image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas
» Comienza una nueva etapa. [Con Nero Angyros.]
Hoy a las 7:21 am por Lily Evans

» The Beginning || Priv Aredhel.
Hoy a las 4:21 am por Khaeli Dunkheit

» Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone
Hoy a las 3:44 am por Kylian & Kyria

» TIENDA DE ITR
Ayer a las 11:46 pm por Dylan Kuroki

» Primer contacto... || Priv. Ailis
Ayer a las 11:26 pm por Nykhal Drakhsen

» Ausenciaâa
Ayer a las 11:12 pm por Alice Donakis

» Reserva de físicos
Ayer a las 10:25 pm por Alice Donakis

» Hol mich. [Mephisto - ID]
Ayer a las 10:21 pm por Alice Donakis

» Un consejo extra para una decisión tomada
Ayer a las 10:20 pm por Amber Myogi

» Saludos Mortales Del Séptimo Universo.
Ayer a las 8:55 pm por Sayori





















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Caso 152463122 - A: Culpas y venganzas Pt.1 [Priv. Saya Vlad]

Mensaje por Shiryuu & Meneth el Sáb Jul 07, 2018 2:21 pm

Viernes 26/3/xx – Callejón Kuromu 1:32 am

- ¡¿otra vez?! ¿no te dije ya que debías tenernos más respeto? Te podemos dar un tiro aquí y ahora ¿sabes?-
Un grupo de 4 tenían acorralada a una muchacha contra una pared del callejón kuromu, los colores en la vestimenta de los 5 indicaban que 4 pertenecían a un bando diferente al de la muchacha

– la calle es pública, no tengo por qué pedirle permiso a nadie para transitar por aquí- en un acto de altanería mezclado con el orgullo, la joven arrinconada dio un rodillazo en las partes blandas a quien tenía en frente quien cae al suelo preso de un dolor abominable – ¡Nos vemos, tarados! – se dio a la fuga siendo perseguida por los otros tres.

La persecución tuvo lugar dentro del callejón - ¿Qué no se cansan?... ¡mie#$%! La única salida de este lugar es por donde vine… - la chica se vio encerrada gracias al final del callejón mientras aquellos sujetos se acercaban a ella
- ¡vas a pagar por lo que hiciste, pequeña p$%#!- uno de los sujetos se abalanzó contra ella mientras los otros dos cubrían cualquier posibilidad de escape, afortunadamente  una de las puertas que se encontraba a los laterales del pasillo se abrió llamando la atención de uno de esos dos

- ¡Lento! – la muchacha escapó al agarre del sujeto mientras derribó de un topetazo al distraído logrando volver al punto inicial, quizás se encontraría con aquel golpeado, pero no era un problema, con el golpe que le había dado no podría moverse mucho. Dejó escapar una risa inocente -¡Seguro que sigue tirado en el suelo agarrándose ahí! – . La persecución continuó, pero hacia la dirección contraria, la rubia estaba cerca de la salida preparándose por si tenía que volver a agredir al tonto de antes ”al menos me hubiera gustado verle la cara a quien abrió la puerta, me gustaría agradecerle luego”

La salida se encontraba a escasos metros de ella, sin embargo, esta se veía bloqueada por otros 4 miembros de la misma pandilla de la que escapaba – hay dios… esto va mal… - detuvo su marcha para poder analizar un poco más la situación, al poco tiempo los otros 3 habían aparecido en la escena dejándola a la merced de 7 sujetos que la observaban fijamente, aquella chica solo podía retrocede hacia una esquina para poder analizar la situación, pronto su pie chocó contra lo que parecía ser un tubo viejo y oxidado, era perfecto, con ello al menos podría defenderse de uno o dos, con un movimiento ágil de su pie y su mano tomó el objeto blandiéndolo como a un bate de baseball – ¡muy bien mari#!$! ¡¿Quién viene primero?!-

La expresión de aquella jovencita cambiaba lentamente de la rabia producida por el miedo a una cara de duda… ¿por qué nadie se acercaba? Podrían quitarle el tubo entre varios… ¿tanto miedo generaba? Por más que tuviera un “arma” en su mano su apariencia distaba mucho de la de una mujer peligrosa. Luego en un momento de mayor tranquilidad logró analizar el rostro de los sujetos que se encontraban a varios metros de ella “wow… realmente están asustados… seguramente doy más miedo de lo que pensé” dejó ver una sonrisa amenazante – ¡vaya! ¡no creía que la banda arcana fuera solo un grupo de niños pequeños, háganse a un lado y no saldrán lastimados!... hoy al menos- de pronto algo en su mente dio un pequeño golpe a la realidad… ¿Por qué eran solo siete?... como un acto reflejo su cabeza empezó a moverse lentamente hacia atrás, quizás el otro tipo estuviera tras de ella para atacarla…

Una esquina, su estómago se revolvió, sus ojos se llenaron de lágrimas y su cara tomó una expresión tan horrida que hubiese roto más de un espejo… dio un salto hacia la posición contraria a lo que veían sus ojos… y luego de verlo bien -¡AHHHHHHHHHHHHHHHHH!- tirado contra la esquina de aquel lugar yacía el joven al cual había golpeado al principio, pero con la cabeza destrozada y cubierto casi en su totalidad por sangre. Instantáneamente se dio cuenta que lo que tenía en la mano probablemente fuera el arma homicida, al darle un vistazo se dio cuenta que aquel tubo se encontraba completamente empapado en la sangre de la víctima, su manó perdió fuerza dejándolo caer.

Los pandilleros empezaron a gritarle epítetos insultantes mientras algunos iban a socorrer al ya muerto muchacho, algunos entre lágrimas otros entre pena y miedo -¡ASESINA! ¡NO TENÍAS PORQUE MATARLO! ¡POLICIA, POLICIA! ¡AYUDA!- la jovencita partió de la escena escapando de todo mientras varios oficiales se acercaban, en total eran dos, uno al ver a la víctima se quedó mientras el otro empezó a correr a la “asesina”…


Viernes 26/3/xx – Oficina de prácticas 9:30 am

– hum… entiendo… entonces a usted nadie la vio cometiendo el asesinato… - Shiryuu se encontraba en su primera práctica, sus profesores habían abandonado la oficina para dejar a las clientes para trabajar en paz. – perdona, me olvido que eres solo una pequeña – mostró una sonrisa para quizás hacer más amena la situación
– ¡no soy una niña, tengo 16!- la muchacha dio un golpe al escritorio mientras se levantaba de la silla para amenazar al joven. De pronto una mano le tomó el cabello haciéndola regresar a su asiento
- ¡Cierra la p#$& boca, recuerda que estamos en esto por lo que hiciste, idiota! – una mujer de aproximadamente unos 32 años acompañaba a la niña
-¡vieja asquerosa, ya te dije que yo no fui! ¡¿podrías creerme una sola vez en tu vida?! – la muchacha apretaba la falda de su vestido mientras sus ojos se llenaban de lágrimas, era difícil saber si eran de rabia o de tristeza
- ¡¿Cómo puedo creerte si siempre estás metidas en lios y juntándote con esos vagos?! ¡me sorprende que aún no estás embarazada o pudriéndote en las drogas! – la mujer, vestida como si estuviera en una noche de fiesta, miraba a su hija con una mirada un poco (bastante) perdida, como si estuviera bajo los efectos del alcohol
– si aún no lo estoy, es porque no quiero ser igual a ti… - bajó la cabeza conociendo las consecuencias de sus palabras
- ¿Qué dijiste?... repítelo… - la mujer acercó su oído a su hija sin recibir respuesta alguna, Shiryuu se levantó de su asiento lentamente dirigiéndose a ambas - ¡DIJE QUE LO REPITIERAS, PEDAZO DE P$%#!- levantó su mano cerrando el puño mientras tomaba a su hija del cuello

