image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas
» Saludos Mortales Del Séptimo Universo.
Hoy a las 7:53 am por Takeda

» Ficha Una y Fufu, con un cuervo
Hoy a las 3:04 am por Khaeli Dunkheit

» Mi acosadora y yo (?)
Ayer a las 11:52 pm por Hana Iwafune

» Ausencia [Perdón xd]
Ayer a las 11:09 pm por Joshua Black

» Ficha de Rol
Ayer a las 10:31 pm por レオ reo

» Un día de exploración [privado]
Ayer a las 10:25 pm por Mitsuki Fujimori

» Busqueda de algo Inusual. ¡Yaaay! ^__^
Ayer a las 10:10 pm por Yuno Gasai

» Ausencia, espero que corta
Ayer a las 7:57 pm por Alice Donakis

» TIENDA DE ITR
Ayer a las 7:40 pm por Noire N. Reiss

» Criatura mística II [Priv. Jestro]
Ayer a las 7:16 pm por Dylan Kuroki





















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

+18 Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Yuno Gasai el Lun Mayo 28, 2018 11:49 pm

Había pasado un tiempo después que hice un pacto de sangre con mi Aoshin-sama. Le entregué a él lo que era mi primera vez, y no me arrepiento de haberlo hecho. En sus manos estaba mi vida, mi felicidad, mi todo. Y recuerdo que había jurado protegerle, amarle y cuidarle, incluso más allá de la muerte.

...pero la vida real nos había dado en la cara.

El cruel destino estaba jugando con nuestro amor. Ambos teníamos que hacer nuestras propias tareas independientes. Por ejemplo, Ao-kun había insistido en que terminara mi carrera Universitaria a pesar de que yo quería quedarme a su lado todo el tiempo. Recuerdo que esa noche habíamos tenido una fuerte discusión:

-No hace falta ir a la Universidad, Ao-kun. Te acompañaré a tu trabajo de guardaespaldas. ¡Te ayudaré, te protegeré, y me aseguraré de que ninguna perra se pase de lista, nee, nee!

-Estaré bien yo solo. No me ha pasado nada hasta ahora. Tu ya vas muy avanzada, sería un desperdicio no terminar tu carrera.

-¡No, no! ¡Debo cumplir con el deber que me han dado los Dioses! ¡Debo protegerte! ^^ - Y claro. Insistía con el deber de los Dioses cuando me convenía.

-Soy inmortal y vamos a casarnos Yuno -.-

-Y como buena esposa, debo estar a tu lado, mi amor. ♥️

-Tu carrera, o no haremos el amor hasta que la termines. >.>

-¿Quién fue la puta que te metió esa idea en la cabeza...? - Se va en trance.

Lo que pasó después es otra historia, pero por eso estoy aquí. He sido vilmente engañada, manipulada, y torturada por mi futuro marido... ♥️ ...para que termine mi carrera Universitaria en vez de estarle siguiendo a todas partes. ¡Aaah! ♥️ Pero no crean que me he quedado con los brazos cruzados. He estado mirando todo lo que hace Ao-kun desde mi celular. ♥️ Cuento las veces que va al baño, puedo ver cuando almuerza, con cuantas mujeres y bisexuales habla, los pasos que da de su trabajo a casa. ¡Estoy al tanto de todo, tehehehe! ~

Lamentablemente esta noche...

-Ao...

...esta noche mi Shin-sama no estaba en casa.

-Ao-kun...

La Universidad no era fácil. Entrenar para mejorar mis poderes tampoco lo era. Tambaleante, caí rendida sobre la cama y saqué el móbil de mis vestimentas para ver lo que hacía mi Shin-sama. Llené la cama de fotos para poder calmar mis ganas de verle, pero ver sus fotos solo me hacían querer verlo más. No sabía que era peor, estar con su recuerdo, o estar sin él. Así que decidí sufrir teniéndolo.

Recordaba las palabras que le había dicho mientras nos fundíamos en uno de los tantos abrazos...

Spoiler:

-Eres libre de tomar mi cuerpo...

...recordaba mi deber como ángel guardián y el porque se lo decía. Lo amaba...

-...me entrego a ti, Aoshin-sama... - Tomé su mano para ponerla sobre mi pecho derecho y hacer que me masajeara. -Hazme tuya las veces que se te antoje. Toma mi cuerpo a la fuerza, las veces que lo necesites. - Di besos entrecortados a sus labios, abrazando sus caderas con mis piernas y atrayendo su cuerpo hacia el mio. -Desahoga tu placer con mi cuerpo cada vez que lo veas necesario. Estoy aquí para amarte, Aoshin-sama. Para cuidarte, protegerte, y calmar tus deseos mas oscuros... Hazme tuya, aun esas noches en las que yo me oponga. Córtame y hazme sangrar si con eso calmas tus demonios internos... - Acaricié su rostro con suavidad, sin dejar de sonreírle con ternura. -...porque yo dejé de pertenecerme, para vivir para ti. Así lo he decidido. Te amo tanto... - Y me entregué a él en un beso suave, cálido, y tierno.

Así lo había decidido. Esa era mi forma pura de amar. Él era mi Aoshin-sama, y yo era feliz haciéndolo feliz.

Cualquiera pensaría que era una mujer loca y sin dignidad, que necesitaba amarme a mi misma antes de amarle a él. Pero yo me amaba, claro que me amaba, claro que lo amaba. Así soy feliz, viviendo junto a él en nuestra propia locura.

---------------------------------------------------

-Shin-sama... - Acariciaba mis pechos sin dejar de ver sus fotos. Todas y cada una de ellas. Amaba su mirada, amaba su frialdad. -...hazme tuya una vez más, Shin-sama... - Bajé mi mano por todo mi torso hasta llegar a mi clítoris y empecé a masajearlo. -...q-quiero estar contigo... - Susurré, sintiéndo mis dedos humedecerse al instante que los había puesto sobre mi piel. -...quiero...    

Esa noche había terminado mi auto-placer, sola, dejándome caer en la cama sin dejar de ver en mi celular una y otra vez los videos que le había tomado a mi Ao-kun.

-Shin-sama...

Le había enviado un promedio de entre veinticinco a treinta mensajes de texto, eróticos, con fotos mias algo pasaditas de mano. Quería... Tenerlo cerca... Esa noche quería...

...pero el cansancio me traicionó y caí rendida. El auto-placer fue la gota que derramó el vaso. Me terminó drenando las pocas energías que tenía esa noche y... Comencé a soñar con él. Con mi Aoshin-sama...

Spoiler:

Quedé dormida escuchando su voz en los videos, viendo su imagen, su sonrisa. La batería se terminó.




No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:

¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 101271
Reputación : 31
Mensajes : 399
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Mar Mayo 29, 2018 1:32 pm

Esa noche había sucedido de nuevo. Al convertirte en Arconte debes renunciar a algo valioso como pago por el poder que recibes, hacia un tiempo yo había pagado sin darme cuenta, al perder mi brazo izquierdo en una pelea, ahora ni la mas poderosa de las magias ni la ciencia mas avanzada era capaz de devolverme aquella extremidad, pero mi propio poder me permitía crear un brazo de energía, era extraño ¿porque pedir un sacrificio que luego no tendrá importancia? aun habían muchas cosas que no comprendía acerca de ser un Arconte, y recordar una de ellas me perturbo, esa noche mi mano se había degradado un poco, era normal debido a que mi poder dañaba mi cuerpo, pero cada que sucedía lo recordaba, al ver como mi brazo de energía se agrietaba también veía como mi brazo real era arrancado por aquel misterioso hombre, un hombre con un poder como nunca había visto, que me hizo helar la sangre con tan solo su presencia... 60 de 10... Esa era su clasificación en mi diario, un autentico monstruo, de no ser por Yuno hubiese muerto aquella noche -Yuno...- Fue cuando decidí revisar mi teléfono -...- Si, se había excedido un poco "Yo también te extraño... Pero porque tenias que enviar fotos y mensajes de este tipo... Ahora no podre pensar en otra cosa =_=" Lo cual en cierta forma era bueno, ayudo a que dejara de pensar en mi brazo durante el resto de la noche.

Tras estar horas en vela llego la mañana y el cliente abandono la ciudad, en eso consistían muchos de mis trabajos, cuidar personas temporalmente, no quería comprometerme con nadie en especifico para poder manejar a gusto mi tiempo "Espero que por lo menos Yuno haya dormido bien, después de esos mensajes no puedo esperar para estar con ella..." De cierta forma ella había cambiado mi mentalidad, incitándome a ir a la cama juntos cada que teníamos la oportunidad, empujándome a pasar todo mi tiempo libre con ella, a salir cada vez mas en citas, aunque mi actitud y frialdad se mantenía no podía negar que con ella era un poco diferente -Creo que ambos tuvimos una noche pesada...- Mencione al verla acostada sobre la cama, sabia perfectamente lo que había estado haciendo, por eso sus mensajes me habían afectado mas, nuestra habitación e incluso el cuerpo de Yuno tenia marcas, a través de las cuales yo podía vigilarla en todo momento, la noche anterior me habían jugado una mala broma.

