Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Un recuerdo, una ronda... ¿Algo más?
POR Chiasa Yokomiko
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Zackary Argyreon el Dom Jul 22, 2018 10:12 pm

Las quimeras, los grifos, las gorgonas... todo aquello que había quedado enterrado en el tiempo por las arenas de su pasado. Ya no estaba claro para él si es que aquellas cosas existieron alguna vez, de hecho un día le pareció escuchar que alguien en la ciudad dijo que los dragones parecían haberse extinto hacía mucho tiempo ¿Estaban dementes? El mismo pelirrosa había estado ahí en el mundo, existiendo a expensas de la raza humana, mucho antes de la existencia de la gran población mundial, sin embargo ahora se sentía como un vagabundo, un extraño en la tierra que lo había visto nacer. Bah, sabía que el resto de aquellos seguían sumidos en el horror de las supersticiones y los viejos mitos, pero no todo era tan malo, había conseguido a algunos... algunos especímenes humanos que le informasen de lo más actual, incluso algunos se habían aventurado a llamarlo "amigo" como antes, cuando había recorrido aquél viejo continente en la distancia junto a otros compañeros ahora, presumiblemente, muertos. Ese era el cruel precio de ser una criatura longeva, ver desaparecer poco a poco a quienes uno más ama...

Ese día el dragón se había levantado una vez más de un sobresalto de la cama, imaginando, soñando lo que añoraba: un pasado feliz. Salió de aquella caverna adornada, llena de detalles que hacían referencia a lo que era un hogar, una casa, lo que fuese que tuviese esencia propia, un espacio personal en medio de aquella vieja inmensidad.

La comarca, vasta y profunda hasta donde los ojos podían ver, enmarcaba una escena hermosa de un nuevo amanecer, por lo que de inmediato supo que sería un buen día para aplicar su destreza rutinaria en el bosque y alrededores, un paseo, una aventura, una búsqueda y la cacería que lo hacía sentir vivo de nueva cuenta como en aquellos ayeres. ¿Era jóven no? Toda esa parafernalia de pronto lo hacía sentirse viejo, estar tan al pendiente de los demás tampoco era como si le hiciera bien. Usualmente, se tentaba el corazón pese a lo territorial que podía ser, injusticias de la vida al haberlo cruzado en el camino de algunos humanos que lo habían acostumbrado, moldeado a tener un carácter de mortal, amante de la vida misma y las nimiedades, detalles que llenaban de luz cada día de aquellos hombres corrientes. Tanto así era que le parecía más agradable portar esa máscara, ese cascarón en forma de un ser humano.

En su búsqueda, encontró a algunos protagonistas a los cuales acompañó a través del bosque, ¿la razón?Bueno, es que cuando el que viajaba por aquella comarca circundante al gran lago se equivocaba de dirección, o giraba en sentido contrario al viejo roble justo al llegar al rústico cruce de caminos cubierto de maleza casi por completo, veía que sus posibilidades de regresar a cualquier centro de civilización eran casi nulas, extraviándose quizá para siempre en el interior del eterno bosque. Sin embargo, a más osado guía y regente no se podían encontrar en aquél desastroso caso que el mismo dragón, cuya apariencia era el de otro transeúnte, un ermitaño o nómada, como le decían, que usualmente, a regañadientes y gracias a las suplicas de los forasteros perdidos terminaba por acompañar al retorno seguro, como si de un guía para los perdidos se tratase, eso en el caso de encontrarse de buen humor. Esa mañana había sido el caso, y un dragón más sereno tuvo la oportunidad de hacer la caridad.

Terminada la ardua faena, después de trabajar y haber comido lo que consideraba apto para satisfacer su estómago, se echó en el césped verde y fresco que se encontraba en su claro favorito del bosque, muy cerca del agua por si necesitaba beber, y justo ahí se quedó observando las pocas nubes que se asomaban danzarinas por el gran hueco que dejaban a la vista el cielo los reverdecientes árboles de verano. Quizá esperaba que su mente le diera un momento infantil para poder visualizar en aquellos montones de vapor blanco alguna figura oriunda de lo que conocía, algún animal, algún objeto.

Finalmente, cuando se dispuso a salir del lugar, contempló a lo lejos un viejo templo, uno muy pequeño que se encontraba en un sendero que nunca solía pasar pero que si había visto antes. Tuvo que cortar camino por ahí porque los leños que llevaba en su hombro eran abundantes, y estaban húmedos, lo que los hacía más pesados de lo habitual. Justo ahí, se quedó parado, observando aquella vieja estructura casi en ruinas, era una especie de altar de madera donde se podía leer una vieja escritura, tal vez un idioma antiguo, tanto que solamente los primeros conquistadores de esa región pudieron haberla escrito. ¿Qué clase de misterios guardaba Éadrom todavía para él? Cerró los ojos unos segundos y ofreció una plegaria en aquél silencio que acarició su alma. Seguramente esa cosa estaba ahí como un recuerdo, para venerar a algún viejo guardián del bosque o algo similar.

Cuando levantó la mirada, se percató que ya no estaba solo, que había alguien más ahí a su lado, pero por alguna razón supo que era alguien sumamente diferente al resto de las criaturas que había en ese bosque, pero tampoco olía a humano. — ¿Quién eres? — Preguntó de lo más simple, directo. Era una chica, claro, su curiosidad masculina lo hizo explorar sutilmente la belleza y curvas de la fémina que tenía por cabellera hermosos y platinados mechones de cabello que bajaban algunos por su frente. Se quedó quieto y mudo esperando respuesta, no sentía peligro, de hecho llegó a preguntarse si se trataba de algo o alguien que había salido de forma etérea, manifestándose desde el interior de aquél pequeño templo para responder a su silenciosa suplica.



