Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Nefelibata [Morancatl ID]
Hoy a las 12:04 pm por Luffy

» Registros esponjosos como la cola de un conejo
Hoy a las 11:38 am por Buna

» ZONA DE CUMPLEAÑOS
Hoy a las 11:28 am por Buna

» ¿Búsqueda del Club de Héroes?
Hoy a las 10:55 am por Buna

» Amargo — Priv.
Hoy a las 8:19 am por Katsuki Hans

» Cerveza gratis [Busqueda]
Ayer a las 11:23 pm por Bastian Shawn

» Hello Stranger (Priv. Irathorn.)
Ayer a las 9:06 pm por Eileen Wolff

» Cierre/Apertura de temas
Ayer a las 8:44 pm por Alice/Elizabeth

» Solicitud de Desbaneo
Ayer a las 8:37 pm por Alice/Elizabeth

» ¡Búsqueda pyon!
Ayer a las 8:30 pm por Buna



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Sáb Ago 11, 2018 5:58 am

Dance With Me II
Helena Blackstone | Teatro Lagrimas De Cristal


Un año…había pasado un año desde que llegaron a Éadrom, para Kyria no interesaba, estaba enfocada en su objetivo sin embargo cada que estaba cerca de atrapar a Kyara algo sucedía, se le escapaba de las manos y estaba el otro detalle…su corazón se encontraba en algún sitio de Éadrom y debía recuperarlo para evitar que cayera en manos de su hermana o de cualquier otro que estuviera plenamente consciente de lo que podía llegar a ser con el órgano en su posición. Pero para Kylian era diferente, a él no le interesaba eliminar a su hermana y en el fondo deseaba que Kyria nunca lo lograra, a Kylian no le interesaba la seguridad de Aoygvázer, solo tenía un objetivo y considerando que el cambio dimensional había reducido sus poderes, eso sin duda lo tenía demasiado frustrado.

Desde que comenzó a buscar objetos que le ayudaran a restaurar su poder perdido y a la vez poder potenciarlo, solo había encontrado unos cuantos artefactos que en su propio criterio resultaban inservibles…al menos así había sido hasta que dio con la historia de un poder inusual el cual solo podía ser entregado por su portador, al principio solo se trataba de una leyenda pero mientras más buscaba, mientras más indaga, esa leyenda se hacía cada vez más real y comenzaba a codiciar ese poder que de ser cierto lo que la leyenda decía…le haría recuperar la energía que perdió con el cambio dimensional y podría obtener más, mucho más.

Su investigación lo llevo hasta ese sitio, la familia ¨Blackstone¨ parecía tener conexión con el poder que estaba buscando y aunque al principio ese apellido le resulto vagamente familiar, al final le restó importancia pues solo se estaba enfocando en el beneficio que podía obtener, fueron semanas de preparativos hasta que consiguió una audiencia con el cabecilla de la familia, tal parecía que no importaba si su apellido no era conocido mientras tuviera el dinero para sostenerlo y lo tenía lo cual le sirvió de bastante ayuda. Aun así había notado que el matrimonio Blackstone no parecía poseer directamente dicho poder lo que solo le dejaba una opción si su investigación no fallaba.

Y eso lo llevo a ese momento en que accedió a un matrimonio pues estaba seguro de algo, si los padres no tenían lo que buscaba, seguro la hija seria la dueña de lo que necesitaba y ¿Qué mejor forma de conseguirlo?  Si el padre parecía estar completamente dispuesto a ¨vender¨ a su hija disfrazando su acción como una ¨alianza de negocios¨, él aprovecharía la situación, el hombre tenía ambición por el dinero y Kylian por el poder así que ambos ganaban sin considerar a la joven que serviría para conseguir ambos propósitos.

—Hoy es el día— recito para sí mismo mientras terminaba de colocarse el traje, él había accedido a esa situación, no la vería y tampoco iba a interactuar con ella hasta ese momento como indicaron los padres, querían hacer del compromiso algo ¨grande¨ y ¿Qué mejor forma que un baile de máscaras?, realmente no le interesaba el hecho de no conocerla ni haber convivido con la hija de los Blackstone, una vez la hiciera su esposa tendría  todo el tiempo que quisiera para obtener de ella lo que buscaba y fue así que con ese pensamiento egoísta en la cabeza llego al lugar designado para el baile y sin más se colocó la máscara sin quitarse el parche dejando de esa manera solo expuesto su ojo azul a través de las cuencas de la máscara que simulaba un cuervo.







—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
Kylian & Kyria
Dromes : 59370
Reputación : 3
Mensajes : 75
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Vie Ago 17, 2018 6:59 am

La limosina se detuvo frente al teatro detrás de la procesión de autos, Marie bajo primero para ayudarla a desplazarse, el pomposo y llamativo vestido que había elegido madre para ella le dificultaba tener que pararse y sentarse pero la dama inglesa lo tenía resuelto y madre también lo había dicho, se quedaría de pie toda la noche porque si se sentaba y luego no podía pararse pagaría por la escasez de gracia. Helena se quedó quieta mientras Marie acomodaba los pliegues de la tela antes de avanzar hacia el interior del teatro, tenía que admitir que la fiesta de mascaras la había seducido pero la peculiar alegría que desprendían sus padres la asustaba, no era la alegría a lo que le temia sino al contexto bajo el cual se presentaba; si analizaba patrones con el conde había sido algo parecido sin embargo sus padres no harían tal barbarie, no por segunda vez - Señorita- dijo Marie y su voz la trajo de regreso -ya está listo- la dama inglesa asintió y se dispuso a avanzar hacia el interior del teatro.

El lugar estaba decorado como las fiestas en Inglaterra aquello trajo consigo la nostalgia del recuerdo, la perfección de su rostro y su mirada altiva orgullosa no iban a ponerla en evidencia pero extrañaba su casa, las tardes de te tan preparadas en comparación a como se hacían en Japón pero sobre todo extrañaba la facilidad que tenia para ver a su abuela
-Señorita- volvió a llamar Marie un par de pasos frente a ella en el vestíbulo del teatro -Su madre me avisa que hay invitados extras- ella asintió, madre media el éxito de sus eventos sociales por dos variables la primera el tiempo por el cual se hablaba de la fiesta que ella había dado y el número de invitados, si se superaba significaba que la expectativa era alta y ella tenía que estar a la altura de la expectativa, al precio que fuera.
-Venga por aquí- señaló Marie una puerta al costado del vestíbulo, al final de la entrada un par de sus guardias y un anfitrión esperaban en la puerta hacia la habitación principal del teatro, ellos llevaban la lista y el conteo; Helena se quedó observando unos segundos las grandes puertas de madera sabía a la perfección lo que había detrás de ellas, la dama inglesa practicaba piano tres veces a la semana en aquel lugar y si bien, mantenía un recorrido acotado y vigilado de un lugar a otro, no faltaban las oportunidades en que su estricto maestro le presentaba recovecos y habitaciones nuevas.