Me senté en el borde inferior de la cama y levante uno de sus pies con delicadeza, llevándolo lentamente hasta mis labios para darle algunos besos "Lamento haberte dejado sola mi princesa" Sonreí de forma leve, frotando mi mejilla contra su pie mientras admiraba su rostro, para mi ella era simplemente hermosa, aunque su belleza no tenia nada de simple. Acaricie sus piernas durante todo el trayecto hacia sus muslos, deteniéndome a la altura de los mismos para besarlos, también disfrutaba observando las marcas de mordidas que había dejado en los mismos durante otro de nuestros encuentros "Tengo que dejarte marcas nuevas antes de que estas desaparezcan" No sabia en que punto había comenzado a disfrutar el decirle al mundo que ella me pertenecía, pero no era cosa mía solamente, yo tambien llevaba las marcas de sus uñas en mi espalda "Que ternura" Pense al ver esas lindas bragas de conejo por debajo de las sabanas, conejos de color negro extrañamente familiares "Me pregunto a quien representaran..." Por supuesto, ya lo sabia, por eso sonreía, era una forma de decirme que ese lugar estaba reservado para mi. Me acomode entre sus piernas y acerque mi rostro con delicadeza para percibir aquel delicioso aroma, notando al mismo tiempo cierta humedad en el extremo de mi nariz "Parece que tu cuerpo ya noto que estoy aquí, aunque tu no lo hayas hecho" Tras unos segundos deslice la prenda que ocultaba ese pedacito de cielo, al cual salude con algunos besos tiernos "No pude darte una buena noche, así que me disculpare dándote un dulce despertar"

Separe sus labios inferiores con cuidado, acaricie su interior por algunos segundos, tomando entre mis dedos su húmeda esencia, para luego llevarla hasta mis labios y deleitarme con su sabor "Tan agradable como siempre" Volví a acercar mi rostro y deslice mi lengua por sobre su piel, mientras usaba mis manos para acariciar sus muslos al mismo tiempo, buscando darle una sensación mas completa, en ese momento, pese a lo sutil de mis movimientos deje de pensar en si la despertaría o no, solo quería disfrutarla y hacerla disfrutar, continué masajeando su clítoris con mi lengua, moviéndome de lado a lado, en círculos y dejándome llevar, también exploraba su interior en intervalos y estaba al pendiente de sus movimientos, así como de sus expresiones para asegurarme de que lo estuviese pasando tan bien como yo.


Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 36397
Reputación : 25
Mensajes : 173
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Yuno Gasai el Mar Mayo 29, 2018 3:50 pm

Lo admito. Fue un poco difícil hacer que mi Shin-sama se fijara en mi. Era una persona fría, distante, y en ocasiones podía ver a través de mis insinuaciones. Pero no había nada que no pudiera resolverse. El amor triunfa por sobre todas las cosas. Solo tuve que darle un empujoncito a mi marido para que pudiera disfrutar a plenitud de estos hermosos sentimiento que la vida nos regalaba. Cariño, ternura, confianza, lágrimas, sufrir por amor, llorar por amor, hacer cualquier cosa por amor y ser correspondida. No me arrepentía. Estar con él, ser una sola persona con él, eso era lo que más disfrutaba.

------------

-Ven a mi, Ao-kun.

-Estoy sola en casa. ¡No dejaste ningún clon!

-¡Quiero sentir tu dedos dentro de mi! ≧ヮ≦  

Sexting, así se le llamaba. Enviar mensajes eróticos a través del celular y/o el internet. Esos fueron los mensajes que precisamente le envié a mi querido Ao. Necesitaba levantarle el animo de alguna manera para ver si podía convencerlo de regresar a casa. ♥️ Pero fui un poco más allá y decidí enviarle fotos eróticas de mi cuerpo. No quería enseñarle mi cuerpo completamente desnudo, pero si quería hacerlo sufrir un poco así que, solo le envié poses un poco reveladoras para dejarle lo demás a la imaginación.

Pero no podía más así que, cuando empecé a masturbarme, decidí enviarle mensajes con audio incluído. -Ao-kun, te necesito... - Mencionaba mientras gemía por lo bajo. -...ven, por favor. Mi cuerpo llama a gritos tu nombre...

Eventualmente dejé de hablar para gemir, gemir... Mencionar su nombre, y gemir más de placer. -Te amo tanto... Ghh... - En esos momentos quería... Quería tenerlo dentro de mi. Pero solo podía conformarme con mis dedos. "Ir a buscalo... Debo ir a busc..." - .... -¡Aaghh...!

Me gustaba el hentai, pero odiaba, definitivamente odiaba el porno. Odiaba tener que ver el cuerpo desnudo de otras personas, odiaba tener que verlas cometer actos sin amor. No entendía porque hacían esas cosas para fines comerciales. Me daba asco...

Intenté ver, en algunas ocasiones, videos eróticos con mi Aoshin-sama, para tomar referencias de posiciones sexuales que no habíamos intentado, pero no podía ver esas... ¡Kyaaaaaa!

Fue por eso que decidí grabar mis propios videos. Grabarme junto a Aoshin-sama teniendo relaciones. Así tenía como recordarlo cuando él no estuviera en casa por culpa de su trabajo. -Ao-kun... - Era un tipo de aguante para no ir a asesinar sus malditos clientes por quitarme a Aoshin-sama... -Te amo, Ao-kun... - Esa noche había visto ese video, y muchos otros más, una y otra vez con mis ojos opacos y sonrojo en mis mejillas en la habitación oscura de mi amado. Había vuelto a recordar nuestras pasiones, desde la más romántica, hasta la más salvaje. Podía escuchar su voz llamando mi nombre, podía escuchar sus gemidos. -Ámame así para toda la eternidad... Aahh...

Definitivamente me dormí. El cansancio pudo más y sin querer hacerlo, me dormí acariciando el peluche que había hecho de mi Aoshin-Sama en versión chibi.

"¿Soy una enferma...?" - Esa noche reviví muchos momentos... Soñé con él, recordé en sueños cuando en mi soledad me había entregado a un peluche tamaño real de él... "¿Soy una enferma por tener estos sentimientos de placer hacia ti...?" - ¡¡No quería que fuera con ese peluche, pero lo amaba tanto que no podía evitarlo!! "Quiero tenerte en mi posesión, siempre, siempre, siempre, siempre..."

-Nyaaagh...

"Ámame siempre, siempre, para siempre, para siempre, por siempre, por siempre. Se mio una, dos, tres veces. Siempre. Se mio siempre. Ámame siempre. Violame, por siempre. Soy tuya, tuya, tuya. Cada rincón de mi cuerpo, cada parte, cada célula... Soy tuya de pies a cabeza. Úsame. Tócame. Ámame por siempre..."

-Nyaaagh...

En mis sueños podía verte. Tu piel, tu lengua. Todo se sentía tan real. Tus penetraciones lentas, sus movimientos fuertes. ¡Déjame sin aire! ¡Aoshin-sama, hazme tuya, siempre, de todas formas, para siempre! ¡¡¡Quiero amarte como ninguna!!!

-Gghh....

Sin darme cuenta como mi respiración real comenzaba a agitarse. Su lengua dentro de mi cuerpo, sus caricias sobre mi clítoris. Ámame como quieras, aquí estoy. Soy toda tuya, Ao-kun.

-Aaghh....

Entre gemidos suaves, bajos, comenzé a mover mis manos para acariciar mis pechos por encima de la camisa. Podía sentir cada movimiento de mi Aoshin-sama. Su lengua deleitándose con mi zona íntima. Esto ya no era un sueño, y no me había percatado de ello.

-Nyaahh... - Moví mi cabeza hacia la izquierda. Mi rostro levemente ruborizado. Mi pie derecho se deslizaba lentamente por las sábanas de la cama. Mi cuerpo, inconscientemente, movía sus piernas para separarlas y darle espacio a mi amado. Lo estaba buscando, y mi cuerpo lo sabía.

-Aahh... - Seguía gimiendo por lo bajo, suave. Humedeciéndose mas mi zona. Estaba ahora en un estado entre dormida y despierta. Podía sentir su aura, su aroma, su presencia. -Ao-kun...

Mis rosados ojos comenzaron a abrirse lentamente. Seguía soñolienta y el placer que me daba mi compañero me ponía más caliente cada vez. Despertar en pleno acto sexual por la persona que amabas era como dormir en una nube rodeada de ángeles.

-Estoy molesta...

Difícilmente podía molestarme con él. ¿Lo estaba en realidad?

-Me dejaste abandonada toda la noche, mi amor...

Susurré esas palabras con mi voz débil.

-Vas a tener que reponerlo... ¡Nyaaahhhh!

Llevé mi mano sobre los cabellos de mi amante para acercar su rostro sobre mi zona. Quería más, más de él. Más movimientos, más amor. Su dulce despertar era algo que me ponía como loca. La sangre comenzaba a hervirme. La sensación de querer más dentro de mi... Comenzé a tocar mis pechos por encima de la ropa, pero esta vez los movimientos no eran tan femeninos y delicados como antes por estar durmiendo, esta vez lo hacía delicado, consciente.

