image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizada Alan Hawkings' Files.

Mensaje por Alan Hawkings el Jue Jul 12, 2018 3:53 pm

Datos personales
Nombre: Alan.
Apellidos: Hawkings.
Apodos: Ally, Ali, Alain.
Fecha de nacimiento: 2000/14/06 (14 de Junio del año 2000)

Sexo: Hombre.
Orientación sexual: Heterosexual.
Ocupación: Estudiante
Salon / Sección : 3º A
Casa: Roja.
Raza: Humano.
Edad: 18 años

Descripciones
Descripción física: Alan entra en las características usuales de un joven de su edad el cual no está muy desarrollado físicamente. Tiene una altura de alrededor de un metro setenta y siete centímetros, lo cual llega a parecer un poco menos al estar cerca, pues siempre suele estar ligeramente jorobado a propósito, restándose uno o dos centímetros. Su color de ojos es de un suave y tranquilo verde agua y siempre iluminados, como si siempre estuviera a punto de llorar. Sus ojos vienen acompañados de unas ligeras ojeras, resultado de práctica constante de desvelarse y poco cuidado a su apariencia. Su color de cabello es del más simple negro, siendo lizo por naturaleza y con un peinado simple: peinado hacia abajo, con el fleco siendo la única parte que se acomoda o peina, variando entre izquierda o derecha. Su cabello es abundante, lo suficientemente abundante como para poder hacer un rizo con sus dedos al tomar cualquier mechón. No tiene heridas graves en su piel, más que algunos rasguños en el pecho propinado de algunos gatos, pero sí que tiene un rasgo un poco incómodo: sus dedos, y sus uñas. Sus uñas siempre están cortas, y poco uniformes, mientras que sus dedos tienen algunas pequeños desperfectos, viéndose algunos pedazos de carne más maltratada que otra, eso debido a viejas costumbres de morderse las uñas al estar solo cuando presentaba stress.

Descripción psicológica: La visión del mundo, la personalidad, y la forma de juzgar de Alan podría considerarse como...Idealista, llena de fallos e infantil. Podría definirse a Alan como una persona emocionalmente inexperta; se había aislado tanto tiempo que...Simplemente no le había dado prioridad a sus emociones hasta ahora. Se siente ajeno al dolor o a la felicidad, y es por ello que al sentirlos, incluso cuando es leve, se vuelve de gran importancia para él. Sus actos suelen basarse en qué tan grande es el mal que está haciendo, y qué tan grande es el bien que hace no para él, si no para otra persona, eso deriva a otro de sus problemas: es alguien que coloca a los demás delante de si mismo. No es por problemas de autoestima, pero tampoco por querer ser una persona ideal o creer que hace lo correcto, simplemente lo hace porque se siente cómodo haciéndolo. Alan es el tipo de persona que, si tuviera un equivalente a un animal, sería el de un perro callejero: no importa la raza o el estado de éste, si les das cariño o atención, ellos te seguirán hasta que vean que ya no quieres su compañía, no por buscar más cariño, si no porque quieren devolverte el favor, pues quien sabe cuando fue la última vez que les prestaron tanta atención. Alan es socialmente poco competente, pero tampoco al punto de ser alguien con una timidez extrema. Le cuesta entablar conversaciones, y le cuesta hacer nuevos amigos, pero eso resulta en el hecho de que da todo de si mismo en cualquier tipo de relación sin buscar nada a cambio, solo para que el otro individuo se sienta cómodo. Al ser alguien que se había aislado del contacto emocional, se desarrolló un miedo a la soledad y a la monotonía dentro de su ser, el cual se puede ver expresado en su rostro melancólico al ver que no está acompañado de nada más que su sombra. Alan da fácilmente su confianza a las personas, incluso sabiendo que luego puede ser que sea algo que vaya en contra de él a futuro.

