image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas
» Despedida
Hoy a las 4:04 pm por Jesse Sanders

» You?...Again? (Priv. Velkan)
Hoy a las 5:38 am por Velkan Alexander Belmont

» Coffee Time. (Priv. Velkan)
Hoy a las 4:16 am por Velkan Alexander Belmont

» Rhodes Ann
Ayer a las 10:04 pm por Khaeli Dunkheit

» ID. AKURA YUUMA
Ayer a las 10:01 pm por Khaeli Dunkheit

» Caso 152463122 - A: Culpas y venganzas Pt.1 [Priv. Saya Vlad]
Ayer a las 9:56 pm por Shiryuu & Meneth

» Cambios para mi ficha
Ayer a las 9:36 pm por Rechy Syphiras

» Pie de lombrices y crema [Finalizado]
Ayer a las 9:12 pm por Rechy Syphiras

» [Tablilla] White rose queen
Ayer a las 6:04 pm por Aphrodite P

» Meet the Wolf | Libre |
Ayer a las 12:34 pm por Nate Sköll





















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!












HAPPY BIRTHDAY
Hana Iwafune
¡TE DESEA TAKEMORI!
¡Y hoy inauguramos este hermoso espacio para los beios cumpleaños del mes! ¡Perdonen nuestra tardanza en volver! Pero aquí estamos para poder celebrar junto a nuestra Hanita, también conocida como Trinity su cumpleaños (un pelín atrasadito, perdón uwu). ¡Y es que esto es un momento especial! Porque ella es un usuario que siempre ha estado con nosotros desde hace muchos añitos, apoyándonos y ayudándonos un montón. ¡Siempre está allí para todos! Es que es un amor de persona y una excelente moderadora de eventos. Personalmente, les queremos desear un maravilloso cumpleaños a nuestra hermosa Trini Porque la amamos mucho en el staff. ¡Y no se queda corta! Que también es muy querida por los usuarios mismos, por supuesto que si. Así que muy feliz cumpleaños.
¡Y te tenemos un regalito!



Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Too much tequila? (priv. Yeye)

Mensaje por Jestro Jokster el Lun Jun 18, 2018 8:53 pm

Las horas del día habían terminado y me habían dado ganas de salir, hacía tiempo no salia además de que me quedaban pocos dromes y debía conseguir unos cuantos mas, — Umm el dinero se termina, tendré que aprovechar esta salida para conseguir mas porque buscar un trabajo no es una opción, he de salir a ver que puedo conseguir —, para mi suerte ya estaba comenzando a llegar el anochecer y esa el momento perfecto para conseguir algo de efectivo, preferí salir con algo mas casual y no usar mi ropa de siempre pues ya antes me habían atrapado por mi forma de vestir, es decir, salía corriendo como si el mismo diablo me persiguiera pero los testigos siempre decían "va vestido como bufón" y bueno me encontraban mas fácil así que ahora tendría que aprender de ese error para no volver a cometerlo, poca era la ropa que tenía perooo por suerte tenía algo no tan llamativo y un poco mas común a como normalmente he visto a los demás habitantes, así que eso fue lo que me puse, una playera negra con gorrito, un short de mezcillla azul y un par de botas negras, listo para ir a la calle.

así mero:

Ya estaba caminando justo directo hacía la puerta cuando Monstrox me ve y me detiene, — Y tú, a donde crees que vas? —, me detuve, suspire, me gire para mirarlo y responder a su pregunta, — Ya no tengo dromes, tengo que ir a conseguir mas, ya sabes como lo conseguimos pero esta vez no podré llevarte conmigo, debo hacerlo solo, espero no te moleste quedarte a esperarme pero ya habrá otra ocasión en la que me acompañes, además me has dicho que debo empezar a hacer las cosas por mi cuenta o no? —, el libro sonrió, — Pues si, ya es tiempo de que hagas algunas cosas por tu cuenta, ya vete y demuéstrame lo que puedes hacer por tu cuenta niño —, con la aprobación obtenida continué con mi salida, cerrando la puerta de mi habitación, recorriendo los pasillos hasta salir del área de las habitaciones, pasando por las áreas verdes del Instituto mirando algunas parejitas aprovechando la oscuridad de la noche para darse sus buenos besos, abrazos y demás manasos, seee exacto, se manoseaban y los vi por casualidad de que pasaba por ahí.  En fin mientras ellos siguen con su calentura yo me pongo en marcha directo a la zona de bares y discotecas, el mejor lugar para conseguir dinero.

Llegue a la parada de los autobuses, fue poca la espera pues rápidamente llego un camión al que subí comenzando el recorrido, el camino era largo pero usando este medio de transporte no fue tan tardado como lo hubiera sido de ir caminando, comenzaban a verse las luces de los letreros en neón que me avisaban la poca distancia que faltaba para llegar, cuando por fin llegue me puse en marcha rápido y sin perder el tiempo, caminando por las calles mirando cuál era el bar o la discoteca que mas gente tuviera en su interior, — Vaya que suerte la mía, todos los lugares están a reventar, esta sera una buena noche —, mis ojos brillaron de la emoción, entre a un par de discotecas colándome en la pista donde bailaban, fingiendo que chocaba para sacar las carteras y cuanto objeto valioso pudiera ver, por momentos caminaba por las mesas, arrastrándome por el suelo sacando el dinero de los bolsos de las chicas que tenían su atención en los jóvenes o en sus bebidas, logrando obtener una buena cantidad de efectivo, una vez conseguía una gran suma simplemente salía pues no quería que me atraparan como en ocasiones anteriores.