-Señorita- llamó uno de los guarda espaldas que acompañaba siempre a Marie, John la llamaba desde el interior de la habitación para traerla de regreso a la realidad, ella sólo ingreso al lugar sin disculpa por su distracción, por esa noche era Helena Blackstone y como todo Blackstone sus acciones rara vez caían en errores -Helena, tienes que concentrarte- pidió Marie mientras retocaba su peinado y evaluaba su apariencia, un cabello perfecto por aquí, un poco más de perfume por acá -Esta noche no pueden haber errores- la dama inglesa no dijo nada, solo se quedo en pie observando al frente, hacia el espejo que había en la habitación que acondicionada previamente para su llegada parecía una pequeña boutique. Odiaba su apariencia al disfraz de la vida que llevaba, le revolvía el estómago de sólo pensar que tendría que volver a bailar con un sin fin de extraños para que sus padres pudieran lucir parte de su poderío y se odiaba a sí misma por no tener las fuerzas para huir de ese círculo vicioso que era su vida. Los ojos de la dama inglesa se alejaron de su reflejo para posarse en Marie quien con mirada crítica evaluaba su apariencia, como siempre sucedía antes de cualquier evento, Helena creía que su criada, su "madre" tenía un don para la belleza de otros pero lo desperdiciaba siempre en ella; la dama inglesa espero esa mirada, esa que Marie no podía esconderme cuando finalizaba y ella quedaba lista para ser retratada no era orgullo lo que reflejaban los ojos duros de la mujer madura sino una infinita tristeza mezclada con la lástima de un destino que no podía quitarle de encima, ahí estaba la mirada, unos segundos bastaban para que Helena bajo los ojos de Marie se sintiese más desdichada que de costumbre.

Ninguna dijo nada y John parecía haber desaparecido para ellas
-ahora el último accesorio- pronunció la "madre" extrayendo de una caja la máscara que usaría esa noche, la ironía de la situación la hizo sonreir con suavidad "Una máscara para una vida de mentiras" Helena se quedó quieta mientras Marie acomodaba el accesorio dedicándose una última mirada en el espejo antes de seguir al guarda espaldas por un pasillo lateral al central que la llevaría a descender por las escaleras en una entrada anunciada de impacto como le gustaba a sus padres. El silencio que se impuso en los tres solo era interrumpido por los ecos de la fiesta que llegaban a través del pasillo lateral, Helena supuso que por ese pasillo corrían los artistas ante alguna obra de teatro o musical, ahora ella caminaba por ahí como animal hacia el matadero; subieron dos pisos y antes de pasar a la gran entrada Marie volvió a chequear los pliegues del vestido -perfecta- murmuró - lo sé- respondió la dama inglesa con la mirada altiva a través de la máscara -así me gusta- asintió Marie   "Así le gusta a todos" más sus palabras solo quedaron dentro de su cabeza.

John abrió la puerta y en perfecta coordinación Helena aparecía ante las palabras del anfitrión que acababa de presentar a sus padres unos escalones más abajo de ella
- la señorita Blackstone- anunció y el público aplaudió a su imagen, ella sabía que no era necesario pronunciar su nombre quien estuviese ahí y no conociera el nombre de sus padres o el de ella no merecía estar comiendo gratis por esa noche. Con la elegancia que le era característica comenzó a descender los peldaños mientras su padre hablaba, daba la bienvenida y los invitaba a todos a bailar y divertirse por esa noche.




Hablo | Actuo | Pienso
Helena Blackstone
Dromes : 83674
Reputación : 3
Mensajes : 52
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Mar Ago 21, 2018 3:44 am

Dance With Me II
Helena Blackstone | Teatro Lagrimas De Cristal


Kylian observaba desde una esquina alejado del bullicio, miraba a las personas conversar pero nadie parecía hacer caso a la pista de baile, al menos de momento y comprendía el motivo ¨la fiesta no puede empezar si el noble no lo indica¨ al menos así era en los mundos que conformaban Aoygvázer a excepción de Vaëlpha, el mundo donde la naturaleza predominaba y sus habitantes se regían por medio de la experiencia y sabiduría, no había clases sociales aunque cada etnia de Zythïre tenían sus diferencias habían aprendido a convivir en armonía incluso con los humanos y otras criaturas que se asentaron en el lugar por voluntad o porque sus mundos fueron destruidos por ¨el oscuro¨.

Aun así para Kylian ese ¨circo¨ -a su forma de verlo- no le resultaba indiferente, había asistido a más de una fiesta de la nobleza y sabia la manera en que muchos actuaban, él por su parte estaba actuando como se suponía debía de actuar, el hombre misterioso alejado de todos, tan solo observaba mientras bebía una copa de ese líquido ambarino que los meseros distribuían por todo el lugar. Pero había momentos en que algunas personas se acercaban a él movidas por la curiosidad, al final de cuentas los que estaban ahí presentes tenían su motivo, sacar ventaja de la familia y otros más buscaban algún buen prospecto para sus hijas en edad casadera pero lo disfrazaban como ¨negocios¨ cómo había hecho el padre de la familia Blackstone ¨Tan grande debe ser la vergüenza para ocultar la verdad de sus actos hasta el ultimo momento¨ pensaba casi asqueado, al menos en Aoygvázer no ocultaban sus actos con falsas excusas, las jóvenes sabían que llegada cierta edad sus padres les conseguirían esposos con una excelente dote y aquellas que no podían aspirar a un estatus alto simplemente terminaban casándose con algún granjero y aquellos mas afortunados terminaban casándose con el ¨amor de su vida¨ no eran escasos pero por lo general tampoco resultaban ser importantes noticias, pero eso a él no le interesaba más allá de lo patético que le resultaba el actuar de los terranos, estaba ahí para su propio beneficio.