Con un movimiento preciso y veloz, el joven abogado logró detener el acto de la colérica madre sujetándole la muñeca – le recuerdo que está en mi presencia, les voy a pedir a ambas que controlen sus emociones o me temo que voy a tener que echarla, señora Tanaka- sus ojos se clavaron en los de la mujer quien había volteado para verlo al sostener su muñeca, Shiryuu soltó a la mujer regresando a su asiento
La dama acomodó su corto vestido y acomodaba su cabello – lo lamento señor Sawada, no volverá a ocurrir, es que toda esta situación me tiene super estresada e irritable- tapó su rostro con ambas manos mientras quebraba en llanto – se que parece que nos llevamos mal, pero Lara es lo único que me queda y no quiero que siga un mal camino o termine bajo las rejas, ¡quizás si pidiéramos legítima defensa, ella solo estaría poco tiempo en la correccional!- se levantó poniendo las manos en el escritorio, no había duda que ambas eran madre e hija.
Shiryuu regresó a los archivos del caso - dadas las condiciones que encontraron al cadáver, la legítima defensa queda descartada… sin embargo, no se mucho de las condiciones en la que los testigos vieron a Lara cometer el crimen… dudo mucho que se pueda emitir un veredicto de culpabilidad con estos datos… por el momento….
–yo no lo hice…- las lágrimas empezaron a caer por las mejillas de la niña quien miraba al suelo apretando su vestido de la impotencia que sentía
– Lara por favor… el señor solo está tratando de ayudarte… debes decir la ver-…
– te creo Lara, pero aún hay cosas que debo pensar bien e investigar- se levantó para acaricia la cabeza de la niña quien quitó su mano inmediatamente, shiryuu se limitó a devolverle una sonrisa - bien creo que por hoy eso es todo lo que podemos hablar… les recomiendo que se vuelvan a casa y no quebrantes el arresto domiciliario o harás las cosas más difícil, cuídense por favor- abrió la puerta de la oficina para invitarlas a salir, extendió la mano hacia la niña para saludarla, pero esta simplemente lo ignoró y salió de la oficina, por otra parte al ser turno de la madre esta simplemente lo abrazó pegando su cuerpo contra el de él
– dejo todo en sus manos señor Sawada, nuestro futuro está usted- el joven abogado simplemente la apartó irritado por la actitud descarada de la mujer
– descuide, haré todo lo que esté a mi alcance- la mujer se despidió apretando la mano de él y lanzando un guiño de ojo. Shiryuu cerró la puerta y se soltó el cabello – esa perra está loca – el dragón Penumbra salió del cuerpo del joven profesional – y que lo digas… apestaba a whisky barato… - se sentó en su escritorio leyendo las fichas de lo que tenía hasta ahora - ¿vas a ir a hablar con esos detectives?  Sabes bien que el encargado del caso no te dará ni la hora, ¿con quién vas a hablar entonces? - el muchacho sonrió y le mostró la foto de todos los encargados del caso señalando la foto de una ayudante –con ella, Saya Vlad- el dragón quedó absorto por el nombre de la susodicha – Vlad… vaya… recuérdame que luego te cuente una cosa… - el joven pelilargo asintió tomando sus cosas para partir a la escena del crimen.

fichas:

Nombre: Lara Tanaka
Edad: 16
Estatura y peso: 1,53 mts, 43kg
Padres: Takori Tanaka (madre) padre fallecido
Profesión: Estudiante
Condición: Sospechosa

------O------

Nombre: Harry Kanesada
Edad: 17
Estatura y peso:   1,73 mts, 73kgs
Padres: Megumi Kanesada (Madre) Truman Oxford (padre)
Profesión: Estudiante
condición: Víctima (fallecida)

------O------

Nombre: Takori Tanaka
Edad: 32 años
Estatura y peso: 1,72 mts – 53kgs
Padres: Desconocidos
Profesión: Actriz, Bailarina, Cantante (todo de poca monta)
condición: Madre de la sospechosa

Viernes 26/3/xx – Callejón Kuromu 11:00 am

Shiryuu había llegado a la escena del crimen, como era de esperarse  y luego de tanto tiempo, el control policial no permitía el ingreso a la escena del crimen a nadie y para colmo los inspectores estaban analizando la escena del crimen, entre la muchedumbre, el joven abogado estaba buscando a esa persona que había leído en el informe del caso… – mi primer caso y es un homicidio… mi suerte no es la más agraciada del mundo… oh… allí está- tomó su billetera y de ella sacó una credencial que lo acreditaba como abogado en práctica – disculpe detective, lamento las molestias, mi nombre es Sawada Shiryuu, pertenezco a la firma de abogados del doctor Nikimura y me encuentro en representación de la sospechosa: la señorita Tanaka Lara. Es un gusto conocerla… ¿ estoy en lo cierto si digo que usted debe ser la señorita Vlada, saya, verdad? – le mostró la credencial, luego se quitó el guante derecho para saludarla como es debido, por otro lado el dragón, quien yacía dentro del cuerpo de Shiryuu siendo imposible de ver para los demás, solo tenía ojos para otra cosa “tiene lindas piernas, nada mal para una muchacha de su edad” se comunicó mentalmente con su amigo, el pelilargo frunció ligeramente el ceño ”ya empezaste….cállate…”
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 22 Dromes : 9098
Reputación : 3
Mensajes : 91
Ver perfil de usuario
Shiryuu & Meneth
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Caso 152463122 - A: Culpas y venganzas Pt.1 [Priv. Saya Vlad]

Mensaje por Saya Vlad el Dom Jul 08, 2018 10:03 am


Viernes 03月 26日 ~ Departamento de Saya ~ 04:15 A.M.  

Pasó poco más de una semana  cuando la agente Saya llegó a la ciudad de Éadrom y ya tenía un caso asignado en el cual trabajar con su nuevo cargo de detective de apoyo. El sol aún no se ponía cuando llegó una alerta el teléfono celular de la fémina que la despertó de su ligero sueño; en la pantalla del aparato inteligente se pudo leer el mensaje proveniente de un número privado, sin lugar a dudas pertenecía de su superior en la Asociación de Cazadores del Vacío (ACV) Con más calma de lo que cualquier persona normal hubiera tomado el móvil, Saya se incorporó en la orilla de su cama para poder mirar el texto recién llegado


Caso 0069668. Asesinato.
Agente asignado.
Superior Ayrton Cooper


La información que la ACV proporcionaba a la agente en cuestión a través de los medios electrónicos era bastante limitada, aunque para la fémina era más que suficiente para ponerse manos a la obra. Saya buscó en el mapa la dirección y coordenadas que le adjuntaron en el mensaje mientras caminaba hacia su ropero para ponerse el uniforme que la distinguía de los demás. Una vez vestida casi por completo, la fémina tomó una bolsa de sangre del refrigerador y lo comenzó a beber como si se tratara de un jugo de tomate para niños mientras se amarraba sus largas botas. Al final tomó la identificación de su trabajo y la guardó en el bolsillo de su chaqueta. Después de ponerse todo su ropaje, con cuidado y con gracia comenzó a arreglar su cabello, ajustó nuevamente su corbata frente al espejo, y sin más preámbulos la mujer se dirigió al lugar de los hechos sin mucha prisa, pues dad la hora, las calles de la ciudad estaban vacías y a pesar de haber una temperatura medianamente baja, a la peli lavanda le sentaba como anillo al dedo el tener que salir en medio de la oscuridad sin contratiempos.