Sentía que no había pasado mucho tiempo cuando ya tenía una buena cantidad de dromes, — Esto me va a durar un buen tiempo pero aun quedan mas horas de la noche, creo que es buena idea seguir robando un poco mas —, en mi búsqueda de un nuevo objetivo pase por un bar que atrajo mi atención pues no se me hacía familiar, tal vez era un lugar nuevo, en su letrero había un jalapeño con bigote y sombrero, — Umm no se ve algo así todos los días, me pregunto que cosas podría conseguir aquí', bueno para salir de dudas pues es mejor entrar —, por dentro el aspecto del bar era demasiado distinto a lo que conocía, su decoración era bastante peculiar, cactus en las esquinas, cuadros de gente a caballos decorando las paredes, muchas banderas de tres colores colgadas en algunos rincones, paredes decoradas con madera rustica, era un lugar nuevo, novedoso y a la vez agradable, pero lo que pude notar es que nadie bailaba, los que estaban ahí comían y bebían, algunos bebiendo en la barra otros comiendo extraños platillos en las mesas, sin duda era un lugar que nunca había visitado, caminaba por el lugar mirando lo que comían, — Esto no me es conocido pero debo admitir que se ve delicioso, creo que debería pedir algo para cenar —, me senté en una mesa pero no supe que pedir, así que cuando la mesera me tomo la orden solo le dije que me trajera lo que ella quisiera, respondió diciendo que me traería una orden de tacos, cuando los trajo empecé a comer y buena enchilada la que me di con esa salsa con la que estaban bien bañados, — Sabrozo pero picoso —.

Corrí a la barra y pedí algo de beber pero por mis ojos rojos el que me atendió sepa que cosa pensó que solo me dijo que tenía el remedio perfecto, me dio un vaso pequeño cuyo contenido era transparente, me fui con la lógica que era agua y lo tome de lleno sin imaginar lo que sentí, era la primera vez que sentía algo así, es liquido no era agua, era otra cosa que causo me ardiera la garganta cuando lo tome, a como pude pregunte que era, el señor de la barra me dijo que me había dado tequila, esa palabra jamás la había escuchado, pero el sabor termino siendo de mi agrado y pedí otro vasito mas, a mi lado estaba un joven de largo cabello negro que se veía muy serio, no es que fuera grosero pero no pude evitar mirarlo un poco en lo que esperaba mi segundo trago, — Me pregunto...cuantos dromes tiene en sus bolsillos? —, si bueno pues a fin de cuentas estaba ahí para robar y si ese sujeto tiene algo encima pues si puedo, se lo robo?.


Última edición por Jestro Jokster el Sáb Sep 15, 2018 4:08 pm, editado 1 vez


Jestro habla (0066ff) - Dragonio habla (003399) - Jestro piensa (990000) - Monstrox habla (663300) - Mi Ficha

cosas de Jestro:

avatar
Salón : 2 A Edad : 21 Dromes : 143581
Reputación : 31
Mensajes : 899
Ver perfil de usuario http://jestro-the-jester.tumblr.com/
Jestro Jokster
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Too much tequila? (priv. Yeye)

Mensaje por Yeye el Jue Jun 21, 2018 10:03 pm

[. . .]


"Tal vez deba salir hoy" pensaba el pelicastaño después de haber revisado el plano vació y muerto que dejaba su caja refrigeradora de alimentos. Mantenía su mirada firme ante las atrocidades revueltas en mares de comida podrida, consecuencia de la torpeza que llevaba siguiéndolo desde que nació; su mano, que descansaba apoyándose en la puerta del refrigerador para que el mismo no se cerrara, temblaba levemente al pensar en lo que le acontecería dentro de unas horas: tendría que limpiar este desastre tarde o temprano. Fue culpa de él, ahora, ¿cómo se deshace de la evidencia?, y por sobretodo, ¿qué puede comer en esos momentos sin arriesgarse a una intoxicación?, en primera instancia abrió este contenedor para satisfacer su necesidad de energía, solo consiguió quitarse aún más ánimos a si mismo.

Habían unos cuantos aderezos embotellados regándose en la puerta donde los había posicionado esa misma mañana, recuerda como probó la quetchuppu -aún no puede pronunciar muy bien las palabras en inglés, ¡la pronunciación es dificil!, ¿qué tienen las tierras lejanas y su excesivo uso del inglés?- y la mostaza directamente de las botellas de vidrio, los condimentos eran demasiado fuertes para su lengua especializada en el dulce tradicional así que terminó por arrugar la nariz, sin escupir ninguno de lo dos condimentos por temor a que se desperdiciaran. Lo peor es que olvidó tapar cada una de las botellas con su respectiva tapa, así que los líquidos se entremezclaron con el vinagre de manzana que, esta vez la noche anterior, dejó la botella destapada -después de intentar probarla, claro- ; terminó cayendo en todas las repisas del refrigerador, tomando todo el camino de la botella hacia abajo hasta tocar el suelo. Tal vez tampoco debió dejar la bolsa de pan en rebanadas sin amarrar, ahora estaban completamente humedecidas por las variadas sustancias y sospechosas que se encontraban regadas como si de una explosión de especies se tratase. No era una vista muy agradable, muchos colores antes vívidos y de aspecto comestible revueltos en una especie de jalea café; el olor pútrido hacia menos reconfortante la escena, pues, a parte de los líquidos pastosos habían verduras probablemente con un largo tiempo de refrigeración en el fondo de todo, se cubrían a si mismas con un hilo polvoso de color blanco amarillento y dejaban a su paso grandes cantidades de jugo con el respectivo color de la verdura; las zanahorias, negras, achicadas como si hubieran sido quemadas; los tomates habían perdido ese color rojo característico para evolucionar a café oscuro y detalles negros, dejó la suavidad atrás, ahora era una hoja seca; básicamente, todo lo verde pasó a blanco y lo colorido a negro. En teoría todo lo blanco y negro es peligroso, ¿no?.

Posó su mirada en aquella verdura que sobresalía por su radiante color verdoso, ¿las lechugas aún medio podridas se pueden comer?, parecían carcomidas por algún animal venenoso... aunque solo las puntas manifestaban ese problema, eso y la viscosidad que se veía que desbordaba como si fuera agua, las venas parecían muy saludables sobresaliendo de su respectiva hoja... no se veían tan mal, ¿seguirá siendo comestible?. Como se puede imaginar, Shichika abrió su mandíbula de par en par para brindarle una gigantesca mordida a esa lechuga carcomida. Mascó una vez con la esperanza de poder saciar el hambre que le llevaba molestando desde hace un rato -no tenía mucho, pero las cantidades que le regalaban los vecinos eran tacañamente pequeñas-, mascó la segunda vez, pudo sentir como a la par de que su molar superior dejara el contacto con la lechuca apenas mascada dejaba un brote minúsculo de una flacidez amarga, brotando desde la punta de su lengua hasta poder sentir el sabor en su nariz, en la tercera y cuarta mascada empezó a sentir como la amargura estaba invadiendo cada pared de su boca, la quinta mascada fue la definitiva, casi la ganadora de su completo asco. La viscosidad no se supone que debe de estar ahí, si no mal recuerda las lechugas tienden a resonar un pequeño ruido crujiente a la hora de masticar, esta solamente era como mascar algo un poco más espeso que el agua, pero definitivamente no líquido. Amargo, pastoso, probablemente verde y quizá con unos pequeños fragmentos de tierra; todo podía olvidarse si se disponía a dirigir la vista a alguna otra parte que no fuera el panorama que estaba regalando lacaja enfriadora. Tenía que ver otra cosa para evitar escupir el desastre que había creado y no desperdiciar un buen pedazo de lechuga -realmente no quiere admitir que fue una mala idea-.

