Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Poco mas de un año
The Beginning || Priv Aredhel. EmptyHoy a las 12:34 am por Jestro / Jevil

» Confieso que... {Juego}
The Beginning || Priv Aredhel. EmptyAyer a las 11:19 pm por Audeth Forte

» CARNET PARA ESTUDIANTES/MAESTROS
The Beginning || Priv Aredhel. EmptyAyer a las 7:31 pm por Audeth Forte

» Un día de descubrimientos [Libre]
The Beginning || Priv Aredhel. EmptyAyer a las 6:54 pm por Audeth Forte

» Buscando secretario/a - LIBRE
The Beginning || Priv Aredhel. EmptyAyer a las 6:08 pm por Ayiw Kryomi

» Cambios de botón
The Beginning || Priv Aredhel. EmptyAyer a las 3:36 pm por Luka Crosszeria

» Audeth Forte - El precio del amor
The Beginning || Priv Aredhel. EmptyAyer a las 2:21 pm por Luka Crosszeria

» Kyosuke | Diferencia a los demonios.
The Beginning || Priv Aredhel. EmptyAyer a las 1:45 pm por Kyosuke Takenouchi

» El final del día (Dea)
The Beginning || Priv Aredhel. EmptyAyer a las 9:20 am por Kyosuke Takenouchi

» Nuevos comienzos [Priv. Nina]
The Beginning || Priv Aredhel. EmptyAyer a las 6:47 am por Nina Drango



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






The Beginning || Priv Aredhel. A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Jue Ago 09, 2018 11:48 pm

Esa situación realmente resultaba…asfixiante, ese día se había despertado con todas las dudas del mundo en la cabeza, sintiéndose más pérdida que de costumbre y solo había deseado estar en el alfeizar de la ventana de su habitación para sentir el viento y disfrutar del aroma de las flores. Jamás se imaginó que terminaría ahí, hincada en el patio trasero de la casa tratando de curar a un hombre con una energía extraña que inexplicablemente había caído ahí desangrándose y ella había hecho todo lo que estaba en sus manos para ayudarlo, frenar la hemorragia y hubiese seguido de no ser porque él la había detenido asegurando que podía curarse solo aunque ella no estaba segura, esperaba que Abigail llegara para poder dirigir al hombre dentro de la casa y terminar lo que había iniciado, ese lado suyo que indicaba su naturaleza angelical le impedía dejarlo solo y sabía que su ¨tía¨ accedería a darle asilo hasta que estuviera mejor y se orientara en la ciudad.

¨—Iré por toallas y agua tibia—¨ le había dicho pero no logro completar su acción, él la había tomado de la muñeca y su cuerpo se tensó en respuesta, el corazón acelerado y las ganas de huir se apoderaron de ella ¨¿Qué eres?¨ le había preguntado el hombre desconocido en dos ocasiones y ella solo pudo responder accionada por la incertidumbre ¨—dicen que soy…un ángel…pero no lo sé, no lo recuerdo—¨ ese miedo que se activaba en ella de manera automática ante cualquier situación que a su dañada percepción resultara hostil específicamente con el género masculino.

—¡KHAELI!—

Escucho aquella exclamación llena de terror en la voz de una mujer de 55 años, la voz aterrada de Abigail al llegar al patio trasero guiada por la energía alterada de Khaeli, el miedo en su voz al observar a un hombre corpulento tomándola de la muñeca y la joven albina con el camisón lleno de sangre, su primer pensamiento fue que ella estaba herida, su primera reacción había sido con la intención de atacar con su energía a quien consideraba el agresor de su protegida.

—¡Estoy bien! Él…Abigail ¡ayudame! Él está herido y desorientado…— Eso último se lo repetía a si misma mentalmente, que su actuar solo se debía a que estaba desorientado y herido en un sitio que no conocía, ella entendía esa sensación, la había experimentado al despertar sin memoria en el templo y por eso su empatía se había sobrepuesto al miedo que el contacto le generaba y ahora que Abigail había llegado se sentía más segura.

—Vamos a llevarlo adentro, necesitare que se esfuerce un poco y nos ayude a moverse, es demasiado grande para nosotras—  Indico la mujer quien comenzó a concentrar parte de su energía para darse fuerza mientras ayudaban al desconocido a dirigirse a la casa sin embargo al llegar a la puerta Khaeli de nuevo se tensó —Hay alguien en el segundo piso— Menciono de pronto, había escuchado las pisadas y otra energía pero no se sentía amenazante, al menos no al momento en que la asimilo como una energía no hostil  y pronto Abigail noto el aura del intruso…el pequeño intruso en su casa pero no había tiempo que perder, el desconocido pesaba demasiado para que ambas pudieran sostenerlo asi que debían darse prisa para llevarlo dentro de la casa.


Última edición por Khaeli Dunkheit el Jue Ago 16, 2018 5:30 am, editado 1 vez


—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración

Khaeli Dunkheit

Si conocieras mis demonios...¿Tomarías mi mano y me salvarías del abismo?

FichaPerfilMPSavageTheme
 
 



~Pasa el cursor por la imagen~
Khaeli Dunkheit
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 156200
Reputación : 19
Mensajes : 791
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Ailis & Aredhel el Lun Ago 13, 2018 7:37 am

Si Vankar hubiese tenido un cuerpo propio y un rostro propio probablemente el regocijo se hubiese visto en sus ojos al decir la dama de blanco "dicen que soy un ángel" si antes el hechicero del abismo de Hellm quería hacerle daño por placer, ahora tenía las razones para hacerlo, ella era lo que tanto habia estado buscando, ella le sacaría de encima al lastre de si mismo y su hijo a la vez. "Olvidalo" respondió Aredhel al escucharlo en su interior  "antes nos asesino a ambos" y eso era una certeza, Vankar lo sabía, para la mala suerte de él su hijo y si mismo tenia demasiado de Toreen en el, una perdida de potencial a su parecer. "No lo entiendes, Mush, ¿quieres tu cuerpo solo para ti? Lo sé, no importa lo que digas, sueño lo que tu ¿recuerdas? Y un ser puro como ella es nuestra salvación. Será fácil, solo tienes que dejarme tomar el control, es débil no peleará y arrancar el frágil camisón es solo cuestión de tiempo" Ared no dijo nada contra Vankar, solo lo rechazo en silencio.

El grito de la mujer recién llegada los sobresalto a ambos seguido de la oleada de dolor en el cuerpo y Ared sintió el miedo en su acompañante como pocas veces, puede que Vankar fuera más poderoso y mentalmente más fuerte pero el tenia el temple que su padre y parte de si mismo no tenía, a menos que la situación fuera totalmente impredecible el no lo demostraría ni se alteraría, su temple era comparado solo con las leyendas de D'nov y por ello, el era mejor guerrero que Vankar. "N--no logré predecirla" murmuró Vankar con cautela y Aredhel intento girar el rostro cansado hacia la nueva voz femenina pero el dolor de la herida fue más fuerte -haaaaa... - murmuró colocando su mano izquierda sobre la herida "¿¡Porque no te haz curado!?" exclamo el demonio pérfido en su interior "No tenemos poderes ¿no lo notaste? No, no lo hiciste, las mujeres hermosas son tu peor debilidad" Aredhel mantenía el temple incluso cuando lo insultaba y se burlaba de él, Vankar ofendido se retiro, dejando a Ared disfrutar de la paz interior por unos minutos.

El caballero observó por primera vez, en la privacidad recién ganada a la mujer ciega de cabellos blancos, no culpaba a Vankar por quedarse prendado a ella era hermosa sin duda y demasiado frágil para las manos de ambos, la soltó poco a poco ¿hacia cuanto que sus manos no sentían el tacto suave de otro cuerpo? Ese sentimiento le afecto más de lo que hubiese querido, suerte para si, Vankar no estaba ahí para humillarlo. Su mirada está vez se fue sobre la mujer mayor, enérgica hablaba de que el pusiera de su parte para moverlo ¿como se lo decía? - No me importa morir aquí- quizás había sido demasiado directo pero estaba siendo sincero, no le importaba morir ahí parecía un buen final para alguien como el y de paso, se llevaría a Vankar consigo haciéndole un favor a la humanidad. Aún así la otra mujer, la mayor, no hizo caso de su voluntad empeñada a levantarlo del lugar Ared hizo el esfuerzo; su cuerpo entero se estremeció mientras el respiraba de forma agitada para no emitir gruñidos de dolor, los puñales del mago lo habían atravesado justo antes y sin su capacidad de regeneración era un cuerpo que se desangraba -mi espada- solicitó avanzando a tropezones con ellas ¿realmente había alguien en el segundo piso? El no lo había percibido ¿y si era un Threto de los que acompañaban al joven mago? Esas dos mujeres no podrían contra un Threto a el casi le cuesta la vida.

