Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Empecemos a conocernos
POR Yukiro Nimura
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» El bastión de la maga y el angel [Privado - Chise Hatori]
Hoy a las 8:33 pm por Nero Angyros

» Libre - Vigilancia
Hoy a las 8:14 pm por Stella Maris

» ¿Qué música estás escuchando?
Hoy a las 7:27 pm por Zackary Argyreon

» Remnant (ausencia)
Hoy a las 6:58 pm por Alice Donakis

» Ausencia otoñal
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» Pues... que me voy.
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» Violet kiss || +18
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» Byebye ♡ o.o/
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» ¡Nos vemos pronto!
Hoy a las 6:57 pm por Alice Donakis

» Crea tu chibi
Hoy a las 6:39 pm por Alice Donakis



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Lun Ago 27, 2018 2:01 pm


 
No importaba como, pero me había metido en un enorme aprieto.
 
Bueno, para aquellos que recién nos acompañan, los pondré un poco al corriente.

Hace un poco menos de dos meses, mientras que yo disfrutaba de mi discreta estadía en esas termas tranquilas y rehabilitadoras, me topé con cierta criatura. No niego que era bella y enigmática, pero peligrosa al fin y al cabo, pero eso no era lo más extraño. Lo que me llenaba de un enorme recelo es que yo jamás lo había visto, no reconocía su energía ni su físico, pero él, no más me vio, me juró como su enemigo acérrimo y el culpable de todas sus desgracias.

Por supuesto que mi confusión fue universal, y mi enojo de tamaños considerables, pero lo que más me consternó fue la curiosidad que hizo despertar en mí.  Era colosal. Así que, movido por estas emociones, y porque al devolverme en el pasado me di cuenta que uno de mis hijos podría ser el incitador inicial de todo este embrollo, decidí recurrir a mi detractor predilecto en asuntos de negocio, pero que también sabía era un ser por demás culto, y lo más importante, un demonio como Amadeo Roma. Su nombre lo supe apenas comencé a hablar con Caim, también me enteré de un par de cosas más, que aunque yo creí insignificantes en su momento, creo que son la clave para lograr mis objetivos. Objetivos, aclaro de una vez, que ni yo mismo tengo muy claro.
 
Lo que sí sabía con certeza era que prefería que Amadeo, Marbas, el León de los Infiernos, o como sea que guste de hacerse llamar, creyera que era yo su oponente y no mi cría, del que no sé nada más que la noción de que sigue con vida, desde hace un año.
 
En todo este tiempo meditando sobre lo que debía o no hacer había pasado demasiado tiempo en la cocina, buscando de tranquilizarme, también en mis habitaciones privadas, creando pócimas de todo tipo y para toda ocasión. Dejando de esa forma el negocio a manos de mi hijo menor, quien más gustoso de lo que yo esperaba a asumido el total control de las casas de Té Los nueve dragones. — En serio, papá, me preocupas… ¿Qué te ocurre? — Recuerdo que me dijo en algún momento la semana pasada, pero yo me mantuve en silencio, mientras preparaba una nueva tanda de ponquecitos rellenos  que tal vez nadie iba a comer, con tal de mantenerme sereno. Para los que me conocen íntimamente saben que si estoy horneando es porque algo está mal. Yo solo besé su cabeza y seguí en lo mío teniendo un pequeño deja vú, si quieren llamarlo de esa manera.
 
Supe que era lo que tenía que hacer.
 
Por eso estaba aquí esta noche, en la mismísima boca del lobo, o del león, si alguno entiende lo que digo.
 
Mi plan era simplemente no tener un plan e improvisar, yo prefería que desquitara su odio y resentimientos conmigo y no con Tokyo. Además de que yo podría hacerle recuperar sus memorias, o parte de ellas, con el fruto de los arboles más sagrados de mi tierra natal.
 
Llevaba puesto un hanfu vérmelo con los bordes dorados y detalles de dragones, estaba impecable de pies a cabeza y estaba entrando a la mismísima academia de artes de Amadeo Roma, donde se celebraba esta noche un recital de música clásica. Adquirir la entrada fue sencillo, era solo dinero y yo quería mostrarme, quería que me encontrase. Me senté en el último asiento, estaba nervioso, a la expectativa, pero también sentía que era lo correcto.  Mi hijo le había hecho un enorme mal a este hombre, y aunque yo no sé los motivos que tuvo, nadie debería vivir a la sombra en su propia vida, sin saber quién era.




Traje de Fei:


avatar
Dromes : 19631
Reputación : 11
Mensajes : 38
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Amadeo Roma el Mar Ago 28, 2018 1:30 pm

Había perdido a una de mis posibles víctimas. El joven violonchelista, aquel que le gustaba la fotografía más turbia y encontrar lo peor del ser humano bajo su objetivo, había decidido abandonar el país. Tal vez la tentación era demasiado o quizá simplemente decidió huir de algún crimen que había cometido y del que yo no estaba del todo al corriente.

Las noches se habían dado una tras otra. Debido a las largas vacaciones, pues un sólo mes para mí sin estar entre mis estudiantes era demasiado, me sentía aturdido. Viajé a Italia, estuve en una de mis academias y negocios superfluos que ocasionalmente visitaba, pinté algunas mujeres desnudas bellamente marcadas con mi látigo y varios jóvenes de aspecto trémulo, casi celestial, que habían decidido ser mis amantes algunas noches. La mayoría acabó muerta, bajo mi apetito, y el resto ligeramente aturdidos sin saber qué había sucedido realmente.