Después de varios minutos de ridiculizarse a los ojos de absolutamente nadie, girando y saltando, reteniendo con terquedad el liquido; por más que tomara toda su valentía para finalmente deshacerse de esos rastros de sus errores que resguardaba dentro de su boca, se le hacía físicamente imposible pasar todo eso por su garganta. Lo intentó una vez, pero regresó con un ligero toque de ácido gástrico, ¿o tal vez era bilis?, quien sabe, no es como si saberlo le quitaría lo extra desagradable que le parecía en esos momentos. Escupir no es una opción, como ya se ha establecido él no está en posición en desperdiciar nada -por más que su refrigerador diga lo contrario- y su mentalidad necia no le permitía darse por vencido, no quería ser derrotado por un pedazo de lechuga a medio podrir.

Un gran portazo lo sacó de su batalla mental, tragando el asqueroso néctar del puro susto. Oh... al parecer no necesitaba voluntad, solo requería un pequeño impulso para terminar con lo que se había impuesto; de alguna manera un poco del contenido terminó esparcido en pequeñas partículas flotando en toda su habitación, no tiene idea de como si está muy seguro de que todo había terminado en su estómago; pero, ¡hey! ¡este no es el momento de analizar sobre sus dudosas conductas de limpieza!, alguien había profanado la entrada de su momentáneo hogar con fuerza bruta y Shichika, por pura educación, debe de reaccionar con la misma violencia. Se preparó para la batalla tomando su posición marcial usual -siempre el brazo y pierna derechos por enfrente- y esperó a cualquier otro sonido para preparar el golpe; si no hubiera sido porque reconoció la voz de su vecino histérico -en realidad es vecina, pero él no tiene eso en cuenta- en el momento que le empezó a gritar habría reventado algo de esa cara, se detuvo en el último segundo así que tuvo tiempo suficiente para fingir que absolutamente no estuvo a punto de golpear la cara que le da alimento.

—¡Deja de estar haciendo tanto ruido, por dios!— le gritaba a todo pulmón aquel humano, ¿qué tenían ellos que siempre se encontraban descargando su ira con el inocente?, la mayoria de los encuentros que tenía con ellos solo resultaban positivos si lo encontraban con uniforme o lleno de tierra, ¿tal vez sienten algo de respeto por la suciedad?, debería dejar de bañarse tan seguido —¡¡Niño, sé que vienes cansado del trabajo!!, normalmente se te suelen perdonar los ruidos de patadas y platos rotos, ¡pero por dios!, parece como si estuvieras corriendo una maratón, ¿¡y qué es este desastre?!, ¡Oh dios, oh dios, oh dios, algo se movió debajo de la ropa sucia!, ¡Y mira el suelo!, ¡Mira como me lo dejaste, tan lleno de porquería, pegajoso!, no entiendo como un chico tan callado y educado como tu puede vivir revolcándose en la mugre, no puedo creer que la limpieza te haya dejado este desastre!— ante tanta palabrería no alcanzaba a responderle, estaba muy confundido sobre lo que estaba pasando, solo... habla muy rápido, la lengua parece serpentina al ayudar a producir tantas palabras en ese tono agudo que rechinaba con intención de reventar tímpanos. El humano pequeño y redondo hace una pausa, hiperventilaba por el aire faltante que había en su espacio —¡Maldita sea mocoso! ¡¿Por qué sigues aquí?!, ¡vete!— le señala la puerta, tembloroso, al parecer gritar era cansado; —¡Y trae un jodido PAQUETE DE HUEVOS!.

[...]

La noche lúgubre, nubes humeadas y vacías que paseaban sobre su contraste; una calle repleta de neones luminosos, formando dibujos animados con movimientos torpes y lentos, todos encima de su respectivo local. El aroma del metal en las monedas reventándose en las cajas registradoras, dichosas de la clientela tan concurrida que atravesaba las puertas para nunca salir; la luz que decoraba cada uno de los rincones de la avenida atraía a todos como mosquitos hambrientos, ansiosos por probar un poco de diversión para olvidar los defectos de la avenida; se escuchaban los murmullos danzantes que saltaban de pared en pared, chocando con los murmullos de otras personas, un baile muy poco apacible, si trata de ser sincero. ¿Tal vez debería de refugiarse en alguna parte, donde el ruido fuera soportable?, entrar en el bar más cercano, más barato y, sobretodo, que le dé un buen trago de alcohol. Sus manos van a parar a los bolsillos de su forzosamente puesta camiseta hawaiana -que estaba muy mal combinada con su hakama rojo- para buscar algún billete o monedas, en ese momento está muy seguro de que aún no había gastado los billetes de su último pago. Siente varios billetes en el bolsillo derecho, tal vez los suficientes para pasar una buena noche; no lo piensa más y entra al lugar que más atención le llamo.

Una especie de jalapeño -¿jalapecho?, ¿jalón?- con un bigote y sobrero gigante sobrepuestos con luces neón, ¿cómo no hacerle caso a un letrero así?; al entrar el olor a alcohol y maíz entró por su nariz, el picor le moletestaba un poco sin embargo eso era señal de un buen plato picante -por su puesto que preferiría un dulce en esos momentos, pero junto a las bebidas alcohólicas siempre es mejor acompañarlas con algo picante-; tuvo que pasar entre un mar de gente que realizaban extrañas danzas donde golpeaban muy fuerte el suelo con sus pies, giraban y giraban y de vez en cuando soltaban alaridos -¿tal vez eran cánticos?, ¿"AYYYYY AYYY AYYYYYY" es un alarido?- para poder llegar a la barra, curiosamente no habían muchos ocupando las sillas, la mayoría bailaba con entusiasmo en la pista de en medio. Se veía divertido, pero mover los pies así no es para él.

