Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Empecemos a conocernos
POR Yukiro Nimura
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noche de dragones. -Priv. Zackary Argyreon-

Mensaje por Skye D. el Jue Jun 28, 2018 1:44 pm

El cielo nocturno estaba cuajado de estrellas que brillaban con intensidad sobre el bosque, gracias a la lejanía de la ciudad que contaminaba la noche con la luz artificial, allí las estrellas podían brillar con todo su esplendor. Algunos jirones de nubes quedaban perfiladas gracias a la luz de la luna y a veces formaban un fino velo, como el de una novia, ante el rostro pálido de la luna. Skye tenía una de esas noches en las que no podía dormir debido a los síntomas del celo. De modo que no le queda más remedio que recurrir al amargo té que calmaban los síntomas y a hacer ejercicio hasta caer agotado, aquello al menos le serviría durante unas semanas. Algunos de los síntomas eran pérdida de apetito y por lo tanto de peso, pérdida de escamas, dolores de cabeza, mareos, nauseas, irritabilidad e insomnio. Estaba planeando alto en el cielo, la luz plateada de la luna se reflejaba en sus escamas turquesas y las estrellas en sus espectaculares ojos azules. El dragón se había construido un circuito improvisando con cuernas, troncos de árboles y peleles de rellenos de paja.

Se preparó para descender y acabar con dos monigotes de paja que estaban colgando de las ramas de dos árboles, entre ellos había espacio suficiente para poder maniobrar, de modo que no le preocupaba chocar con algún árbol o rama y perder el control, acabando por los suelos con algún hueso roto. Jadeó un poco para despertar su pulmón de fuego helado y un vaho gélido brotó de su hocico entre abierto, viéndose el brillo plateado de las partículas de hielo con la luz de la luna. Plegó las alas y empezó un descenso en picado, mientras iba bajando, abrió un poco una de las alas hacia arriba y la otra hacia abajo y empezó a dar vueltas sobre sí mismo, como un destornillador. Tras coger velocidad abrió las fauces y un fuego azul brotó de ellas iluminándolo y cubriéndolo como si fuera un meteorito azul que atravesaba el cielo nocturno. Al cerrar las mandíbulas el fuego se extinguió y un par de afiladas y curvas cuchillas de hielo afilado quedaron en los extremos de sus alas, codos, cuernos y cola. El dragón abrió un poco más las alas y parte del hielo que cubría las membranas crujieron y se desprendieron, dejando una brillante estela de partículas de hielo tras él. Fijó su blanco y sonrió excitado ante la idea del ejercicio, lanzando un rugido cuando llegó ante los dos monigotes de paga que cortó con las cuchillas de las alas, luego hizo un tirabuzón y sacudió con fuerza la cola y los carámbanos de hielo de la punta salieron lanzadas hacia dos dianas dibujadas en árboles y se clavaron casi en el centro. Lanzando un gruñido satisfecho, estabilizó el vuelo casi a ras de suelo y miró al frente hacia dos postes de bambú bastante juntos y voló directo hacia ellos. Cuando iba a pasar recogió del todo las alas y abrió los codos cortando los postes bambú con las cuchillas de hielo. Lanzó un rugido victorioso, abriendo las alas de golpe, ganando algo de altura y lanzando fragmentos de hielo en todas direcciones. Aterrizó poco después, recogiendo las alas a los costados y mirando con satisfacción que había acertado todos los blancos, si alguien le pusiera puntuación estaba seguro que hubiera conseguido una muy alta.

Tras quitarse el resto de hielo que le quedaba adherido a las escamas, se acercó a beber al lago cercano donde las estrellas se reflejaban en la superficie como en un espejo. Se sentó sobre el trasero con un suspiro cansado y miró de nuevo hacia las estrellas, dejando escapar vaho gélido por los hollares de su hocico, que hizo espirales alzándose por encima de su cabeza, enroscándose en torno a sus cuernos celestes y desvaneciéndose. Enroscó su cola en frente a él y suspiró de nuevo, con fastidio dando golpecitos, pensativos, con la punta de la cola, dándole vueltas al mismo dilema del año pasado. Encontrar a alguien con quien no solo hacer amistad, si no, una "profunda" amistad. Una brisa veraniega, fresca y aromática, agitó las hojas verdes de los árboles, barrió la hierba de los claros del bosque, haciéndolo parecer las olas de un mar verde plateado por la luna y rizó la superficie de la laguna, distorsionando el reflejo del cielo estrellado.


