image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas
» Despedida
Hoy a las 4:04 pm por Jesse Sanders

» You?...Again? (Priv. Velkan)
Hoy a las 5:38 am por Velkan Alexander Belmont

» Coffee Time. (Priv. Velkan)
Hoy a las 4:16 am por Velkan Alexander Belmont

» Rhodes Ann
Ayer a las 10:04 pm por Khaeli Dunkheit

» ID. AKURA YUUMA
Ayer a las 10:01 pm por Khaeli Dunkheit

» Caso 152463122 - A: Culpas y venganzas Pt.1 [Priv. Saya Vlad]
Ayer a las 9:56 pm por Shiryuu & Meneth

» Cambios para mi ficha
Ayer a las 9:36 pm por Rechy Syphiras

» Pie de lombrices y crema [Finalizado]
Ayer a las 9:12 pm por Rechy Syphiras

» [Tablilla] White rose queen
Ayer a las 6:04 pm por Aphrodite P

» Meet the Wolf | Libre |
Ayer a las 12:34 pm por Nate Sköll





















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!












HAPPY BIRTHDAY
Hana Iwafune
¡TE DESEA TAKEMORI!
¡Y hoy inauguramos este hermoso espacio para los beios cumpleaños del mes! ¡Perdonen nuestra tardanza en volver! Pero aquí estamos para poder celebrar junto a nuestra Hanita, también conocida como Trinity su cumpleaños (un pelín atrasadito, perdón uwu). ¡Y es que esto es un momento especial! Porque ella es un usuario que siempre ha estado con nosotros desde hace muchos añitos, apoyándonos y ayudándonos un montón. ¡Siempre está allí para todos! Es que es un amor de persona y una excelente moderadora de eventos. Personalmente, les queremos desear un maravilloso cumpleaños a nuestra hermosa Trini Porque la amamos mucho en el staff. ¡Y no se queda corta! Que también es muy querida por los usuarios mismos, por supuesto que si. Así que muy feliz cumpleaños.
¡Y te tenemos un regalito!



Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Lun Ago 27, 2018 2:01 pm


 
No importaba como, pero me había metido en un enorme aprieto.
 
Bueno, para aquellos que recién nos acompañan, los pondré un poco al corriente.

Hace un poco menos de dos meses, mientras que yo disfrutaba de mi discreta estadía en esas termas tranquilas y rehabilitadoras, me topé con cierta criatura. No niego que era bella y enigmática, pero peligrosa al fin y al cabo, pero eso no era lo más extraño. Lo que me llenaba de un enorme recelo es que yo jamás lo había visto, no reconocía su energía ni su físico, pero él, no más me vio, me juró como su enemigo acérrimo y el culpable de todas sus desgracias.

Por supuesto que mi confusión fue universal, y mi enojo de tamaños considerables, pero lo que más me consternó fue la curiosidad que hizo despertar en mí.  Era colosal. Así que, movido por estas emociones, y porque al devolverme en el pasado me di cuenta que uno de mis hijos podría ser el incitador inicial de todo este embrollo, decidí recurrir a mi detractor predilecto en asuntos de negocio, pero que también sabía era un ser por demás culto, y lo más importante, un demonio como Amadeo Roma. Su nombre lo supe apenas comencé a hablar con Caim, también me enteré de un par de cosas más, que aunque yo creí insignificantes en su momento, creo que son la clave para lograr mis objetivos. Objetivos, aclaro de una vez, que ni yo mismo tengo muy claro.
 
Lo que sí sabía con certeza era que prefería que Amadeo, Marbas, el León de los Infiernos, o como sea que guste de hacerse llamar, creyera que era yo su oponente y no mi cría, del que no sé nada más que la noción de que sigue con vida, desde hace un año.
 
En todo este tiempo meditando sobre lo que debía o no hacer había pasado demasiado tiempo en la cocina, buscando de tranquilizarme, también en mis habitaciones privadas, creando pócimas de todo tipo y para toda ocasión. Dejando de esa forma el negocio a manos de mi hijo menor, quien más gustoso de lo que yo esperaba a asumido el total control de las casas de Té Los nueve dragones. — En serio, papá, me preocupas… ¿Qué te ocurre? — Recuerdo que me dijo en algún momento la semana pasada, pero yo me mantuve en silencio, mientras preparaba una nueva tanda de ponquecitos rellenos  que tal vez nadie iba a comer, con tal de mantenerme sereno. Para los que me conocen íntimamente saben que si estoy horneando es porque algo está mal. Yo solo besé su cabeza y seguí en lo mío teniendo un pequeño deja vú, si quieren llamarlo de esa manera.
 