El cantinero se acerca a él, prepotente, sus ojos intentaban analizar a Shichika como si fuera un perro de la calle. Trataba de cerciorarse de que tuviera el dinero a la mano para evitarse la pena de sacarlo a patadas, y esperaba de alguna manera que el chico se diera cuenta. Obviamente no lo hizo.

Lo que sea para comer, y lo que sea para beber — Shichika saca un billete del bolsillo superior derecho de su camiseta entreabierta y lo coloca en la barra, sin darse cuenta de que las sospechas sobre él habían disipado. El cantinero no dijo nada, tomó el dinero -negándose a darle cambio- y de inmediato le trajo una especie de plato con masa crujiente de maíz, embarrada en su totalidad de queso derretido. Estaba en un bar extranjero, eso explicaba las extrañas acciones del lugar. Junto al plato había una botella entera de "¿ T E O U I I A ?" -no sabe leer muy bien así que solo adivinó las letras-, había un pequeño vaso de cristal a unos centímetros de la bebida alcohólica, al parecer se debía vertir el contenido ahí. Toma ese pequeño vaso y se sirve hasta el tope, inmediatamente se toma todo de golpe. Era bueno, ardía un poco y el frío del líquido le daba un buen sabor, pero bueno al fin y al cabo, aunque fuera un puñetazo muy crudo para la garganta. Hizo la misma prueba de gusto con la masa frita: crujiente, el sabor a queso le dejaba una salada sensación en la lengua y el espesor del queso derretido se fundía entre la dureza de la masa frita. No había mucho de esto en Japón, y es algo triste pensar en eso —¿Cómo se llama esto?— pregunta sorprendido al cantinero, con la boca llena, pero no consigue respuesta. Frunce un poco el ceño al haberse quedado con la duda, pero de inmediato las cejas vuelven a su respectivo lugar, cambiando su usual expresión calmada. No iba a preocuparse por eso. Embulle el contenido que tenía en su boca y vuelve a servirse otro trago. Hoy sería una noche larga.


Última edición por Yeye el Lun Jul 02, 2018 4:59 pm, editado 1 vez



|| —H a b l a r #660000— || " P e n s a r " #330000" || Palabras que Shichika no entiende y a veces le gusta usar; palabras que el autor usa y Shichika desconoce por completo || D e s c o n o c i d o#993366 ||
avatar
Dromes : 10758
Reputación : 3
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Yeye
METAMORFOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Too much tequila? (priv. Yeye)

Mensaje por Jestro Jokster el Vie Jun 29, 2018 9:21 pm

Seguía observando al sujeto ese que hablaba de una forma bastante curiosa, — Se le nota que no es de aquí —, eso me dio una mejor idea, en un principio admito que mi plan era esperar a que se pusiera bien ebrio para aprovecharme de eso y robar cualquier pertenencia de valor que se cargara pero eso cambio con el descubrimiento de su...como decirlo...extrajerosidad?, oh bueno pues, aprovechar que no aparentemente no es de aquí y que por la pronunciación de sus palabras sería sencillo confundirlo o por que no?, engañarlo si se me diera la oportunidad.

— Esta es una oportunidad de esas que no se ven muy seguido, no puedo desaprovecharlo, tengo que exprimir esto lo mas que pueda y creo que ya se cuál es la forma perfecta de hacerlo —, una sonrisa se dibujo en mi rostro por mi ya pensado improvisado plan, era algo sencillo, comer y beber hasta llenarme para después cargarle la cuenta al joven de largo cabello negro y después salir huyendo como si no hubiera un mañana, eso era algo que nunca había echo antes pero desde hace tiempo quería hacer precisamente eso, solo que no se me había presentado la oportunidad hasta hoy. Como aun tenía algo de hambre pedí otra orden de tacos de trompo pero sin salsa ya que buena enchilada la que me di con los primeros tacos, en fin y obviamente al estar en este bar pues he de beber mas, — Mi primera vez tomando bebidas alcohólicas y no me arrepiento, creo será la primera de varias... —, me decía a mi mismo mientras pedía otro vaso mas.

Me atendieron de forma rápida y todo estaba bastante bueno que no podía evitar continuar haciendo mas pedidos de comida y bebida, al mismo tiempo comenzaba a reír pero no por que estuviera entrando en estado inconveniente, en realidad reía del imaginar la reacción del chico, tome el vaso señalando hacía la espalda del joven realizando una especie de brindis en solitario, —  A tu salud quien quiera que seas y que vas a pagar todo lo que estoy consumiendo —, tal vez solo tal vez me pase un poco con la bebida y comenzaba a sentir un pequeño dolor de cabeza y en ocasiones me sentía un poco mareado, no tarde en darme cuenta que era mi señal para salir del lugar pero el tipo de las bebidas y ninguna camarera se dignaba a pasar por donde estaba a preguntarme si quería algo mas para pedir la cuenta y decir que "mi amigo lo pagaría", me tuve que quedar ahí semi-derretido en la barra mientras esperaba, y al no tener mucho que ver continué observando el "florido" y hawaiano aspecto del que estaba a mi lado.


Jestro habla (0066ff) - Dragonio habla (003399) - Jestro piensa (990000) - Monstrox habla (663300) - Mi Ficha

cosas de Jestro:

avatar
Salón : 2 A Edad : 21 Dromes : 143581
Reputación : 31
Mensajes : 899
Ver perfil de usuario http://jestro-the-jester.tumblr.com/
Jestro Jokster
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Too much tequila? (priv. Yeye)

Mensaje por Yeye el Jue Jul 05, 2018 3:46 am

La bebida alcohólica parecía ser fuerte: el sabor se queda contigo iy seca la saliva que solo hace unos pocos segundos estaba presente en su garganta. Era mucho más fuerte que el sake caliente que solía beber en sus antiguos días de viaje, prácticamente se quitaba de encima toda la dulzura que conocía en las bebidas alcohólicas. Crudo, puro alcohol y amargo, nada comparable con la pureza y aroma del arroz fermentado que antes bebía diariamente, por cierto, ¿desde cuando había dejado de beber de manera tan frecuente?, recuerda como cada día bebía algo diferente, ¿el líquido de lechuga vieja cuenta como bebida fermentada? puede que no pero deja la misma sensación de estómago revuelto.

