Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



TRAMA
Mythological
Prince's Search

POR Zackary Argyreon
BÚSQUEDA
Búsqueda de un universitario
POR Rudi Di Costanzo
LIBRE
Se ofrece rol dragonil
POR Skye D.
BÚSQUEDA
Búsqueda de un
ardiente dragón

POR Nekushi Kuishiro
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Reserva de físicos
Hoy a las 4:32 am por Dylan Walker

» CAMBIO DE NICK
Hoy a las 4:19 am por Dylan Walker

»  Vacations or adventure in the sea [Priv. Tooru Honda]
Ayer a las 11:20 pm por Tooru Honda

» Ryou Ice (Ficha)
Ayer a las 9:30 pm por Ryou T. Ice

» —ID— Mihail
Ayer a las 8:56 pm por Alice Donakis

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 12:46 pm por Yuuma Nakahara

» Come back down [Priv. Lucille]
Ayer a las 7:44 am por Killhë Farlow

» Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone
Ayer a las 7:28 am por Helena Blackstone

» Before Tomorrow Comes [Priv. Velkan]
Ayer a las 7:00 am por Kaylee Stoessel

» TIENDA DE ITR
Ayer a las 6:44 am por Draco Etamin



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado ¡Una jungla de concreto!

Mensaje por Zackary Argyreon el Sáb Jul 14, 2018 7:14 pm

De nueva cuenta, las fauces del destino lo habrían llevado a sumergirse en un insondable mar de comercios, edificios, estructuras modernas y situaciones relacionadas al día a día de un citadino común y corriente, algo tan estúpido como ir de compras había terminado en un insufrible, inenarrable, abrumador dolor de cabeza para el dragón que a duras penas se adaptaba a la convivencia con otros seres humanos, que para bien o para mal debía trato. Sus oídos zumbaban, sus ojos se perdían una y otra vez en pantallas y luces que llamaban su atención y que de vez en vez le indicaban un injustificado peligro.

El pelirrosa frotó su mata de mechones desaliñados y alborotados un par de veces antes de decidirse a cruzar la calle. Recordó bien que los humanos pensaban que la rueda había sido de invención propia, sin perdonar su arrogancia, sujetó con tesón sus hasta ahora bien logradas compras y con la otra mano se aseguró de llevar colgando un pequeño saco donde guardaba otras pertenencias más personales. Era un viajero en el tiempo, incluso su ropa era muy poco acorde a las de aquellos ciudadanos que, con miradas invasoras, de pronto lo miraban mezquinos y distantes. ¿Qué diablos pasaba con todo mundo? ¿Cual era su problema? Bueno, no perdió la compostura y haber soportado el mal genio de un cajero en la tienda anterior fué como un gran logro y eso lo hacía seguir adelante.

Se mostraba muy temperamental en aquellos bosques y malezas campestres de la comarca lejana, pero, como un animal instintivo, sabía que esa selva enorme no era suya, y aunque sin ser precisamente temeroso, decidió andar con reserva y mantenerse alerta en caso de que, de acuerdo a sus principios, cometiera algo "impropio" de un civil ordinario.

Recordó que en su visita anterior alguien le había hablado de los teléfonos celulares, e incluso había logrado aprender algo de su uso, por lo que sin mucho preámbulo utilizó, de forma muy rudimentaria, una de las aplicaciones en la pantalla del mismo, cuya finalidad era mostrarle su ubicación en ese territorio inexplorado.

"Downtown/Centro"

Se leía muy bien con una pequeña marca roja sobre su cabeza. ¿Debería seguir caminando o...? En un instante sintió que alguien lo alcanzaba por un costado, por lo que casi de forma refleja levantó el brazo para mirar mejor y terminó golpeándose con otra estructura aledaña, vaya estúpido. Cuando logró ubicarse en la realidad, notó a una chica a su lado, de cabellos rosados, aunque un poco más frondosos que los suyos. La miró en un principio con algo de recelo, pero finalmente se dispuso a hablar, casi titubeante.

