes de entrecerrar con algo de inseguridad el único orbe visible. — ¿Quién eres? ¿Tú has hecho esto? — la voz en su cabeza también preguntaba, pero ésta no se mostraba tan interesada en conocer realmente su presa sino más bien en conocer cuál había sido el objetivo, ¿se había divertido? Él sí, Akim hubiera disfrutado hasta el más mínimo detalle en las expresiones de desesperación que los cadáveres parecían poseer.

Su mano derecha se apoyó sobre el suelo y el cuerpo masculino se agazapó lo suficiente como para reducir su posición bastante. Veía el arma en la mano contraria y su actuar fue más directo a evitar ser un blanco amplio de aquella arma de fuego en particular, aunque era ciertamente consciente de que de quererlo podría disparar en cualquier momento. Casi como un destello flameante fue una especie de tentáculo escamoso el que emanó desde su zona lumbar, específicamente desde la última columna de dicha sección. En su punta se dividía en tres, como si se tratase de una especie de garra la cual era de fácil articulación por la motivación de su usuario. Aquella se colocó rápidamente por sobre su propia espalda formando una especie de ‘eses’ que finalmente se aseguraban de darle una mínima defensa al peliblanco, quien no dejaba de posar su único orbe grisáceo sobre el cuerpo de aquella inocente figura.


   ○ [Abraham B. Cooper] ahora es [Akim N. Rýmnikski]

Ilya ~ Akim
Piensa Ilya ~ Piensa Akim
(Hablan entre ellos)
avatar
Salón : 3 B Dromes : 27531
Reputación : 4
Mensajes : 64
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Axel Neolightning el Dom Sep 09, 2018 3:35 pm

El día a día últimamente de Axel había sido bastante similar, recientemente, llegando a quitarle bastante de su tiempo e incluso obligándole a empezar a descuidar un poco la escuela, faltando un poco más de lo habitual, pero, sin llegar de todas formas a importarle en lo más mínimo pues... No era como que su presencia en aquel instituto fuera algo más que una simple fachada para pasar como un “Estudiante común y corriente”, en lo que cumplía sus verdaderos objetivos en la ciudad de Éadrom. Objetivos que eran los que le movían desde hace tantos años, y por los que sin importar lo tarde que fuera, le hacía salir ya fuera en la madrugada o a cualquier hora, con una chaqueta y una capucha que pudiera ocultar todo su rostro, así como las armas que debía de cargar con él debajo de sus ropas, las cuales variaban pero frecuentaban a ser, tal como en esta ocasión, un par de pistolas que yacían colgadas en sus respectivas fundas a los dos costados de su cinturón, cubriéndose y pasando desapercibidas gracias al largo de su propia chaqueta blanca, y claramente, un par de cargadores, incluso si no le hacía falta por aquella capacidad de suplantar él mismo las balas que utilizaría.

Era de noche, pasado de las doce de la noche, para cuando el chico albino se subiera a su motocicleta con tal de arrancar a toda velocidad de su hogar, por entre las calles de Éadrom, hacia aquellos sitios de mala muerte donde la criminalidad abundaba. Las calles estaban prácticamente vacías, y el silencio reinaba por donde vieras que pasara. Era lo bueno de conducir a esas horas, prácticamente no te llegabas a topar con ningún otra alma y nada más algún que otro peatón o algún que otro auto, eran todo lo que te encontrabas, por mera casualidad, por mera suerte, y eso le servía para ir tan rápido como le diera la gana, aún si estaba rompiendo los límites de velocidad de la carretera. No le importaba, no le interesaba, y es que.... No estaba de humor, para nada. Últimamente, sus intentos por encontrar aquellos maleantes a los que debía atrapar para “hacerlos cantar” habían ido volviéndose más inútil, por el mero hecho de que cuando lograba empezar a seguirle la pista a alguno, este acababa muerto al poco tiempo, como si alguien más los estuviera cazando... Pero no, no era nadie que tuviera relación con él. ¿Cómo lo sabía? Las noticias hablaban solas... Una oleada de asesinatos a seres de esa calaña había empezado a surgir, y eso le permitía deducir que los hombres muertos qué él necesitaba… Simplemente, caían dentro de la misma bolsa.

Impaciencia e irritación era todo lo que traía consigo, cosa que no solo quedaba muy bien vista en su iracunda expresión, sino también en su simple manejar tan arriesgado y agresivo. Simplemente, no se le daba bien el ocultar el cómo se encontraba emocionalmente, y es que nunca le había intentado hacerlo o, regularse si quiera. ”Maldita sea....” Se quejaba, internamente ”Juro que si no encuentro nada esta vez, las cosas acabarán feas" Aceleraba, cada vez más ”Me conformo con matar al imbécil que me quita los peces de en medio..... Tsch”. Estaba quedando atrasado.... Sabía que si debía cazar a quienes debía cazar, necesitaba seguirles la pista de cerca con aquellos subordinados que ahora yacían muertos, pero... ¿Cómo hacerlo ahora? No podía permitirse más tiempo perdido, y es que estaba incluso planteándose el simplemente dejar todo eso de lado para enfocarse en el asesino de turno para poder volver a su trabajo como era normalmente. Lo último que necesitaba, es que todos aquellos a quienes perseguía, acabaran desertando de la ciudad por miedo y, otra vez, acabara a la deriva... Sin saber a dónde carajos ir a buscarlos, sin la menor pista entre medio. ¿Qué peor que ello? Para Axel, nada. Un horrible dolor de cabeza.

No tardaría en llegar al sitio donde, por información previamente recolectada, debía de encontrarse a los hombres que debería de interrogar esta vez, pero... ¿Qué sorpresa tuvo al ver que no los escuchaba ni veía por otro lado – ¡Tsch....! - ¿Había llegado tarde? Era posible... Pero investigar un poco, no le haría mal... y de hecho, era lo que creía que debía hacer pues, si tenía suerte, podría encontrar algo. Fue esa la razón por la que bajó de su moto, estacionándola por ahí en media vereda, quitándole la llave para llevársela consigo y luego, entre la oscuridad de la noche y cubierto por la capucha que impedía dejar ver su rostro, empezar a caminar. Miraba a todos lados, iba buscando cualquier indicio que pudiera indicarle y... Fue cuando entonces a lo lejos y algo dificultoso por la oscuridad que se le presentaba, pudo apreciar sangre desparramada por el suelo - ¿...? - Entrecerró los ojos y se acercó a aquel lugar, sin pensárselo dos vece. El rastro de sangre que había sido desparramado por el suelo empezaba a extenderse, fácilmente, le empezó a guiar, escuchando más adelante una voz masculina, aparentemente dirigiéndose a alguien - … Creo que hoy es mi día de suerte... - Murmuró, antes de apurar su paso y... Toparse con una escena que pocos podrían ver sin inmutarse.

Muertos por doquier. Cuerpos inertes, cubiertos en su propia sangre. Una escena digna de una película de terror o un completo acto terrorista. La escena fue shockeante, haciendo que el chico se quedara unos segundos procesando todo, notablemente sorprendido, aunque no alterado pues, después de todo, tenía cierta costumbre a vivir situaciones así.... Pero eso no quitaba que todo fuera demasiado... repentino. De a poco, analizaba todo lo que estaba a su alcance a de visión, llegando entonces a notar cerca de uno de los dos presentes, una chica de cabellos rosados, el cadáver de quien debía ser su presa de hoy - …. - Eso fue suficiente para distraerlo de toda esa barbarie. Su ira nuevamente se encendió, y esta vez, en dirección a quien obviamente, había arrebatado la vida que le era necesaria - … ¿Estás con ella? - Preguntó, observando de reojo al albino que estaba a unos pasos de distancia, aunque por la actitud que mantenía, lo dudaba - … Espero que no - Murmuró por lo bajo, desenfundado una de las dos pistolas que traía consigo, clavando su rojiza mirada sobre la chica vestida de negro - ¿Tú los mataste....? ¿Tú lo mataste? - Enfatizó, bajando temporalmente su mirada al sujeto en el suelo que le era de importancia y luego, regresándola a ella – Te has metido donde no debías....  - Poco a poco, comenzó a elevar el cañón de su arma en dirección a la pelirrosa.....

….E integrándose en el caos que estaba a punto de desatarse.


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]

Thanks Trent~:

avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 19181
Reputación : 6
Mensajes : 258
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Lun Sep 10, 2018 7:18 pm

Hacia ya poco mas de un mes y medio que Yuno había comenzado con sus salidas en solitario, usualmente también salia por mi cuenta, pero de momento podía dejar a los criminales en sus manos, ya que tenia algunos asuntos importantes con los que debía lidiar, para ello había estado invocando demonios de alto rango, lo cual era muy peligroso, consultando con algunos ángeles antiguos y buscando libros sumamente raros, todas esas tareas eran muy complicadas, pero no era el único en esa posición, mi compañera solía dejarse llevar por el calor de la batalla, en mas de una ocasión yo debía hacerme cargo de eliminar las evidencias o de salvarla, claro que yo también solía necesitar su ayuda, mas que todo por confiarme de mis habilidades y/o subestimar a mis enemigos "Aun trabajando por separado siempre nos necesitamos, creo que depender del otro nos esta afectando" Sin embargo, era un problema que poco a poco superabamos, esa noche había logrado conseguir un libro importante, mientras que Yuno, a pesar de haber tenido complicaciones, también había terminado su trabajo sin mi ayuda, si bien podría decirse que nos "estancamos" un poco por nuestra dependencia, habíamos vuelto a progresar.