 Callejón Kuromu
Viernes 03月 26日| 06:00 A.M.

Al llegar a su destino, la fémina podía distinguir cada vez más el ajetreo de los agentes trabajando en el lugar. Las calles continuas al callejón estaban siendo custodiadas ligeramente por policías locales para impedir la reunión de posibles curiosos; unos metros más adelante la zona acordonada por la clásica cinta amarilla anunciaba la desgracia de un acto bárbaro. Con paso firme pero silenciosos Saya pasó a los guardias para llegar hasta los límites de la zona segura donde se detuvo para mirar a su alrededor. Pese a la poca luz que comenzaba a iluminar el cielo, la fémina recorrió sus ojos por cada una de las paredes del lugar fijándose en cada mínimo detalle que podía percibir; las ventanas, la altura de la construcción y hasta los tabiques degastados. Acto seguido miró a los agentes ocupados en su trabajo de recolección de pistas hasta que finalmente encontró su objetivo. Pasando por debajo de lo acordonado, Saya sacó su identificación y se acercó al hombre con la chamarra de la agencia que desprendía poder y seguridad en cada uno de sus movimientos.
─Buenos días. Detective de apoyo, Saya Vlad.
─ Ayrton Cooper, encargado del caso.
─Tengo entendido que es un asesinato.
─ Una riña entre miembros de dos pandillas mientras el hombre de cabellos rubios y estatura promedio entre los 1.80 hablaba, le entregó a la fémina el expediente que llevaba armado hasta el momento, que detallaba con mayor precisión los hechos ocurridos y las declaraciones tomadas por los amigos del fallecido ─Lara Tanaka se le acusa del asesinato de Harry Kanesada, uno de los integrantes de a pandilla llamada "K-51". Siete de sus amigos estuvieron en la escena sin embargo sólo dos de ellos fueron retenidos para testificar ─ Ambos agentes caminaron hacia la esquina del callejón en el cual se encontraba el cuerpo sin vida del joven siendo fotografiado por los agentes respectivos ─El caso se complica porque ninguno vio directamente a Lara golpear a Harry. Ambos especulan lo que hizo la joven y no tenemos pruebas aparte del arma que se usó para matarlo─
Por unos instantes Saya se quedó mirando el cuerpo mallugado del joven pandillero, los golpes en su cabeza mostraban un gusto desenfrenado por la violencia.
─Lo golpearon incluso después de haber quedado inconsciente  
─El forense ya se encargará de dar el veredicto. Por ahora esperamos la orden  para revisar las cámaras de seguridad que se encuentran en las calles aledañas al callejón. El hombre comenzó a alejarse en dirección a la calle principal ─Debo encontrar a los otros testigos antes de que se metan en problemas. ¿Puedes encargarte de los papeles cierto? ─ De esa forma Cooper dejó “a cargo” a Saya para atender los pequeños inconvenientes y trámites sosos que pudieran surgir durante su ausencia.

Mientras tanto, la detective decidió leer todo el informe con sumo cuidado, prestando mayor atención a la ficha de los involucrados pues para ella, la información más relevante que podía obtener procedía de los mismos participantes. Así mismo leyó y repaso los testimonios dados por los testigos y la acusada, intentando de descartar las mentiras y unir las verdades; caminó por el callejón recreando en su cabeza la riña, mirando todos los ángulos y cada pequeño detalle que no estaban escritos en el informe, pues la pequeña brecha de tiempo que existía en los testimonios era la clave para revelar el pasado. Habló con los fotógrafos para pedir su opinión, examinó el cadáver antes de que fuera trasladado a la morgue, pidió algunas muestras extras para ser analizadas en los laboratorios y añadió pequeños detalles al texto entre sus manos; las horas pasaron volando mientras la peli lavanda andaba en sus pensamientos. Cuando al fin llegó a su poder la carta dictada para solicitar una copia de los videos, la fémina se encaminó hacia los límites de la zona restringida para dirigirse al centro de videovigilancia, aunque ella estaba muy segura que aquello sólo sería una pérdida de tiempo pues los aparatos no estaban colocados en los ángulos necesarios para mostrar el momento crucial.

Saya se dispuso a dejar la zona del crimen cuando una voz masculina se dirigió hacia ella sin darle la oportunidad de rechazar al desconocido. La detective  miró en silencio por unos instantes al hombre que se había presentado como abogado bajo el nombre se Sawada Shiryuu; cuando éste le tendió la mano para estrecharla cordialmente, Saya acomodó el expediente bajo su brazo izquierdo, se giró para mirar de frente al abogado y entonces correspondió a su saludo agregando también una pequeña reverencia, aunque a diferente del varón, la fémina no hizo gesto alguno de intentar quitarse sus guantes.
─Es correcto ─ contestó a la pregunta del peli largo mientras llevaba a cabo el apretón de manos ─ Saya Vlad a sus servicios. ¿Hay algo que necesite de mí? Si quiere preguntar puedo asegurarle que la jovencita Lara no necesita un abogado: es inocente. ─ dicho aquello la fémina miró fijamente al contrario con su expresión fría y falta de emociones. Saya no sabía qué hacía el representante de la acusada en aquél lugar buscando por ella, por lo que esperó a que él mismo aclara sus dudas; sin embargo, como si alguien hubiera escuchado la declaración tan segura de la fémina, un subordinado del Detective en jefe Cooper llegó hasta ello para entregarle los análisis de las pruebas dactilares.
─Detective Vlad, los resultados de las huellas dactilares en el arma homicida. Las huellas de Tanaka Lara fueron las únicas encontradas. Ya le reporté al Detective Ayrton.
─Bien ─asintió mientras tomaba los resultados y los anexaba al folder sin siquiera verlos ─Dudo que el Detective Cooper esperara otro resultado, es obvio que sus huellas estarían en el arma, después de todo ella lo sujetó.



─Hablar (#ff6699)  Pensar (#996699)  Narrar ID de Saya


avatar
Dromes : 7789
Reputación : 0
Mensajes : 28
Ver perfil de usuario
Saya Vlad
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Caso 152463122 - A: Culpas y venganzas Pt.1 [Priv. Saya Vlad]

Mensaje por Shiryuu & Meneth el Vie Jul 13, 2018 3:50 pm

“no cabe duda, apesta a sangre de Vlad” el dragón inspeccionaba a la dama de arriba abajo “dejala en paz, la necesitamos de nuestro lado ¿recuerdas?” Shiryuu recibió un apretón de manos de aquella mujer, increíblemente sintió la presencia vampírica de ella a pesar de tener guantes puestos haciendo que un escalofrío recorra su espina –es un placer señorita Vlad, me alegra que estemos de acuerdo con la inocencia de Lara… sinceramente creo en su palabra, a pesar de tener 16 años… - el muchacho soltó la mano de la mujer mientras ponía las manos en su propio saco “Penumbra, quiero que te vuelvas la criatura más pequeña que puedas y veas todo lo que puedas en la escena, fíjate precisamente en la posición del tubo y de donde pudo haber salido, si hubiese estado en el suelo desde el principio, Lara lo hubiese tomado cuando estaba rodeada entre todos contra la pared” el salió bajo la manga del muchacho transformado en una pequeña lagartija, luego se escondió dentro del puño del muchacho quien al sentir los movimientos de este puso sus manos en la espalda para que este pudiera descender sin que pudiera ser detectado, sin embargo, no podía estar seguro que los sentidos agudizados de un vampiro pudieran detectar la oscuridad de la que estaba hecha aquella criatura. La suerte le sonreía y la vez no, un hombre se acercó a la detective para informarle sobre sobre la investigación al arma homicida. Era obvio que las huellas de la niña estarían en el arma, ella había declarado que la había tomado. -¿podría darme algún informe avanzado o algo para el estilo? Se que no puede usted darme información avanzada ni nada, pero solo nosotros podemos ayudar a esa chiquilla- intentó sacar su lado encantador intentando recibir información, en realidad simplemente quería que su amigo tuviera todo el tiempo disponible para poder investigar la zona