My princess:

avatar
Dromes : 7066
Reputación : 11
Mensajes : 111
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Alice Donakis el Sáb Jul 28, 2018 8:15 pm

Daba fin de semana por la ciudad de Eadrom, los rayos de sol entraban muy brillantes por la ventana de una albina muy dormilona aunque últimamente ha estado teniendo sueños algo extraños, en donde se le aparecía una hermosa mujer de cabellos blancos y ojos azules diciéndole “Recuerda, es momento de despertar”, aquel sueño se iba repitiendo constantemente, a manera que la albina tenía miedo de dormir, por lo que a medida que llegaba la noche la albina buscaba maneras de mantenerse despierta para no dormir, pero el sueño era más y por eso dormía por pequeños tramos durante de la noche.

El ruido que se escuchaba a través de la ventana la hicieron despertar esta vez – la vida no puede ser perfecta – abrió los ojos y se quedó mirando el techo un buen rato hasta que se levantó para darse una relajada ducha. Después de un buen rato aseándose y preparándose para salir – se ve bien – decía mientras se miraba a través del espejo de su cuarto, la albina se había puesto una camisa de tirantes de color blanco y unos shorts de color negro que combinaba a la perfección con su blusa, acto seguido se puso la cámara en su cuello, se puso unos zapatos de muñecas color negro antes de abrir la puerta de su cuarto – con esto ya estoy lista- tomó su  bolso y gorra de color negra y se dispuso a salir de su cuarto.

Se encontraba a las afueras del instituto – hacia donde el destino me lleve hoy – dijo aquella frase y empezó a caminar sin rumbo fijo, desde hace algunos días le atormentaba aquellos sueños y por lo tanto la albina tenía cierta incertidumbre ante esos sucesos, desde pequeña los tenía pero aquello no era constante, solo volvían por temporadas y así como venía se iban desvaneciendo de la mente de la muchacha, pero ahora todo era distinto aquello la hacía pensar que su vida no era solo de ella, que quizás no fuera lo que ella creía que era, pero una parte de sí misma le decía “tonterías, sabes que la realidad y ficción son muy diferentes”, aquello tenía presente en su mente, por lo tanto llegó a la conclusión de que seguramente le había gustado tanto una serie que hasta hoy soñaba con eso, pero esta lógica parecía un tanto absurda, debido a que desde niña tenía sueños raros. Se palmeó las mejillas – reacciona Alice – allí fue cuando se percató de que en algún momento se había adentrado hacía el bosque, no se asustó ni nada, de hecho, de parecía una experiencia única – vaya que tenemos por aquí – siguió adentrándose al bosque, mientras sacaba algunas buenas fotos de aquel paisaje.

En el trayecto de su caminata se topó con un viejo templo, a lo lejos no se veía tan bien, por lo que la albina siguió caminando hasta estar al frente de ese viejo templo, le parecía realmente hermoso aquel paisaje que tenía al frente, se podría observar un pequeño altar muy viejo, estaba tan concentrada observando lo que tenía al frente, por lo que no se percató de que estaba acompañada, pero eso cambió ya que una voz la saco de su concentración -¿hmm? – miraba a la persona de la voz - ¿quién soy? – miraba hacia al frente – soy la nada y él todo – aquello le salió sin meditarlo – soy Alice, ¿Tú? – dijo después rápidamente.



Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?
Mi ship favorito <3:


avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 938014
Reputación : 47
Mensajes : 2830
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Zackary Argyreon el Dom Jul 29, 2018 9:56 pm

Verde fresco, el favorito del dragón de nombre Zackary. Aquél páramo que usualmente se veía abandonado incluso por los pequeños gnomos que recorrían esas tierras sobrecargadas de magia y fuerzas extrañas. Ahora en ese pasaje formado por la gracia de la naturaleza, apartado de toda sociedad e incluso, apenas tocado por el paso del tiempo sin contar el moho acumulado y la madera rota por la humedad, en un momento en el que el dragón estaba meditando a solas. Un ser de facciones burdas, indeformables aunque ahora se topase con una desconocida de la cual no sabía ni su nombre, pero que aroma más sutil desprendía, un aroma lleno de pureza ¿sería que sus muy desarrollados sentidos como animal le estaban mintiendo vilmente? Zack tampoco tuvo mucho tiempo de embelesarse en belleza femenina adornada con cabellos de trigo y penetrante mirada roja cual carmín, pero si, era de aquellos supersticiosos después de todo, que creían fielmente en el destino por alguna razón, en ciclos interminables que estaban obligados a repetirse en el presente tantas veces como en el pasado. Se encogió de hombros y su tórax se expandió por un momento par dejar salir aquella masa de aire caliente de sus pulmones como un suspiro — No soy bueno con los acertijos, pero si preguntas por mi nombre te lo diré: Zackary — Dijo en un murmullo que se llevó el viento, seguramente haciéndolo llegar a los oídos ajenos. Él, era simplemente muy corto y simple, así que esperar que se tomara algunas molestias de etiqueta sería exagerar.