-No entren, puede ser peligroso- había hecho el esfuerzo para hablar sin cortarse, como pudo se apoyo en el marco de la puerta y dejó de cargar su peso en ambas afirmando su herida con una de sus manos para detener la hemorragia de alguna manera. La construcción frente a él era sólida y tenía una extraña forma pero ya habría tiempo para ver los detalles -Puede ser un --- jadeo, el esfuerzo de estar de pie y la pérdida de sangre le estaban jugando una mala pasada - mi espada- volvió a pedir -si sale algo de esa puerta corran y déjenme aquí- lo estaba diciendo enserio, el era la mejor carnada para huir de un Threto.

“No morirás por dos mujeres que no conoces” gruño Vankar en su interior, la paz acababa de terminar   "Dáselas al Threto como intercambio, lo sabes, la mujer hermosa será su esclava, la otra será la comida y nosotros obtendremos un aliado” Aredhel sabia que el hechicero estaba asustado por lo que podría pasarles “No lo haré” No dejaré que mueras solo por ayudar a otros” “Si eso te lleva conmigo, nos ocupare de carnada” sentenció el caballero y espero que la puerta se abriese frente a él.
off rol:
Bella se me ocurre que Aredhel puede entenderle porque lleva un objeto mágico que traduce el idioma, si se lo saca, no podría comunicarse con ellas (solo para darle lógica al vacío legal)
Ailis & Aredhel
Dromes : 41310
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Mar Ago 21, 2018 4:21 am

Con Abigail presente, Khaeli se sentía más segura, menos inquieta por las acciones del desconocido y que la soltara termino por relajarla, con Abigail ahí no había motivo para sentir miedo pues para Khaeli, la presencia de la mujer la llenaba de calma y la hacía sentir segura, para ella, Abigail era su fuente de seguridad y confianza, teniéndola ahí sentía que nada malo sucedería y de nuevo se enfocó en el momento. Fue entonces que lo escucho decir que no le importaba morir ahí, estuvo a punto de decir algo pero Abigail se adelantó ignorando las palabras del hombre, la personalidad de ambas les impedía hacer caso a ese tipo de deseos, simplemente no podían dejar a alguien morir si podían hacer algo para evitarlo.

¨Mi espada¨ lo escucho decir pero no había forma de que alguna de las dos se apartara, si una lo soltaba todo el peso caería en la otra y sin importar quien fuera no podrían sostenerlo…él apenas podía sostenerse por la manera en que lo sentían al caminar ¨no entren, puede ser peligroso¨ comento de repente y la duda las invadió cuando él no termino de decir que podría ser lo que estaba en ese instante dentro de la casa y de nuevo la solicitud de la espada…no podían simplemente dejarlo y ambas no sentían ninguna energía hostil del otro lado de la puerta aunque sabían perfectamente que muchas criaturas eran hábiles ocultando sus verdaderas intenciones.

—No, si sale algo de la casa haremos algo al respecto juntos, dejarte no es una opción…Use parte de mi energía para evitar que muera…no es una opción para mi abandonarlo si hay algo malo del otro lado— Aclaro de pronto la joven de cabello blanco y Abigail sonrió en respuesta a las palabras de su protegida, sabía que sin importar lo que saliera de la puerta, para Khaeli resultaba impensable sacrificar a otros para su beneficio, ahí estaba su mayor virtud y su peor defecto —…— Pero los latidos de su corazón indicaban que sentía incertidumbre ante lo que podía salir una vez abrieran la puerta, seguía repitiéndose que la energía del otro lado no se sentía hostil aunque no podía saberlo realmente, su percepción no era clara en ese instante y no sabia si se sentía de esa manera por lo que estaba del otro lado o...por él.

Pero solo había una manera de averiguarlo y Abigail tomo la iniciativa al girar la perilla y abrir pero un repentino grito se hizo presente, cosas ininteligibles al menos para ellas estaban siendo pronunciadas por una tierna voz alterada, Abigail miro perpleja al niño con un cucharon en la mano mientras se dirigía rápidamente a ellas sin darle tiempo a reaccionar y Khaeli estuvo a punto de crear un escudo de luz en respuesta a aquello que no podía ver de no ser porque sintió de pronto a alguien asirse a su pierna, sintió la energía y comprendió que aquel ser que en ese instante estaba aferrado a ella era solo un niño pero Abigail se mostró algo desconfiando, no hacia el niño en realidad su desconfianza iba dirigía al hombre pues el pequeño lo había atacado al verlo obligándolas a apartarse ante su repentino actuar.

—Se… ¿se encuentra bien?— Cuestiono la peliblanca quien se hubiese acercado de nuevo al extraño de no ser por el pequeño que se aferraba con fuerza a su pierna —No te acerques a él Khaeli— Dijo de pronto la mujer quien rápidamente se colocó a lado de su protegida y el niño movida por la desconfianza que desde un inicio había sentido hacia él al verlo con Khaeli en esa primera impresión, había accedido a ayudarlo por verlo tan herido y a la joven ángel determinada a ayudarlo, pero que un niño apareciera de pronto, actuando en su contra y después buscando refugio en la joven simplemente activaba todas las alarmas en Abigail para no hacer más hasta saber qué y quien era él y Khaeli estuvo a punto de decir algo pero su tutora se adelantó —Por ella es que accedí a ayudarte pero es mejor que digas que está sucediendo y porque este niño te ataco ¿Qué le hiciste?— Y fue al escucharla que Khaeli comprendió el repentino actuar de su mentora por lo que solo se limitó a mantenerse cerca del pequeño a pesar de que tenía la incesante sensación de acercarse a él para ayudarlo…sus heridas eran graves y no podía ignorar ese hecho.



—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración

Khaeli Dunkheit

Si conocieras mis demonios...¿Tomarías mi mano y me salvarías del abismo?

FichaPerfilMPSavageTheme
 
 



~Pasa el cursor por la imagen~
Khaeli Dunkheit
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 156200
Reputación : 19
Mensajes : 791
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Ailis & Aredhel el Dom Sep 02, 2018 6:37 pm

Vankar se carcajeo, la clase de risa burlesca que caracterizaba al hechicero del abismo de Hellm, Vankar se carcajeo ante las palabras de la mujer ángel “¡Esto es increíble! ¿No te parece? Esta niña cada vez me gusta más” las palabras de Vankar resonaron en la cabeza de Aredhel quien a duras penas se mantenía de pie con el peso de su cuerpo distribuido en sus piernas y en el marco de la puerta -Yo no le he pedido que me salve- aclaro el caballero tanto para la dama de blancos cabellos como para el demonio en su interior “¡Por eso me encantan las niñas así! Son ideales ¿no crees?” No era la intención del caballero ser tosco pero no solo le hablaba a ella, también a él y el dolor de las heridas causadas por el poderoso hechicero no ayudaba para nada.

La discusión le distrajo lo suficiente para que la otra mujer abriese la puerta y en menos de un pestañeo el niño saltase del interior hacia ellos -¡¿Dónde está Ailis!? ¡¿Dónde la metiste brujo?¡ ¡¿Qué le hiciste?!- el pequeño dio un fuerte puntapié en la canilla del caballero antes de aferrarse a la pierna más cercana que encontró, la de Khaeli. “¿Esta cosa aún está viva?” espetó Vankar sin mayor interés, el puntapié del pequeño le dolió al caballero como si hubiese sido otro puñal y Vankar volvió a explotar de risa en su cabeza cuando la mujer mayor exigía respuestas dejándolos solos colocándose del lado de la hermosa mujer y el niño que debería estar muerto “Al parecer no son tan tontas como creíamos, el Threto no suena mal ahora ¿no crees?” -¡No crean nada de lo que diga!- chilló el pequeño -¡Se la comió, es un asqueroso, Vankar se la comió estoy seguro!- agrego mientras se aferraba con fuerza a la pierna de la ángel antes de ponerse a llorar como si la vida se la fuera en ello.