Las obras fueron magníficas, pero no era lo que quería. Parte de mí seguía aferrado a la idea de los dragones. Además había tenido informaciones sobre que algo sucedía con Caim y su más estimado ayudante. Ese contable estaba en peligro, ¿podría ayudarlo? Tal vez. Él se acercaría de nuevo a mí o simplemente dejaría que la vida nos pusiera a prueba.

Caminaba con las manos metidas en los bolsillos de mi pantalón de lino italiano. Era absolútamente blanco, veraniego, con un toque ibizenco muy característico en mis prendas cuando el calor era insoportable. Llevaba una camisa roja en tono cereza y sin mangas con los botones de nácar. Mi cabello estaba recogido en tres trenzas y estas se hallaban después unidas en una sola con un pequeño trozo de tela enroscado en el final de este. Parecía una espiga de trigo más que un cabello, ¿me importaba que tuviese un aspecto tan poco común? No. Llamar la atención era habitual en mí.

Deambulaba sin un rumbo fijo. Sólo quería dejar que mi mente recuperase los dos años perdidos. Únicamente había pedazos, pero el puzzle no terminaba de encajar. Me sentía airado con ese maldito dragón. Ahora sabía porque estaba tan empecinado con ellos y a la vez tan desesperado por alejarme de la cultura oriental. Era como un “sé que será peligroso, pero eso no debería asustarme ¿o sí?”


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 29204
Reputación : 17
Mensajes : 139
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Miér Ago 29, 2018 4:54 pm


 
El recital estuvo hermoso, habían interpretado una de mis obras favoritas de la juventud, lo que era bastante pues ahora la música se ha vuelto insoportable y extraña, nada como la armonía de antaño y sus acordes a 432HZ. Fui el primero en dejar la sala debido a mi cercanía con la salida del enorme salón, por lo que no tuve más que apresurarme al lobby de la Academia de artes de dicho personaje. El auditorio había estado lleno, y la gente parecía feliz por los resultados y por como terminó todo. Yo simplemente llevé mi existencia a otro lugar, con ganas de encontrarle de una vez.
 
El lugar era magnifico, rezumaba amor a lo estético por todas partes pero aunque era un diseño bastante hedonista en detalles tenía un pico sobrio de lo más atrayente. Me mantuve un momento allí, mirando la hermosa decoración mientras  expandía mi energía, algo que no solía hacer salvo cuando me sentía amenazado, pero quería que él me encontrase, y quería que este lugar fuera un lugar abierto que él amase tanto como para no provocar mayores males, y que de esa forma se vea obligado a tener una conversación bastante calmada. Luego de esto no sabía que iba a suceder, no sabría que hacer hasta llego el momento. Si, planes sin planes.
 
En el lobby quedaban aun muchas personas debido a la presentación, pero también me di cuenta que era un lugar bastante movido, que los jóvenes entraban y salían, y los sonidos de brochas contra pliegues y instrumentos en afinamiento, conversaciones banales… era un oasis para alguien que necesitase almas, como según sé ahora que Amadeo necesita para subsistir en la forma que quiere. Parecía un lugar donde el arte se ejerce en su mayor expresión, se lleva hasta límites insospechados.
 
Recordé, mientras miraba cuadro tras cuadro, que cuando era joven solía tocar muy bien algunos instrumentos. Es que, cuando tienes tanto tiempo, necesitas objetivos a corto plazo para no perder la cabeza, pero una vez aprendido las habilidades que llamaban mi atención, simplemente deseché el arte salvo para mirar y oír. En este momento estaba admirando un hermoso cuadro, este estaba en la parte más alejada, frente a un ventanal que, según la hora del día, le brindaría seguramente una luz preciosa que haría de la pintura algo casi celestial si no fuera por la bribonería que esta contenía. Había notado ciertos aires picaros y mucho amor por Italia en todos los cuadros pintados por el Demonio, pero este era directo, era erótico y era un dragón, pero a pesar de asemejarse a uno, noté ciertos aspectos que me hicieron dudar de su modelo a pintar, hacierndo que me preguntara si había pintado realmente a un Dragón o a alguien a quien había añadido ciertos detalles para que pareciera uno.
 
Tenía tantas dudas. ¿Qué había pasado entre mi hijo y Amadeo para que llegase a tales problemas? 



Traje de Fei:


avatar
Dromes : 19631
Reputación : 11
Mensajes : 38
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Amadeo Roma el Jue Ago 30, 2018 4:06 pm

Deambulando sin quehacer acabé en una de las galerías de arte que subsistían gracias a mis obras. Una de esas zonas que parecían que sólo yo hacía acto de presencia, aunque había alguna creación, ligeramente más o menos acorde a las mías en temática, de varios de mis mejores alumnos en los últimos tiempos. Tal vez parecía auténtica ciencia ficción para muchos que un autor como yo pudiese realizar tantas obras en tan breve espacio de tiempo, pero asumían que era como Paganini. Ellos pensaban que había vendido mi alma al diablo y no que fuese un diablo en sí mismo.

Entré con las manos metidas en los bolsillos, con aire distraído, la trenza sobre el lado derecho de mi torso y con los ojos perdidos en mis pensamientos. Miraba sin ver. Ni siquiera prestaba atención a las distintas almas que se concentraban a mi alrededor, ¿para qué? Esta vez estaba demasiado ensimismado.