La miró, recorrió su cuerpo un par de veces más, algo inquieto por la presencia que no marcaba fin a su exploración por lo visto, y se acercó a lo que eran las derruidas ruinas de un pasado levantado justo ahí. — ¿Eres algún espíritu libre del bosque que ha venido a hacerme compañía hoy? ¿Alguna lectura de la suerte? ¿O tratarás de reprenderme por robarle comida a los elfos? — Dijo mientras una de sus manos se posaba firmemente sobre un pasamanos viejo apolillado probablemente. Sus pasos sobre la estructura provocaban un sonido húmedo y hueco, mezclado con el sonido de las hojas que se rompían con el peso de sus botas al entrar al matorral. — Nunca te había visto antes — De nueva cuenta, sus palabras se dirigieron a la jóven que se encontraba con él a unos cuantos metros, sin embargo se mantuvo con la mirada en lo alto del templo, curioso por lo que aquellos pasajes escritos en un idioma muy antiguo querían descifrar ante sus ojos. — Si has llegado hasta éste lugar quiere decir que conoces muy bien el bosque ¿o me equivoco? No es muy habitual ver a criaturas deambulando por éste rumbo ¿acaso te has perdido? — La ceja del hombre se arqueó con tesón. Miró entonces a su alrededor, lo único que podía oírse, además de la voz de ellos, eran los sutiles cantares de los ruiseñores.

Ni siquiera yo había venido hasta aquí, pero el hoy me ha traído, quizá los más viejos del bosque tienen razón, y no he explorado lo vasto que es éste lugar, tan lleno de secretos por escudriñar — No tenía mucho sentido hablar de esas cosas con una extraña ¿verdad? Pero ahí, en esa paz, sintió que no estaba mal del todo hablarle a "Alice". Si ella era una especie de proyección astral de su propia conciencia, vaya, hacía mucho tiempo que no hablaba con ella.



My princess:

avatar
Dromes : 7066
Reputación : 11
Mensajes : 111
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Alice Donakis el Dom Ago 12, 2018 12:24 am


No se había fijado del todo en cómo era aquella persona que tenía solo metros alejado de ella, su concentración estaba en aquel templo que sin duda le parecía realmente hermoso y extraño, lo último en el sentido de que la albina empezaba a sentirse extraña al estar en aquel lugar, no supo cómo había ocurrido cuando realmente tomó consciencia de lo que estaba haciendo, ella ya se encontraba en aquel hermoso lugar, caminó un poco hasta quedar más cerca del gran templo, mientras seguía avanzando siempre siguió escuchando a su acompañante- es un gusto- dijo mirándolo de reojo.

Tomo a cámara entre sus manos para poder fotografiar al templo entero y luego vería si fotografía cada parte que componía aquel lugar, después de tener una perfecta toma entera del templo, miró ahora si fijamente a su acompañante, por lo que lo miró desde los pies hasta la cabeza, a lo que su mirada se quedo mirando hacia un punto en especifico y ese era el cabello de aquella persona, tenia un color muy raro, el color de su cabello era “rosa”, quizás sea teñido o natural, nadie lo sabría hasta que aquella persona les dijera algo, mientras lo inspeccionaba escuchaba atentamente lo que él le decía, poco a poco la albina fue frunciendo el ceño, le parecía muy raro lo que él estaba balbuceando ¿Elfos?, ¿criatura?. ¿acaso estaba loco o solo decía las cosas por decir?, pensaba la albina, simplemente aquellas palabras la dejaban sorprendida y no entendía nada, así que después de pensar mucho se decidió a hablar.

Quiero entender lo que estás diciendo, pero me parece muy extraño
– hizo una pausa- ¿Elfos?, ¿crees que eso existe? – miraba las acciones de su acompañante- soy humana y tú también por lo que veo. - dijo sin rodeos – creo que has leído mucha ficción o algo – dijo mientras avanzaba a sentarse en una piedrita que estaba a lado del templo.

No conozco este lugar es la primera vez que vengo por aquí, solo que me perdí por el sendero de la vida – jugaba con sus manos – salí sin rumbo fijo y bueno vine a parar aquí, por eso no me has visto por aquí – dejó de juguetear con sus manos y se rascaba la nuca. Miró alegremente hacia el cielo, en aquel lugar se sentía tanta paz – realmente esta ciudad es hermosa y tiene muchos secretos que me gustaría descubrir, por eso siempre llevo conmigo mi cámara – decía apasionadamente la albina, después de todo a ella le gustaba salir a explorar el mundo, todo esto lo hacía para evitar estar deprimida por varias cosas que sucedían a su alrededor.

Incluso si las memorias de nuestras vidas pasadas se pierden, nuestras almas seguirán siendo las mismas.



Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?
Mi ship favorito <3:


avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 938014
Reputación : 47
Mensajes : 2830
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Zackary Argyreon el Dom Ago 19, 2018 8:36 pm