En ese momento caminaba tranquilamente por las calles, admirando los dos escenarios que tenia frente a mis ojos, los pocos autos que pasaban, las luces, el hermoso cielo nocturno y el brillo de la luna llena, por el otro lado, a mi futura esposa mostrando sus habilidades, derramando la sangre de la escoria de la ciudad y haciendo del mundo un mejor lugar, por supuesto yo no estaba en la escena, pero podía ver a través de los ojos de mi compañera, podía escuchar, sentir, todo lo que ella notara yo también lo haría y mas, hacia un tiempo que su cuerpo y el mio estaban marcados, era como tener cámaras para cuidarnos el uno al otro "Parece que la noche recién empieza... Quizá" Podía sentir las malas intenciones de Axel hacia Yuno aun antes de que estos se cruzaran, pero había algo, mas bien, alguien mas preocupante "Esto es extraño, no tengo una lectura clara del segundo sujeto..." Quizá se debía a la peculiar personalidad de Ilya/Akim, pero era un detalle que yo desconocía, asi que en ese momento, lo único claro era que no podía quedarme de brazos cruzados, no debían haber testigos de nuestras actividades, sin importar quien fuese, eso podría traernos problemas en un futuro.

Antes de que iniciara la que asumí seria una pelea, un portal de color negro se abrió enfrente de la pelirrosa, emergí del mismo justo antes de que volviese a cerrarse -Normalmente te los dejaría a ti...- Observe al sujeto de la mascara en ese momento, era el mas preocupante a simple vista, seria un problema enfrentarlo cuerpo a cuerpo con aquellos tentáculos, si, no eran sujetos comunes, al menos uno de ellos no lo era, por eso había decidido intervenir -Pero esta vez prefiero asegurarme- No era fácil de notar por la capa, pero hacia tiempo que había perdido mi brazo izquierdo por completo, en cualquier caso, no seria fácil, ademas estaba el otro peliblanco -¿Acaso son hermanos?... No importa, les daré una oportunidad de rendirse y ahorrarnos la molestia-

Spoiler:


Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 45647
Reputación : 25
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Yuno Gasai el Mar Sep 11, 2018 12:15 am

Uno nunca podía salir de caza sin que hubiera una que otra basofia que arruinara a última hora su noche ideal con Aoshin-sama. Pero ya empezaba a acostumbrarse a ratas que vinieran a arruinar su momento... Quizás. No. No se acostumbraba. Simplemente estaba de humor, y la razón de su buen humor es que le habían dado luz verde para matar a todo Dios que se cruzara en su camino.

Sangre. El color carmesí que despertaba sus instintos. Con esas personas podía desquitar todo el odio que se escondía dentro de ella a causa de uno de los peores males de una persona llevado al extremo. No iba a desaprovechar esa oportunidad para llevarse de por medio a quien se metiera en su camino. Aoshin-sama luchaba por purificar la humanidad de seres sin corazón alguno, ¿qué hay de Yuno? Su meta no era precisamente la de...

¿Quién eres? ¿Tú has hecho esto?

Una sonrisa maliciosa se dibujó en su rostro. Una leve risa infantil salió de sus labios. El enmascarado parecía ser un ser igual a ella. Esa apariencia no era normal...

-Cierto... Olvidé firmar mi obra. Que descuidada... Tehehehe. ♥️ - Lentamente subió su brazo y apuntó con la metralleta a aquel hombre que sacaba un tentáculo de sus espaldas, desde su zona lumbar, para ser más precisos. -As-qui-to... ~ - Susurró en una dulce tonada, cantando en voz baja. Ni loca iba a dejar que la tocaran con esa... Cosa.

Desde el momento que ese hombre puso esa pose, la pelirosa sabía que... "Posición de Combate, analizada. Preparándose para el ataque." - No iba a dejar una criatura la amenazara de tal manera, así que se aseguraría de acabar con él... y quedarse con la máscara, que tanto le gustaba.

Pero el duelo que parecía que iba a comenzar fue interrumpido por una persona que apareció en la escena, esta vez era un encapuchado. "Nee, nee. Ahora todos ocultan sus identidades." - La pelirosa bajó un poco el arma pero se mantuvo alerta a las preguntas que hacía quien parecía no tener idea de que pasaba en el lugar.

… ¿Estás con ella? - No parecían conocerse.  - … Espero que no. - Ah, vamos. -No lo está. - Respondió con una sonrisa en el rostro y con tanta sinceridad en sus palabras. -No lo necesito. - Ella solo necesitaba una persona, así que debía acabar con estos idiotas antes de que le hicieran daño a su ser amado. Claro, no bajaba la guardia. Había visto como el encapuchado (Axel) también se preparaba para el combate, aunque desconocía las razones de este. Quizás un aburrido héroe de la justicia. Entonces dicho ser le apuntaba con una de sus  dos armas.

- ¿Tú los mataste....? - La pelirosa rió por un momento. Ya iba entendiendo... O eso creía. - ¿Tú lo mataste? - A lo que ella reaccionaria con... -¡¡Hahahahahahahaha!! ¡No me digas...! ¿Un familiar tuyo? Pobrecito. ~ - Mordió su propio labio inferior. Había centrado toda su atención en el encapuchado, olvidándose por un momento del Sr. Tentáculos. Un pequeño error por la emoción de un nuevo contrincante y su carácter explosivo.

Te has metido donde no debías....  

-Interesante... - Y así era como se iba a lanzar a toda velocidad hacia el nuevo sujeto, mas sus acciones serían interrumpidas por su ... Amo y Señor. Quien hacía acto de presencia apareciendo desde uno de esos portales que usaba para transportarse de un lugar a otro. Desde el punto de vista amoroso: Si, estaba feliz de verlo. Pero desde el punto de vista combativo: Estaba un poco molesta por haberla interrumpido... -Tsk... - ...porque arruinaba la diversión del momentum.  ¡Vamos! ¡Tenía luz verde para matar! ¿¡Por qué ahora!? Quizás él había visto algo importante... Demonios.

-Normalmente te los dejaría a ti... - Sus palabras le recordaron que estaba el segundo sujeto, al que volvió a mirar. -Pero esta vez prefiero asegurarme. -Ya hemos hablado muchas veces de esto, Yukki. ♥️ - Iniciando sus palabras su tono de voz se escuchaba serio, molesto, maduro, pero se puso tan feliz cuando le llamó por su nombre, cambiando por completo al tono de voz que el del tentáculo había escuchado al inicio de su plática. Si. Yuno nuevamente le había llamado por un nombre falso para que el enemigo no supiera su identidad secreta. Era muy fácil averiguar hoy en día cosas por el Internet, y si esos tipos eran Agentes del FBI, policías, criminales... ¡Bah! ¡Daba igual que eran! ¡Ellos no tenían derecho a saber el nombre de su Aoshin-sama! ¡Ni de sus habilidades, ni de nada! Por tanto, la pelirosa salió de atrás de él y se puso frente a su amado. -Ya no soy la niña que una vez conociste, Yukki-sama. Déjamelos a mi. - Mencionó mientras clavó su mirada rojiza en el de la capucha y apuntó su arma a él.

-Eres mio. - Relamió sus labios, pero pronto se dió cuenta de lo que dijo y se sonrojó, llevándo sus manos a sus mejillas.

-¡N-No de esa forma! ¡Nonononono! ¡Kyaaaaa!

Spoiler:

-¡Eres mio, de muerte! ¡De que te voy a matar! - Blandió su arma hacia el lado. -¡Ya basta de darle oportunidades a todos, Yukki-sama! ¡Estos dos mueren aquí y ahora! - Y si, ella pensaba ganarles a los dos por si misma. Al punto de comenzar a mover sus labios en palabras inaudibles para los contrarios. Eran palabras dichas en latín: Una maldición.

De momento aquellos dos sentirían el ambiente algo "pesado." El ángel caído seguía recitanto y ellos comenzarían a sentir efectos raros en su cuerpo. No eran efectos fuertes -aún-, pero sentirían como si lo último que se comieron les estaba empezando a caer mal. Algunas preguntas pasarían por la cabeza de sus contrincantes: ¿Lo que me comí me afectó, o algo está pasando en el ambiente? Leves mareos, náuceas, la cabeza pesada, eran algunos de los síntomas que les afectaban. La peste a podrido comenzaba a hacerse más fuerte, y el tentáculo del primer sujeto podría estar sufriendo cambios (a su juicio, Akrim).

Esto serviría para ayudar a desorientar, o algo así, ya que estaban dándoselas de sabelotodos. Así que la pelirosa aprovecharía para impulsarse, sacar sus alas oscuras y volar "bajito" hacia Axel, con el fin de atacar a sus piernas (área de las rodillas) y dejarlo herido gracias a un corte de su katana.

Ataque y Explicación:
5) - Nombre del poder: ♥️ Poison-Curse ♥️

 -Descripción: Yuno recita unas palabras en latín. Un area de 5 metros (asignada por Yuno) empieza a sufrir los efectos de esta energía negativa. Objetos biológicos empiezan a podrirse. Este ataque hace que los sentidos del usuario se distorcionen. Les causa fatiga, mareo, vómitos. La putrefacción es tan fuerte que va envenenando por dentro lo que esté dentro de esa area. La piel del usuario sufre deshidratación y comezón.
 - Recarga: 2 turnos de uso. 2 turnos de recarga.

 -Contra: Pierde un 5% eficacia contra escudos de luz. El afectado se vera afectado siempre que se mantenga dentro del area, una vez fuera o terminado el efecto, sus efectos secundarios desaparecen. Este efecto solo es 50% efectivo contra seres de luz o que utilicen la luz como defensa.

Explicación:

-Utilizo la técnica debuff que te da náuceas y todos los síntomas como distracción.

-Me lanzo "volando bajito" para atacar puntos débiles de Axel, en este caso, rodillas.

Aclaración: No estoy dando ataques por hecho. Simplemente estoy roleando lo que dice mi técnica. Si tienen forma de contra-restarla, adelante.