Moví mis caderas suave, con movimientos circulares, para ayudar a mi amado a darme placer. Tomaba con firmeza sus cabellos cuando el placer era mas fuerte, y acariciaba su mejilla cuando era mas suave.

-S-Sigue... - Fueron las palabras que se me escaparon en suspiro de placer. Cerré mis ojos, moviéndo mi espalda sobre la cama para sentir el frío de las sabanas. Me quedé con una sonrisa dibujada en mis labios. -Te extrañe tanto, Ao-kun...




No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:

¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 101271
Reputación : 31
Mensajes : 399
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Mar Mayo 29, 2018 10:29 pm

Estaba tan concentrado que apenas lo note, el como Yuno empezaba a tocarse a si misma, como sus extremidades se deslizaban sobre la cama, como se acomodaba para recibirme entre sus piernas, yo mismo buscaba la mejor forma de estimularla, por eso sus movimientos se me hacían mas leves de lo que realmente eran, fue así hasta que escuche los susurros escapando de sus labios, pero por supuesto no me detuve, solo comencé a prestarle mas atención ¿de verdad ella estaba molesta? no realmente, conocía bien esa clase de molestia, la cual podía comparar con un leve berrinche de parte de una niña, solo tenia que hacer lo posible por compensar mi ausencia y Yuno no tardaría en olvidarlo. Quise apartarme por un segundo para hablar, pero ella no me lo permitió, me sujeto del cabello y me acerco mas hacia su cuerpo, ante lo cual respondí gustoso, continuando con aquellas caricias, lamidas e incluso algunas mordidas leves. Al notar sus movimientos cierta "crueldad" surgía momentáneamente, me alejaba un poco para que ella me buscara, me detenía algunos segundos para que ella usara mi lengua de la forma que prefiriera, para luego continuar y acompañar el ritmo de sus caderas.

Las cosas habían cambiado desde la primera vez que nos entregamos el uno al otro, su timidez aun estaba presente en algunos momentos, mientras que en otros ella sabia exactamente lo que quería y no tenia miedo de pedírmelo directamente, tal y como ahora "Lamento haberte dejado sola amor, pero tu también fuiste cruel con esos mensajes, no podía dejar de pensar en ti" La tome de la cintura levantando su cuerpo con delicadeza para colocarlo sobre un pequeño cojín, de esa forma ella podría verme mas claramente y yo podría regalarle mi amor mas cómodamente. Usando mis dedos empece a jugar con los labios inferiores de mi amada, masajeandolos superficialmente, separandolos con delicadeza, introduciendo mis dedos por algunos instantes, de forma leve y suave al principio, para luego ir mas profundo de forma mas rápida, al mismo tiempo baje con mi mano libre, acerque mi pulgar a la entrada de su trasero e inicie movimientos circulares a su alrededor, lo introducía levemente y regresaba para proseguir con masajes superficiales. Rodee su clítoris con mis labios para succionarlo, sin detener los movimientos de mi lengua e intensificando los mismos.

Después de un rato decidí apartarme para comenzar a subir, gateando por encima de ella, pero una de mis manos se mantuvo en su zona intima, acariciando su interior -También te extrañe mucho mi amor...- Hice a un lado las sabanas que cubrían su cuerpo, levante su camiseta para poder tener a la vista su estomago y recorrí su piel con mis besos, frotando mi mejilla un par de veces, hasta llegar a la parte inferior de sus pechos, los cuales decidí dejar pasar por ese momento, subí hasta uno de sus hombros, avanzando por su cuello, su mejilla, para finalmente llegar hasta sus labios, rozándolos en principio, mordiéndolos y finalmente uniéndome a ellos en un beso tierno, que pronto iría aumentando su intensidad, al igual que lo harían los movimientos que hacia con mi mano.

"Ahora que estamos juntos no te dejare ir preciosa, estaré todo el día y toda la noche contigo para consentirte" Seguía besándola así que le hablaba a través de nuestra conexión mental y de cierta forma también lo hacia mediante nuestro vinculo emocional, amor, eso era lo que sentía, quería hacerla feliz por ese momento de soledad que le había hecho pasar. Levante un poco mas su ropa para descubrir sus pechos y después pose mi mano por sobre la de Yuno para ayudarla a acariciarse a si misma, me tomo un poco por sorpresa que no llevara puesto sujetador, pero pronto lo ignore para seguir disfrutando de nuestro tiempo juntos.


Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 36397
Reputación : 25
Mensajes : 173
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Yuno Gasai el Miér Mayo 30, 2018 5:56 pm

Por alguna razón podía ver llamas que salían del techo y de las paredes. Visiones no tan importantes en el momento menos indicado, pero a las que no le hice caso porque sabía que se trataban de mi enfermedad. En esos momentos estaba con mi Ao-kun, y el infierno era un lugar hermoso que podía compartir con él, así que no me molestaba en absoluto ver esas ilusiones que se manifestaban como llamas. Así que solo cerré mis ojos para dejar que mi amado siguiera estimulandome. Yo me limitaba a seguir sus movimientos con mis caderas hasta detenerme cuando sentí unos de sus dedos por el area de mi trasero. No quería interrumpirlo, y bien sabía que estabamos comenzando con algo tranquilo antes de seguir con el momento clave.

Me limitaba a dar pequeños gemidos, suaves, para que su oído gozara de una hermosa melodía de placer. Tal y como él me había pedido otras veces, me limité a disfrutar de cada estímulo y movimiento de mi compañero dentro de mi. "Se siente bien..." - Yo más que nadie sabía que ni los juguetes sexuales, ni el jugar conmigo misma podía reemplazar a mi ángel de la oscuridad. Así que de momento solo opté por acomodarme y relajar mi cuerpo para poder sentir mejor las caricias de mi compañero dentro de mi interior.

Tal y como él sabía, en esos momentos no me atrevía a mirarle a los ojos. No me gustaba cruzar miradas con él durante ciertos momentos del acto; No quería que me viera en ciertas condiciones. Me avergonzaba. Por más momentos juntos que hubiesemos compartido, habían cosas que simplemente no podía. Vamos, no todo es sangre o masoquismo, también soy una chica tímida. - >///< .... u///u - Así que simplemente llevé mis manitas y las puse sobre mis ojos, cuando caí en cuenta de lo que me estaba haciendo Ao-kun. -¡Kyaaaa! >///<

Sentí el cuerpo de mi amado moverse por la cama, por encima de mi para ser más precisos, pero sin dejar de tocarme. Me quité las manos del rostro, poco a poco, para verlo a los ojos con un rubor más notorio en mis mejillas, sosteniéndo las sábanas que me cubrían como quien no quería que... -También te extrañe mucho mi amor... - Las visiones de las llamas se habían ido porque había algo más fuerte bloqueando mis pensamientos y evitando que pensara en ellas. Toda mi atención ahora estaba en mi amado. -Yo más... Mucho más. - Le mencioné en voz baja, tratando de no desviar la mirada, dejándo que él quitara el manto que obstruía su visión sobre mi cuerpo.

Correspondí a su gesto de ternura, también froté mi mejilla con la de mi compañero. Era algo que me gustaba hacer mucho y tal parece que le pegué la costumbre a mi amado. ♥️ Dejé que mi amado jugara con mi cuerpo y me acariciase como quisiera, desde el pasar por mi hombro hasta unir sus labios con los mios. Correspondí a su beso. Sentir su lengua, sus movimientos circulares, el jugar de nuestros músculos bucales. Suprimir mis gemidos mientras sentía como mi Ao seguía moviendo sus dedos en mi interior.

Caliente... Así era como se sentía. Las llamas de antes eran comparadas al calor que tenía en el interior de mi cuerpo. Era un calor que deseaba quedarse, que quería rendirme; Pero a la misma vez, era un calor que deseaba ser apagado. No sabía cual de los dos era el mejor de los males, pero si pudiera, me gustaría quedarme así por toda la eternidad.

Deseaba estar con él. Era tan bello, tan dulce, tan dulce, tan hermoso, tan dulce, tan tierno, tan apasionado, tan tierno, tan dulce, tan humilde, tan loco... En esos momentos mi Ao era mio, solo mio, mio, mio, mio, mio, mio, mio, mio... Podía hacerlo mio. Él era solo mio. Mio, en esta habitación oscura, mio, entre cuatro paredes. Lo amaba tanto, tanto, tanto, tanto, que no había descripción para medir este amor enfermizo que sentía por él. Pero no me arrepiento de amarlo como le amo. Porque si no le amara así, jamás, jamás hubiera conocido el significado del amor.

"Ahora que estamos juntos no te dejare ir preciosa, estaré todo el día y toda la noche contigo para consentirte"

-¡Gaaahh...!