Sujetó con tesón aquella prenda escamosa que rodeaba suavemente su cuello, con un movimiento arrojó el extremo que colgaba flojamente delante de su pecho hacia atrás para evitar que le estorbase después. — ¿Qué haces? — Preguntó algo desconcertado mientras los ojos la miraban atento, parecía que utilizaba ese dispositivo para apuntar a las ruinas y bam, un ruido extraño salía al solo apretar un botón en el otro lado de lo que fuera eso, parecía mucho un dispositivo móvil como el que había conseguido recientemente para poder ubicarse en aquella gran ciudad que era fuente de historias y mitos contados por sus amigos del bosque, aquellos que se habían aventurado lo suficiente como para empaparse de modernos saberes y cultura citadina. Aunque el dragón ya no era el mismo de antes y poco a poco había comenzado a acostumbrarse a la tecnología de los forasteros si que se impresionó al notar que aquella mujer de forma tan natural realizaba esa clase acciones de la nada. Se agachó entonces a recoger unas rocas y escombros que hacían algo de estorbo en su andar al acercarse a ese templo abandonado, gruñendo poco ante el esfuerzo que significó tener que mover un gran pedazo de tronco húmedo. — ¿Te importaría explicarme que es 'ficción'? — Dijo mientras se sacudía las manos tomándole más importancia a lo que estaba haciendo que a la pregunta. — Todos los seres humanos luego comienzan a hablar de cosas sin sentido para mí, computadoras, wifi, parques temáticos, bluetooth, rayos x, etcétera... — Murmuraba todavía esforzándose por abrirse paso, era un tono muy seco en realidad, porque restaba mucho interés a particularidades que en su vida había escuchado. — ¿Eres humana? Porque no hueles a humano — Murmuró enseguida, atareado todavía en su quehacer.

Zackary se encogió de hombros y sonrió. — ¡Muy bien! ¡Lo he conseguido! — Exclamó, contento porque finalmente había conseguido despejar el paso hacia las escaleras que conectaban ese viejo recinto con el puente sobre lo que era un pequeño estanque ya seco. — ¿Camino de la vida dices? Menos mal que nos he encontrado un camino para poder entrar a éste sitio ¿no? — Sonrió con ignorancia de lo que las profundas palabras de la chica quizá podían llegar a contener. De nuevo, sus ojos se clavaron con curiosidad en ella para seguir haciendo un sin fin de preguntas un tanto imbéciles, pero simplemente las acalló cuando dio un paso sobre la gastada estructura del puente y ésta se vino abajo de una parte, creando un hueco en la superficie fangosa. Notó pues que las diferencias entre ellos eran tan obvias como cuando ella se dedicó solo a hablar y hablar, y él ponía su esfuerzo en escudriñar aquellas construcciones tan antiguas que por vez primera era capaz de apreciar con sus ojos de reptil. Vaya, por fin se animaba a decir cual era el nombre de ese aparato — ¡Ah! ¿Así que eso se llama cámara? Pensé que solamente era cuento chino de los gnomos, debí haber visto una cuando fuí al centro comercial la última vez que visité la ciudad... ¿o no? — Levantó la ceja sacando un poco la lengua por el rabillo de la boca mirando hacia arriba, tratando de hacer memoria. — Bien, como sea, ¿podrías arrojarme esa roca que está por tu pie? — Señaló con el índice hacia las delgadas piernas de la chica para hacer énfasis en la ubicación del peñasco, seguido de eso extendería la mano para capturarla y arrojar ese pedazo de cerámica sobre la superficie más al fondo y así comprobar que aquella madera vieja podría soportar el peso de sus pisadas. — No debí haber comido tanto jabalí — Se quejaría mirando con desdén el hueco hecho de antes.



My princess:

avatar
Dromes : 7066
Reputación : 11
Mensajes : 111
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Alice Donakis el Jue Sep 06, 2018 11:08 pm


Cuando la albina empezaba a hablar no había quien la pare, en algún punto ella solita se daría cuenta de que estaba hablando de más sin dar paso a que las otras personas se expresen, por lo que había veces en las que la albina no decía nada y esperaba a que otra persona tomara la iniciativa. Justo ahora le parecía rara aquella persona que tenía al frente, pareciese que le estaba jugando porque decía cosas raras, Alice tomó entre sus manos la cámara y empezó a fotografiar a aquel pelirrosa, sin duda su cabello tenía un color muy peculiar, cualquiera pensaría que se lo había tinturado, hasta ella pensaba eso, pero no sabría la verdad hasta que la otra persona se lo dijese.

Lentamente se levantó de la piedra en la cual estaba sentada para acercarse más al pelirrosa, pareciera que un niño estaba allí entre ellos, debido a que aquella persona empezó como a buscar algo y eso le pareció muy curioso a la albina, por lo que cada movimiento que daba, este era capturado por la cámara- pues saco un video, captando todo lo que haces – dijo tranquilamente la albina, mientras seguía en su labor de grabar.  

Ficción es todo aquello que es producido por nuestra imaginación – hace una pausa – es decir, es como si yo te inventaría que soy un elfo, pero en realidad no lo soy – trataba de explicar aquella pregunta lo mejor que podía, la verdad nunca había estado en una situación así - ¿Humana? – se quedó pensando por unos momentos – claro que lo soy, no digas tonterías – trato de bromear - ¿por qué piensas que no soy humana? – ahora la albina lo atacaba con preguntas, ya era muy raro que le preguntara aquello, pero es que ella no entendía nada, pareciera que hoy el mundo amaneció un poco loco.

Siguió con gran curiosidad las acciones de aquella persona, al parecer trataba de hacerse un espacio hacia las escaleras, una vez que lo consiguió este grito con mucha alegría – muy bien – felicitó la albina y siguió sus acciones muy de cerca. Las palabras que había mencionado ahora eran repetidas por el pelirrosa – los caminos de la vida son algo con lo que tenemos que lidiar, la cuestión es saber escoger bien – trato de explicarse, aunque, en realidad no tenía idea de porque había dicho aquello, simplemente eso salió de su boca en aquel entonces. Asintió con la cabeza ante la afirmativa de haber conseguido un camino para seguir explorando, aunque no la hubiese invitado la albina ya se coló en su mente que iba a ir - si esto es una cámara – acabó de grabar para luego indicarla – es muy divertida, porque logra captar momentos que siempre estarán en tu memoria – hablaba apasionadamente la albina, por lo que le prestó poca atención a lo que decía.