Y ya comenzaba a cansarse de repetir lo mismo a cada persona que se acercaba, la mentira que había elaborado para mantener su farsa ¨Kylian Caomhnóir, dudo que haya escuchado alguna vez de mi familia, somos una casa noble de escocia aunque nunca fue de nuestro agrado ser el centro de atención¨ Aquello sin duda provocaba el interés de varios, por su vestimenta y actitud distante lo consideraban alguien ¨excéntrico¨ y por supuesto lo traducían a ¨dinero¨ más aun al escuchar su falsa historia familiar y como habían preferido el anonimato, conservando tierras y estatus lejos de los peligros a los que se enfrentaban las familias acaudalas —… — Sin embargo cuando el fastidio estuvo a punto de hacerse notorio incluso a través de la máscara, fue que el anfitrión hizo acto de presencia, primero presentando al matrimonio Blackstone, pero ellos no le interesaban por lo que solo espero hasta que… ¨la señorita Blackstone¨ menciono el hombre y Kylian la miro por fin después de semanas haciendo negociaciones y cumpliendo su parte del trato.

Miro la perfección en su físico, el vestido y peinado incluso ese curioso color de cabello el cual le dio la sensacion de ya haber visto antes, pero todos podían verse perfectos ocultando su rostro tras una máscara ¿no? Sin embargo a él no le interesaba si había o no una belleza debajo de la máscara, él solo quería lo que ella podía darle y una vez lo consiguiera la desecharía como todo aquello que ya no le servía —… — Las personas seguían esperando a pesar de que ya habían sido exhortados a bailar y disfrutar la velada, fue así que Kylian decidió dar el primer paso y dejo la copa de champagne sobre una de las charolas de un mesero que iba pasando recogiendo las copas vacías de los invitados.

Se acercó a la familia una vez se encontraron en el salón como los demás invitados al terminar esa absurda procesión la cual sometieron a todos presenciar para demostrar su estatus social —Señor y señora Blackstone, es un placer verlos— Pronuncio con educación manteniendo su postura erguida, imponente, altivo…orgulloso como solo Kylian podía llegar a ser pues aunque no lo demostraba abiertamente, él se creía mejor que todos los presentes a quienes miraba como simples peones…criaturas burdas e irritantes que solo servían para usar a su beneficio —¿Me permite la mano de su hija para este baile?— Cuestiono mirando fijamente al hombre con solo ese ojo azul a la vista, su mirada fuerte y penetrante dejaba claro que no aceptaría un ¨no¨ por respuesta pues ese era el motivo de esa velada, ella sería su futura esposa y el acuerdo había sido que esperaría hasta esa noche para interactuar con ella y claro, conocía el ¨protocolo¨ o al menos actuaba como en su mundo dictaban las ¨normas¨ para danzar con la hija de un noble, primero se debía pedir permiso al padre y no abordar a la joven en soledad.








—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
Kylian & Kyria
Dromes : 59370
Reputación : 3
Mensajes : 75
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Mar Ago 28, 2018 6:44 am

Cada paso escalera abajo era más difícil que el anterior, Helena podía ver como los hombres y mujeres se acercaban a sus padres para saludar o felicitar mientras que ella meditaba la posibilidad de salir corriendo escaleras arriba sin embargo sabía que jamás haría eso, su miedo a la reprimenda de su madre era más grande que sus imperioso deseos de libertad. Sus ojos color jade enfocaron la globalidad de la fiesta a pesar de que su padre había dicho que podrían comenzar el baile nadie se animaba a hacerlo, en cambio varios hombres se acercaban a su posición a medida que llegaba al final de su recorrido ¿cuántas veces ella había deseado ser invisible? Demasiadas y ahora no era la excepción pero con la mitad de los ojos puestos sobre ella le era imposible, a Helena se le revolvió el estómago y elevó la barbilla con orgullo para batallar con el asco; con gala llegó un escalón antes del final divisando como uno de los invitados se adelantaba a las otras posibles parejas de baile, iba directo hacia ella. La dama inglesa le siguió con la mirada, su decisión  al caminar le recordaba para su mala suerte al conde pero aquel hombre no tenía los rasgos angulosos del rostro ni los cabellos rubios, cosa que Helena agradecía porque si volviese a ver a aquel hombre no sabría como reaccionar.

El se acerco a sus padres y pidió su mano para bailar
"No" pensó Helena "No deseo bailar con usted señor, me da asco que hombres desconocidos me toquen con la excusa del baile y por consiguiente usted también me da asco" - Será un placer caballero- respondió su padre y Victoria quien iba colgada de su brazo asintió, la dama inglesa no necesitaba ver la cara de su madre para saber que estaba sonriendo. Los ojos de sus padres se posaron sobre ella, no deseaba hacerlo pero sus deseos escasas veces eran cumplidos o tomados en cuenta, Helena se traicionó una vez más a sí misma mientras estiraba su mano izquierda, aquella que portaba el anillo de oro blanco que había sido regalo de su abuela hacia el desconocido que sería su pareja en la primera pieza, todo el teatro tenía que ser perfecto a los ojos de su madre quien bajó la sonrisa en sus labios estaba dispuesta a hacerle pagar por cada error que cometiese.

La dama inglesa dio el último paso hacia el salón una vez que la primera pareja tomaba su mano, avanzo entre medio de sus padres sin decir nada más ya que hubiese sido de pésima educación agregar algo en esa situación si su padre ya había aceptado por ella. Siguiendo a su pareja hasta el centro de la pista de baile que no estaba siendo ocupada deseo con todas sus fuerzas decirle que sólo sería una pieza a obligación de sus buenos modales más solo camino con sus andares perfectos y su mirada orgullosa hasta detenerse en el centro de todo el lugar.  Observó con detenimiento y por primera vez a la persona que tenía al frente, solo ahí se dio cuenta que no tenía un parecido al conde, a su verdugo, quizás había sido la forma de caminar anterior o el hecho de observarla con una mirada cargada pero ya no importaba, el conde estaba a kilómetros de distancia y ella estaba a punto de comenzar otra pieza de baile en la fiesta que era su vida -¿Cuantas piezas desea bailar señor? - consultó con esa sonrisa delicada formándose en sus labios mientras uno de sus brazos se posicionaba a la altura de los hombros de su pareja y esperaba para que esta tomase su mano para comenzar, nuevamente Helena tuvo que tragarse el asco que le producía estar tan cerca de un hombre desconocido -podemos compartir más de una pieza sin embargo creo que privar de su presencia a las otras damas del baile es un egoísmo de nuestra parte- aquella era la forma elegante y bien cuidada para decirle que con una sola pieza y mientras más lejos estuviesen uno del otro, estaría mejor para ella, mientras más lejos estuviese ella de cualquiera que estuviese ahí estaría bien para Helena pero nadie con un poco de ego entendía la indirecta y el rechazo, y en ese salón lo que faltaba era más espacio para albergar más ego y orgullo.