La alimaña había entrado en la sombra, recordaba las palabras de aquella muchacha e intentó recrear los pasos que había dado la niña, hasta dar con el cadáver del pandillero – hey amigo, ¿tienes fuego? ¡ja! No creo que puedas responder con la mandíbula como la tienes, bueno con la cabeza que te quedó tampoco creo que puedas… ya me dio hambre- aquella lagartija hablaba y reía con libertad, era muy raro que alguien pudiera escucharlo debido a su tamaño y el ruido que había por el trabajo de los agentes. Comenzó a analizar la escena – si que te dieron duro, amigo, seguramente moriste con el primer golpe… esa niña se veía bastante pequeñita como para darte así… ¿hm?- miró hacia una tubería que se encontraba alto contra el muro, a la conexión oxidada le faltaba un tubo, pero estaba demasiado alto como para llegar saltando o incluso subiéndose a algunas cajas -¿Qué es eso?- la pequeña lagartija trepó por aquel muro para revisar más de cerca aquella conexión, sin embargo algo más le llamó la atención, unas grietas se habían formado arriba y por debajo de un área que estaba en blanco como si hubiese estado cubierta hace poco - son… garras… ¿Qué clase de bestia estuvo aquí?... un lobo… ¿quizás?... –  hubiese investigado aquellas marcas por más tiempo, pero algo más jugoso se hizo presente, unos oficiales tenían una carpeta el cual seguramente tenía información importante sobre el caso. La criaturita no dudo un segundo en lanzarse contra ambos oficiales tomando la forma del dragón oscuro de 10 mts de largo, derribó a ambos policías y se llevó la carpeta consigo pasando en frente de Shiryuu y Saya a quienes también derribo para no levantar sospechas - ¡¿Qué demonios es eso?! ¡¿un dragón?!- el joven actuaba sorpresa mientras señalaba a la criatura gigante que se marchaba con el archivo.

Luego de perder un poco a los agentes, Penumbra decidió tomar la forma de una iguana de poco más de 50 cms de largo. Comenzó a leer toda la carpeta – no entiendo nada, pero seguramente a Shiryuu le sirva más esto que otra cosa… espera… Solo robé este archivo… ¿será muy obvio?... – las sirenas de los patrulleros empezaron a sonar por toda la zona, era lógico que estaban cerca y estarían a punto de encontrarlo, terminó de leer rápidamente todo el archivo, luego regresó a la forma de lagartija pequeña dándose a  la fuga dejando atrás aquella carpeta, ya no le servía…
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 22 Dromes : 9098
Reputación : 3
Mensajes : 91
Ver perfil de usuario
Shiryuu & Meneth
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Caso 152463122 - A: Culpas y venganzas Pt.1 [Priv. Saya Vlad]

Mensaje por Saya Vlad el Dom Jul 15, 2018 5:01 pm

El varon de cabello largos parecía tener modales, un aspecto que le agradaba a Saya de los pocos humanos que llegaban a mostrarla. De pronto éste pidió que la agente compartiera con él la información que los agentes habían obtenido de analizar la escena del crimen; una petición que sin duda estaba fuera de los protocolos y las capacidades del rango actual de la fémina, por lo que la peli lavanda no tardó en negarse al abogado como la excelente trabajadora que es, ignorando la segunda presencia que se escabulló por los suelos.
─Los detalles del caso se tratan con suma privacidad para evitar que se filtren datos y se manipule la investigación de los agentes con  respecto al caso. Cuando se tenga un dictamen se le harán llegar los datos correspondientes para que pueda proceder con el juicio en caso de haberlo ─ Respondió automáticamente Saya mientras se disponía a seguir su camino hacia el centro de videovigilancia ─Si no tiene más asuntos que tratar conmigo le voy a pedir que se reti...─de pronto los gritos de sorpresa, miedo y autoridad se escucharon desde lo lejos llamando la atención de la fémina, que en seco detuvo sus movimientos y se giró para intentar ver lo que había alterado a los agentes en su labor, cuando un sombra negra en forma de serpiente pasó por el lugar donde se encontraban los dos presentes embistiédolos con cierta cautela. Gracias a su aguda visión pudo notar que aquella criatura llevaba algo en sus fauces aunque no logró distinguir con claridad la esencia del objeto.
- ¡¿Qué demonios es eso?! ¡¿un dragón?!- lo siguiente que Vlad notó fueron las palabras de Shiryuu haciendo que lo mirara de reojo.
Cuando los agentes que habían sido atacados alcanzaron a la fémina, ésta no tardó en tomar las riendas del caos.
─Reporte─ ordenó con su inmutable tono de voz melodiosa y mirada neutra mientras se levantaba; pese a la estatura y tranquilidad de la peli lavanda aún podía sentirse algo de autoridad en su presencia.
─¡Aquella cosa salió de la nada y nos atacó!
─¡Se llevó nuestro informe!
Ambos se apresuraron a explicar, pero Saya continuaba en calma.
─¿Algún herido?¿otra pérdida?
─Eh… no, sólo nos arrebató la carpeta…
─Entendido. Soliciten apoyo de los guardias para encontrar al ladrón y recuperar el archivo; si cae en malas manos podría alterar el curso de la investigación.
─¡Si!

Con aquellas palabras, los dos agente agredidos continuaron su carrera y comenzaron a movilizar a los uniformados; otros pocos comenzaban a acercarse llamados por la curiosidad y el ajetreo pero la peli lavanda les solicitó que continuaran con su trabajo de forma precavida. Una vez que Saya y Sawada tuvieron nuevamente privacidad, la fémina miró profundamente al contrario con el rabillo del ojo
─Un abogado aparece, pide informes del caso que sabe que le será negada y una criatura misteriosa se roba la carpeta que contiene los detalles de la investigación ¿coincidencia? ─habló la fémina hacia el peli negro, pero más que hacer una pregunta al contrario, estaba afirmando sus propias sospechas mientras analizaba al abogado ─Lo más extraño ─Saya miró de frente al abogado─ es que nadie aparte del Sr.Sawada pareció percatarse de la naturaleza del atacante─ la fémina intentaba presionar a su acompañante mientras no despegaba su mirada de los ojos del contrario ─Si hubiese sido alguien con intenciones hostiles varias personas hubiesen salido gravemente heridas. Pero si hubiera intentado interferir con la investigación, entonces hubiera alterado la escena y arruinado las pruebas necesarias… ─ la fémina hablaba con tanta seguridad y fluidez que hacía creer a cualquiera que ningún secreto se escapaba de sus ojos, sin embargo hablar como si lo supiera todo era uno de los métodos  que usaba la peli lavanda para atrapar a sus contrarios.