Supe que era lo que tenía que hacer.
 
Por eso estaba aquí esta noche, en la mismísima boca del lobo, o del león, si alguno entiende lo que digo.
 
Mi plan era simplemente no tener un plan e improvisar, yo prefería que desquitara su odio y resentimientos conmigo y no con Tokyo. Además de que yo podría hacerle recuperar sus memorias, o parte de ellas, con el fruto de los arboles más sagrados de mi tierra natal.
 
Llevaba puesto un hanfu vérmelo con los bordes dorados y detalles de dragones, estaba impecable de pies a cabeza y estaba entrando a la mismísima academia de artes de Amadeo Roma, donde se celebraba esta noche un recital de música clásica. Adquirir la entrada fue sencillo, era solo dinero y yo quería mostrarme, quería que me encontrase. Me senté en el último asiento, estaba nervioso, a la expectativa, pero también sentía que era lo correcto.  Mi hijo le había hecho un enorme mal a este hombre, y aunque yo no sé los motivos que tuvo, nadie debería vivir a la sombra en su propia vida, sin saber quién era.




Traje de Fei:


avatar
Dromes : 14151
Reputación : 11
Mensajes : 30
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Amadeo Roma el Mar Ago 28, 2018 1:30 pm

Había perdido a una de mis posibles víctimas. El joven violonchelista, aquel que le gustaba la fotografía más turbia y encontrar lo peor del ser humano bajo su objetivo, había decidido abandonar el país. Tal vez la tentación era demasiado o quizá simplemente decidió huir de algún crimen que había cometido y del que yo no estaba del todo al corriente.

Las noches se habían dado una tras otra. Debido a las largas vacaciones, pues un sólo mes para mí sin estar entre mis estudiantes era demasiado, me sentía aturdido. Viajé a Italia, estuve en una de mis academias y negocios superfluos que ocasionalmente visitaba, pinté algunas mujeres desnudas bellamente marcadas con mi látigo y varios jóvenes de aspecto trémulo, casi celestial, que habían decidido ser mis amantes algunas noches. La mayoría acabó muerta, bajo mi apetito, y el resto ligeramente aturdidos sin saber qué había sucedido realmente.

Las obras fueron magníficas, pero no era lo que quería. Parte de mí seguía aferrado a la idea de los dragones. Además había tenido informaciones sobre que algo sucedía con Caim y su más estimado ayudante. Ese contable estaba en peligro, ¿podría ayudarlo? Tal vez. Él se acercaría de nuevo a mí o simplemente dejaría que la vida nos pusiera a prueba.

Caminaba con las manos metidas en los bolsillos de mi pantalón de lino italiano. Era absolútamente blanco, veraniego, con un toque ibizenco muy característico en mis prendas cuando el calor era insoportable. Llevaba una camisa roja en tono cereza y sin mangas con los botones de nácar. Mi cabello estaba recogido en tres trenzas y estas se hallaban después unidas en una sola con un pequeño trozo de tela enroscado en el final de este. Parecía una espiga de trigo más que un cabello, ¿me importaba que tuviese un aspecto tan poco común? No. Llamar la atención era habitual en mí.

Deambulaba sin un rumbo fijo. Sólo quería dejar que mi mente recuperase los dos años perdidos. Únicamente había pedazos, pero el puzzle no terminaba de encajar. Me sentía airado con ese maldito dragón. Ahora sabía porque estaba tan empecinado con ellos y a la vez tan desesperado por alejarme de la cultura oriental. Era como un “sé que será peligroso, pero eso no debería asustarme ¿o sí?”