-Respira hondo y se prepara- (?) xDD

-@Axel & Akrim - Si se sienten ignorados en el post, si estan inconformes, lo que sea, avisar por Mensaje Privado en Discord.

Estilo de Rol en Pelea: Roleo con acciones (como lo hice con la de la técnica) pero es para que sepan lo que se supone que le pasa a los personajes. Nunca doy acciones por hecho. Es solo un "Si pasara..." pero ustedes tienen derecho a defenderse y etc. No se quejen de eso, que estoy consciente. xD

-Se va- Dx!!!





No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:




¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 308127
Reputación : 35
Mensajes : 414
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Akim N. Rýmnikski el Mar Sep 11, 2018 10:14 am

El escenario no parecía mejorar a pesar de que el tiempo transcurría. El único ojo visible de Ilya, en su perfecto y suave gris-plateado, parecía mostrar un ligero interés en los movimientos tan particulares de aquella muchacha de cabellera rosada. En su defecto podía decir que había hecho un buen trabajo acabando con todos aquellos criminales, al menos eso lo decía como combatiente que era. Sin embargo, su lado policial, ese detective de alta categoría que al menos parecía ser, le indicaba que aquella chica no era sino un problema aún mayor que ese grupo de cadáveres reunidos. Sus instintos afloraban completamente, le decían que ella era incluso más peligrosa que ese pequeño grupo de semihumanos fallecidos en combate y esto no era algo que, sino, le ocasionaba una excitación bastante inusual en su propia persona. — ¿Firma? — cuestionó ingenuo ante las palabras femeninas. El hecho de ser apuntado con el arma de fuego no le ocasionó ni la más mínima sorpresa, ¿acaso aquella chica quería combatir? En ese caso no podía permitir que un civil se mostrase petulante ni, mucho menos, tuviese una actitud como aquella frente a los hombres de la ley, ¿verdad? — Será desacato, entonces. — mostró apenas una expresión serena con su orbe visible. Un civil armado no era algo que realmente tuviese mucho de extraño en ese lugar, Éadrom se había vuelto una ciudad poco pacífica y cada vez más los actos delictivos se hacían presentes a tal punto que, incluso, a veces era necesario el apoyo de otros civiles para que los oficiales no se saturasen a trabajo.

Trabajo solo. — chasqueó su garganta con un poco de molestia, ¿acaso parecía ser de ese tipo de individuos que necesitase un compañero o algo por el estilo? La presencia del segundo individuo lo alertó: cualquiera podía llegar a su ubicación y tomar parte de aquella aparente contienda sin que realmente nadie lo supiera. Por otro lado, para su buena suerte, había quedado demostrado que esos dos no estaban juntos sino, más bien, todo lo contrario. Apenas deslizó lo que sería su extremidad derecha hasta su propia máscara para mover aquél pequeño mecanismo metálico que unía la imagen de la dentadura en su máscara: el cierre. Hecho esto pudo escucharse un aliento bastante peculiar, el cual era utilizado por Ilya cada vez que quería alterar el metabolismo de su propio cuerpo con la intención de centrarse en la generación de células RC. — Y si ustedes no están juntos significa... — que claramente ahora no tenía a uno, sino a dos posibles criminales a los cuales arrestar. Bueno, tres contando al excéntrico y extraño individuo que había abierto un portal espaciotemporal frente a sus propias narices. ¿Realmente existían más individuos con magia de ese tipo? No era la primera vez, sino la segunda que alguien podía utilizar dicha cualidad y esto comenzaba a causarle una cierta preocupación: — Con una magia así serían capaces de llegar a cualquier lado... aunque él dijo que su debilidad era la de acceder solo a lugares que conocía. ¿Será igual? — sus palabras no eran siquiera susurros, ideas completamente desconocidas en su cabeza que parecían unirse a una con la otra y moldear hipótesis tras hipótesis cualquier posibilidad a la que tuviera que enfrentarse.

La actitud tan cambiante de aquella chica le recordaba un poco a su persona, a pesar de todo. Era factible creer que tenía, o doble personalidad o simplemente era una chica bastante peculiar con un problema emocional que causaba ese énfasis en dos polos completamente diferentes. ¿Le importaba eso a Ilya? No, en lo más mínimo, porque su objetivo allí no era otro, sino que el de apresar a todo aquél que estuviera ocasionando algún tipo de disturbio en la ciudad que había jurado proteger. — Sean dos, tres o cuatro... ne, ne, Ilya... déjame jugar. — la voz a su oído le hizo dar un paso hacia atrás, completamente sorprendido por el hecho de que Akim aún no hubiera desaparecido. ¿Cómo iba a hacerlo, después de todo? Si aún estaba en presencia de no uno, sino al menos dos criaturas bastante excéntricas y un muchacho que parecía estar completamente furioso por alguna razón que realmente desconocía su persona. — Déjame esto a mí... no hay que matarlos. Necesitamos pruebas para solucionar los asuntos respecto a lo que está sucediendo en Takemori. — ¿por qué intentaba dialogar con ese sádico y desquiciado hombre? Bueno, decir hombre era un término incorrecto en realidad, ya que era más acertado advertirlo como una personalidad diferente que habitaba y compartía su cuerpo, una que luchaba constantemente por tomar posesión de su físico para poder regresar a ser lo que era: el rey de un ojo tan temido como lo fue en algún momento atrás.

¡Es rápida! — mediante una flama rojiza, hizo aparecer un tentáculo extra desde la base de su espalda, en el mismo punto en que el primero hacía su aparición. El segundo se dirigió rápidamente en dirección al muchacho encapuchado con la intención de sujetarle la zona de su cintura. A pesar de que intentaría quitarlo de aquel lugar, la velocidad de movimiento de esa chica era bastante como para hacerlo con la única fuerza de su extremidad por lo que de ésta surgió un apéndice que golpeó el suelo para permitirse tomar una especie de impulso. A medida que ambos cuerpos retrocedían era aquel tentáculo que cubría a Ilya el que se movía rápidamente hacia el detalle de una de las paredes con la intención de sujetarse de ésta y tomar la suficiente distancia de aquellos dos personajes. El hecho de sentir como su tentáculo terminaba asfixiándose le hizo reaccionar, observando rápidamente la posición de aquel y viendo la cercanía de este para con la chica de cabellera rosácea. ¿Cómo era posible? ¿Qué era, en realidad? En su cabeza las posibilidades comenzaban a mostrarse ciertamente altas ante algún tipo de habilidad que desconocía, algo que causaba algún tipo de efecto sobre células vivas tal vez, ¿era otra la explicación? Sus tentáculos eran exclusivamente células vivas, células de RC obtenidas de la sangre para ser más exactos.

No me interesa quién eres, pero solo voy a decirte una cosa: vete de aquí, me molestas y no quiero perder el tiempo cuidando ciudadanos. — tal vez aquellas palabras delataran un poco de su condición como alguien del cuerpo de ley, pero tampoco le ocasionaba el más mínimo problema al respecto: estaba completamente protegido como para que pudiera verse su rostro y tan solo un ojo no sería suficiente como para revelar su identidad. En ese momento su platinado orbe se tornó completamente rojizo y la esclerótica del mismo se volvió completamente negra, dejando a la vista una oscuridad tremendamente profunda en lo que era, ahora, su vacío mirar. El tentáculo desapareció tras soltar al muchacho: no quería gastar mucha energía sin razón y ahora sabía que debía de preocuparse no solo por los ataques a distancia de la chica, sino también por su condición física y un posible efecto en área que emanaba de sus poros y afectaba a sus células. — Es hora de... comer. — tronó su cuello tras pararse en la baranda de aquel lugar, observando a sus objetivos desde la zona superior y ocupándose en analizar cada detalle que había visto hasta el momento. Desconocía las capacidades de aquel hombre salvo su condición de viajar a través del espacio y tan solo conocía de ella ese efecto que había acabado con uno de sus tentáculos con tan solo estar a pocos metros de su posición: — Si no me concentro será un problema. — trató de relajar su cuerpo mientras, y tal vez tratándose solo de una alucinación, la figura de Akim aparecía a su espalda completamente deseoso de tomar el control, de hacerse cargo en ese momento. — Ne, ne... déjame salir. Quiero devorarlos, Ilya... vamos, no tengas miedo...

Explicación:

Bueno, tan solo es una aclaración por si algo no se entiende:
- Ilya ocupó un tentáculo para agarrar a Axel y, dado que aún no ha empezado a pelear ocupó un apéndice salida de este mismo para aumentar la velocidad y como el rango de Poison-Curse es de 5 metros, el tentáculo de Ilya fue afectado como consecuencia de la cercanía con su cuerpo.
- Ilya puede utilizar hasta 4 tentáculos pero de momento tan solo ha ocupado 3 (2 son el primero que invocó, dado su tamaño y características, y 1 el que usó para sacar a Axel del problema).
- Akim es una ilusión en la mente de Ilya, nadie más puede verlo salvo él.