No lleva la cuenta de cuantos vasitos se ha tomado, no le ve el punto de saberlo si todo viene de la misma botella; a parte, ¡sabía tan bien junto con esa masa crujiente!, cuando acabe con la bebida probablemente será el momento en el que deba de irse y tal vez comprar víveres, ¿qué le había pedido el vecino?, uh. Probablemente intente recordar luego. Si no lo recordó en el momento pudo significar que no fue tan importante como quería creer. Debería dejar de molestarse con los pensamientos pasajeros, nunca le llevan a ningún lado y solo dejaban su cabeza dolida.

En fin, centró toda su atención a la botella medio vacía, que hace unos pocos instantes le había estado acompañando en su pequeña desventura para nada rutinaria y completamente inesperada, la extraña bebida " tuequia " hacía su trabajo entreteniendo su estancia en este establecimiento lleno de colores y cubierto de música desde la entrada hasta la barra de bebidas, era algo molesto sentir como las notas de los instrumentos musicales intentaban atravesar agresivamente sus tímpanos hasta pasar por sus entrañas pero poco a poco intentaba agarrar el gusto a la sonata tan atrevida que se denotaba destruyendo todo aspecto de ambiente tranquilo a sus al rededores; no era gran fan de la música porque no tendía a entenderla, nunca salía más haya de las canciones que giraban en torno a la belleza del viento o las suaves cuerdas de un shamisen, acompañado con la dulce voz de algún humano con el rostro pintado absolutamente de blanco -probablemente una geisha o alguna mujer de teatro antiguo- quizá con algunos acompañantes danzando al compás de cada una de las cuerdas. Uh, su cabeza está llevándolo a otra parte.

Pide otra ronda de masa crujiente,no tuvo que esperar demasiado para conseguir el platillo que quería, al parecer era un aperitivo bastante sencillo de hacer.  Mucho mejor para él, podría encargar alguna cantidad grande y ridícula en un solo plato para no tomarse la molestia de seguir gastando saliva en alzar la voz para pedir, sobretodo en ese ambiente tan ruidoso, —¡OH!, ¡No pierden el tiempo!— exclamó emocionado hacia la primera persona que logró divisar, que era el extraño chico de al lado —¿Tienes idea de como se llama esto?— le señala de manera entusiasta el platillo lleno de masa crujiente, jalapeños y una cantidad excesiva de queso derretido descansando sobre todo el contenido; el pelicastaño no tenía con quien compartir su sorpresa ante la eficiencia sobre la entrega de alimentos en este lugar así que prefirió descargar todas sus opiniones en aquel desconocido pálido de al lado de su asiento. Probablemente le restaría importancia a su arranque de emoción si no conseguía alguna respuesta de su parte, no obstante su explosión de entusiasmo le había ganado. Incluso el pelicastaño no notó cuando posó su mano repleta de queso derretido sobre el hombro ajeno, dejando restos notorios en la camiseta.



|| —H a b l a r #660000— || " P e n s a r " #330000" || Palabras que Shichika no entiende y a veces le gusta usar; palabras que el autor usa y Shichika desconoce por completo || D e s c o n o c i d o#993366 ||
avatar
Dromes : 10758
Reputación : 3
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Yeye
METAMORFOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Too much tequila? (priv. Yeye)

Mensaje por Jestro Jokster el Miér Jul 11, 2018 8:00 pm

Después de varias rondas de tacos, ya por fin deje de pedir pues ya me sentía más que satisfecho, y solo pedía otra ronda más pues el sabor de aquel liquido era algo que me había gustado mucho, — Se que soy menor de edad y que no debería estar tomando tequila o alguna otra bebida alcohólica pero es la primera vez que la pruebo, además ni la pienso pagar, le cargare todo a la cuenta del chico de cabello negro y así puedo regresar tranquilamente a mi cuarto con todo el efectivo que he conseguido y si que nos va a durar un buen tiempo —, en ocasiones reía al pensar en lo que hacía, si estaba bien o mal eso era algo que la verdad no me importaba pues yo hacía lo que quería cuando quería, así he sido siempre y es así como pienso continuar.

A pesar de que era la primera vez que tomaba este tipo de bebidas sabía que debía moderarme y no excederme pues de hacerlo seguro me iría bastante mal, de por sí tenía que pensar alguna forma en como sacarme el aliento alcohólico cuando llegara al Instituto pues saben la edad que tengo y si me descubren quien sabe que castigo me puedan dar, además de eso debo pensar en que si Monstrox lo sabe seguro me da un buen regaño y castigo también y para ser honesto no quiero recibir castigos ni escuchar regaños por eso debo pensar que hacer para quitarme el olor, suspiraba mientras pensaba para remate continuaba dando tragos al vaso, no podía evitarlo, tenía buen sabor.

En lo que intentaba pensar en posibles opciones continuaba escuchando el curioso vocabulario del joven de a lado, en definitiva él no era de aquí y era muy evidente que era de alguna otra parte, pero lo que me tomo por sorpresa es que hacía algo que creo podría ayudarme, el chico pedía platos con nachos, la mirar los platos que le servían pude ver que eran unos enormes y bien surtidos platos de nachos con abundante queso y algunos jalapeños, ver eso me dio una idea, — Tal vez el queso de los nachos y los mismos nachos en sí podrían quitarme el aliento del tequila?, podría ser que si pero no lo se, jamás he tomado esto antes, creo que intentare comer algunos nachos y ver que pasa, en el caso de que no funcione, creo que tendré que preguntarle a los empleados de aquí si conocen algo que me pueda ayudar —, ya tenía una posible solución ahora era intentarlo y esperar que funcionara, estaba por pedirme un plato de nachos para mi cuando paso lo que menos me imagine...