Vlad guardó unos momentos a la espera de la respuesta del abogado. La fémina no necesitaba palabras para descartar o asentar su hipótesis, su gran habilidad se basaba en la lectura del cuerpo y los pequeños movimientos de éste que delataban el nerviosismo y las mentiras de manera inconsciente, entre otros estados y emociones.
Después de pasar el tiempo necesario, la fémina decidió continuar con su interacción con el varón revelando información “secreta”
─De cualquier forma aquella carpeta carece de muchos detalles, probablemente la información recopilada sea muy similar a la que revelaron los tres testigos ─la fémina mostró a Shiryuu el folder que llevaba con ella moviéndolo un par de veces como si se tratara de una sonaja; acto seguido se dio la vuelta y con una señal de su dedo índice le indicó al abogado que la siguiera. A la fémina no le interesaba en realidad si su acompañante había sido el líder del reciente robo, percibía que su mera intención era la de poder mostrar la inocencia de la acusada.
Mientras avanzaban hacia el interior de la escena, la fémina puso a disposición del abogado un par de guantes limpios para evitar que dejara sus huellas digitales en la escena. ─Con los guardias ocupados buscando los archivos tenemos menos atención del resto del personal ─ comentó para hacer saber al varón que su orden de recuperar el folder robado era tan sólo un método para ganar tiempo y dejar que el abogado pudiera mirar por los alrededores sin necesidad de preocuparse por la restricción.

Llegando hasta el lugar donde se encontraba el cuerpo del agredido, la fémina continuó compartiendo sus conocimientos con Shiryuu, como si se tratara de un miembro más de la asociación.
─Observe la sangre en la pared, la salpicadura indica que el primer golpe hacia la víctima fue dada a una altura mayor que su cabeza en dirección hacia abajo, una posición difícil para el tamaño de Lara. La sangre en esta zona revela que se siguió golpeando  el cuerpo después de quedar inconsciente o sin vida, pero si mira en en la otra dirección encontrará otro grupo de rastros ─Saya caminó hacia el lado contrario de la calle─ este de aquí es donde cayó el arma homicida después de ser arrojado, el tubo rodó y se detuvo. Entonces llegó Lara corriendo desde esa dirección -señaló una única gota de sangre con una pisada en su superficie que no había sido registrada en los informes─ cuando miró el camino bloqueado agarró el tubo y lo hizo girar de esta forma -la fémina imitó sujetar el objeto imaginario e hizo girar su muñeca como suponía que lo había hecho la incriminada para mostrarle al varón “la escena en momento” ─dejando un camino de salpicaduras. De pronto Lara descubre el cadáver, suelta el arma homicida y sale huyendo.
Cada explicación de Saya había sido acompañado de una imitación de lo que la fémina suponía habían sido los movimientos de la sospechosa.
─Pero la pregunta no es “¿por qué tiró el arma para después volverla a usar?” sino ¿cómo llegó el tubo hasta el alcance de Lara? ─ tras decir aquello, la peli lavanda miró de lado hacia lo alto de la edificación, donde probablemente había estado el objeto antes de ser transformado en un arma, con la esperanza de que Sawada siguiera la dirección de su mirada. Además descubrí un poco de baba entre las grietas del suelo. Algo inapropiado de una señorita...



─Hablar (#ff6699)  Pensar (#996699)  Narrar ID de Saya


avatar
Dromes : 7789
Reputación : 0
Mensajes : 28
Ver perfil de usuario
Saya Vlad
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Caso 152463122 - A: Culpas y venganzas Pt.1 [Priv. Saya Vlad]

Mensaje por Shiryuu & Meneth el Vie Jul 20, 2018 9:15 pm

para su descontento, la triquiñuela no funcionó contra la detective, estaba algo sorprendido a pesar de que su rostro no lo reflejara “pude engañar al detective principal, pero no a una mera asistente… esta mujer es mucho más de lo que dice su rango ¡maldición! Ella puede ser más peligrosa que el resto “ la peli lavanda empezó a musitar sospechas sobre el robo realizado por Penumbra, el muchacho era incapaz de desarrollar una mentira que lo dejara libre de sospechas, podría haber dicho que era imposible que un dragón sirviera a las órdenes de un mero humano, pero era más que obvio que en esa ciudad las cosas raras eran el pan de cada día, entendió que la mejor opción era guardar silencio y quedarse estático y relajado, no expresaba nada con su cuerpo ni tampoco hacía gestos de negación, más bien se mantenía al margen del monólogo de la mujer, de pronto la uniformada lo invitió a la escena del crimen, shiryuu recogió su cabello en un rodete y limpió las suelas de sus zapatos para no ensuciar nada, si querían que las cosas fueran perfectas debía comenzar por hacerlas de esa forma. – entiendo, la verdad es que se me hace raro que Lara pudiera darle tal paliza a un muchacho así, con esa fuerza una chica de su tamaño se quedaría sin fuerza al tercer golpe – Shiryuu observaba meticulosamente cada centímetro de la escena. Su mente se vio invadida por visiones que su amigo le transmitía a la lejanía, Cerró los ojos y se concentró para poder ver mejor toda la información que llegaba a su cerebro - ¿Qué es eso? – susurró cuando las imágenes llegaron a aquella tubería que se encontraba a lo alto. Abrió los ojos para observar la parte más alta de ese muro – ¿habían visto esas grietas?... no son grietas normales… ¿de qué pueden ser? – el joven abogado señalo hacia la instalación con el tubo faltante

Penumbra escapaba en su forma de alimaña por las calles, seguramente lo estuvieran buscando, aunque nadie se fijaría en una pequeña lagartija que andaba alegremente por la calle…. Nadie… excepto esos 3 malditos gatos gordos y callejeros que se acercaron a él maullando y clavándole la mirada - ¿Qué me ven? ¿tengo cara de filete? – los gatos se agazaparon preparándose para el ataque, Penumbra dejó salir un pequeño suspiro mientras observaba que no hubiera “monos en la costa” –muy bien…- luego de unos momentos aquella lagartija siguió su camino – muy bien Penumbra… recuerda por donde viniste… todo sería más fácil si pudiera ser más grande… - detrás de él se hallaban los tres felinos inconscientes y despatarrados en el suelo, no eran rival ni amenaza para la magnificencia del ser mitológico – malditas bolas de pelo… aunque se veían sabrosas… -  siguió su camino cuando sintió una presencia extraña tras de él – que animales tan insoportables ¡ya lar-…- una bestia feroz como de 2,5 mts corría tras de él dejando un rastro de sangre terrible - ¡¿Qué MI#$%&?!  -   la pequeña alimaña salió disparada al recibir una patada de aquel monstruo, pero pronto recuperó su posición observando, ahora desde atrás, a aquella cosa que se dirigía a donde estaba su amigo y aquella detective - ¡maldición, tengo que avisarle a Shiryuu! – recuperó su forma de dragón para poder llegar más rápido pero al regresa a dicha forma se vio demorado tras recibir 3 disparos en el lomo. Dejó escapar un rugido de dolor, las heridas sanaban con velocidad, pero eso no las hacía menos dolorosas, giró su cabeza para ver a un oficial de policía quien lo apuntaba a pesar de que le faltaba… el brazo izquierdo… - ¡CONDENADO, MATASTE A MIS COMPAÑEROS! ¡YO TE MATARÉ A TI CON LO POCO QUE ME QUEDE! - el oficial continuó la balacera contra el dragón, este último solo se limitaba a desviar las balas con sus manos, una vez las balas se acabaron, el hombre procedió a lanzarle la misma pistola por la cabeza sin llegar a darle pues la falta de sangre y las heridas graves le hacían perder la vida lentamente – ¡TE VOY A Matar!.... ¡te voy a matar!... te voy a…ma… tar... – el oficial se desplomó en la acera, Penumbra solo pudo limitarse a ver como la vida de aquel sujeto se escapaba de los restos de ese maltrecho cuerpo. Por alguna razón sintió un profundo respeto por el espíritu combatiente del sujeto – descuida guerrero, castigaré al culpable…- se acercó para cerrar los ojos del oficial, al levantar la cabeza vio como otros agentes se acercaban a la escena, no había tiempo que perder, ahora el sería más buscado que antes