E-ehm... ¿me ayudas? — Preguntó con una timidez solamente presente en ese sitio que no le recordaba para nada su preciado bosque.



My princess:

avatar
Dromes : 9841
Reputación : 11
Mensajes : 100
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Una jungla de concreto!

Mensaje por kihory el Lun Jul 16, 2018 12:56 am



Después de haber pasado tanto tiempo de su vida cautiva, lo único que quería evitar era estar de nuevo encerrada entre cuatro paredes, por lo que como casi todos los días anteriores, se había decidido a salir y explorar más de la gran ciudad que era Éadrom, casi lo había convertido en una rutina, salía, pasaba horas vagando y volvía a su habitación en el instituto; Su principal cometido siempre era ayudar y conocer a más personas, simplemente se sentía curiosa acerca del resto de la gente, aun mas después de saber que no todos eran humanos, incluso ella no lo era del todo, pero a pesar de eso no dejaba de sentirse en su totalidad como una y prefería que fuese así.

Todos los días se escabullía del instituto entusiasmada y ese día era uno más de ellos, aun si su rostro la mayoría de las veces  se mostraba un poco inexpresivo no dejaba de sentirse feliz, solo era la timidez que solía tener y en ocasiones se volvía muy notoria al intentar hablar con otras personas; Como fuera no pensaba romper su pequeña rutina que se había establecido, desde temprano se dispuso a explorar las calles, perdiéndose entre cada esquina, girándose en cualquier dirección que llamase su atención, si no fuese por que recordaba ciertos olores muy marcados de algunas cosas fijas en algunos sitios y que usaba como guía para regresar, seguramente se hubiese perdido.

Las horas pasaban y ella sin más continuaba caminando sin rumbo, distrayéndose con casi cualquier cosa que tuviese frente, nada dejaba de impresionarla y aquello la volvía descuidada por ratos, durante su caminata paso justo a un lado de otro chico que hasta ese momento no le había prestado atención, solo hasta ver su instintiva reacción y el golpe que se había dado, ¿aquello había sido culpa de ella?, era lo único que podía pensar, tal vez si no hubiese pasado tan cerca de él le hubiese ahorrado aquel pequeño accidente, decidió mirarle a los ojos dispuesta a disculparse pero él se notaba muy alerta, seguramente se habría molestado por aquello, inmediatamente desvió la mirada y dio un paso atrás, no quería molestarlo de nuevo –  Y-yo lo… –  había comenzado a hablar algo nerviosa, incluso se había comenzado a inclinar para formalizar su disculpa, pero no tuvo oportunidad de hacerlo pues inmediatamente escucho la petición de ayuda ajena.

Rápidamente volvió la mirada al chico, estaba un poco confundida por aquello, por unos segundos lo observo detenidamente, más que molesto, se notaba confundido, no entendía en que podía ayudarlo pero, ya que se lo había pedido sin duda lo haría –  C-claro, ¿en qué puedo ayudarte? –  intentó hablar lo más claro posible sin titubeos como solía ocurrirle en ocasiones, era la primera persona que pedía su ayuda y quería mostrarse segura.

En su espera vio el brazo que anteriormente se había golpeado el chico, visualizando un pequeño raspón justo en esa zona haciéndole preocupar –  Ha sido mi culpa, lo siento mucho  –  esta vez termino de inclinarse justo frente a él para disculparse por el incidente que había causado –  Cerca de este lugar hay un hospital, puedo llevarte hasta ahí si gustas   –  Quizás estaba exagerando un poco, pero no podía dejar de preocuparse por el incidente, lo hubiese causado ella o no seguramente estaría igual de inquieta por aquello.



Image and video hosting by TinyPic
– Yo Hablo –    «Yo Pienso»   – Yo Actuo –
avatar
Salón : 2 A Dromes : 12776
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario
kihory
HÍBRIDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Una jungla de concreto!