Después de acabar sus palabras, su acompañante le mencionó que le arroje una piedra, sin retrasarlo más la arrojó esperando que no le cayese en la cara – ten cuidado – fue lo que mencionó antes de lanzar la piedra- ¿Jabalí? – se sorprendió ante las palabras dichas por su acompañante, sabía que el jabalí era el descendiente del cerdo y creía que eso ya no se consumía – creo que dices cosas muy raras – dijo con sinceridad la albina.




Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?
Mi ship favorito <3:


avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 938014
Reputación : 47
Mensajes : 2830
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Zackary Argyreon el Lun Sep 10, 2018 2:19 pm

Hizo un movimiento sin usar fuerza para arrojar con la mano extendida hacia arriba aquella roca sobre la superficie de la madera. Como lo sospechaba, ésta cayó sobre y se quedó ahí. Aquello significaba que el sitio no se derrumbaría apenas pusiera pie dentro por lo que subió con cuidado por uno de los lados de la escalera, no por el centro porque dedujo que la madera del centro estaría más débil que la de los bordes donde se encontraban los pilares de la construcción. — Éste sitio, me pregunto cuanto tiempo tiene de antigüedad — Murmuró para si mismo con los ojos bien centrados en los rincones de la estructura. Seguramente era hasta más viejo que él, pero lejos de ser decrépita (aunque bueno, el suelo rechinaba debido a las tablas sueltas cada que pisaba) parecía más bien estar deshabitada, en desuso. Si era un templo seguramente habría tenido alguna especie de deidad a la cual adorar ¿no? Se detuvo en el centro de la capilla, justamente donde el tragaluz apuntaba. En el suelo, había una pintura del sol rodeada de simbolismos extraños, pero esos particularmente si pudo leerlos. Algunos estaban muy desgastados por lo que tuvo que deducir el significado de las oraciones y mensajes que ahí prosperaban.

Su mueca, más neutral que antes pero más concentrado, leyó aquellos pasajes escritos en un alfabeto viejo sobre el suelo. Las letras y símbolos eran grandes, tal vez de diez centímetros cada uno, como si estuviesen ahí para ser encontrados por alguien lo suficientemente osado como para leerlos.

"Nuestras palabras permanecerán aquí por eras"

Incluso, recitó en voz baja lo que aquél mensaje profesaba. Continuó.

"...así, construiremos un monolito afuera que precise nuestra ubicación..." En ese momento recordó que allí afuera, poco antes había visto aquellas inscripciones que no pudo traducir, ¿por qué? Estaba seguro que no se trataban de símbolos muy diferentes. Claro, el sitio estaba encantado de alguna manera, tal vez lleno de trampas para no ser invadido por cualquier persona.

"Los humanos debemos aprender a caminar en armonía con ellos en ésta era... 'ellos' poseen gran conocimiento sin embargo se rehúsan al mundo exterior"

Zackary se giró sobre sus propios pies mientras iba leyendo aquél mensaje circular alrededor de la gran pintura solar. — Es de una cultura ¿humana? Pero hace mucho que los humanos no vienen aquí, jamás pensé que ésta tierra desolada hubiese sido habitada... más importante, ¿quiénes son "ellos"?— Ni siquiera las otras especies de fauna mágica se atrevían a pasearse por ese territorio. El dragón tenía claro que en el páramo del bosque todavía existían muchas áreas restringidas incluso para él, algunas que no se había animado todavía a explorar ¿cuan inmenso era ese bosque de todos modos? Ni siquiera el elfo más viejo sabría decirlo con exactitud porque ya había preguntado antes en afán de alimentar esa curiosidad de explorador y cazador que tenía, pues Zack algunas veces le gustaba comer carne de unicornio por ejemplo, y esos animales solamente se encontraban en los claros del este, donde el invierno nunca llegaba gracias a la protección mágica de los dioses del bosque.

Mantuvo la compostura y trató de atar cabos, eso se lo preguntaría al viejo elfo. Tal vez una captura de aquello que estaba leyendo podría ser útil así que tuvo una idea. — ¡Hey Alice! ¿Puedes venir un momento por favor? — Ahora absorto en su pensar, guardándose lo que había interpretado en ese mensaje solamente para él, buscaría alguna alternativa para después. — ¿Puedes tomar una fotografía de ésto? ¡Quisiera una foto! — No estaba muy seguro, pero podría funcionar. Si todo salía bien, podría llevar esa fotografía al elfo más añoso para que pudiera verlo con sus propios ojos también. Metió su mano en el bolsillo y sacó el celular que le había servido tanto meses antes, y aunque no sabía muy bien como funcionaba del todo, se animaba a pensar que la chica podría compartir esa fotografía con él mediante algún mensaje o el dichoso bluetooth.

Entendió que ella había vivido durante mucho tiempo con humanos (y que debido a eso sus preguntas y carácter del dragón le resultaban "tonterías"), y seguramente podría aprender de ella, ahora las escrituras del templo le habían levantado cierta curiosidad sobre los humanos. ¿Cuantas capacidades tendrían ellos para pasar desapercibidos durante años? Alice también era especial, aunque ella pareciera no entender de lo que hablaba, era como si otra entidad se escondiese debajo de esa linda y delicada cara. Tampoco era capaz de discernirlo porque no era experto en razas, pero su olor no era el típico de una hembra humana y de eso podía estar seguro.