Me detuve en el centro del lugar, bajo la enorme cúpula cargada de color debido a las numerosas piezas de vidrieras, y alcé la vista como si fuese la primera vez que la contemplaba. En mis recuerdos aparecía, en mis sueños y premoniciones, pero nada más. Para mí era la primera vez, aunque sabía que no era así. Reconocía alguna de las obras. Por supuesto, no reconocía todas. Sí veía mis firmas y suponía que eran mías, ¿pero cómo era que nunca había venido hasta allí?

Señor Roma, cuánto tiempo... Hace más de seis meses que no aparecía por aquí. Juraría que inclusive casi todo un curso académico—comentó el galerista, o el que suponía gerente del lugar, mientras intentaba que apretase su mano.

Miré la mano tendida, revisé su aspecto bonachón y su oronda barriga, para luego perderme entre los múltiples pelos de su barbuda cara. Después, como si nada, saqué mi diestra y le estreché la mano para luego mirar a mi alrededor buscando una excusa.

He estado... ocupado—dije antes de advertir que alguien que yo había considerado ya mi enemigo estaba allí. Mi enemigo, mi obsesión... el dragón—. ¿Qué haces tú aquí?

Obviamente soy el pro...

No usted, sino él—dije apartándome para acercarme hasta donde se hallaba el dichoso dragón—. ¿Acaso vienes a regodearte?—mascullé con rabia quedando a unos pasos.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 29204
Reputación : 17
Mensajes : 139
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Vie Ago 31, 2018 10:25 am


 
Lo olí apenas entró en la estancia, su energía estaba tensa, preocupada, casi difusa, pero no iracunda, por lo que supe aun no me había divisado y estaba, seguramente, tan sumido en sus pensamientos que no pudo atención  a su alrededor como para sentir mi energía. Respiré profundo, sabiendo que no tenía opción, que tenía que hacer esto, por mi hijo, su seguridad, y por el mismo Amadeo, que necesitaba saber realmente quien era. En algún punto dejó de parecerme insoportable para ser solo un hombre perjudicado que solo nadaba en la confusión, despertando de ese modo mi altruismo.
 
Volteé a mirarle, y fue cuando él me notó, caminando hacia mí con furia en los ojos, pero ahora sabía mejor lo que le sucedía, y aunque tal vez  de verdad tenga un pésimo carácter, puede que ese mal genio, esa cólera se deba a que se siente perdido y una víctima de todo esto. Y solo porque sabía esto es que no iba a dejarme arrastrar por su temperamento, debía ser ecuánime, y tratar de ayudarle a él sin poner en riesgo a mi familia.
 
Llegó frente a mí y yo miré profundamente dentro de sus ojos, tratando de transmitirle algo de calma, para luego girar mis ojos de nuevo a donde estaba la pintura que me había llamado la atención, la del falso dragón — Es casi perfecta… salvo que él no es un Dragón, lo que me sorprende un poco viniendo de ti— Fue lo primero que dije, y miré un poco más los trazos delicados del pincel sobre la tela, para luego emitir un suave suspiro — Necesitamos hablar, y a solas —  Le miré, mi rostro estaba sereno, ahora no iba a caer en sus provocaciones porque estaba consciente de todo lo que había detrás de sus malas palabras y sus berrinches casi infantiles, además de que su odio era completamente entendible desde mi punto de vista. 

Traje de Fei:


avatar
Dromes : 19631
Reputación : 11
Mensajes : 38
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Amadeo Roma el Sáb Sep 08, 2018 3:40 pm

Sta bene?—preguntó el tercero en discordia.

Solían hablarme en italiano, al menos ciertas indicaciones, como si no supiese todas las lenguas existentes y dialectos que se habían perdido. Por mi parte simplemente giré mi rostro hacia el gerente, lo observé pausadamente y simplemente indiqué ligeramente con la cabeza que me hallaba bien; después simplemente comencé a caminar por la habitación esperando que comprendiese que aceptaba “el diálogo”.

Por supuesto que lo que había pintado recientemente no era un dragón real. La mayoría de mis creaciones no eran más que parte de mi imaginación o evocaciones, salvo que usase almas y entonces, por suerte o desgracia, se veía plasmado literalmente lo que eran. Desnudaba sus almas, las plasmaba ante todos y ganaba prestigio, poder y energía.

¿De qué quería hablar? Regodearse, por supuesto. Quería regodearse ante mi dolor, o al menos eso presuponía. Alguien me informó que el hombre con el que me vieron discutiendo, ya que me conocían bien, había estado reuniéndose con Caim. Aunque en realidad había pedido información sobre las idas y venidas por lo que estaba sucediendo con Koto, el cuadro y mi persona. Incluso pedí a Koto que me informase a cambio de ayuda.

Mi presencia por las distintas salas en las que aparecía, como si surgiera de un sueño o una visión idílica, provocaba que me siguieran con la mirada. Después, por supuesto, lo hacían sobre él. Éramos muy distintos y chocábamos de forma física, intelectual... ¿cuándo no, cierto?