“Calla a ese ser inferior, te dije que debíamos matarlo cuando podíamos, tener de lastre a este Spa’hr y a esa otra flacucha cubierta de mala suerte solo nos ha traído problemas” “Olvídalo, no les harás daño a ninguno de los presentes ni a Ailis” - Spa’hr cálmate- logró articular el caballero tratando de dejar el dolor de lado, al menos de momento -Creí que Ailis estaba contigo- Aredhel intento inclinarse hacia el niño quien al escuchar el nombre de su raza ya no estaba llorando sin embargo el movimiento del caballero quedó a medio camino a causa de sus heridas; apoyo su espalda en la pared de la casa por completo para recuperar el aliento antes de dirigirse hacia la mujer mayor -Mi señora, Spa’hr atacó porque está en su naturaleza y ni usted ni su protegida nos deben asilo o cuidado, ni yo le debo explicaciones, ahora lo mejor para todos es que el niño y yo nos retiremos- el pequeño quien hasta ese momento solo estaba haciendo el teatro que le era característico para crear caos y confusión se dio cuenta que no entendía absolutamente nada de lo que decían ambas mujeres, al único que lograba comprender era a Aredh pero en él no podía confiar del todo porque también era Vankar pero si tenía que elegir… Zad -diminutivo de Zadquiel- soltó a la mujer de la cual se aferraba y se acercó hacia el caballero -No les entiendo nada- murmuro parándose a su lado tomándose a su mano para colocarla sobre su pequeño hombro en señal de apoyo, Vankar en el interior de Aredhel hizo sonidos de asco.

El caballero observó al niño con atención, si bien un Spa’hr eran seres fuertes y decididos en su naturaleza, el no dejaba de ser una cría y estaba herido -Mi señora, antes usted dijo que había ocupado su energía para impedir que falleciese creo que es importante que cure al niño, por favor, tengo monedas para pagarle- “¡¿Que?! ¡¿Gastar sus fuerzas en el niño cuando nos estamos desangrando?! ¡Estás loco! ¡No dejaré que salven a un ser inferior sin antes salvarnos a nosotros!” el niño se tensó ante las palabras del caballero -¡No necesito que me curen! ¡Soy fuerte! ¡Soy Fuerte!- iba a gritarlo por tercera vez cuando el peso del caballero sobre su hombro se hizo más cargado Zad supo que iba a desvanecerse - ¡No Ared!- chilló y el cuerpo del hombre cayo con fuerza a los pies de las damas, solo ahí el pequeño Spa’hr pudo notar que se estaba desangrando, corrió a su lado -Por favor ayúdenlo- chillo, esta vez no era teatro -No puede morirse-


Si quieres empuñar una espada sagrada,
Si quieres cabalgar en praderas de cristal,
Si quieres batallar contra dioses oscuros,
Solo has de pedir a los Saurom su canción

Aredhel Habla ¦ Aredhel Piensa ¦ Aredhel Narra × "Vankar Piensa"

Si quieres sonreír en los días que vives,
Si quieres sonreír como ríe el alegre bufón,
Si quieres sonreír y alejar la tristeza,
Solo has de invocar a las hadas del bosque

Ailis Piensa ¦ Ailis Narra
Ailis & Aredhel
Dromes : 41310
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Miér Sep 12, 2018 7:19 am

Khaeli y Abigail no comprendían ni una sola palabra pronunciada por el pequeño, sin embargo la albina había adoptado una actitud protectora para con el pequeño de la misma manera en que Abigail se mostraba con ella en ese instante, para la mujer de edad avanzada resultaba más importante mantener a salvo a su protegida, había arriesgado y sacrificado tanto por ella y sin duda lo seguiría haciendo, pero tampoco podía actuar con violencia en contra de alguien que hasta el momento no les había hecho nada, solo podía mostrarse desconfiada y a la defensiva hasta saber que estaba sucediendo.

Pero él tenía razón, incluso Khaeli lo consideraba así, él no les debía ninguna explicación y aunque tenía razón en sus palabras, ella no estaba dispuesta a dejarlos ir, porque él estaba herido y porque no podía arriesgarse a dejar al niño considerando su actuar, pero fue Abigail quien al parecer estaba dispuesta a hablar para negarse cuando el pequeño se apartó de ambas dirigiéndose a él, hecho que confundió a la mujer que aún se mostraba recelosa ante lo que acontecía pues ya no entendía que estaba sucediendo, ahora el niño estaba con él apoyándolo ¨Esta en su naturaleza¨ había dicho él por lo que a juzgar las acciones del pequeño, debía creer en esas palabras y confiar en el criterio de Khaeli quien había intentado ayudarlo y que hasta el momento se había mantenido en silencio.

Khaeli se sintió algo ofendida al escuchar que él ofrecía dinero a cambio de ayuda, ella no estaba dispuesta a recibir nada por algo que estaba haciendo por voluntad propia sin esperar nada a cambio, pero la energía defensiva de Abigail le estaba afectando de alguna manera al estar demasiado susceptible a ella, pero también el no comprender las palabras del niño la tenían algo ¨ansiosa¨ no sabía que estaba sucediendo pero tenía claro algo, más aun cuando el sonido de un cuerpo golpeando el suelo llego a sus oídos, seguido de las palabras desconocidas pronunciadas por el pequeño y Khaeli pudo sentir lo que interpreto como preocupación y ansiedad provenir del infante.

—¡Khaeli!— Exclamo la mujer que había reaccionado tarde para detener a su protegida quien sin dudarlo ni un segundo ya se acercaba de nuevo al hombre y al niño desconocidos —No puedo entenderte y se que tu a mi tampoco, pero los ayudare a los dos— Expreso con un gesto conciliador tratando de que su propia energía pacifica, esa energía atribuida a su naturaleza angelical ayudara a calmar al pequeño, esa energía que se manifestaba de manera automática sin que ella la controlara —Abigail, no puedo hacerlo sola— Le pidió a la mujer volteando en dirección a donde sabia ella se encontraba de pie, la mujer se debatía entre obligarla a alejarse pero conocía a la perfección a Khaeli y jamás estaría tranquila si no los ayudaba.

—Bien, pero yo me encargare de él, mantente alejada— Indico la mujer quien ya se acercaba pero Khaeli se negó —No, tu ayuda al niño él dijo que estaba herido y recuerda que ya tiene mi energía, someterlo a un cambio en la sanación podría afectarle, lo sabes…— Indico la joven ángel que ya se encontraba hincada a un lado de él y colocaba sus manos sobre su cuerpo para de nuevo realizar lo que había hecho cuando recién lo había encontrado para intentar detener la hemorragia mientras Abigail se acercaba al pequeño sin mostrarse amenazante para que le permitiera ayudarlo.

—Sé que no lo ha pedido pero aun así lo hare y si quiere pagarme, como mínimo pediré a cambio que no desperdicie mis esfuerzos muriéndose, Abigail cuidara del niño y al parecer él quiere que lo ayudemos, es el único que entiende sus palabras así que no se rinda— Le pidió dejando que de nuevo su energía fluyera para tratar de evitar la hemorragia, aunque sabía que necesitaba más para poder curarlo, cosas que Abigail tenia dentro de la casa para suturar, plantas medicinales y demás cosas pero primero debía estabilizarlo para poder ingresarlo a la casa como habían intentado con anterioridad pues no tenían la fuerza suficiente para cargarlo, lo necesitaban de pie y caminando para poder hacerlo.



—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración

Khaeli Dunkheit

Si conocieras mis demonios...¿Tomarías mi mano y me salvarías del abismo?

