Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Un recuerdo, una ronda... ¿Algo más?
POR Chiasa Yokomiko
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» To the Beginning
Hoy a las 3:56 pm por Christa N Reiss

» Una recuerdo, una ronda... ¿Algo más? [LIBRE]
Hoy a las 2:21 pm por Amnesia

»  Des étrangers unis [Priv. Zackary Argyreon]
Hoy a las 10:18 am por Zackary Argyreon

» CAMBIO DE NICK
Ayer a las 11:01 pm por Luca Hibiya

» Obliviate {Expendiente}
Ayer a las 10:48 pm por Luca Hibiya

» ¿Qué música estás escuchando?
Ayer a las 10:14 pm por Aries Star

» FOTOS DE USUARIOS
Ayer a las 8:43 pm por Alice Donakis

» Encuentros [Prv. Alice]
Ayer a las 7:37 pm por Alice Donakis

» Touka´s ID
Ayer a las 6:59 pm por Alice Donakis

» CARNET PARA ESTUDIANTES/MAESTROS
Ayer a las 6:26 pm por Nero Angyros



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Un paseo por el bosque [Priv Zackary]

Mensaje por VonSchrodinger el Sáb Jul 28, 2018 9:19 pm

Estaba harto de la ciudad, sí, todos los días lo mismo, una y otra vez. Ir a clase (bueno, más bien ir al instituto y después ponerse a dormir en los jardines de este), salir de fiesta y emborracharse y resaca al día siguiente en casa sin recordar que había hecho el día anterior, y así un bucle continuo. En efecto, necesitaba salir de aquel ambiente que le estaba ahogando y diluyendo poco a poco, necesitaba "desintoxicarse" de la vida que estaba llevando. Ni móvil, ni fiestas, ni gente en general. ¿Decisión final? Bueno, una escapada al bosque durante unos días. El día decidido para salir de aquella infame rueda del destino, Schrodinger se levantó con ánimos, hacía un buen día, soleado y con una temperatura agradable para caminar. Preparó la mochila, estaba muy excitado, pues posiblemente hacían años que no realizaba una excursión de aquel tipo y realmente necesitaba escaparse de todo. En la mochila metió un par de libros (uno de fantasía y otro de historia), útiles necesarios para supervivencia, un poco de comida (pues ya cazaría allí con sus propias habilidades) y mudas de ropa suficiente por si refescaba, además de una manta y una esterilla para poder dormir agusto. Finalmente salió de su casa sonriente y tomó el autobús que lo llevaría a su destino final.

Una vez que el autubús lo dejó en una parada cercana a los lindes del bosque, comenzó su pequeña aventura particular. Entró en el bosque y se salió fuera del sendero para perderse expresamente. Costaba andar entre la maleza pero era una sensación revitalizante, sudaba a mares pero el esfuerzo fue recompensado, pues encontró un pequeño arrollo donde refrescarse. Tras el pequeño baño, extendió la manta y se tumbó a echarse una agradable siesta. De repente, un grito resonó en el bosque y de un bote, Schrodinger se levantó.
Miró a todos lados, para identificar el lugar de procedencia del grito, y una vez lo volvió a escuchar y pudo determinar de donde venía el sonido, abrió su mochila,  desenfundó su Espadón del juicio y, sin camiseta, pues la dejó para estar mas fresco, se lanzó al rescate. Llegó al fin a una zona donde el bosque se abría en un claro. Una ondina (una hada de los ríos) estaba siendo atacada por siete matones, que pretendían atraparla para "divertirse" con ella. Dinger, tomó carrerilla, y atacó al bestia que estaba enzarzado en una pelea con el hada. Le golpeó con la zona plana de la espada en el brazo, logrando soltar su agarre, permitiendo a la ondina tener el tiempo suficiente como para zambullirse en el río para desaparecer. Se encaró a los siente enemigos, el combate iba  a ser difícil, pues no podía matarlos allí mismo, él había cambiado. Como si de una danza se tratase, comenzó a fintar entre sus enemigos, parecía que bailase, y su cuerpo se deslizaba entre los de sus atacantes, a algunos los repelía creando pequeñas explosiones cerca de sus cuerpos, lanzandolos contra el suelo. Y a otros les golpeaba con la espada con su parte plana o les hacía pequeños cortes para desanimarles en su ataque. Pero los enemigos no cejaban en su empeño, y por más que les repelía, estos atacaban con cada vez mayor ahínco. Necesitaba ayuda, y urgente para desembarazarse de la situación.




