image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Encuentro inesperado - Privado

Mensaje por Seth Sayed el Lun Mayo 21, 2018 8:20 am

Estaba harto de hacer ejercicio en el gimnasio. Estaba bien la piscina para los meses más desapacibles, pero a mí me gustaba estar en el bosque sintiendo como el lago me llenaba de calma después de nadar en sus aguas. Así que dejé la comodidad de ese recinto para ejercitarme aún más por las colinas, entre los arbustos del bosque y cazar un conejo para después echar unos largos. Primero me ejercitaría, comería y descansaría. ¿Por qué no? Sólo tenía que dejar a resguardo mis prendas en el viejo coche que solía usar para dirigirme a la zona.


Era domingo. Había decidido dejar el trabajo todo el día. Usualmente incluso estaba a media mañana en la oficina. Pero no hoy, pues era mi día de total desconexión o me volvería loco. Nadie quiere un licántropo perdiendo el juicio, ¿no es así? Por lo tanto tomé la ropa más cómoda que tenía en el armario y unas zapatillas deportivas. Cualquiera que me viese pensaría que salía a realizar alguna práctica al aire libre, aunque fuese por los alrededores de la ciudad, pero ese equipamiento deportivo iba a durar muy poco nada más saberme solo en el parking cercano a los merenderos de la colina.


Una vez transformado en licántropo, a pesar del terrible dolor que sentía cuando “mudaba la piel”, salí corriendo como si fuese un perro que acaba de ser abandonado e intenta buscar la pista de hacia dónde se marchó su dueño. Correteé pájaros, algún que otro conejo y acabé teniendo la inmensa fortuna de cazar dos junto a un pobre pato.


Tras mi rato de “duro entrenamiento por las colinas” opté por “duro entrenamiento de natación al aire libre”. Aquello no era un entrenamiento en sí, sino seguir mi instinto. No sólo me mantenía en forma, sino que mi mente se liberaba al fin y dejaba de comportarme como un estúpido humano. Lo único que echaba en falta era el cigarrillo.


Al llegar al lago solté mis presas y decidí chapotear un rato. Nadé como lobo, no como humano. La sensación era poderosa. Sentía que al fin volvía a ser yo. Odiaba con todo mi corazón tener que vivir en una maldita caja de cerillos, pero no era un privilegiado y, a decir verdad, tampoco me interesaba serlo.


12jk
avatar
Dromes : 5865
Reputación : 0
Mensajes : 34
Ver perfil de usuario
Seth Sayed
AULLADORES

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.