El chico ese si ese de habla curiosa, aquel a quien pensaba cargarle toda mi cuenta de consumo se giro y me miro, casi casi me da un infarto pero me calme en el momento pues no tenía nada que temer si ese sujeto no tenía idea de lo que yo pensaba hacer, así que me mantuve tranquilo ante su mirada sobre mi, — Calma no es como que sepa lo que tengo en mente, tal vez me piensa preguntar algo que él no sabe que es y eso sería todo y listo —, me relaje y espere a que soltara lo que fuera que me quisiera decir, para mi sorpresa me pregunto si yo conocía el nombre de esa masa crujiente que comía y señalaba su plato con nachos, estaba por responder a su pregunta cuando puso su mano en mi hombro cosa que no me habría encendido en llamas internas si su mano estuviera limpia pero su mano estaba cubierta de queso y dejo su queso en mi suéter de color negro, acaso tienes idea de lo difícil que es sacar las manchas a la ropa?, además es queso y soy responsable de mi propia ropa, hago algunas de las prendas que visto y debo lavarlas ya que no tengo quien me ayude, admito que si soy algo un poco delicado con ciertas cosas y si bien el contacto físico no me molesta, lo que si no tolero es que me ensucien que yo me ensucie es una cosa pero que otros lo hagan, que Dios se apiade de su alma.

Habría saltado en enojo de no ser por mi pequeño plan y solo por eso, nada más por eso me mantuve tranquilo fingiendo no darle importancia a la mancha, — Tendré que llegar lavando esto o no se le va a quitar...—, lo mire y le respondí, — Eso que estas comiendo se llaman nachos y son muy ricos, excelentes botanas que acompañan el consumo de bebidas "refrescantes"...—, señalando los nachos y para mantener el despiste de mis ideas no me quedo de otra que hacer otro comentario, — Y por lo que veo los disfrutas demasiado, tanto que me dieron ganas de pedir unos para mi porque también me gustan los nachos —, esperaba a que alguien se acercara para pedirle un plato pero nadie lo hacía pues la clientela era demasiada y todas las meseras y demás empleados estaban de un lado a otro atendiendo todas las ordenes, por lo que veo tendré que seguir ahí esperando a que alguien tome mi pedido.


Jestro habla (0066ff) - Dragonio habla (003399) - Jestro piensa (990000) - Monstrox habla (663300) - Mi Ficha

cosas de Jestro:

avatar
Salón : 2 A Edad : 21 Dromes : 143581
Reputación : 31
Mensajes : 899
Ver perfil de usuario http://jestro-the-jester.tumblr.com/
Jestro Jokster
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Too much tequila? (priv. Yeye)

Mensaje por Yeye el Mar Jul 24, 2018 8:01 pm

Al escuchar una respuesta satisfactoria hacia su duda alimenticia, retira la mano que indiscretamente posó sobre el hombro ajeno y la dirige hacia el platillo de los aparentemente llamados nachos para poder tomar otro gran bocado —¿Refrescante?, ¿cómo esa?— señala la botella de tequila medio vacía, casi rogando para que la acabasen de un trago. Su boca estaba repleta de ese bocadillo crujiente, mascaba ruidosamente mientras hablaba por lo que no se entendía del todo su balbuceo —¡Es que están deliciosos!, ¿quieres unos cuantos?— lame cada uno de los dedos de la mano derecha para saborear el queso derretido de la manera más grotesca que se permitía, aunque lo parezca o no, intentaba aparentar higiene en su manera de comer pues a pesar de que estaba más que acostumbrado a comer solamente con las manos solía hacer mucho más desastre que solo embarrarse las manos; todo para poder tomar el platillo desechable y estamparlo de manera estrepitosa sobre la barra, específicamente frente al desconocido que amablemente contestó la duda que ni si quiera el cantinero intentó.

Grandes residuos de fritura y queso liquido caen fuera del plato al aplicarle fuerza innecesaria, las gotas gruesas se notan visibles encima de los ropajes del pelicastaño por causa de su acción impulsiva. Nota la suciedad que acaba de provocar y en vez de restarle importancia como le es usual, suelta una pequeña risa. Si el estaba así de manchado el chico pelirrojo de al lado lo estaría más, era algo divertido si lo ponía de esa manera. No era correcto reírse, sin embargo no podía evitar dejar ir el momento. Vino a pasar un buen rato, no estaba dispuesto a intentar ser empatico.

Puedes acabarte las mías, tengo planeado en pedir otra cosa— toma el menú entre sus manos, lo cual se arrepiente de inmediato. No tenía ni un dibujo o fotografía de la comida, ¿cómo se supone que iba a concentrarse en pedir algo que no conocía, no sabía pronunciar y no podía leer del todo?, ¿por qué un lugar tan pintoresco como este, que estaba lleno de luces, baile y gritos, no podía concentrar su atención en mejorar el diseño de su menú? lo único que decoraba esa carta era el aparente logo del lugar, las letras se movían, no sabía si eran sus ojos que se negaban a concentrarse en seguir la linea recta de izquierda a derecha para leer. Probablemente la bebida alcohólica estaba ayudando en esa negación, sino se hubiera esforzado lo mínimo para dar la oportunidad de entender las letras. La vaga risa desaparece de inmediato.

Confundido, mirada tambaleante y una leve nausea cortesía de su probable intoxicación por comer verduras en mal estado, no eran las mejores condiciones para forzarse a una lectura que nunca es bien recibida ante sus ojos perezosos " ... no pensé que me encontraría con esto ", consideraba irse, pagar lo que había consumido e irse a otro bar que tuviera un menú con dibujitos o imagenes de colores con las que pudiera identificar la comida.

Pero ¿a quién engaña?, el aspecto no le importa. Cualquier comida que pida la dará por buena, y además; ya se había acomodado muy bien en la barra junto a ese brebaje amargo que poco a poco le empezaba a tomar cariño. Pudo haberse ido desde que entró, ahora es demasiado tarde —Humano pelirojo, a cambio de la comida que te regale...— dice mientras postra la carta frente al chico, enseñando la parte repleta de letras —¿Qué recomendarías de aquí?.





|| —H a b l a r #660000— || " P e n s a r " #330000" || Palabras que Shichika no entiende y a veces le gusta usar; palabras que el autor usa y Shichika desconoce por completo || D e s c o n o c i d o#993366 ||
avatar
Dromes : 10758
Reputación : 3
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Yeye
METAMORFOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Too much tequila? (priv. Yeye)

Mensaje por Jestro Jokster el Lun Jul 30, 2018 8:22 pm

Al parecer mis planes no habían resultado del todo bien o al menos eso comenzaba a pensar, si bien el joven de a lado ya se notaba un tanto ebrio, lo malo no era en así eso, estaba pensando que ahora me sería un poco más complicado safarme pues ya había empezado a platicar un poco conmigo, primero en preguntarme sobre el nombre de los nachos, lo del queso en mi ropa era desagradable pero tenía remedio, llegar a lavarlo y quedaría limpio, el problema aquí era que si él continuaba platicando conmigo era posible que se diera cuenta de que yo pensaba cargarle todo mi consumo y eso no sería del todo divertido si lo descubría, en sí lo divertido de esto era que lo supiera al ver la cuenta pero quizá no me iba a salir esta broma, y eso era algo preocupante pero mantuve la calma, tome otro trago de tequila, suspiré para tratar de pensar en alguna otra alternativa de escape.