Su pareja dio el inicio del movimiento y la pequeña orquesta personal comenzó a tocar como si hubiesen estado esperando aquello, la dama inglesa entró en esa especie de trance que traía consigo el baile, a pesar de no conocer la melodía con anterioridad estaba entrenada para bailar las piezas por lo que era fácil, demasiado fácil seguir los movimientos de su pareja, medio giro, tres pasos, un avance, no suponía ningún reto mental para ella. Evito hablar a medida que avanzaba la música porque sus palabras serían devoradas por los compases y mientras más rápido el hombre que la acompañaba decidiera que ella era una niña aburrida con dinero más rápido y un buen apellido más rápido el se iría a buscar a otra.

off rol:
Bella este es el vestido que lleva Helena
https://goo.gl/images/LMX4Xe
Y esta es la máscara (pero en tonos azules)
https://goo.gl/images/5bkrsB




Hablo | Actuo | Pienso
Helena Blackstone
Dromes : 83674
Reputación : 3
Mensajes : 52
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Sáb Sep 15, 2018 3:55 am

Dance With Me II
Helena Blackstone | Teatro Lagrimas De Cristal


Kylian tan solo espero a la aprobación del padre de la joven y se acercó a ella correspondiendo su gesto al tomar su mano, sin embargo en cuanto se generó ese primer contacto, una corriente eléctrica le atravesó todo el cuerpo de una manera casi dolorosa y comprendió que sus suposiciones eran correctas y fue entonces que su mirada se posó en el anillo al comprender que de ahí emanaba la energía que lo había recorrido ¨aquí estas¨ se dijo mentalmente al confirmar sus sospechas…de no haber sentido nada hubiese roto el trato con los padres de la joven justo en ese momento sin importarle nada pues lo habría tomado como una terrible pérdida de tiempo el seguir con una farsa que no le daría ningún beneficio.

Pero no fue así por lo que continuo con su plan inicial y la dirigió a la pista, las miradas estaban sobre ambos pero eso a él no le interesaba en lo más mínimo ni siquiera cuando llegaron al centro de la pista y tomo posición llevando su mano a la cintura de la joven sin soltar la mano que ya sostenía, sin embargo al escuchar que comenzaba a hablar, ese único ojo visible se posó en ella y arqueo una ceja algo que debido a la máscara no resultaba visible —Señorita Blackstone considerando que no ha preguntado mi nombre debo suponer que no desea saberlo, aun así le aseguro que en algún punto de la noche le será útil, así que llámeme Kylian— Expreso evadiendo su primer pregunta mientras daba el primer paso, una indicación a la orquesta y la música comenzó al tiempo en que ellos lo hacían.

Y su sonrisa tan galante como arrogante se hizo presente en ese instante, sin duda ella dejaba claro su posición en ese asunto, su forma elegante de demostrar su inconformidad ¨Debería sentir pena por ella¨ pensaba aunque con sorna pues no le interesaba —Soy egoísta señorita— comento ignorando por supuesto que ese no era su deseo, sin embargo en ese punto solo estaba buscando alguna reacción en ella, incomodidad o algo por el estilo —En este salón usted es la única que no está cazando un buen partido, no necesita hacerlo y es fácil notarlo y prefiero su compañía que aunque espera que termine pronto sin socializar conmigo, es mejor que estar escuchando adulaciones por dinero— le aclaro sin más mientras seguía danzando aquella pieza de música que algún tiempo atrás le hubiese parecido tan inusual en comparación a la música arcaica de su mundo y no fue necesario mirar a su alrededor para notar que las miradas aunque no habían cesado ya no estaban solo como espectadores, mas parejas se habían animado a entrar a la pista de baile pero sin acercarse demasiado al centro.








—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
Kylian & Kyria
Dromes : 59370
Reputación : 3
Mensajes : 75
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Miér Oct 17, 2018 7:28 am

"Lo odio" fue el primer pensamiento que cruzo por la cabeza de la dama inglesa, sorprendiéndose a sí misma por la ferocidad de su convicción y luego se encontró ligeramente encantada por la brutalidad y valentía que portaba la sinceridad del caballero con quien compartía la primera pieza de baile, "Kylian" se repitió y repentinamente Helena estaba entrampada en una encrucijada interna sus mejillas se coloraron y le fue imposible esconderlo. Para cualquier otro que la acompañase o la viese en ese momento podría considerar encantadora la reacción de la dama sonrojada mientras daba vueltas en una pieza de baile, algo parecido a un cuento de hadas pero para ella, el encanto estaba lejos demasiado lejos de un simple sonrojo; desvío la mirada de su acompañante, un movimiento ligero, sutil, un movimiento que podría fácilmente ser interpretado como la vergüenza de un primer flechazo del hombre que le hacía compañía sin embargo aquella conclusión era totalmente errónea, Helena estaba decidiendo si se guiaba por el odio o el encanto de quien la guiaba en ese baile, cobardemente decidió por el "odio", la emoción era más fácil de sobrellevar que el "encanto".

-Permita ofrecerle mis más sinceras disculpas señor- respondió la joven volviendo a observar con renovada atención al llamado Kylian -por ofenderle con mi carencia de modales e iniciativa, sin embargo comprenda que me han educado para no incomodar ni incordiar a caballeros como usted, es por ello, que esperaba su presentación básica para proseguir con la propia y ya que la ha realizado de una forma abierta-
"Y con una carencia total de tacto hacia el otro" -me da la posibilidad de imitar su ejemplo, soy Helena Blackstone aunque aquello ya lo sabía, y es un placer compartir esta pieza de baile con usted señor Kylian- El afirmó ser egoísta y a Helena se le revolvieron las entrañas más sus años de mentiras y bailes interminables la tenían perfectamente entrenada para que no volviese a pillarle desprevenida, ni volviese a dejarla entrampada con sus verdades imprudentes; ella sonrío de esa forma dulce y encantadora cuando el afirmo que era egoísta, como si realmente estuviese fascinada por su aseveración ante la idea de pasar toda la noche en su compañía más el deseo de huir crecía a raudales “¿Por qué?” el cuestionamiento interno estaba de más Helena lo sabía bien, una parte muy básica de todos los hombres y mujeres su instinto le gritaba en la cara que huyese de ese hombre lo más rápido que los tacones y la caída del vestido se lo permitieran, porque ese hombre, el llamada Kylian con quien compartía los compases del baile era totalmente distinto a todos los que estaban en aquel salón y eso lo volvía extremadamente peligroso.