Shiryuu y Saya seguían investigando la escena y hablando sobre el caso y la defensa de la niña cuando el pelilargo recibió la advertencia “¡SHIRYUU, DEBEN HUIR DE ALLÍ, UN SER PODEROSO SE ACERCA A USTEDES, NO LLEGARÉ A TIEMPO, ESA COSA MATÓ A ALGUNOS OFICIALES Y ME BUSCAN”  la expresión del joven mostró una gran preocupación a la vez que empezaba a buscar formas de escapar de la escena “¡Penumbra ¿Dónde estás?! ¡¿Qué clase de ser viene?! ¡necesito más información!” miró a la mujer quien lo observaba fijamente con aquel semblante frío y calculador que mostró todo el tiempo –señorita Vlad, le sonará extraño, pero debemos irnos, ya – un escalofrío recorrió la espalda del muchacho, como si algo le dijera que se preparara “¡ES UNA ESPECIE DE MUJER LOBO!” voltió su cabeza, una bestia gigante que era mucho más alta que él se hallaba a punto de darle un zarpazo a la altura del cuello, el joven solo logró a voltearse y juntar sus brazos para no recibir un corte en las arterias, sin embargo, la fuerza del golpe lo lanzó contra un muro haciéndolo rebotar contra esta y dejándolo herido en el suelo. La bestia entonces miró a la detective dejando lanzar un rugido bestial, su hocico desprendía grandes cantidades de baba mientras que sus garras eran mucho más filosas que los mejores escarpelos de los cirujanos. Se lanzó contra la detective con un ataque frontal de sus garras dirigiéndose al cuello de la misma. Shiryuu luchaba para recuperarse y ayudar a su compañera, por otro lado Penumbra no podía perder a la policía, estaban por todas partes...
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 22 Dromes : 9098
Reputación : 3
Mensajes : 91
Ver perfil de usuario
Shiryuu & Meneth
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Caso 152463122 - A: Culpas y venganzas Pt.1 [Priv. Saya Vlad]

Mensaje por Saya Vlad el Miér Jul 25, 2018 10:43 pm

Los dos individuos estaban mirando la escena del crimen cuando Saya recibió un dato curioso por parte del abogado que señaló unas grietas en lo alto de la pared, desde la posición de la detective, cuando había visto la procedencia del arma homicida no se había percatado de la naturaleza de las fisuras, pues a simple vista parecían la erosión de la pared con el tiempo y las inclemencias del tiempo; pero gracias a la observación de Shiryuu la fémina notó la extrañes de las líneas “Cortes limpios” pensó al ver con mayor atención hacia las grietas. La mujer de ojos morados tomó posición, levantó la mano en dirección hacia las fisuras asegurándose de coincidir los cuatro cortes con sus dedos, y como si tomara el tubo que debía estar ahí Saya imaginó la escena en el instante: algo o mejor dicho alguien había tomado con violencia la tubería, su tamaño y su fuerza eran mayores que la de cualquier humano por el simple hecho de dejar aquella marca en la pared Por eso la ACV se interesó en el caso” dedujo la peli lavanda mientras pretendía hacer nuevos cálculos para informar a su asociación.
─Sin duda no es humano ─estaba de sobra decir que Lara no era la causante de aquellas marcas ─ el o la culpable del homicidio posee una constitución que le permite estar en dos extremidades como los humanos... ─ la fémina comenzó a explicarle a Sawada sus conclusiones ─este caso involucra fuerzas mayores que un simple asesinato… ─ pero su atención de inmediato se vio capturada por el semblante del contrario, el abogado parecía preocupado mirando de un lado a otro “¿escuchó lo que le dije?” se preguntó la detective mientras miraba fijamente al hombre “a caso…” antes de poder poner palabras a la hipótesis que Saya había intuido, Sawada le dirigió la palabra para pedirle que se marcharan del lugar confirmando las sospechas de la detective, sin embargo la aparición repentina de una gran criatura interrumpió sus pensamientos, dándole tiempo apenas de ver cómo el abogado era lanzado contra el mudo contrario tras un fuerte ataque de la bestia, acto seguido la criatura fijó su atención en la fémina y tras escupirle un par de gotas de baba en el rostro a la peli lavando por el rugido, el enemigo se lanzó contra la detective que, en un reflejo de entrenamiento y experiencia llevó su mano diestra hacia un lado de su cintura para tomar el arma que la Asociación le había asignado, pero los dedos de la peli lavanda sólo encontraron la tela de su ropa pues Saya había olvidado que justo en ese momento tenía el rango más bajo, y por ende no lleva ningún arma en su poder.

La distracción del arma ausente le quitó a la fémina los segundos necesarios para impedirle esquivar el ataque en su totalidad, la velocidad mejorada que le brindó la naturaleza de vampiro permitió que Vlad pudiera moverse un poco hacia un costado para salvar su cuello de la degollación, pero su hombro izquierdo recibió el impacto completo de un zarpazo, dejando un camino de sangre y dolor en la detective.La mujer bestia, tras fallar su objetivo volvió a soltar otro rugido hacia la peli lavanda que logró mantener el equilibrio tras dar un par de tropiezos. Saya se tomó el hombro con su otra mano para cubrir la herida, pero la sangre había resbalado por sus dedos y comenzó a teñir su ropa oscura. Sin perder su expresión característica, la oji morados evaluó la posibilidad de llamar la atención del enemigo para salvaguardar al abogado, antes de esperar un segundo ataque la fémina se adelantó al contraataque; con su mano empapada de sangre salpicó parte del líquido rojo sobre los ojos de la mujer que de inmediato rugió de molestia y golpeó al aire antes de comenzar a retroceder.

De inmediato la fémina se acercó al abogado para tratar de ayudarlo a salir de ahí antes de que la situación se complicara más.
─Señor Sawada necesitaré su cooperación para retirarlo de aquí ─le habló ─llamaré su atención para que usted pueda salir y pedir refuerzo, solicite que preparen un ar… ─en ese instante la bestia logró limpiar un poco uno de sus ojos recuperando levemente la vista; al ver el callejón “despejado” la mujer se apresuró a correr en dirección contraria por donde había llegado. Saya empujó a Shiryuu hacia un lado mientras ella brincaba hacia el otro para esquivar la carrera de la desconocida, sin embargo la atacante pasó de largo.
─Parece que el asesino volvió a la escena del crimen ─comentó la detective mientras sacaba su teléfono celular de su chaqueta y marcaba un número ─ Sr. Sawada por favor diríjase a la calle principal e informe a los demás ─en la mente de la peli lavanda aún estaba la idea de proteger al civil sin prestar atención a su propia seguridad.
─ Al ─del otro lado de la línea contestó un hombre ─necesitaré el arnés para someter a un licántropo mayor. Tienes mis coordenadas. ─ sin más, la fémina colgó y se giró para mirar a su acompañante dejando ver sus ojos de tonalidad rojiza debido al aroma de su propia sangre ─Detendré a la culpable a toda costa.─ dicho eso Saya se dispuso a seguir a la asesina antes de perder el rastro...