FichaPerfilMPSavageTheme
 
 



~Pasa el cursor por la imagen~
Khaeli Dunkheit
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 156200
Reputación : 19
Mensajes : 791
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Ailis & Aredhel el Lun Oct 22, 2018 7:27 am

Narra Zadquiel


"No puedes morirte, tu no puedes morirte como los demás" El destino enfrentaba nuevamente a Zadquiel con su peor miedo, nuevamente estaba a un paso de perder a quienes lo habían cuidado -¡Vamos tonto, despierta, no te mueras!- chilló el niño moviendo de forma frenética sus manos sobre el cuerpo inconsciente del caballero -¡es mentira, no te odio, no a ti, no te mueras!- la imagen del caballero comenzaba a verse borrosa debido a las lágrimas que se apoderaba de sus ojos, la furia y la angustia se apoderaban del pequeño Spa'hr, sus puños heridos se aferraba a la capa del caballero y tiraban de ella, a Zad ya no le importaban esas mujeres solo le importaba que Ared despertase; en medio de su tempestad interna una calma desconocida comenzaba a abrirse paso, acunando sus emociones y poco a poco el llanto fue disminuyendo. Desconcertado observó a ambas mujeres hablar, si bien el pequeño no lograba comprender una palabra de lo que ellas decían sabía que eran las únicas que podían causar esa sensación de paz -¡no lo toquen! - chilló al ver como la más joven se acercaba al caballero y retrocedió asustado cuando la mayor avanzó hacia el - ¡no te muevas o voy a atacar! - grito amenazante sin embargo, grande fue su sorpresa cuando una de sus tantas formas de Spa'hr no llegó a concretarse, seguía manteniendo la apariencia de niño -¿Q--que?- Zad miro desconcertado a la mujer mayor y hizo un puchero, se sentía extraño, acorralado, triste y tranquilo a la vez - ¿Qué me esta pasando? ¿Porque el tonto se muere?- la naturaleza briosa del pequeño fue reducida por la incertidumbre, el, quien antes había deseado poner una barrera entre ellas y su presencia, ahora se lanzaba a los brazos de quien le ofrecía ayuda y consuelo.

Narra Aredhel

Vankar se había cayado una vez más y su conciencia estaba en negro, el caballero hubiese preferido quedarse en ese limbo, en esa neutralidad algo parecido a lo que él creía que era la muerte, un silencio para Vankar y un falso descanso a su conciencia. Los ruidos externos comenzaban a tomar más fuerza a medida que volvía poco a poco en si, pasos apresurados, ligeros, pequeños "Es el niño" pensó y su conciencia rápidamente fue invadida por el intruso que no le daba tregua "Hasta que decidiste volver en ti ¿sabes lo que significa ser obligado a apagarse? Algo muy desagradable" "Callate" la risa burlesca del hechicero del abismo de Hellm inundó su cabeza "Eso no serviría para nada, no te sirvió antes menos ahora, mucho menos ahora que estamos en esta dimensión" Aredhel no dijo nada, los recuerdos volvieron por si solos, había despertado entre las rosas de una extraña, herido y muy lejos de casa "Si, la extraña ¿apetitosa, no?" el caballero lo omitió, si aún seguía con aquella mujer significaba que ella estaba en peligro, y si esa mujer aún lo estaba ayudando sería aún más complicado "Adelante, averigualo por ti mismo, no olvides que compartimos la misma conciencia, el mismo cuerpo y los mismos deseos Aredhel, si yo la quiero para mi significa que tu...

Los ojos del caballero se abrieron de súbito para silenciar las palabras intrusas, se volvió a encontrar en el mismo lugar en el cual había caído frente a la puerta, no era de extrañarse, ellas eran dos mujeres y el un hombre de casi dos metros con mosculatura - ¡Despertó! - chilló Zad y salió corriendo al interior de la casa, lo primero que pudo notar Aredhel, para su alivio, era que el niño estaba bien y lo segundo fue el idioma, Aredhel no había entendido nada de lo que había dicho el pequeño "¡Esa mugre hurto nuestra recompensa, te dije que debíamos cortarle las manos cuando pudimos y arrancarle la llama que tiene por corazón!" la voz rabiosa de Vankar inundó su cabeza y Aredh se mantuvo tranquilo, el caballero esperaba que el niño se acordarse de las piedras del Envy, aquellas que tenían la curiosa habilidad de hablar cualquier lengua y que le permitía al Envy envaucar a sus víctimas, al parecer la magia era universal.
-Ya era hora que despertaras ¿hasta cuando pensabas dormir tonto? Y ¿donde dejaste a Ailis? - Zad lo observó fijo había ido a buscar a la dama más joven, la más hermosa. El pequeño mantuvo esa ligera cara de molestia soltando poco a poco la mano de la joven y Ared seguía sin entender ni una sola palabra de lo que el decía - no te entiendo niño- Zad, tardo dos segundos en comprender lo que se refería el caballero -Claro, las piedras del Envy, bueno, mientras tu dormías aquí, Khaeli te ayudo y te cuido, es mejor que hables con ella y le des las gracias- era algo parecido a una sentencia que dictaba el pequeño Spa'hr, Ared quien no entendía ni una palabra que el niño decía vio como éste se quitaba el collar que contenía las piedras del Envy y se lo entregaba a él luego se perdía otra vez dentro de la casa.

El caballero se sentó en la misma posición, notando que sus heridas estaban curadas, estaba sano "Esto es perfecto, ahora solo la tomamos y nos largamos ¿quieres el cuerpo solo para ti? Adelante, la vez, ahí esta nuestra salvación" -Gracias por ayudar al niño- "oh por amor a Izalith ¡Que gran habilidad comunicativa! Mejor ponle un bozal y nos ahorramos el palabrerio. Solo cede de una vez y yo haré el resto"


Si quieres empuñar una espada sagrada,
Si quieres cabalgar en praderas de cristal,
Si quieres batallar contra dioses oscuros,
Solo has de pedir a los Saurom su canción

Aredhel Habla ¦ Aredhel Piensa ¦ Aredhel Narra × "Vankar Piensa"

Si quieres sonreír en los días que vives,
Si quieres sonreír como ríe el alegre bufón,
Si quieres sonreír y alejar la tristeza,
Solo has de invocar a las hadas del bosque

Ailis Piensa ¦ Ailis Narra
Ailis & Aredhel
Dromes : 41310
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Mar Oct 30, 2018 2:50 pm

—Calma pequeño, no tenemos la intención de hacerles daño— Hablo la mujer mayor con un gesto conciliador mientras estiraba su mano al niño, con calma y gesto pacifico para intentar calmarlo y aprovecho que el pequeño accedía cuando se acercó a ella de esa manera para indicarle que irían adentro para curarlo. Mientras Khaeli respiraba profundo, necesitaba concentrarse y agradeció internamente que Abigail accediera a ayudarla, sabia lo desconfiada que podía llegar a ser su protectora pero no podía ignorar la situación, de nuevo reunió energía y sus dedos tantearon con delicadeza el cuerpo del hombre hasta que sintió el centro de sus latidos ¨sigue vivo¨ pensó con alivio pero debía hacer algo, conforme exploraba su cuerpo se dio cuenta que las heridas continuaban sin cerrar.

—¡Abigail! ¡No puedo cerrar sus heridas!— Le gritaba a la mayor al no saber que mas podia hacer mientras intentaba distribuir su energía en el cuerpo de él para tratar de mantenerlo ¨estable¨, Abigail por su parte se había centrado en curar con su propia energía al pequeño —Sé que no me entiendes pero necesitare tu ayuda— Expreso la mujer que señalaba un área de la casa y comenzó a buscar entre la estantería diferentes objetos y plantas, le entrego una parte al niño para después señalar en dirección a la puerta de esa forma indicándole que se las llevarían a Khaeli quien haciendo su mejor esfuerzo trataba de que no se desangrara ahí —Resiste por favor...— Pero él no parecía dar ninguna señal de estar reaccionando y eso la ponía nerviosa ¨debo calmarme...concentrate¨ se decía a sí misma, no podía dejar que ninguna otra emoción se manifestara en ella o su energía podía alterarse y dañarlo en vez de curarlo.