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 23756
Reputación : 9
Mensajes : 135
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Miér Ago 29, 2018 4:54 pm


 
El recital estuvo hermoso, habían interpretado una de mis obras favoritas de la juventud, lo que era bastante pues ahora la música se ha vuelto insoportable y extraña, nada como la armonía de antaño y sus acordes a 432HZ. Fui el primero en dejar la sala debido a mi cercanía con la salida del enorme salón, por lo que no tuve más que apresurarme al lobby de la Academia de artes de dicho personaje. El auditorio había estado lleno, y la gente parecía feliz por los resultados y por como terminó todo. Yo simplemente llevé mi existencia a otro lugar, con ganas de encontrarle de una vez.
 
El lugar era magnifico, rezumaba amor a lo estético por todas partes pero aunque era un diseño bastante hedonista en detalles tenía un pico sobrio de lo más atrayente. Me mantuve un momento allí, mirando la hermosa decoración mientras  expandía mi energía, algo que no solía hacer salvo cuando me sentía amenazado, pero quería que él me encontrase, y quería que este lugar fuera un lugar abierto que él amase tanto como para no provocar mayores males, y que de esa forma se vea obligado a tener una conversación bastante calmada. Luego de esto no sabía que iba a suceder, no sabría que hacer hasta llego el momento. Si, planes sin planes.
 
En el lobby quedaban aun muchas personas debido a la presentación, pero también me di cuenta que era un lugar bastante movido, que los jóvenes entraban y salían, y los sonidos de brochas contra pliegues y instrumentos en afinamiento, conversaciones banales… era un oasis para alguien que necesitase almas, como según sé ahora que Amadeo necesita para subsistir en la forma que quiere. Parecía un lugar donde el arte se ejerce en su mayor expresión, se lleva hasta límites insospechados.
 
Recordé, mientras miraba cuadro tras cuadro, que cuando era joven solía tocar muy bien algunos instrumentos. Es que, cuando tienes tanto tiempo, necesitas objetivos a corto plazo para no perder la cabeza, pero una vez aprendido las habilidades que llamaban mi atención, simplemente deseché el arte salvo para mirar y oír. En este momento estaba admirando un hermoso cuadro, este estaba en la parte más alejada, frente a un ventanal que, según la hora del día, le brindaría seguramente una luz preciosa que haría de la pintura algo casi celestial si no fuera por la bribonería que esta contenía. Había notado ciertos aires picaros y mucho amor por Italia en todos los cuadros pintados por el Demonio, pero este era directo, era erótico y era un dragón, pero a pesar de asemejarse a uno, noté ciertos aspectos que me hicieron dudar de su modelo a pintar, hacierndo que me preguntara si había pintado realmente a un Dragón o a alguien a quien había añadido ciertos detalles para que pareciera uno.
 
Tenía tantas dudas. ¿Qué había pasado entre mi hijo y Amadeo para que llegase a tales problemas? 



Traje de Fei:


avatar
Dromes : 14151
Reputación : 11
Mensajes : 30
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Amadeo Roma el Jue Ago 30, 2018 4:06 pm

Deambulando sin quehacer acabé en una de las galerías de arte que subsistían gracias a mis obras. Una de esas zonas que parecían que sólo yo hacía acto de presencia, aunque había alguna creación, ligeramente más o menos acorde a las mías en temática, de varios de mis mejores alumnos en los últimos tiempos. Tal vez parecía auténtica ciencia ficción para muchos que un autor como yo pudiese realizar tantas obras en tan breve espacio de tiempo, pero asumían que era como Paganini. Ellos pensaban que había vendido mi alma al diablo y no que fuese un diablo en sí mismo.

Entré con las manos metidas en los bolsillos, con aire distraído, la trenza sobre el lado derecho de mi torso y con los ojos perdidos en mis pensamientos. Miraba sin ver. Ni siquiera prestaba atención a las distintas almas que se concentraban a mi alrededor, ¿para qué? Esta vez estaba demasiado ensimismado.

Me detuve en el centro del lugar, bajo la enorme cúpula cargada de color debido a las numerosas piezas de vidrieras, y alcé la vista como si fuese la primera vez que la contemplaba. En mis recuerdos aparecía, en mis sueños y premoniciones, pero nada más. Para mí era la primera vez, aunque sabía que no era así. Reconocía alguna de las obras. Por supuesto, no reconocía todas. Sí veía mis firmas y suponía que eran mías, ¿pero cómo era que nunca había venido hasta allí?

Señor Roma, cuánto tiempo... Hace más de seis meses que no aparecía por aquí. Juraría que inclusive casi todo un curso académico—comentó el galerista, o el que suponía gerente del lugar, mientras intentaba que apretase su mano.

