Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Un recuerdo, una ronda... ¿Algo más?
POR Chiasa Yokomiko
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» ¡Felicidades, Dylan Kuroki!
Ayer a las 11:41 pm por Lariv & Laina

» This is real - Luca Expediente
Ayer a las 11:04 pm por Luca Kurosaki

» Confieso que... {Juego}
Ayer a las 10:07 pm por Mamiko Sakakibara

» Presentándome y retomando un viejo vicio(?
Ayer a las 8:22 pm por Sebastian Michaelis

» Volvi beiezas
Ayer a las 8:20 pm por Sebastian Michaelis

» Chica problema ;D
Ayer a las 8:17 pm por Sebastian Michaelis

» Cierre/Apertura de temas
Ayer a las 8:14 pm por Sebastian Michaelis

» Aeterno Amora || Libre
Ayer a las 7:27 pm por Magdalene y La muñeca

» La Maldición de Prometeo [Búsqueda]
Ayer a las 4:57 pm por Jen & Morfeo

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 3:46 pm por Kaname Kuran



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Before Tomorrow Comes [Priv. Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Dom Ago 12, 2018 9:06 pm

Ya habían pasado la primera cita, una segunda, una tercera y varias más, después del encuentro en el bosque la vida de la pelirroja cambiaba drásticamente en el ámbito amoroso, quien la viera antes y quien la viera ahora tomada de la mano del badass que le sacaba más de una cabeza de altura, si hubiese ido la Kaylee del futuro al pasado a decirle que terminaría saliendo con alguien como Velkan ella se hubiese reído y le hubiese dicho que lo trajera pronto para divertirse juntos porque le gustaban los “pesos pesados”. Aun le costaba digerir la idea de que hubiese algo más que humanos y ahora, más que antes, no podía evitar pensar que Velkan era el “paquete completo” Si antes lo veía como un hombre fuera de lo común y eso lo hacía totalmente atractivo a sus ojos, luego del encuentro del bosque no podía sacarse la imagen de su cabeza, Kaylee se había topado con un ser increíble, atrayente que la tenía más atrapada de lo que ella iba a demostrarle y claro, como era de esperarse para alguien como ella, Velkan no era humano[/justify

Resuelta caminando por una de las calles de Eadrom, aun no podía creer que hubiese convencido al badass de ir a ver Avengers la era de ultrón con ella. Kay sabía que Velkan no era muy asiduo a ese tipo de cine pero bueno…ella lo arrastraba como un huracán; presionó su mano derecha sobre la izquierda de él y bebió un sorbo de la bebida que aun portaba consigo después de la función -y bien ¿Cuál fue tu parte favorita? La mía sin duda donde salía Thor con escases de ropa, ya sabes, el fan service siempre es bien recibido aunque también me gusta el mapache, es tierno y me encanta que sea mal genio y de humor ácido- probablemente el badass no recordaría muy bien los nombres de los protagonistas pero luego ella se encargaría de enseñarle las maravillas de Marvel comic, si ya le había enseñado las películas de zombies de bajo presupuesto y lo que podían hacer los video juegos, su pésima cocina, Mu revolviendo su baño y su ropa interior sin llegar a nada más, Velkan podría con los comics, si podía con ella - ¿Cuál de todas las chicas te gusto a ti? Para mi Black widow está bien sensual pero no sé, Wanda me gusta más- aseguró -Y ahora ¿tu casa o la mía? Aunque en la mía estará mi viejo y probablemente quiera acosarte a preguntas sobre el negocio, tu familia o anda a saber tu sobre que más y claramente solo yo quiero acosarte por esta noche más si quiero estar sola contigo para hacer otras cosas…- Los ojos azules se clavaron en el rostro del badass con esa expresión pícara de doble sentido, era una insinuación directa para el caído y Kaylee sabía que Velkan no era la clase de hombre que no iba a entenderle, ella no podría estar con un hombre que no entendiese sus dobles sentidos claros o que no supiese que hacer con sus dobles sentidos directos.

Llegar hacia donde el badass había estacionado la moto no les tomo demasiado tiempo, dando un último sorbo a la bebida recibió el casco que le tendía Velkan -Gracias- añadió ella con una sonrisa mientras se acomodaba el largo cabello rojo hacia atrás. Fueron los segundos en que se distrajo, tomando el casco con una de sus manos camino hacia el basurero más cercano para desechar el vaso de bebida, fue consiente de los pies que corrían en su dirección pero no le dio importancia de alguna peculiar forma se sentía segura cuando estaba con el badass in importar la hora que fuera o donde estuviesen, una seguridad inconsciente, era algo que no era necesario verbalizar pero Kaylee sabía que él no dejaría que algo le sucediera de la misma forma que ella le plantaría cara a lo que fuera si estaba el en riesgo, aunque ella tuviese todas las de perder. Los pasos se acrecentaron y ella giro justo a tiempo para ver la cara de su atacante, un hombre joven de ojos llamativos que en menos de un pestañeo acababa de arrebatarle el casco de su mano -¡Fuck off!- maldijo en su idioma natal dejando caer el envase de bebida al piso, su cuerpo completo tardo segundos en responder.

Su concentración se fue hacia el adolescente que acababa de robarle el casco, como este avanzaba por la calle con rapidez. La había tomado totalmente desprevenida y antes de razonar su acción ya estaba corriendo por la calle detrás del chico -¡Regrésame el casco o te irá peor!- no era una advertencia de su parte, era un hecho, si lo alcanzaba le daría una patada en las bolas que no le dejarían ganas de volver a asaltar a ninguna chica y de paso, acabaría con su posible descendencia.
off rol:
Bella esto es lo que lleva Kay, solo que el peto en vez de ser rosa es negro y lleva zapatillas negras. Y lleva el cabello suelto como siempre


Muchas gracias Daia por la firma ❤️
Yo hablo *❄️ Yo actuo *❄️ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 99349
Reputación : 4
Mensajes : 134
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Before Tomorrow Comes [Priv. Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Vie Ago 17, 2018 9:15 pm

Hace algún tiempo atrás jamás hubiese imaginado estar en una situación así, él se había jurado no volver a sentir nada por nadie y su mente solo se había enfocado en una sola cosa; buscar venganza de aquellos que le arrebataron todo lo que amaba en la vida, pero ahí estaba en una de tantas citas que ya había tenido con la joven pelirroja, él quien nunca pasaba más de una noche con la misma mujer, desde hace ya algún tiempo solo tenía su atención en ella, ya no había encuentros fortuitos con mujeres las cuales nunca tuvieron la importancia suficiente como para aprenderse el nombre o recordar sus rostros, ese departamento que servía para simples encuentros sexuales desde hace algún tiempo se encontraba deshabitado.