Me separé de sus dulces labios con un gemido que me salió del alma, dejando que apenas un fino hilo de saliva nos uniese. Incliné un poco mi cuerpo hacia adelante, obligando a mi compañero a detener sus movimientos con los dedos en mi zona íntima. Respiraba agitada, pero acerqué mis labios a los de él para devorarlo en otro beso. Besarlo era como mi respirar. Hacerle el amor era lo que necesitaba para seguir viviendo. Su amor, nuestros cuerpos, era mi alimento. Lo amaba tanto, tanto... Lo deseaba... Tanto...

Me aparté y mordí su labio inferior con pasión, pero no quería lastimarlo, no aún. -Todo el día, toda la noche, toda la madrugada... Quiero que estas 24 horas, y las siguientes, y las que están por venir, seamos solos tu y yo. - Le di un abrazo suave a su cuello, un abrazo tierno, pero mi lenguaje corporal se leía como "posesión." -Nada de guardaespaldas, nada de trabajo, nada de favores a nadie. Solos tu y yo, para siempre, por siempre... - Mordí su oreja, suave, y exhalé un poco de aire caliente. -Déjame tan exhausta que no pueda levantarme en una semana, Ao-kun... Porque si no lo haces, no dejaré de seguirte, y hablo en serio... - Le susurré, invitándolo a hacerme todo lo que él quisiera. -Hazme tuya, todas las veces que quieras. Estoy lista solo para ti... - Tomé su mano y lo hice masajearme el pecho. -Pídeme lo que quieras, y haré tus sueños realidad.

Aunque esa última petición era algo peligrosa. Ao sabía muy bien que no podía pedirle exactamente lo que quisiera. Corregimos: Lo que quieras, entre tu y yo. Para quienes no estuvieran familiarizados con esta relación: Invitar a un tercero a este nido de amor sería el peor error que pudiera pasar.

Era una dama para todos, pero en esa cama... Estando con Ao, mi Ao-kun, yo podía ser lo que quisiera. Desde su ángel más tierno, hasta su demonio más temible. Él era mi Shin-sama, y yo era su Yuno, y nos amabamos. En este juego de amor no habían reglas entre los dos, y lo estaba invitando a que no las siguiera.

Me arrodillé en la cama para bajar mi cabeza hacia los bajos de mi amado. Le hice una pequeña broma. Le hice creer que iba a desvestirlo para darle un poco de oral, pero me detuve poco antes de llegar a sus bajos. Lo que hice fue ir a la cinta de su hakama, morderla, tirar de ella suave, y desamarrarla, para que la parte superior de las prendas de mi compañero se abrieran un poco. Puse mi mano sobre el torso de mi compañero, mirándolo con una sonrisa tierna mientras bajaba mi mano por su cuerpo. Amaba cada una de sus cicatrices de guerra, amaba cada cicatriz hecha por mis propias manos, amaba cada cosa de él... -Eres mio... - Había amor y seguridad en mis palabras. Ese hombre era mio por completo, y yo era toda suya.

En esos momentos estaba sentada frente a él, con mis piernas cruzadas. Tomé la mano de mi amado y la cerré, dejándo solo el dedo índice y el del medio levantados. Llevé ambos dedos por encima de mis labios para acariciarlos con un roze y poder sentir su tacto. Entrecerré mis ojos y empecé a darle suaves y tímidas lamidas a sus extremidades, hasta que los introduje dentro de mi boca para empezar a hacer algunos movimientos subidos de tono. Quería que mi compañero también lo disfrutara... "Imagina... Tan solo imagina..." - No tenía nada más que decir. Me deleitaba probando mi propia humedad en sus dedos, probando mi propia esencia.




No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:

¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 101271
Reputación : 31
Mensajes : 399
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Jue Mayo 31, 2018 8:50 pm

Yo también era capaz de ver aquellas llamas en el techo y las paredes, Yuno era mía, mi ángel guardián, como tal teníamos una conexión emocional, también era mi heraldo como Arconte, lo que conectaba nuestras mentes siempre que ambos estuviésemos de acuerdo, lo que eramos nos permitía ser uno, nuestras mentes y corazones estaban juntos sin importar la distancia, aunque eso era precisamente lo que nos hacia extrañarnos tanto el uno al otro, el sentirnos tan cerca pero no estarlo nunca era sencillo. Seguía esperando a que aquellas visiones desaparecieran, pero con solo saber que no le afectaban me era suficiente para poder ignorarlas de igual forma.

Siempre solía surgir cierta timidez en mi amada, y aunque ella evitara mirarme en ciertos momentos yo hacia todo lo contrario, su rostro cuando se sonrojaba era tan hermoso, tan tierno, pero a pesar de su vergüenza era capaz de cumplir algunas de mis peticiones, de dejarse llevar un poco, de regalarme aquellos hermosos gemidos. Al separarnos regrese por un segundo para lamer sus labios, cortando el pequeño hilo de saliva que nos unía en ese momento, lo que al parecer la incito a buscar mis labios y tomar otro beso que con gusto correspondí. Quería decirle que si a todo lo que me pidió después, aunque no podía hacerlo todo, pero haría todo lo que estuviese en mis manos para hacerla feliz.

Cada vez menos solíamos discutir acerca de su forma de entregarse "hazme lo que quieras" "pide lo que quieras" "toma lo quieras" "ya no me pertenezco, soy tuya" Pero comencé a ceder cada vez mas, ahora entendía su forma de amar y aunque diferente a la mía, compartíamos la misma intensidad -Te pido a ti, te quiero a ti, de pies a cabeza, quiero hacer mio cada centímetro de tu cuerpo- Si, muchos pensarían que Yuno era una chica sin dignidad, pero no, ella simplemente me amaba, yo también la amaba, por eso jamas la irrespetaria, humillaría o degradaría, cualquier cosa que hiciéramos en la habitación era cosa nuestra y nadie tenia porque opinar al respecto, mientras ambos estuviésemos de acuerdo lo demás no importaba.

Retrocedí un poco mientras que mi compañera se arrodillaba, que no siguiera bajando luego de inclinarse no fue decepcionante ni nada parecido, por un momento pensé que lo haría, pero realmente quería seguir paso a paso. Acaricie la mejilla de Yuno mientras que ella tiraba de la cinta de mi hakama, luego pose mi mano libre sobre la de mi amada, acariciándola por unos segundos mientras que ella hacia lo mismo con mi torso -Eres mio... Y de nadie mas mi amor- Deje que guiara mi mano y la llevara hasta sus labios. Deje que mi imaginación me guiara mientras usaba mis dedos para jugar con su lengua, tras lo cual lleve ambos a mi boca para saborearlos, compartiendo un beso indirecto de esa forma.

-Ahora quiero que lo hagas realidad...- Baje la mirada levemente y acerque mis manos a su camiseta, aunque sabia que aquella prenda era cómoda para ella y para ese punto había descubierto sus pechos, no quería que nada estuviese en medio, así que en ese momento termine de desnudar su torso -Pero hay algo mas que quiero antes de eso- Puse mis piernas entre las suyas que se encontraban cruzadas, tome sus pechos con ambas manos para masajearlos y me incline, yendo hasta su cuello para empezar con algunos besos, continué con aquellas caricias por un rato para luego bajar, acerque mis labios a uno de sus pechos, rodee su pezón con mis labios y empece a succionarlo con cuidado, al mismo tiempo que deslizaba mi lengua por sobre su piel, hacia arriba, abajo, dando pequeños toques, haciendo movimientos circulares, había logrado acomodar mis piernas hasta que la parte baja de nuestros cuerpos se juntaron, mi atención estaba sobre sus pechos, pero me movía para que nuestros cuerpos rozaran de forma sutil.


Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 36397
Reputación : 25
Mensajes : 173
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Yuno Gasai el Vie Jun 01, 2018 4:18 pm

Fue difícil, o más bien, complicado, enseñarle a Shin-sama mi forma de amar. Por suerte pude hacer que mi amado fuera acostumbrándose a tanto amor con el tiempo. Él ya se había sacrificado demasiado intentando ayudar a otras personas. Era justo que dejara de hacerlo para que recibiera toda una vida llena del más dulce y puro amor. Lamentablemente mi Shin-sama era terco en ese sentido, pero no me rendiría. Shin-sama algún día pensará en solo nosotros dos. Por ahora, lo único que puedo hacer es seguir amándolo con gran intensidad, dándole el cariño que nunca tuvo, y enseñarle una nueva forma de vivir. ♥️ Un forma única, donde estuvieramos los dos viviendo a base de comidas, citas, ternura, besos, caricias, y hacer el amor siempre.... -Dime por favor que no leíste eso. - Mencioné con mi puño cerrado frente a mis labios y dejándo salir una risa leve, avergonzada, porque había dejado mis pensamientos a su merced y pudo leer mis más oscuros y quizás perversos secretos. Tehehehe. ~

-Te pido a ti... "Me tienes..." -... te quiero a ti, de pies a cabeza, quiero hacer mio cada centímetro de tu cuerpo- "...aquí estoy..." - Le sonreía, acariciándo con ternura su mejilla cada vez que me hablaba y me pedía de esa forma. Amaba cuando se ponía posesivo. No sabía si era algún tipo de fetiché extraño, pero amaba estar bajo su control.