El sonido no la alerto, escucho las pisadas y supo por el sonido que se trataba de Abigail y el niño, y sin perder tiempo se apartó un poco del hombre para recibir el mortero y pistilo de porcelana, tan blanco como los ojos de la joven —Sabes cómo hacerlo mi niña, solo concentrate— Le indicaba Abigail al notar los nervios de Khaeli, pocas veces había hecho eso, crear un ungüento medicinal imbuido con su energía y por si fuera poco tenían el tiempo contado, Abigail le había indicado al niño que presionara la herida más grande para evitar que continuara sangrando y así ella poder darle a Khaeli los ingredientes en el orden debido y conforme la albina los recibía los colocaba dentro del mortero concentrando su energía en el recipiente y el pistilo con el cual estaba moliendo de manera que todo el contenido tuviera contacto con su esencia. Lo siguiente fue más sencillo, al terminar Khaeli se sentía agotada por lo que la tarea de colocar el ungüento en cada herida expuesta debió ser efectuada por Abigail y el niño, eso debía ser suficiente de momento para parar la hemorragia, coagular la sangre alrededor de la herida y Khaeli no perdió más tiempo, con ayuda de ellos podía continuar hasta que las heridas sanaran por completo.

Fue de un momento a otro en que pudieron comunicarse con el pequeño, lo había observado tomar algo del hombre y lo atribuyo a ese curioso collar aunque podía equivocarse, aun así era una ventaja, se habían presentado ante él y al parecer el niño se había negado a apartarse del hombre por lo que ambas mujeres ingresaron a la casa, Khaeli necesitaba descansar y darse un baño para limpiarse la sangre, se había sobre esforzado y Abigail necesitaba ayudarla a restablecer la energía perdida para poder continuar pues la conocía perfectamente, Khaeli no lo dejaría solo hasta que estuviera completamente bien. Los minutos continuaron pasando al punto en que dejaron de contarlos y fue entonces que la voz de Zad indicando que el hombre había despertado llego a ellas, Khaeli apenas se había girado hacia él cuando sintió que la tomaba de la mano y la guiaba afuera y los escucho a ambos notando que ahora no entendía lo que el hombre decía.

Al escucharlo y poder entenderle, Khaeli asintió con levedad para después sonreír con suavidad, una sonrisa cálida y aliviada, no tan marcada pero ahí estaba dibujada en sus labios —él estaba preocupado por ti, pensamos que tal vez no despertaría, sus heridas eran realmente graves— Al menos así lo había percibido ella pero realmente estaba aliviada de que todo saliera bien, sin embargo su piel había disminuido un tono, se miraba ligeramente más pálida pues aunque se había dado un baño y había descansado, se había exigido más allá del límite de su energía —Deberíamos ir adentro, está haciendo frio aquí ¿Puede levantarse?— Cuestiono estirando su mano en dirección a donde había escuchado su voz para ofrecerle su ayuda aunque sabía que no tenía la fuerza para sostenerlo había sido un gesto inconsciente en su natural necesidad por querer ayudar aun si el contacto con otros le resultaba difícil.


Mortero y pistilo(?):
The Beginning || Priv Aredhel. 1508

Khaeli apariencia(?):
Como quedo con el camisón lleno de sangre tuvo que cambiarse(?) XD
The Beginning || Priv Aredhel. Shijou10


—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración

Khaeli Dunkheit

Si conocieras mis demonios...¿Tomarías mi mano y me salvarías del abismo?

FichaPerfilMPSavageTheme
 
 



~Pasa el cursor por la imagen~
Khaeli Dunkheit
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 156200
Reputación : 19
Mensajes : 791
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por M. Levka Nikoláyevich el Mar Ene 29, 2019 7:33 am


Φ CERRADO Φ

Debido a la falta de respuestas en éste tema durante dos meses o más, y muy a nuestro pesar, el tema ha sido cerrado y retirado de la zona correspondiente. Sin embargo puedes recuperarlo, pidiendo su reapertura, aquí.
Lugar: Casas
Atte: Staff ITR.





The Beginning || Priv Aredhel. 15638
M. Levka Nikoláyevich
Salón : Universitario(a) Dromes : 149173
Reputación : 4
Mensajes : 290
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Ailis & Aredhel el Dom Mar 10, 2019 8:47 pm

[justify] El caballero dudo un momento si moverse o quedarse aun sentado entre las rosas de la extraña de cabellos blancos ¿realmente estaba curado?, no se había visto enfrentado a esa situación sin la ayuda de Vankar y Vankar era el único que tenía la capacidad de sanarlos a los dos, incluso cuando el tenía el control. Aredhel sentía un poco de temor y Vankar lo sabía, si ella los había curado a ambos significaba que era poderosa sumamente poderosa y Vankar la desearía con mayor ahincó.  Se sentía sano y en una primera instancia no sentía ningún tipo de dolor, lentamente se levantó esperando ue las heridas se abrieran o al menos algún nuevo tajo de su cuerpo se abriera pero nada de aquello sucedió, estaba sano, totalmente sano como había sido su primera impresión “¡Tiene que ser nuestra!” sentencio Vankar en su interior “Si es capaz de curarnos, imagina, ella podría ser la llave para separarnos ¿Quieres tus pensamientos de regreso? Adelante ya sabes que hacer” Aredhel no podía asimilar el rostro de quien estaba dentro de su cabeza, siempre lo había visto como él mismo, como una faceta pérfida de él mismo y aquello le asustaba aún más, imaginar su propio rostro con el tono de voz de Vankar, imaginar su propia mirada cargada contra la mujer que acababa de salvarle la vida “No importa cuanto te resistas Aredhel, tu y yo sabemos lo que escondes, en el fondo, la deseas de la misma forma que la deseo yo”

Aredhel no dijo nada más a la persona que acababa de ayudarles, solo le levanto cogiendo su arma y espero que ella también lo hiciera; Vankar lo había dicho antes era ciega…de ser así ¿necesitaría su ayuda? Estiró su mano hacia ella sintiéndose un poco estúpido al darse cuenta de que ella no podría ver esa acción, volvió su mano a su posición anterior “Que pasa Aredh ¿tanto tiempo que no tenías compañía de una mujer que olvidaste como tratarla? Di algo imbécil, no puede verte” -Espero que el niño no haya causado demasiado problemas, él es … - “Un Spa’hr, podría tomar la forma en su cuerpo para revestirlo de cualquier material, podría matarte a ti y a la otra dama si lo quisiera” -..no se calla, no sabe cuando callarse- Vankar se rio en su interior, el caballero sabía que no podía darle esa información -Dama- “Se llama Khaeli ¿lo olvidaste? Hasta el nombre suena frágil” El caballero de armas se detuvo antes de ingresar a la casa donde estaban el niño y la otra mujer - quiero agradecerle por sus servicios de curandera más ni el niño ni yo podemos quedarnos…estamos colocándolas en peligro al quedarnos- “Que asco de melodrama te estas armando ¿no quedarías mejor de bufón para el rey que sirves? De seguro a ella no le importa y a nosotros nos vendría bien que alguien mate a ese chiquillo y a la otra mujer, así que cállate y haz el favor de hablar del clima o de sus plantas, necesitamos su confianza ¿recuerdas?”