— Tal vez pueda usar esa ya bien conocida forma de escape, la de ir al baño y salir por una ventana, pero, que tal si la ventana es muy pequeña y no logro salir?, o si no hay ventanas?, entonces que podré hacer?, no es como que tampoco quiera lanzar alguno de mis ataques para causar un agujero y escapar, debo pensar bien en otra forma de salir antes que se de cuenta que le estoy cargando todos mis gastos —,, me mantenía en silencio mientras el de a lado continuaba comiendo ruidosamente sus nachos, por mi parte ya no estaba comiendo nada, más que todo era seguir bebiendo de forma tranquila mientras pensaba en formas de escapar sin ser notado, pero era complicado pensar en algo con el tronar de los nachos. Nuevamente se acerco a mi esta vez con su plato de nachos, que después de haber dejado caer la bandeja en la barra y causar un saltar de queso que dejo manchas no solo en la barra, también cayeron varias gotas de queso en ambos, — Genial, más manchas de queso que tendré que lavar... —,me resultaba complicado entender lo que decía al tener la boca llena de comida y más aun que no hablaba bien el idioma, además era un poco desagradable ver como chupaba sus dedos con todo y restos de botana en su boca pero no me quedaba de otra, debía soportar.

Con en plato de restos de nachos frente a mí he intentando descifrar que era lo que decía me era imposible conseguir concentrarme, puso el menú frente a mi pidiéndome que le ayudara a pedir algo más para comer, se notaba que si estaba bastante tomado y fue al mirar el menú que se me ocurrió una idea, — Tal vez se te quite lo ebrio si comes algo realmente picante, recuerdo haber escuchado que comer cosas picantes quitan este estado, es buen momento para ver que tan cierto es esto —, sonreí y le respondí, — No se preocupe, se que le va a gustar y mucho... —, la malvada sonrisa dibujada en mi rostro demostraba que planeaba "enchilarlo" pero tal vez no lo note por su estado inconveniente, — Disculpe mesera, sería tan amable de traerle una orden de tacos a este joven que se encuentra a mi lado? —, la chica tomó mi orden diciendo que en un momento los traerían, — No olvide bañarlos en mucha mucha salsa, ya sabe, de esa que dicen que es solo para machos —, la joven comenzó a reír al escuchar aquellas palabras que había dicho, diciendo que traería la orden tal como la pedí. Una vez que hice el pedido, volví la mirada al joven, — Ahora solo debes esperar a que te traigan lo que pedí, seguro no tardaran casi nada, son rápidos trayendo los pedidos...y por cierto...yo, no soy humano —, tomando mi vaso para dar un trago más al tequila que bebía desde que había entrado al local.


Jestro habla (0066ff) - Dragonio habla (003399) - Jestro piensa (990000) - Monstrox habla (663300) - Mi Ficha

cosas de Jestro:

avatar
Salón : 2 A Edad : 21 Dromes : 143581
Reputación : 31
Mensajes : 899
Ver perfil de usuario http://jestro-the-jester.tumblr.com/
Jestro Jokster
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Too much tequila? (priv. Yeye)

Mensaje por Yeye el Dom Sep 09, 2018 11:44 pm

El chiquillo tenía sus momentos de meditación mientras el pelicastaño hacia lo posible de manera inconsciente para ser lo más irritante posible. Cada acción que hacía, la otra persona mantenía un pequeño silencio, pausando o ignorandole por completo. Tal vez solo estaba imaginándolo, pero no puede evitar dejar el sentimiento de misticismo que el desconocido emana; su apariencia destaca mucho, más haya de los colores llamativos o los cortisimos periodos de tiempo -casi indestacables, ni si quiera Shichika tiene idea de porqué le llamó tanto la atención- en los que pareció que quería mantener sus ideas. Debido a toda la situación de estar perdido en un bar desconocido, no tener idea de que significaban todas esas letras juntas en el menú y, en general, no tener idea de la situación de su entorno, no puede dejar que esta oportunidad de oro se le escape, " ...sospechoso o no, ¡pidió por mi " ¿y como podía desconfiar de manera tan descarada en alguien que ha ofrecido su ayuda y prestado la mano tan desinteresadamente para evitar que de alguna manera, Shichika la cague con el poco conocimiento que se carga de la gastronomía de este extraño restaurante?. Le sonríe al extraño humano colorido, agradecido por la ayuda que le brinda en momentos de necesidad; aunque estuviera pidiendo lo mismo que él había devorado y embarrado por toda la barra " ¿tal vez dio por asegurado que me encantaron? " el desconocido pedía los nachos bañados en salsa, ¿salsa? ¿cómo jarabe? ¿como lo que le aplican a la comida para que el sabor prevalezca?, ¿o tal vez estaba hablando de la picante?, oh bueno, sea lo que sea siempre puede darle la oportunidad de arruinar aún más su estómago.

Después del pedazo de lechuga que había dejado pasar hacia su estómago, no había nada más que pudiera destruirle más de lo que estaba. Por más que el teqiiaaAA -olvidó por completo el nombre de la bebida, ¿cómo era, nuevamente?, ¿era algo importante?- hiciera su trabajo como el brebaje estupidizante que era, haciendo que olvidara sus nauseas momentáneamente, siempre volvía a sí las ganas de sacar todo de inicio a final. No estaba para enfrentarse a las consecuencias de sus acciones, más si esas acciones fueron parte de sus momentos de ocio. Por lo tanto, evitará por completo cualquier movimiento que pueda hacer quela escena o parte donde deba vomitar se dé a lugar; ¡no perderá ante esa lechuga!, o eso parece. Está muy seguro de que vomitaría tarde o temprano, solo no se quiere enfrentar a esa realidad, aún.