Miré la mano tendida, revisé su aspecto bonachón y su oronda barriga, para luego perderme entre los múltiples pelos de su barbuda cara. Después, como si nada, saqué mi diestra y le estreché la mano para luego mirar a mi alrededor buscando una excusa.

He estado... ocupado—dije antes de advertir que alguien que yo había considerado ya mi enemigo estaba allí. Mi enemigo, mi obsesión... el dragón—. ¿Qué haces tú aquí?

Obviamente soy el pro...

No usted, sino él—dije apartándome para acercarme hasta donde se hallaba el dichoso dragón—. ¿Acaso vienes a regodearte?—mascullé con rabia quedando a unos pasos.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 23756
Reputación : 9
Mensajes : 135
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Vie Ago 31, 2018 10:25 am


 
Lo olí apenas entró en la estancia, su energía estaba tensa, preocupada, casi difusa, pero no iracunda, por lo que supe aun no me había divisado y estaba, seguramente, tan sumido en sus pensamientos que no pudo atención  a su alrededor como para sentir mi energía. Respiré profundo, sabiendo que no tenía opción, que tenía que hacer esto, por mi hijo, su seguridad, y por el mismo Amadeo, que necesitaba saber realmente quien era. En algún punto dejó de parecerme insoportable para ser solo un hombre perjudicado que solo nadaba en la confusión, despertando de ese modo mi altruismo.
 
Volteé a mirarle, y fue cuando él me notó, caminando hacia mí con furia en los ojos, pero ahora sabía mejor lo que le sucedía, y aunque tal vez  de verdad tenga un pésimo carácter, puede que ese mal genio, esa cólera se deba a que se siente perdido y una víctima de todo esto. Y solo porque sabía esto es que no iba a dejarme arrastrar por su temperamento, debía ser ecuánime, y tratar de ayudarle a él sin poner en riesgo a mi familia.
 
Llegó frente a mí y yo miré profundamente dentro de sus ojos, tratando de transmitirle algo de calma, para luego girar mis ojos de nuevo a donde estaba la pintura que me había llamado la atención, la del falso dragón — Es casi perfecta… salvo que él no es un Dragón, lo que me sorprende un poco viniendo de ti— Fue lo primero que dije, y miré un poco más los trazos delicados del pincel sobre la tela, para luego emitir un suave suspiro — Necesitamos hablar, y a solas —  Le miré, mi rostro estaba sereno, ahora no iba a caer en sus provocaciones porque estaba consciente de todo lo que había detrás de sus malas palabras y sus berrinches casi infantiles, además de que su odio era completamente entendible desde mi punto de vista. 

Traje de Fei:


avatar
Dromes : 14151
Reputación : 11
Mensajes : 30
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Amadeo Roma el Sáb Sep 08, 2018 3:40 pm

Sta bene?—preguntó el tercero en discordia.

Solían hablarme en italiano, al menos ciertas indicaciones, como si no supiese todas las lenguas existentes y dialectos que se habían perdido. Por mi parte simplemente giré mi rostro hacia el gerente, lo observé pausadamente y simplemente indiqué ligeramente con la cabeza que me hallaba bien; después simplemente comencé a caminar por la habitación esperando que comprendiese que aceptaba “el diálogo”.

Por supuesto que lo que había pintado recientemente no era un dragón real. La mayoría de mis creaciones no eran más que parte de mi imaginación o evocaciones, salvo que usase almas y entonces, por suerte o desgracia, se veía plasmado literalmente lo que eran. Desnudaba sus almas, las plasmaba ante todos y ganaba prestigio, poder y energía.

¿De qué quería hablar? Regodearse, por supuesto. Quería regodearse ante mi dolor, o al menos eso presuponía. Alguien me informó que el hombre con el que me vieron discutiendo, ya que me conocían bien, había estado reuniéndose con Caim. Aunque en realidad había pedido información sobre las idas y venidas por lo que estaba sucediendo con Koto, el cuadro y mi persona. Incluso pedí a Koto que me informase a cambio de ayuda.