El hombre peli blanco hizo esfuerzo de omitir la voz en su interior -y por ello, a pesar de estar agradecido de sus servicios, debemos retirarnos lo antes posible- Aredhel espero su respuesta mientras avanzaba detrás de la joven para ingresar a la casa, para el caballero no estaba bien jugar ni poner en riesgo la vida de otros esperaba que la hermosa dama que acababa de salvarlo del ataque del mago lo comprendiera mejor que cualquier otro que no fuera parte del oficio de sanar. Zad corrió hacia Ared y Khaeli a penas estos ingresaron a la casa, tomando la mano de la joven con total naturalidad de la misma forma que lo hacía con Ailis -¡Están haciendo comida tonto! ¡CO-MI-DA!- chilló con emoción tocando su estómago dos veces, Aredhel frunció el ceño a modo de respuesta -Deberías soltar a la dama, no sabes si le incomoda- acotó y el niño se encogió de hombros -¿Por qué? No voy a hacerle daño- espetó sacándole la lengua aun sin soltarla – además su mamá esta cocinando ¿hace cuanto que no comemos algo bueno? ¡Ven huele eso!- añadió aun emocionado tirando de Khaeli en dirección a la cocina -Lo siento- agregó Aredhel -el esta emocionado por la comida, hace tres suar que no comemos nada solido y su cuerpo aun no esta acostumbrado a aguantar tanto-  



Si quieres empuñar una espada sagrada,
Si quieres cabalgar en praderas de cristal,
Si quieres batallar contra dioses oscuros,
Solo has de pedir a los Saurom su canción

Aredhel Habla ¦ Aredhel Piensa ¦ Aredhel Narra × "Vankar Piensa"

Si quieres sonreír en los días que vives,
Si quieres sonreír como ríe el alegre bufón,
Si quieres sonreír y alejar la tristeza,
Solo has de invocar a las hadas del bosque

Ailis Piensa ¦ Ailis Narra
Ailis & Aredhel
Dromes : 41310
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Lun Mar 11, 2019 3:00 am

Para ese punto Zad ya había regresado al interior de la casa para acompañar a Abigail, o al menos eso fue lo que Khaeli pensó al escucharlo correr dentro de la casa y ella espero con fingida calma a que él indicara alguna molestia, escucharlo quejarse o algún indicio de que algo iba mal, estaba nerviosa aunque intentara ocultarlo pues no sabía si había conseguido sanar sus heridas, se sentía exhausta y se le podía notar ligeramente más pálida a como había estado al inicio pues había usado demasiada energía, más de la que estaba acostumbrada a usar pues sus heridas habían resultado ser verdaderamente graves en comparación a las que estaba acostumbrada a sanar. Pero él no decía nada y escucho que se ponía de pie lo que provoco que ella también lo hiciera sin tener idea de sus acciones pues no podía verlo.

—Así son los niños y no causo problemas, todo lo contrario, vamos seguro él lo está esperando dentro de la casa— Menciono la joven al escucharlo, se le notaba realmente aliviada al no escuchar ningún signo de molestia en la voz del hombre lo que le indicaba que había efectuado bien todo el proceso de sanación aunque esa situación solo le hizo confirmar que debía entrenar más su capacidad espiritual —Puedes decirme Khaeli— Expreso con suavidad mientras avanzaba en dirección a la casa, sin embargo se detuvo un instante al escucharlo y volteo siguiendo el sonido de su voz.

Pero no se mostró desconfiada ni alertada por sus palabras, al menos no en el aspecto que hubiese tenido cualquier otro, hubo preocupación pero no precisamente por pensar que estarían en peligro —Con mayor razón no deben irse aún, sus heridas eran profundas y aunque hice todo lo que pude para sanarlas puede que no fuera tan efectivo como parece en este instante— No era una excusa, la energía de él le había resultado ¨inestable¨ aunque esa no era la palabra exacta ¨inusual¨ era la definición que más se le acercaba y por eso le había costado más trabajo moldear su propia energía para conseguir sanarlo, no podía arriesgarse a que tuviera un efecto secundario en el transcurso de las horas.

—Al menos…quédense hoy…— Pidió con un tono que reflejaba por completo toda su fragilidad, para ella que le resultaba difícil convivir con otros no era sencillo pedir eso y aun así era honesta en su pedido, no podía sentirse tranquila considerando la opción de dejarlos ir a riesgo de que el efecto se revirtiera y se expusiera a un peligro peor al que seguro se habían expuesto ya considerando la manera en que lo encontró —…— Sin embargo fue al ingresar a la casa que sintió la mano de Zad tomando la suya, no se asustó pues lo había escuchado correr y claro, al ser la mano de un niño no se sentía incomoda, contrario a lo que hubiera sucedido de haber sido la mano de un adulto. Y de nuevo no entendía sus palabras pero por el tono de voz empleado por el pequeño sabía que no era nada malo o al menos así lo interpretaba ella.

Pronto el olor de la comida alcanzo sus fosas nasales, pudo reconocer por el aroma que Abigail había optado por preparar estofado de pollo, pudo identificar el olor de las especias aunque aún le faltaba aprender a reconocer más los aromas y Khaeli se dejó llevar por el pequeño y solo sonrió en dirección a donde escuchaba la voz de él disculpándose expresando un ¨no es nada¨, sin embargo su última frase… —Por favor quédense a comer, cuando coman, descansen y verifiquemos que ambos están completamente bien no los detendré— Expreso sin más aunque había algo en sus palabras que quedó flotando en su cabeza —Disculpe…¿Qué significa ¨Suar¨?— Cuestiono al no haber reconocido la palabra como parte de algún idioma que conociera.



—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración

Khaeli Dunkheit

Si conocieras mis demonios...¿Tomarías mi mano y me salvarías del abismo?

FichaPerfilMPSavageTheme
 
 



~Pasa el cursor por la imagen~
Khaeli Dunkheit
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 156200
Reputación : 19
Mensajes : 791
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Ailis & Aredhel el Lun Mar 11, 2019 5:16 pm

El caballero asintió cuando ella le entrego el permiso para llamarla por su nombre “a veces me das asco” respondió Vankar en sus pensamientos, el era un caballero después de todo y no cruzaría limites que pudiesen ofenderla a menos que fuera completamente necesario. La dama hermosa le pedía que se quedaran de una forma que resultaba difícil negarse, le parecía frágil, aun más con esas expresiones y el tono de voz que empleaba y el estaba acostumbrado a luchar y defender...le era difícil negarse, quizás muy en fondo el tampoco quería hacerlo pero aquello no lo sabría con seguridad.

“¿Qué es un Suar?” para Ared era normal, tan normal como beber agua quizás por eso no encontraba la forma de explicarle a la dama de blancos cabellos lo que era un suar -es…una forma de medición, así medimos las cosas en la región de Kira, en las otras regiones hay otro tipo de mediciones por eso cuesta tanto negociar o dar respuesta cuanto se tarda en las misiones del rey cuando se deben cruzar las regiones- respondió con naturalidad y fue solo en ese momento, ante la pregunta de la dama de cabellos blancos, el caballero recordó la pregunta que había inundado sus pensamientos cuando recién abrió los ojos -¿Dónde estamos?- dijo sin detenerse a pensarlo parándose entre el camino de la cocina y la entrada de la casa, incluso Vankar quedó en silencio dentro de sus pensamientos. Observó la ropa de la dama, sin duda resaltaba su belleza pero era algo totalmente distinto a lo que había visto a las mujeres que conocía, ni siquiera las mujeres de la clase alta se vestían de esa forma; el caballero de armas olvido por completo los protocolos de acercamiento parándose al lado de la dama, Zad quien estaba al lado de Khaeli se detuvo observando a Aredhel -¿Qué pasa tonto?- añadió al ver como Aredhel tocaba con cuidado el cuello del vestido, había sido un gesto súbito pero aun así cuidadoso en la forma en que sus dedos atrapan la tela y rozaban su piel en una fracción de segundo “No es la misma tela de las mujeres de alta casta”.

El caballero observo el interior de la casa, todo era distinto a lo que él conocía para adornar o mantener un hogar, incluso un hogar de un noble -¿Dónde estamos?- repitió - lo último que recuerdo es al mago atacando y luego despertar aquí…ya no estamos en la región de Uhz ¿verdad?- Ared necesito un momento para procesar la información que el mismo estaba llegando -¿Cómo que no estamos en casa? No digas esas cosas- defendió Zad con un tono de voz nervioso, al parecer hasta el niño se había dado cuenta de lo que estaba pasando. Aredhel metió la mano libre dentro de su tunica entrando en la cocina con rapidez solo para toparse con la otra mujer que probablemente ya había escuchado toda su plática - señora, necesito su ayuda ¿en que parte estamos?- Aredhel estiro el mapa viejo y un poco roído de la región de Uhz -esto, aquí están las rocas flotantes, fue hasta donde seguimos al mago- añadió -pero ahora no sé en que parte estamos, tengo el mapa de las otras capas, pero no todos están completos- Aredhel rebusco en el bolso al interior de su túnica, como guerrero y viajero siempre cargaba ese tipo de cosas, saco varios mapas del mismo tipo anterior -estas son las capas de Avolanded ¿en cual estamos?- “En ninguna” respondió Vankar en su interior “Y lo sabes, lo sabes desde que la viste”

Zadquiel por su parte se quedo atrás tomando de la mano de Khaeli, era un niño y el no había reparado en que las cosas ahí eran distintas, no había reparado en que podrían haber muerto y por un momento se olvidó de Ailis, el niño sollozo colgado de la mano de Khaeli impidiéndole el avance hacia donde estaba Aredhel y la cocina -tengo miedo- murmuró -no quiero irme, no quiero volver a pelear y olvide a Ailis…y si ella está muerta ¿es mi culpa Khaeli? Por olvidarla..- el niño había olvidado que ella no podía entenderle.



