image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas
» Saludos Mortales Del Séptimo Universo.
Hoy a las 7:53 am por Takeda

» Ficha Una y Fufu, con un cuervo
Hoy a las 3:04 am por Khaeli Dunkheit

» Mi acosadora y yo (?)
Ayer a las 11:52 pm por Hana Iwafune

» Ausencia [Perdón xd]
Ayer a las 11:09 pm por Joshua Black

» Ficha de Rol
Ayer a las 10:31 pm por レオ reo

» Un día de exploración [privado]
Ayer a las 10:25 pm por Mitsuki Fujimori

» Busqueda de algo Inusual. ¡Yaaay! ^__^
Ayer a las 10:10 pm por Yuno Gasai

» Ausencia, espero que corta
Ayer a las 7:57 pm por Alice Donakis

» TIENDA DE ITR
Ayer a las 7:40 pm por Noire N. Reiss

» Criatura mística II [Priv. Jestro]
Ayer a las 7:16 pm por Dylan Kuroki





















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Un encuentro, ¿algo raro? [Priv. Min]

Mensaje por Alice Donakis el Lun Jul 16, 2018 5:05 pm

Empezaba una semana nueva en el instituto, pero no esta cualquier semana era la primera semana del último mes de clases, eso quería decir que ya estaba a pocos días de poder graduarse de la preparatoria y así poder ingresar a la universidad, por una parte eso le emocionaba a la Albina, aunque por otra parte no tanto, debido a que, aún no sabía qué carrera seguir en la universidad, aquel tema la frustraba un poco, porque ya todos sus compañeros habían llenado el formulario que siempre suelen pedir al final del ciclo, pero ella evitaba hablar sobre el tema o solo simplemente se inventaba cualquier excusa para no entregar aquel papel. Pero hoy no tuvo suerte, el profesor de la primera hora le había sentenciado a entregar aquel papel hoy, además de eso le pidió que le llevara los cuadernos de deberes de todos los estudiantes a la sala de profesores, todo eso al finalizar la clase. Ante aquella petición la albina solo asintió la cabeza y el resto del día la paso muy intranquila.


En el transcurso de las clases, la joven miraba aquella hoja vacía y se frustraba más “quiero seguir muchas cosas, pero si eso en realidad no soy buena para aquello, no podría soportar el fracaso”, pensaba. ¡Tenía en su mente varias carreras, desde artísticas hasta científicas, en lo que le quedaba de mañana trato de poner las ventajas y desventajas de cada una de las carreras que tenía en mente, hasta que por fin se decidió por una “estudiaré Psicología Clínica”! Apuntó muy convencida aquella carrera en su papel, al fin después de tanto tiempo de tortura y espera, el panorama en su cabeza se había aclarado, seguro sería una buena Psicóloga.
Después de llenar aquel papel, su mente estaba más relajada, lo que quedaba de clases la pasó tranquila y puso atención a las clases, justo antes de que tocará el timbre que marcaba la hora de salida, la albina pidió unos minutos para informar algo a la clase.

No tengo el fin de ser molesta, así que les pido que por favor pongan sus cuadernos de tareas de matemáticas en la mesa, como sabrán hoy era la entrega de todas las tareas de este parcial, muchas gracias – dicho esto se fue a su puesto a recoger sus cosas, mientras sus compañeros se quejaban porque no tenían completas las tareas, una vez divisó los cuadernos en la mesa, la albina cogió todos los cuadernos de sus compañeros e iba encaminada hacia la sala de profesores.

Espero que la charla que me tenga que dar sea rápida y así poder ir hacer nada a mi casa – se dijo animada, hoy empezaba una nueva serie sobre doctores y ese tema le interesaba mucho a la albina. Caminó unos minutos más hasta que divisó la puerta de la sala de profesores, con mucho cuidado abrió la puerta para poder entrar, pero no todo sale como uno espera o ¿sí?, sin percatarse de que había como una tabla en el piso, la albina tropezó al tratar de dar un paso, cayó de cara y los cuadernos salieron volando hacia adelante.