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 29204
Reputación : 17
Mensajes : 139
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Dom Sep 09, 2018 1:19 pm


 
Respiré profundo cuando siguió con su actitud del “Mundo me odia y yo solo voy a quejarme”, sinceramente estaba haciendo todo eso aún más difícil, pero me recordé una y otra vez mentalmente para qué estaba allí, estaba allí para ayudar a este hombre  por muy insensato y desquiciante que fuera. No le presté más atención al otro hombre, el Gerente del local, y entendí perfectamente cuando él comenzó a caminar hacia un lugar que solo él sabía, que había aceptado hablar conmigo a solas.
 
Yo debía ser todo lo sincero que podía de esa forma él no leería detrás de mis palabras, mi acciones. Yo no iba a mentirle, solo iba a mantener para mí el hecho de que sabía quién le había arrebatado su memoria y a cambio iba a ofrecerle ayuda.
 
Llamar la atención era algo que no me importaba, era un ser de aspecto andrógino que vestía de forma llamativa y elegante, era normal, pero esta vez su colosal tamaño absorbía la atención  de todos y parecía que debía ser de ese modo, que era lo correcto, que el mundo tenía que inclinarse ante su magnificencia.  Estuve tentado a hacerlo también, y de hecho, de haber sido humano, estaría perdido.
 
Caminamos un largo trecho, en completo silencio, uno pesado, preocupado y oscuro, yo solo miraba su fornida espalda adosada en esas telas veraniegas. Me preguntaba que estaba pasando por su cabeza. Si me ponía en su lugar yo era el perpetrador que iba a burlarse de su obra de arte personal, era quien le había reducido a nada, quien le había arrebatado todo. Mierda, debía aceptar humilde su odio y su rencor, debía aceptar cualquier castigo que él impusiese.
 
Entramos en lo que parecía un salón de usos múltiples, con una bonita vista, con un juego de muebles que parecía cómodo, todo muy cuidado, como todo lo demás, cuadros, pinturas, arte por todas partes, pero ya no se escuchaba el rugido amable de los estudiantes ni las voces vivaces de los otros jóvenes. Respiré profundo, nos hallábamos solos. Aproveché su silencio para comenzar — Yo vine a ayudarte, Roma — Me golpeé mentalmente, si le había logrado hacer daño era porque habíamos sido cercanos de alguna forma. Un desconocido no logra desmemoriar, alguien que te tutea sí. Pero por alguna razón yo no quería mentirle, solo quería cuidar de mi hijo— Deja esas pensamientos de que vengo a burlarme, estoy aquí porque vengo a resarcir el daño y a dar la cara. — Le miré a los ojos, muy bien pude desaparecer pero no, estaba ahí asumiendo mis actos, bueno, los de mí hijo. Ahora era ver que es lo que el otro hacía y decía. 

Traje de Fei:


avatar
Dromes : 19631
Reputación : 11
Mensajes : 38
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Amadeo Roma el Miér Sep 12, 2018 1:02 pm

La voz de Renata Scotto sonaba en la megafonía de forma sutil, endulzando el momento, a pesar del poder que poseía. Estaba interpretando Zaira de Bellini. La obra fue un fiasco en un primer momento, pero después se encumbró como sucedía con las verdaderas obras maestras. Me enamoré de esa obra hace tiempo debido que representaba algo que yo desconocía: el amor, la tragedia por amor, la complicidad y la tesitura de la fe o la pasión entregada a un hombre cuya fe era radicalmente opuesta a la suya. Sexo, amor, lujuria, sangre, guerra y conflictos emocionales envolvían la obra que se veía salpicado con un regusto de virtuosismo debido al autor. No obstante, carecía de conocimientos al respecto. Únicamente sabía que me entusiasmaba el sufrimiento de la protagonista y no podía dejar de amar sus distintas versiones. La de Scotto era mi favorita, pero las había escuchado de boca de tantas...

Él me miraba a los ojos intentando que dejase de reclamar mentalmente un poco de respeto. Odiaba que pudiese leer mi mente, así que la cerré a cal y canto.

No te he dado permiso para leer mi mente ni para que te introduzcas en ella como un maldito virus informático—dije frunciendo ligeramente el ceño logrando que mis cejas, algo gruesas pero perfectamente delineadas, se juntaran. Mi aspecto era el de un caballero elegante, soberbio, extrañamente atemporal y seductor. El clásico italiano con poder, que se enorgullece de ello, y que apoya el arte porque él, en sí mismo, es arte.

Observé bien su atuendo, sus rasgos y movimientos. Respiré su aroma, no sólo el de su perfume, sino también lo que era. Era un dragón puro. Una de esas criaturas excepcionales que pueden provocar el delirio en un humano que los cree o extintos o simplemente mitológicos como los unicornios, vampiros y otro tipo de criaturas que, para colmo de males para unos o grandes placeres para otros, existen. Había quienes dudaban de la existencia de los demonios, pero pocos afirmaban que creían en los dragones. Creer en dragones era cosa de chiquillos y no de gente adulta.

Vestía de rojo. El rojo era mi delirio. El rojo, el oro y todo lo que poseía cierto simbolismo de pasión, arrojo, poder o simplemente seducción. Parecía una criatura salida de un cuento de hadas, ¿pero no era así? En parte...