avatar
Salón : 1 B Dromes : 100430
Reputación : 8
Mensajes : 236
Ver perfil de usuario
Skye D.
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de dragones. -Priv. Zackary Argyreon-

Mensaje por Zackary Argyreon el Jue Jun 28, 2018 6:55 pm

Zack era uno de esos dragones endémicos del bosque, aunque no cualquier clase de criatura que había encontrado refugio entre los deshabitados claros del bosque, era considerado por las hadas como una gran y tormentosa bestia, pero también como un protector, un guardián de la naturaleza que ahí crecía, ésto debido a su poder y osadía. En algún momento, simplemente ahuyentó a un par de licántropos que había atentado con robarle a Miel, la reina de las Pixies, un tesoro muy especial, quizá aquella vez Zack se había comportado como cualquier criatura territorial y salvaje, pero lo cierto es que esa actitud suya había finalmente traído algo de paz a los alrededores. No consideraba que fuera realmente un mérito, ni algo por lo cual estar orgulloso, el dragón no consentía que las chicas diminutas esas abusaran de su benevolencia y de sus capacidades físicas cuando éstas simplemente no encontraban alternativa para resolver sus propios problemas. — Vaya negligentes — Masculló algo malhumorado mientras terminaba de llenar unos cubos con agua del propio lago, las llevaría de regreso a su vivienda que había logrado construir con el sudor y esfuerzo de sus manos únicamente y de aquella vieja caverna que gracias a los dioses había encontrado cerca. Bostezó ampliamente y con descaro al solo mirar la superficie calma del lago donde se reflejaban las estrellas de un firmamento despejado, siendo lo único que irrumpía en la escena el movimiento de ondas que provocaba al introducir los cubos de madera al agua para rellenarlos.

Cuando por fin terminó de rellenarlos todos, se inclinó y se apoyó sobre una de sus rodillas y bebió algo de agua tomándola con la mano, seguido de ésto, lavó su cara frotando sus manos en contra de su piel, dejándola escurriendo por unos momentos. Tenía los labios algo abiertos y empapados por el trago de agua, su torso se expandía y retraía producto de su respiración como si estuviera agitado. Esa tranquilidad se vio pronto deshecha cuando escuchó por ahí una pequeña rama romperse, alguien la había pisado. Zack, sin necesidad de ser paranoico pero si muy territorial, comenzó a imaginar en su cabeza que seguramente se trataba de alguna entidad macabra buscando no llamar la atención e invadir el territorio sin que el dragón se diese cuenta, pero por alguna razón había terminado distrayéndose en el camino golpeando así con el pie la susodicha rama. El pelirrosa entonces se levantó de su posición inicial y miró hacia todos lados buscando a su posible víctima, a la cual incineraría en caso de encontrarla sospechosa. Aunque no pudiera verla por el momento, su olfato era poderoso, y seguiría cualquier rastro en un rango demasiado grande. Se quedó en silencio mientras sus sentidos hacían lo suyo. — ¿Ah...? — Levantó la ceja derecha y su labio inferior salió, su mueca era evidentemente de disgusto a la vez que trataba de encontrar al invasor. A su mente de manera brusca regresaron esas terribles imágenes de cómo aquellos invasores habían destruido su hogar siglos atrás en aquél bosque donde vivía tan plácida y encantadoramente con sus hermanos de alma, Joe y Aaron, desde ese entonces esa clase de situaciones le ponían los cabellos de punta, sobre todo el pensar en los cazadores furtivos que no buscaban más que llevarse a las hadas por sus alas y a las otras especies para sacar algo de dinero. La sangre le hirvió... pero no tanto comparado como lo hizo cuando se percató de que lo que se había movido en las sombras, hasta ese entonces desconocido, olía a reptil, pero no era un caimán, una iguana o cualquier clase de maldito reptil. — Joder... — Se quedó mirando al otro lado del cuerpo de agua donde las luciérnagas parecían no alcanzar a iluminar, en ese páramo alejado de toda clase de civilización.