Ella giró luego de su afirmación porque así lo dictaba la música al igual que las otras parejas que no se atrevían a avanzar al centro del salón, creando aún más la tensión entre ambos. Para ese punto a Helena le costaba creer que el llamado Kylian tuviese algún tipo de filtro de convivencia, pero al presentar tal afirmación le daba la impresión de que él ya estaba hastiado de ese mundo ¿sería posible? ¿realmente…sería posible?
“No” se repitió “No caigas en su juego” -Señor, me ofendería si pensase que no estoy buscando un futuro prometido puesto que, eso significa que usted asume que yo ya me encuentro comprometida y por ello ha decidido invitarme esta pieza a modo de dádiva hacia mí y mis padres, lo que terminaría siendo una falta de consideración total ¿no cree? - Helena se corrigió mentalmente al escucharse a sí misma desafiando de forma educada a quien la acompañaba en esa pieza, había sido algo difícil de contener considerando que baila entre la irritación, la huida y la atracción cuando aquel caballero guiaba el compás, era peligrosos, extremadamente peligroso porque era un tipo de hombre al cual no se había enfrentado con anterioridad -sin embargo sé que estoy equivocada- ella le sonrió con encanto, ese encanto capaz de derritió una montaña de indeferencia, ese encanto que había practicado desde que era una niña - un caballero como usted, que ha sido invitado por mis padres a esta fiesta no podría poseer tal descortesía- ahí estaba la redención y la imagen de una "niña tonta" una que desconocía el mundo y a quienes lo rodeaban, la imagen de la dama hermosa que no comprendía absolutamente nada de lo que sucedía a su alrededor, una dama que podía aburrir fácilmente a quien se interesase en pasar un par de horas con ella y esperaba que el llamado Kylian lo comprendiese así y la subestimara por completo, esperaba que se aburriera de ella y la dejara ahí, lo deseaba más que antes.

La dama inglesa se detuvo cuando la música lo hizo y aplaudió con una sonrisa como todos los demás, aquello le daba tiempo para pensar que decirle y en como mantener la imagen que había ola tardo al hombre de cabelleras oscuros y ojos claros desde que la había invitado a bailar -¿otra pieza de baile señor?- sugirió y espero la respuesta de Kylian antes de realizar cualquier acción.
[/justify]




Hablo | Actuo | Pienso
Helena Blackstone
Dromes : 83674
Reputación : 3
Mensajes : 52
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Jue Oct 25, 2018 1:08 pm

Dance With Me II
Helena Blackstone | Teatro Lagrimas De Cristal


Kylian no perdía detalle de sus expresiones, cada gesto de ella, su actitud, todo, la estaba estudiando, analizaba cada gesto y reacción de la joven dama, quería descubrir quién era ella, no físicamente, quería ver cuánto tardaría en quitarle la máscara de ¨dama correcta¨, le divertía exponer la verdad de las personas, hacerlos llegar a sus límites para que expusieran su verdadero ser pero parecía que le tomaría más tiempo conseguirlo ¨Tendré todo el tiempo del mundo para divertirme¨ se decía a si mismo con clara diversión, vería que sucedería primero, exponerla o romperla pero sin importar como fuera, conseguiría que le entregara aquel artefacto.

—…— Pero al escuchar su disculpa, la media sonrisa en el rostro de Kylian no se comparaba con la arrogancia reflejada en ese único ojo que se mostraba a través de la máscara —¿Di a entender que me ofendí? No señorita Blackstone, hace falta más que eso para conseguir ofenderme— Cuestiono en un tono ligeramente socarrón, esa arrogancia disfrazada en la calma de su voz y evito reír cuando la escucho decir que era un placer bailar con él, sin duda ella tenía una educación excelente pero había aspectos que no pasaban desapercibidos al tener tan cerca a alguien, mucho menos ante el contacto, esa cercanía al bailar, el lenguaje corporal aunque debía admitir, ella era excelente comportándose a la altura del momento.

—Mi intención no es ofenderla— Expreso de pronto aunque no había una disculpa implícita en esas palabras, realmente parecía divertirse con la situación aunque no lo expresara abiertamente, quería seguir presionando, ver hasta donde llegaba la actitud correcta de la dama y esa sonrisa de medio lado sin ser demasiado exagerada seguía presente, una expresión confiada de alguien con el ego bastante grande —Se equivoca señorita Blackstone, el motivo de mis palabras es porque usted a diferencia de la mayoría de las señoritas que se encuentran presentes no busca adular para conseguir un buen prospecto aunque considerando la situación supongo es mi culpa, no le di oportunidad de dirigirse a alguien más por lo que podría equivocarme en mi suposición— Reconoció en ese punto pues en su necesidad de saber si ella tenía o no lo que buscaba se había adelantado antes de que alguien se atreviera a abordarla antes que él, pero para ese punto ya tenía incluso viva la expectativa por saber su reacción cuando la noticia se diera a conocer.

—Debo ser sincero al respecto hubo otro motivo que me impulso a invitarla a bailar, usted se ve que está acostumbrada a estas situaciones, pero al verla me di cuenta que parecía no encajar, cada persona tiene su propia presencia y la de usted parece estar distante a este sitio y eso capto mi interés para querer acercarme— No estaba mintiendo en ese aspecto, ella le dio esa sensación, había conocido a muchas jóvenes de la nobleza, algunas hijas de duques, otras hijas de reyes, las más afortunadas disfrutaban, se sentía, lo hacían notar pero estaban aquellas que se encontraban del otro lado, educadas para cumplir los deseos de otros y ella le dio esa impresión pero podía equivocarse y eso lo llevaba al hecho de querer descubrir quién era ella en realidad, una niña rica mimada más o alguien atrapada en las exigencias del mundo en que nació —No planeo retenerla más tiempo señorita, estoy consciente que debe tener consideraciones con los demás invitados— Aclaro sin más mirándola fijamente, a esa corta distancia pues aunque la música se había terminado, Kylian solo se había limitado a soltarla con lentitud —Sin embargo debo hacerle saber mi interés por conocerla un poco más en el transcurso de la noche— Directo y firme, en ningún momento dejo de verla fijamente, casi con intensidad, demasiada seguridad, esa arrogancia casi tangible, Kylian fue educado para ser un caballero, un guerrero al servicio de Aoygvázer, como guardián debía saber dirigirse a las personas, los Zykhari no ostentaban puestos en la realeza pero el respeto profesado era comparable a la de un rey, algunos Vivian sin demasiados lujos, otros disfrutaban de su puesto privilegiado, Kylian se encontraba en un término intermedio pero sus exigencias podían llegar a ser bastante altas —Permítame escoltarla con sus padres, a menos que desee continuar con mi compañía— Termino por decir dándole a elegir, él ya le había expuesto su intención, ahora solo sería decisión de ella.