Gran parte de su personalidad se debe a su trauma, y lo que este causó en él. Es fácil hacerlo cambiar de ánimos e incluso más fácil entristecer su ser. Alan tiene problemas para sentirse cómodo con la gente, y tiene problemas contándole sus secretos y el como se siente a los demás, prefiriendo que todos piensen que tal como actúa, debe ser feliz por dentro. Si no fuera porque su rostro demuestra tristeza involuntariamente cuando la siente, sería mucho más difícil saber cómo se siente, pues es muy malo exteriorizando sus problemas. Irónicamente, se trata de alguien a quien le gusta apoyar a los demás, y que si tiene la oportunidad los aconsejaría, incluso sin tener mucha sabiduría. Tal como su persona, su visión del mundo es muy idealista, pues se basa en lo que alguien, o el mundo "Puede ser", en vez de "Lo que es", y siempre trata de buscar el lado luminoso de las personas. Él reconoce que hay malas personas en el mundo, pero también, que hay personas que "valen la pena" entre todas esas. A pesar de ser tan idealista, y alguien que de verdad trata de hacer el bien con los demás...No es alguien que se trate bien a si mismo. Suele ser duro consigo mismo, considerándose una molestia, o pensando que puede ser mejor. No se trata de una baja autoestima, si no más como "alguien quiere tanto como quiere querer a los demás".

Gustos:
                      *El color azul.
                      *La escritura. Todo menos poesía.
                      *Las historias de fantasía
                      *Los dulces, y la mayoría de las cosas azucaradas.
                      *Asociar emociones y estados mentales con colores.
                      *Un grado de atención moderado.
                      *Los gatos.
                      *La música independiente, principalmente alegre o con esperanza.
                      *Dormir al menos ocho horas.
                      *Entender a las personas y sus emociones.
                      *Los diferentes idiomas.
     
Disgustos:
                      *La falta de puntualidad.
                      *Las frutas.
                      *El Alcohol.                
                      *La monotonía.
                      *Los libros.
                      *La música fuerte.
                      *Los insectos y arácnidos.
                      *Los deportes, en especial el fútbol.
                       
Aficiones/Hobbies: entre sus diferentes aficiones se encuentran la traducción de textos y el estudio de la psicología humana tanto en su tiempo libre o en clases. También tiene cierto gusto latente por los videojuegos.

Poderes
Habilidades: Gran talento para el aprendizaje de nuevos idiomas, y un intelecto lo suficientemente bueno para aprender rápidamente algo que se proponga, pero bajo una condición puesta inconscientemente: que sea algo que le guste, o que al menos le interese mucho.

Debilidades:
*Debido a sus emociones alterables, es muy fácil hacerlo molestar o deprimir.
*Al tener una condición física un poco más baja de la normal, es fácil cansarlo.
*Tiene una leve alergia a los perros y al polvo, tosiendo y estornudando al estar cerca de alguno de los dos.
*Es muy fácil hacer que pierda la concentración en lo que está haciendo.

Historia
Historia:

"Te veré luego. ¡No te preocupes!. Tengo un regalo de cumpleaños el cual te sorprenderá, tan solo espera."

Esas fueron sus palabras hace tan solo tres años. Palabras que nunca olvidará, y por las cuales siempre sentirá una gran culpa. Es gracioso y triste como eventos que salen fuera de tu control son lo que te definen, y como te culpas sabiendo que no había algo que pudieras hacer, pero, incluso si no lo hubiera...Las cosas podrían haber sido diferentes.

Alan había nacido del seno de una familia de inmigrantes americanos en Tokyo, Japón, siendo el hijo de en medio de una pareja de profesores. No eran ricos, pero nunca faltó comida en sus mesas. Era un niño energético y con gran facilidad de hacer amigos, amante del fútbol, con intelecto promedio y todo un cabeza dura. Siempre fue amado por sus padres, eso no lo ponía en duda, pero se veía fácilmente que la atención iba un poco más dirigida a su hermana mayor y a su hermano menor, una por ser un orgullo y el otro por ser el más pequeño. Nunca guardó rencor por eso, pero no evitaba el sentirse triste y solo en su propia casa. Alan amaba leer diferentes libros de fantasía, y también hablar todo el día con su amiga Leslie luego de las clases de fútbol desde los cuatro años. Leslie era una niña de la misma edad que Alan, y sus padres eran amigos de la infancia. Su color de ojos era de un rojo fuerte, que contrastaba con los ojos calmados de Alan, y tenía un cabello de color casi dorado; parecía una muñeca. Ella era más callada que Alan, y era mucho más introvertida que él. Le costaba relacionarse con los demás, y solo consideraba a Alan como su único amigo. Sus padres la maltrataban y siempre usaba sueteres para ocultar sus moretones, incluso en las prácticas y partidos. Leslie siempre venía con los ojos cansados a casa de Alan, pues nunca lloraba en frente de nadie. Ella escondía todo el dolor que sentía simplemente para divertirse con Alan, y él nunca lo notó. Su sueño era ser futbolista profesional, astronauta, y, como no...¡Agente secreto!. Él realmente nunca pensó en como se sentía al rededor de Leslie, y nunca le dio importancia, y parecía que ella tampoco.