Si quieres empuñar una espada sagrada,
Si quieres cabalgar en praderas de cristal,
Si quieres batallar contra dioses oscuros,
Solo has de pedir a los Saurom su canción

Aredhel Habla ¦ Aredhel Piensa ¦ Aredhel Narra × "Vankar Piensa"

Si quieres sonreír en los días que vives,
Si quieres sonreír como ríe el alegre bufón,
Si quieres sonreír y alejar la tristeza,
Solo has de invocar a las hadas del bosque

Ailis Piensa ¦ Ailis Narra
Ailis & Aredhel
Dromes : 41310
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Jue Mar 14, 2019 11:32 pm

Conforme escuchaba su explicación, Khaeli no pudo evitar mostrarse confundida, esa confusión que se reflejaba en sus ojos los cuales parecían estar mirándolo aunque solo se debía al hecho que seguía el sonido de su voz para poder ubicarlo y estuvo a punto de preguntarle donde se encontraba esa región que él mencionaba, conocía ciudades gracias a las clases en la escuela aunque considerando su falta de memoria y el hecho de que solo el pueblo donde se encontraba el templo y Éadrom eran los únicos lugares que conocía ¨físicamente¨ no podía saber que se trataba de un lugar externo incluso a la tierra.

Pero su pregunta la desconcertó un poco ¨¿Dónde estamos?¨ había dicho él y ella estuvo a punto de responder cuando lo sintió a su lado, fue inevitable que se tensara ante ese acto y su corazón latió con fuerza al sentir por ese breve segundo que él tocaba el cuello de su vestido y de manera instintiva dio dos pasos hacia atrás sin decir nada, no podía evitarlo, aunque resultaba ser amable y el hecho de no poder ignorar a alguien en problemas no evitaba esas actitudes suyas provocadas por el trauma causado por las personas en el templo.

—E-es Éadrom, cerca de Japón— Menciono con la voz ligeramente temblorosa debido a los nervios que la invadieron de súbito, sin embargo no sentía desconfianza hacia él podía sentir incluso en Zad la confusión de ambos y de alguna manera se sintió identificada con ellos pues recordó el día que despertó en el templo, ciega, herida y sin ningún tipo de recuerdos anteriores a ese hecho, solo un hombre quien la había rescatado y la llamaba ¨ángel¨ y Abigail, la mujer que hasta ese instante seguía siendo su único apoyo y quien en ese momento se encontraba en la cocina y que al escuchar lo que sucedía fuera había dejado de hacer la comida con la intención de ir a ver que estaba pasando.

Sin embargo no fue necesario que lo hiciera, el hombre ya ingresaba al lugar para preguntarle aquello a lo que Abigail observo el mapa a detalle pero no había nada ahí que le resultara familiar, ella quien ocultaba de Khaeli que en el pasado fue un ángel que decidió pasar su vida en la tierra y el tiempo la fue convirtiendo en una humana más al ir perdiendo de a poco sus capacidades conocía más de lo que revelaba aunque no tenía idea del sitio que él llamaba ¨Avolanded¨ —Lo siento, aquí no hay ningún sitio con tal nombre— Indico la mujer quien había escuchado de la existencia de otros mundos pero jamás había confirmado por si misma dichas historias, Ángeles que simplemente ¨desaparecían¨ y con el tiempo volvían hablando de lugares diferentes, con leyendas e historias que provocaban que otros los calificaran de locos. —Escuche historias de personas que decían haber cruzado dimensiones a otros mundos pero no pensé que fuera real…esa es la única explicación que le encuentro porque incluso su idioma no es alguno conocido…— Expreso la mujer encontrando eso como la única explicación lógica de la situación, bien se sabía que los ángeles podían entender y comunicarse en otros idiomas pero ni siquiera Khaeli había entendido el idioma de ellos.

Khaeli por su parte se había quedado desconcertada cuando él se fue de pronto, al principio pensó que se iría pero él había caminado en dirección a la cocina y no se alertó pero aun así intento avanzar para saber que sucedía o al menos hasta que escucho a Zad sollozar y volteo en dirección al niño —Ven aquí… Está bien Zad…estará todo bien— Musito a pesar de no entender y saber que él no le entendería, pero podía sentir su agobio y ella no podía simplemente mostrarse indiferente a su llanto por lo que se arrodillo frente a él y lo atrajo con suavidad, aunque no entendía su idioma, si podía comprender el sentimiento de encontrarse en un sitio desconocido pues ella lo había vivido por lo que en ese instante intento transmitirle calma, la misma calma generada por su naturaleza angelical la cual desarrollo el tiempo que estuvo viviendo en el templo para darle momentos de tranquilidad a los niños enfermos y aquellas personas que por edad o enfermedad experimentaban mucho dolor y miedo.



—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración

Khaeli Dunkheit

Si conocieras mis demonios...¿Tomarías mi mano y me salvarías del abismo?

FichaPerfilMPSavageTheme
 
 



~Pasa el cursor por la imagen~
Khaeli Dunkheit
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 156200
Reputación : 19
Mensajes : 791
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Ailis & Aredhel el Jue Mar 21, 2019 9:46 am

El niño se aferro a la joven que le tendría los brazos con rapidez, como si fuera un niño que pocas veces recibiese afecto y lo necesitara de manera apremiante. Los Spa’hr eran seres que por definición debían ser fuertes, en la tribu de Zadquiel llorar era un signo de debilidad y el niño había sufrido las consecuencias por ello mucho antes, los feroces guerreros que componían su tribu lo hubieran dejado de alimento para seres del triple de su tamaño, su padre lo hubiese hecho, Zad no lo dudaba pero ahora que no estaba cerca podía llorar libremente. Tenia miedo, un miedo terrible por Ailis, por Ared, por él; se aferro con sus manos pequeñas al cuello de la joven y escondió todo el rostro húmedo en el cabello blanco, no entendía lo que decía pero no le importó, el afecto podía ser un lenguaje universal.

De alguna forma el tiempo comenzó a correr más lento para el guerrero, “lo sabías” repitió Vankar en su interior mientras el trataba de digerir la idea. Retrocedió lentamente y se afirmo de la pared “¡Por amor a Izalith! ya deja de ser hacer tanto teatro, podrías ser el bufón de tu señor con esa cara” recrimino Vankar con sus palabras acidas “Aun no te das cuenta” reprimió Aredhel y Vankar se quedo en silencio. Los ojos del guerrero se fijaron en el mapa, si ni siquiera estaba en esa dimensión significaba que el brujo era poderoso, increíblemente poderoso “peligrosamente poderoso” añadió Vankar con cierta cautela en sus palabras; era ese momento, ese peculiar momento donde ambas energías distintas en el cuerpo del guerrero que las portaba llegaban a unirse y a acordar la misma conclusión, tenían que destruir al brujo, a como diera lugar.