-Ahora quiero que lo hagas realidad... - Claro, como diga. Iba a inclinar mi cuerpo hacia adelante para hacer que mi amado ascendiera al paraído, pero fue su propia voz la que me detuvo apenas empecé mi movimiento. Lo miré un poco dudosa viendo como se acomodaba, haciéndole espacio donde lo necesitaba para que pudiera ponerse cómodo. Mi querido, como de costumbre, masajeando mis pechos para nuestro placer. Amaba ese tipo de masajes. Él bien sabía como hacerme sentir bien, aunque no tenía que luchar tanto, de tan solo verlo ya estaba lista para él, tehehe. ♥️ ~ Cerré mis ojos, dejando salir respiraciones por lo bajo por los masajes que seguía dandome en los pechos, los pequeños apretones, los movimientos de sus dedos pulgares sobre mis pezones era algo que me calentaba mucho.

Desde que nos conocimos, Aoshin-sama y yo dormíamos juntos. Recuerdo que poco a poco fuí acercándome a él. Mi curiosidad por saber como se sentía que la persona que amabas te acariciara fue aumentando. Hasta que un día esperé a que se durmiera y tomé su mano. Cada noche lo hacía con caricias inocentes: El rostro, mis labios... Hasta que un día tomé su mano y la puse sobre mis pechos para que él despertara con ese pequeño regalo... ♥️ ...día tras día, noche tras noche, cada vez acercándome más, hasta que logré dormir con él abrazándolo...

...sin contar que si llegué a masturbarme con sus propios dedos. ¡L-Lo más vergonzoso fue esa noche que él despertó y empezó a ayudarme! ≧ヮ≦ ¡P-Pero ese es otro tema! ≧ヮ≦

A lo que voy es que... Pienso que hice un buen trabajo haciéndo que Ao-kun se volviera adicto a mis pechos. ¡N-No adicto en ese sentido, pero...! Comparado a cuan seco era antes, al menos puedo...

------------------------------------

-....... - Abrí mis ojos esa mañana, escuchando el cantar de las aves. Cuando me doy cuenta, veo que Ao estaba durmiendo a mi lado, con su mano sobre mi pecho. -¡A-a-ahhh...! ¡Kyaaaaaaaaaaaa! >///<

------------------------------------

B-Bueno... Pensándolo de esa forma, creo que si, hehehe. Los "pequeños accidentes" en las termas, o en la mismísima casa, ayudaron muchísimo a llamar su atención. Aunque para mi son simples detalles de amor.

------------------------------------

Sexólogo: -¿Y han tratado de tomar distancia? No todo es sexo. Hagan otras actividades juntos. Realizen yoga, salgan a jugar tennis, no se vean por un mes...

-............

-..... -.- - Sabe como terminará eso.

-¡Ño! >w< - Se tira sobre el cuello de Ao y ambos se caen de la silla hacia atrás.

------------------------------------

Le di espacio a mi compañero para que nuestros cuerpos se unieran, aunque todavía no estabamos fundidos por completo. Solo eran juegos, caricias. Moví mi cuerpo para hacer fricción con el cuerpo ajeno y poder sentirlo. "Ya está listo." - Pensaba, sin dejarle saber a mi compañero esta vez. Acariciaba la parte trasera su cabeza, dándole pequeños masajes por debajo de los cabellos para hacerle sentir bien. Aun así, no dejaba de dar movimientos de cadera sútiles.

-Ao... - Minutos después susurré su nombre para que me prestara atención. No le dije nada más. Dejé que se apartara con cuidado. Le sostuve las mejillas con ternura y le di un beso suave sobre la frente. Puse mi frente sobre la de él y me quedé con los ojos cerrados, con una sonrisa sincera sobre mi rostro.

-Te amo, Ao...

"Luz de mi vida... Ángel de mi guarda..."

Me dejé llevar y le di un beso superficial a sus labios. Bajé por su mentón, llevé mis labios para rozar su garganta. Bajaba con suavidad por su pecho, por su torso. Comencé a acomodarme para cambiar de posición a la vez que le daba pequeños mordiscos en el cuello para no cortar con las caricias.

Eran mis manos y mis rodillas las que sostenían ahora todo el peso de mi cuerpo. Frotaba mi mejilla derecha con la de él mientras terminaba de apartar lo que quedaba de sus vestimentas inferiores. -Hehe... ♥️ - Dejé salir una pequeña risilla mientras mi mano traviesa se colaba por donde antes había algo para tocar los alrededores de la zona baja de mi compañero. Le di lamidas a su mejilla, a la vez que rozaba sus atributos masculinos con la yema de mis dedos. Esto era para aumentar el placer. Dejarlo con la espera de más. Era como ponerlo entre medio de "Tenerme" y "No tenerme." ¿Cuánto más iba a poder aguantar...?

-¿Y qué tal si no lo hago? - Le miré con una sonrisa a los ojos. -¿Qué tal si decido que mejor debemos hacer otra actividad y te dejo con las ganas de poseerme? ♥️ ~ - Esa vez el Sexólogo había dicho que teníamos que hacer otras actividades juntos. -Debería ser tu castigo, por dejarme esperando toda la noche... - Lo que no entendía él era que... Ésta era nuestra forma de... -...pero tengo otra forma de castigarte. - ...demostrarle todo, todo, todo mi...

"Te amo tanto..."

Lamí sus partes bajas una sola vez para que él sintiera algún cosquilleo. Lamí un poco, por la parte superior, mientras esperaba una reacción de su parte. Incliné mi trasero hacia arriba para que mi querido ángel caído imaginara muchas cosas... Subí la mirada para verle a los ojos, y entonces empecé a dar lamidas circulares sobre su zona. Pasaba mi lengua de arriba a abajo para saborearlo, todo, poco a poco. Y así estuve por un tiempo, esperando animar más a mi hermoso ángel de la oscuridad con lamidas, algunas superficiales y otras más notables. Con movimientos de lengua circulares, cambiando el patrón de mis movimientos, pero en ese entonces ya había cerrado los ojos. Me avergonzaba verle por mucho tiempo.

Hasta que por fin lo hice. Poco a poco introduje todo su... dentro de mi boca. Poco a poco para matarlo de satisfacción, ¡para que se muriera de la intriga! Y comencé con movimientos lentos, poco a poco, aumentando el ritmo de arriba hacia abajo a la vez que jugaba con mi lengua cambiándo el ritmo con ella. Así mi Aoshin-sama sentiría dos tipos de placer, o eso esperaba: Los movimientos verticales, y los movimientos aleatorios que le provisionaba con mi lengua.




No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:

¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 101271
Reputación : 31
Mensajes : 399
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Dom Jun 03, 2018 4:54 pm

-No se de que estas hablando- Por supuesto que había escuchado cada uno de sus pensamientos, pero la verdad es que no era necesario, casi siempre podíamos adivinar lo que estaba pensando el otro, aunque no hayamos sido pareja durante tanto tiempo, nuestra relación era mas estrecha que la de muchos, buena parte de eso era obra de Yuno quien siempre quería estar conmigo, conocer todo de mi, cosa que yo permitía y por mi parte también mostré interés en conocerla a fondo, pero aun antes de eso, aun antes de nuestras conexiones mentales y emocionales, desde el primer día nos entendíamos bastante bien el uno al otro, ya que como bien le dije desde el principio, eramos iguales.

Me conocía bien a mi mismo, y cuando se trataba de ayudar estaba dispuesto a cualquier cosa, por eso deje que Yuno durmiera en la misma cama que yo cuando nos conocimos, ella estaba lastimada, y si eso la haría sentir mejor, si estaría mas a gusto conmigo abrazándola, bien podría ceder ante su deseo. Aunque aquello fue avanzando lentamente hasta este punto, mientras mas abrazos me daba mas estaba dispuesto a corresponder, hasta que comencé a abrazarla por mi propia cuenta, comencé a tocarla, darle caricias, besarla, todo iba progresando, solía "ceder" hasta cierto punto con los demás, yo era diligente con personas buenas, que necesitaran ayuda, o cualquier cosa, esa parte de mi personalidad luchaba con mi lado frió y distante, con ayuda de Yuno fue imponiéndose lentamente. Pero mas allá del como era yo, había algo en ella que era diferente, por eso desde un principio trate de oponer resistencia a esos sentimientos, pero en menos de una semana no pude aguantar mas, estaba enamorado, quizá llegue a pensar que seria un problema, una debilidad, pero se acabo convirtiendo en mi mayor fortaleza, cada noche tenia que asegurarme de continuar con vida, porque lo mas importante para mi esperaba por mi regreso. Si, seguía siendo una persona fría, malhumorada en algunos casos y distante con muchos, Yuno era de las pocas personas que me habían visto sonreír sinceramente, por la que hice mas de lo que hubiese hecho por otros, la única cosa en toda mi vida que me brindo y continua brindándome una profunda e inigualable felicidad.