Dinger lanzandose contra los agresores:
Spoiler:


avatar
Salón : 1 A Edad : 18 Dromes : 87027
Reputación : 3
Mensajes : 169
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un paseo por el bosque [Priv Zackary]

Mensaje por Zackary Argyreon el Dom Jul 29, 2018 11:00 pm

Una pierna de jabalí, una gran y musculoso jabalí que había conseguido hacía poco para comer, eso era lo que ahora sostenía por el hueso con una mano mientras la llevaba a sus fauces bien afiladas para comer en movimientos que eran más propios de una bestia que devoraba casi sin masticar y que echaba cada trozo de alimentos a aquellas mandíbulas llenas de afilados y numerosos dientes para saciar su gran apetito, una y otra vez. — Nom nom nom nom — Si es que eso podía traducirse como una especie de lengua perdida, no, pero era lo único que podía escucharse a cierta distancia mientras comía ante la mirada algo sorprendida de algunas pequeñas hadas y ensombrerados gnomos jóvenes que entre tantos, algunos sostenían con sus manitas algunas piezas de comida también, ofreciéndolas a aquél 'príncipe' pelirrosa que no tenía llenadero, no como una ofrenda o tributo, más bien compartían la comida, y tanto las hadas como los gnomos eran criaturas muy gentiles e inocentes que ayudaban al dragón con pequeñeces, como limpiar, mover pequeños objetos de aquí para allá y ser compensados con protección y la gentileza de lo que para ellos era un amistoso dragón. Por ahí, había algunos pequeños seres flacos que parecían querer imitarlo al comer, sin éxito. El dragón comía y comía, mientras un enano diminuto dormía satisfecho sobre su melena rosada, pues parecía no inquietarle que el varón siguiera con su faena nutritiva. ¿Cuantos kilos? ¿Veinte? ¿Cincuenta? Ese monarca del bosque comía casi lo doble que su peso corporal. — ¡Más! — Exclamó con una gran sonrisa. Entonces un gnomo se acercó balanceándose sobre sus piernas como un pingüino, con una gran manzana en sus pequeños brazos y la tendió a ese amigo. Finalmente, Zack arqueó la ceja y lo miró algo desconcertado — ¿Una manzana? — Bueno, el detalle era generoso, así que la aceptó y con un solo movimiento la arrojó con la mano a su boca, ésta fué triturada y resbaló por su garganta con suma facilidad. — Si que ha estado buena, eh — Dijo con ánimo y llevó su dedo al mentón del pequeño amigo y para acariciarlo con la punta del mismo — ¡Gracias, te debo una! — Y el gnomo saltó alegremente sobre su hombro y se sentó ahí.

Una de las hadas había organizado una pequeña fiesta para celebrar la prosperidad del bosque que tanto amaban, y claro, las tartas y postres tampoco se hicieron esperar, por lo que todos compartieron en esa fiesta privada para todos los entes que ahí habitaban. Al final, Zack se quedó dormido ahí en el césped rodeado de muchos que también disfrutaban de la siesta después de haber comido tanto, incluso el enano ese todavía dormía sobre el vientre del dragón, que se movía arriba y abajo por los movimientos respiratorios de éste. Todo parecía estar tan en paz, hasta que un grito los despertó a todos y alarmó, no se trataba de algo bueno. — ¡Es una hermana del río! — Murmuró un hada macho que se había inquietado y buscaba la manera de ir a por su ayuda. — Todos escóndanse — Dijo el muchacho de mirada fiera, y con suma obediencia, sus pequeños amigos más vulnerables huyeron y se ocultaron detrás de la maleza y algunos hongos. Antes de que pudiera dirigirse al sitio de donde había provenido el grito de una de sus amigas, una pixie se acercó sosteniendo su bufanda para entregársela. — Vuelvo enseguida, procura que nadie me siga — La miró de reojo con severidad, y entonces entre gruñidos, echó a correr hacia la dirección marcada. ¿Algún cazador? ¿Algún accidente? No lo sabría hasta llegar allá, así que usó toda la fuerza de sus piernas para desplazarse lo más rápido que pudo.