—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
Kylian & Kyria
Dromes : 59370
Reputación : 3
Mensajes : 75
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Mar Oct 30, 2018 5:11 am

Si la primera reacción de Helena había sido odiarlo, la segunda, en base a su afirmación, había sido temerle. No a sus acciones en concreto o a sus palabras, ya le había quedado claro que el caballero con el cual había compartido la pieza de baile era extremadamente directo algo que no se acostumbraba a ver en esos círculos, el lenguaje no verbal de Kylian hablaba por sí solo y era a lo que le temía. La arrogancia en el único ojo que le permitía ver le había asustado por un momento y Helena se repitió al ver aquella mirada que, por muy directas y sinceras se presentasen sus palabras, aquella arrogancia seguía siendo una característica intrínseca de quienes componían los altos círculos del dinero y de quienes acostumbraban a hacerle daño.

El acababa de decirle que ella no buscaba adular a otros para conseguir un esposo y deseo decirle que si de ella dependiese no escogería un esposo de esa sala, ni de otra en otra noche de baile, si de ella dependiese no adularia a nadie más porque ninguno tenía una capacidad intelectual digna de su adulación, porque no había encontrado un hombre de carne y hueso que captase su atención. Hacía años cuando era una adolescente había creído enamorarse del Conde más con el tiempo se dio cuenta que no era amor lo que sentía sino una camaradería que se transformó en asco. La dama inglesa iba a agregar que no se preocupase por las piezas del baile, o por sus intenciones de bailar con otro porque ella podría buscar una próxima pareja en algún momento más no logro articular frase cuando el admitió que tenía otra intención para tomar esa briosa iniciativa, Helena por un momento, solo por una fracción de segundo, se acordó del Conde y como este al proponerle matrimonio le había dicho algo muy parecido. Esas emociones la invadieron por la fracción de segundo y dejaron a su corazón agotado con el deseo de huida
"Por favor, no" pensó de inmediato, no estaba mentalmente preparada para pasar por algo así nuevamente pero al escucharle otra vez se sintio en ese limbo inconexo que eran sus palabras y sus acciones ¿como podía leerla de esa forma? ¿Había sido obvia en algún punto? "No, no lo he sido" se repetido con seguridad una vida ensayando en bailes le aseguraban que no había sido obvia en ningún momento. Ese salón era su vida, su mundo y esas personas que lo componían eran las personas que componían su mundo, hasta ese punto nadie externo a su vida se había dado cuenta de aquello, hasta ese punto nadie que conociera en una pieza de baile se había dado cuenta y le habia dicho que ella realmente no encajaba ahí, porque no lo hacía, Helena en el fondo sabia que no encajaba y por primera vez la dama inglesa no sabía que responder a esa afirmación.

Se quedó en silencio y agradeció que el siguiera hablando porque aquello le había entregado un espacio para reponerse, ahora sentía esa imperiosa necesidad de huir como lo dictaban sus instintos pero también necesitaba quedarse, esa encrucijada interna volvía a apoderarse de ella con el color que delataban sus suaves mejillas y como su mirada se desvía a del único ojo visible de Kylian ¿necesitaba quedarse con el hombre que había descubierto su fachada en una pieza de baile o debía huir del lobo feroz que se plantaba ante ella sin desear simular entre las ovejas? ¿Cuál de ellos era ahora? - Disculpe - fue lo primero que respondió sin saber porque se estaba disculpándose realmente - me he ensimismado un momento, creo que por esta vez elegire el tocador como primera instancia- Helena contá atacó con una de sus sonrisas suaves y encantadoras, obviando el sonrojo de sus mejillas fácilmente atribuible a la vergüenza de estar en su compañía - ¿gusta acompañarme hasta la puerta del tocador antes de mi veredicto final señor? - La dama inglesa espero la respuesta de su compañero antes de comenzar el camino hasta el baño de damas guiada por Kylian.

- Señor, me he dado cuenta que me encuentro en desventaja - comenzó Helena aún sin estar muy segura de cuál sería su decisión final - usted va un paso más adelante porque ya sabe cosas sobre mi misma, como mi nombre, apellido e incluso conoce a mis padres, sin embargo usted solo me ha entregado un nombre ¿porque no me cuenta de donde proviene y como fue invitado al baile? - si bien aún no estaba segura que sería mejor o peor al salir del tocador había aprendido que tenía que conocer a quienes la rodeaban, intereses, ambiciones, gustos ya que aquello le permitía plantearse desde una postura hacia otro y con esa idea racional en su cabeza, decidió que se quedaría con el o iría con sus padres a partir de la información que el le entregase. Helena acababa de salir de su propia encrucijada gracias a su pensamiento lógico y dejando de lado sus emociones se centro en escucharle mientras "atrasaba" la llegada al tocador, mientras más información el le entregase más fácil sería para ella decidir.




Hablo | Actuo | Pienso
Helena Blackstone
Dromes : 83674
Reputación : 3
Mensajes : 52
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Jue Nov 22, 2018 1:35 pm

Dance With Me II
Helena Blackstone | Teatro Lagrimas De Cristal


El silencio que siguió a sus propias palabras respecto a la presencia de la joven lo hizo sentir cierta satisfacción que no exteriorizo en sus facciones, que ella no lo negara ni que lo admitiera solo significaba que no había errado en aquella primera impresión que la joven Blackstone le dio cuando la miro ahí arriba en las escaleras, ella tenía ese tipo de aura que para él resultaba inusual aunque tal vez se debía al hecho de portar el anillo y sin importar cual motivo fuera, no quitaba el hecho de que ella resaltaba de entre la multitud y Kylian estaba casi seguro que con o sin anillo, Helena seguiría siendo el centro de las miradas.

Kylian solo asintió con levedad ante su disculpa, para ese punto las parejas danzantes a su alrededor habían aumentado pero seguían manteniendo una distancia prudente de ambos, casi le pareció cómico la manera en que incluso los terranos ahí presentes actuaban de la misma manera que los humanos de su mundo, el miedo y la devoción por aquellos que representaban un ¨poder mayor¨ no cambiaba, al final de cuentas en la tierra o Aoygvázer el dinero compraba el poder y aquellos que lo ansiaban solo revoloteaban como polillas alrededor del fuego —Con gusto, señorita Blackstone— Contesto ante el cuestionamiento de la joven, un leve ademan de su mano en un gesto caballeroso hacia la joven siguió a sus palabras y así comenzó a caminar, cada pequeño segundo para él era de provecho, le daba la oportunidad de conocerla y aunque sabía que el tiempo no sería problema después de que el compromiso se anunciara…le gustaba el juego previo que provocaba la burla hacia la ignorancia de la joven por el futuro que le esperaba después de esa noche.