Dejando eso de lado, tener este chico -o eso parece ser, por más que intenta estar seguro siempre hay una que otra característica que no lo hace confirmar su genero... ni su edad, ¿es un niño o un adulto?- sentado a su lado era un tremendo pedazo de suerte. Parece ser que le vino un guia de la nada para aclarar las dudas que se le imponían en todo momento sobre cualquier cosa de ese bar, ¡parecía todo un experto que está dispuesto a ser aprovechado! —¡No pierdes el tiempo!— le da dos palmadas en la espalda, intentando no imponer mucha fuerza sobre sus manos para evitar el conflicto que podría causarle si su mano llega a dejarse llevar —Veo que te gusta adelantarte, aunque no te haya confirmado que quisiera nachos vas tú a pedirlos ¡junto con extras! ¡sin necesidad de otra opinión!— dice risueño, mostrando el buen humor que pareció provocarle; para él, eso contaba como un cumplido a una persona agradable, aunque si intenta ser sincero, no es muy bueno en esa materia — Pero que bueno que te llevaste la delantera, no tengo idea de lo que venden por aquí.

Arquea una ceja, dejando su momento de risa a un lado al escuchar su última frase —¿Uh?, ¿no eres humano?, ¿es normal que lo admitas así como así?— y, por menos que le sorprendiera la noticia, el que se desligara del título de humano no es algo que se escucha todos los días, normalmente las criaturas con capacidades más haya de lo común tienden a esconder su verdadera identidad por temor a ser juzgados, por otra parte erradicados, ¿tal vez la percepción cambia por aqui? al menos las especies que conoció en el pasado nunca se dejaron conocer su identidad ante las personas en general.




|| —H a b l a r #660000— || " P e n s a r " #330000" || Palabras que Shichika no entiende y a veces le gusta usar; palabras que el autor usa y Shichika desconoce por completo || D e s c o n o c i d o#993366 ||
avatar
Dromes : 10758
Reputación : 3
Mensajes : 21
Ver perfil de usuario
Yeye
METAMORFOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Too much tequila? (priv. Yeye)

Mensaje por Jestro Jokster el Sáb Sep 15, 2018 4:08 pm

A pesar de su muy notable estado de embriaguez el sujeto no parecía ser del todo desagradable o molesto, en realidad se veía un tanto cómico con aquellas acciones que realizaba, que me ensuciara parte de la ropa era lo de menos pues eso puede lavarse pero ahora comenzaba a re plantearme el plan que había creado en principio, es decir, al principio sonaba divertida la idea de consumir en exageración para cargarle la cuenta al de alado y luego salir de forma tranquila pero ahora que sin querer había terminado platicando con él, ya no estaba tan seguro, — Si Monstrox estuviera aquí seguro ya me habría dicho que huyera y lo dejará todo a su cuenta pero ahora no se si sea una buena idea, no parece ser una mala persona, esta alto tomado pero no se nota maldad o algo así, amm creo que lo mejor será que me detenga con este plan y pague mi propio consumo —, supuse que este acto era relacionado a eso que el libro siempre me echa en cara, eso sobre que mi "lado humano" me dejo defectuoso, ahora veo que no siempre es bueno tener esto.

Con la decisión tomada ahora solo me disponía a pedir algunas pocas bebidas antes de volver, revisaba tener suficiente para pagar y para mostrarle al libro que había tenido una buena noche de robos, una vez me asegure de que contaba con una muy buena cantidad de efectivo ya sólo era cuestión de algunas cuantas horas más para pedir la cuenta, pagar he ir a dormir. Después de hacer el pedido de comida para el otro joven me puse a pensar que otros lados debía visitar para robar, debía ir a otros lados?, ooo tal vez dejar pasar algún tiempo antes de volver?, tenía que ser cuidadoso ya que escuche que ya se tenía conocimiento sobre mis actos y ahora que se sabe que alguien roba por las noches, debo ser más cuidadoso.

Justo estaba pensativo cuando sentí que me dieron unos leves golpes, se notaba que no eran mal intencionados era algo así cómo una muestra de agrado o fue así cómo lo sentí, al voltear para saber quién había sido, no me sorprendió ver que venía del joven a quién le hice ese pedido, me decía que no perdí el tiempo pero que a la vez fue bueno que lo hiciera porque él no sabía lo que ahí vendían a lo que le respondí, — Me disculpo por eso, no debí hacerlo, es sólo que, pensé que sería correcto hacerle ese favor teniendo en cuenta que al parecer no conoces mucho sobre el lugar, y para serte sincero es la primera vez que entro aquí pero si conozco estos platillos, si necesitas otra cosa me puedes preguntar —, aceptaba mi error pero mi lado humano me hizo querer ayudarle.

No pude evitar soltar unas risas cuando me pregunto si no era humano y si era normal que lo admitiera de esa manera, ciertamente para mí si era algo común hacer esto pues estoy consciente que pocos o casi nadie me creería si les digo que soy humano, — Pues para mí ya es normal decirlo, al principio no lo decía pero pocos lo creían porque mi aspecto físico no es muy "humano", es algo amm poco usual, pero a cómo me lo contó mi abuelo, soy mitad y mitad, vengo de un padre no humano y de una madre humana pero mi apariencia externa es más parecida a mi lado paterno, la única vez que le dije a alguien que si soy humano, me miró y me dijo "no eres humano, eres una especie de fenómeno", desde entonces ya no volví a decir aquellas palabras... —, di un suspiro al recordar ciertos rechazos que viví antes pero ya era cosa del pasado, no tenía caso lamentar eso así que tome el vaso y bebí lo que me quedaba, miré el reloj y si que se había echo tarde, no había notado lo rápido que pasaron las horas, creo se llegaba el momento en que debía pagar por lo que comi y bebí para volver ya que si me tardaba, un regaño seguro era lo que me esperaba.


Jestro habla (0066ff) - Dragonio habla (003399) - Jestro piensa (990000) - Monstrox habla (663300) - Mi Ficha

cosas de Jestro:

avatar
Salón : 2 A Edad : 21 Dromes : 143581
Reputación : 31
Mensajes : 899
Ver perfil de usuario http://jestro-the-jester.tumblr.com/
Jestro Jokster
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Too much tequila? (priv. Yeye)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.