Cuando llegó al río, lo que pudo presenciar no hizo más que hacerle hervir la sangre, sus ojos se incendiaron salvajes y su mandíbula casi se rompe de la rabia que comenzó a sentir. — ¡Ésto es el colmo! — Su voz gutural hizo eco cuando se transformó en un terrible gruñir que cimbró el terreno. Tomó aire y arrojó una bocanada de energía incandescente desde su boca que hizo explosión muy cerca de donde aquellos que a su juicio, eran los enemigos. Los cocinaría vivos si era necesario y después los arrojaría al más profundo barranco para no volver a saber más de su existencia. — ¡Es suficiente! — Y de nueva cuenta su aliento ígneo se dirigió hacia el grupo de hombres armados, tenía la intención de fundir sus armas, destruirlos, romperles los huesos, triturarlos con furia. Aquellos ojos eran los de un animal, brillaban con una pupila verticalizada y clavada en sus enemigos. Las detonaciones hicieron caer a la gran mayoría, pero uno de ellos parecía combatirlos ¿alguien del bosque en su forma humana? No, esa armas no era propia de ahí, nunca lo había visto, pero había ayudado a la hermana de sus amigos. De ese modo, supo que no podía estar en su contra, como sea, tomaría las debidas precauciones y como pudo, se unió al duelo para luchar a puño limpio, luxando el brazo de uno de aquellos presumibles cazadores al aplicar una llave con su tenaz habilidad de batalla cuerpo a cuerpo. — ¡Eres despreciable! ¡Un malnacido! — Masculló buscando la manera de alejarlos de aquél sitio que terminaría afectado si seguía usando sus explosiones para defenderse en una zona tan llena de árboles.

Uno de sus rivales disparó contra él, provocando un rozón de bala en su antebrazo, pues se había cubierto con éste mientras buscaba protegerse. — ¡Ugh! — Su piel había resistido debido a la naturaleza de sus duras escamas, pero eso lo tomaba ya como un insulto, un desafío del cual el otro no se libraría.  



My princess:

avatar
Dromes : 6866
Reputación : 11
Mensajes : 111
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un paseo por el bosque [Priv Zackary]

Mensaje por VonSchrodinger el Lun Jul 30, 2018 4:16 pm

La batalla era encarnizada, comenzaba a perder terreno contra aquellos cazadores. Un Balrog milenario perdiendo contra unos simples hombres! Un demonio que había hecho caer civilizaciones, había destruido ejercitos y naciones se habían rendido a sus pies.  Perdiendo terreno ante unos simples salvajes! Aquello inflamaba su orgullo de guerrero milenario, pero no, claro, no podía permitirse matar a gente, no ahora que había "cambiado". Aquella estúpida ética le retorcía las entrañas, era una lucha constante contra sí mismo, contra su propia razón de ser, el luchar y matar era algo casi inherente a su alma demoníaca. Pero aquello había cambiado y ahora no mataba, desarmaba...



Volviendo a la lucha, rodeado por sus atacantes, resollaba por el sobreesfuerzo que estaba conllevando el intentar no realizar heridas mortales. Había recibido alguna herida, por suerte, los balazos se le curaban con relativa facilidad, pues su fuego interior deshacia las balas y cauterizaba las heridas, pero los cortes eran otro tema. Los cortes eran cauterizados y no sangraban, es cierto, pero seguían ahí, y le impedían luchar con comodidad.

Viéndose rodeado, aprovechó su condición de Balrog e impulsándose, saltó situándose detrás de los hombres contra los que se encontraba luchando. Iba a atacar cuando una grave voz interrumpió la pelea.  Una cara de asombro no tardó en dibujarse en su cara, no tuvo tiempo de borrarse antes de que una explosión lanzase por los aires a sus enemigos y le chamuscase un poco, aunque esto no  era realmente un problema, pues él mismo era un personaje que usaba el fuego normalmente y esto no era una molestia real. De nuevo una voz se alzó sobre las ramas del bosque y una nueva detonación se pudo escuchar junto a los gritos de unos hombres lanzados por los aires. Ya no pudo resistir más, era tarde. Comenzó a transformarse mientras comenzaba a reir un poquito maníacamente (pero solo un poco eh, que no está loco). Sus extremidades comenzaron a convertirse en garras, sus dientes afilados y su piel un tanto escamosa. Su lengua se tornó bífida y roja carmesí, además sus ojos azules, se volvieron de un color verde intenso y cambiaron su forma a los de una serpiente. Por último, su piel se volvió pálida, al igual que su pelo. Una vez la transformación estuvo terminada, se impregnó en fuego verde mancillado y blandío amenazadoramente su espada, al fin, se lanzó a la batalla.
Con una sonrisa en la cara, blandió su espada contra el enemigo. No fue consciente en todo ese rato de lo que hizo (y mejor no recordarlo), en su mente solo quedaron retazos, una tajo en el torso, e incluso un mordisco en el cuello...