Mi presencia por las distintas salas en las que aparecía, como si surgiera de un sueño o una visión idílica, provocaba que me siguieran con la mirada. Después, por supuesto, lo hacían sobre él. Éramos muy distintos y chocábamos de forma física, intelectual... ¿cuándo no, cierto?


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 23756
Reputación : 9
Mensajes : 135
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Dom Sep 09, 2018 1:19 pm


 
Respiré profundo cuando siguió con su actitud del “Mundo me odia y yo solo voy a quejarme”, sinceramente estaba haciendo todo eso aún más difícil, pero me recordé una y otra vez mentalmente para qué estaba allí, estaba allí para ayudar a este hombre  por muy insensato y desquiciante que fuera. No le presté más atención al otro hombre, el Gerente del local, y entendí perfectamente cuando él comenzó a caminar hacia un lugar que solo él sabía, que había aceptado hablar conmigo a solas.
 
Yo debía ser todo lo sincero que podía de esa forma él no leería detrás de mis palabras, mi acciones. Yo no iba a mentirle, solo iba a mantener para mí el hecho de que sabía quién le había arrebatado su memoria y a cambio iba a ofrecerle ayuda.
 
Llamar la atención era algo que no me importaba, era un ser de aspecto andrógino que vestía de forma llamativa y elegante, era normal, pero esta vez su colosal tamaño absorbía la atención  de todos y parecía que debía ser de ese modo, que era lo correcto, que el mundo tenía que inclinarse ante su magnificencia.  Estuve tentado a hacerlo también, y de hecho, de haber sido humano, estaría perdido.
 
Caminamos un largo trecho, en completo silencio, uno pesado, preocupado y oscuro, yo solo miraba su fornida espalda adosada en esas telas veraniegas. Me preguntaba que estaba pasando por su cabeza. Si me ponía en su lugar yo era el perpetrador que iba a burlarse de su obra de arte personal, era quien le había reducido a nada, quien le había arrebatado todo. Mierda, debía aceptar humilde su odio y su rencor, debía aceptar cualquier castigo que él impusiese.
 
Entramos en lo que parecía un salón de usos múltiples, con una bonita vista, con un juego de muebles que parecía cómodo, todo muy cuidado, como todo lo demás, cuadros, pinturas, arte por todas partes, pero ya no se escuchaba el rugido amable de los estudiantes ni las voces vivaces de los otros jóvenes. Respiré profundo, nos hallábamos solos. Aproveché su silencio para comenzar — Yo vine a ayudarte, Roma — Me golpeé mentalmente, si le había logrado hacer daño era porque habíamos sido cercanos de alguna forma. Un desconocido no logra desmemoriar, alguien que te tutea sí. Pero por alguna razón yo no quería mentirle, solo quería cuidar de mi hijo— Deja esas pensamientos de que vengo a burlarme, estoy aquí porque vengo a resarcir el daño y a dar la cara. — Le miré a los ojos, muy bien pude desaparecer pero no, estaba ahí asumiendo mis actos, bueno, los de mí hijo. Ahora era ver que es lo que el otro hacía y decía. 

Traje de Fei:


avatar
Dromes : 14151
Reputación : 11
Mensajes : 30
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Amadeo Roma el Miér Sep 12, 2018 1:02 pm

La voz de Renata Scotto sonaba en la megafonía de forma sutil, endulzando el momento, a pesar del poder que poseía. Estaba interpretando Zaira de Bellini. La obra fue un fiasco en un primer momento, pero después se encumbró como sucedía con las verdaderas obras maestras. Me enamoré de esa obra hace tiempo debido que representaba algo que yo desconocía: el amor, la tragedia por amor, la complicidad y la tesitura de la fe o la pasión entregada a un hombre cuya fe era radicalmente opuesta a la suya. Sexo, amor, lujuria, sangre, guerra y conflictos emocionales envolvían la obra que se veía salpicado con un regusto de virtuosismo debido al autor. No obstante, carecía de conocimientos al respecto. Únicamente sabía que me entusiasmaba el sufrimiento de la protagonista y no podía dejar de amar sus distintas versiones. La de Scotto era mi favorita, pero las había escuchado de boca de tantas...

Él me miraba a los ojos intentando que dejase de reclamar mentalmente un poco de respeto. Odiaba que pudiese leer mi mente, así que la cerré a cal y canto.