Seguiría explorando a fondo, aunque no sabía si lo que estaba más adentro realmente mercecía ser descubierto... ya había aprendido muy bien a no meterse en cosas que no le llamaban, como el suceso aquél en el que terminó luchando al lado de un ángel contra un... ¿yokai? Pero no era momento de ser negativo, así que esperaría a que la joven tomase una foto más y posterior a ello, le pediría que le ayudase a pasarla a su celular porque bueno el dragón era más que torpe con la tecnología por más que lo intentara.



My princess:

avatar
Dromes : 7066
Reputación : 11
Mensajes : 111
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Alice Donakis el Lun Sep 24, 2018 7:51 pm

Después de pasarle la piedra que le había mencionado su acompañante, la albina se acercó más a él, solo para ver que hacía ya que le daba mucha curiosidad lo que estaba haciendo, al parecer aquel pelirrosa era una persona muy curiosa. En la realidad de Alice, todos eran personas normales es decir la raza que habitaba en el planeta solo eran los humanos, esos pensamientos fueron inculcados desde que era pequeña, por lo que se le hacía raro escuchar rumores de que en esa ciudad, en el lugar que vivía existían seres extraordinarios llenos de magia, por lo que siempre le dejaba en duda eso, quizás pudieran existir o no, en la actualidad se puede ver de todo en los diferentes medios de comunicación por lo que siempre le quedaba aquella duda en su corazón, pero ella siempre tomaba esa postura recta de decir, no eso no existe.

Seguía con la mirada el accionar de su acompañante, sin darse cuenta de la belleza que tenía a su alrededor, se acercó más al pelirrosa  y al caer la madera vieja en la cual él había lanzado la piedra, ella retrocedió un poco porque la estructura de aquel lugar estaba algo frágil, sin embargo mientras el pelirrosa avanzaba, ella lo seguía sin dudar, al parecer aquel templo escondía grandes secretos aquellos que nadie se los pudiese imaginar, se acercó hacia una pintura que le llamó mucho la atención – uhh raro – se susurró así misma a ver aquellos garabatos y como su acompañante mencionaba parecía una vieja cultura de la humanidad – quizás sí lo sea, como se sabe en el mundo existe una infinidad de culturas o tribus que no son descubiertas, quizás sean la raza más antigua de los humanos – trató de explicar ante lo dicho por su acompañante.

Aunque explicase aquello con seguridad, la palabra “ellos” le llamaba mucho la atención, ¿a quién se referían con ellos?, quizás ¿algún alienígena?, pero eso era algo imposible según su realidad, pero todo podía pasar. Negó con la cabeza sus pensamientos y fue hacia donde el pelirrosa la llamaba – de acuerdo- dijo con seguridad, antes de fotografiar aquella pintura solar, hizo muchas tomas buenas para que no se perdiera ningún detalle de la misma pintura, al terminar de fotografiarla miró a aquel chico – listo, la verdad me ha llamado la atención tu actitud, quizás tu sepas algo que no sé o ves la realidad de otra forma – hizo una pausa- antes mencionaste que no tenía esencia de humana, ¿a qué te refieres con eso?, al principio no quería mencionarlo pero ahora al ver todo esto, me genera curiosidad- hizo otra pausa- al parecer crees que con "ellos", seguro pensarás que aquellos humanos tenían aliados u algo así, pero yo no creo que sean humanos mismo ya que en tiempos antiguos les costaba llevarse bien- ahora la albina atacó con preguntas, el mismo hecho de estar allí hacía tener un sentimiento raro, quizás su forma de ver el mundo y a ella misma cambie.

Quizás su mente sea algo cerrada o le cueste asimilar las cosas, pero daría todo de sí para poder aceptar aquello que el mundo tenía para ella.



Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?
Mi ship favorito <3:


avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 938014
Reputación : 47
Mensajes : 2830
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Zackary Argyreon el Jue Sep 27, 2018 6:38 pm

Aunque no lo parecía, el pelirrosa estaba escuchando con atención cada una de las palabras que le fémina le estaba diciendo. Por su parte, con cuidado siguió tocando aquí y allá, siendo el ruido del viento (que se colaba por la superficie hueca de la madera del techo) y el chirriante sonido de la madera vieja lo único que podía percibirse en aquél lugar de ensueño. ¿Cuanta mitología podía reunirse en un solo sitio? Al parecer ninguno de los presentes podía percibirlo a ciencia cierta, mucho menos la albina, que parecía perdida en cada comentario que el masculino hacía. Él, cuidaba su paso, iba adelante siempre y comprobaba la seguridad de ese místico sitio que emanaba magia atemporal, una que no había muerto jamás. — Tch, ¿la raza más antigua de los humanos dices...? — Se giró un poco para poderla observar. Zackary había convivido con algunos de esos, pero no parecían tener la misma cultura, por lo menos no hasta que desapareció para recluirse en las montañas del gran continente asiático. Como sea, su error fue más bien condenado, pues no miraría por donde pisaba, y ante la madera floja, húmeda y débil, el dragón terminó cayendo por un agujero que se formó a sus pies. Seguramente, haberle quitado atención al camino por dársela a las preguntas que la mujer comenzaba a dejar salir a través de sus labios hubiera sido un error fatal, solo bastaba con ver hacia abajo: había muchas ramas y escombros puntiagudos apuntando hacia arriba. ¿Era una clase de sótano lo que ahora se había descubierto para ellos? El hombre se quedó colgado con una mano del reborde de la madera del suelo, se aterró un momento cuando notó aquellas afiladas púas que hubieran sido su muerte.