Cuando no quedaron enemigos a su alrededor, paró de invocar el fuego que emanaba de su cuerpo, y se quedó en medio del claro, resollando y con el pecho al descubierto moviendose arriba y abajo rápidamente, tratando de recuperar el resuello.


avatar
Salón : 1 A Edad : 18 Dromes : 87027
Reputación : 3
Mensajes : 169
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un paseo por el bosque [Priv Zackary]

Mensaje por Zackary Argyreon el Lun Jul 30, 2018 8:35 pm

El dragón, incauto y terrible, dio ruenda suelta a la típica violencia de su andar, brutal con aquellos a los que consideraba enemigos, frío y hasta sanguinario, no le importó tener que arrancar la carne de quienes se interpusieron en su camino o lo atacaron. Consideraba algo bajo, vil, terrible el siquiera molestar a alguna clase de criatura tan noble como las hadas, y más aún, atrverse a hacerlo en su propio hogar ¿Quienes se creían esos idiotas humanos? Una razón más para desconfiar de ellos de forma tan solemne como lo hacía. Era cierto, algunos siglos atrás había conocido y viajado a tierras lejanas con otros seres humanos, pero los tiempos a su manera de ver habían cambiado mucho en tantos años, el hombre se había vuelto más indiferente a aquellos a los que les debía tener respeto, incluso temer, y se divertían dando caza a las especies solamente porque se sentían con un derecho que jamás, en ningún momento habían ganado, vaya criminales. Zack recibió golpes en la cara y en el cuerpo, su herida en el antebrazo había comenzado a sangrar una vez el flujo sanguineo se aceleró en sus extremidades, dejando ver incluso en aquellas algunas venas marcadas debajo de su tosca piel, que brillaba radiante por las gotas de sudor. Levantó sus brazos y generó un torbellino de fuego con ellos que rodeó al sujeto con el que se batía agresivamente, incendiando incluso sus propias ropas hechas de piel.

A Zack no le importaba tener que asesinarlos, era una bestia indomable, irascible, terca y que era capaz de descomponer a cualquier bestia que se diera el lujo de cruzarse en su camino de forma hostil. Sus ojos eran los del reptil que dormía en su interior, que pese a solamente dejarse ver con aquella personalidad habitualmente reacia, entrado en combate el dragón era capaz de simplemente destruir y tomar fuerzas de donde no había. Las endorfinas en su sangre le ayudaron a evitar el dolor de los golpes recibidos e incluso atacar con los mismos niveles de fuerza sin mermar un poco, estaba acostumbrado a ejercitarse, por lo que se había vuelto muy resistente a esa clase de jaleos, sin embargo había algo que le molestaba. Había un olor tremendo a azufre en el ambiente, era como si uno de aquellos hombres extraños fuese una clase de entidad demoníaca, ¿estaba equivocado? Mientras luchaba, buscó con la mirada todo aquél detalle que pudiera serle de utilidad para dar con quién en esencia, era un demonio. — ¿Quién? ¿Quién de ustedes intenta acallar su identidad blasfema? ¡¿Quién?! — Exclamó ciego de ira mientras golpeaba a su rival tirado sobre el suelo.

Un reflejo verdoso en su piel, como si se hubiese encendido una hoguera a unos cuantos metros de donde estaba moliendo a golpes a su víctima llamó su atención, pues el olor se hizo más caracterizable, definido y le pudo poner un cualitativo más decoroso. — ¿Tú? — Levantó el ceño, todavía sorprendido de que se tratase del otro chico de cabellos azules que parecía cooperar con su disposición. Zack tenía experiencia con los demonios y esas cosas, pues había vivido mucho tiempo en las montañas con 'el abuelo', un demonio que se había encargado de heredarle parte de su poder para seguir viviendo como un legado, pero ajeno, no pudo clasificar a la criatura en la que se había transformado.