¿Quieres ayudarme? ¿Tú? Te recuerdo que estoy así por tu culpa. Lo peor no es no saber qué sucedió en dos años, lo peor es no saber dónde están muchas de mis obras.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 29204
Reputación : 17
Mensajes : 139
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Dom Sep 16, 2018 12:11 pm


 
 No pude más y rodé los ojos, pero no había perdido por completo la paciencia, solo me había desubicado un poco y querido que dejase de ser tan intransigente. Volví a ponerme en su lugar para calmarme, de otra forma nos agarraríamos de los cabellos más pronto que tarde. Mantuve su mirada, pero me permití una pequeña y complicada sonrisa — No sé quién te ha enseñado sobre dragones, pero no podemos leer la mente… Como mucho dejar palabras en las conciencias ajenas. — Lo último lo dije en su cabeza, como para dejar el punto claro.
 
Su imagen trasmitía gallardía y egocentrismo pero no puedo dejar de lado que le va perfectamente, puede que a cualquier otro le haga parecer ridículo, pero a Amadeo Roma le quedaba ese talle de Caballero, de Mister, como un guante. Ahora podía comprender que era lo que podría haber atraído a mi hijo a sus brazos. Pudo haber sido solo su rostro o sus además, o su amor por el arte o todo eso junto. Muchas preguntas se agolpaban en mi mente, principalmente si habían sido amantes. Suspiré, caminando al enorme ventanal, huyendo del odio en su mirada, me daba urticaria. A pesar de los que muchos pensaran de mi raza, nosotros, la mayoría, anhelábamos paz, y si iba por el mundo logrando enemigos acérrimos, entonces lo menos que tendría en mi existencia sería eso. Es por eso que luego de meditarlo durante un momento le dije: — Las encontraré para ti. Quiero dejar el pasado atrás y hacer las cosas correctamente. — Volteé a mirarle — El que no recuerda eres tú, obviamente. Los Dragones no somos de carácter violento sin sentido, lo más probable es que hayas hecho algo que provocara esa decisión. — Me acerqué de nuevo a él, permitiéndome alzar la mano para tentativamente acariciar su mejilla por un segundo, alejándola de insofacto—  Lo hecho, hecho está, lo importante es lo que quiero hacer para ponerle fin a tu problema, ¿comprendes? No lograras nada echándome en cara lo que hice, lo importante es que estoy dispuesto a ayudarte. En todo.  — Mi tono de voz era sosegado pero no menos firme, decía todo con convicción y con ese toque de embrujo que nuestras palabras tienen.
 
Yo guardaba la sabiduría ancestral de mi raza en mi cerebro, y esa sabiduría no era solo información, era más sobre emociones y sentimientos, sobre el bien y el mal y el daño que esto hace a nosotros y a los que nos rodea, se trataba de equilibrio y de armonía. Lo que hizo mi hijo ahora comienza a afectarme a mí, porque me siento culpable y porque había corrido de mi lado mi tranquila vida. Y yo la quería de regreso. 
Traje de Fei:


avatar
Dromes : 19631
Reputación : 11
Mensajes : 38
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Amadeo Roma el Dom Sep 30, 2018 3:32 pm

“El que no recuerda eres tú” aquello fue un sutil golpe a mis recuerdos, los cuales se movieron vertiginosamente. Mis ojos se agrandaron visiblemente, pero rápidamente supe controlar mis impulsos. Deseaba echarle en cara tantas cosas que probablemente no acabaría en horas. Había decidido que él fuese mi nuevo prodigio, que se convirtiera en alguien capaz de ofrecerme la energía necesaria para despreocuparme por completo y vivir la vida durante siglos sin necesidad de encontrar nuevos imbéciles desmotivados, a los cuales tenía que insuflar poder y colaborar más estrechamente. Digamos que me había entusiasmado la idea de poder incluso exigirle que tocase para mí en las noches en las cuales me encontrase insatisfecho con mis obras, poco inspirado o simplemente derrotado por el cansancio. ¡Ah! ¡Pero tuvo que hacerse el duro!

Ni siquiera era un demonio tan terrible, ¿o sí lo era? Soy una sangüijuela con carácter, pero soy incapaz de dañar a quienes vinculo y ofrezco cobijo. También fue algo más, pero de momento no lo recordaba. Quería tenerlo para mí, ¿pero por qué más? ¿Cuál era el motivo más enraizado en mi pecho? ¡Oh, increíble que no lo recordarse! ¡Y parecía más importante!

Me moví despacio por la sala, dejando que las suelas de mis zapatos resonaran. Mi cabello se movía como si fuera las olas bajas de un hermoso mar dorado, uno de esos campos de trigo que ya apenas se veían sin ser fumigados una y otra vez. Apreté la mandíbula y luego la relajé.

¿A cambio de qué? Sé que estás haciendo tratos con Caim—dije deteniéndome—. El mismo cretino que me quiere como si fuera un demonio inferior. Entérese bien, querido dragón, no pienso caer como un vasallo ante un caprichoso ególatra sin sentido del respeto.

Y de la verdad. Yo podía ser un mentiroso, pero engañaba por necesidad. Él engañaba por codicia. Al menos así lo veía. Mi gran necesidad era alimentarme y tener poder a través de este, pero sobre todo sobrevivir.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 29204
Reputación : 17
Mensajes : 139
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Sáb Oct 06, 2018 6:57 pm


 
 Vi claramente como algo hacía click en su cabeza y no sabía si era bueno o no para mí. Eso quería decir que su amnesia era reversible, que era más bien una especie de bloqueo, aunque no sé de qué tipo. Las emociones le remueven la memoria y esa podría ser una forma efectiva de que él sepa que sucedió. Sé que no era tan bueno para mí y mi cría pero sí para él. Se supone que estaba aquí para ayudarle, aunque no sé qué tanto estaba dispuesto a sacrificar para lograr eso. Bueno, si lo sé, si era por uno de mis hijos, era capaz de mucho. De todo.
 