Había alguien ahí sin duda, parecía estar moviendo el agua de alguna forma u otra ¿cómo era posible? ¿Un dragón y no lo había notado antes? Sus ojos se volvieron fieros, clavándose allá en donde la luz no llegaba muy bien hasta distinguir en efecto, la forma de unas alas. De su cuerpo comenzó a salir vapor y el agua de su lado de la orilla, incluida aquella que se encontraba en los cubos de madera comenzó a dejar salir unas cuantas burbujas. — ¿Quién eres tú y qué haces en éste lado del bosque? — Cuestionó no en un tono muy alto, porque sabía que lo escucharía de todos modos. Era consciente de que nunca antes había visto a otro dragón en ese terreno, siendo Zack el único por esa zona. Tensó los puños y las venas de sus brazos se marcaron tortuosas ante la presión ejercida en sus manos. — Si quieres cazar no será en éste sitio, éste claro es mío — Señaló con voz ronca entre gruñidos viles.



My princess:

avatar
Dromes : 6256
Reputación : 11
Mensajes : 109
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de dragones. -Priv. Zackary Argyreon-

Mensaje por Skye D. el Dom Jul 08, 2018 1:28 pm

Skye estaba tranquilamente, pensando en todo lo que tenía encima por culpa del celo cuento escuchó ruidos y llegó hasta él el olor de algo que no era un animal del bosque, si no una persona, algún miembro de raza bípeda. Aquello no le resultó tan extraño, pues al fin y al fin y al cabo estaba en unas tierras en la que abundaban las razas bípedas. El dragón escuchó el sonido de los pasos y el chapoteo del agua de un bípedo y giró el rostro hacia la procedencia de aquellos sonidos, con sus espectaculares ojos azules desprendiendo una ligera luminosidad propia.

-Quien sea yo no es de tu incumbencia y llevo años viniendo a este bosque. -Respondió el dragón turquesa, manteniéndose sentado pero a la vez tenso, listo para reaccionar ante un posible ataque u amenaza. -El bosque y el lago es de todos, la naturaleza no tiene amo ni dueño, pescaré y cazaré si tengo la necesidad. -Replicó con enfado, preguntándose quien se pensaba aquel joven de pelo rosa que era para nombrarse dueño del bosque. -Deja de emitir esos gruñidos, pareces un perro con tos. -Le dijo incorporándose, poniéndose firmemente sobre sus cuatro patas, ligeramente flexionadas y con las alas púrpuras semi-abiertas.

El celo no solo le provocaba deseos de encontrar un compañero o compañera, también le hacía ser más agresivo, más belicoso, menos dado a pensar y tratar de solucionar los problemas peleando en vez de hablando. El dragón turquesa estaba listo para pelear, tenía la cola medio alzada y casi estaba agazapado, como un gato a punto de saltar sobre su presa.


avatar
Salón : 1 B Dromes : 100430
Reputación : 8
Mensajes : 236
Ver perfil de usuario
Skye D.
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de dragones. -Priv. Zackary Argyreon-

Mensaje por Zackary Argyreon el Dom Jul 08, 2018 10:33 pm

Sintió como si alguna entidad invisible y horrenda detrás de él le tomara de los mechones de lacio cabello y lo halara con fuerza cuando escuchó las palabras soeces de aquél lagarto verde. — ¡¡¿AAAH?!! — Su mandíbula se tensó y sus dientes brillaron con el resplandor de la luna y las estrellas, estaba furioso ante semejante tono utilizado. Se puso una de las manos en la cintura y señaló con fiereza y poca condescendencia al que por supuesto, consideraba invasor — ¿Y cómo liandres nunca te había visto por aquí? — Su lengua era afilada, podía destrozarlo si se lo proponía — ¡No puedes engañarme! — Gruñó furioso mirándolo fijamente. Ahora, la voz del ajeno ya se había vuelto sin duda un tono insufrible que no tendría la paciencia de soportar. Bah, si iba a tener que echarlo por la fuerza lo haría y vaya que tenía ya el combustible para hacerlo, era una bomba de mecha muy corta, y el otro reptil lo había inflado para finalmente hacerlo estallar. Apretó los puños y un poco de vapor comenzó a salir del interior de éstos, podía sentir su energía fluyendo a través de sus venas y arterias, la adrenalina comenzaba a hacerse más y más presente en su torrente sanguíneo, era tanta que sus ojos terminaron por adoptar una figura macabra y surrealista de lo que era su rostro de dragón original.