Incluso le resultaba irónico, él había aprendido a repudiar a los humanos porque en su dolor solo había buscado culpables para la muerte de Evangeline, para él los humanos también habían tenido la culpa…si tan solo Evangeline no se hubiera expuesto para protegerlos su luz jamás hubiese estado expuesta a la corrupción que día con día la consumía sin nada que pudieran hacer al respecto…si tan solo ella no se hubiera sacrificado por los humanos que adoraba, Iah´Hel jamás hubiese tenido una excusa que justificara sus actos ruines y ella seguiría viva, si, había aprendido a odiarlos de la misma manera que odiaba a los ángeles pero ahí estaba en compañía de una humana que sin reservas entro a su vida para darle un completo giro, si le preguntaran cuando fue que inicio aquello, su primer recuerdo seria ese día en el instituto pero él sabía que había iniciado ese día en el bosque cuando por fin acepto lo que ella provocaba en él, ese día en el bosque en que le revelo su verdadero ser, se había dicho que tendría cuidado de no caer preso de esos ojos azules y su sonrisa coqueta pero lo había atrapado con su peculiar personalidad y costumbres.

Y de nuevo se encontraba haciendo algo que sin duda jamás hubiera hecho, el cine en general no era de su agrado sin embargo ahí estaba saliendo del cine mientras sostenía la mano de ella y no era algo que le desagradara realmente, disfrutaba cada momento aunque no terminaba de acostumbrarse debido a los años en que paso renuente a volver a ¨abrirse¨ ante otra persona, para él aunque no lo demostraba resultaba ser todo un proceso —… — La escucho hablar y le costó solo unos segundos ubicar al personaje del cual hablaba ella pero no dijo nada al respecto, al final de cuentas ese tipo de escenas estaban diseñadas para el deleite visual femenino —Mmh…independiente de lo físico, supongo que prefiero a la de piel verde…¿gamora? Y el otro su ¨padre¨ ¿Thanos? Fueron los que me causaron una mejor impresión— Por sorprendente que pareciera, Velkan había prestado atención a la película aunque no lo suficiente como para aprenderse el nombre de todos, aun así curiosamente esos dos habían causado el interés suficiente como para que se aprendiera los nombres.

Ante su pregunta, Velkan volteo a verla y no se mostró sorprendido o escandalizado —No me molesta que tu padre me interrogue pero te quiero solo para mi esta noche— Aseguro sin esa característica frialdad en su mirada aunque con la misma fuerza e intensidad de siempre, su rostro menos serio y un tanto más relajado dejo paso a ese pequeño y casi imperceptible cambio que mostraba lo más cercano a una sonrisa al menos a su manera lejos de esa casi perpetua indiferencia con la cual solía mirar al resto del mundo.

Fue así que al llegar al sitio donde dejo la motocicleta, le ofreció el casco que desde hace algún tiempo había comprado a medida para ella y solo asintió mientras la esperaba, fue cuestión de segundos en que todo sucedió, Velkan se había dado cuenta de la presencia al escuchar los pasos pero no le dio la importancia debida, cuando estaba con ella de manera inconsciente bajaba un poco sus defensas y ese fue su error, justo se estaba quitando la chaqueta para dársela cuando la escucho maldecir, medio segundo tardo en voltear en su dirección y al siguiente segundo la observo correr detrás de quien le había arrebatado el casco a la joven —…— Soltó un suspiro y negó con la cabeza…ella en verdad era demasiado imprudente y ahí estaba realizando otra de las cosas que en el pasado jamás hubiese hecho pues sin pensarlo demasiado decidió ir tras ella olvidando por completo su chaqueta la cual habia dejado caer al suelo y la motocicleta encendida.


Vestimenta:

Y algo asi esta ¨peinado¨ solo es una coleta pero sin el flequillo(?)


Pasa el cursor por la imagen(?)

Haz caso al diablo y te recompensará con el infierno.
Khaa´In
ya no existe el camino al perdón.



—Hablo— Narro ¨Pienso¨
avatar
Edad : 30 Dromes : 56751
Reputación : 6
Mensajes : 212
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Before Tomorrow Comes [Priv. Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Miér Ago 22, 2018 6:25 am

Narra Miho

El chico corrió como si su vida dependiera de ello y de hecho así era. Llevaba embaucando personas de esa misma forma desde 25 años, cada uno contaba para el, el que cruzara el portal era un paso más cerca de su libertad, de volver a su casa y a su realidad; lo sentía, lo sentía enormemente por las incontables vidas que había metido ahí adentro pero el tenía que volver, su familia aún debería estar buscándolo o así lo esperaba, así lo deseaba.