—Dudo que exista alguien en este lugar que no sepa de usted ni de sus padres, de lo contrario no estarían aquí— Expreso en primera instancia ante sus palabras, sin embargo aunque el dinero le había abierto las puertas hacia la familia Blackstone y ese objeto que su obsesión por el poder tanto ansiaba, él tenía una desventaja, la mentira inventada para involucrarse, provenir de otra dimensión y conocer poco de la tierra sin duda no le dejaba las cosas sencillas —Soy originario de escocia, conocí a sus padres en una reunión de negocios, mi estatus social como duque más que mi carisma me hicieron acreedor de una invitación al baile ¿algo más que desee saber?— Contesto sin vacilación, sin dudar en su farsa, no todo era mentira al menos solo la parte de ¨la reunión¨ era verdad, se había reunido con los padres de la joven ostentando el mayor título de la nobleza escocesa, un duque que se había mantenido lejos del foco social por ¨seguridad¨ ante ataques en su lugar de origen, un duque que había llegado a éadrom buscando una vida tranquila lejos de las amenazas y que buscaba una fructífera alianza de la cual ambas partes saldrían beneficiadas.








—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
Kylian & Kyria
Dromes : 59370
Reputación : 3
Mensajes : 75
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Dom Mar 10, 2019 2:38 pm

El problema era que Helena tenía demasiadas preguntas que no podría realizar su educación y sus modales le impedían comenzar a contra atacar con detalles sobre Escocia, sobre los negocios y sobre el título del llamado Kylian, la dama inglesa aun no estaba segura si debía quedarse con el caballero que la había expuesto con la aplastante sinceridad o huir del lobo feroz que podía acabarla con rapidez. “Reunión de negocios” se repitió y aquello le revolvió nuevamente el estómago, a ciencia cierta ella no conocía en detalle los negocios de su padre porque aquella información la guardaba el con un recelo increíble pero Helena sabía que nadie bueno traía para ella las reuniones de negocios. Evitó suspirar y tensar su cuerpo, siguió su camino con gracia antes de hablar.

-Aun no he tenido el placer de conocer Escocia- admitió Helena pretendiendo sonar soñadora y un poco tonta -cuénteme señor ¿Qué es lo que más le gusta de su país?- nuevamente esperaba que el la subestimara y la considerase solo otra niña rica pero a ese punto, ya no estaba segura que el llamado Kylian pensase eso de ella. Si hubiese tenido la libertad Helena le hubiese preguntado de sus negocios, de sus alianzas estratégicas, de sus puntos débiles como empresario, de sus virtudes como negociante, le hubiese preguntado detalles que en su circulo no estaban permitidos a una dama como ella indagar -¿Por qué ha decidido dejarlo para venir hasta acá?- esa pregunta tenía una doble intención, no era bien visto que una dama educada como ella preguntase algo así pero perfectamente podía pasar por la ingenuidad de una dama interesada en aquel hombre que le sacaba sonrojos, la dama inglesa podía jactarse de su inteligencia y tenía una respuesta preparada, una respuesta perfecta por si el llamado Kylian se sentía ofendido con su cuestionamiento…aunque lo dudaba, la falta de tacto del hombre le hacia percibir que no se ofendería realmente por algo así pero no le aseguraba que se hiciera el ofendido.

Helena espero que el respondiese, colocándole toda la atención con aquella sonrisa encantadora antes de excusarse para dirigirse al tocador para continuar con la plática. A penas la puerta se cerró con pestillo a su espalda la joven se desmoronó; no estaba segura que estaba pasando, sentía la sensación imperiosa de salir huyendo de aquel hombre sin embargo, sentía la necesidad de quedarse ¿Qué haría?. Avanzo hacia el baño y observo su propio reflejo en el espejo, el peinado perfecto, el vestido perfecto, el rostro perfecto pero su mirada a través de la máscara…sus jades reflejaba la inquietud interna -Tienes que calmarte- le dijo a su propio reflejo -tienes que calmarte, no dejarás que la sinceridad abrumadora del señor Kylian te afecte- no estaba acostumbrada a un contrincante así, solo los tontos eran sinceros en ese baile que era su vida y algo le decía a Helena que el llamado Kylian, no tenía absolutamente nada de tonto.

Contó hasta diez cerrando los ojos para serenarse para volver a mirar su reflejo, ahí estaba nuevamente en control. Tenía que quedarse con él si no quería ganar la ira de su madre que probablemente ya supiese ella estaba en el baño haciendo esperar a Kylian; caminó con el orgullo en la mirada, esa noche era una Blackstone y no podía mostrar debilidades.

-Me parece señor, que optaré por su compañía una vez más puesto que ha logrado cautivar mi interés sobre su país natal que me es totalmente desconocido- Helena extendió su mano hacia el peli negro para que volviese a guiarla hacia el salón luego de su cumplido -Dígame, ¿desea bailar otra pieza o prefiere beber algo?-




Hablo | Actuo | Pienso
Helena Blackstone
Dromes : 83674
Reputación : 3
Mensajes : 52
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Lun Mar 11, 2019 7:23 pm

Dance With Me II
Helena Blackstone | Teatro Lagrimas De Cristal


Al escucharla decir aquello de alguna manera se sintió aliviado pues lo primero que pensó con algo de burla fue ¨si supieras que ni siquiera yo conozco ese lugar¨, había leído cosas de escocia, costumbres y tradiciones que de alguna forma resultaban ser similares a las festividades de Aoygvázer y solo por ese motivo había elegido dicho lugar para inventar su falsa historia terrana —Las tradiciones sin duda, Si me lo permite, tal vez algún día podría acompañarme señorita Blackstone— Expreso con un brillo peligroso en ese único ojo visible, ese azul irreal que parecía irradiar cierto magnetismo siniestro a la par que su sonrisa, apenas un gesto sutil en la comisura de sus labios, el tono que ella había empleado de alguna manera sentía que no encajaba en la joven y Kylian con su personalidad no pudo evitar la tentación de responderle de esa manera, ocultando el hecho que él bien sabia y que de momento se mantenía en secreto de ella…la inevitable alianza.