Por el aspecto aquél, sabía que de tomar su forma real no le sería muy difícil ahuyentarlo, pero lo consideró poco necesario y como todo cocodrilo invasor del lago, terminaría por simplemente lanzarlo lejos o bien, obligarlo a confesar la verdad. Sin duda, una vez enojado, el pelirrosa se convertía en un guerrero dado a crear conclusiones algo exageradas y agresivas sobre sus enemigos o visitantes a los que no tenía confianza, agresivo y violento era como solía ser todo el tiempo, y para él, la pelea era una vía muy usada en casi todo aspecto de su vida.

Abrió entonces los puños y sus manos emanaron una cantidad considerable de fuego no tan denso pero si abrazador, lo suficiente como para agitar levemente el agua de la superficie y crear vapor. — Cuidar a los seres de éste bosque es mi trabajo, sea quién seas, y si tengo que echarte a patadas de aquí, bueno, trataré de divertirme en el proceso antes de convertirte en una simple brocheta — Enfatizó con voz ronca.



My princess:

avatar
Dromes : 6256
Reputación : 11
Mensajes : 109
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de dragones. -Priv. Zackary Argyreon-

Mensaje por Skye D. el Dom Jul 22, 2018 2:26 pm

Skye lanzó un gruñido y se tensó cuando escuchar al otro dar un grito mientras algo parecía tirarle de los pelos. Miró de reojo alrededor, sacudiendo la musculosa cola tras él con desconfianza, pues no sabía si aquello era obra de aquel tipo o había algún tipo de ente invisible que pudiera amenazarlo.

-¿Cómo voy a saber lo que ves o no? -Preguntó a su vez, estrechado la mirada, molesto. -Pero yo estoy seguro que si te hubiera visto me acordaría, recordaría a un humano tan escandaloso. -Aseguró, soltando un resoplido de vapor helado. -Como tú digas… -Respondió indiferente cuando el otro le aseguró que no iba a poder engañarlo.

Cuando vio al otro tensarse y empezar a formarse humo o vapor él también se preparó, erizando las escamas y flexionando las patas, clavando las garras en la tierra para darle una pisada firme por si tenía que saltar para esquivar un ataque o atacar.

-No he venido a causar problemas ni a luchar, pero no pienso marcharme de un lugar que es de todo solo porque un tipo diga que es suyo. -Replicó el dragón turquesa al ver las llamas del lago, sin dejarse intimidar, cerrando sus segundos párpados que le permitían ver sin problemas con aquellas llamas.

Skye abrió las fauces y lanzó un enorme torrente de llamas azules que quemaban por frío y que en vez de cenizas dejaban copos de nieve a su paso. Las llamas iban con intención de envolver al otro, no para matarlo, esperaba poder intimidarlo para hacerle cambiar de opinión o meterle en aquella dura cabezota que el lago y el bosque no podía tener dueño. Aquel lugar pertenecía a todos y era parte de la naturaleza, que ofrecía sus dones para aquellos que quisieran hacer usos de ellos y por supuesto siempre con respeto. Supuso que en lo referente a divertirse es que se pensaba que se iba a quedar quieto esperando a recibir sus ataques, pero mientras expulsaba el torrente de fuego helado Skye se impulsó hacia el cielo para contar con la ventaja de estar por encima de su oponente.



avatar
Salón : 1 B Dromes : 100430
Reputación : 8
Mensajes : 236
Ver perfil de usuario
Skye D.
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de dragones. -Priv. Zackary Argyreon-