Mensaje por Zackary Argyreon el Lun Jul 16, 2018 7:52 pm

Levantó el ceño, la reacción ajena le recordaba al de cierta persona que había conocido alguna vez en el bosque que consideraba propio. Ubicó de nuevo su mirada hacia el teléfono y señaló con el dedo índice a la pantalla. — Verás, necesito... — No entendía muchas de las reacciones de la persona ajena, pero trató de seguir su mirada y éste miró como la mujer observaba con esmero su brazo ¿Sucedía algo? — ¿Hm? — Entonces levantó su extremidad y notó que tenía un raspón en el sitio donde se había golpeado hacía un rato — Oh, no había notado eso — Dijo con suma tranquilidad, su piel era lo suficientemente dura como para a veces herirse sin darse cuenta siquiera. — No, no ha sido la gran cosa ¿ves? — Sacó un pequeño pañuelo de su saco y lo pasó un par de veces sobre la herida hasta que ésta dejó de sangrar, aunque se veía a simple vista una piel dañada. — No me siento tan mal como para que vayamos a un hospital — Dijo con desgano agitando la mano de un lado a otro, no le agradaba sentirse frágil por mucho que doliera a veces. Pronto, el semáforo indicó que el paso para los peatones se habilitaba y Zack comenzó a caminar siguiendo a las masas de personas que se movían en esa dirección. Por lo menos sabía lo que tenía que hacer, pero con el dispositivo en la mano fácilmente se quedaba viendo la pantalla sin fijarse a los lados. — Necesito ir al centro comercial — Abrió los ojos un poco y la miró de vuelta, buscando algo de direccionamiento — Veo que va a ser difícil realmente ubicarme... — Murmuró mientras miraba a los alrededores, entre cada espacio de los edificios de la ciudad como si entre ellos pudiese encontrar la respuesta. Muy diferente sería en otro lugar, pero el exceso de ruido adormecía sus sentidos que parecían sacados de un libro de fantasía.

Por un momento breve sintió que se estaba acelerando demasiado, así que antes de hacer cualquier cosa y terminar perdiéndose detrás de la muchedumbre o incluso dejarse llevar por los estúpidos anuncios y mercadotecnia decidió escuchar a aquella que seguramente tendría algo que decir. — Digo, cualquiera podría perderse en Éadrom, pero a diferencia de mí, supongo que hay muchos que conocen más sobre la ciudad — Se frotó la cabeza un par de segundos mirando con cierta pesadez al cielo. Estaba acostumbrado a la ciudad, pero no a la muchedumbre. En su época los humanos eran una especie muy diferente a la que ahora veía en masa, todos muy bobos y distraídos con sus celulares y máquinas. No concebía de cierta manera que las máquinas controlasen tanto la vida de un hombre, pues en la Era de las Máquinas para empezar, habían sido los hombres quienes con su dedicación y trabajo habían creado a los robots y artefactos para controlarlos y no al revés. — Aprendo realmente rápido, no seré una molestia la próxima que venga a éste sitio ¡Te lo aseguro! — Quizá demasiado directo, buscaba a ¿una guía turística? Como sea, la sonrisa que esbozó su rostro fué gentil.



My princess:

avatar
Dromes : 9841
Reputación : 11
Mensajes : 100
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Una jungla de concreto!

Mensaje por kihory el Miér Jul 18, 2018 1:00 am



Dejo de preocuparse al notar que todo estaba bien, tal vez su parte semi-ángel le hacía preocuparse en exceso y debía de aprender a no incomodar a otros con aquello, así que decidió dejarlo pasar en ese momento, al ver al chico comenzar a caminar simplemente se dispuso a seguirle, intentando mantener su paso,  atenta a todo lo que tenía que decirle y evadiendo por momentos a gente que se cruzaba en el camino, puso suma atención al móvil que sujetaba con tanta atención sin entender que uso le estaba dando, lo cierto es que si él estaba confundido ella lo estaría aún más con ese dispositivo ya que jamás había utilizado uno, pero al escuchar que quería ir al centro comercial dejo de preocuparse, había recorrido las calles ya en muchas ocasiones, así que podría guiar al chico sin ningún problema hasta ahí.