Finalmente, con una patada, se aseguró de expulsar al último hombre en pie, arrojándolo muy lejos. Estaba seguro que no sobreviviría tampoco, muchos de ellos ahora tendrían muchos huesos rotos, heridas sangrantes y vísceras destrozadas, por lo que dejó de preocuparse por los humanos, ahora tendría que revisar... revisar muy bien a aquél que quedaba — ¿Qué clase de demonio eres tú? ¡¿Ah?! — Lo señaló desde atrás cuando recuperaba el aliento, o eso parecía. Las hadas comenzaron a llegar, curiosas, observando la situación mientras unas buscaban refugio tras la espalda del dragón, consternadas. Zack extendió su brazo para evitar que éstas siguieran avanzando y guardaron silencio en lo que el otro respondía, el dragón esperaba una respuesta, estaba agitado, sucio de la cara, con raspones y sudor, sus brazos palpitaban todavía y la mandíbula ya dolía de la intensidad con la que la mantenía presionada a causa de la faena.



My princess:

avatar
Dromes : 6866
Reputación : 11
Mensajes : 111
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un paseo por el bosque [Priv Zackary]

Mensaje por VonSchrodinger el Mar Jul 31, 2018 1:45 pm

En ese momento,  comenzaron a llegar retazos de su vida pasada a su mente. Por suerte para él, el combate aún no había terminado, el chico de los pelos del color del ocaso seguía masacrando a los enemigos. Parecía más una bestia que una persona, estaba total y absolutamente desatado, un huracán, una tormenta que arroballa y destrozaba todo aquello que se atrevía si quiera a mirarla. Era un torbellino de furia, sangre y carne al cual ni sus propias heridas le afectaban. Comenzó a recordar todo lo que había pasado en su vida, sobre todo retazos de sus momentos más importantes, se puso más blanco de lo que ya realmente estaba e intento impedir todo aquel torrente de recuerdos que comenzaba a desbordar la presa que había creado para  ellos en su mente. Lo primero que se le vino a la mente fue su "nacimiento", él había nacido directamente como un demonio, nunca había tenido una anterior vida angél, había sido creado directamente de la unión de un ángel caído que aceptó la transmutación (no conserva recuerdos de si fue un ángel) y una serpiente muy venenosa. Recordó como engañó y manipuló al ser humano, haciendo caer reinos y civilizaciones. Según algunos dicen, Schrodinger, el demonio de Anguis, es aquel al que envió Belcebú a engañar a Adán y  a Eva para que cometiesen el pecado original (Por aquello de que su forma demoníaca es el de una serpiente). Cuando le pregunta por ello, Schrodinger pone una mueca misteriosa y desvía la conversación hacia otro punto, por lo que nunca ha sido desmentida esta afirmación.

Retazos de recuerdos, pujaron por seguir pasando, pero Dinger pudo volver a levantar sus "barreras" mentales a tiempo.  Ahora le tocaba enfrentar lo que estaba viviendo en aquel momento, y la situación iba a explotar dentro de poco, o al menos eso pensaba él, el chico de pelos rosa estaba terminando ya con los suyos, y según había podido escuchar, estaba desesperado tratando de discernir quien de aquellos hombres era el culpable del olor a azufre, y parecía que no le hacía mucha ilusión tener a un demonio dando vueltas por allí. Bueno, esa reacción era normal, al fin y al cabo los demonios no tenían muy buena reputación en ningún lugar de la tierra, pero por eso mismo Dinger había "huido" a aquella zona de Japón perdida en medio de Japón. Su proceso fue distinto al de los demás demonios, quizás por su especial condición de estar viviendo una vida humana (quitando el hecho de que es prácticamente inmortal y puede manejar el fuego a su merced) en vez de mantener sus sentimientos y emociones, por así decirlo, de la casta demoníaca, se fue haciendo cada vez más y más humano. La furia, la sed de sangre, la mentira, etc fueron siendo sustituidas poco a poco por sentimientos y emociones más buenas: empatía, amor, etc.