Giro rápido sin soltar el casco de sus manos la pelirroja venía detrás de él pero ella no era el objetivo, "su dueño", el ser que lo había metido en esa realidad a la fuerza, el ser que lo mantenía cautivo le había ordenado explícitamente que atrapara al hombre de cabellos negros, si lo hacía ganaría su libertad y él se jugaría la vida por ello. Choco con una pareja y el tipo lo insulto mientras la pelirroja a su espalda parecía no disminuir el ritmo de su corrida ¿que le pasaba a esa chica? Al menos el hombre de pelo negro venía con ella, "su dueño" había tenido razón "atrae a la chica y el te seguirá" Apresuró el paso y se salto una jardinera con plantas, esquivo a las personas en su camino para no retrasarse ya lo saboreaba, ya sería libre. Giro en el callejón y el portal con una luz oscura lo recibió, solo el podía verlo era una ventaja del poder de su señor
-¡Hey!- grito la pelirroja jadeando al encontrarlo -regresanos ese casco ahora, la próxima vez no seré tan simpática para pedirlo- El la observo con atención, cuerpo perfecto, cabello rojo revuelto, mirada desafiante en tono azul, la clase de chica por la cual se hubiese colado antes de quedar atrapado en semejante lío, segundos después el hombre de cabellos negros hacia su entrada, alto, imponente, nuevamente de cuerpo perfecto y una mirada que parecía tener el poder de desintegrarlo en un segundo, la clase de hombre que, si hubiese sido gay, probablemente también se hubiese colado por el ¿por que los guapos siempre quedaban juntos? Era la ley natural de la vida -Lo siento- dijo por que realmente lo sentía por lo que iba a hacer, retrocedió un paso y se dejó caer dentro del portal en menos de un segundo este se trago a todo lo que estuviese en el callejón, incluidos la chica y el hombre.

El cuerpo de Kaylee fue sacudido como si de un trapo se tratase, no podía distinguir donde estaba el cielo o el piso abajo de sus pies todo era oscuro, vertiginoso y le entregaba la sensación de estar cayendo muy rápido, no importaba cuanto mantuviera los ojos abiertos no había distinción con tenerlos cerrados y por alguna friky razón su cabeza asimilable todo aquello con lo que había leído en Harry Potter con esos  artefactos para transportarse de un lado a otro, tirada desde el centro de su gravedad hacia cualquier lugar, y igual que en las narraciones de Harry Potter en un pestañear se estaba dando de cara fuerte contra la tierra. Su cuerpo y su cerebro tardaron varios segundos en asimilar lo que había sucedido sin entregarle una respuesta razonable y aceptable solo se limitaron a emitir las sensaciones más fuertes, primero fue la sensación de asco que viene antes de vomitar con el estómago revuelto, luego el dolor general que trae consigo haberse golpeado con fuerza en la cabeza y el cuerpo de subito, finalmente solo una palabra superó a todas las demas: Velkan.

-Velk-- le llamó levantando su rostro de la tierra, aún estaba mareada y le costaba enfocar - Velkan...- murmuró mirando a su alrededor ¿¡Donde carajos estaba!? Eso no era, en definitiva, el callejón y muchos menos el parque de Eadrom, entre bosque y tierra parecía que estaba tirada al costado de un camino rústico -¡Velkan!- llamo al fin al ubicar su cuerpo a metros de ella, intentó levantarse sin embargo el dolor de su muñeca izquierda se lo impidió. Fue como si clavasen un punzón en todo su sistema nervioso -Fuck- maldijo en voz alta parpadeando para despejar las lágrimas que acaban de nubla su vision, ella quien estudiaba medicina sabía perfectamente a que se debía el dolor, antes ya le había pasado, acaba de fracturarse la muñeca izquierda en la caída.

-Fuck fuck fuck- maldijo mientras hacia un esfuerzo sobre humano para girar sobre si misma llevando el peso de su cuerpo hacia el lado derecho -aaaaaa- exclamó aguantándose las lágrimas cuando consiguió quedar de espaldas a la tierra y de cara al cielo semi nublado que estaba sobre su cabeza - Velkan dime que estas bien- lo había dicho en voz alta, la pelirroja no podía llegar y correr hacia el en ese momento
"¡Me lleva el! Como duele, de la única forma que podía caer me reviento la muñeca con el peso del cuerpo, bien ahí Kay" intento sentarse pero la acción solo quedo en un intento, apretó la mandíbula con fuerza cuando su mano derecha fue de soporte hacia la izquierda y las lágrimas se le escaparon finalmente, volvió a sentir esas horribles ganas de vomitar haciendo un sobre esfuerzo se quedó allí acostada sobre la tierra esperando lo mejor en esa situación incierta.
off rol:
bella voy a usar el color #996666 para todos los npcs o me volveré loca buscando colores extras XD
Este es Miho https://goo.gl/images/1UxeyU solo que sus ojos tienen dos colores (como la heterocromia) se me ocurrió que el color de los ojos podría ser un indicador del tiempo que llevan ahí adentro (los que llevan más tiempo podrían tener una heterocromia total y quienes lleven menos en proceso de transformación ¿que opinas?


Muchas gracias Daia por la firma ❤️
Yo hablo *❄️ Yo actuo *❄️ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 99349
Reputación : 4
Mensajes : 134
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Before Tomorrow Comes [Priv. Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Miér Sep 05, 2018 3:47 am

Velkan pudo haberlo alcanzado de no ser por las personas que le frenaban el paso cada que avanzaba, procuraba no perder a Kaylee de vista pues su prioridad era ella, sabía perfectamente que los ladrones por lo general llevaban algún arma punzante y algunos otros portaban armas de fuego por lo que llegar a ella era su principal objetivo antes de que la joven encarara al ladrón lo cual estaba completamente seguro que la pelirroja haría nada más lo alcanzara y por supuesto él no permitiría que le hiciera ni un rasguño pero para evitarlo tenía que llegar a ella y fue que con ese pensamiento en mente dejo de importarle las personas ¨por encima de quien sea¨ era el lema por el cual se había regido desde que se convirtió en un caído y en ese instante lo estaba haciendo de alguna manera al apartar a los transeúntes sin la más mínima consideración.

Solo había metros de distancia, solo unos cuantos metros cuando Velkan observo, fue cuestión de una fracción de segundo en que observo al ladrón ¨dejarse ir¨, los instintos de Velkan se dispararon y sus alas se desplegaron en un último impulso por alcanzar a Kaylee pero había sido tarde…todo en cuestión de un segundo y Velkan sintió como si le arrancaran las alas desde el nacimiento en sus omoplatos, ese dolor que ya había experimentado una vez en su vida y se había quedado grabado en él, pero sus alas seguían ahí, de nuevo ocultas pero no por su voluntad, algo lo había forzado, como si ese ¨algo¨ lo rechazara pero el dolor se sentía tan real que ni siquiera era capaz de distinguir lo que estaba sucediendo, su cuerpo sacudiéndose violentamente y después…

El sonido de una rama rompiéndose fue lo único que logro distinguir antes de que su cuerpo golpeara con un ruido sordo al suelo, estaba completamente aturdido desde que lo invadió esa absurda sensación de que sus alas estaban siendo arrancadas sin ser así en realidad, en su mente solo había una espesa oscuridad hasta que comenzó a escuchar, primero parecía un zumbido y luego algo más claro, la voz de Kaylee…maldiciendo, claro, era ella no podía ser nadie más pero su exclamación de dolor fue suficiente para que Velkan reaccionara, sus ojos se abrieron y una punzada de dolor le atravesó la sien, se había golpeado con algo pero no con la suficiente fuerza como para abrirse la cabeza.