-No eres ninguna molestia, no dudes en pedirme ayuda siempre que lo necesites –   respondió con una pequeña sonrisa en su rostro, a decir verdad disfrutaba de la compañía a pesar de ser alguien que recién acababa de conocer – creo que no podría ayudarte con aquello –    señalo el móvil que aun sujetaba el chico para referirse a eso – Pero se cómo llegar al centro comercial y podría llevarte hasta ahí –    decidió detenerse ya que definitivamente iban en dirección contraria, miro a su alrededor unos segundos y después de ubicar la calle correcta miro al chico y señaló con una de sus manos la dirección en la que debían de ir, posteriormente comenzó a caminar por la ruta correcta, aceptando de esta manera ser la guía que el chico necesitaba.

Camino a paso lento entre las calles para que su acompañante no se perdiera, además de que como era su costumbre, le gustaba observar cada detalle de lo que llamaba su atención en aquella gran ciudad - Por cierto –     intento llamar la atención del chico de cabellos rosados y le miro de reojo mientras caminaba -  Mi nombre es Kihory, ¿cuál es el tuyo? –      pregunto un poco curiosa por él, habían pocas personas con las que había tenido oportunidad de hablar hasta ese momento y no podía evitar sentir curiosidad por él, más preguntas pasaban por su cabeza pero no las haría todas en ese momento pues sentía que sería algo molesto; Se detuvo nuevamente a mirar atentamente entre las calles, divisando muchas cosas que ya conocía de aquel recorrido, sin duda iban por el camino correcto

- ¿No sueles venir mucho por aquí? –    nuevamente se sintió en la necesidad de hacer otra pregunta simplemente por lo confundido que había notado al chico anteriormente, lo único que podía acertar es que tal vez no era de ahí o simplemente como podría pasarle a cualquiera se había perdido en el trayecto – Estamos cerca –     hablo mientras caminaban, pues  diviso cerca de ahí una estructura que se distinguía por si sola del resto, siendo más grande que los demás edificios del lugar  y repleta de anuncios, aún más que los que cubrían el resto de la ciudad, solo necesitaban cruzar un par de calles y habrían llegado a su destino



Image and video hosting by TinyPic
– Yo Hablo –    «Yo Pienso»   – Yo Actuo –
avatar
Salón : 2 A Dromes : 12776
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario
kihory
HÍBRIDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Una jungla de concreto!

Mensaje por Zackary Argyreon el Miér Jul 18, 2018 3:11 pm

En cierto momento su olfato le permitió darse cuenta de algo sumamente especial en la chica, algo que le recordaba a su pasado, a aquella compañera que antes de llegar a ese siglo había tenido. Hubiera sido raro de todos modos que se acercase a seguirla olfateando, como si deporsi no se sintiera un extraño en territorios poco explorados... ¿Un ángel? Como sea, guardó silencio, no quería inquietarla con una pregunta que parecería absurda. Además, ¿qué tantas probabilidades había de que su olfato estuviera equivocado? Estaba en medio de una ciudad, con muchos colores, colores y variedad de personas yendo de aquí hacia allá. No dudaba de que en algún momento se hubieran confundido sus sentidos más de lo que debían al estar en medio de tanto bullicio citadino. Su agobio cesó una vez escuchó las amables palabras de la chica y una sonrisa cálida se esbozó en su jovial rostro — ¡Vale entonces! — Dijo con entuasiasmo el dragón apretando su puño bruscamente. Entonces, como un niño escolar, se dispuso a seguirla de lleno por el camino que ella había señalado con la mano ¿A que era bastante buena con las direcciones? Mientras recorrían aquellos rumbos aún extraños para la criatura escamosa, éste miró hacia todos lados, clavando su mirada algo perdida en todo lo que se le hiciese llamativo o por demás estrafalario. En eso, iba tratando de memorizar las calles y rutas que seguían para no meterse en problemas después.