------------------------------------

Acerca del Sexólogo... En cierto punto tuve que recurrir a eso, pues haber cedido tanto con Yuno no fue 100% buena idea, no era que no disfrutara estar con ella, pero de vez en cuando necesitaba tiempo para realizar otras actividades, buscar información, entrenar y demás cosas, mientras que ella... Pues solo diré que a veces bastaba con un toque accidental para que se lanzara sobre mi... También actividades variadas como salir en citas estaba bien, pero cuando se traba de los asuntos de la habitación yo no era el único terco en esta relación.


------------------------------------

Tras apartarme lentamente, la mire a los ojos al escuchar como pronunciaba mi nombre, y cuando sus labios tocaron mi frente sonreí de igual forma que ella, Yuno tenia una actitud cambiante, que para muchos seria algo complicado de manejar, pero a mi me gustaba, podía ser tímida o agresiva, tierna o sensual, podía amar o devorar, por eso cuando compartíamos juntos podía tener un poco de todo -Te amo razón de mi felicidad- No tardo en volver a regalarme su lado travieso, correspondió su beso y me quede disfrutando de sus caricias, de sus labios bajando por mi cuerpo, rozando mi piel con delicadeza, al mismo tiempo podía notar como apartaba mi ropa, su mano acercándose y finalmente, el suave toque de las yemas de sus dedos por encima de mi miembro -¿Y qué tal si no lo hago?... ¿Qué tal si decido que mejor debemos hacer otra actividad y te dejo con las ganas de poseerme?... Debería ser tu castigo, por dejarme esperando toda la noche... Si decides eso el castigo no sera solo para mi... ...Pero tengo otra forma de castigarte... Me alegra escuchar eso- La conocía mejor que nadie, incluso en el poco probable caso en el que decidiera tomarla por la fuerza, sabia bien que ella lo disfrutaría.

Con los primeros toques de su lengua exhale un poco de aire caliente, me moví hacia adelante de forma leve y pose mi mano sobre una de sus mejillas para empezar a darle caricias, tan pronto nuestras miradas se cruzaron le regale una sonrisa -Adoro ese hermoso sonrojo en tus mejillas- No paso mucho para que ella cerrara los ojos, seguramente por la vergüenza. Cuando empezó a introducirlo dentro de su boca extendí una de mis manos hasta posarla sobre su trasero, el cual empece a masajear, mientras que mi otra mano siguió desde su mejilla y termino en la parte trasera de su cabeza, jugaba un poco con su cabello mientras la ayudaba con sus movimientos verticales, mi respiración de acelero de forma leve y cerré los ojos para disfrutar de aquellas maravillosas sensaciones, sus cómodos labios, el como la humedad se extendía lentamente, los movimientos de su lengua, de arriba hacia abajo, los círculos en la parte superior.

Tras un rato de recibir su amor había inclinado mi cuerpo un poco mas hacia adelante, mis caderas empezaron a moverse en búsqueda de mas placer, mientras que con mi mano atraía su cabeza hacia mi cuerpo, llegaba cada vez mas profundo y poco a poco aumentaba el ritmo de mis movimientos. En ese punto mis dos manos estaban sobre su trasero, seguía masajeandolo, separandolo un poco, con mi mano de energía logre rasguñar su piel de forma leve, incluso decidí darle algunas nalgadas. Aun con los ojos cerrados podía verla, las marcas en toda la habitación me daban una completa vista de lo que sucedida, de distintos ángulos, una visión que compartiría con Yuno para que la imaginación de ambos se elevara un poco mas "Sigue un poco mas"


Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 36397
Reputación : 25
Mensajes : 173
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Yuno Gasai el Mar Jun 12, 2018 1:33 pm

Adoraba el olor corporal de mi amado... También amaba el dulce sabor de su cuerpo. Podía estar haciendo esto por horas para satisfacerlo cuantas veces me lo pidiera. Incluso aunque pidiera que me detuviese yo no lo haría. Porque amaba tener relaciones con mi Aoshin-sama. Me gustaba tenerlo dentro de mi. Me gustaba ser tocada por él, besada por él, destruída por él. Desearía estar haciéndo esto durante toda la eternidad. Amándonos mutuamente, besándonos mutuamente, tocándonos mutuamente, tener tantos orgasmos como podamos y volver a repetirlo en un ciclo sin fin. Que ni el hambre, ni el cansancio nos detuviese. Yo era su pequeño demonio del placer. ¡Si, si, si, si! Nadie me quitaría este hombre. Me aseguraría de tenerlo arrastrando por mi.

-Nngh...

Por extraño que pareciera, darle oral a mi compañero también era algo que me calentaba. Por unos momentos aguanté las ganas de tocarme a mi misma, pero eventualmente no pude hacerlo. Llevé mi mano sobre mi clítoris y empezé a masajearlo lento, pasando algunos dedos cerca de mi area para autosatisfacerme mientras imaginaba que era mi Aoshin-sama haciéndome suya. Ahogué algunos gemidos que no podían salir, pues mi boca estaba ocupada dándole placer a mi adorado esposo. "¿Esposo? Pero si aún no nos hemos casado." "Lo es. En mis fantasías más remotas, este hombre me pertenece ante los ojos de los Dioses y los Demonios. Ante los ojos de la humanidad. Nuestro amor está por encima de toda Ley Divina..." - Mi "yo" real se comunicaba con mi alter-ego, o quizás era mi alter-ego quien se comunicaba con mi "yo" real... O quizás ese alter-ego nunca existió y simplemente era yo, y puramente yo.

Mis dedos comenzaban a moverse más rápido sobre mi clítoris, sintiéndo como mi Aoshin-sama aumentaba su excitación dirigiéndo mi cabeza de la misma manera, sintiéndo como él movía sus caderas para autosatisfacerse. Sentí un leve rasguñazo sobre mi trasero. -Nngh... - Algo que me dejó saber que mi amado lo estaba disfrutando.

La zona baja de mi compañero estaba mojada con mi propia saliva, y yo seguía deleitándome con sus palpitaciones. Saboreándo cada centímetro, cada area, cada parte habida y por haber. Lo hacía con cuidado, pero también cambiaba mi ritmo y lo hacía apasionada. Que él supiera que tenía un ángel y un demonio en la cama. Una mujer que lo dominaba, pero también una que estaba a su merced.

Dejé de masajearme cuando sentía que mi cuerpo estaba llegando a su climax. No quería terminar de autosatisfacerme, eso le tocaba a mi compañero. Quería sentirme atrapada por el placer, gritar por placer, llorar por placer, todos esos sentimientos los deseaba tener por él. Y solo había una manera de obtener al Aoshin-sama que yo quería en esos momentos.

Minutos de lamidas, de succionarlo y de estimulaciones me llevaron a apartarme de su cuerpo cuando él estaba a punto de llegar a su límite. Minutos de abrazarlo por la cintura para hacer mis movimientos más bruscos con el paso del tiempo. Todo comenzó tan suave y terminó tan salvaje... Puse dos de mis dedos sobre el miembro de mi compañero para evitar que terminara, y me acerqué a su oído con mis ojos entrecerrados. Pegué mi pecho al cuerpo de mi amado para que sintiera la suavidad de mi cuerpo.

-Este será tu castigo. - Le susurré al oído mientras le acariciaba los labios con los dedos que me había masturbado. Quería que él saboreara mi esencia. Introduje mis dedos dentro de su boca, mientras sacaba mis alas negras y nos envolvía a ambos en ellas. La yema de mi dedo pulgar acariciaba levemente el miembro lubricado de mi amado. "Fuíste un mal esposo, Ao-kun..." - Él se había preocupado antes por el bienestar de otra persona, antes que nuestra felicidad. -...no dejaré que termines, pero tampoco dejaré que se te baje nada. - A veces era torpe usando mi vocabulario, y quise darmelas de elegante, pero terminé usando esas palabras torpes para decirle que no iba a dejarle volver a la normalidad. Él iba a sufrir de placer eterno. De esta forma sabría que su lugar estaba junto a mi, en la cama, comiendo un pastel en una cita, mirando juntos el atardecer, fuese como fuese, yo era su destino y lo haría sufrir.

Usé mis alas para acariciar la espalda de mi amado con suavidad mientras le decía aquellas palabras, rasguñando un poco su espalda y haciéndo que unas líneas finas de sangre comenzaran a recorrer su cuerpo. Se me apetecía un poco de su líquido vital... B-Bueno, de ambos líquidos...

Sabía muy bien como manejar los demonios internos de mi compañero. ♥️ Y por eso estaba usando mis trucos para llevar a Aoshin-sama a donde yo quería que llegara jugando con fuego: Quiero que me mate... Que me haga suya, a la fuerza, aquí, ahora. Eso era algo que yo llamaba: Dominio Total. Así es como hacías feliz a un hombre, empujándolo hacia donde tu querías que fuera. Haciéndolo feliz, tu también podrías ser feliz. Tehe... ¡Hahahahaha!