Hubo un día que marcó la vida de Alan para siempre, tomándolo como un antes y un después en su vida: el día del quinceavo cumpleaños de Leslie. Las palabras que le había dicho habían sido antes de irse a práctica de fútbol. Leslie tenía un resfriado y Alan quería quedarse, pero ella, siendo necia, igualmente le dijo que fuera  practicar. Habían pasado las dos horas de práctica y ya quería volver a su casa para darle a Leslie su regalo: un brazalete plateado y un libro de astrología. Era un regalo barato y no lo esperado de un amigo de hace años, pero lo había comprado con su propio dinero. Al final, la práctica se había extendido una hora más -"Puedo llegar, puedo llegar..." -Era lo que pensaba mientras seguía con su práctica, aunque ya estaba agotado. Cuando la práctica acabó, él fue corriendo a casa para ducharse y cambiarse, y así ir a casa de Leslie, pues los padres de ambos estaban de viaje. Lastimosamente se quedó dormido del cansancio en lo que salió de la ducha. Y pensar...Y pensar que todo ya había sucedido.

Al día siguiente, Alain fue corriendo a casa de Leslie en lo que se despertó. Estaba preparado para recibir una golpiza y un regaño, pero de verdad no había sido su intención. Al entrar a la casa, lo que más lo extrañó fue que todo parecía tan solo, como si nadie hubiera preparado nada el día anterior. Alain entró al cuarto de Leslie a ver si la despertaba para sorprenderla, pues era muy temprano, y ahí fue donde todo cambió: su corazón casi se detuvo, y sus pupilas se dilataron.

¿L-Les?...Despierta, vamos, Leslie...

Fue lo único que dijo mientras observaba el cuerpo sin vida de su amiga. Vio unas cuantas pastillas en el piso, pero simplemente no podía creerlo. En ese momento no tenía miedo, no tenía angustia, no tenía nada...Solo dolor. Las lágrimas salieron más fácil de lo que podía creer, y no pudo salir de ese cuarto ese día, incluso cuando ya los vecinos habían reportado el suicidio. Resulta que Leslie había cometido ese acto durante las horas de práctica. Ella quería que él fuera, ella quería que él no se sintiera culpable, pues él no era responsable de sus razones para quitarse la vida pero...

Simplemente no lo logró. No logró hacer que él no se sintiera culpable.

El dolor era devastador. No sentía ira e impotencia. No sentía incluso ganas de llorar más. No sentía ganas de contarle a nadie como se sentía. No quería hablar con nadie. No quería hacer nada. No...No sentía nada, y así pasó por un rato largo. Alan pasó dos años así. Su vida siguió, pero al momento de llegar a casa, simplemente se encerraba en su cuarto hasta el día siguiente. No se escuchaba nada, y no hablaba con nadie al respecto. Se había sellado sentimentalmente del mundo, y el tiempo se detuvo para él. Sus notas seguían siendo altas, e incluso había conseguido una invitación para el Instituto Takemori, para cursar su último año de colegio ahí, y la posibilidad de estudiar en su universidad. No sentía que era justo que él fuera quien estudiara ahí cuando Les era la que más se esforzaba por esas cosas, y la que merecía tal honor. Estuvo a punto de romper la carta de invitación al colegio, hasta que vio el brazalete que le iba a regalar a su difunta amiga. No podía volver en el tiempo, y no tenía ninguna habilidad...Pero no podía dejar que una tragedia lo definiera. Poco a poco sus emociones seguían volviendo al estado usual, pues nunca había dejado de ser un ser humano...Pero había pasado tanto tiempo sin darles importancia, que ahora le parecía extraño.