Sentía gran fascinación por los olores emanados por las diferentes tiendas, curiosidad por las comidas de aquella civilización que para él no dejaba de ser algo extravagante. Absorto en esa clase de cosas, de pronto volvió a escuchar la voz de la pelirrosa — ¿Mi nombre? — Levantó el ceño un poco, porque era curioso que se lo preguntase en ese momento — Mh, mi nombre es Zackary — Dijo en principio algo titubeante, no con timidez pero si inseguro, aunque poco a poco se le pasó — Guardián de las hadas del bosque — La última frase la dijo con algo de naturalidad y solemnidad, como orgulloso de ello. Estaba seguro de todos modos que no representaba peligro alguno y su esencia le daba paz. — He venido algunas veces, incluso conseguí mi teléfono aquí, aunque no supe como regresar a casa y pedí a un auto de esos llamados taxis para que me llevara a la colina nuevamente — Dijo apenado. — De haberlo sabido antes, me hubiera ido caminando... me gusta caminar — Murmuró muy seguro. El muchacho estaba costumbrado a cazar y andar por muchos kilómetros dentro del bosque para hacer sus actividades del diario, así que pequeñeces como recorrer grandes distancias no le representaba gran problema, eso si, dentro de aquél sitio sus sentidos se veían algo entorpecidos por los altos sonidos y ruidos.

Cuando Kihory le comentó que estaban cerca, el de cabellos lacios y rosas levantó el cuello un poco con curiosidad y miró hacia adelante con tesón, buscando con sus grandes ojos el edificio que marcase la diferencia en la distancia. — ¡Oh! ¡¿Esa cosa que parece fortaleza de allí adelante es el centro comercial?! — Preguntó algo sorprendido. Si bien ya era un adulto jóven, se comportaba como un niño algo inocente cuando se enfrentaba a situaciones nuevas. Echó a trotar para adelantarse un poco y descubrir ese nuevo lugar que le parecía muy grande. — Aquí seguramente encuentras de todo ¿no? — Por un momento sintió envidia de los perezosos humanos y las otras razas que vivían en Éadrom y sus suburbios porque no tenían que esforzarse en conseguir por su cuenta su alimento. Ese pensamiento lo hizo quedarse por un momento serio observando la gran estructura, como si la estudiara a fondo con los ojos meramente. Al final, bufó, no podía actuar así de infantil delante de una chica y decidió esperar las otras indicaciones en caso de que hubiese más de su parte. — ¿Para entrar necesitamos un permiso o algo? — Volvió a mirar su dispositivo, como si esperase encontrar las respuestas ahí, aunque según lo que había visto y entendido, la gente era libre de ir ahí como si nada.



My princess:

avatar
Dromes : 9841
Reputación : 11
Mensajes : 100
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Una jungla de concreto!

Mensaje por kihory el Sáb Jul 21, 2018 12:58 am

Escucho atentamente su nombre  «Zackary»  repitió en su mente un par de veces para memorizarlo y seguidamente presto atención a su nombramiento –¿Hadas? –   esto último lo pregunto en voz alta e inmediatamente guardo silencio, entendiendo hasta ese momento que no era un humano cualquiera, sentía toda la curiosidad de preguntar qué tipo de criatura era y conocer más sobre las hadas que él había nombrado,   pero el chico se había mostrado con desconfianza tan solo al decir su nombre, quizá no era el momento para preguntar aquello tan personal, solo no quería incomodarlo más.

– SI,  aquel es el centro comercial –   respondió con una sonrisa al ver completamente emocionado a Zackary, recordándole a la primera vez que había pasado por aquel lugar pues se había sorprendido y no solo con eso, en realidad le había pasado con muchas de las cosas que componían la ciudad, al parecer aquel lugar era completamente nuevo para ambos –  He pasado muchas veces por aquí, pero jamás tuve motivos para entrar –     -hizo una pausa y volvió a hablar –   Más bien, no sabría que hacer ahí adentro  ––    respondió con toda la sinceridad del mundo,  ella no era el tipo de persona que frecuentara esos lugares, sí que tenía curiosidad de entrar y en algún momento estuvo a punto de hacerlo pero se sintió un poco intimidada por todas las personas que estaban en la entrada, siendo tan indiferentes de alguna manera, como si ella fuese muy diferente,  así que decidió seguir de largo y explorar en otros lugares.