—Kaylee…— La llamo y no se detuvo a analizar su propia situación cuando se incorporó de manera brusca pues de haberlo hecho se habría percatado del hombro derecho dislocado y la sangre que para ese punto ya había teñido de rojo parte de su camisa blanca producto de una rama incrustada a un costado de su abdomen, su prioridad en ese instante era ella y tal vez fue la adrenalina o la preocupación pero hasta que cayó de rodillas producto de su propio aturdimiento y dolor fue que se dio cuenta de su propia condición —Mierda— Mascullo mas que nada con frustración y solo era en ciertas situaciones en que el auto-control de Velkan y su actitud centrada podía llegar a flaquear...cuando estaba lo bastante alterado, cuando su poco control ante el enojo ganaba partida. Y apretando los dientes con fuerza procuro aislar el dolor del cual estaba comenzando a ser consciente, podía soportarlo, había pasado por cosas peores.

—Estoy bien, no te muevas— Ahí estaba ese tono de voz autoritario que siempre procuraba evitar usar con ella pero en ese instante la mezcla de emociones lo tenían algo ¨disperso¨, preocupación y enojo principalmente eran las emociones que predominaban y Velkan no era bueno lidiando con la ira por lo que debía centrarse en lo otro y así lo hizo al dirigirse a ella sobreponiéndose a su propio aturdimiento, había pasado por cosas peores, podía soportarlo, su prioridad era ella —Dime donde estas herida— Cuestiono nada más llegar a su lado, la había escuchado quejarse era claro que estaba lastimada y él necesitaba ver que tan grave era por lo que ignoro las lágrimas de la joven para inspeccionar su cuerpo, tratando de tener cuidado, no quería lastimarla ni causarle un daño mayor ¨cuando lo encuentre voy a matarlo¨ pensó en referencia al ladrón y lo haría…culpable o no, Velkan lo haría porque necesitaba un objetivo en quien descargar su ira.



Pasa el cursor por la imagen(?)

Haz caso al diablo y te recompensará con el infierno.
Khaa´In
ya no existe el camino al perdón.



—Hablo— Narro ¨Pienso¨
avatar
Edad : 30 Dromes : 56751
Reputación : 6
Mensajes : 212
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Before Tomorrow Comes [Priv. Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Lun Sep 10, 2018 9:05 am

Si la situación hubiese sido otra, si ella no tuviese la muñeca quebrada, si las lágrimas de dolor no se le escapara de los ojos contra su voluntad probablemente se hubiera reído por las palabras de Velkan, porque el humor negro era una característica de los Stoessel pero ahora no le quedaba mucho más que quedarse quieta, mirando un cielo desconocido -No es como que pueda irme a correr una maratón- le respondió con la ironía que era parte de su personalidad y ese tono juguetón que escondía el dolor físico que no quería mostrarle, la "debilidad" no estaba permitida para la pelirroja pero al parecer Velkan estaba a punto de verla llorando cual niña de cinco años, tenía que contenerse y pronto. Volvió a hacer el intento de sentarse pero el dolor que recorrió desde su muñeca hasta su brazo la inmovilizo de inmediato - Fuck - volvió a maldecir por lo bajo si ella estaba así, esperaba que su badass al menos hubiese salido ileso. "Tranquila Kaylee, has sentido dolores peores" se repitió con la intención de racionalizar el dolor de la muñeca o al menos intentarlo, ella sabía que sí no iba a un hospital o clínica pronto los problemas serían mayores, necesitaba tomar algún analgésico fuerte y proceder a cirugía rápido, sino, sus huesos podrían soldar así "Vamos arriba" se repitió "Tienes que asegurarte que el esta bien, ¡arriba! la pelirroja se lo repitió mentalmente como si esas palabras fueran su nueva religión, contó hasta diez y haciendo uso de toda su fuerza mental y resistencia física consiguió sentarse sobre la tierra.

Las lágrimas de sus ojos se volvieron a escapar de forma involuntaria, los apretó con fuerza para enfocar a Velkan y el corazón de la pelirroja se partió de dolor al notar el estado del pelinegro, estaba herido, podía ver la mancha roja en su camisa y la rama sobresaliendo de su costado avanzando con rapidez en su dirección, repentinamente a Kaylee el dolor de su muñeca ya no le importo, verlo a él en ese estado le entregaba más preocupación que su propio cuidado personal - Velk- le llamó más no consiguió levantarse del piso para avanzar hacia el, era una humana después de todo y el esfuerzo que había hecho para sentarse en ese estado la había dejado agotada, era solo una humana o al menos eso creía -dios esa rama- dijo cuando ya estuvo a su lado -eres un loco, moverte en ese estado, esa rama podría perforarte un órgano y el hombro podría necesitar cirugía si no hacemos algo rapido- la hermosa pelirroja estaba preocupada por el y no podía esconderlo o disimularlo; se inclino hacia Velkan y apoyo su frente contra su pecho o al menos la parte que no estaba sangrando, necesitaba unos segundos de privacidad y confort en esa situación incierta. Kaylee cerró los ojos y se quedó quieta, contando hasta diez haciendo un sobre esfuerzo para ver cómo podía ayudarle, de nada servía si Velkan de desangraba con esa rama o el dolor del hombro lo llevaba al desmayo y ella no podía mover la mano, pero no tenía un plan, Kay no tenía nada previamente calculado sin embargo sabía que sí quería salir de esa situación, al menos uno de ellos tenía que estar bien y Velkan tenía más chances - Voy a intentar encajar tu hombro con mi mano buena, luego veré que hacer con esa rama, seguro dolerá- aseguro ella mirándole con intensidad a través de sus ojos azules, depósito un beso en la base de cuello antes de separarse, tenía que ayudarlo a él ese era su objetivo.