¡Auch! – se quejó.



Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?
avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 802091
Reputación : 47
Mensajes : 2677
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un encuentro, ¿algo raro? [Priv. Min]

Mensaje por Min Hyuk el Jue Jul 19, 2018 3:57 pm

Bien. Mal. Bien. Bien. Mal. Cinco alumnos entregaron las tareas, sólo 2 desaprobaron. No está mal, o eso creo... Necesitan esforzarse más.

Con un café en la mano izquierda, un bolígrafo en la derecha y un parche en su ojo, un hombre de pelo negro parecía estar corrigiendo exámenes con bastante tranquilidad. Su expresión era seria y reflejaba calma al menos viendo su único ojo disponible, siendo el restante obstruído por ese parche. Bebía café a medida que continuaba revisando el resto de papeles que debía observar y no encontraba nada más que hacer por lo que al fin podía tomarse un merecido descanso. El profesor tenía prohibido salir del establecimiento en horario laboral, había olvidado traer su almuerzo al ser de los primeros días trabajando allí y por eso tenía hambre ya que no contaba con nada más que una barra de cereal. Debía ir a comprar comida dentro de la institución.

Estaba listo para ponerse de pie y dirigirse así a la cafetería, sin embargo recordó que aún le quedaban algunos asuntos pendientes que debía arreglar antes de tener un tiempo libre en el que comer algo, eran asuntos importantes relacionados a papeleo y algunas temáticas relacionadas a la burocracia. Tomó asiento una vez más, sacó de su bolso nuevamente el bolígrafo y en una hoja en blanco comenzó a escribir algo parecido a una carta. La carta sería destinada a la máxima autoridad de la institución y más que petición sería un reclamo relacionado a la seguridad del instituto. Con su llegada notó varias irregularidades que no deberían permitirse en una escuela que admite estudiantes y universitarios con habilidades extraordinarias o paranormales.

Vio alumnos jugando con poderes telequinéticos, haciendo volar o mover objetos por los aires. Vio también magos y brujas molestando a sus compañeros, haciendo mal uso de sus poderes ¿Qué es un gran poder sino una gran responsabilidad? Una enseñanza que le había quedado al ver una película bastante conocida. En la redacción de la carta incluyó una introducción a la problemática, nombrando los acontecimientos que presenció aunque omitiendo los nombres de los alumnos y también sus descripciones físicas, de momento no se haría odiar tan gratis. En segundo lugar añadió sugerencias que debían seguirse en caso de querer mejorar la convivencia y sobre todo la seguridad de los alumnos. Finalmente por último añadió las consecuencias y los posibles accidentes que podrían ocurrir si un alumno que no controla completamente sus facultades mágicas o sobrenaturales hace uso de las mismas: Podría herirse a sí mismo o a sus compañeros, era escencial la presencia de personal docente capacitado y bien ubicado para responder en todo momento y lugar en caso de ser necesario.

Al fin, ahora sí...

Se puso de pie con tranquilidad y le sorprendieron abriendo la puerta de su oficina, era raro ya que no esperaba a nadie. Para su asombro, una jovencita de cabello albino había tropezado hasta caerse, tirando un pilón de libros o cuadernillos. Ignoró los libros y el resto, se acercó a la muchacha para tomarla de la mano y levantarla.

Sea cuidadosa jovencita. ¿Se encuentra bien?
avatar
Edad : 26 Dromes : 9485
Reputación : 0
Mensajes : 8
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un encuentro, ¿algo raro? [Priv. Min]

Mensaje por Alice Donakis el Sáb Jul 28, 2018 7:35 pm

Debido a la caída se había lastimado las rodillas, es decir se había hecho un raspón en cada pierna. Muy bien Alice, lo hiciste muy bien”, se repetía constantemente en su mente, “Solo debías dejar los malditos cuadernos y regresar”, se reclamaba así misma, mientras se sobaba las piernas. La albina  desde que recuerda siempre ha sido una persona algo torpe, terminaba en situaciones algo extrañas debido a la torpeza que tenía, pero no estaba segura de quién la había heredado, sus padres siempre eran meticulosos en las cosas que hacían, por lo tanto no entendía el porque ella era de esa forma.