Continuo su caminata deteniéndose a una calle de cruzar pues el paso de peatones mantenía el alto, al esperar giro su mirada hacia Zackary y pensó un poco la última pregunta que le había hecho–  Creo que  no hace falta ningún permiso, todos pueden entrar y salir cuando gusten – –  contesto y noto que después de pocos segundos el semáforo cambiaba para autorizarles el paso, comenzó a dar unos pasos para cruzar  hasta la entrada de aquel lugar, tal vez era el día indicado para entrar y explorar  aquel lugar, aunque se encontró con el mismo problema de la última vez, había mucha gente,  hasta ese momento se había acostumbrado a estar entre multitudes ya que se conocía que Éadrom no era la ciudad más tranquila y ese lugar era muy frecuentado,  pero no le terminaban de agradar las miradas que por momentos se posaban sobre ella, además tampoco sabría que hacer ahí, quizás podría acompañar al chico pero no era algo que él le hubiese pedido, solo llevarle hasta ese lugar y ya, no quería molestarlo haciéndole pensar que lo estaba siguiendo.

Se detuvo casi a la mitad de la calle indecisa de que hacer en ese momento, miro a Zackary y posteriormente la calle de dónde venían y sin decir nada decidió volver sin entender como pisar un lugar nuevo se le había tornado en una decisión tan difícil.



Image and video hosting by TinyPic
– Yo Hablo –    «Yo Pienso»   – Yo Actuo –
avatar
Salón : 2 A Dromes : 12776
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario
kihory
HÍBRIDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Una jungla de concreto!

Mensaje por Zackary Argyreon el Dom Jul 22, 2018 7:31 pm

Sonrió discretamente, sintiendo algo de modestia cuando aquella mujer seguía preguntando, como si quisiera saber más a fondo de su noble trabajo. — Nada importante en verdad — Su sonrisa se hizo más grande todavía esclavo de aquellas grandes pantallas de colores y algunos anuncios que pasaban delante de su reptiliana pupila enmarcada por un precioso iris amarillento. — Son como mujercitas con alas, algunas son gruñonas, otras son muy graciosas y otras me dan de comer cuando estoy hambriento con algunos de sus postres de trigo y miel — Apuntó gentilmente mientras caminaba hacia la entrada de aquella fortaleza de precios y ofertas. De nuevo, trató de enfocar con su visión desarrollada hacia el interior a través de aquellos enormes cristales traslúcidos, muchos paquetes y demás. — ¿Entramos? — Levantó la ceja esperando la respuesta positiva de su acompañante hasta ahora, ni siquiera él sabía lo que lo esperaba adentro y... estaba en terreno desconocido, se sentiría más tranquilo si era con alguien a quién ya estaba familiarizado.

Por un momento sus complejos lo invadieron, provocando en él una mueca desagradable, como si tensase la mandíbula de forma involuntaria. — Mh... — Justo antes de dar unos cuantos pasos hacia adelante unos chicos lo señalaron y comenzaron a burlarse quizá de su rústico atuendo. Las exasperadas facciones masculinas del pelirrosa no se hicieron esperar y gruñó en su interior, pues sentía que lo miraban como si se tratase de un mono de circo ¿Qué les pasaba? ¿Trataban de asaltarlo? Se cuidó, y sujetó con fuerza la delgada soga que sostenía su morral de viaje por si acaso. — Los humanos pueden ser algo estúpidos, idiotas... — Dijo severo. No le gustaba que se rieran de él y mucho menos en un lugar donde se sentía más inseguro que en casa, siendo que en su propio ecosistema podría calcinarlos con facilidad, pero ahora era diferente y tampoco quería asustar a quién amablemente le acompañaba.

Su labio inferior salió un poco como si estuviese a punto de hacer un puchero infantil por la frustración que crecía en el interior del dragón. De hecho, aquellos quienes parecían estar burlando de él, no eran más que niños de preescolar, inquietos e inmaduros de mente, que debido a su pobremente desarrollada mentalidad, con sus comentarios podían herir a cualquiera.