   ○ [Abraham B. Cooper] ahora es [Akim N. Rýmnikski]

Ilya ~ Akim
Piensa Ilya ~ Piensa Akim
(Hablan entre ellos)
avatar
Salón : 3 B Dromes : 27531
Reputación : 4
Mensajes : 64
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Axel Neolightning el Jue Sep 13, 2018 9:06 pm

Estaba quedando más que claro que no parecía que fuera a tratar con alguien mentalmente estable, pero... no es como si eso le llegase a importar, de todas formas. Una ceja se arqueó ante su comentario, sintiendo cierto alivio al verificar que no tenía idea de qué hacía el allí, dejándola como nada más que una piedra en el zapato que debería quitarse para seguir con “Lo suyo”. Iba a jalar del gatillo en ese instante, pero, se vería interrumpido por la repentina aparición de lo que parecía, un agujero espacio tiempo, claramente sobrenatural, que captó totalmente la atención del albino, en cuyo rostro se hubiera podido llegar a apreciar cierta sorpresa durante unos instantes, aunque, su rostro volvería a captarse totalmente frío y serio. ”Así que no trataré con simples humanos... hmprf, como sea” Mencionó para sus adentros, chasqueando con disgusto su lengua contra su propio paladar al entender que ese ser, parecería tratarse de un especie de aliado para la contraria – Tsch.... - Poca importancia le dio, de todas formas... Estaba iracundo, y solo pensaba en exterminarles y ya, a la responsable de que su rastreo se fuera por la borda y a quien se le cruzara... ya fuera el maldito moreno emo, o el maldito enmascarado.

Ante la amenaza que recibió de su contraria, el albino pareció ponerse en guardia, con la pierna izquierda y el costado de este lado de su cuerpo un tanto más avanzado que el otro, con ambos antebrazos a la altura de su cabeza y los puños cerrados, más sin soltar el arma que seguía en su mano derecha. No planeaba disparar simplemente, porque.... Sabía, eso no debería ser suficiente contra quienes no parecían seres comunes y corrientes - Inténtalo... - Murmuró en un tono desafiante, pero... - … - Arqueando la ceja una vez viera lo ridículo de la situación y, sobre todo, como es que la pelirosa no parecía tomarse esto enserio. ”Debe ser una maldita broma”. Afortunadamente, no fue demasiado el tiempo que pasó antes de que se tomase las cosas verdaderamente a pecho.... Y sería entonces que, esta saldría corriendo... O mejor dicho, volando, directamente hacia él. ¿Le estaba subestimando? ¿O solo era muy descuidada? Quizá, pues ella misma había pasado a dejar en claro que raza o que tipo de raza, era a la que podría pertenecer... Fuera lo que fuera.... Le haría arrepentirse de esa decisión. Durante un instante, cuando se acercaba, pudo jurar que un pequeño malestar le invadió, pero... No fue demasiado grande, realmente... Por lo menos, no lo suficiente como para evitar que de a poco, una sonrisa arrogante se formara en su rostro, manteniéndose en esa posición totalmente inmóvil a medida que la pelirosada se acercaba, dispuesto a hacer un simple y certero contraataque hasta que... - ¡¿?! ¡¿QUÉ DIABLOS.....?! -  El enfocarse solo en la psicópata, hizo que se despistara ante los otros dos.

Inmediatamente, tras ser apartado por el sujeto, dirigió su mirada con los dientes bien apretados, en dirección al mismo, y planteándose que quizá, acabaría con mas enemigos de los que creía aunque... descubriendo casi al instante que estaba erróneo... y solo era un entrometido – Bastardo... - Apretó los dientes, y apenas fuera soltado, patearía una simple roca que había por el suelo, con el objetivo de que esta le fuera a caer en la cabeza, ignorando completamente sus palabras - ¡NO TE METAS EN MI CAMINO, MALDITO IDIOTA! ¡TE MATARÉ A TI, AL MALDITO EMO ESE SI SE METEN EN MI CAMINO! - Volteó a ver a quien, parecía una... ángel impura... ¿Cómo él? Apenas le hizo, le apuntó con el cañón de su arma, pero no para disparar... Si no, con la misma intención intimidatoria que cuando señalas a alguien con el filo de una espada – Y tú.... - Volvió de nuevo a la misma postura en la que antes estaba, aunque tomando ahora en su mano izquierda, su segunda arma de fuego. Era curioso, mantenía una postura similar a la que tomarías para boxear, más sujetando ambas armas como si se trataran de nudilleras que pudieras usar en el combate cuerpo a cuerpo... Y es que había descubierto con el tiempo que era esa la forma más efectiva de poder hacer un instantáneo “Jaque-Mate”, a seres de calañas sobrenaturales, que con un tiro común y corriente... Y claro, esto tendría mayor efecto en seres de luz... u oscuridad... Y ya se obviaba que por lo menos, la pelirosa, a alguno de estos lados debía a aspirar – Creo que esas alas irán bien en mi pared... - Una amenaza, seguida de una arrogante y hasta siniestra sonrisa... justo antes de echar a correr directo en su dirección.

A medida que corría hacia ella, sería obvio decir que alzó ambos cañones en dirección a la misma, disparando repetidamente, aunque... No tanto con la real intención de atinarle, sino más bien.... “Arrinconarla”. Las balas que salían disparadas por los cielos, bien podían ser desviadas o esquivadas, sin embargo... Las disparaba de tal forma, que para evadirlas o evitarlas, tuvieras que evitar moverte excesivamente a la derecha o a la izquierda, aunque claro, tan idiota no era y de todas formas intentaba dejar que una u otra fuera directo en su dirección, a intención de ocultar aquella segunda idea que traía consigo. Simplemente, buscaba acercarse, acortar distancia y ya cuando creyera que tenía la oportunidad, en el interior de sus armas y de una forma prácticamente no perceptible, una luz negra inundaba sus balas. "Quiero ver como tratas con esto... lunática" Quería que tuviera la noción de sus balas eran comunes y corrientes, meras piezas de metal pero... Que ahora, que se dirigía directo a un combate cuerpo a cuerpo usando aquellas armas como meros objetos similares a nudillos de acero.. Dirigiendo de hecho, un puñetazo directo a ella con el cañón apuntándole y disparándole... Que se llevara una sorpresa con aquella luz negra tan detestable para seres de luz.... u oscuridad.

Explicación:

•Atributos Físicos: Gracias tanto a sus genes de Demonio como a sus genes de Ángel, ha desarrollado características físicas por sobre el nivel de los seres humanos. Por esto, es más fuerte, más rápido, más ágil, más resistente y más sensitivo qué un humano común y corriente, heredando la mitad de capacidades de un Ángel Guerrero y la mitad de un Demonio Balrog. Además, posee una resistencia innata del 35% a DeBuffs del elemento de luz u oscuridad, más no a sus daños.
>> Pasiva que reduce los efectos del debuff de Yuno (?).

•Mezcla Elemental: Capacidad para utilizar una energía "Neutra" entre la luz y la oscuridad, llamada "Luz Negra". Este tiene sobre los seres afines a la luz o a la oscuridad un daño efectivo (Reducido a la mitad por su condición como híbrido, lo que también lo vuelve débil a sí mismo de forma reducida ante los elementos de luz y oscuridad), mas dicha luz negra contra los propios elemento de la luz y la oscuridad, es totalmente neutro. (Elemento creado debido a que su cuerpo no soporta ni el elemento de luz ni el de oscuridad en estado puro y estos lo autolesionan). El método a través del cual este elemento se mantiene "Estable" en su cuerpo, es gracias al "Choker" que lleva en el cuello, el cual es un especie de "Catalizador", creado por sus padres y el cual evita que el elemento de la luz y el de la oscuridad destruyan su cuerpo internamente.
>> Elemento fuerte contra seres de luz/oscuridad. Neutral ante choques con LOS elementos de luz/oscuridad.

>> Axel corria hacia Yuno disparandole a los costados y a ella misma, le lanzo un ataque frontal al mismo tiempo que disparaba para dejarle mas dificil evadirlo y... la bala va con la luz negra ❤


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]

Thanks Trent~:

avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 19181
Reputación : 6
Mensajes : 258
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Vie Sep 14, 2018 1:16 pm

Suspire ante la respuesta de mi compañera "Aunque lo del nombre falso fue inteligente, tiendo a no ser tan cuidadoso con esa clase de detalles" En cualquier caso Yuno estaba ignorando lecciones importantes acerca de como combatir, lo cual era un error, sobrestimar sus propias capacidades a la vez que subestimaba a sus enemigos, contadas ocasiones yo mismo lo había hecho, pero tenia que mantener la mente fría en aquella situación "Comencemos..." Mientras Yuno seguía hablando, mire en todas direcciones, dejando marcas en todo el lugar, las mismas eran casi imperceptibles por su tamaño, pero cumplirían con su tarea, en cuestión de segundos ya tenia una visión completa de mis enemigos, desde todos los ángulos, incluso había marcado sus cuerpos, así como el de mi compañera, sumando eso a mi capacidad de procesamiento de información, no habría puntos ciegos ni para mi, ni para Yuno, ya que ambos podíamos compartir nuestros pensamientos y recuerdos.

Esperaba que las balas empezaran a volar, pero no sucedió, en lugar de eso la pelirrosa lanzo un ataque frontal, otro error, atacar a distancia hubiese sido mas sensato para medir la capacidad del oponente "Tarada..." Yuno era igual de rápida que yo, así que no podría alcanzarla, por suerte logre mantenerme lo suficientemente cerca como para servir de apoyo, correría justo detrás de ella. pelear a corta distancia hubiese sido complicado, por suerte el sujeto de los tentáculos retrocedió, llevándose consigo al encapuchado "Sera mejor que me encargue de el" Por supuesto, ahora la mayor amenaza inmediata eran las balas, y ese sujeto estaba apuntándole a mi ángel.