-Deberíamos hacerlo acostado pero no te pediré que te muevas más con esa rama ahí, sientate y extiende el brazo al costado, es la forma más fácil para hacerlo sin traer ninguna otra consecuencia o... eso espero - la sinceridad de la pelirroja incluso en esa situación podía ser brutal, con esfuerzo Kay se acomodo de tal forma que su mano buena tuviese acceso al hombro dislocado de Velk y su mano quebrada reposara sobre su cuerpo, sabía que el movimiento le traería un dolor horrible pero si le arreglaba el hombro Velkan podría moverse con mayor facilidad y eso era una ventaja para la situación en la que estaban - Voy a tomar con mi mano buena tu codo pero voy a necesitar que con tu antebrazo lo apagues a mi pecho aunque lo aplastes, no importa, porque no tengo la fuerza para sujetarte la muñeca con mi mano herida y el movimiento tendré que hacerlo con la mano y el cuerpo ¿listo?- Kaylee observó a Velkan por un momento - No dejaré que te quedes con el hombro así Velkan, quieras o no, en el fondo tu y yo sabemos que, si ponemos ese hombro en su lugar y detenemos la hemorragia de la rama podremos salir de esta aunque tenga la mano quebrada- y ahí estaba el ultimátum de la pelirroja, no aceptaría un "no" por parte de Velkan, primero se aseguraría de que el estuviese bien, luego ya vería que hacer con su muñeca.


Muchas gracias Daia por la firma ❤️
Yo hablo *❄️ Yo actuo *❄️ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 99349
Reputación : 4
Mensajes : 134
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Before Tomorrow Comes [Priv. Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Mar Sep 18, 2018 3:14 am

Nada más llegar e hincarse a su lado pudo notar su estado y a él le preocupaba más ella que su propio estado físico sin embargo una expresión de desagrado e incomodidad cruzo su rostro por un par de segundos cuando ella hizo mención de ¨Dios¨, fue un gesto inconsciente de su parte, una reacción natural provocada por su propio odio hacia todo lo que representaba el ¨poder del cielo¨ —Soporto bien el dolor— No le diría que había pasado por situaciones peores que así habían sido, estaba acostumbrado al dolor aunque no exento al mismo, sin embargo eso que sentía en ese instante no se comparaba en nada a cuando le arrancaron las alas…ese dolor que experimento de nuevo cuando fueron arrastrados a ese lugar y aun lo sentía…estaba seguro que no podía ocultar por completo el dolor, tal vez ella lo podía interpretar a la rama o el hombro dislocado sin embargo no era del todo así, sentía que la espalda le quemaba a la altura de los omóplatos como si le hubiesen arrancado alguna extremidad pues eso eran sus alas, parte de él y sabía que no había sido así pero ¿Por qué dolía tanto?.

No agrego nada más cuando sintió como ella recargaba la cabeza contra su pecho y su mano ¨sana¨ se dirigió detrás de la cabeza de la pelirroja en un gesto protector, necesitaba encontrar la manera de sacarla de esa situación y tratar sus heridas lo más pronto posible, ya tendría tiempo de encontrar al culpable pero en ese instante no era su prioridad…debía ver primero por ella y ya después solucionaría todo lo demás —Deberías preocuparte primero por ti— Expreso nada más escucharla decir que le ayudaría a ¨encajar¨ su hombro, eso a él no le interesaba pero ella no parecía admitir otra cosa más que ayudarlo primero.

—Ya basta Kaylee, esto no me va a matar, no asimilo las heridas de la misma manera que un humano lo hace— Para ese punto ya la miraba de manera severa pero sabía que aunque fuera ¨duro¨ con ella no serviría de nada si ya se había propuesto algo y aunque odiaba admitirlo, en ese punto ella tenía razón, tendrían más oportunidades si él estaba en mejores condiciones, podía protegerla mejor con ambos brazos en vez de solo uno, aun así su expresión de molestia lo delato, pocas emociones era capaz de expresar abiertamente pero todo aquello que involucraba el enojo debido a su falta de control resultaba bastante sencillo de demostrar —Bien, pero solo será el hombro, cuando esté en su lugar me encargare de tu muñeca— Ahí estaba de nuevo ese tono involuntario de orden, no admitiría algo más, el dolor provocado por la rama clavada a un costado no era nada en comparación al dolor en sus omóplatos, dolor que por supuesto no le revelaría para no preocuparla y como le había dicho, él se preocupaba mas por la condición de ella aunque sabia que si intentaba curarla, el proceso iba a ser doloroso para ella.

Y sin perder más tiempo, realizo todo como ella le había indicado, se apoyó en su pecho pero cada movimiento provocaba un ardor en el lugar donde sus alas reposaban ocultas sin embargo eso no se comparó a lo que sintió después…apenas escucho el sonido del hueso acomodándose cuando una corriente de dolor lo atravesó, como si miles de alfileres lo atravesaran y sin poder evitarlo se apartó de ella bruscamente, la primer arcada se presentó y apenas pudo voltear a un lado para que la bilis expulsada no cayera sobre la joven —¿¡Q-que hiciste!?— Cuestiono, más agresivo de lo que había planeado y una segunda arcada se presentó expulsando más de ese líquido amargo, para ese punto sentía como todo en él se quemaba, su energía corrupta parecía querer imponerse a la energía que se filtró a su cuerpo…esa energía ¨limpia¨ qué rivalizaba con la suya y lo hacía tensarse por completo ante el dolor, ni siquiera había sentido que la rama se incrusto más en su cuerpo por el movimiento brusco al inclinarse para ¨vomitar¨ producto del dolor.



Pasa el cursor por la imagen(?)

Haz caso al diablo y te recompensará con el infierno.
Khaa´In
ya no existe el camino al perdón.