No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:

¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 101271
Reputación : 31
Mensajes : 399
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Mar Jul 17, 2018 11:14 pm

Lejos de enfadarme con ella por haberse detenido, sonreí levemente, técnicamente no era un castigo, mi amada simplemente estaba extendiendo el tiempo que podría disfrutar de ella. Con gusto deslice mi lengua alrededor de sus dedos para saborear la exquisita esencia que me estaba ofreciendo -Así que quieres castigarme he...- No me molestaba que fuese un poco cruel, ni ros rasguños que le daba a mi espalda con sus plumas, de hecho era algo que disfrutaba, pero ambos queríamos algo mas, ella sabia como provocarme y yo sabia cuando me provocaba -O quizá quieres ser la castigada...- Hice una serie de movimientos bruscos y rápidos, extendí mis propias alas, cuyas plumas afiladas se clavarían en las alas de mi compañera, al mismo tiempo la tome de las muñecas y la empuje para tenerla acostada sobre la cama, conmigo sobre su cuerpo.

-Es cruel decir que soy un mal esposo cuando me esfuerzo tanto por ti ¿no crees?- Sin darle tiempo para que contestara o hiciera otro comentario busque sus labios, antes de besarla con pasión le di una mordida fuerte en su labio inferior. Para ese momento no solo la tomaba de las muñecas y las alas para inmovilizarla, mis cadenas se habían manifestado desde mis piernas para rodear las de Yuno, separandolas para permitirme acomodarme entre ellas, ademas de eso continuaron subiendo para enrollarse en sus pechos y finalmente llegaron a sus muñecas para que mis manos quedaran desocupadas -Ahora dime amor...- La tome de la cintura para moverla ligeramente y de esa forma empujar hasta penetrarla de forma leve -Seras buena...- Las cadenas se aflojaron un poco y mis alas retrocedieron unos pocos centímetros -O mala- Al decir eso me adentre brusca y profundamente, las cadenas apretaron con mas fuerza que antes, al igual que las alas, acaricie sus pezones con mis manos, rodeándolos de llamas negras que le causarían un gran dolor que no tardaria en desaparecer junto con dichas llamas.

No estaba seguro de como habíamos llegado a eso, a veces solo interpretábamos un papel, otras veces nos dejábamos llevar o simplemente era una mezcla de ambos, hacíamos toda clase de juegos, probábamos cosas diferentes, algunas terminaban gustándonos, mientras que otras simplemente eran simplemente maravillosas, no tardamos en llegar a nuestras actividades favoritas y gustos como el que Yuno sentía por el dolor físico que yo le causaba "Creo que no importa lo que responda ahora..." Me había decidido a tratarla como a una chica mala, quería "vengarme" por todo lo que me hizo ver mientras estaba en el trabajo.

Me acerque nuevamente hasta sus labios para volver a besarla, con intensidad, pasión, como si hubiese estado dias en el desierto y sus labios fuesen la única fuente de agua, por momentos pausaba para morderla, morder su cuello, sus orejas, lamer sus labios, su mejilla. Mis caderas no pararon una vez comencé a moverlas,  rápido, brusco, llegaba tan profundo que por instantes parecía que nuestros cuerpos se fundirían, pasaba a algo mas lento y suave antes de volver para sorprenderla. Las cadenas alrededor de sus pechos se movían para darle masajes, al mismo tiempo que la fuerza del agarre aumentaba o disminuía repentinamente, los extremos afilados actuaron para dar pequeños pinchazos sobre la piel, dejando marcas como la mordida de una serpiente, abajo, los extremos contrarios se abrían paso por detrás, explorando el interior de Yuno lentamente, preparándola para lo que vendría.

-Ten...- Con una de mis manos acariciaba su clítoris y en ese momento, tome sangre de mi espalda con la otra, para acercarla al rostro de mi amada -Prueba el agua antes de meterte a la tina- Hable justo antes de introducir los dedos en su boca, tal como ella me lo había hecho antes, pero no seria la única en disfrutar del sabor de la sangre, de inmediato volvería a juntar nuestros labios para compartir el delicioso liquido carmesí.


Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 36397
Reputación : 25
Mensajes : 173
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Yuno Gasai el Miér Ago 01, 2018 7:28 pm

Era difícil hacer que mi Aoshin-sama sucumbiera por completo y que estuviera bajo mi dominio total. Hasta este momento no había podido lograrlo, y cada vez que pensaba que todo estaba bien, él le daba vuelta a la mesa y terminaba domándome. No me estaba quejando, me gustaba que lo hiciera. ♥️ Yo solo preparaba el terreno, y que él hiciera lo que quisiera hacer. Tenerlo a él era lo único que me interesaba y por eso dejaba que practicara conmigo las posiciones sexuales que quisiera. Que me amarrara, que me cortara, que me quemara... ♥️ El dolor era lo de menos en esos momentos, si venía de parte de Ao-kun entonces yo sería capaz de soportarlo.

Ya él sabía que yo asociaba el dolor con placer y era su turno de jugar conmigo. Aunque mi compañero intentaba ayudarme para que saliera de eso, pero muy dentro de mi yo sabía que él también estaba mal de la cabeza. Le miraba sonriendo y dejaba salir pequeñas risillas cuando me retaba. -¡Ghh! - Gemí con un poco de dolor cuando las alas ajenas se clavaron sobre las mias para inmovilizarlas. -¡Mis alitas! - Le reclamé con lagrimitas en los ojos, pero a la misma vez se me hacía interesante la forma en la que me había atrapado. Traté de moverlas a la vez que forcejeaba mi cuerpo para apartarme, pero mientras más lo hacía, más mi amado presionaba contra la cama para tenerme bajo su control. Ese era un tipo de juego que me gustaba. -¡No, por favor! ¡No me haga daño! - Mis "no" eran un claro "si", pero le estaba llevando la contraria para que se sintiera más rico y forzoso.  ¡Ah! ♥️ ¡Era el escenario perfecto para que me violara si no nos conocieramos! *-* Pronto mi mente comenzó a volar con imagenes de algún futuro alterno donde él era el chico malo y yo su presa. Un papel un poco desvirtuado de lo que era mi Aoshin-sama, pero para mi era zhukulento. (?)

-Es cruel decir que soy un mal esposo cuando me esfuerzo tanto por ti ¿no crees? -¡No, yo...! - Pero el ángel caído no me dejaría dar explicaciones. Silenció mis palabras con un beso apasionado el cual correspondí. Forcejeé un poco más con mis manos, pero me tenía atrapada. Así que con gusto me dejé llevar. Relajé mi cuerpo y a cambio empezaba a sentir como su beso afectaba mi cuerpo: Un calor interno surgía y se extendía por todo mi ser, acompañado de un cosquilleo leve en mi zona íntima.

Dejé que las cadenas me movieran las piernas, pero cuando supe lo que quería hacer las acomodé para hacerle espacio a mi amado. Por mi parte, subí mis caderas para lograr alcanzar las ajenas y ayudar a que nuestras partes íntimas se frotaran entre si. Mi interior estaba mojado y delicado, así que cada frote superficial era como visitar el cielo, haciendo que incluso me llevaran a ahogar gemidos de placer.

Mi compañero apartó sus labios de los mios. No quería, por eso intenté buscar con locura nuevamente sus boca para seguir besándolo, pero no logré alcanzarlo. Mi Ao se había ido... -Ahora dime amor... Seras buena... -¡Aahh! - Dejé salir un leve gemido de placer cuando me penetró superficialmente. Cerré los ojos por unos momentos para sentir el cuerpo de mi Ao mientras hacía cerebritos, pero pronto le miraría de reojo, con rubor en mis mejillas y lagrimitas de placer en mis ojos. -O mala- -¡¡Aahhh!! - Se unió a mi cuerpo justo como me gustaba que lo hiciera: Repentino, fuerte, sin que me lo esperaba. Yo quería ser todo para Ao. Quería ser su chica buena, pero también... "¡Mala, mala! *-*" -...quería que me castigara. -¡Kyaaaaa!

Me estaba quemando los pechos. Me acariciaba y me daba amor causándome quemaduras. Mi Aoshin-sama era una persona única en el mundo. Él podía hacer conmigo lo que quisiera, y le daba las gracias por eso.