Observe fijamente a Axel al escuchar su amenaza -Sus alas...- En ese momento mis ojos cambiaron de apariencia, uno de ellos se torno rojo y el otro purpura, a la ves que ambos liberaron diminutos arcos de lo que parecía ser electricidad, aunque en realidad era luz -Sus alas son mías...- Rápidamente me puse delante de Yuno para evitar que ella avanzara, mirándola directamente a los ojos al hacerlo, al mismo tiempo que recibía todos los disparos de parte del albino -Al igual que el resto de ella- Le di una pequeña bofetada a Yuno por haber sido tan imprudente y un beso en la otra mejilla "Encárgate del otro y se mas cuidadosa" Por supuesto ella podría lidiar con una lluvia de balas, pero eso la pondría en aprietos, lo que no era recomendable sin siquiera conocer al enemigo y sus capacidades, por mi parte, las balas de ese calibre no me harían ni cosquillas, aun potenciadas por aquellos elementos tan solo sentí algunos rasguños -Eso no te servirá conmigo-

De inmediato gire para correr y confrontar a Axel directamente, pero esperaba sorprenderlo con un pequeño truco. Saque mi mano de debajo de mi capa mientras corría, mostrando 6 enormes fuma shurikens que arroje de inmediato en contra de ambos, tres en contra de cada uno, al centro para tratar de atinar y a ambos lados para interceptarlos si trataban de esquivarlos, eso con un solo movimiento de mi brazo, terminando por posar mi mano sobre el mango de mi espada, esperaba que mostraran alguna defensa o si Axel simplemente saltaba, quizá podría interceptarlo, pero no me apresuraría.

Explicación:


Primero marque el escenario y a Yuno, para ver y comunicarme con ella.

-La marca del Arconte: Con tan solo una mirada, es capaz de poner una marca de tamaño variable en alguna superficie u otro ser, la cual tiene la apariencia de sus propios ojos, al hacerlo con alguna criatura, ambos podrán comunicar sus pensamientos o recuerdos al otro, si así lo desean. Al hacerlo en alguna superficie/ser, podrá ver/escuchar/sentir a través de la/s marca/s.

Ao se mantuvo cerca de Yuno y se puso en medio para bloquear las balas en el momento justo.

-Cuerpo y mente: Posee capacidades físicas sobre humanas, fuerza, velocidad, reflejos y resistencia, capaz de levantar 500kg (1T en trama) y moverse a 120km/h (270km/h en trama). Su cuerpo es resistente ante las perforaciones, como el golpe de una bala, las de bajo calibre (pistolas) rebotan contra su cuerpo, las de medio (rifles de asalto) pueden causarle pequeños rasguños, mientras que las de alto calibre (ametralladoras pesadas, rifles de francotirador) pueden romper su piel, hacerlo sangrar y causarle heridas superficiales, su piel solo evita que las balas/cuchillas/espadas/etc lo atraviesen, el impacto sigue siendo dañino, aunque mucho menos de lo que seria en un humano, ya que no hay daño interno.

Aun frente a un rifle o ametralladoras calibre .50 los daños son mínimos.

Kunai, Shuriken y Fūma Shuriken: Aoshin posee una reserva casi interminable que puede invocar en cualquier parte de su cuerpo, gracias a los portales en sus ojos. Estas armas están hechas de la luz del Arconte, así que lucen como armas eléctricas y pueden causar quemaduras de segundo grado al contacto, solo si Aoshin así lo quiere, debido a su naturaleza son menos efectivas ante barreras oscuras, su resistencia es levemente superior a la del acero y pueden cortar/atravesar el mismo fácilmente.

Por ultimo lance los fuma shuriken que invoque bajo la capa (son mas o menos del tamaño de un torso) ese es mi único ataque, quede en guardia corriendo con la espada.



Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 45647
Reputación : 25
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Yuno Gasai el Dom Sep 30, 2018 8:36 pm

Plan A, Plan B, Plan C, ¡hehe... hahahaha! ¿Cuál usaría, cuál usaría? ~ ¿Cómo iba a evadir el enemigo un ataque tan simple? O en otro caso, ¿cómo contra-atacaría? Quien sabe, pero sería divertido, ¡nee, nee! ¡Tenía que acabarlos! ¡Usar su sangre para pintar mis próximos cuadros! ¡Tenía que hacerles heridas aquí y allá para escucharlos gritar! ¡Siiii! ♥ ¡Todo fuese por volver a casa con Aoshin-sama! ¡Ya verá! ¡Ya le demostraré lo mucho que he aprendido bajo su tutela! ♥️ No podía defraudarlo, y ahora que tenía luz verde para derramar sangre, sería una noche perfecta para...

-¡Tsk...! - Detuvo su marcha justo cuando una cosa orgánica (Akim) intervino entre el jóven de las armas de fuego (Axel) y ella. Al igual que Axel, la pelirosa había estado concentrada en ese oponente y se olvidó del sujeto de la ley y de Aoshin-sama. No esa clase de "olvido", pero quiso terminar con Axel de una vez y por todas. Lo que la jóven no se esperaba era que un tipo de tentáculo intervino para agarrar por la cintura a su contrincante, apartándolo del camino.

La pelirosa retomó su compostura y siguió con la vista la dirección a la que se llevaban al chico, para ver que quien había tomado acción había sido nada más y nada menos que el chico de la máscara. Ése hombre había hecho aparecer una segunda extremidad desde la base de su espalda, y si él tenía intenciones de participar en el combate ya sea como atacante o como soporte entonces lo mejor sería no volver a centrar sus pensamientos en una sola persona. "¿Acaso los saca a placer, o esa habilidad tiene un límite?" - Pensó mientras su compañero ya había llegado cerca de ella.

- ¡NO TE METAS EN MI CAMINO, MALDITO IDIOTA! - Por la reacción del encapuchado, aquellos dos parecían llevarse... No tan bien. Quizás eran conocidos y el orgullo de uno le impedía trabajar con el otro, o quizás no se conocían de nada. Sea como sea... - ¡TE MATARÉ A TI, AL MALDITO EMO ESE SI SE METEN EN MI CAMINO! - ¿Emo...? Yuno giró el rostro para mirar a Ao-kun y observó su peinado. Dejó caer su cabeza de lado y llevó su puño frente a los labios para soltar una risilla. ¡¡Aun siendo emo, se veía tan tierno!! ♥ Pero rápido volvió a enfurecer cuando el enemigo habló de que iba a matarlo. ¡Nadie mataba a Aoshin-sama! ¡Solo ella tenía permiso para hacerlo! ¡Y quien se atreviera a ponerle un dedo encima iba a morir...!

Y tú.... - Rápido volvió su mirada a los ojos de Axel y apretó el mango de su Katana. Ese tipo traía algo entre manos. La postura que él estaba tomando no era de su agrado. Quizás ¿también era conocedor de algún tipo de arte marcial? No recordaba haber enfrentado artilleros que pusieran posturas como la que él estaba tomando. – Creo que esas alas irán bien en mi pared... - Y denuevo, una amenaza más para sus alas. ¡Sus tan preciadas alas que solo le pertenecían a Aoshin-sama y a ella!

-Sus alas...

"Shin-sama..."

-Sus alas son mías... - Sus ojitos se pusieron llorosos cuando éste se puso frente a ella para protegerlos a ambos de la lluvia de balas. Se supone que quien estuviese en el lugar de Aoshin fuese ella, su escudo, su ángel guardián, pero la vida les había invertido los papeles... De momento. Quería avanzar para matar a alguien, pero su compañero evitó que diera un paso más. Sus miradas se habían cruzado. -Al igual que el resto de ella. - Y su rostro se ruborizó cuando escuchó esas palabras. Un bofetón por parte de su compañero terminó trayendola a la "realidad", es decir, la haría reaccionar y le haría ver que a partir de ese punto, las cosas ya no eran un juego como habían sido hacen minutos atrás.

Sus ojos volvieron a tornarse rosados y bajó la mirada, abrazándo a su amado por unos momentos. "Encárgate del otro y se mas cuidadosa" "Perdón. Debí pensar un poco más en tu seguridad. No volverá a pasar. Te amo."

Se apartó de su amante y dejó que éste corriera hacia donde Axel para que lo hiciera picadillos. ♥ La pelirosa ahora miró fijo a Akim, con una sonrisa en el rostro y las mejillas ruborizadas. -G-Gomen ne... - Hizo una leve reverencia. -Fue muy rudo de mi parte no ponerle la debida atención, nee. - Una vez más blandió su katana hacia los lados, sintiéndo como el viento se rompía por ello. -Juguemos un poco.

Los cuerpos muertos dentro y cerca del area del Poison-Curse comenzaron a podrirse. La peliroja comenzó a caminar hacia Akim. "De momento tiene dos tentáculos, pero pudo sacar hasta tres. Mi habilidad de envenenamiento no lo afectó ni a él, ni al otro idiota. Ha sido de las pocas veces que veo seres que la resisten. Puede que sean seres de luz, o pueden que tengan altas resistencias al veneno, quien sabe..." - Hacía cálculos matemáticos hasta quedar cerca de Akim, pero lo suficientemente alejada para poder reaccionar en caso de que este la atacara a distancia.

"Por el momento no ha hecho mucho." - Miró de reojo a Aoshin y a Axel por un momento para luego volver a centrar su atención en Akim. -¡Nee, nee, baja de ahí! - Podía ir por él, pero preferiría tomar precauciones como su compañero le había advertido.

Spoiler:
5) - Nombre del poder: ♥️ Poison-Curse ♥

-Descripción: Yuno recita unas palabras en latín. Un area de 5 metros (asignada por Yuno) empieza a sufrir los efectos de esta energía negativa. Objetos biológicos empiezan a podrirse. Este ataque hace que los sentidos del usuario se distorcionen. Les causa fatiga, mareo, vómitos. La putrefacción es tan fuerte que va envenenando por dentro lo que esté dentro de esa area. La piel del usuario sufre deshidratación y comezón.
- Recarga: 2 turnos de uso. 2 turnos de recarga.

-Contra: Pierde un 5% eficacia contra escudos de luz. El afectado se vera afectado siempre que se mantenga dentro del area, una vez fuera o terminado el efecto, sus efectos secundarios desaparecen. Este efecto solo es 50% efectivo contra seres de luz o que utilicen la luz como defensa.