—Hablo— Narro ¨Pienso¨
avatar
Edad : 30 Dromes : 56751
Reputación : 6
Mensajes : 212
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Before Tomorrow Comes [Priv. Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Miér Oct 17, 2018 7:00 am

"Vamos bien" fue el pensamiento que a Kay le indicaba que el hombro iba avanzando en orden. Había logrado convencer a Velkan por los pelos, y únicamente con el último argumento racional si él estaba bien porque ambos tenían más chances de sobrevivir y si él tenía el hombro dislocado probablemente no llegarían muy lejos.

"Ya basta Kaylee, esto no me va a matar, no asimilo las heridas de la misma manera que un humano lo hace" las palabras del pelinegro se repetían en su cabeza, ciertamente ella había obviado algo crucial al verlo en ese estado, Velkan no era humano y probablemente su resistencia era totalmente distinta pero eso no significa a que ella no fuera a preocuparse por él lo hacía siempre porque él era realmente importante para ella -sé que no sientes dolor de la misma forma que yo puedo sentirlo, sé que eres más fuerte que yo físicamente e incluso más resistente pero que no se te pase por la cabeza desautorizar mi preocupación por ti Velkan, porque eso no va a pasar a pesar de lo que digas, no puedes evitar que no me preocupe por ti- Kaylee le sonrió de una forma sincera y se quedó viéndolo unos segundos antes de continuar con el improvisado plan, si querían salir de allí no era momento para discutir por quien tenía más resistencia o a quien le dolía más ver al otro en ese estado, ya habría tiempo para ello.

El sobreesfuerzo que estaba realizando la pelirroja le estaba pasando la cuenta, moverse con la muñeca rota incluso en el movimiento lento para encajar el hombro era igual a que estuviera corriendo con la muñeca en ese estado, solo tenía que aguantar un poco, un poco más. Kaylee dejó de centrarse en su dolor o incluso en aquella situación incierta, ahora lo que le importaba era dejar el brazo del peli negro en un estado que le permitiese moverlo, no supo cómo ni porque pero creyó ver una luz, una que se extendía desde su interior y avanzaba hacia él, entrando justo al encajar el brazo de Velkan y sin poder comprender el "porque" ella solo lo sabía, ella estaba segura que el brazo estaba en perfectas condiciones y no había efectos adversos como si todo hubiese sanado desde sus manos -Bien- murmuró Kay al momento que liberaba el brazo del peli negro -quedó en-- no fue capaz de terminar la frase cuando la voz enojada de Velkan la descolocó por completo, luego verlo en ese estado empeoró su preocupación.

-Primero, no me trates de esa forma, no trabajo para ti y si lo hiciera te sería un dolor en el culo- respondió de inmediato la pelirroja con su personalidad característica sin moverse hacia él, no porque no quisiera hacerlo al verlo en aquel estado, el dolor que le causaba la muñeca había regresado con fuerza y lamentablemente para ambos su huracán interior no se detenía. Para Kaylee habían cosas que ella no iba a tranzar, para la mala suerte del peli negro la docilidad no se le daba muy bien -segundo, no te hice nada, no quiero hacerte daño lo sabes badass- el tono de la pelirroja se suavizó -lo único que hice fue--- ella misma corto la frase y lo observó esta vez preocupada, no por el estado del peli negro, por su propio estado o por la situación incierta, sino porque estaba segura que si le había hecho algo -Cr--creo que algo paso de mi a ti, Badass- ella retrocedió ayudándose con sus piernas por el piso para darle más espacio, repentinamente se sentía como si fuera una peste para el -lo vi, fue como una luz, una energía, algo que no había sentido antes y eso me dio la certeza de que tu brazo ahora está bien, es más sé que tu brazo está en perfecto estado- Kaylee se quedó en silencio después de aquella afirmación como si tratara de convencerse a sí misma que, lo que acaba de decirle era una invención de su imaginación aunque supiera que no era de esa forma, estaba segura que el brazo estaba en perfecto estado como si “lo hubiese curado” por completo, estaba tan segura de aquello como de sus sentimientos por él.

-¿Qué... esta... pasando Velkan?- los ojos azules de la pelirroja se posaron en su rostro, no había querido hacerle daño, él lo sabía ¿y si algo le estaba pasando a ella? ¿Y si ese algo lo dañaba a él? ¿Qué haría en ese caso...?
"¿Qué harás?" -Lo siento- dijo al fin aun sin ser capaz de avanzar hacia él -no fue mi intención hacerte daño-


Muchas gracias Daia por la firma ❤️
Yo hablo *❄️ Yo actuo *❄️ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 99349
Reputación : 4
Mensajes : 134
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Before Tomorrow Comes [Priv. Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Lun Oct 22, 2018 4:18 am

En situaciones normales no le hubiese hablado de esa manera, toda la situación había sobrepasado su trabajada y poca capacidad para mantener en control sus arranques de ira, pero ella no tenía la culpa, él lo sabía pero no había podido evitar reaccionar de esa forma, esa energía le había curado el brazo pero le estaba haciendo daño, su propia energía buscaba repeler aquella que había ingresado en él, sentía como si lo quemara por dentro, el corazón le latía tan rápido al punto en que el dolor resultaba insoportable y por si fuera poco lo había debilitado al punto en que sentía el dolor provocado por la rama incrustada en su abdomen.

—N-no…— Dijo de pronto tratando de controlar su respiración, pero la sangre le hervía, su naturaleza oscura parecía querer tomar control de él ante su reacción natural contra energía pura, ese lado suyo que solo esperaba una oportunidad para dejarse consumir por completo y no podía permitirlo, no en ese instante, no con ella mirándolo, debía recuperar el control de sí mismo y al levantar la mirada para encontrarse con la de ella, la esclerótica de él había adquirido un tono rojizo característico de la rotura de capilares y trato de incorporarse, pequeñas gotas de sudor se habían formado en su frente. Aunque no era su intención, su mirada parecía salvaje, agresivo pero solo era producto del dolor.