Finalmente, el chico le encaró. Le miró con una expresión interrogante en la cara y le preguntó directamente que si era él. Le devolvió la mirada con seriedad, intentando conseguir unos segundos preciosos para poder calibrar a su adversario. Era un chico joven, o al menos eso aparentaba, alto, aunque no tanto como él, musculoso y al parecer bastante fuerte. Sus ojos, eran junto a su boca lo más curioso de aquel chico. Sus ojos eran parecidos a los que tenía Schrodinger cuando se transformaba a su forma demoníaca, eran ojos de reptil, y sus dientes eran serrados y tenía múltiples colmillos. En su dilatada experiencia en el mundo, se había encontrado con multitud de criaturas fantásticas y conocía la comunidad (durante una época de su vidad, vivió al amparo de una reina Hada para esconderse de sus perseguidores demoníacos). Así que pensó en dos posibles, tres, razas en las que podía encontrarse ese chico. La primera, y la más plausible era un dragón, según le había dado tiempo a observar, su piel era dura como el hierro, como las escamas de un dragón. además sus ojos de reptil le delataban. La segunda era un propio demonio como él, aunque lo dudaba mucho, pues lo habría reconocido desde el principio, y la última, la menos obvia, era vampiro, debido a sus colmillos, cosa que desechó de inmediato, pues había usado poderes de fuego (lo que reafirmaba su pensamiento de que era un dragón, ya que, el fuego había sido lanzado por su boca).

Metiendo una patada al último de los agresores, pudo , al fin, ocuparse de Schrodinger. Le había pillado, le había llamado demonio. Schrodinger hizo gala de sus geniales y galantes modales, y esbozando una sonrisilla amistosa, realizó una elegante aunque no exagerada reverencia- Soy Schrodinger, noble dragón, Demonio de Anguis- Se irguió de nuevo y le miró a los ojos, tratando de transmitir confianza- En cuanto a tu pregunta, soy un Balrog primigenio, medio hombre, medio serpiente, de ahí mi transformación- Le sonrió, sacando a continuación su lengua bífida. Se acercó para darle la mano - ¿Y tu? ¿Qui....?- en ese momento, la ondina a la que había salvado, salió del agua aún un poco temorosa, y encarándola, Dinger le sonrió - Ya ha pasado todo- Le dijo con amabilidad. A lo que la joven ondina respondió acercandose tímidamente y dándole un abrazo. Cuando se separó y se lanzó de nuevo al río, Schrodinger comenzó a reir a carcajadas, había quedado empapado, pero no le importaba, y además, algunas pequeñas pixies, desafiando a su protector, comenzaron a revolotear a su alrededor, sentándose algunas en su pelo y sus hombros. Volvió a mirar al Dragón -Bueno- Dijo sonriente- ¿Entonces tu quién eres?


avatar
Salón : 1 A Edad : 18 Dromes : 87027
Reputación : 3
Mensajes : 169
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un paseo por el bosque [Priv Zackary]

Mensaje por Zackary Argyreon el Mar Jul 31, 2018 3:14 pm

No parecía ser una entidad del bosque, al contrario era como un alma corrupta venida de otro sitio, quizá de los exteriores, ¿Éadrom...? Tomó una postura cuidadosa, si era alguien muy sucio con las costumbres humanas, terminaría siendo débil también a sus ambiciones, a sus impulsos. Zacka apagaría cualquier clase de luz ante las esperanzas de cualquier cazador furtivo, usaría fauces y garras para su cometido, no permitiría que nadie siguiese avanzando a los claros más frondosos del bosque, donde crecían plantas mágicas y frutas prohibidas. El olor a azufre mermaba, era como si ahora el olor a sangre impregnara la nariz del reptil, que sabía reconocer el segundo con mucha perspicacia pues era un cazador capaz de detectar el olor ferroso instintivamente. Zack comenzó a gruñir casi de forma imperceptible, ya por mera costumbre, pero eso no hizo que las hadas y pixies que lo rodeaban se alejaran, pues ya estaban adaptadas a su comportamiento fiero, los que las mantenía ahí era su incansable curiosidad. Unos cuantos gnomos se asomaron por las piernas del dragón con timidez, aunque sus pálidos gorritos puntiagudos eran muy evidentes y sobresalían detrás de las botas del pelirrosa. — Les dije que esperaran allá, aléjense — Demandó mirándolos de mal humor. No iba a dejar que alguien ajeno a sus especies pusiera mano encima de ellos, había encontrado refugio en ese páramo y esas criaturas le habían ofrecido un lugar y cariño, amistades que hacía siglos no sentía con nadie más, ahora solo hacía lo que sentía le correspondía después de hacer un juramento de guardar la paz. Zack era un líder, un noble de nacimiento, y aunque desconocía eso debido a una memoria ya muy lejana, su cuerpo, linaje y especie, le daban ciertos aires de honorabilidad de monarca, pero también la de un soldado bien adiestrado, terco e impasible, calculador con cualquier situación que pudiera poner en riesgo sus territorios.