Respiré profundo por enésima vez, la meditación me ayudaba a que todo esto fuera más fácil, yo meditaba desde que era una cría recién salida del cascaron y por eso podía controlar mi temperamento.
 
Supe de inmediato que debía decirle esa verdad, darle algo de ventaja psicológica, que se sienta que tiene algo que controla, que no todo está detrás de la negrura del no saber. Tomé asiento para darle algo de ventaja posicional — Ese imbécil— Me salió del alma. No podía evitar recordar cómo me llevó a detener mi siguiente obra, mi casa de té más grande en esta misma ciudad, y todo por darme un par de datos. Bueno, me ayudaron, porque aquí estaba, con el mismísimo Amadeo Roma — Lastimosamente, debo verlo cada cierto tiempo debido a que estamos compitiendo desde hace muchos años en el mismo rubro. Te lo dije antes, tengo negocios de Casas de Té. — Alcé una ceja — ¿Debo suponer que me estas vigilando? — No me molestaba, de hecho, sonreí de medio lado, tiraría mi primera carta — ¿Por qué enviar a otros y no hacerlo tú mismo? En este punto debes saber dónde vivo y otro par de detalles, como dónde está mi negocio principal — Le miré desde abajo, desde mi posición. — Creo firmemente que Caim es todo eso que has dicho y más, pero mientras él venda, o intente — sonreí petulante — vender lo mismo que yo, tendré que saber de él. Reunirme con él. — Fui totalmente sincero, yo detestaba a ese ser, pero el universo conspiró para que él resolviese que vender té y dar un lujoso hospedaje era un negocio rentable, que lo era, y yo pensé lo mismo pero más simple y muchas más ganancias, porque el coste por tener tantas infraestructuras siempre perfectas era muy costoso. — Yo no quiero nada de ti, ¿Cómo te lo demuestro? Quiero arreglar las cosas, simplemente.
 
Si no cedía un poco, yo no iba a rendirme, tendría más oportunidades.
 
Tenía a varios contactos del bajo mundo buscando información sobre las pinturas de este hombre. 
Traje de Fei:


avatar
Dromes : 19631
Reputación : 11
Mensajes : 38
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Amadeo Roma el Dom Oct 07, 2018 10:00 am

Nadie ofrece algo tan valioso a cambio de nada—respondí mirándolo a los ojos—. No existe el buen samaritano. Ni siquiera es viable entre los fervientes creyentes cristianos, pues siempre se busca un beneficio aunque sea una compensación moral.

Después de decir algo que todo el mundo sabía, me alejé. Eché a caminar por la sala una vez más. Mi espalda estaba erguida, mis hombros rectos, mis cabellos se movían sutilmente y mi aspecto era el de un príncipe mucho más noble, en todos los sentidos, que ese despreciable. Caim podía ser considerado un rey, pero para mí era un patán con insuflas de verdugo. Yo era un demonio cruel, pero al menos tenía elegancia y ejercía dolor únicamente a quienes lo merecían en pos de mis beneficios. Caim lo hacía incluso si no tenía beneficio alguno, pues le divertía el calvario de otros.

Al girarme sobre mí mismo y verlo de frente observé mejor su vestuario. Apreciaba las telas caras, el estar hecho a medida y el hilo de oro pegado a las prendas. Mis ojos se cerraron unos segundos para luego abrirlos y hablar con la voz algo más severa.

Provengo de un mundo donde una pequeña debilidad significa la muerte y este lugar, este territorio lleno de diferentes razas y pueblos, no es tan diferente—expliqué sin necesidad—No importa que diga que es por puro negocio. Tengo a alguien que me ha informado bien que puede haber cierta colaboración a cambio de mi persona. No diré nombre, no quiero arriesgar más a esa criatura, y espero que sea todo un caballero y no lo ponga contra las cuerdas... o más bien, contra las gigantescas garras de Caim.

No lo hacía a cambio de algo, ¿o sí? Estaba entablando amistad con Koto. Tal vez sí era a cambio de un aliado, o más bien de no tener cargo de conciencia porque él me estaba prestando un servicio. Habíamos hecho un pacto y yo era hombre de palabra.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 29204
Reputación : 17
Mensajes : 139
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Dom Oct 07, 2018 10:47 am


 
 Volví a respirar profundo. ¿Por qué me lo ponía tan difícil el poder ayudarle? — ¿Quién dijo que yo no obtenía nada de todo esto? — Alcé las cejas, mirándole serio, más serio que todas las veces que nos habíamos visto, estaba perdiendo mi paciencia gloriosa, entrenada con miles de años de meditación y cuatro crías, las que cuidé yo solo. Crucé las piernas y me colgué de su mirada para ver si así entendía que hablaba en serio— ¡Yo quiero paz! ¿Bien? Y si sé que tú sigues igual no puedo… estar del todo bien ¡Puedes verlo como gustes, compensación moral o como diantres quieras llamarlo! ¡Sigue siendo real para mí! — Y bueno, él me hacía perder  el norte con su actitud negada.
 