—Lo se…no es… tu culpa— Consiguió decir aunque aún con la voz ligeramente entrecortada, él sabía perfectamente que ella no haría nada para dañarlo, y en cambio él…Velkan se conocía lo suficiente para saber que no le haría daño de manera consciente pero en ese instante incluso había dudado de sí mismo, debía ser más cuidadoso y no dejar que esa pequeña brecha que lo separaba de caer en la completa oscuridad lo consumiera o la siguiente ocasión podía ser fatal. —…— Al notar que se había alejado, Velkan se sintió como alguien ruin, ella solo intentaba ayudarlo, se preocupaba por él y en cambio no había sido capaz de controlarse y evitar reaccionar de esa manera, no había sido su intención hablarle de esa forma pero tampoco sabía cómo disculparse al respecto.

—Kaylee esa energía no es compatible con la mía— Le explico cómo pudo, pero ¿Cómo podía decirle que estaba tan corrompido al punto en que eso le había causado tal agonía? intento moverse pero la rama parecía incrustarse más con cada movimiento y producto de su propia frustración termino por tomar la rama con una mano para extraerla de un solo movimiento brusco, la sangre comenzó a brotar pero solo se limitó a cubrir la herida con su mano —Esto cambia las cosas— Sus palabras eran más para sí mismo que para ella, fácilmente podían malinterpretarse —No podre curar tu mano…podría ocasionarte la misma reacción— Y ahí estaba el motivo de sus palabras, Velkan al ser un ángel guerrero en el pasado no se había especializado en sanación como los ángeles oradores, fue hasta que se convirtió en caído que descubrió que podía sanar pero a costo del dolor de la otra persona, había considerado curarla de esa manera, sabía que le dolería pero su mano estaría bien al terminar pero ahora, con esa energía que ella le había transmitido simplemente no quería arriesgarse a que tuviera la misma reacción en ella al exponerla a la energía oscura y ahí se dio cuenta que fue una verdadera suerte que él estuviera expuesto y no ella, sin embargo había una cuestión que por el momento no quería abordar ¿Cómo era posible? Ella parecía confundida por lo que comprendía que tampoco lo entendía.



Pasa el cursor por la imagen(?)

Haz caso al diablo y te recompensará con el infierno.
Khaa´In
ya no existe el camino al perdón.



—Hablo— Narro ¨Pienso¨
avatar
Edad : 30 Dromes : 56751
Reputación : 6
Mensajes : 212
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Before Tomorrow Comes [Priv. Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Lun Oct 29, 2018 7:35 am

Kaylee no solo sentía culpa por lo que acababa de pasar, por lo que le estaba pasando a ella con la energía y que pudiese llegar a dañar a Velkan. También sentía culpa porque si no fuera por ella, ambos, no estarían metidos en esa situación. No había podido evitarlo, era parte de ella, sencillamente se había lanzado a correr detrás del joven que le había robado como siempre lo hacía cada vez que algo así le pasaba, siempre terminaba enfrentado los problemas y trayéndose consigo más problema, no había pensado las consecuencias y ahora su actuar impulsivo los tenia a ambos en esa situación, a Velkan aun herido, desconcertado y enojado y a ella herida y agotada; la hermosa pelirroja tuvo que ocupar su fuerza de voluntad para no llorar y enfocarse, saldrían de esa situación, ella haría todo lo que estuviese a su alcance para sacar a Velkan del lío en que lo había metido.

Kaylee abrió los ojos cuando Velkan se quitó la rama de su cuerpo "a lo bruto" y se sintió peor que antes, asumiendo que esa herida también sería su culpa - Badass.. - ella le miro, no podía quitarse la imagen de su cabeza su sangre brotando por la herida -si no puedes curarme la mano ¿puedes curarte a ti mismo la herida? Yo creo que podría curarte con esta energía friky.. Es más estoy segura que lograría curarte con esta energía extraña pero no quiero hacerte daño, otra vez- Kaylee acaba de admitirlo - sino, podríamos buscar alguna aguja he hilo y podría coserte o bien... Podríamos cauterizar la herida pero la forma en que se me ocurre es brutal y la desecho por completo- la preocupación teñía los rasgos de la pelirroja - y...¿Estás seguro que no puedes curarme la mano? ¿Es por el dolor?...- Kaylee le observó y apoyada por sus piernas gateo hacia el, volviendo a estar cerca, podía distinguir el sudor y el esfuerzo que hacía Velkan al mantenerse sereno por ella
"Haz sido una idiota Kaylee" - lo siento - dijo mirándolo esta vez - lo siento por arrastra te hasta aquí- si algo caracterizaba a la pelirroja era que difícilmente podía esconder lo que pensaba, nunca se había preocupada de hacerlo y con Velkan no era una excepción - pero voy a sacarte de aquí, aun no sé como pero lo haré- ella le sonrió con sinceridad y se acercó para besarlo, un beso rápido y corto - ahora, lo que me importa es que no te desangres, puedo coserte pero para eso necesito mis dos manos y si no puedes curar mi herida por un tema de dolor... - ella dejo que el sacara sus propias conclusiones, de seguro Velkan ya sabía hacia donde iba incluso antes de que ella lo dijera, después de todo era la clase de huracán que hacía cosas estúpidas, como pelearse a combos con otra chica por él.

-Puedo aguantarlo Velk- dijo por fin -si es solo dolor puedo aguantarlo, si no me vas a reventar el corazón o los pulmones puedo aguantarlo, ya he sentido dolor antes y uno más fuerte que este, lo sabes pero si nos quedamos a medias no seremos capaz de ayudarnos- Kaylee hablaba del dolor de perder a su madre, para la pelirroja, no había un dolor más grande que ese, físico o no, había sido lo más desgarrador que había sentido en su vida y hasta el momento nada lo había igualado -con la mano así no puedo coserte, lo sabes- intento, ella estaba dispuesta pero el hombre al cual le pertenecían sus sentimientos era el que tenía que ceder y la pelirroja sabía que lo pedía era complejo, el le había dicho que no podía hacerlo probablemente porque no quería que ella pasara por ese dolor pero Velkan tenía que entender lo que ella decía y que no dejaría que se quedarán ahí.