Si bien el resultado que los convenía era el mismo las razones eran completamente distintas, para el guerrero era acabar con la amenaza que podría atentar contra sus vidas, para el hechicero del abismo era acabar con la amenaza que le traería más poder -Si, cruzamos la dimensión- afirmo Aredhel -Zadquiel, yo y probablemente Ailis- el guerrero se quedo en silencio unos segundos pensando en la joven rubia ¿estaría bien?¿estaría a salvo? ¿estaría viva? -el hechicero contra el que luchábamos lo hizo- “Nos estábamos acercando” -Si- respondió el guerrero en voz alta a la voz de su cabeza -Nos estábamos acercando demasiado a los niños que había raptado y al ritual que quería realizar…- “No digas más” ordenó Vankar “No sabemos que repercusiones podría tener en ellas, y de seguro no querrás asesinarlas así que, cállate” Aredhel se quedó en silencio y sus ojos volvieron a mirar los mapas como si acabase de descubrir algo que habían pasado por alto, algo que siempre estaba ahí pero que nunca se había detenido a mirar -va a abrir otro portal y no será para nada bueno- “puede que ya lo hiciera y que ya esté aquí” -tenemos que irnos- aseguró mirando a la mujer mayor -tenemos que encontrar la forma de regresar- Ared dio tres pasos afuera del lugar para encontrarse al pequeño llorando aferrado al cuello de la joven de cabellos blancos, la situación le resulto fuera de lugar, incomoda y extraña, no sabía que las crías de Spa’hr podrían actuar de esa forma, el solo había convivido con Spa’hr maduros capaces de acabar con quien se les pusiera enfrente de un golpe, ver a una llorando transformada en un niño flacucho le hacía sentir fuera de lugar, ver a un niño aferrado a una mujer le traía nostalgia e incomodidad.

-Zadquiel- le llamo sin atreverse a avanzar hacia ellos, sintiéndose un intruso en la escena -tenemos que irnos, no sabemos donde está Ailis, no sabemos donde estamos, no sabemos si ella sobrevivió como nosotros al paso del portal, si esta viva podría necesitarnos- Aredhel no había medido sus palabras, decirle a un niño que la figura que veía como una hermana mayor o una madre estaba muerta solo había ocasionado que el llanto fuera más fuerte y comenzara a hipar entre sollozos, el guerrero retrocedió como si acabaran de darle un golpe muy fuerte, esta vez fijo su mirada en Khaeli -Dama, necesito su ayuda, tiene que calmarlo, hay una joven que estaba con nosotros, ella no puede hablar, no sabe defenderse y pareciera que fuera a morir de hambre en cualquier momento, si también sobrevivió puede necesitar nuestra ayuda ya que a diferencia mía, ella está en la situación de Zadquiel sin entender el idioma- 



Si quieres empuñar una espada sagrada,
Si quieres cabalgar en praderas de cristal,
Si quieres batallar contra dioses oscuros,
Solo has de pedir a los Saurom su canción

Aredhel Habla ¦ Aredhel Piensa ¦ Aredhel Narra × "Vankar Piensa"

Si quieres sonreír en los días que vives,
Si quieres sonreír como ríe el alegre bufón,
Si quieres sonreír y alejar la tristeza,
Solo has de invocar a las hadas del bosque

Ailis Piensa ¦ Ailis Narra
Ailis & Aredhel
Dromes : 41310
Reputación : 0
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Mar Abr 16, 2019 4:46 am

Pese a no entenderle, Khaeli sabía que un gesto, una acción, sentir el apoyo de alguien en momentos de incertidumbre podían hacer una diferencia sin necesidad de palabras y eso estaba intentando transmitirle a él al ofrecerle sus brazos para que se desahogara, ella intentaba darle calma dejando que su energía fluyera alrededor de ambos en una especie de manto cálido mientras lo mantenía en sus brazos y le acariciaba el cabello —Esta bien Zad…estará todo bien— Seguía repitiéndole manteniéndose tranquila pues si permitía que las emociones del niño le afectaran sabia no podría seguir intentando transmitirle calma.

Y mientras ella se encontraba con el niño Abigail en cambio no comprendía lo que estaba sucediendo con el hombre frente a ella, por su expresión supuso que había acertado en su suposición respecto a las dimensiones y eso no hizo más que ¨encender¨ una alerta en su mente al confirmar lo que la tenía inquieta desde que lo miro, su energía era inusual, no se parecía en nada a alguna que hubiese conocido antes y el hecho de que para la capacidad espiritual sanadora de Khaeli le hubiese resultado difícil sanarlo no había hecho más que mantener sus defensas elevadas.

sin embargo el hombre parecía tan desconcertado y otra nueva suposición llego a la mente de la mujer, no habían llegado ahí por voluntad por lo que su desconfianza inicial había menguado un poco pero no lo suficiente, no aun al menos pues al escucharlo hablar…si, él parecía estar hablando solo y ella no hizo más que mirarlo con extrañeza, pese a entender sus palabras, no comprendía a que se refería él ¨el hechicero contra el que luchábamos lo hizo¨ mencionaba él, decía nombres , cosas de portales y de pronto se dirigía de nuevo a ella —Espera… — Expreso al escucharlo decir que debían irse, Khaeli tenía razón al haberles dicho que debían ver como ¨evolucionaban¨ sus heridas, ahora que Abigail sabía que no pertenecían a esta dimensión no podía descartar que lo métodos efectuados por Khaeli para sanarlo fallarla en algún punto, que si bien no era seguro que eso sucediera, no podía descartar dicha posibilidad, nunca había tratado a un ser de otra dimensión y Khaeli menos.

Al parecer sus palabras no lo alcanzaron pues él ya había salido de la cocina y Abigail lo siguió para notar lo mismo que el albino miraba, pero el sentimiento de la escena fue diferente a la del hombre, Abigail se sintió conmovida al observar a Khaeli, al recordar que la joven ángel había estado en una situación similar cuando despertó sin memorias en el templo y ahora podía dar apoyo a alguien de una manera más empática al comprender lo que se sentía sentirse perdido —Esta bien, entiendo lo que sientes— Musitaba solo para el pequeño pese a saber que él no entendia sus palabras mientras continuaba acariciando su cabello sin la mínima intención de soltarlo, no al menos hasta que el niño se sintiera listo para apartarse.

Khaeli se había enfocado tanto en mantener esa aura de calma alrededor del niño que no había escuchado las pisadas pero la voz de él la había sorprendido y por consiguiente perdió la concentración rompiendo ese halo de calma que trataba de hacer llegar a Zad, pero las siguientes palabras pronunciadas por él y la reacción que ocasionaron en Zad provocaron que Khaeli volteara en dirección a la voz del hombre en una expresión casi de ¿enojo? No, no lo era ¿reproche? Tal vez podía considerarse así al haber fruncido ligeramente el ceño al comprender que esa persona de la cual él hablaba era alguien de suma importancia para el niño, decirle que posiblemente podía estar muerta había sido lo peor para el momento considerando que de por si Zadquiel se sentía agobiado por no saber dónde estaban.

Aun así al escuchar sus palabras Khaeli asintió con levedad mientras relajaba su expresión, respiro profundo, debía serenarse de nuevo pero sabía que necesitaría más para calmar el agobio del niño —Hare lo que pueda para tranquilizarlo— Aseguro mientras se apartaba ligeramente solo para tomar de las mejillas a Zad, necesitaba que él la mirara —¨estoy contigo ahora, no tengas miedo, te ayudare a encontrarla¨— Musito para que él la escuchara sin embargo las palabras salidas de su boca no fueron en un idioma ¨conocido¨, sin notarlo ni esperarlo había empleado la lengua de los ángeles -algo que ni siquiera Abigail espero escuchar- al tiempo que colocaba su frente contra la del niño, cerró los ojos y de nuevo dejo que su energía fluyera, su aura rodeándolos a ambos esta vez con la intención de transmitirle toda la paz que pudiera pues minutos atrás solo había elevado su esencia para darle seguridad, ahora buscaba calmarlo y solo podía hacerlo –o al menos intentarlo- al transmitirle su propia calma. Sin embargo había algo de lo cual estaba completamente segura, le ayudaría a buscar a la joven que él mencionaba y esperaba transmitirle esa certeza a Zadquiel.



—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración

Khaeli Dunkheit

Si conocieras mis demonios...¿Tomarías mi mano y me salvarías del abismo?

FichaPerfilMPSavageTheme
 
 



~Pasa el cursor por la imagen~
Khaeli Dunkheit
Salón : 3 A Edad : 19 Dromes : 156200
Reputación : 19
Mensajes : 791
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

The Beginning || Priv Aredhel. Empty Re: The Beginning || Priv Aredhel.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.