Mensaje por Zackary Argyreon el Jue Jul 26, 2018 7:58 pm

No iba a transformarse en una especie de criatura similar a aquella que ahora sus ojos estaban viendo, sería agotador tener que crecer demasiado para tener que ahuyentar a lo que parecía un renacuajo comparado con la salamandra. Gruñó intensamente, y comprendiendo que la otra criatura no entendería por las buenas, se preparó para rechazar su golpe con la diestra y empujarlo hacia un lado. Sus extremidades ya se encontraban lo suficientemente calientes como para sentir alguna clase de frío, del cual se enteró al ver aquellos cristales formarse sobre el agua. — Necio, yo soy fuego, soy desolación ¿como osas tratar de mentirme y encima atacarme? — El humo siguió saliendo de su cuerpo, ahora mostrando una sonrisa frívola y llena de cinismo, estaba comenzando a sentir aquella invitación que le agradaba a la pelea. La detonación comenzó a crear una especie de bruma alrededor del sitio, como aquella formada alrededor de los sitios pantanosos y olvidados. Si sus palabras no iban a hacer ningún bien, tendría que esforzarse por lo menos. No le quedó de otra que retroceder y evitar que lo viese oculto bajo las copas de los árboles, eso si, tendría el cuidado de maquinar muy bien su golpe ya que aquél no era demasiado grande y seguramente podría amedrentarlo. No lo conocía, e iba a ser muy difícil hacerlo cambiar de opinión ahora que se había atrevido a lanzarle una bocanada de aliento.

Aprovecharía para distinguirlo desde abajo con la luz de la luna y las estrellas, que alumbraban sobre el cielo, dejándole ver la silueta de aquellas alas a unos cuantos metros de la tierra. Si Zackary había tomado la forma humana era por algo en particular, y aprovecharía todo lo que estuviese a su favor en un sitio que conocía bien. Entonces esperó sobre una de las ramas de algún árbol, desde donde dispararía un proyectil de fuego con la boca para despistar a su contrincante y posteriormente lo atacaría saltando sobre él, generando una explosión con sus flamas desde donde saldría disparado él también si todo salía como esperaba, pues no sería del todo positivo terminar calcinado en dicha explosión. — Veo que hay dragones tan impredecibles, como los humanos que viven en ésta ciudad, tch — Dijo con mal humor.



My princess:

avatar
Dromes : 6256
Reputación : 11
Mensajes : 109
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de dragones. -Priv. Zackary Argyreon-

Mensaje por Skye D. el Mar Jul 31, 2018 10:35 am

Skye no se sorprendió cuando su aliento no pareció causar efecto en su enemigo, estaba más que acostumbrado a imprevistos como aquel, lanzando un nuevo ataque a modo de esfera de fuego helado, esperando que aquello afectara al pelirosa.

-¿Te crees Smaug? Deberías ver menos películas. -Se burló el turquesa.

En cuanto el vapor estalló en torno al lugar los ojos de Skye parecieron brillar con luz propia, permitiéndole ver sin problemas en la niebla, impulsándose con sus alas hacia el cielo, pues ya que era un dragón iba a luchar como tal, desde el aire, solo los bípedos terrestres luchaban en el suelo. Vio venir un proyectil que hizo resplandecer la niebla, lanzando una bocanada de fuego azul que lo envolvió como una gran cúpula de fuego azul. Cuando se lanzara a por él, los puños del chico golpearían un hielo duro como el acero. Aquel hielo había sido formado por las llamas azules que había usado el dragón turquesa para envolverse con ellas, creando una especie de armadura que se amolaba a su cuerpo y creando cuchillas afiladas en los extremos de sus alas y en los “codos” de sus patas delanteras, además de púas a lo largo del lomo. Skye le lanzaría un coletazo con su musculosa cola, esperando conseguir alcanzarlo y lanzarlo contra el suelo para alejarlo de él, alcanzando más altura para poder atacarlo a distancia sin que llegara a a él.