Se notaba a leguas que estos dos seres tenían sus diferencias desde hace mucho tiempo y eran tan obtusos que no les importaba involucrar a quienes fueran para luchar esas guerras que aburridamente empezaron al principio del tiempo.  — Por supuesto que hablamos sobre ti, eres mi tema favorito desde que tu odio me perturba el sueño. — No era mentira — Pero te agradezco, como le dije a él en su momento, que me dejen fuera de sus problemas personales, me da igual que sean los enemigos más declarados. No me involucren. Perdí demasiado ya, y quiero arreglar lo sucedido y dejar esto atrás. No entiendo por qué simplemente no puedes aceptar mi ayuda — Me puse de pie, caminando hasta el ventanal y mirando fijamente la pila de edificios, uno detrás de otros, como piezas de un dominó. Para algún Dios podría ser divertido tirar el primero y ver como todos los demás van cayendo con el efecto esperado.
 
Yo había perdido mucho, perdí a mi Tokyo, que estaba quien sabe dónde, perdí mi vida tranquila en la que solamente tenía que ver por mis hijos, lo poco que ellos me necesitaban ahora de adultos, y mi negocio. Ahora extrañaba lo aburrida que era para mí una tarde cualquiera, pensando en nuevos sabores para mis tés o en pociones interesantes. — Estoy a un paso de retirar mi oferta y simplemente desaparecer… Sigues siendo el mismo intransigente de siempre, que no cede ni deja fluir las cosas. ¿En qué podría beneficiarnos el control si no sabemos cómo ejercerlo? — Le daba la espalda, la verdad es que estaba bastante frustrado, que me agradeciera que no le hubiera gritado ya.
 
 
Traje de Fei:


avatar
Dromes : 19631
Reputación : 11
Mensajes : 38
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Amadeo Roma el Dom Oct 07, 2018 3:16 pm

Ya estás en medio—dije aquello tras un enorme silencio.

Fue como una sentencia a muerte. Había hecho que la espada de Damocles cayese sobre ambos. El filo de la espada nos cortó, provocando un terrible dolor. Sabía que él podía retirar su mano, pero no iba a permitir que se creyese que iba a hacer la vista gorda ante los encuentros que habían tenido lugar.

Apreté mis puños provocando que mis uñas, las cuales eran parecidas a garras, se clavaran en las palmas. La sangre empezó a fluir caliente, roja, espesa y con un aroma dulzón similar al de las bella dona. Mis ojos se rasgaron como los de un enorme felino y mi cabellera pareció espesarse. Tomé aire, rugí bajo y me giré intentando sosegarme.

¿Recuerdan el cuento de “La Bella y la Bestia”? Tenía un aspecto similar cuando estaba en mitad de mi cambio. No me estaba llamando nadie, no estaba en pleno círculo de invocación, pero estaba tan alterado que mis emociones estaban provocando que cayese la ilusión de mi cuerpo humano. La máscara se desquebrajaba, pero pronto tomé contacto con quien era no sin antes girarme con un aspecto entre lo humano y lo grotesco. Rápidamente, en un pestañeo, volví a ser yo mismo ¿aunque no lo era cuando el león aparecía? Por supuesto que mi parte natural, la del demonio, era más real que la que mostraba en ese momento.

Dudo que sea sólo paz lo que saques de todo esto—comenté—. Porque fue por tu paz, por tu libertad, el motivo por el cual estoy así. Al menos eso creo recordar y entender...


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 29204
Reputación : 17
Mensajes : 139
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Dom Oct 14, 2018 7:52 am


 
 ¿Qué yo estaba en medio?
 
Bah. Esto era una mierda. Rodé los ojos, suspirando para volver a llamar a la calma y a mi paciencia, tenía que recordar porqué estaba allí — Di lo que quieras, Amadeo, pero yo no pedí estar en medio de sus riñas infantiles, yo solo quise saber algunas cosas más sobre ti, además, no es como si yo nunca hubiera estado con Caim, estamos dentro de un mismo rubro… Simplemente dejé que el creyera lo que quisiera, yo no voy a seguir ninguna indicación suya, no tengo por qué, si él piensa que puede manipularme está muy equivocado, por eso estoy aquí, tratando de enmendar el pasado ¿Qué más quieres que te diga?  Esa es mi verdad ahora mismo, eso representa la paz que quiero lograr, ayudarte me dará algo que creí tener pero que era una falacia. — Me acerqué a él, sin importarme su exabrupto, su cambio físico ni su humor de pocas pulgas. Esta vez no le toqué, pero mis ojos querían abrazarlo — Sé que te he hecho un mal terrible, me siento responsable y culpable, es por eso que no voy a poner atención a tus palabras y a tus dudas, y mucho menos a tu enojo bien fundado, te demostraré con hechos que digo la verdad.
 
Él recordaba algo, mi hijo seguramente no quiso ser parte de esa vida, ser tratado como un objeto, o tal vez no se sentía de la misma forma que Amadeo, si algo sé de Tokyo es que ama demasiado su libertad y nadie, ni siquiera yo puedo meterme en medio entre su forma de ser y lo que él cree que es su destino. — Yo lo siento mucho, Amadeo, te pido perdón ahora mismo por todo lo que te he hecho pasar — Le dije, el solo pensar que no tuviera recuerdos, que hubiera perdido parte de lo que él es con el extravío de sus pinturas, que tal vez se sentía demasiado perdido, y era normal que estuviera lleno de odio — Está bien que lances todo tu resentimiento hacia mí, yo puedo resistirlo, combatirlo y erradicarlo. — Comenté — No que yo fuera la mejor persona del mundo, pero quiero creer que no soy un mal dragón, quiero creer que puedo enmendar mis propios errores.
 