─Hablar (#ff6699)  Pensar (#996699)  Narrar ID de Saya


avatar
Dromes : 7789
Reputación : 0
Mensajes : 28
Ver perfil de usuario
Saya Vlad
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Caso 152463122 - A: Culpas y venganzas Pt.1 [Priv. Saya Vlad]

Mensaje por Shiryuu & Meneth el Vie Jul 27, 2018 11:23 pm

Todo había escalado demasiado rápido ¿Cómo es que en su primer caso tiene la mala suerte de estar involucrado con un licántropo? La bestia ahora parecía solo tener ojos para Saya, quizás porque él joven abogado ya no parecía una amenaza, era increíble la fuerza que aquella criatura parecía poseer, de un solo golpea había dejado al ángel caído en un estado lamentable donde tuvo que recuperarse por un tiempo para simplemente poder levantarse “¡¿Dónde diablos estás?! ¡te necesito aquí y ahora!”[/i] se comunicó de forma telepática con el dragón ”¡tardaré un tiempo en llegar, estos policías son difícil de perder!” el dragón esquivaba las balas de los oficiales mientras buscaba un camino que al menos lo llevara con su amigo. Por otra parte, Shiryuu se veía incapacitado para luchar, no le sorprendió que la agente le pidiera que huyera y buscara ayuda -¿podrás tu sola?... esta cosa es demasiado fuerte… - debía apurarse a tomar un decisión, la mujer lobo solo estaba demorada por la sangre en sus ojos – lamento no ser de más ayuda…- aquel monstruo volvió a la carga, de no haber sido por los reflejos de Saya, quien empujó al pelilargo, hubiera recibido un golpe de lleno –¿eh?- aquella bestia parecía estar huyendo, ¿Por qué de golpe, por que abandonaría una pelea que estaba ganando? Shiryuu sintió algo sospechoso en el ambiente “Penumbra, cambio de planes, guía a la policía hasta mí” concentró su mente para poder desplegar un par de alas negras ”puedo sentirte… ¡¿no era más fácil hacer eso desde un principio?!” el dragón cambió su rumbo hasta donde sentía la presencia de su compañero

Shiryuu intentó volar un poco, pero el daño que le había generado aquel ataque era demasiado para soportarlo, decidió entonces que correr era la mejor opción –¡maldición!, ambas son demasiado rápidas… jamás llegaré a atraparlas sin Penumbra… - el joven detuvo su marcha, no valía la pena seguir corriendo, menos con esas lesiones. Rechistó al sentirse inútil y frustrado, agachó su mirada para descubrir algo que había en el suelo… una pulsera que le resultaba muy similar -¿Dónde vi esta pulsera?... ¡es de Lara!- miró en dirección a donde se habían marchado ambas féminas, no dudó un segundo en hacer caso omiso a su convalecencia y desplegar vuelo para seguir a ambas con mayor velocidad que la carrera de aquellas -¡agárrate fuerte! – tomó a saya del brazo donde ella no había sido lastimada, luego la aferra con sus dos manos dejándola colgada de forma tal que ella no sintiera dolor – lamento ser tan brusco, pero tengo un mal presentimiento respecto a quien es esa bestia… No se preocupe por lo otro, los refuerzos están en camino- aumentó un poco la velocidad, aún así aquella bestia parecía ser mucho más rápida

La persecución siguió su rumbo por unos cuantos minutos más, Shiryuu empezaba a sentir la fatiga al estar sin Penumbra y por las heridas que tenía. Su velocidad bajó y esto le dio el tiempo a la criatura de esconderse dentro de una fábrica abandona – No, no, no,no…¡DIABLOS!- soltó a saya sobre un montón de cajas vacias al no poder sostenerla más; Sus alas se desplumaron desapareciendo con ellas, shiryuu cayó al suelo para luego levantarse con varios cortes en todo su cuerpo –Agh! Esto no puede ser así… ella parecía sincera… - miró hacia atrás para ver si la pelilavanda se encontraba bien, al confirmarlo se dirigió rápidamente y de forma imprudente hacia dentro de la fábrica -¿Dónde está? Si tan solo no hubiera sido tan estúpido y débil… - tomó su costado izquierdo, seguramente tendría algunas costillas fisuradas, pero no había tiempo para desperdiciarlo en quejas y dolor, debía encontrar a esa criatura y rezar porque no fuera aquella niña que había jurado defender. Desafortunadamente sus sospechas se hicieron realidad al ver a la pequeña tirada en el suelo completamente desnuda e inconsciente – ¡LARA! – tomó unas mantas viejas y sucias que habían tiradas en el suelo para cubrirla y levantarla –¡despierta! – la jovencita abrió ligeramente los ojos, Saya había aparecido también en escena por lo que el plan de Shiryuu de ocultar a la jovencita tendría que ser descartado. Miró a la agente fijamente, ahora no sabía si aquella fémina creería en la culpabilidad de la adolescente, pero todo eso se vio opacado cuando recordó que su compañero se dirigía a ellos con un ejército de oficiales a sus espaldas “¡Penumbra, no vengas para acá, debes perderlos” sintió una voz en la espalda de ambos, nuevamente parecía que los problemas se acercaban por detrás –Muy tarde…- el dragón se encontraba en la entrada de la fábrica con una cantidad generosa de agentes que observaban la escena. No quedaba duda de que Lara parecía más sospechosa que nunca...


Lara es similar a esta chica:
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 22 Dromes : 9098
Reputación : 3
Mensajes : 91
Ver perfil de usuario
Shiryuu & Meneth
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Caso 152463122 - A: Culpas y venganzas Pt.1 [Priv. Saya Vlad]

Mensaje por Saya Vlad el Dom Ago 05, 2018 5:23 pm

La detective Vlad siguió a la atacante por el callejón, por un momento parecía que la licántropo sería acorralada en el fondo pero ésta atravesó una puerta cerrada en uno de los costados de las paredes, el objeto cayó al suelo generando un estruendoso ruido metálico que llenó los oídos de la peli lavanda que, al momento de atravesar la misma entrada que su objetivo, miró la puerta abollada y el marco en las paredes notando unas pequeñas marcas en el interior del lugar. Saya continuó su persecución  ignorando el dolor en su hombro, su olfato agudo le permitiría saber en qué dirección corría la loba para poder pisarle los talones. La carrera de ambas féminas se hizo larga y llenas de obstáculos, de vez en cuando algún transeúnte se veía agredido por la fugitiva, las cercas y las bardas no lograron detener a ninguna de las dos corredoras, pero debido a la diferencia de estaturas, Saya comenzó a rezagarse poco a poco en cada nueva traba; sin embargo, por los cielos se acercó una identidad conocida; las nuevas protuberancias que alaban desde la espalda del abogado llamaron la atención inmediata de Saya que fue recogida en pleno vuelo.
La detective no hizo esfuerzo alguno en preguntar por la condición del peli largo ni su naturaleza, para ella las cosas eran claras en su mayoría.