Sabía de la existenciade los rumores del lugar, pero siempre le pareció muy interesante el hecho de que tales fantasías de las que tanto leía también pudieran ser reales, y Éadrom siempre pareció un lugar al cual debería visitar antes de morir. Al final, Alan tomó la oportunidad y se aventuró a su nueva casa de estudios, incluso si implicaba estar más solo. Las heridas que tenía su corazón no sanaron solo por entrar al colegio, pero ya había cicatrices. No podía avanzar y dejar tal trauma atrás, no podía olvidar a su mejor amiga...Sabía que no podía hacer nada al respecto, que no era su culpa que pasara eso, y que no podía volver en el tiempo...Y al mismo tiempo, se sentía culpable por no poder haber hecho ninguna de esas cosas. Simplemente quería probar que era capaz de aprender a vivir con ello, y que, en el fondo, sabía castigarse no era lo correcto.

Otros datos:
*Alan odia los libros porque le recuerdan a sus viejas heridas
*Alan siempre carga el brazalete que iba a regalar, simplemente como recuerdo.                                    
*Alan tiene la mala tendencia dormir seis horas al día, y por eso suele tener ojeras. Además, es muy fácil quitarle el sueño.
*A pesar de no tener una buena apreciación de si mismo, Alan no tiene conductas altamente depresivas, y tampoco se hace daño a si mismo.
*Luego de tanto tiempo aislado, Alan se volvió más introvertido, casi tanto como Leslie.
*Alan suele hacerse un rizo en el cabello cada vez que se encuentra conversando y se siente incómodo      
*Alan sabe que no es causante del destino de su amiga, pero igualmente se culpa de ello.

Apariencia humana/Verdadera:
Imagen:

Nombre del físico: Hiro
Anime/Manga/videojuego: DARLING in the FRANXX.
Firma de Reglas:


Última edición por Alan Hawkings el Jue Jul 12, 2018 11:38 pm, editado 1 vez
avatar
Edad : 18 Dromes : 681
Reputación : 1
Mensajes : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: Alan Hawkings' Files.

Mensaje por Alice Donakis el Jue Jul 12, 2018 9:53 pm

¡FALTA POCO!
¡ÁNIMO!

¡Buenas!
Bienvenid@ a ITR espero que tu estancia en ITR sea longeva y te diviertas.

Procederé a realizar las respectivas correcciones:
1. Respecto al apartado de debilidades, este es obligatorio aunque no tengas poderes, por favor agrega debilidades a tu ficha.

Eso es todo cuando termines de editar postea a continuación para que podamos revisar tu ficha nuevamente.

Gracias y ánimo.


Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?


[Alice Sadao R.]Ahora es[Alice Donakis]
avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 798622
Reputación : 46
Mensajes : 2610
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: Alan Hawkings' Files.

Mensaje por Alan Hawkings el Jue Jul 12, 2018 11:40 pm

Editado y corregido.
avatar
Edad : 18 Dromes : 681
Reputación : 1
Mensajes : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: Alan Hawkings' Files.

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Vie Jul 13, 2018 10:55 am

¡Felicidades!
Bienvenid@ al Instituto Takemori, te deseo una larga y divertida estancia♥️
Si te encuentras banead@  del chat, puedes solicitar que te desbaneen en este tema
Por favor se paciente, pronto se te pondrán tu color y rango.
Si tienes alguna duda puedes enviar un mp a alguno de mis compañeros o a mí y con gusto responderemos.

¡Gracias y divierte!


—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración

Khaeli Dunkheit

Si conocieras mis demonios...¿Tomarías mi mano y me salvarías del abismo?

FichaPerfilMPSavageTheme
 
 



~Pasa el cursor por la imagen~
avatar
Salón : 3 A Edad : 18 Dromes : 180826
Reputación : 13
Mensajes : 468
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: Alan Hawkings' Files.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.