 
 
 
Traje de Fei:


avatar
Dromes : 19631
Reputación : 11
Mensajes : 38
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Amadeo Roma el Sáb Oct 27, 2018 12:17 pm

Como si se tratase de una tragedia griega, una de esas óperas a las cuales hacía tiempo no acudía ni siquiera para descansar de la mugrienta sociedad sin gusto alguno por la belleza clásica, se desarrolló ante mi persona un discurso de lo más peculiar. Podía contemplar al dragón como la escena más aplaudida del Quinto Elemento donde la música, la puesta en escena y la historia en sí, la cual podía ser tomada como una de las mejores de las últimas décadas por su influencia en el cine de ciencia ficción, y sentir que parte de mí se movía en un carrusel.

Me sentí mareado. Mi mente daba vueltas. Era una auténtica peonza aunque ni siquiera había movido mis perfectos zapatos italianos. Estaba allí con el rictus serio y la piel más pálida que de costumbre. Mi máscara se había desprendido y alguna de mis energías se habían desvanecido. Intenté mantener mi aspecto humano mientras mi alma se desquebrajaba y volvía a componerse buscando la posición exacta como si fuese un cubo de rubik.

Llevé con cuidado mi mano derecha hacia el nudo de la corbata. Desabroché ligeramente esta mientras intentaba tragar pese a las enormes dificultades que sentía. Era como si alguien me agarrase del cuello e intentase romperme cada una de las vértebras. Entretanto un sinfín de imágenes aparecían frente a mí. Era como un catálogo de diferentes secuencias de películas a estrenar. Al menos así lo sentía. Me sentí flotar, o al menos demasiado liviano, para luego apreciar como sobre mis hombros caían con fuerza las manos de un gigante. Mis ojos, sin que yo lo supiera, eran los de un felino y el aroma que proyectaba era el de un león pero con un toque a mirra, incienso y madera quemada.

Draconis... Aequam memento rebus in arduis servare mentem...—murmuré casi sin aliento antes de dar varios pasos hacia atrás para caer de espaldas apoyado en una pared cercana, me deslicé hasta el suelo y finalmente me quedé sentado.

Cerré los ojos y me llevé las manos al rostro. Eran manos humanas, pero grandes y de dedos largos. Mis manos, por muy humanas que fuesen, tenían un aire irreal. Parecían ser las de una escultura y no la de un hombre común. Además tenía una manicura perfecta que gritaban que jamás había usado estas para algo más que frotarlas una con otras cuando hacía frío, pero las usaba continuamente y no sólo para el arte. Era un asesino despiadado cuando me lo proponía, cuando alguien se ponía en mi contra o me veía en la necesidad.

Aceptar la ayuda de otro, incluso en esos momentos, no era lo que quería. Sólo quería irme, rodearme de mis lienzos y sentir como la energía volvía. De momento, sin saber muy bien qué pasaba, comenzaba a entender y recordar.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 29204
Reputación : 17
Mensajes : 139
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Liu Feilong el Sáb Nov 10, 2018 9:55 pm


 
 Y pasó lo que yo no quería que pasara pero que en el fondo sabía que era algo de lo que no podría huir por demasiado tiempo. Él empezó a recordar.
 
Cuando le vi casi desfallecer le di la espalda para que un ser como él mantuviera algo de su orgullo intacto. No deseaba verlo así, mi deseo era arreglar las cosas, que ambos pudiéramos retomar nuestras vidas donde las habíamos dejado la última vez que miramos. Yo ya no recordaba la paz, así que podría imaginarme lo que él sentía, sumido por tanto tiempo en la oscuridad. — No espero que entiendas mis razones, pero lo que he hecho, mentirte o intentarlo, lo he hecho por amor, para alejarte de mi hijo… — Fui claro — No se los detalles, pero fue mi hijo Tokyo y alguien más, un ángel, quienes te robaron tus memorias. Ellos tendrían sus razones, sin embargo yo no comparto su fundamento y lamento sinceramente lo que te ha hecho y quiero arreglarlo, quiero evitar que lo encuentres y lo mates. — Nada era más importante que eso.
 
Apenas le dije algo más. — En el lugar donde yo nací existe una planta que podría ayudarte a esclarecerte por completo, vine a eso, a que he hecho la solicitud y ha sido aprobada. Pero te la daré solo si tú quieres — Comencé a caminar a la salida. Un hombre merecía desmoronarse a solas y recomponerse con orgullo y vanidad, sin ojos curiosos. — Tus obras, las buscaré y enviaré. — Abrí la puerta y el mundo pareció darme en el rostro.
 
Había fallado, ahora estaba a merced de él. — Sabe dónde encontrarme — Mejor arreglar eso de frente, esperaba que fuera su misma filosofía.
 
Ya fuera de la habitación, me sentí increíblemente ligero, jamás había odiado mentir tanto. Necesitaba una taza de té con urgencia. Así que me dirigí a mi casa a eso mismo y a tratar de ponerme en contacto con mi hijo, ahora estaba a la buena de los Dioses.
 
 
 
Traje de Fei:


avatar
Dromes : 19631
Reputación : 11
Mensajes : 38
Ver perfil de usuario
Liu Feilong
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Schatten { Priv. Amadeo Roma}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.