Si bien era temido ya por muchos, precisamente por ser así de problemático y territorial, no tenía muchos amigos 'de afuera' y los que se arriesgaban terminaban con buena suerte de quemaduras o en casos muy raros, víctimas de su compasión al ayudar a viajeros perdidos. Lo cierto es que eso último ocurría como una alterntiva más gentil de la bestia de expulsarlos de aquellos lugares encantados, guiándolos de vuelta a casa.

Ese chico, el de cabellos azules tenía una expresión no de ese mundo, era como una versión más jóven de aquél sujeto que le había enseñado a manipular el fuego negro, el mismo del infierno. Sintió cierta confianza, aunque huraño, le permitió que se acercase unos cuantos metros. Zack tomó su presentación como algo positivo, la reverencia del principio ante él era cómoda. Siendo un dragón, ver a alguien agachar un tanto la cabeza implicaba sumisión (aunque probablemente ese no sería el caso), y al dragón, aunque fuese de una personalidad noble, por mera naturaleza eso le gustaba. Se pudo sentir tranquilo ante alguien que a su perspectiva aceptaba que era él el intruso y que se adaptaría al territorio ajeno. — Hm, un demonio mitad hombre ¿eh? — Se tocó la barbilla mientras lo inspeccionaba de pies a cabeza con el ceño fruncido — Algo me decía ya, eres una serpiente, por eso no me sentí tan agobiado... — Era un reptil también después de todo. Las hadas lo miraron de igual manera, pero antes de que la conversación pudiera seguir, la chica salió del agua, de inmediato, el hada del césped y algunos spriggans se acercaron a recibirla — ¡Olga! ¡Olga! ¿Estás bien? ¿No te han lastimado? — Preguntaron entre todos, claramente preocupados — Ellos se han encargado de esos humanos, puedes estar tranquila — Dijo uno de ellos. La pequeña mujer de largos cabellos sobre el agua asintió cortés con la cabeza.

El jóven dragón sonrió aliviado quedándose en silencio mientras veía aquella escena tan cálida. Nadie tenía un solo rasguño, excepto claro aquél par de seres con apariencia de hombre, pero eso en lo particular no le importaba a Zack, para eso estaba después de todo. Su cabeza se giró suavemente a quién comenzó a hablar — ¿Uhm? Yo soy Zackary, último dragón de los volcanes del extinto Gran Continente — Dijo con algo de solemnidad, pero sin dejar de sonar corto para lo que ameritaba una presentación, quizá muy tosco, mientras dejaba ver una carismática sonrisa que se caracterizaba por mostrar sus afilados colmillos y otros dientes grandes de su mandíbula. — ¿Qué haces aquí? Debo agradecerte por lo que has hecho, has ayudado a una de sus hermanas y eso habla muy bien de ti, demonio-hombre, disculpa que para mí eso suene tan contradictorio... no estoy muy acostumbrado a ver mestizajes en razas tan puras, pero entiendo que la mezcla de sangres algunas veces es... lógica — Miró hacia el suelo moviendo la mandíbula sutil, como si hubiera tenido que pensar mucho por encontrar la palabra acertada. Ya entendía el concepto de cruzas, híbridos, todo eso, solo que había aprendido de a poco gracias a los animales y otras especies oriundas de ese paisaje y no precisamente con demonios. Aunque nunca había tenido crías, aceptaba que algunas veces había sentido la curiosidad por otras especies... era el último dragón de su especie, así que no le quedaba de otra al momento de buscar instintiva compañía.

Tu visita a nosotros debe tener una causa, justo balrog de nombre Schrodinger — Señaló a voz juvenil, que no dejaba de sonar gruesa, enérgica — ¿Hay algo en lo que podamos ayudarte? — Extendió el brazo invitándole a no acallar sus ambiciones.



My princess:

avatar
Dromes : 6866
Reputación : 11
Mensajes : 111
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un paseo por el bosque [Priv Zackary]

Mensaje por M. Levka Nikoláyevich el Mar Oct 23, 2018 11:05 am


Φ CERRADO Φ

Debido a la falta de respuestas en éste tema durante dos meses o más, y muy a nuestro pesar, el tema ha sido cerrado y retirado de la zona correspondiente. Sin embargo puedes recuperarlo, pidiendo su reapertura, aquí.
Lugar: Bosque
Atte: Staff ITR.





avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 44754
Reputación : 4
Mensajes : 249
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un paseo por el bosque [Priv Zackary]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.