Turno 2/2





No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:




¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 308127
Reputación : 35
Mensajes : 414
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Akim N. Rýmnikski el Mar Oct 02, 2018 10:29 am


Poco a poco los individuos comenzaban a platicar y organizarse de una manera en que claramente sorprendía al detective. ¿Acaso estaban acostumbrados a ese tipo de situaciones? ¿O simplemente, y como él, se adaptaban con suma facilidad a las posibles situaciones? — ¿Jugar? — repitió de manera tranquila mientras deslizaba lo que era su único orbe grisáceo en dirección a la ubicación de la fémina dejando que aquella opaca mirada se perdiera en la posición contraria. ¿Realmente estaba dispuesto a seguir con aquello? El tentáculo que se sujetaba a la protuberancia de la edificación apenas y tenía realmente algún tipo de intención a soltarla, mostrando cierta efectividad ante la idea de permanecer allí y observar todo desde un punto de vista más tranquilo. ¿Por qué meterse entre ambos? Claro que podía ayudar, pero ¿acaso no era más divertido tener toda la diversión para sí mismo? Una pequeña sonrisa se dibujó bajo aquella ennegrecida y gótica máscara, algo que claramente solo fue apreciable por su propia persona ante semejante posibilidad... ¿pero podía hacerlo? No, por sus propios votos personales y aquel juramento para con la protección civil. — Tsk. — un bufido se hizo presente y lo que ocurrió a continuación fue una ligera inclinación hacia delante de su cuerpo, sin perder la posición de los pies sobre la saliente de la pared, observando con interés a su siguiente adversario.

¿Por qué no me matas? — chasqueó la lengua al sentir la extremidad de Ilya en su cuello. Akim estaba completamente desinteresado en lo que acontecía, babeando de un lado como consecuencia de la falta de oxígeno que era capaz de ingerir en dirección a su cerebro. — ¡MÁTAME, PENDEJO! — bramó con molestia mientras la diestra de el híbrido entre blanco y negro liberaba comenzaba a liberar su agarre, descendiendo lentamente para poder observar a la otra parte. Ambos estaban frente por frente en aquella negra habitación y cada uno de los dos cuerpos parecía estar completamente estático, sin capacidad de reacción ante lo ocurrido. — No lo recuerdas, ¿verdad? Lo que nos pasó. Lo que dio origen a ti. — a continuación, la máscara hizo aparición en ambos rostros, siendo su orbe izquierdo el que finalmente se tornase completamente negro en la zona de la esclerótica y su iris, por otra parte, adquirían un rojo tan fuerte como la propia sangre. Asimismo, las venas más notorias de su ojo incluso comenzaron a hacerse visibles por sobre la piel de su mejilla y frente, dejando a la vista la verdadera naturaleza de aquél ser.

— Así que tu salvación consiste en dormir y tener dulces sueños. — Ilya observó con inseguridad a su contraparte. — Para mí los dulces sueños son... despertar, llorar un poco y así sería todo. — meditando con respecto a la condición en la que se encontraba, Ilya cerró sus ojos y tan solo esperó la siguiente pregunta de su contraparte. — ¿Puedes hacerlo? — no sabía realmente. ¿Estaba bien hacer aquello? Un paso en falso hacia atrás, hecho de manera consciente, lo hizo lentamente caer de espaldas. — Sí. — poco a poco el control del cuerpo fue dado a la figura que aún seguía en pie, mientras la oscuridad devoraba lentamente el ‘cuerpo’ imaginario de Ilya quien prácticamente desaparecía frente a los pies del sádico y desquiciado individuo. — Yo me haré cargo a partir de ahora... lograré que todos me amen y moriré de forma genial. — la sonrisa serena se dibujó tras la máscara y antes de que se diera cuenta se encontraba nuevamente en la realidad, en aquel escenario tan particular. No habían pasado siquiera algunos segundos de todo aquello, algo que demostraba lo consecuente y tan relativo que podía ser el tiempo en realidad.


Ya me cansé de soñar. — el ojo de Akim se abrió rápidamente respetando la transformación descrita anteriormente, esos tonos tan contrastadores formaron una especie de foco atrayente, o al menos así podía describirse en algunas ocasiones. Una flama hizo aparecer un segundo tentáculo como consecuencia y este fue el que, sin previo aviso, se abalanzó sobre la posición de la chica de cabellera rosada. Tenía que comprobar varios factores respecto a aquella área que había afectado a sus extremidades y tampoco es como si pudiera confiar en alguien que había acabado con tantos mafiosos. Sin pronunciar palabra alguna su escamoso tentáculo se afiló en la punta como si se tratase de un estoque y buscó dar un golpe directo al cuerpo de la chica. ¿Qué buscaba? Medir una serie de tiempos como el de reacción femenino, el de procesamiento de información, el que representaba el ataque hecho anteriormente por ella e, incluso, sus habilidades para un combate cercano que era uno de los puntos más fuertes del muchacho enmascarado.

”explicación”:

Lo que está en cursiva (párrafo 2 y 3) es... ‘relleno’. En realidad, es una explicación de lo que ocurre en la mente de Ilya/Akim durante unos breves segundos. El resto... creo que se explica solo. Cualquier duda, pregunten.


   ○ [Abraham B. Cooper] ahora es [Akim N. Rýmnikski]

Ilya ~ Akim
Piensa Ilya ~ Piensa Akim
(Hablan entre ellos)
avatar
Salón : 3 B Dromes : 27531
Reputación : 4
Mensajes : 64
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Axel Neolightning el Vie Oct 12, 2018 10:17 pm

Miró con curiosidad y desagrado, como el sujeto que se interponía entre él y la chica de cabellos rosas, recibió las balas como si nada, mostrándose no realmente afectado por estas, las cuales su cuerpo amortiguó como si de una coraza estuviera hecha su piel o algo por el estilo, algo que inmediatamente, puso al albino a pensar... Pues podía ser imprudente e impulsivo, pero no era idiota. ”¿Alguna técnica?” Mencionó para sus adentros, arrugando un poco más su rostro tras fruncir el ceño y dar un paso hacia atrás, sin perder de vista a ninguno de los dos, casi como si su mirada yaciera clavada en estos. ”Hmrf... Como sea, parece que algo le blinda... Tendré que recurrir a otras opciones...” Fue todo lo que pasó su cabeza mientras el chico de cabello negro junto con su aparente compañera o... ¿Amante? Tenían su escena, aprovechando esos instantes para volver a colgar ambas pistolas en sus respectivas fundas en el cinturón del mismo, cubiertas por su blanca chaqueta, al mismo tiempo que se hacía hacia atrás la capucha de la misma por meras cuestiones de comodidad, ahora que veía que la pelea parecería ir a ponerse más dura de lo que estaba esperando que sería....  

Pareció que aquella muy extraña pareja decidió cambiar contrincantes, y aquello realmente... poco y nada, le importaba al albino, pues tenía ahora mismo la mentalidad de asesinar a esos dos idiotas si trataban de ayudarse... y de paso al otro sujeto, si es que a aso decidía cambiar de parecer, aunque preferiría evitar hacerle lo que sea mientras continuara actuando como un aliado.... un desconocido al que no le rendiría la más mínima confianza, pero qué, al fin y al cabo, compartía a sus enemigos y seguía siendo alguien que podría ayudarle... Por lo menos, mientras continuaran habiendo dos personas a quienes enfrentar. Por eso, no pareció preocuparse demasiado cuando perdió de vista a la chica de cabellos rosas, mirando de enfocarse más en su nuevo adversario, pendiente de sus acciones y no tardando en reaccionar para cuando este empezara a correr y luego... lanzarle un ataque con aquellas extrañas armas a.... Espera, ¿A ambos? ¿Qué acaso se estaba dando el lujo de mantener la atención dividida tanto en el desconocido como en él? ”Tsch...” Una mueca de molestia, apretando algo los dientes, surgió en su rostro, al mismo tiempo que parecía correr en contra de su enemigo, pareciendo que corría directo hacia aquellas shurikens gigantes. ”Te enseñaré a no subestimarme... hijo de perra” Se quejó para sus adentros, tan arrogante como siempre...

A medio camino contra el hombre de los ojos extraños, pegaría un salto al mismo tiempo que giraba en el aire sobre su propio eje, tal cual haría un trompo o una peonza. Justo en el instante que esas afiladas armas irían a tener contacto contra él, un par de grandes alas angelicales pintadas de un color negro emergerían, resplandeciendo en este oscuro color al imbuirse en su elemento, cubriéndolo mientras giraba y pareciendo “Endurecer” cada una de sus plumas justo al contacto con las armas de su enemigo, protegiéndolo y haciendo que estas rebotaran como si hubieran chocado con alguna pared de metal... Pero lejos de ser ese el final, apenas aquellas armas fueran desviadas, parecería que, aprovechando la fuerza de inercia que producía el giro de Axel en el aire aquellas alas empezaran a disparar indiscriminadamente, ráfagas de sus propias, afiladas y endurecidas alas negras recubierta de luz oscura. Aquel giro que dio, hacía que su ataque aprovechara su propia fuerza de inercia, disparando así prácticamente a todos lados a la vez con una gran velocidad, pero pareciendo atacar también a quien debería de ser su aliado... No obstante, esto, acabó difiriendo de la realidad, pues el chico no era lo suficientemente idiota como para atacar a quien ahora, le ayudaba.