—Diversos motivos me trajeron a este sitio, escuche rumores de esta ciudad a la que denominan como ¨mágica¨, la curiosidad fue un motivo, pero hay aspectos familiares y personales que me mantienen aquí— Termino por decir sin ningún problema, era un cínico en toda la extensión de la palabra, ese tipo de personas que al inventar una mentira la relataban como cierta, aunque no diría nada más al respecto, no era mentira, no del todo en realidad, estaba ahí porque Kyria había pasado el portal siguiendo a Kyara y los motivos personales se debían precisamente a la joven ante él, ella tenía ese algo que él deseaba para conseguir poder pero claro, eso no se lo diría…seguro en algún punto de la noche Helena descubriría por la voz de sus padres que en esos motivos ¨personales¨ que él mencionaba estaba ella incluida.

Y Kylian asintió sin más cuando ella se retiró para entrar al tocador, él por su parte se alejó unos pasos del lugar, en su mundo no era bien visto que un hombre se quedara en la puerta de las damas y supuso ahí no era diferente por lo que se mantuvo a una distancia prudente observando el centro donde todos bailaban, su único ojo visible recorría el lugar buscando a los padres de la joven ¿Cuánto más alargarían la noticia? No tenía prisa sin embargo algo en el lugar lo había empezado a hacer sentir algo de inquietud desde hace algunos minutos.

Espero unos minutos más hasta que escucho el sonido de la puerta abrirse, no volteo a verla, escucho los pasos y espero hasta que ella estuvo a un par de pasos detrás de él para voltear y ofrecerle de nuevo brazo con galantería, pero al escucharla ya estaba pensando en alguna manera de desviar la atención de la joven respecto a ¨escocia¨ —Me resulta curioso señorita que hasta el momento ha preguntado respecto a lo que yo quiero pero no he escuchado nada que indique lo que usted desea, lo que desea realmente más allá de lo que esta fiesta y seguro sus padres esperan de usted— Contesto ante su última pregunta, ahí estaba Kylian en lo que parecía un juego al estilo ¨el gato y el ratón¨, se había dado cuenta de lo cuidadosa que era desde que le pregunto si deseaba acompañarla hasta el tocador antes de elegir, si bien ella había elegido estar con él para conocer más de su ¨lugar de origen¨, seguía teniendo la sensación de que se estaba reprimiendo. —Así que es mi turno de preguntarle ¿Qué prefiere hacer?— Cuestiono sin más deteniéndose un momento para voltear a verla, no limitaría las opciones con solo ¨un baile¨ o ¨beber algo¨, de alguna forma estaba buscando ver si ella tenía algo más de ¨carácter¨ para expresar lo que pensaba más allá de lo que se esperaba.







—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
Kylian & Kyria
Dromes : 59370
Reputación : 3
Mensajes : 75
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Mar Mar 12, 2019 3:18 pm

Helena se mantuvo estoica e imperturbable incluso ante la pregunta tan sincera y desconcertante de su acompañante, se había dicho a si misma que no permitiría que esa sinceridad la afectara, le tomara por sorpresa y la desarmaba como lo había hecho antes. Y ahí estaban otra vez las palabras del joven caballero de mirada enigmática, golpeándole como una tormenta que azota una casa de palos que a penas se mantiene en pie, orillándola a dejar la careta que había mantenido pero la dama inglesa no permitiría que le afectara, no se dejaría engañar por ese juego, saldría victoriosa aunque eso le costara las tranquilidad interior.

La dama inglesa se aferro a sus palabras y mantuvo la sonrisa suave mientras apenas con un roce de su mano se mantenía apoyada en su brazo -Mi señor me sorprende con su afirmación sin embargo me atrevo a pensar que debe ser por su educación propia del país- y ahí estaba ella poniendo los límites y haciéndole ver de una forma educada lo descortés que estaba siendo -pero en Inglaterra nos educan para conocer, desde nuestro rol, a las personas con las cuales compartimos dejando nuestros propios gustos relegados para una segunda o tercera convocatoria, es por ello que mi interés se ha centrado en sus gustos y su país- ahí estaba respondiendo porque sus deseos quedaban relegados a un segundo plano bañados y ocultos detrás de una encantadora educación propia de la varilla de su madre -ahora para dar respuesta a su pregunta, que prefiero hacer yo-
“salir corriendo, lejos de usted, de esta fiesta, de mis padres, de todos” -me gustaría observar las parejas bailar, es algo que me encanta hacer, incluso puede descubrir cosas de las propias parejas mientras se les observa ¿lo ha hecho?- Helena se había inventado lo primero que había visto en el salón, esperaba que ese pasatiempo tan aburrido y poco interesante mermase en el interés del caballero por ella y la dejase en el salón, de esa forma Helena podría estar a salvo de la ira de su madre.

La dama inglesa comenzó a caminar hacia el centro del salón a una distancia prudente de las parejas que estaban bailando -y ahora, que ya he respondido uno de sus cuestionamientos porque no me cuenta un poco más de su país natal. Me indicó que estaba aquí por aspectos personales y familiares, dígame señor ¿los negocios son tan grandes para estar en Japón?- Helena necesitaba medir el poderío de la persona con la cual caminaba por el salón -por ejemplo, en mi familia nos hemos expandido a Japón y a sido toda una odisea adoptar estar cultura cuénteme ¿usted ha logrado acoger todas las tradiciones con rapidez?- ahí estaba ella dibujando su pregunta anterior bajo los temas culturales, con esa sonrisa encantadora que incluso le hacia ver un poco estúpida pero necesitaba disfrazar su real interés y ver hasta donde podía averiguar de quien la acompañaba. Ella tenía claro que, con la afirmación anterior, estaba abriendo el paso a que el caballero que la acompañase indagase en la verdadera razón del “porque” la familia Blackstone se había mudado de Japón a Inglaterra casi como un escándalo en los círculos de elite pero eso no tendría porque saberlo y Helena podía asegurar que no era algo que al joven le importase o le interesase.

-Mire señor ¿observa a esa pareja?- añadió Helena aun sin darle el tiempo para responderle sus preguntas -Vea la postura corporal de la joven y de quien la guía en el baile no parece muy cómoda ¿Qué opina usted?- Helena conocía a esa joven, era Alice, de una edad aun menor y hace poco iniciada en los círculos, su padre estaba casado con una joven japonesa que no tenía mucho título ni mucha experiencia en lo que era “su mundo”, sin embargo el padre tenia una buena fortuna que la dama inglesa, podría asegurar que su padre quería absorber por ello los invitaba a todas y a cada una de las fiestas que su familia daba, bajo la excusa de darle a Alice un alto aspecto, de cierta forma Helena veía un poco de ella en Alice, al menos la dama inglesa podía esconder el asco la joven Alice no conseguía ocultarlo.




Hablo | Actuo | Pienso
Helena Blackstone
Dromes : 83674
Reputación : 3
Mensajes : 52
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.