Kaylee no alcanzo a decir nada más cuando un grito femenino la alertó, por el camino en el cual ellos estaban sentados podía distinguir la silueta de una joven que corría pidiendo ayuda y se levantaba el vestido para correr más rápido
- ¡ayuda, ayuda por favor!- grito cuando los vio moviendo sus manos, la joven no debería tener más de 12 años y en su rostro se podía leer la desesperación -Han atrapado a mis padres y mi hermano, por favor ayúdennos- la chica se desplomó en el suelo cayendo a unos metros de ellos, luego dejo de moverse. La pelirroja miro a Velkan y luego a la joven que parecía se acababa de desmayar cerca de ellos -Velkan, hay que ayudarla- dijo sin dudarlo y con el sobre esfuerzo que implicaba se apoyó en el hombro bueno de Velkan para levantarse del piso, el mundo dio una pequeña vuelta ante ella, el dolor de la muñeca le pasaba la cuenta, en ese estado ella no ayudaría a nadie.

El sonido de nuevas pisadas llegaba hacia ellos desde la lejanía, al parecer tanto la pelirroja como el pelinegro solo tenían una oportunidad de tomar a la chica y esconderse en el bosque cercano o bien dejarla ahí a su suerte -Badass.. - Kay le llamó para atraer su atención, ella quería ayudar a la niña, pero si apenas se mantenía en pie ¿en qué iba a aportar? - ¿Qué hacemos? -


Muchas gracias Daia por la firma ❤️
Yo hablo *❄️ Yo actuo *❄️ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 99349
Reputación : 4
Mensajes : 134
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Before Tomorrow Comes [Priv. Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Dom Nov 04, 2018 6:16 pm

Velkan estaba pensando en las posibilidades, no tenía idea de donde se encontraban, estaba seguro que no estaban en Éadrom, sabía que podía buscar un hospital pero no planeaba dejarla sola y hacerla caminar en ese estado no era una opción, podía llevarla cargando pero estaba seguro que ella no lo aceptaría porque estaba demasiado preocupada por él y sus heridas y eso lo frustraba aún más al no encontrar la manera de hacerle entender que a diferencia de ella, él no era humano y sus heridas se regeneraban más rápido —Sanara por si sola Kaylee, esto no me va a matar pero exponerme de nuevo a esa energía...— Estaba tratando de dejar un punto, con esas palabras demostraba que realmente había sido insoportable el dolor provocado, cuando estuvieran más tranquilos le explicaría con detalle pero en ese instante no podía, necesitaba ponerla a salvo y curarle su mano —Kaylee escuchame, has visto mis cicatrices , muchas son peores que está herida y sigo vivo, ya nos ocuparemos de mí, primero eres tu— Había regresado a su actitud templada, esa seriedad característica y ese tono que no admitía un ¨no¨ por respuesta, sin embargo poniendo atención a su expresión incluso el pequeño jadeo en su voz se podía percibir que seguía afectado por esa energía. Sin embargo al escucharla decir que lo sacaría de ahí, sintió el desagradable impulso de reír ante la ironía del momento al ser él quien debía decirle esas palabras pero no lo hizo pues el beso lo distrajo por unos segundos, se contuvo, ella realmente era única y esa situación le confirmo el motivo por el cual se sentía tan atraído hacia Kaylee.

—No pienso arriesgarme, no soy mortal y aun siento como esa energía me quema por dentro, las consecuencias en ti podrían ser peores, irreversible y no voy a correr ese riesgo— Su voz resuelta dejaba clara su postura, no se arriesgaría a que algo grave le pasara y menos por su culpa…no estaba dispuesto a perderla, no ahora que de nuevo sentía algo por alguien después de pasar cientos de años en la completa oscuridad de sus emociones. Sin embargo en ese instante se dio cuenta de algo, si ella había conseguido curarle el hombro con esa inusual energía, entonces existía la posibilidad de que pudiera sanarse a sí misma.

—Tal vez podrías…— No fue capaz de terminar la oración cuando el grito de una mujer lo alerto, instintivamente se giró sin ponerse de pie para colocarse delante de Kaylee en un gesto protector aunque el movimiento brusco ocasiono una mueca de dolor, no por la herida abierta, aun sentía los efectos de esa energía limpia en su corrompida existencia lo cual le había impedido ponerse de pie como había sido su intención —…— Y se mantuvo quieto mientras sentía como la pelirroja se apoyaba en él para ponerse de pie mientras observaba a la niña tendida en el suelo con completa indiferencia.

Fue así que termino por ponerse de pie y volteo a ver a Kaylee en cuanto escucho las pisadas —No es nuestro problema— su voz fría e indiferente no dejaban lugar a dudas, Velkan no tenía la sensibilidad ni la piedad característica de la bondad, él no sentía esa clase de emociones sin embargo… —pero no vas a dejarla ¿cierto?— No necesitaba una respuesta de su parte, al ver su rostro era suficiente para reconocer ese aspecto —Escondete, sé que te duele pero para poder ayudarla necesito que tu estés segura, mi prioridad eres tú y si debo dejar a esa niña a su suerte para protegerte, lo hare— Aun si ella llegaba a rechazarlo por eso, Velkan lo haría para mantenerla a salvo, no había duda en su voz, solo lo hacía por ella porque él estaba dispuesto a dejar a la niña —Escondete— Susurro para después dirigirse a la niña, las pisadas se escuchaban más cerca que antes, debían apresurarse —Mierda…no hay tiempo— Rara vez se escuchaba esa palabra provenir de su boca, comenzaba a escuchar voces justo cuando llego a la niña y se sintió tentado a dejarla, tomar a Kaylee y alejarse de ahí lo más rápido posible pero la pelirroja…podía imaginar su expresión si hacia eso y se pudo escuchar como maldecía mientras tomaba a la niña para llevarla con Kaylee antes de que los alcanzaran, para ese punto sabía que no había manera de evitar un enfrentamiento.



Pasa el cursor por la imagen(?)

Haz caso al diablo y te recompensará con el infierno.
Khaa´In
ya no existe el camino al perdón.



—Hablo— Narro ¨Pienso¨
avatar
Edad : 30 Dromes : 56751
Reputación : 6
Mensajes : 212
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Before Tomorrow Comes [Priv. Velkan]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.