En el aire, en el punto máximo de altura que sería capaz de alcanzar y en el cual, dejaría de girar, sus alas se estirarían de golpe y un simple vistazo rápido de reojo hacia la pelea del albino y la pelirosada, serviría para redirigir sus propias plumas y hacer que las que se dirigían hacia su aliado se desviaran hacia la pelirosada, o más concretamente, a sus espaldas... para que estas le llovieran encima si intentaba evadir el ataque que le había lanzado el sujeto de los tentáculos. Un simple segundo de distracción con el que evitaría quedar demasiado indefenso pues, al mismo tiempo que el chico en el aire empezaba a caer... Posicionó sus alas de tal forma, que pudiera cortar el aire para caer con mayor facilidad y rapidez, además de dirigir hacia donde, iba a caer....  - ¡TU ATENCIÓN POR AQUÍ, PAYASO! - Gritó al chico de cabellos negros mientras caía en su dirección, preparando una patada con su pierna derecha, la cual también imbuía en su característica luz negra mientras que la presente en sus alas, parecía empezar a resplandecer con mayor fuerza, liberando su energía y actuando como “Propulsores” los cuales, aceleraban brutalmente su caída -Y por ende, su patada- hacia su contrincante de cabellos negros, intentando hacer lo posible por imposibilitarle tanto como pudiera el evadir su golpe e intentar forzarlo a amortiguarlo. ”Si balas penetrantes no funcionan... Veremos si golpes contundentes sí” Pensaba mientras caía, a sabiendas de que muchas veces, contra “Una armadura”... es mejor dar golpes secos, si no puedes atravesarla... Pues... parecía estar ya bastante cerca de comprobarlo.


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]

Thanks Trent~:

avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 19181
Reputación : 6
Mensajes : 258
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Dom Oct 14, 2018 8:59 pm

Por supuesto mi propia seguridad no tenia nada que ver con lo que había hecho, aunque haber detenido las balas con mi propio cuerpo había sido levemente imprudente, debido a la energía al parecer recubría las balas, algo que probablemente no repetiria "Concéntrate en tu propia seguridad, yo haré lo mismo" decidí recordarle aquello a mi compañera, pues si bien parecía estar tomando las cosas en serio y analizando la situación, una ultima llamada de atención no seria mala idea.

Volví a concentrarme en mi oponente, quien en lugar de retroceder o esperar, corrió directo hacia los shurikens que había lanzado y los esquivo de un salto en el momento justo, al menos esa parecía ser su intención, pero mas que eso, desplegó un par de alas que desviaron las armas, revelando que el era un ángel, mas bien un híbrido, con la capacidad de combinar la luz y la oscuridad, algo muy inusual de ver, pero al ser un Arconte podría decirse que yo era omnisciente en cuanto al conocimiento de las energías existentes, las practicas mágicas y cosas similares, así que con el impacto de las balas y esa pequeña demostración aérea fue suficiente para deducirlo "Un enemigo con un poder similar al mio, podría ser un desafió interesante" su maniobra inicial fue algo predecible, las plumas no me preocupaban, aunque un par de ellas me golpearon simplemente rebotaron, y confiaba en que Yuno se las arreglaría por su cuenta.

Su siguiente movimiento fue un poco mas inesperado, si bien era un movimiento peligroso, lo era en ambos sentidos, si decidía esquivarlo las alas serian un problema cuando aterrizara y lo serian igual si trataba de atacarlo a mitad de su patada, pero con mi experiencia pude idear que hacer en poco tiempo -Demonios es rápido- Mencione con un tono moderado, al mismo tiempo que incline mi espalda hacia atrás mientras hacia una leve mueca, mi intención era hacerle creer que yo no era capaz de esquivar su ataque o hacer otra cosa mas que recibirlo de lleno, por supuesto no solo bastaría un gesto, moví mi mano con la aparente intención de atrapar su pierna poco antes de que me golpeara, lo que, aun con mi fuerza, no seria suficiente para detenerlo y tomando en cuenta la velocidad que use, no lograría atrapar su pierna a tiempo.

Justo antes de que me golpeara, directo al pecho debido a la inclinación de mi cuerpo, dos tipos de energía emergieron de mi cuerpo a gran velocidad, como si de una explosión se tratase, extendiéndose a mi alrededor, mi intención no era parar su patada con eso, de hecho, era lo único que aquella armadura de llamas dejaría pasar, el resto de su cuerpo si seria detenido en seco por la armadura de oscuridad, en consecuencia, su pierna también lo seria de forma indirecta, ademas de que yo me dejaría caer sobre el suelo para aumentar la distancia entre nosotros. Axel había actuado imprudentemente, aquello había sido como lanzarse a embestir un muro con una mano extendido, un muro con un agujero que dejaría pasar el punto de su cuerpo que concentraba la mayor parte de su fuerza "Nunca debes exponerte ante tu enemigo sin una buena defensa"

Claro que aquella barrera no era simplemente para evitar recibir una patada directa, ya que la barrera se extendería 2 metros en todas direcciones me seria difícil verlo entre las llamas, pero lo mejor de aquel movimiento era que de las llamas surgirían ráfagas de luz con el aspecto de arcos eléctricos, mi aura de Arconte era una buena defensa y un engañoso ataque "Saltaste a un pozo lleno de estacas creyendo que tocarías fondo antes de quedar empalado" claro que también podría perjudicarme estar en aquella posición, pero esa oportunidad valía el riesgo.

Spoiler:


Habilidad usada:

-Cuerpo y mente: Posee capacidades físicas sobre humanas, fuerza, velocidad, reflejos y resistencia, capaz de levantar 500kg (1T en trama) y moverse a 120km/h (270km/h en trama). Su cuerpo es resistente ante las perforaciones, como el golpe de una bala, las de bajo calibre (pistolas) rebotan contra su cuerpo, las de medio (rifles de asalto) pueden causarle pequeños rasguños, mientras que las de alto calibre (ametralladoras pesadas, rifles de francotirador) pueden romper su piel, hacerlo sangrar y causarle heridas superficiales, su piel solo evita que las balas/cuchillas/espadas/etc lo atraviesen, el impacto sigue siendo dañino, aunque mucho menos de lo que seria en un humano, ya que no hay daño interno. Es un prodigio en el combate cuerpo a cuerpo y con una gran variedad de armas, además de tener más de 200 años de experiencia en combate, también es un experto en una gran variedad de poderes oscuros, ya que paso casi toda su vida investigándolos y por su estado de Arconte puede comprenderlos a la perfección, así como los poderes sagrados, energía e invocaciones demoniacas/angelicales, magia negra/blanca, necromancia, etc. Con estos conocimientos no puede lanzar algún hechizo en combate, cancelar/defenderse de un hechizo enemigo o algo por el estilo. Su estado de Arconte le permite entender los lenguajes y hablarlos con fluidez. Su inteligencia es superior a la del promedio, aunque destaca más en su capacidad de procesar una gran cantidad de información y hacer varias tareas complejas al mismo tiempo.

Poder usado:

-Aura del Arconte: Aoshin libera una densa aura de oscuridad y luz, la oscuridad es representada como una armadura que emana intensas llamas de color negro, estas causan un enorme dolor al tacto y actúan como una barrera, mientras que la luz es visualmente idéntica a múltiples arcos eléctricos, ambas energías se mantienen a su alrededor y pueden extenderse en un rango de 2 metros, el daño que causa la luz y la fuerza de la barrera es igual (35%) el aura puede extenderse a las armas del usuario o a dos aliados para potenciarlos de igual manera (solo a seres afines a ambas energías) Aoshin controla a quien afecta el aura y a quien no. Se activa de forma instantánea, tiene una duración de 3 post y puede ser desactivada en cualquier momento.

Aoshin extendió la armadura al máximo (2m) y evito que la pierna de Axel fuese afectada por la misma.



Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 45647
Reputación : 25
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Yuno Gasai el Miér Oct 24, 2018 10:34 pm

Mapa:
https://cdn.discordapp.com/attachments/282678151455309824/500890071705059339/Nuevo_Lienzo.jpg

Lado Izquierdo:

Punto Rojo = Ao
Punto Rosa = Yuno
Punto Rojo Oscuro = Akrim
Punto Azul = Axel

----

Lado Derecho:

Línea que sale del punto Rojo Oscuro = Tentáculo de Akrim
Líneas que salen del punto Rojo = Shurikens que tiró Ao en el turno pasado.

---------

Normalmente, en un foro shonnen (o al menos en los que yo estuve), se daba por hecho un golpe acertado cuando un contrincante no escribía nada sobre como defendía / contra-atacaba un ataque enemigo, etc. Pero dado que no estoy jugando a "perjudicar por tecnicismos de esos foros shonnen", le tiraré un aviso amistoso a Akrim para que haga algo con el Shuriken del turno pasado del que no mencionó nada. Por esa razón lo mencionaré en mi post, pero no estoy dando por hecho que te dará.

"Concéntrate en tu propia seguridad, yo haré lo mismo" - Lo que parecía ser un último aviso de mi amado había llegado a mi cabeza. Y bien que lo hiciera, porque parte de mis pensamientos todavía estaban preocupadas por la seguridad de mi ser querido, a pesar de que ahora estaba más al pendiente de la pelea con mi contrincante y de los adversarios; Ahora más que nunca, porque Aoshin-sama había usado un pequeño truco que me permitía ver muchas cosas que estaban pasando en los alrededores, pues mi pelinegro me transmitía lo que él ve en tiempo real.

Mi amado había decidido escoger su propio oponente. Suspiré de resignación y fuí a lo mio. Ahora estaba a varios metros del albino enmascarado, mirándolo, esperando que hiciera algo. Quizás él también esperaba que yo diera el primer paso, o estaba preparando algo más. Yo que iba a saber.

Vi como Axel inteligentemente respondía ante el ataque de Shurikens-gigantes de Aoshin-sama. Sin embargo, el tipo de los tentáculos no hizo nada para defenderse del ataque de Ao-kun. No sabía si mi oponente los había visto o si era suicida. Lo único que sabía era como él (Akrim) estaba tan concentrado en atacarme, que me lanzó con una de esas extremidades que estaba a sus espaldas, y dicha extremidad se dirigía con rapidez hacia mi inocente persona.