No te he dado permiso para leer mi mente ni para que te introduzcas en ella como un maldito virus informático—dije frunciendo ligeramente el ceño logrando que mis cejas, algo gruesas pero perfectamente delineadas, se juntaran. Mi aspecto era el de un caballero elegante, soberbio, extrañamente atemporal y seductor. El clásico italiano con poder, que se enorgullece de ello, y que apoya el arte porque él, en sí mismo, es arte.

Observé bien su atuendo, sus rasgos y movimientos. Respiré su aroma, no sólo el de su perfume, sino también lo que era. Era un dragón puro. Una de esas criaturas excepcionales que pueden provocar el delirio en un humano que los cree o extintos o simplemente mitológicos como los unicornios, vampiros y otro tipo de criaturas que, para colmo de males para unos o grandes placeres para otros, existen. Había quienes dudaban de la existencia de los demonios, pero pocos afirmaban que creían en los dragones. Creer en dragones era cosa de chiquillos y no de gente adulta.

Vestía de rojo. El rojo era mi delirio. El rojo, el oro y todo lo que poseía cierto simbolismo de pasión, arrojo, poder o simplemente seducción. Parecía una criatura salida de un cuento de hadas, ¿pero no era así? En parte...

¿Quieres ayudarme? ¿Tú? Te recuerdo que estoy así por tu culpa. Lo peor no es no saber qué sucedió en dos años, lo peor es no saber dónde están muchas de mis obras.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 23756
Reputación : 9
Mensajes : 135
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Dom Sep 16, 2018 12:11 pm


 
 No pude más y rodé los ojos, pero no había perdido por completo la paciencia, solo me había desubicado un poco y querido que dejase de ser tan intransigente. Volví a ponerme en su lugar para calmarme, de otra forma nos agarraríamos de los cabellos más pronto que tarde. Mantuve su mirada, pero me permití una pequeña y complicada sonrisa — No sé quién te ha enseñado sobre dragones, pero no podemos leer la mente… Como mucho dejar palabras en las conciencias ajenas. — Lo último lo dije en su cabeza, como para dejar el punto claro.
 
Su imagen trasmitía gallardía y egocentrismo pero no puedo dejar de lado que le va perfectamente, puede que a cualquier otro le haga parecer ridículo, pero a Amadeo Roma le quedaba ese talle de Caballero, de Mister, como un guante. Ahora podía comprender que era lo que podría haber atraído a mi hijo a sus brazos. Pudo haber sido solo su rostro o sus además, o su amor por el arte o todo eso junto. Muchas preguntas se agolpaban en mi mente, principalmente si habían sido amantes. Suspiré, caminando al enorme ventanal, huyendo del odio en su mirada, me daba urticaria. A pesar de los que muchos pensaran de mi raza, nosotros, la mayoría, anhelábamos paz, y si iba por el mundo logrando enemigos acérrimos, entonces lo menos que tendría en mi existencia sería eso. Es por eso que luego de meditarlo durante un momento le dije: — Las encontraré para ti. Quiero dejar el pasado atrás y hacer las cosas correctamente. — Volteé a mirarle — El que no recuerda eres tú, obviamente. Los Dragones no somos de carácter violento sin sentido, lo más probable es que hayas hecho algo que provocara esa decisión. — Me acerqué de nuevo a él, permitiéndome alzar la mano para tentativamente acariciar su mejilla por un segundo, alejándola de insofacto—  Lo hecho, hecho está, lo importante es lo que quiero hacer para ponerle fin a tu problema, ¿comprendes? No lograras nada echándome en cara lo que hice, lo importante es que estoy dispuesto a ayudarte. En todo.  — Mi tono de voz era sosegado pero no menos firme, decía todo con convicción y con ese toque de embrujo que nuestras palabras tienen.
 
Yo guardaba la sabiduría ancestral de mi raza en mi cerebro, y esa sabiduría no era solo información, era más sobre emociones y sentimientos, sobre el bien y el mal y el daño que esto hace a nosotros y a los que nos rodea, se trataba de equilibrio y de armonía. Lo que hizo mi hijo ahora comienza a afectarme a mí, porque me siento culpable y porque había corrido de mi lado mi tranquila vida. Y yo la quería de regreso. 
Traje de Fei:


avatar
Dromes : 14151
Reputación : 11
Mensajes : 30
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.