Por otro lado, Zackary era muy ingenuo, inocente quizá del comportamiento humano al que no estaba acostumbrado del todo, por lo que situaciones como las risas de un infante podía tomarlas como algo muy personal.



My princess:

avatar
Dromes : 9841
Reputación : 11
Mensajes : 100
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Una jungla de concreto!

Mensaje por kihory el Vie Jul 27, 2018 10:50 pm

Sonrió al escuchar su descripción sobre las hadas, la verdad había escuchado poco de ellas y tal vez sería un vago recuerdo de alguno de los cuentos que su madre le había contado en su infancia, haber estado encerrada tanto tiempo le había hecho perderse de muchas cosas y conocía poco del mundo, pero no era algo que le importara ya, ahora podía hacer lo que quisiera, se sentía curiosa de muchas cosas y aún más del chico en ese momento, quizás, después tendría oportunidad de preguntarle más acerca de él y aprender de aquellas a quienes llamaba “hadas”.

Observo la reacción de su acompañante después de aquel gesto grosero de aquellos niños, al parecer no era la única que sentía un poco de incomodidad y quizás miedo al estar frente a otras personas, soltó un pequeño suspiro de alivio y en su rostro se dibujó una sonrisa, él le estaba invitando a acompañarle por lo que se sentiría más segura al entrar juntos a aquel lugar – Los humanos son impredecibles, un poco extraños a mi parecer pero supongo que hay de todo tipo y algunos buenos deben de haber –   respondió aun con la sonrisa teniendo un poco de fe en la raza humana, después de todo aun no convivía lo suficiente con ellos, tal vez quienes la habían mantenido cautiva eran claro ejemplo de un humano lleno de maldad  pero no por eso iba a generalizar además, no podía odiar a todos los humanos por aquel hecho.

– Está bien, vayamos –   hablo y como si de un acto de valentía se tratara, comenzó a dar pequeños pasos hacia dentro del edificio, esperando Zackary le siguiera, así podrían caminar a la par y eso le mantendría con más confianza; tan solo había dado unos cuantos pasos y ya podía divisar diferentes tipos de tiendas en aquel lugar, todo era muy atractivo, si por fuera el lugar lucia enorme, por dentro aparentaba ser el doble y seguramente alguien que no conociese el lugar terminaría por perderse, desde su punto de vista todo lo que había dentro estaba acomodado para ser un perfecto laberinto, al menos si a ellos se perdían estarían juntos para encontrar la salida.

Continuo su caminata dejando de prestar atención a el inmenso lugar y volteo a ver a su compañero – Y… ¿por qué querías venir hasta este lugar, hay algo en especial que querías comprar? –   pregunto, algún motivo tendría el chico para estar ahí, además si sabía que era lo que el buscaba podrían centrarse en encontrarlo ya que seguramente al no conocer ninguno de los dos aquel lugar, les tomaría algo de tiempo.



Image and video hosting by TinyPic
– Yo Hablo –    «Yo Pienso»   – Yo Actuo –
avatar
Salón : 2 A Dromes : 12776
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario
kihory
HÍBRIDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Una jungla de concreto!