Estaba tranquila porque sabía que el Shuriken de al frente cortaría a la mitad ese tentáculo que me habían arrojado, a menos que él fuera a cambiarlo de dirección o a detenerlo en pleno proceso. Sin embargo, el chico-malo de las plumas negras me lanzó un ataque plumoso. ¿Cómo lo sabía? Por las marcas que Ao-kun me había puesto. Huír hacia atrás no era una opción, no de momento.

Así que yo decidí hacer eso: Usaría a mi favor los Shuriken-gigantes que Aoshin-sama había lanzado antes. Me lanzé hacia el costado izquierdo para esquivar el tentáculo que se dirigía hacia mi en caso de que Akrim decidiera cambiarlo de dirección. La cuestión es que ese tentáculo de por si iba a morir con el Shuriken si Akrim no hacía nada, pero para ser precavida, decidí cambiar de dirección y así evitaba errores de cálculo. De por si yo podía cortar esa cosa asquerosa con la katana que tenía en la mano, pero decidí dejar que el Shuriken lo cortara (si podía) y se llevara por el medio a quien tuviera que llevarse.

Lanzándome hacia el costado izquierdo también me ayudaría a evitar la lluvia de plumas que Axel me había lanzado hacia atrás. Si retrocedía era muy probable que esas plumas me hirieran, y en la dirección a la que me fui no habían plumas. Tenía que tener cuidado. Quizás ése ángel caído enemigo estaba preparando algo. ¿Y si esas plumas eran re-dirigibles...? No podía confiarme. Yo tenía mis propias alas que servían para defenderme, pero no sabía si las plumas de Axel eran más peligrosas que las mías.

De momento no quería atacar al hombre de los tentáculos. Iba a ser imprudente de mi parte usar cualquier ataque sin saber bien a lo que me estaba enfrentando. Era difícil adoptar este estilo de pelea, pero Aoshin-sama me había hablado en reiteradas ocasiones sobre mantener la calma en una guerra. La cuestión es que debía evitar lo más posible que me conocieran, o como mínimo: Tenía que evitar cansarme rápido. Yo ya había tenido un inicio bastante movidito y me había quedado un poco mal así que tenía que evitar hacer lo mismo otra vez.

Así que le jugaría sucio a mi oponente: Cuando me moví a la izquierda buscaría mover también mis alas como si fuera a atacarlo, a la vez que le apuntaba con la metralleta que todavía traía en la mano. De esta forma intentaría hacer que Akrim tuviera su atención en mi (aprovechando que al inicio parecía tenerla), para que así el Shuriken gigante se lo llevara al infierno.

El albino de los cielos se veía un oponente duro de roer, y por mi parte, tampoco tenía mucha información de mi propio oponente. No quería cometer un error y darle en bandeja de plata toda la información que pudiera obtener. Aunque... Tampoco podía contenerme tanto, ¿o si?  ¿Debía lanzarme hacia mi oponente y atacar? Si él no hacía algo pronto -además de sacar los tentáculos entonces me tocaría hacerlo a mi.

Por el momento me interesó también el oponente contrario. Axel tenía alas negras, como nosotros. Entonces ¿por qué estabamos peleando si eramos iguales...? Espera... ¿Lo eramos...? ¿Ese ángel caído era como Ao-kun y yo...? ... ... ... Compartiamos el mismo color de alas, después de todo... ¿Por qué... peleabamos...?





No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:




¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 308127
Reputación : 35
Mensajes : 414
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Akim N. Rýmnikski Ayer a las 4:17 pm

Antes de que pudiera notarlo algo de elevada temperatura comenzaba a recorrer su brazo derecho así como también lo hacía su pierna izquierda. Lentamente pudo observar, tras dirigir la mirada en aquellas dos direcciones, como la sangre comenzaba a brotar de un par de cortes que claramente desconocía su origen. La temperatura de su piel aumentaba rápidamente como consecuencia de ser recubierta por aquél líquido vital pero con el paso del tiempo, y mediante el uso de su propia habilidad regenerativa, la propia sangre cobraría vida. Como si se tratasen de pequeñas patas de arañas emanando de los cortes recibidos, el líquido comenzaría a regresar lentamente a su espacio original haciendo que la humedad de sus ropas simplemente ‘desapareciera’. — ¿Me lastimó? ¿Cómo? — en su mente aquella pregunta parecía estar repitiéndose de sobremanera pero sin encontrar una respuesta... o al menos no la encontró sino hasta ver las shuriken de gran tamaño incrustadas en el material que se encontraba a su espalda. Ahora todo cobraba sentido, al menos de cierta manera, ¿los habría evitado inconscientemente? Era claro que aquél lapso de pocos segundos donde Akim se había topado con Ilya le había costado una pequeña vulnerabilidad pero también advertía una cosa: su contraparte no era un debilucho como lo creía porque había sido capaz de esquivar, al menos de manera que no tocase sus órganos vitales, un ataque que claramente había sido redirigido en área hacia su propia anatomía.

El tercer shuriken se encontraba rezagado aún, todavía en pleno aire. El tentáculo que chocó directamente con el mencionado rápidamente desapareció desde la punta hasta la raíz en una especie de llamarada carmesí. Un pequeño juego de piernas fue lo que permitió a Akim ubicarse en el pequeño espacio que estaba poseyendo en esos momentos. De puntillas, una técnica que acostumbraba a utilizar para mejorar la velocidad, la agilidad y la resistencia, el cuerpo del masculino finalmente se despegó del suelo para realizar una especie de salto con giro invertido. Su espalda se acomodaría en dirección al suelo con la intención de ubicarse a pocos centímetros de la trayectoria de aquella fuma shuriken y su objetivo había sido sencillo: la desaparición de sus tentáculos tras fallar sus respectivas misiones obligaron al ser único a recrearlos con la intención de, mediante un rápido interés, tomar la zona central y circular de aquellas particulares estrellas. Sin perder mucho tiempo sus tentáculos realizaron un rápido movimiento, retirando las dos primeras de su incruste en la pared y asegurándose de que la tercera simplemente no perdiera el giro que estaba realizando en esos momentos. — Hey ho... ¡se lo devuelvo! — asegurándose de que estuvieran lo suficientemente lejos entre sí como para poder guiar su extremidad izquierda hasta el muro que se ubicaba a sus pies, pudiendo así simplemente colocarse de cabeza. Rápidamente lanzaría una por una aquellas armas que giraban rápidamente, atravesando el aire entre su persona y el grupo de individuos que estaba combatiendo metros más allá. Se aseguraría de proyectar la línea directa hacia el cuerpo de la chica de cabellos rosas, con la intención de herirla o al menos limitar sus movimientos: su mente solo quería observar, conocer la destreza de su rival y tratar de contrarrestar de manera eficiente aquella situación en la que se encontraba.

Junto con el movimiento anterior la mitad de las balas fueron evitadas casi de manera inconsciente. Sin embargo el mero sonido de los primeros disparos fueron lo único necesario que obligó al masculino a mover sus tentáculos hasta la zona delantera de su cuerpo. Pegándose los unos con los otros, nuevamente tres, aquellos escamosos actuaron como escudo resistiendo el resto de los disparos de aquella arma. No había sido capaz de descubrir el modelo de la misma por lo que desconocía realmente cuántos tiros poseía en cada cartucho. Sin embargo, y haciendo memoria en los recuerdos de Ilya, era capaz de comprender que la mayoría de aquellas armas mantenían un número similar por cartucho. — Ya se le acabarán... y sino... — bajo la máscara aparecería aquella sonrisa tan poco particular, una completamente sádica que jamás vería la luz del sol, o en ese caso la reflejada de la luna, puesto se encontraba protegida bajo aquel cierre. Uno de aquellos tres tentáculos se movería finalmente para poder golpear la parte inferior de su ubicación, habiéndose colocado detrás de la criatura para tomar una especie de impulso. Quería evitar la ráfaga de disparos, o los que quedaran en el cargador de la chica, y a su vez reducir la distancia entre ambos para poder cambiar el combate de larga distancia a uno de mediana. — ¿Por qué me contengo? — bramó en su mente aquella reprimenda como si estuviese luchando, de cierta manera, aún con la personalidad de Ilya. ¿Acaso inconscientemente había adoptado parte de su personalidad en aquel momento? ¿Realmente podría decirse que su cuerpo era completamente suyo al menos durante aquel combate?

Sus tentáculos comenzarían a moverse rápidamente, buscando flanquear desde ambos lados así como también desde la zona superior del objetivo. Sus intenciones eran sencillas: reducir sus rutas de escape tan solo hacia atrás o adelante. Al fin y al cabo, por lógica su objetivo trataría de retroceder y eso le quitaría aún más espacio en lo que refiere al ambiente en el que se encontraban, y sin embargo optaba por avanzar... bueno, Akim en ese momento podría liberar algo más de su potencial para hacer frente a semejante criatura. El olor del espacio comenzaba a hacerse más notorio, la sangre que habían perdido aquellos seres que se ubicaban a sus pies tan solo aumentaban el hambre de su persona. Su condición era única, el frenesí de aquella sensación le permitía mejorar su velocidad: acabar rápido significaba poder degustar de aquello, por más que se tratase de la escena del crimen.


   ○ [Abraham B. Cooper] ahora es [Akim N. Rýmnikski]

Ilya ~ Akim
Piensa Ilya ~ Piensa Akim
(Hablan entre ellos)
avatar
Salón : 3 B Dromes : 27531
Reputación : 4
Mensajes : 64
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cazería Carmesí [Akim & Axel VS Aoshin & Yuno]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.