Cuando el hombre alado comenzó a perder el agarre de la fémina, esta se preparó para el impacto inminente, sin embargo el varón la soltó sobre una pila de cajas vacía que la hicieron perderse como una aguja en un pajar; aquel mar de cartón  impidió que la detective pudiera incorporarse con rapidez al no tener una base de apoyo sólida, pero finalmente después de algunas cajas en su cara, Saya logró salir del lecho para adentrarse a la fábrica a paso veloz  y mirar al abogado sosteniendo el cuerpo de Lara. La jovencita estaba desnuda envuelta en una manta sucia, alrededor de los ojos perdidos de la niña podía verse la sangre que la detective había usado para bloquear su visión durante la pelea, estaba claro que aquella licántropo agresiva era la sospechosa en investigación del caso de asesinato, sin embargo Saya se quedó de pie mirando a ambos personajes en silencio, su mirada penetrante y fría no dejaba ver lo que pasaba por su mente, pero la detective estaba maquilando gran información y sospechas en su cabeza mientras intentaba identificar cada olor que llegaba a su nariz. Ahora que Lara estaba en su forma humana la Vlad podía distinguir su aroma humano-lobo sin embargo aquella naturaleza tan conocida poseía una extraña alteración entre su esencia “¿Alucinógeno?” tentó una de las posibilidades a aquella composición rancia en la sangre de la fémina, pero pronto su análisis privado se vio interrumpido por la llegada de un escuadrón de agentes de la policía con sus armas listas para disparar en dirección al abogado, ya que detrás de él se escondió la criatura que en un principio robó los archivos de la invetigación.
─¿Qué significa este alboroto? ─ preguntó Saya sin dejar de mirar la escena de los tres reunidos que sin duda, parecían un trío bastante singular.
─La bestia mató a varios a varios guardias!!! ─ la respuesta no se hizo esperar por parte de los agentes ─ recibimos un llamado de emergencia para capturar esa cosa ─ se referían al dragón por todos los nombres excepto el que le correspondía.

La orden de buscar los archivos para distraer a los agentes de la escena del crimen ahora se había convertido en una verdadera guerra, Saya miró al reptil en cuestión y pudo percatarse de su constitución en general, pero nada de su ser mostraba lo que la fémina buscaba, también miró hacia la guardia pero éstos tampoco le daban la respuesta que la detective ya había deducido. La peli lavanda levantó su brazo sano de forma horizontal para imitar una señal de bloqueo.
─El dragón no es el asesino.
─¿Qué dices?
─Ninguno de ustedes está herido ni ha caído ninguno de los refuerzos. Puedo asegurar que nadie vió a la criatura matar a sus compañeros. Están inculpando algo por el simple hecho de no conocerlo.
─¿De qué estás hablando? ¿a caso es tonta?! ! ─ respingó el uniformado más alterado ─¡usted ordenó buscar a esa cosa y ahora varios de nosotros han muerto, no nos venga con estupideces ahora!
─Si alguno se atreve a disparar sin mi autorización será considerado un agente incapacitado para ejercer su profesión y será arrestado por abuso de poder, desobedecer órdenes e intento de asesinato.
─¡No nos joda ! ─ gritó otro oficial ─ ¡una novata como tú no tiene la autorización para darnos órdenes! ¿acaso eres su cómplice?
Los aires comenzaron a subirse entre los oficiales que presentaban los inicios de un levantamiento contra la agente a cargo, pues todos habían escuchado que Saya era una simple detective de apoyo bajo las órdenes del verdadero especialista, pero aquellas palabras hirientes no parecieron afectar a la mujer que continuó con su postura.  
─El acusado no presenta rastros de sangre en ninguna parte de su cuerpo ─explicó con calma la oji morado hacia los armados─ Si desean acusar a alguien pueden señalar a la jovencita Lara como la principal sospechosa ─Saya bajó su brazo al notar la confusión de los uniformados que ya no estaban tan seguros de disparar. La detective comenzó a acercarse a los tres objetivos─ Lara será puesta en custodia preventiva hasta que sea demostrada su total inocencia en los asesinatos del joven Harry y los agentes de la policía. Por favor, entregue a la sospechosa. ─ finalmente terminó dirigiendo sus palabras al abogado ─O será acusado de interferir con la ley.

Saya había tenido que pensar en cómo resolver aquel problema de la manera más rápida posible, pues cada segundo que pasaba significa un segundo de ventaja para el verdadero asesino y un segundo más de peligro para el resto de los habitantes en Éadrom. Aunque la problemática de la fémina no acababa ahí, también tenía que clasificar al abogado y al dragón como posibles amenazas de las cuales protegerse.
La detective hizo una seña con la mano y desde una de las entradas laterales se acercó un hombre vestido con traje negro, a pesar de llevar lentes oscuros podía distinguirse sus ojos de color rojo vivo que resaltaban con su piel pálida y su cabello negro. El desconocido había estado ahí desde el principio pero justo en ese momento se hacía notar; en la mano izquierda llevaba una prenda muy similar a las camisas de fuerza usadas en los manicomios, sin embargo éste era negro, las cintas de contención era de un color rojo carmín y en la espalda figuraba la letra “v” en un estilo gótico. El hombre se acercó  emanando una fuerte presencia intimidante a pesar de sus movimientos relajados y elegantes; sin decir una palabra, extendió su mano libre para solicitar que le fuera entregada Lara y poder ponerle aquella camisa de retención.


─A todos los presentes, les sugiero que se desplacen en grupos de cinco y regresen al departamento para esperar órdenes. Lara quedará bajo vigilancia de los Vlad para evitar otra catástrofe. Atiendan a los heridos e informe al agente Cooper de la situación. Retírense ahora.
La fémina ordenó con un tono más autoritario a los agentes que eran intimidados por la mirada del hombre de negro; finalmente los uniformados terminaron por acceder y se alejaron no muy a gusto por la situación. Mientras tanto el desconocido se acercó a Saya con Lara en uno de sus brazos para entregarle a la fémina un arma y un estuche con balas de diferentes colores e inscripciones.
─El verdadero objetivo no debe andar muy lejos ─comentó la peli lavanda para aclarar cualquier malentendido que hubiera surgido en la mente del abogado ─ Lara estaba persiguiendo a alguien más, aún queda rastro del aroma de otro licántropo ─la fémina miro al peli largo ─ es muy suave pero estoy seguro que estuvo aquí antes, tal vez sea la persona que convirtió a Lara en licántropo y el verdadero asesino. El culpable cree que puede confundirnos, pero no deja de ser una persona aficionada que comete errores.
 Al cuidará de Lara hasta que deje de correr peligro su vida y su inocencia, por ahora le pido que  no causa más problemas y me ayude a acorralar al asesino. ¿Puedo contar con su ayuda Abogado Sawada?
Saya había captado un ligero aroma similar al de Lara, aunque su olfato no era tan agudo como el de otro Vlad, aún podía distinguir cierta alteración en el aire que amenazaba con perderse.



Sin esperar la fidelidad del peli largo, la agente comenzó a andar hacia el segundo piso mientras usaba su corbata como vendaje sustituto alrededor de su hombro. Durante su andar observó cada detalle por el que pasaba: huellas casi imperceptibles en el suelo, una bolsa negra que desentonaba con lo viejo del lugar y fibras de pelo atorados en la esquina de una madera mal colocado. Según la evidencias el asesino había llegado hasta ese lugar para buscar algo de ropa después de volver a su apariencia humana, sin embargo el pelaje mostraba que el sospechoso no había tenido completo cuidado con su andar, posiblemente algo le impedía mantener su destreza sobrenatural pero no le impidió llevar a cabo su plan para inculpar a la jovencita involucrada.
─El asesino sabe de la vida de Lara y la pandilla, el asesinato no fue mera casualidad─ la fémina tomó la bolsa de plástico negra y la olió. Podía distinguir un ligero aroma a tabaco y alcohol ─Necesito hacer una entrevista a la madre de la acusada….



─Hablar (#ff6699)  Pensar (#996699)  Narrar ID de Saya


avatar
Dromes : 7789
Reputación : 0
Mensajes : 28
Ver perfil de usuario
Saya Vlad
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Caso 152463122 - A: Culpas y venganzas Pt.1 [Priv. Saya Vlad]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.