Mensaje por Zackary Argyreon el Dom Jul 29, 2018 9:09 pm

Aquél príncipe de la misma naturaleza no supo muy bien hacia donde vasiar sus ideas, ya que en realidad hubo muchas cosas que llamaron su atención en primer lugar... ¿Estaba siendo muy terco con aquellos rufianes que parecían según su perspectiva, reírse de él? ¿O era que su temperamento usual le estaba gastando una broma? Tensó la mandíbula fiero y con una muy poco simpática mirada se acercó a quienes desde un principio parecían tratar de intimidarlo, cosa que, claramente era un suicidio. — ¿Tengo algo divertido en la cara? — Su mano se clavó como una garra al hombro de aquél jóven mucho menor, sus ojos estaban encendidos y su rostro no figuraba para nada el lado gentil que había estado mostrando hasta ese momento. El chiquillo entró en pánico de inmediato al sentir la presión que la musculatura de la extremidad del pelirrosa ejercía sobre su cuerpo — Te he hecho una pregunta, hijo de hombre, ¿encuentras algo divertido por lo que estés riendo ahora mismo mientras me miras? — Sus compañeros, enmudecieron y se aterraron, alejándose poco a poco. De no ser por la tranquilidad con la que la voz ajena se escuchó en su oído y que ésto a su vez provocó en él cierto eco, tal vez hubiera terminado por triturarle el hombro a aquél mocoso. Zack, con un gesto brusco, abrió la mano para dejarlo ir entre sollozos. — No me gustan mucho los humanos, huelen raro, es como si todo el tiempo pudiera oler su miedo, sus emociones... — Murmuró mirando a la distancia, aquella multitud donde los jóvenes impertinentes terminaron perdiéndose.

Levantó una ceja y asintió con la cabeza — Eh, si, claro, vayamos allá — Contestó. Su positivismo al respecto no se había mermado en absoluto, al contrario, parecía haber quedado más intrigado todavía con las palabras de la hembra que lo acompañaba, era muy simpática. Entonces éste, todavía confiando que ella fuese más osada en eso de las compras la siguió confiadamente, relajado, suelto del cuerpo. Su manera de caminar incluso inspiraba cierto porte e imponía presencia, aunque más que grande fuese atlético. Sin embargo, su rostro inexpresivo parecía acallar algunas inquietudes profundas. ¿Cuales eran esos aromas tan dulces que su nariz de reptil percibían? Entraba mucha luz también por sus grandes ojos, notó que el espacio era enorme e incluso se puso a pensar que podría, en su forma real, pasear por ahí, extender las alas sin problema y volar por lo menos un tanto. El aire acondicionado por otro lado, le llegó a parecer irracional, antinatural, menos mal que su bufanda cubría de forma estética su cuello marcado por aquella singular cicatriz, previniendo así resfriarse. — La temperatura ha bajado ¿no te parece? Éste aire... frío, hace cosquillas en mis brazos — Replicó ante la desnudez de aquellos fornidos y troncos que salían de su camiseta.

Veamos, quisiera comprar algo de... — Se quedó callado frotando su agudo mentón — ¿Aquí podemos comprar de todo cierto? — Preguntó ahora con la intriga a flor de piel. — ¡Pues quiero comprar pastelillos! ¡Hace un tiempo un humano me obsequió galletas y pastelillos! ¡A que son buenos! — Sonrió feliz mostrando aquella cálida expresión propia de un jóven alegre. Entonces, después, se concentró en el aire y su nariz hizo algunos movimientos un poco curiosos, como los de un animal tratando de percibir alguna pista y señaló con el dedo índice hacia el pasillo aquél donde parecía haber etiquetas y paquetes de embutidos, por donde atravesaría y llegaría a la zona de panaderías. — ¿A ti te agrada éste lugar? ¿Se ve muy genial no crees? ¡Anda, vamos! — Ninguno de sus amigos del bosque podría creer que habían tocado una fibra muy sutil en la personalidad del chico, era muy diferente a aquél muchacho territorial y gruñón de siempre, era como si su lado humano se encendiese cada que visitaba aquella ciudad. Contrastante, pues a los dragones poco les gustaban las cosas de humanos...



My princess:

avatar
Dromes : 9841
Reputación : 11
Mensajes : 100
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Una jungla de concreto!

Mensaje por M. Levka Nikoláyevich el Lun Oct 01, 2018 8:46 pm


Φ CERRADO Φ

Debido a la falta de respuestas en éste tema durante dos meses o más, y muy a nuestro pesar, el tema ha sido cerrado y retirado de la zona correspondiente. Sin embargo puedes recuperarlo, pidiendo su reapertura, aquí.
Lugar: Otros
Atte: Staff ITR.





avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 21154
Reputación : 4
Mensajes : 209
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Una jungla de concreto!

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.