Si que ha sido una gran caída – se decía a si misma, estaba a punto de levantarse para recoger los cuadernos, ya que se había olvidado por completo de ellos. Cuando estaba a punto de recogerlos, una voz le sacó de sus pensamientos – ¿Ehh? – empezaba a mirar a su alrededor hasta que se encontró con el dueño de la voz – no te preocupes estoy bien, esto no ha sido nada –se excusaba mientras bajaba la mirada hacia sus rodillas, aquella persona que le preguntó su estado estaba realmente atractivo. Movió su cabeza de un lado a otro tratando de concentrarse en la situación, fue allí cuando se dio cuenta de que estaba en una oficina distinta a la de los profesores - ¡AH! – gritó de la frustración mientras se levantaba rápidamente a recoger los cuadernos, en ese momento se olvidó de la persona que estaba a su lado y se apresuró en recoger los cuadernos que se le habían caído antes -  lo siento de verdad, no era mi intención molestar – se disculpaba por el incidente, “Muy bien Alice”, se repetía en su mente, hubiera estado bien haberse caído en la oficina general de los profesores, aunque allí todos hubieran visto su caída, entonces allí si pasaría una vergüenza mayor, por lo tanto, ahora solo la vio un profesor así que no pasaría tanta vergüenza a menos que el profesor de esa sala le avise a los demás, "espero que no se le ocurra mencionar este incidente a nadie", rogaba desde el fondo de su corazón.

Recogió como pudo los cuadernos para marcharse al lugar correcto en donde debía entregar los cuadernos, pero el dolor de sus rodillas no la permitieron avanzar - ¡auch! Si que duele – dijo, empezó a caminar despacio por el dolor – si no los entrego hoy, será mi culpa – se lamentaba la joven albina mientras seguía avanzando hacia la puerta de aquella oficina.


Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?
avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 802091
Reputación : 47
Mensajes : 2677
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un encuentro, ¿algo raro? [Priv. Min]

Mensaje por Min Hyuk el Sáb Ago 11, 2018 6:05 pm

La caída de la albina no le había resultado nada graciosa, en lo más mínimo. Acomodó su parche con la mano derecha antes de agacharse para ayudarla a recoger todos los libros con una seriedad expresada claramente en su rostro y algunos gestos de negación al escuchar las palabras que la muchachita tenía para decirle. Min Hyuk la ayudó a levantar todos los libros en totalidad y sonrió un poco antes de ponerse de pie, intentando ayudarla también a ella luego de ver que se encontraba un poco dolorida. ─ ¿No ha sido nada? Dijiste que te duelen, esas rodillas tendrán moretones luego de semejante caída... Sea más cuidadosa jovencita ─ En su rol como profesor intentó ser lo menos "estricto" posible pero no pudo evitar regañar un poco a la albina, no por dejar caer los libros ni por irrumpir como si nada en su oficina, sino por ser tan imprudente como para caer al suelo de esa manera. Luego de escuchar el "perdón por molestar" simplemente negó con la cabeza un par de veces y acomodó el parche de su ojo derecho una vez más.

─ Usted no molesta en lo absoluto, no se preocupe. Sólo le pediré que tenga más cuidado y no se golpee tanto, van a quedarle moretones así que use hielo en la zona afectada cuando pueda ¿De acuerdo? Y por cierto ¿A qué vino aquí? ¿Esos libros para quién son? ─ Escuchó que debía entregarlos en ese día o tendría problemas, a lo mejor el profesor podía aprovechar el tiempo libre que acababa de conseguir para acesorar a la alumna que parecía estar en problemas. ─ ¿Donde necesita llevarlos? Puedo ayudarla, o puede dejarlos aquí y notificaré en dirección para que vengan a buscarlos ─
avatar
Edad : 26 Dromes : 9485
Reputación : 0
Mensajes : 8
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un encuentro, ¿algo raro? [Priv. Min]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.