Poco a poco, pudo incorporarse. — Voy a bajar — Dijo un poco intranquilo, todavía estaba agitado por la conmoción de la caída. Era un animal después de todo, y como todo ser vivo con instintos de supervivencia la adrenalina corría frenéticamente por su sistema.

Hay unas escaleras allá adelante, supongo que podríamos bajar por ahí en lugar de saltar — Era curioso como podía usar el sarcasmo de forma tan cínica, sobre todo cuando había estado apenas unos segundos antes en peligro de muerte. — Andando — Dijo con energía, dispuesto a llegar al fondo de esa situación. — Ésta vez no me distraigas con preguntas — Su orgullo de macho, cómicamente se asomó, tratando de excusar su despiste anterior. Aunque si era sincero, él también empezaba a hacerse muchas cuestiones sobre el lugar, lo que más le inquietaba era precisamente que nunca antes en todos los años que llevaba viviendo ahí como un guardián del bosque, jamás había notado esas ruinas. Presentía que las respuestas, de todos modos, estarían más adelante.

Debemos estar bien atentos por donde caminamos, no quiero que éste sitio se caiga sobre nosotros a manera de tumba ¿sabes? — Bufó, pero francamente estaba molesto consigo mismo, un poco frustrado, ojalá y hubiera sabido leer más de aquellas extrañas señales y símbolos, pero no podía hacerlo todo, pues había aceptado hacía mucho tiempo que no era un ser perfecto.

Abajo, no pudo ver mucho, por lo que sin pena alguna extendió la palma de su mano y dejó salir una ligera llamado que le serviría para desplazarse. Caso contrario de lo que sucedía arriba, el sol solamente entraba por el tragaluz del centro - ese por el cual se había hecho el agujero por donde estuvo a punto de caer - pero de ahí en más, la vista se hacía limitada. Por fortuna, el piso ahora era de tierra firme y lodo, producto del terreno pantanoso que los rodeaba. El dragón por reflejo movió su nariz un par de veces, olfateando. — Huele a cenizas, es como si en el pasado ésto se hubiera incendiado — Murmuró, y no, no se trataba del olor de su propio fuego, pues sabía discernir entre un fuego sobrenatural y el propio.



My princess:

avatar
Dromes : 7066
Reputación : 11
Mensajes : 111
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Alice Donakis el Lun Oct 08, 2018 7:48 pm

Muchas preguntas ahora estaban en su cabeza, quizás si pudieran responderlas estaría un poco más tranquila, pero aquí se aplica la ley en donde ahora iba a ver más preguntas que respuestas, debido a que en el mundo existían mucho más incógnitas que las mismas respuestas, de por si el ser humano era muy curioso y habían veces en las que esa misma curiosidad terminaba en muerte, como el dicho que se aplica “la curiosidad mató al gato”, esperaba que aquello que sentía no la lleve a un destino muy trágico.

Al ver que el pelirrojo no le prestaba atención a lo que decía o ese se notaba, la albina insistía -Hey ¿Me …? – trato de decir pero no pudo terminar sus palabras ya que el sonido de la madera romperse y algo caer sobre aquello, la aterró ya que el que estaba a punto de caerse era nada más y nada menos que su acompañante, corrió a su ayuda – sube con cuidado- ofreció su mano para ayudarlo, pero como era lógico no la tomo ya que a simple vista parecía que la albina era súper débil y quizás para no hacerla caer no tomo su mano como ayuda, trataba de poner respuestas a sus preguntas para después no sentirse mal consigo misma - ¿te encuentras bien? – preguntó en tono de preocupación, una vez movió su cabeza para concentrarse en lo que pasaba a su alrededor. Sin duda sentía un poco de culpa, ya que ella estaba insistiendo para que le respondiese aquellas preguntas que estaba molestando un poco.

Lo siento – susurró ante la llamada de atención que le dio su acompañante – de acuerdo – atinó a decir mientras se dirigía hacia las escaleras que le había mencionado antes. Con mucho cuidado la albina bajo aquellas escaleras, cada paso que daba pareciera que esa madera vieja caería. Una vez fuera del peligro de las escaleras, la albina examino aquel lugar, parecía un sótano muy bien oculto quizás no querían que algún día fuera descubierto, pero aquello les salió mal debido a que por un accidente o casualidad podría llamarse, lograron descubrir aquello.

Yo no huelo a nada, solo huelo a algo húmedo – trató de imitar la acción de su acompañante - ¿cómo sabes que huele a eso?, ¿acaso tienes muy desarrollado el sentido del olfato? – sabía que algunas criaturas tenían bien desarrollado el sentido de olfato, pero para un humano era imposible a menos que hayas nacido con ese sentido bien desarrollado - ¿Qué piensas que hayan tratado de ocultar? – preguntó ahora interesada, tenía que pensar en todas las posibilidades de aquella situación, por lo que hizo aquella pregunta.



Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?
Mi ship favorito <3:


avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 938014
Reputación : 47
Mensajes : 2830
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Zackary Argyreon el Jue Oct 11, 2018 8:37 am

Ambientación

La calma natural, el ambiente cerrado, mítico y enigmático. Dentro podía respirarse aquél aire misterioso de encontrarse en un sitio de un gran ayer que ocultaba secretos inenarrables para el más estoico dragón e inocua... ¿humana? Zack sentía como que había algo realmente interesante que hacer en aquél sótano por el cual el tiempo se había compadecido. Miró bien ésta vez por donde caminaba, pero no solo para tener cuidado y evitar resbalar... quería ver cada detalle de aquella magnífica estructura decorada con los más curiosos arreglos tradicionales de oriente.

El aparente incendio había acabado con mucho, pero todavía se podían visualizar los restos de aquellas campanas y lo que podía ser un altar justo en el centro de aquella tumba mística. — Éste lugar prácticamente está llamando por nosotros — Diría en voz baja sin quitar los ojos del terreno, su mirada era seria, enfocada en lo que podía aguardar en la distancia pesarosa, rodeada de sombras y un juego de luces que se filtraba gracias a los rayos cálidos de sol. — Como desearía que los demás pudieran ver todo ésto... — Agregó. — Dicen que las sirenas de éste bosque son muy antiguas, seguramente ellas podrían darme algo más de información — En ese momento seguramente pensó en voz alta, sin embargo no mostró ninguna expresión de arrepentirse por hacerlo.

Todos mis sentidos están desarrollados, cada uno de ellos. Soy un animal, mi olfato me permite darme cuenta de éstas cosas, eso y la experiencia, tengo cientos de años ¿Por qué tantas preguntas? Atenta al camino, que cualquier paso en falso podría matarnos — Esa vez sonó un poco mandón. Precisamente toda aquella experiencia otorgada por los años lo habían hecho alguien aguerrido y adaptado a las exploraciones de ese tipo. Su mente estaba demasiado enclaustrada en un pensamiento fijo, en uno que le llevaba a imaginar y pensar en ese mismo lugar que pisaban pero en tiempos anteriores a su llegada, una era en la cual seguramente el esplendoroso templo conseguía levantarse imponente en el horizonte.

Se detuvo, tomó algo de aire y ladeó la cabeza. — No creo que hayan querido ocultar algo, seguramente lo que quedó aquí fue abandonado por ese incendio, como si todos hubieran escapado de algo ¿ves como están muchas de las cosas en su lugar? ¿no te parece extraño? — Murmuró mientras se agachaba para remover algunos objetos y vasijas, nada realmente importante. Hasta que levantó la mirada su corazón palpitó con fuerza, y no era para menos. A su frente se mostraron aquellas representaciones viejas de tres animales, eran estatuas de piedra que parecían posarse ahí como emblema de un poderío inigualable, seguramente los guardianes de ese espacio, seres a los que se rendía culto.



My princess:

avatar
Dromes : 7066
Reputación : 11
Mensajes : 111
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Alice Donakis el Vie Nov 02, 2018 6:05 pm


El ambiente de aquel lugar se tornaba muy misterioso, por más que preguntarse algo al pelirrosa, este simplemente la ignoraba y eso  le molestaba en gran parte a la albina, siempre desde que recuerda le gustaba ser curiosa, en el sentido de que si no sabia algo, ella trataba de averiguarlo pero a veces simplemente no podía, inclusive sus padres no le daban razón a muchas de sus preguntas, eso le hacía pensar que le ocultaban algo debido a que  toda su infancia su aislada del mundo exterior, tuvo educación privada en casa y cualquier contacto con el exterior era muy mal visto por sus progenitores, su infancia no fue tan buena como la debe ser de un niño normal, por lo que ella intentaba descubrir que le ocultaban aquellas personas, pero no tuvo resultados y solo fue enviada a una nueva ciudad una vez que su edad alcanzó los 16 años.


Caminaba en silencio a lado de aquella persona, debido a que eso le dio tiempo para pensar, a partir de ahora solo se dedicaría a observar y hacer preguntas en su cabeza, ya pasó que por culpa de ella misma aquel pelirrosa casi muere en aquel misterioso lugar.

Entiendo
– dijo siN ánimos y continúo observando.

“Con qué sirenas eh” se puso a pensar y vino a su mente una especie de flashback “Nunca me olvides” aquellas palabras fueron mencionadas por un niño, era raro que eso viniera a su mente, debido a que en su infancia no tuvo contacto con ningún otro niño o eso pensaba en aquel momento, sin tomarle importancia continúo el camino hacia su acompañante.

Puso atención a las palabras que mencionaba – Quizás alguien se los llevó y trataban de que nadie se enterase de lo que tenían aquí, pero aquel incendio no resultó como esperaban  y por eso las cosas están como están – se tomó del mentón – eso es lo que creo – sugirió una hipótesis la peliblanca, ya que en sí era muy raro todo lo que tenían a su alrededor - ¿Qué tal si vamos a donde las sirenas? – le miró – lo mencionaste hace rato, pienso que si estás convencido de que quizás ellas sepan algo – hizo una pausa – pienso que deberíamos ir – dijo.

Mientras caminaba pensando las posibilidades, está tropezó y empezó a caerse, al tratar de agarrarse de algo hizo caer una vasija de la cual empezó a salir una luz cegadora y aquel templo empezó derrumbarse
.



Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?
Mi ship favorito <3:


avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 938014
Reputación : 47
Mensajes : 2830
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Ancient, timeless, blissful charms

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.