-Estás jugando con fuego, bípedo. -Advirtió en tono amenazante el dragón turquesa.


avatar
Salón : 1 B Dromes : 100430
Reputación : 8
Mensajes : 236
Ver perfil de usuario
Skye D.
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de dragones. -Priv. Zackary Argyreon-

Mensaje por Zackary Argyreon el Jue Ago 02, 2018 2:55 pm

Se quedó observandolo con behemencia durante unos segundos, ¿una película? No entendía del todo que era eso y dedujo que se trataba de algo que uno de sus amigos en algún momento prometió mostrarle. ¿Qué clase de dragón era ese? Era tan humano que lo contrariaba con todo lo que sabía, una razón más para sentirse incómodo. Se mantuvo en silencio, defendiéndose de los ataques tan rudimentarios de una bestia como el verde, y era entendible, por eso prefería luchar más compacto. Transformarse en su forma original sería un esfuerzo innecesario pues consideraba se aburriría demasiado rápido. Esbozó una sonrisa y comenzó a lanzar fuego por las manos, así jugando, tenía todavía toda la noche por delante — Es, como un tiro al blanco, como me enseñaron en el pasado con flechas, bien, pajarraco, sigue así ¿tienes algo qué mostrar realmente? — Dijo divertido, arrojándose al aire y llevando consigo un par de bolas de fuego medianas, del tamaño de una sandía que finalmente chocó una contra otra para generar una explosión comparable a una pequeña mina en el cielo. — En aire y en tierra, he aprendido a no usar las alas para cosas tan mundanas ¿cuantos años tienes? ¿Cinco? — Espetó con risa entrecortada.

La temperatura comenzaba a subir en su cuerpo de manera habitual siendo que estaba en un combate, además, el uso del fuego le había ayudado a calentar las articulaciones por lo que su cuerpo estaba aprovechando al máximo el calor del lugar. El hielo lo hacía recordar a un viejo amigo, pero era suficiente de esa peste, la expulsaría por intentar levantar un falso. — Qué complaciente debe ser para los de tu calaña ser poco sinceros ¿no? Ahora lo veo mejor... — Dijo barriendo con el dorso de su mano unas gotas de sudor de su barbilla — ... los dragones han perdido el espíritu de la honradez, que pena, y te atreves a lucir esa forma tan noble mientras llenas tu boca de sucias mentiras, ¡largo! — Exclamó indignado, pues concluía que el extraño ser estaba ahí para robar las provisiones de los demás — Si, seguro que tu eres ese ladrón ¿eh? Del que todos hablan en el bosque, no voy a permitir que sigas con tu papel de enemigo, haré lo que esté a mi alcance para destruirte — Hablaba con suma seriedad, con determinación — ¡Anda! ¡Diviérteme! — Gruñó encendiendo su cuerpo de forma repentina, creando un destello de luz que se elevó hasta el cielo como si una fogata se hubiese encendido de forma explosiva para después apagarse en un impulso momentáneo, pues era su carácter el que acababa de mostrar su ímpetu glorioso. Sus extremidades ya estaban cargadas y sus ojos comenzaron a brillar de un color dorado. Las hormonas salvajes comenzaban a hacerlo todo más siniestro, sonreía con locura.

...¡¿Yo?! ¡ME ENCANTA JUGAR CON FUEGO! — Feroz, exclamó delante del presumible criminal y dejó de lado las maniobras evasivas, dispuesto a recibir ese coletazo con los brazos abiertos. El daño lo valía, por supuesto, y un poco de dolor en su dura piel no dejaría cicatriz supuso... se sujetaría firmemente a la cola del enemigo y dejaría salir esas bolas de luz incandescentes sobre su escuálido cuerpo para detonar en una terrible explosión, entre más fuerte fuese, mejor, pues la temperatura era su aliada.



My princess:

avatar
Dromes : 6256
Reputación : 11
Mensajes : 109
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de dragones. -Priv. Zackary Argyreon-

Mensaje por M. Levka Nikoláyevich el Mar Oct 23, 2018 11:04 am


Φ CERRADO Φ

Debido a la falta de respuestas en éste tema durante dos meses o más, y muy a nuestro pesar, el tema ha sido cerrado y retirado de la zona correspondiente. Sin embargo puedes recuperarlo, pidiendo su reapertura, aquí.
Lugar: Bosque
Atte: Staff ITR.





avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 44014
Reputación : 4
Mensajes : 235
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche de dragones. -Priv. Zackary Argyreon-

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.