-¡¡Aahhh!! - Denuevo empezé a gemir. Mi amado ya estaba dentro de mi cuerpo penetrándome fuerte, cambiando el ritmo a algo más lento y deteniéndose para hacerme sufrir. A este punto yo ya estaba un poco fuera de control. Mis caderas se movían por sí solas buscando sus embestidas. Sus bajos eran... G-Grandes. No era exagerado, pero tenía buen tamaño. C-Creo. Era de Ao-kun, y todo lo que era de Ao-kun me gustaba. La cuestión es que estaba bastante apretado dentro de mi interior y eso me... -¡Shin-s-sama! >///< ¡S-Sigue! - Quería que siguiera haciéndolo con rudeza. Cerré mis puños para apretarlos con fuerza. Mi respiración se había agitado un poco, aunque poco después él empezó a detenerse lentamente. Abrí un poco mis ojos para verle. Su rostro venía a donde mi cuello. Moví mi cabeza hacia la izquierda para que él pudiera besarme con más facilidad. Me lamía, me mordía, me... -Ao... - En esos momentos quería liberarme de sus cadenas para llenarlo de besos, para abrazarlo fuerte y hacerle más heridas en la piel. Quería sentirlo todo. Abrazarlo fuerte. Amarlo por toda la eternidad. -No es pasajero, ¿verdad? Nuestros sentimientos no cambiarán ni aunque seamos inmortales... - Se decía que el tiempo cambiaba muchas cosas y los sentimientos humanos podían apagarse. Por un momento tuve miedo de que hoy estuvieramos así, pero que en el futuro ambos estuvieramos con otros cuerpos. ¡¡¡NOOOOO!!! ¡¡¡MI AOSHIN-SAMA ERA MIO...!!! (Mi subconsciente bloqueaba los pensamientos de miedo a perderle) [color:d6dd==#ff99ff]-Shin-sama, te amo mucho. - Mi tono de voz había cambiado a uno más amable. Quien no me conociera podría dar por sentado que me tenía en el dominio absoluto, pero aquí estaba yo siendo amable para ver si Aoshin-sama bajaba la guardia. Me quería tirar sobre él y devorarlo.

-Ten...- - Mis ojos se abrieron de par en par cuando sentí su mano acariciar mi clítoris. -¡K-Kyaaaa! ¡No! ¡Ahí no! >///< - La razón era simple: No quería tener un orgasmo aún. Quería que Aoshin-sama siguiera haciéndome suya, sin descanso. Cerré los ojos con lagrimitas, jadeando más rápido por la tortura que me estaba dando. -Prueba el agua antes de meterte a la tina- -¡Aoshin-samaaaa! ¡Quiero disfrutarlo toda la noche...! -P-Por favor, saque su mano...! ¡Aahhh!

Mas no me dejó seguir hablando, pues él introdujo sus dedos dentro de mi boca. Le mordí las extremidades para evitar que sacara los dedos de mi boca y a cambio empezé a mover mi lengua por sus dedos para lamer la sangre que me ofrecía. Delicioso. Excitante. Estaba tomándo líquido vital de mi amado. Ahora mi Aoshin-sama estaba dentro de mi en más de una forma. ♥️ "Imagina..." - Mi mirada estaba ahora clavada en los ojos negros de mi amado sin dejar de mover mi lengua, ahora entre sus dedos, de forma circular en la punta de sus extremidades para que su mente malinterpretara lo que estaba haciéndo.

Finalmente lo solté y él se acercó para besarme. Cerré los ojos y busqué de los labios ajenos de forma desesperada sin dejar de respirar agitado. Quería que me llenara de tantas formas. Y para sorprenderlo, intenté rodar sobre la cama para quedar sentada sobre él. Pero el intento quedaría nada más en pequeños intentos de forcejeo, porque seguía atada y a su merced, con líneas de sangre bajando por mis piernas gracias a las marcas que me dejaron sus cadenas.




No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:

¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 101271
Reputación : 31
Mensajes : 399
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Sáb Ago 04, 2018 12:52 pm

Me tome un momento para acercarme a sus labios y darle un beso tierno -Uno, cien, un millón de años, siempre estaremos juntos, te amo- Tome su mejilla con delicadeza y la acaricie, ya no había vuelta atrás para mi, sin importar lo que sucediera, bueno o malo, si teníamos una ida perfecta o una llena de dificultades, mientras tuviese con ella ambos podríamos hacerle frente a cualquier cosa, cualquier pequeña duda que pude haber tenido se disipo hace tiempo. Por supuesto, pese a ese pequeño momento, no baje la guardia, aun podía leer su mente y la conocía lo suficiente como para adivinar lo que pensaba, así que continué dominándola mientras le hacia el amor.

Sonreí ampliamente al escuchar sus comentarios mientras acariciaba su clítoris -Es de mañana, así que puedes terminar las veces que quieras, te haré disfrutar todo el día y toda la noche- No solo hice mas intensos y rápidos los movimientos con mi mano, había sido suficiente provocación y no tenia ganas de torturarla en ese sentido, por cual mis caderas empezaron a moverse sin tregua alguna, ahora cada embestida era impulsada por todo mi cuerpo, a la vez que las cadenas acercaban el cuerpo de mi amada en cada movimiento, creando una combinación mas intensa. El suave movimiento de su lengua alrededor de mis dedos contrastaba con la brusca agitación que la unión de nuestros cuerpos causaba en la cama.

Cada intento de Yuno por tomar el control, liberarse o siquiera moverse era suprimido de inmediato, y me incitaba a ser mas brusco, aunque estaba seguro de que cualquier reacción que tuviera la complacería, también sabia que la que había elegido era su favorita. Sabia bien que ambos estábamos cerca del clímax, asi que justo antes de que sucediera libere sus muñecas para dejar que me abrazara, también afloje las caderas para que hiciera lo mismo con sus piernas si así lo deseaba, sabia bien que le gustaba estar lo mas cerca de mi en esos momentos, fue la razón por la que no pare de besarla aunque estaba cerca de quedarme sin aire. Por mi parte aplicaría una auto "tortura" al contenerme, todavía tenia muchas cosas en mente para compensar mi ausencia.

Mis alas empujaron las de mi compañera hacia su espalda, como una forma de incitarla a guardarlas, yo guardaría las mías sin importar lo que ella hiciera, ademas de que la liberaría por completo, haciendo desaparecer mis cadenas. Abandone su interior muy lentamente, al mismo tiempo que nuestros labios se separaban, dejando solo un pequeño hilo de saliva entre nosotros que al cortarse callo sobre la mejilla de mi compañera, lo que mi incito a darle una pequeña lamida, poco antes de bajar por su cuello, rozando su piel con mis labios de forma delicada, seguí bajando sin pausa hasta llegar a sus pechos, empece masajeandolos y apretándolos un poco para hacer brotar algo de liquido vital a través de las cortadas que habían producido mis cadenas, las mismas que rodearía una por una con mis labios para succionar y extraer aun mas. Subí de forma similar, dejando marcas con sangre de mis labios, antes de volverme hacia los de ella para volver a besarla y compartir una vez aquel delicioso liquido.

Retrocedí un poco para poder mirarla a los ojos -Sigamos jugando un poco mas- La ayudaría a girar su cuerpo quedando aun encima de ella, la rodearía de la cintura con na me mis manos y retrocedería para que ambos nos levantáramos, terminando en posición de perrito. Mis cadenas ya habían penetrado su trasero poco antes, así que fue mas fácil adentrarme, lo haría muy lentamente mientras besaba su cuello, acaricia sus pechos con una de mis manos, mientras que con la otra acariciaba su zona intima buscando recolectar un poco de su esencia, que luego llevaría hasta mis labios y los de ella. Caricias, masajes, besos, lamidas y algunas mordidas suaves era todo lo que le daría de momento, en tanto ella se acostumbraba a tenerme dentro de aquella forma.


Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 36397
Reputación : 25
Mensajes : 173
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Yuno Gasai el Sáb Ago 11, 2018 11:47 pm

El hombre de mi vida se había tomado un momento para besarme. Recordaba en tiempos ajenos cuantos besos eran los que me había dado. Cuanto amaba mis alas, cuando me había acurrucado para que no me preocupaba por quienes me habían dado la espalda. En esta relación no se podría decir quien había salvado a quien; Parecía que él lo había hecho conmigo, pero creo, muy en el fondo pienso que yo también lo había salvado a él. Sus besos era algo que aceleraba mi corazón tan rápido. Era un sentimiento que no podía describir. Entrelazé mis manos con las de mi compañero y moví mis piernas para abrazarle las caderas y tenerlo más cerca. Lo amaba, lo deseaba. Quería tener un mundo solo para ambos.

En estos momentos deseaba que las estrellas iluminaran el cielo. Deseaba la noche, deseaba una tormenta, solo para que hiciera frío y poder sentir el calor de su cuerpo sobre el mio. Deseaba estar acurrucada, deseaba estar con él. Aún cuando mi cuerpo ya lo tenía sentía que tenía que aferrarlo más a mi, sentía que lo necesitaba más cerca aún cuando éste estuviera dentro de mi. Era como una enfermedad que me comía por dentro, que me devoraba. Lo único que quería en esta vida era ese hombre, y justamente estaba alimentando mi deseo por tenerlo cerca.

Amándolo, teniéndolo, ser correspondida. Quien sabe cuando iba a poder recuperarme de esto. Un año, cien o toda la eternidad. Mi locura ya no tenía vuelta atrás. El daño estaba hecho y lo que hacía mi compañero era recoger los fragmentos de mi corazón para pegarlos, o quizás, para crear uno nuevo, en un mundo solo, de nosotros y para nosotros dos. Esto era lo que deseaba, pero ¿era lo que necesitaba...? Rasguñé su espalda una vez más, derramando sangre. No me importaba curarme, no me importaba seguir así, solo quería tenerlo a él.




No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:

¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 101271
Reputación : 31
Mensajes : 399
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Dos cuerpos, un alma. Siempre tuya. [Mi Ao, mi unico y amado Ao...]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.